Inicio / Tecno (página 13)

Tecno

Tecnología en Gral

En defensa de los móviles pequeños

En los años noventa, los teléfonos móviles eran gigantes. Todavía quedaba camino por recorrer en cuanto a miniaturización, y los primeros 2000 supusieron muchos avances en ese sentido, con teléfonos cada vez más pequeños, y por tanto más ligeros y manejables. El auge posterior de los móviles con cámara y ciertas capacidades multimedia les hizo crecer nuevamente de tamaño para poder aprovechar mejor esas nuevas posibilidades. La llegada de iOS y Android, y su evolución hasta hoy, ha ido de la mano de terminales con pantallas táctiles cada vez más grandes, ya que se ha perdido el sentido de volver a buscar la manejabilidad de 2002-2005, cuando era muy frecuente encontrar muchos teléfonos de menos de ocho centímetros de altura. El estándar actual ronda los dieciséis. Un concepto que escasea El aumento del tamaño promedio de nuestros teléfonos es tan comprensible como evidente resulta que los que primamos móviles manejables nos hemos quedado vendidos. La era de los teléfonos sin marcos, arrancada por Essential (DEP) tres años atrás, no sirvió para mantener los tamaños que primaban entonces en el mercado y aumentar la diagonal de las pantallas. Sirvió para dejar los teléfonos igual de grandes o incluso más, y aumentar mucho el tamaño de los paneles. El resultado, el que conocemos: que las pantallas de entre 5 y 5,5 pulgadas pasen a ser consideradas "pequeñas" y que el tamaño de los teléfonos se haya disparado aún más en los últimos años. La tendencia ya era alcista desde 2004, pero en los últimos tres años, encontrar smartphones por debajo de 14 centímetros de altura se ha complicado. Si además queremos que sea de gama alta o media-alta, buena suerte y hasta luego, que diría Calamaro. Yo mismo caí en los encantos de los móviles enormes hace unos años. Su batería, más duradera que la de los pequeños; su buena experiencia multimedia y el hecho de que las características diferenciales solían encontrarse únicamente en ellos (lentes múltiples, modos retrato, etc) fueron un peaje satisfactorio para perder la manejabilidad de antaño. Salvo honrosas excepciones, los teléfonos compactos han quedado relegados a los de gama de entrada Sin embargo, la batería de modelos pequeños (o lo que antes era grande y ahora se considera pequeño) suele ser suficiente, como mínimo, para llegar al final del día sin pasar por un enchufe. Y por otro lado, ahora que el entusiasmo por los smartphones ya ha disminuido y nos hemos acostumbrado a ellos, quizás sea buen momento para asumir que tal vez no sea tan habitual lo de ver películas en ellos, razón esgrimida a menudo para justificar elecciones de modelos gigantes; que para eso están las teles, o en viajes largos, las tablets; y que los vídeos que solemos ver en los móviles son más de perfil YouTube que fílmicos. O no, por supuesto, cada uno tiene sus razones. Pero más allá de que el mercado haya hablado bien claro y los fabricantes hagan lo que es mejor para sus balances -faltaría más-, me niego a creer que solo somos cuatro gatos los que queremos un teléfono de gama alta, sin compromisos -o los justos- y que podamos manejar a una mano. En Xataka Qué silla para trabajar y jugar comprar: recomendaciones de ergonomía, comodidad y 13 sillas gaming y oficina desde 80 euros Teléfonos de 13, 14 centímetros de altura como mucho, que solo se diferencien de los gigantes por su tamaño, pero mantengan sus capacidades. Nada de procesadores dos peldaños por debajo. Nada de cámaras dignas de un gama media. Nada de diseños de hace cinco años. Nada de pantallas rácanas. Es comprensible que la miniaturización al nivel de meter muchos componentes en teléfonos pequeños complique la ecuación. Al fin y al cabo, los teléfonos más grandes no solo permiten pantallas mayores, también dan más espacio para meter circuitería. Pero si no puede llegar el equivalente a un móvil XL, al menos que se le parezca, y que se tomen los compromisos justos. Compromisos a una mano Imagen: LukeW. A menudo vivo situaciones en las que me reconozco a mí mismo que ojalá volviésemos a la época en la que los teléfonos manejables a una mano eran costumbre. Al menos como alternativa a los que hoy dominan el mercado. Al ir caminando por la calle, al usar el transporte público, al tener que usar el teléfono con algo en la otra mano, como un café o un paraguas. Situaciones en las que manejar un móvil con una sola mano, sin requerir la otra, se agradece. Por otro lado, hemos llegado a 2020 con cierta corriente de pensamiento que se ha ido instalando en la mente de algunos usuarios (me incluyo): los teléfonos móviles se han convertido en elementos de distracción permanente, en agujeros negros para nuestra atención y concentración. Cercenar su tamaño podría ser otra forma de hacer que sintamos menos devoción por ellos y limitemos inconscientemente su uso, exactamente lo opuesto a lo que ha ocurrido en los últimos años. En Xataka Los mejores móviles del año (2020): sus análisis y vídeos están aquí Otros demográficos y colectivos también podrían beneficiarse de teléfonos que les dan lo que piden (gama alta, por qué no) a tamaños que les facilitan la vida. Los invidentes, por ejemplo, que usan sus móviles con herramientas de accesibilidad y a quienes el tamaño de pantalla les da igual... pero no que las actualizaciones del terminal dejen de llegar tras un suspiro. O las personas con algún tipo de discapacidad motriz y para quienes la manejabilidad a una mano puede ser más que un capricho, puede ser la diferencia entre ser capaz de usar su teléfono, o no. El problema para los amantes de los teléfonos compactos: plataformas y aplicaciones se han adaptado demasiado bien a un mundo con móviles gigantes Si bien es cierto que este último auge de los móviles cada vez más altos también ha supuesto móviles más estrechos por el cambio a proporciones de 18:9 o 19:9, el aumento de las diagonales de pantalla al usar (casi) todo el frontal disponible ha minimizado el efecto que esa reducción del ancho podría haber tenido. Soy consciente de que vivimos en un mundo en el que los móviles compactos no tienen retorno a medio plazo, y de que las aplicaciones que dan sentido a los teléfonos se han adaptado a esos nuevos tamaños haciendo aún más complicada la vuelta a la manejabilidad. Seguiré soñando, y de la misma forma que el vinilo terminó volviendo en la era del streaming o que los fabricantes de videoconsolas han hecho su agosto dejándonos jugar de nuevo a títulos de hace 30 años, en algún punto habrá cierta tendencia de mercado que justifique volver a poner atención en terminales compactos. Mientras tanto, nos conformaremos con lo que algunos fabricantes siguen lanzando de vez en cuando. - La noticia En defensa de los móviles pequeños fue publicada originalmente en Xataka por Javier Lacort .

Leer más »

Cómo personalizar Windows 10 al máximo

Te traemos una guía con varias opciones para personalizar Windows 10 al máximo para darle ese toque de personalidad con lo que sentirlo más tuyo y menos genérico. Y es que al final hay varios tipos de usuario, desde los que nos conformamos con cambiarle el fondo de pantalla al escritorio una vez cada cinco años hasta esos que tienen Windows tan modificado que queda casi irreconocible. La idea del artículo es centrarnos con las opciones nativas de Windows que te permiten cambiarle el aspecto, aunque en cada punto también mencionaremos otras alternativas en forma de aplicaciones de terceros. Tú tendrás todas las alternativas, y luego serás quien deba decidir cuáles de ellas quieres utilizar para darle un aspecto único a tu escritorio. Y como siempre decimos en este tipo de artículos de Xataka Basics, si crees que nos hemos dejado algún método o alternativa, te invitamos a que compartas con nosotros tus métodos o recursos en la sección de comentarios. Así, quien llegue a este artículo para poder personalizar al máximo su sistema operativo, podrá beneficiarse también del conocimiento de nuestros Xatakeros. En Genbeta 30 programas gratis que usan y recomiendan los editores de Genbeta y Webedia en Windows y macOS Cambia el fondo de pantalla Ya que lo hemos mencionado en la introducción, el primer paso es siempre el de cambiar el fondo de pantalla de Windows. Para ello, lo primero que tienes que hacer es entrar en la Configuración de Windows. Una vez dentro, pulsa en la sección de Personalización, que es la que sirve para modificar el aspecto de Windows. Una vez dentro de las opciones de Personalización, en la columna de la izquierda pulsa en Fondo. Llegarás a la pantalla donde puedes cambiar el fondo de pantalla. En el apartado Fondo tienes tres modos diferentes, y cada uno de ellos incluye algunas opciones añadidas debajo del selector. Aquí tienes los que puedes elegir. Imagen: Puedes elegir una imagen que tengas en el ordenador como tu propio fondo de pantalla. Verás que incluye un botón Examinar para abrir el explorador y buscar la imagen. Color sólido: Utiliza un color sólido como fondo de pantalla. Incluye cuadros con diferentes colores y un botón Personalizar para elegir tu propio color. Presentación: Puedes elegir una presentación, con un fondo de pantalla compuesto por varias imágenes que van cambiando de una a la otra al cabo de la cantidad de minutos que tú decidas. También podrás elegir manualmente qué imágenes utilizar. Ahora, ya sólo te falta elegir imágenes para fondos de pantalla. Aquí tienes las mejores webs para encontrarlos recopiladas por Genbeta, donde también vas a ver colecciones de imágenes perfectas creadas por Studio MUTI, Mad Dog Jones, o Simon Stålenhag entre otros, también con fondos minimalistas o ilustraciones de ciudades. Además, también tienes esta aplicación de Microsoft que, cuando la instalas, hace que cada día tengas un bonito fondo de pantalla nuevo utilizando las imágenes de Bing. Y si quieres ir un paso más allá, esta otra aplicación lleva a Windows el concepto de fondos dinámicos de macOS, que cambian de tonalidades dependiendo de la hora del día. Más claro por el día y oscuro por la noche. Y no sólo eso, también tienes otras varias aplicaciones que te van a servir para darle a Windows diferentes fondos de pantalla a cada momento. Aquí todo es cuestión de buscar, aunque no olvides que también hay decenas de webs para bajar fondos de pantalla, incluso comunidades en Reddit con más de un millón de usuarios compartiendo imágenes perfectas para utilizar. En Genbeta 62 variaciones del fondo de pantalla de Windows 10, porque el original es el más aburrido Decídete entre modo claro u oscuro Una de las grandes novedades de la Windows 10 May Update 2019 fue la posibilidad de alternar entre modo claro y oscuro. Para configurarlo, empieza de nuevo entrando en la Configuración de Windows. Una vez dentro, pulsa en la sección de Personalización, que es la que sirve para modificar el aspecto de Windows. Cuando estés en la configuración de Personalización, pulsa en la sección de Colores (1) que tendrás en segundo lugar dentro de la columna que hay en la izquierda. Cuando estés allí pulsa en Elegir el color (2), donde podrás elegir entre el tema claro y el oscuro. El claro lo deja todo en colores azul pálido como ves en la captura de pantalla, y que también tendrá el menú de inicio. Y el tema oscuro lo pone todo negro, incluso el color de las ventanas. Si eliges el tema Personalizado podrás configurar por separado el modo de Windows y el de la aplicación. Esto quiere decir que por una parte puedes hacer que elementos de Windows como la barra de tareas o el menú de inicio sean oscuros o claros, mientras que las aplicaciones y el interior de las ventanas sean del color opuesto. Por ejemplo, en la captura ves el modo de Windows en oscuro y el de las aplicaciones en claro. Otro aspecto que puedes cambiar es el color de énfasis, que es el que reciben los botones del sistema y de menús, así como otros elementos como las baldosas del menú de inicio de Windows. Windows lo elige automáticamente, pero lo mejor es elegirlo tú para que se adapte a tu gusto al modo oscuro o claro que hayas elegido. Y si no te terminas de decidir por uno u otro, también tienes alguna aplicación que hace que Windows vaya cambiando automáticamente entre los modos claro y oscuro dependiendo de la hora que sea. Puedes elegir a la hora que empieza el tema claro y el oscuro, escoger un fondo de pantalla diferente para cada uno, y configurar cómo van a actuar las aplicaciones, los menús de sistema o el navegador. Personaliza a tu gusto el menú de inicio El menú de inicio combinando lo mejor de Windows 7 con las baldosas interactivas de Windows 8 es una de las grandes bazas de Windows 10, Ya que lo hemos mencionado en la introducción, el primer paso es siempre el de cambiar el fondo de pantalla de Windows. Para ello, lo primero que tienes que hacer es entrar en la Configuración de Windows. Una vez dentro, pulsa en la sección de Personalización, que es la que sirve para modificar el aspecto de Windows. Dentro de Personalización, en la columna de la izquierda pulsa sobre la sección de Inicio. Aquí vas a poder cambiar varios parámetros relacionados con el menú de inicio. Por ejemplo, puedes activar o desactivar la lista de aplicaciones o dejar sólo las baldosas, mostrar una sección para las últimas aplicaciones añadidas o las más usadas, o dejar que Microsoft te muestre sugerencias. Incluso puedes activar la pantalla completa del menú de inicio para que se vea como Windows 8. Y como sé que eso puede no ser suficiente para quienes realmente quieren personalizar el menú de inicio, existen algunas aplicaciones que te pueden permitir modificarlo de verdad o incluso quitar las baldosas interactivas para darle el aspecto de Windows 7 o Windows 95. También tienes esta aplicación que lo que hace es lo contrario, poder añadir más baldosas, aunque en este caso una para cada juego de Steam que tengas instalado. En Genbeta El mejor software gratuito para instalar en tu nuevo ordenador con Windows 10 Cambia de sitio la barra de tareas El poder cambiar de sitio la barra de tareas de Windows no es un truco nuevo, lleva pudiéndose hacer desde hace muchísimas versiones de Windows. Pero nunca está de más el recordarlo. Primero tienes que hacer click derecho sobre la barra de tareas, y deseleccionar la opción de Bloquear barra de tareas que te aparecerá en el menú emergente. A partir de ahora, ya podrás modificar la barra. Poniendo el puntero sobre un extremo podrás hacerla más grande, y manteniendo el click izquierdo pulsado podrás moverla a cualquiera de los lados de la pantalla. Así, si no te convence tenerla abajo, siempre podrás ponerla arriba o en cualquiera de los laterales. En el menú que aparece cuando haces click derecho sobre la barra de tareas, también puedes pulsar sobre una opción llamada Configuración de la barra de tareas. Esto te llevará a la configuración de Windows, a la sección donde también puedes modificar algunos aspectos sobre ella. Puedes desbloquearla, pero también hacer que se oculte automáticamente hasta que bajes el puntero del ratón hacia abajo, o hacer que los botones e iconos sean todavía más pequeños. También puedes desactivar los Distintivos, que son las burbujas de notificaciones de las apps que tienes en la barra de tareas, elegir manualmente en el menú en qué lado de la pantalla colocarla en vez de hacerlo con el ratón, o decidir si los botones de las aplicaciones se combinan cuando ya haya demasiados. También hay una opción para mostrar qué iconos aparecen en la barra de tareas, por si quieres independizar alguno de los que aparecen al pulsar en Mostrar iconos ocultos. Y si te gusta experimentar, en Genbeta tienen un tutorial para que puedas centrar los iconos de la barra de tareas. Lo que tienes que hacer es crear una carpeta vacía en algún sitio, e insertarla como nueva barra. Es un cambio o efecto más estético que práctico, pero la posibilidad de hacerlo no deja de estar ahí. También puedes personalizar los iconos de esta barra de tareas a tu gusto. Cambia el diseño del puntero del ratón Windows 10 también te permite cambiar el diseño del puntero del ratón. Lo que tienes que hacer es pulsar a la vez las teclas Windows + U de tu teclado. Cuando lo hagas, entrarás directamente a la sección de Accesibilidad dentro de la configuración de Windows sin tener que estar navegando por ningún otro menú. Una vez dentro, haz click sobre la opción Tamaño de cursor y puntero que tienes en la columna de la izquierda. Cuando entres en la opción de Tamaño de cursor y puntero tendrás varias opciones. La primera es una barra con la que puedes determinar el grosor del cursor (1) deslizándola hacia los lados para hacerla más visible. Debajo, podrás cambiar el tamaño del puntero (2) seleccionando uno de los tres tamaños que se te ofrecen. Y justo debajo de la opción para cambiar su tamaño, tienes otras tres opciones para cambiar el color del puntero. La primera opción es la normal, puntero blanco con bordes negros, y la segunda es la de cursor negro con bordes blancos. En tercer lugar vas a poder cambiar el cursor poniéndolo todo en negro. Pulsa sobre la opción que más te convenga para seleccionarla. También puedes utilizar punteros personalizados que descargues de webs como DeviantArt. Para ello, primero descarga el puntero que quieras en C:WindowsCursors, y luego entra en la configuración de Windows y dentro ve a Dispositivos, y pulsa en la sección Mouse (1) de la columna de la izquierda. Dentro, pulsa en Opciones de mouse adicionales (2) para abrir las propiedades del ratón. Cuando se abra la ventana Propiedades: Mouse, lo primero que tienes que hacer es ir a la pestaña de Punteros (1). En ella, ahora pulsa sobre el puntero que quieras cambiar (2) por otro que hayas descargado para dejarlo seleccionado. Ahora que tienes ese puntero seleccionado, pulsa sobre el botón Examinar (3) para iniciar el proceso de cambiarlo. Cuando pulses en Examinar, se abrirá automáticamente una pantalla del explorador que apunta a la ruta C:WindowsCursors donde te hemos dicho que debes descargar los nuevos punteros. Ahora, lo único que te queda hacer es abrir el diseño del puntero por el que quieras sustituir al que habías seleccionado, y repetir el proceso con el resto de modos del cursor. En Genbeta Cómo hacer que Windows 10 se vea como Windows 98, porque ¿por qué no? Cambia los iconos de las carpetas de Windows También puedes cambiar los iconos de cualquier carpeta. Lo primero que tienes que hacer es buscar algunas webs donde descargar iconos gratis. Luego, ve al explorador de archivos, y haz click derecho sobre la carpeta cuyo icono quieras cambiar. Cuando aparezca el menú emergente, pulsa en la opción de Propiedades. Cuando se abra la ventana de propiedades de esa carpeta, pulsa en la opción de Cambiar icono. Eso abrirá una ventana en la que vas a poder elegir el icono que quieras utilizar. Por defecto verás los iconos creados por Microsoft, pero si pulsas en Examinar podrás buscar los que hayas descargado llegando con el explorador hasta la carpeta donde los tengas guardados. Los iconos de los accesos directos también se pueden cambiar de forma independiente. Tienes que hacer click derecho en el acceso directo y entrar en las propiedades. Una vez dentro, en la pestaña de Acceso directo, pulsa en la opción de Cambiar icono para ir a las posibilidades y poder explorar en busca de otros. También puedes cambiar los iconos de escritorio, como los de la papelera de reciclaje. Para ello, ve a la configuración de Windows y a la sección de Personalización. Dentro, en la izquierda pulsa en Temas, y baja abajo del todo hasta ver y pulsar en una opción llamada Configuración de iconos de escritorio. Al hacerlo, se abrirá una ventana en la que vas a poder decidir cuáles son visibles y qué iconos utilizan. Cambia los sonidos de Windows Puede que seas una persona que prefiere tener un Windows silencioso y sin sonidos, o por el contrario puede que quieras que tenga sonidos personalizados. En ambos casos, para cambiar o eliminar sonidos, tendrás que ir a la opción de Cambiar sonidos del sistema. Puedes ir desde la configuración de Windows, pero lo más rápido es abrir el menú de inicio y escribir "cambiar sonidos" para que la sección te aparezca como primera opción. Se abrirá la ventana de Sonidos de Windows, y ya en la pestaña de Sonidos. Allí, tendrás una lista de todos los sonidos del sistema operativo. Puedes seleccionar uno y pulsar en Probar para escucharlo. A la izquierda de ese botón de prueba tendrás un desplegable con los sonidos del sistema para seleccionar otro, y a la derecha un botón Examinar para buscar dentro del ordenador otro sonido en formato .wav que quieras utilizar. Y si prefieres buscar una alternativa más moderna, sencilla, y que te permita una mayor flexibilidad de personalización, tienes aplicaciones de terceros como SoundPackager, que permite cambiar todos los sonidos del sistema en pocos clicks. Incluso tiene un sistema de paquetes de sonidos para poder hacer que todos estén relacionados y se salgan de lo convencional. Buscar tu paquete, y pulsar en la opción de aplicar el paquete. La aplicación es de pago y cuesta 6 euros, aunque el primer mes de prueba es gratis. También permite editar los paquetes de sonido descargados para alterarlos y personalizarlos a tu gusto con tus archivos .wav, o incluso combinarlos. Modifica la pantalla de bloqueo También puedes hacer modificaciones en la pantalla de bloqueo. Para ello, lo primero que tienes que hacer es entrar en la Configuración de Windows. Una vez dentro, pulsa en la sección de Personalización, que es la que sirve para modificar el aspecto de Windows. Una vez entres dentro de las opciones de Personalización, en la columna de la izquierda pulsa sobre la sección de Pantalla de bloqueo. En ella, lo primero que verás es el desplegable de la opción Fondo, donde tienes tres opciones diferentes: Contenido destacado de Windows: Cada día, Windows te intentará sorprender con diferentes fondos de pantalla para la pantalla de bloqueo de la colección de Bing. Imagen: Elige una imagen de las que tengas como fondo para la pantalla de bloqueo. Presentación: Puedes elegir varias imágenes para que se vayan alternando como fondo de pantalla cada vez que vayas a la pantalla de bloqueo. Más abajo, también puedes personalizar las aplicaciones que aparecen en la pantalla de bloqueo, tanto en el estado detallado como en el estado rápido. Además, también puedes especificar que la pantalla de inicio de sesión tenga la misma imagen que la que estés utilizando en la pantalla de bloqueo, y que así fuera como si estuvieras en el mismo sitio cuando vas a escribir la contraseña y demás. En Xataka La mejor app de tareas para Android, iOS, Windows y Mac: guía con prueba y comparativa Cambia el tipo de letra del sistema operativo Si te cansaste de la fuente por defecto de Windows, o te has vuelto loco y quieres verlo todo con Comic Sans u otra fuente, hay dos maneras de hacer el cambio en el sistema. La primera es la desaconsejable para manos inexpertas, ya que conlleva hacer cambios en el registro del sistema. Lo que tienes que hacer es abrir un bloc de notas y escribir lo siguiente: Windows Registry Editor Version 5.00 [HKEYLOCALMACHINESOFTWAREMicrosoftWindows NTCurrentVersionFonts]"Segoe UI (TrueType)"="""Segoe UI Bold (TrueType)"="""Segoe UI Bold Italic (TrueType)"="""Segoe UI Italic (TrueType)"="""Segoe UI Light (TrueType)"="""Segoe UI Semibold (TrueType)"="""Segoe UI Symbol (TrueType)"="" [HKEYLOCALMACHINESOFTWAREMicrosoftWindows NTCurrentVersionFontSubstitutes] "Segoe UI"="ENTER-NEW-FONT-NAME" Ahora tienes que cambiar el término ENTER-NEW-FONT-NAME por el nombre de la fuente que quieras usar. Para ello, en la configuración de Windows ve al apartado Personalización > Fuentes y podrás ver las que tienes instaladas o instalar otras. Entonces, guarda el archivo del bloc de notas con el nombre que acabo con el dominio .reg. Una vez lo hagas, haz click derecho sobre el archivo .reg que has creado y elige la opción de Combinar. Tras aceptar, reinicia el ordenador y la fuente habrá cambiado. Si quieres volver después a la normalidad, tienes que volver a hacer lo mismo pero usando este texto en el bloc de notas: Windows Registry Editor Version 5.00 [HKEYLOCALMACHINESOFTWAREMicrosoftWindows NTCurrentVersionFonts] "Segoe UI (TrueType)"="segoeui.ttf""Segoe UI Black (TrueType)"="seguibl.ttf""Segoe UI Black Italic (TrueType)"="seguibli.ttf""Segoe UI Bold (TrueType)"="segoeuib.ttf""Segoe UI Bold Italic (TrueType)"="segoeuiz.ttf""Segoe UI Emoji (TrueType)"="seguiemj.ttf""Segoe UI Historic (TrueType)"="seguihis.ttf""Segoe UI Italic (TrueType)"="segoeuii.ttf""Segoe UI Light (TrueType)"="segoeuil.ttf""Segoe UI Light Italic (TrueType)"="seguili.ttf""Segoe UI Semibold (TrueType)"="seguisb.ttf""Segoe UI Semibold Italic (TrueType)"="seguisbi.ttf""Segoe UI Semilight (TrueType)"="segoeuisl.ttf""Segoe UI Semilight Italic (TrueType)"="seguisli.ttf""Segoe UI Symbol (TrueType)"="seguisym.ttf""Segoe MDL2 Assets (TrueType)"="segmdl2.ttf""Segoe Print (TrueType)"="segoepr.ttf""Segoe Print Bold (TrueType)"="segoeprb.ttf""Segoe Script (TrueType)"="segoesc.ttf""Segoe Script Bold (TrueType)"="segoescb.ttf" [HKEYLOCALMACHINESOFTWAREMicrosoftWindows NTCurrentVersionFontSubstitutes] "Segoe UI"=- En Xataka Qué ha sido de Vincent Connare, el creador de la siempre polémica tipografía Comic Sans Pero lo mejor es que vayas a un método alternativo menos complicado y arriesgado, que es utilizar una aplicación de terceros especialmente creada para esta tarea. Sólo tienes que abrir el programa y empezar a jugar con las nuevas fuentes, pudiendo cambiar la tipografía de la barra de título, los menús, los cajones de mensajes, el título de la paleta, el texto bajo los iconos, y los mensajes emergentes que salen cuando pasas el puntero por un sitio. Para cambiar la fuente de un elemento debes estar en la pestaña Font, hacer click sobre el elemento, y elegir la nueva fuente, estilo y tamaño. Haces todos los cambios que quieras y pulsa en Apply para aplicar los cambios. Ahora, reinicia la sesión y listo, ya habrás cambiado la fuente. Crea un tema personalizando varias cosas Windows también te permite hacer varios cambios a la misma vez, y mantenerlos todos guardados en una suerte de perfil del aspecto, los temas personalizables. Para acceder a ellos, tienes que hacer es entrar en la Configuración de Windows. Una vez dentro, pulsa en la sección de Personalización, que es la que sirve para modificar el aspecto de Windows. Una vez estés dentro del menú de Personalización, pulsa sobre la sección de Temas que tienes en la columna de la izquierda. Por defecto, verás una captura de tu escritorio tal cual lo tienes abajo, y cuatro opciones para cambiar Segundo plano, que es el fondo de pantallas, la configuración de color, los sonidos del sistema y el cursor del ratón. Cada vez que pulses en una de las cuatro opciones de ajustes, se abrirá la ventana correspondiente para cambiar punteros, sonidos, fondos de pantalla o colores, que son las mismas opciones de las que ya te hemos hablado más arriba detenidamente. La ventaja de hacerlo aquí, sin embargo, es poder pulsar en el botón de Guardar tema para ponerle un nombre y que una configuración concreta quede guardada. Así, si luego haces algún cambio podrás deshacerlo fácilmente. Y por si esto no fuera suficiente, debajo de estas opciones y del botón de Guardar tema tienes la sección Cambiar tema, donde puedes elegir entre todos los temas que hayas creado o descargado. Sí, descargado, porque tendrás también un enlace llamado Obtener más temas en Microsoft Store, que te abrirá la tienda de Windows a una sección donde puedes descargarte varias decenas de temas de terceros, con sus correspondientes fondos y colores. En Genbeta Algunas funciones poco conocidas de Windows 10 que pueden resultar extremadamente útiles Ponle a Windows el clásico salvapantallas ¿Te acuerdas del mítico salvapantallas de Windows? Pues aunque escondido, todavía puedes activarlo en Windows 10. Para ello, ve a la Configuración de Windows y entra en Personalización. Dentro, pulsa sobre la sección de Pantalla de bloqueo (1). No verás referencias al salvapantalla en las opciones que te van a aparecer, pero si bajas abajo del todo verás unos enlaces a configuraciones extra. Aquí, pulsa en Configuración de protección de pantalla (2), que es literalmente la última opción del panel. Se abrirá la ventana de configuración del protector de pantalla, que es el salvapantallas de toda la vida. Por defecto tendrás configurada la opción (ninguno), que significa que no hay salvapantallas activado, pero si abres esa ventana emergente podrás elegir entre una lista con los clásicos salvapantallas que llevan años pudiéndose utilizar en Windows. Además de poder elegir el protector de pantalla, hay otras opciones que tienes que tener en cuenta. Con los números que puedes poner en la opción Esperar, podrás determinar cuántos minutos tienen que pasar sin que hagas nada para que se active el salvapantallas. Además, siempre tendrás un botón de Vista previa para activarlo y ver cómo queda, y algunos salvapantallas activan el botón de Configuración, lo que te lleva a una configuración específica para cada uno de ellos. Cambia la letra de un disco duro Aunque es una personalización menor, si tienes varios discos duros puedes cambiarle de letra a cada unidad. Esto quiere decir que C: puede ser cualquiera, y al disco duro secundario puedes ponerle tu inicial u otra letra que indique el contenido. Para ello, abre el menú de inicio y escribe la palabra particiones, Pulsa sobre Crear y formatear particiones del disco duro en los resultados de búsqueda que te aparezcan. Entrarás en la aplicación de Administración de discos, donde tienes una lista completa de todos los discos duros y las particiones que hay en tu ordenador. Ahora tienes que hacer click derecho sobre la unidad cuya letra quieras cambiar. En el menú desplegable pulsa sobre la opción Cambiar la letra y rutas de acceso de unidad. Cuando hagas esto te aparecerá una ventana de Cambiar la letra y rutas de acceso de unidad. En ella pulsa el botón Cambiar para acceder a otra ventana en la que directamente tendrás una pestaña desplegable para elegir una letra concreta para tu unidad. Una vez hayas elegido la que más te gusta pulsa Aceptar en las dos ventanas y los cambios se te aplicarán. En Xataka La historia del verdadero pantallazo azul de la muerte de Windows y su evolución Dale a Windows nuevas funcionalidades Y más allá de estos cambios básicos, también tienes a tu alcance muchas otras funcionalidades extra que le puedes añadir a Windows. Algunas están diseñadas por equipos de la propia Microsoft, como unos Windows PowerToys con los que puedes darle esquinas dinámicas como en GNU/Linux para hacer acciones con sólo llevar el puntero a una de las cuatro esquinas de la pantalla que hayas personalizado, o añadir la función de Vista previa con el espacio como en macOS. Estos son los PowerToys que tienes disponibles actualmente para Windows: PowerRename: Una extensión del Shell de Windows o menú contextual para poder cambiar el nombre de varios archivos a la vez, lo que podríamos denominar cambios en masa. Para ello, podrás hacer una búsqueda y reemplazar elementos o expresiones regulares. Se puede cambiar y buscar de forma simple o una coincidencia de expresiones regulares más avanzada. FancyZones: Una herramienta que viene a ser una especie de administrador de ventanas, y permite definir una zona del escritorio a la que podrás mover ventanas y organizarlas de forma ordenadas, con diseños complejos y colocación de ventanas en estos diseños para poner orden en las aplicaciones abiertas. Shortcut: Su nombre significa atajo, y viene a ser una especie de guía de accesos directos de teclas de Windows. Si mantienes pulsada la tecla de Windows durante unos segundos, te aparecerá automáticamente la guía. File Explorer (Preview Panes): Es un add-on que muestra dentro del explorador de archivos de Windows un nuevo panel que permite previsualizar archivos Markdown (.md) y SVG (.svg). Image Resizer: Otra extensión del Shell de Windows o menú contextual, en este caso para añadir una opción con la que cambiarle el tamaño a las imágenes. Simplemente selecciona una o varias imágenes, y cuando hagas click derecho en la selección verás la opción de cambiarles el tamaño. Window Walker: Es una aplicación con la que puedes buscar e ir navegando entre las ventanas que tienes abiertas. Mientras buscas una aplicación abierta, puedes usar las flechas de arriba y abajo del teclado para ver una vista previa. Es algo parecido a lo que haces ahora pulsando Alt + Tabulador, pero que lanzas con Control + Windows. También tienes otros programas como Rainmeter, que permite añadir skins o widgets a tu escritorio, tanto con información meteorológica como un calendario o controles para la reproducción de música o más. Tienes varios temas para personalizar la herramienta. Y también tienes otras aplicaciones de pago que a veces pueden venir promocionadas, pero que siempre puedes cotillear a tu antojo cuando quieras. - La noticia Cómo personalizar Windows 10 al máximo fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Leer más »

“Cuando una noticia es claramente un bulo, te la cargas”: entrevista a Daniel Seijo, CEO de Menéame

"Todo lo demás es negociable, pero esto no". Daniel Seijo, CEO de Menéame, es un reconocido concebollista. "Están en la sombra y no se les ve". Se refiere a los malvados sincebollistas, pero bien podría aplicarse a otros enemigos como los bots organizados o los lobbys europeos que impulsaron la reforma de la ley del Copyright. Menéame lanza estos días su aplicación oficial para móviles y hemos aprovechado la ocasión para hablar con su responsable. Han pasado cuatro años desde que Ricardo Galli cedió a Seijo y Remo la gestión y dirección del histórico portal español. En su día aspiraban a "ser la alternativa libre a Facebook y Twitter", pero a día de hoy reconocen que en aspectos como la facturación están "muy lejos de lo que pretendía, pensaba y quería, para ser realistas". Quién está detrás de Menéame La compra de Menéame. ¿Fue una decisión acertada? "Totalmente. Para mi entrar en Menéame no era un tema de negocio. Aunque la comunidad no lo crea (risas). Y la realidad es que las cuentas lo siguen demostrando. Cuando llevas 17 años desde que abrí mi blog y hablaba de cómo internet cambiaría el funcionamiento de los medios y yo defendía, con la locura de la juventud, un modelo distribuido donde cualquiera pudiera ofrecer su voz. La verdad es que ese modelo ha derivado en redes sociales, populismo, desinformación. Tendría que matizar mucho lo que pensaba, pero sigo creyendo que la tecnología tiene que estar para construir un sistema en que los medios funcionen mejor y sirvan a la sociedad. Dentro de eso Menéame es una herramienta que en cierto modo lo hace. Podría hacerlo mucho mejor y mucho más y eso es lo que intentamos, pero me gusta mucho estar ahí y poder aportar". "La tecnología tiene que estar para construir un sistema en que los medios funcionen mejor y sirvan a la sociedad. Y Menéame en cierto modo lo hace". Preguntamos a Daniel sobre la dificultad y los principales errores de estos años. "Menéame me ha servido para entender la dificultad de tomar decisiones que afectan a mucha gente, porque nadie está contento". Pero en este dicotomía entre comunidad y tecnología, explica que el principal error ha sido "subestimar la dificultad de implementar algunas cosas a nivel técnico. Son complejos, llevan tiempo y los recursos son los que son. La facturación está entorno a 120-130.000 euros al año". "El año pasado fue récord histórico de Menéame en facturación, pero lejos de lo que pretendíamos". ¿Motivo? Según Seijo, "debido al modelo de publicidad. Puedes competir por público especializado como por ejemplo en Xataka en tecnología o por volumen, como Facebook o Twitter. En Menéame estamos en un punto intermedio; no tenemos una especialización que le interese al anunciante ni tenemos tanto tráfico. Otro factor es que somos respetuosos con el tema de publicidad, no va con nuestra filosofía ciertas prácticas". Menéame es un histórico del Internet español en un mundo dominado por redes sociales. Daniel Seijo nos explica cómo busca Menéame su sitio. "En cierto modo, que el mundo esté dominando por las redes sociales abre hueco para esas partes más de nicho. Creo que si lo hacemos bien, deberíamos crecer y captar nuevos usuarios, precisamente para los que no les gustan las redes sociales de otro tipo. Menéame ahí debería seguir otras reglas, más que enganchar al usuario de forma compulsiva". Porque detrás de Menéame hay un equipo reducido. "Remo (Remo Domingo) y yo somos los que entramos como socios y nos ocupamos de la gestión. Marcos (Marcos Martínez) lleva un año y es desarrollador full-time y es el que está todo el día peleando con los entresijos del portal. Él no se suele meter en la comunidad porque le da respeto. Javi (Javier Serrano) hace el rol de CTO, compartido con Diariomotor, otro proyecto que tengo. Ahí tenemos bastante gente compartida, pues Menéame con la facturación que tiene no tiene sentido tener a tanta gente exclusiva. Patch (Patricia Tablado) es quien está a full con la gestión de la comunidad. Nosotros no estamos suficiente para captar el día a día y es ella quien nos va contando todo". Ricardo Galli, fundador de Menéame, ya no está a cargo del portal pero sí sigue manteniendo contacto con los actuales dueños. "De vez en cuando nos cuenta. A él le sigue escribiendo gente que históricamente lo conoce y nos cuenta anécdotas. Aunque no tanto como a mi me gustaría, porque es un crack", explica el madrileño. "La gente que dirigimos cosas sabemos que no somos buenos, por eso buscamos ayuda. Ricardo es muy bueno como desarrollador pero la parte comercial es un lío. La complejidad de un proyecto online ha crecido muchísimo". "El tráfico de Menéame es muy estable" "Del 1 de marzo hasta hoy hemos crecido un 145% en usuarios y un 60% en páginas vistas respecto al mismo periodo del año pasado". Es el efecto de la cuarentena, que también se ha notado en Menéame, nos explica Daniel Seijo. "A nosotros nos afecta por varios frentes: la gente está más tiempo en casa, hay más interés en buscar noticias y tercero, hay más noticias. En Menéame el ritmo de publicación varía en función de lo que hay". "Menéame no se hunde, ya les gustaría". "Este mes estamos en unos 3,5 millones de usuarios únicos y 35 millones de páginas vistas". Pese al gran tamaño del portal, Daniel es bastante transparente con los números de Menéame. La página web no vive sus mejores días a nivel de visitas, pero se defiende. "Todos los que dicen que el tráfico de Menéame cae... sí que hubo una bajada, pero el ritmo de Menéame es muy estable. Menéame no se hunde, ya les gustaría". Para justificarlo nos muestra una gráfica de Analytics, donde en 2017 rondaban los 30 millones de visitas a páginas, entre 2018 y 2019 se han mantenido entorno a los 20-25 millones y con este periodo de COVID han vuelto a subir. Los principales cambios a nivel de visitas ocurren en Menéame cuando hay movimiento político en España, por ejemplo la repetición de elecciones. "El tráfico de Menéame refleja el interés informativo en esos eventos". Cuando se trata de la comunidad de Menéame, Daniel Seijo habla con respeto y muestra su lado más cauteloso. El volumen de comentarios a lo largo de los años también se ha mantenido estable, con claros picos que coinciden con eventos informativos como las elecciones o este estado de alarma. Estos comentarios se han convertido en una especie de baluarte para el portal. Menéame dispone además de herramientas como la Fisgona o el Nótame que refuerzan este impulso a la comunidad. Un papel tan relevante que coloca la atención de los usuarios sobre lo que se genera en el propio Menéame más que lo que se enlaza. Con el Pregúntame la comunidad realiza entrevistas a personas relevantes de la red, lo que nos lleva a preguntar a Seijo si planean más iniciativas de este estilo. "Ese es el único contenido propio que hacemos. Para Menéame no tiene sentido convertirse en un medio, pese a que le hemos dado vueltas. O eres el kiosko o eres el medio. No tenemos planificada ninguna acción en esta dirección. Pregúntame al final es una acción de comunidad, más que intentar generar contenido propio". En Xataka A 256 kb/s y sin CSS: los 17 sitios web míticos que más marcaron nuestros inicios en internet Nueva aplicación oficial de Menéame Menéame ha lanzado esta semana su aplicación oficial para iOS y Android. ¿Por qué una app para móvil y por qué ahora, cuando parece que la moda de las aplicaciones basadas en webs parece haber pasado y la apuesta parece irse por las versiones web para móviles? "Leí hace tiempo, sobre 2015 cuando empezaba Snapchat, un artículo que se preguntaba si había hueco para más aplicaciones. El autor decía que no, que solo habría huecos para 5 o 6 apps que tuvieran una interacción recurrente, diaria y que tengan un componente social y de información. Estoy de acuerdo. Pero Menéame sí cumple ese perfil de excepción. Es de los pocos proyectos que sí merece la pena bajo ese concepto, ya que hay usuarios que la usan mucho. Luego ya entramos en cómo merece la pena hacerla y el estilo". "Llevamos con el desarrollo de la app desde el verano pasado. Me habría encantado hacerla en 2016". Daniel Seijo reflexiona y nos lanza otra pregunta "¿Por qué no la hicimos antes? Por falta de tiempo y recursos, me habría encantado hacerla en 2016. Llevamos con el desarrollo de la app desde el verano pasado. Entrando en detalles técnicos, todo el tiempo anterior estuvimos readaptando la plataforma para crear una API, que el front se conecte a través de la API y poder desacoplarlo. Respecto al código de la aplicación, por el momento no hay planes de su liberación. "Es algo que no sabemos si tiene sentido hacerlo tal cual. Creemos que la parte de Menéame que tiene que ser seguro libre tiene que ser el core, que te permite ver que ese algoritmo no se está manipulando, cómo funciona, etc. Lo que es la parte frontal, no sabemos si entra en la parte comercial. No lo hemos descartado tampoco. Igual que como con el core está para que otros se puedan montar otro Menéame, con la app es solo una forma de ver el portal. Quizás la capa de presentación no sea liberada, aunque si te digo la verdad tampoco hay ningún motivo por lo que no queramos hacerlo. Es más un tema de recursos que no de proteger la app para que otros no la copien". ¿Puede servir esta aplicación para ver por dónde irá el diseño de Menéame en el futuro?, preguntamos a Seijo. "Vamos a ir aplicando cambios de diseño en cuestión de usabilidad, adaptarse a los tamaños de pantalla o resolución". "En Menéame no nos planteamos un rediseño extremo, porque al final es una herramienta que utilizas todos los días y cuando cambias el diseño siempre parece a peor. Tenemos que hacer cambios poco a poco. A nivel de diseño estábamos limitados porque no nos habíamos puesto al día. Ahora sí y vamos a ir aplicando cambios en cuestión de usabilidad, adaptarse a los tamaños de pantalla, resolución, hábitos de consumo... Menéame tiene que ser, más que algo innovador o rompedor, que se ajuste a la usabilidad". Una reforma europea nefasta para internet El 12 de septiembre de 2018, la Unión Europea aprobaba la reforma de la Ley del Copyright, incluyendo los polémicos artículos 11 y 13 (finalmente 15 y 17). A raíz de esta directiva, las grandes empresas (y no tan grandes) deben implantar filtros automatizados para detectar contenido susceptible de estar bajo derechos de autor. Menéame es una de las plataformas que podrían verse afectadas por esta ley y Daniel Seijo ha venido alertando durante los últimos años de sus complicaciones, viajando a la Unión Europea en distintas ocasiones para explicar a los políticos las implicaciones del "tax link", por el cual los agregadores en teoría tienen que pagar por enlazar contenidos. "Han sido viajes muy enriquecedores a nivel personal. Es un tema que me tocaba las narices especialmente, a Menéame le afecta y he podido pelearlo", nos explica Dani. Mal día para internet, para los contenidos y para el periodismo https://t.co/m2Ujcg1Pvn— Daniel Seijo (@dseijo) March 26, 2019 "Ves la inercia política, ves que es una cuestión de intereses y peleas por ello. Te escuchan, pero al final tienes poco impacto. En el fondo hay un desconocimiento bastante grande de cómo es internet, desde fuera se ve de otra forma. En el fondo hay un miedo muy grande por parte de los políticos, en cierto modo comprensible, a que el control de los medios de comunicación deje de estar en cada país y pase a estar en una multinacional americana". "Hay un miedo muy grande a que el control de los medios de comunicación deje de estar en manos de cada país y pase a una multinacional americana" "Es comprensible y comparto que el control debe estar distribuido, mejor en varias que no en una. Pero la única implementación que han encontrado es el tema de la tasa google, que es como un intento desesperado de cambiar esa realidad. Puedo defender que Facebook no concentre tanto poder, es un problema que Facebook no pague impuestos en europa, si es que no lo hace, pero no me afectes a mi o intenta construirlo de forma positiva". En esos viajes Daniel Seijo se reunió con distintos grupos políticos. "Veía gente que estaba en contra pero venía a escuchar, con preguntas y un interés real, eso me gustó. Pero en Europa, solo el Partido Pirata - Los Verdes lideraba esa parte". Políticos como Julia Reda son importantes, explica Seijo, porque "no solo es lo que hace, también cómo lo cuenta. Esa parte de comunicación. En todos los partidos debería haber más gente que explica lo que defiende", reflexiona Dani recordando a otros políticos activos en redes sociales como la eurodiputada Susana Solís de Ciudadanos. "Me acuerdo que tuve la suerte de explicárselo también a la Comisaria Europea de Justicia, al Comisario de Desarrollo Digital y al vicepresidente de la Comisión. Allí estaba junto a Evan Spiegel de Snapchat, junto al VP de Facebook de relaciones públicas y al de Google. Todos los capos, otro polaco y yo". En Xataka Esta ha sido la reacción de las grandes compañías de tecnología ante la nueva Ley de Copyright de la UE Se utiliza 'tasa Google' para referirse a varios conceptos, desde la 'tasa de enlace' hasta el 'impuesto a los servicios digitales'. Respecto a este último, Seijo no se atreve a emitir un juicio de valor pero sí explica que "ni por facturación, ni por estar constituidos en España. No nos afecta". "Esto se podría resolver de forma técnica muy fácil creando un permiso al snippet". "Cuando se aprobó la tasa de enlace, la nota de prensa explicaba que no era una tasa al snippet. Pero si no se va a tasar el snippet, pues ya está. La realidad es distinta porque es justo el snippet lo que quieren tasar. ¿Las fotos incluyen snippet? Desde un punto de vista legal no queda claro". "Esto se podría resolver de forma técnica de forma muy fácil. Creas dos snippet o le das un permiso al snippet. Oye, esto es lo que puedes compartir. O incluso con el robot.txt puedes especificar. El medio podría decidir con quién quiere compartir la noticia". Sobre la adaptación de esta reforma de la Ley del Copyright a España no hay noticias. "Me gustaría tenerla pero no. CEDRO en su momento nos mandó un requerimiento por la ley anterior, nos reunimos y le dijimos que no. De esta nueva no tengo noticias de transposición. Creo que como ellos saben que no va a servir para nada lo están arrastrando". Preguntamos si Menéame ha realizado algún cambio para adaptarse a esta normativa europea. "De momento no hemos hecho ningún cambio técnico. Las personas de desarrollo por suerte se están dedicando a cosas que crean valor y no al filtro automático". "Las personas de desarrollo por suerte se están dedicando a cosas que crean valor y no al filtro automático". "Ya no es un tema tecnológico. No es un problema que Google haga una API. Nosotros estamos en una sentencia del Tribunal Supremo para saber si algo es un insulto o no. ¿Cómo vas a hacer un algoritmo así para que determine si un contenido es ilegal? Por defecto no me la juego. Es un tema muy sensible, con muchas aristas. No solo está luchar contra el discurso de odio, sino generar una conversación sana. La solución no puede ser borrarlo y ya está". "El problema no son los bulos" "Tenemos avalanchas de todas partes", explica Daniel Seijo en relación a los bots organizados. "Se nota, sobre todo en etapa de elecciones que hay grupos organizados. Pero creo que la gente ve más de lo que hay". El CEO de Menéame nos cuenta una curiosa anécdota. "Una persona que conozco de vista le dijo a un amigo, oye, Daniel debe estar forrándose con Menéame porque el Gobierno y Telefónica le debe estar pagando. Oyes estas cosas y dices, que no. Que los votos son estos. Ya me gustaría a mi saber si alguien está organizado o no. Pero hay un algoritmo. Yo no puedo decirle a alguien que siempre está votando a favor de algo". ¿Cómo funciona el sistema de detección de bots? "Hay sistemas, programados originalmente por Ricardo, con muchísima visión para la época, para detectar el voto coordinado. Se fija en la entropía de la noticia, en función del tiempo en que se vota y hay una penalización automática al karma. Pero probablemente los departamentos de los partidos políticos tengan mas presupuesto que nosotros y hay cosas que no puedes controlar". "Probablemente los departamentos de los partidos políticos tengan más presupuesto que nosotros y hay cosas que no puedes controlar". "Siempre vamos añadiendo reglas, la semana pasada mismo, pero es una guerra complicada. Le pasa a Facebook o Twitter con los recursos que tienen. Hay casos que son indetectables. Que 10 tengan un grupo de Telegram y voten. ¿Cómo se puede distinguir? ¿En qué se diferencia de 10 amigos que les ha gustado una misma noticia?". "El problema no son los bulos, cuando una noticia es claramente un bulo te la cargas. Es la única razón por la que borramos una noticia y lo explicamos. Sí nos hemos cargado algunas noticias, incluso de algún medio fiable que se le fue la pinza. En ese caso era bastante claro y de hecho el medio rectificó". Preguntamos a Seijo cuál es el proceso para eliminar una noticia. "Es un proceso manual. Hay un equipo de moderadores de la comunidad y alertan de casos extremos. Yo siempre suelo optar por no borrar. Si hay discusión, no se borra. Solo se borra o cierra en casos extremos, por ejemplo de medios americanos que son como el Mundo Today pero se está tomando la noticia como verdadera". Dos ejemplos recientes de noticias descartadas son sobre las 'Fiestas del Covid19 en el condado Walla Walla' y 'ataques de manadas en grupo'. Desde Menéame nos explican que "hay muchas corrientes de opinión machistas más o menos interesadas en difundir informaciones pro manadas y anti inmigrantes que solemos atajar. En los TOS avisamos claramente de que cualquier generalización no apoyada en datos será descartada o penalizada según corresponda. Esto nos suele suceder mucho en noticias que tienen que ver con inmigrantes o gitanos, por desgracia. Hacemos bastantes horas de repaso a los reportes que nos van llegando (tanto de bulos como de insultos o de incitación al odio) pero siempre hay usuarios deseando "vender su moto" y propagar la información que apoya sus teorías". "Es una decisión editorial. No sé donde está la línea, nosotros nos aseguramos de no tocar los grises. Nosotros defendemos la no editorialización pero hay casos que... También te digo que nadie se queja de eso. Son casos claros", contesta Dani. "El borrado de noticias es una decisión editorial. No sé dónde está la línea, pero nosotros nos aseguramos de no tocar los grises". En estos casos normalmente no hay denuncias por el medio. "Normalmente cuando alguien llega a la vía legal, no tiene razón. Pero si alguien nos dice que esto es un bulo, pues lo borramos si lo vemos claro". Otras situaciones que nos explica Dani es sobre la Ley del Olvido. "Nos han escrito pidiendo de borrar un enlace con un nombre, donde el original ya está borrado pero no en Menéame. Ahí sí lo borramos". En Xataka Verificar información de internet en tiempos de las ‘fake news’: un problema que ni Facebook ni Google van a resolver "En la portada de Menéame no hay fake news, puede haber desinformación". En el debate de cómo mejorar esta información, no hay una solución clara. "El año pasado implementamos una nueva normativa de conversación sana, mediante cambios en el algoritmo y votos en los comentarios. Tratamos de dejar claro lo que es penalizable y por otro lado dar más visibilidad a los comentarios que aportan y menos a los que meten ruido. No queremos eclipsar la libertad de expresión y ciertos comentarios no son penalizables, pero no queremos darles tanta visibilidad porque genera mal rollo en la comunidad". "Tendemos a buscar respuestas muy tajantes. Si alguien dice "no lo tenemos claro", ese no triunfa y lo echan. Es difícil adaptarse a los tertualianos, pero creo que hay un criterio. En general la gente sabe distinguir el vender humo de la realidad". Del boicot AEDE al muro de pago La historia de Menéame no se entiende sin su relación con los medios. La lucha contra la desinformación es uno de los debates que mantiene Seijo, pero en el pasado no siempre se ha votado a las noticias por lo que explican, sino también de dónde provienen. "AEDE ya no existe. Recuerdo que me invitaron a un evento, no sé si fueron conscientes (risas). Me gustaría tener relación con ellos, para contarle las cosas cómo son y entiendan la realidad de internet". "Recuerdo que me invitaron a un evento, no sé si fueron conscientes". "El boicot, que no fue por nuestra parte sino de los usuarios, parece que ya no cuaja". Actualmente, el porcentaje de medios AEDE es bastante potente. "Cuando estaba el boicot no se solían colar muchas noticias de estos medios, lo mismo una vez al mes o dos como mucho", recuerdan desde Menéame. La posición oficial de Menéame siempre fue la de oponerse al boicot, pues "a pesar de que los fundadores y socios de Menéame estamos en contra de esa ley, estamos en contra del boicot, ya que es una medida inútil de cara a frenar la ley, y perjudicial para la propia web". Como curiosidad, desde el portal nos explican que "desde que en El País han puesto el muro de pago, los meneantes están tirando las noticias que provienen de ahí porque hay una norma por la que no se pueden enviar noticias de pago y las votan todas como errónea". En Xataka Nosotros fuimos los que intentamos que El País fuera de pago cuando nadie pagaba online Las cuatro líneas del futuro de Menéame ¿Hacia dónde va Menéame? Una de las referencias más claras del portal español es Reddit, con quien comparte muchas características. ¿En qué se parece y en qué quiere separarse Menéame de Reddit?, preguntamos a Dani. "Ese es un debate que tenemos desde hace mucho tiempo. Digamos que hay una visión Reddit de "la suma de subs" y una visión Menéame de "una portada y además hay subs". Creemos que en Reddit tiene todo el sentido por el volumen, pues los intereses son más compartimentados. Sin embargo, en Menéame hay un componente muy fuerte de actualidad en España con la portada única. Queremos ir dando un salto progresivamente a esas comunidades de subs, pero sin perder ese concepto de portada única que yo creo que es el ADN de Menéame. En la app le hemos dado más peso a esa personalización, pero manteniendo el concepto de portada". Para mejorar esa facturación, Menéame tiene a su alcance varias vías. Una de ellas es la versión de pago. Recientemente hemos visto como El País ha abierto su muro de pago. ¿Veremos un Menéame Plus? "No está en el mapa. Creo que los medios como tal tienen una papeleta encima importante... venían de un monopolio y pasaron a ver como otros podían hacer información igual de valiosa y gratis. Siempre decía que "el día que los medios fueran de pago, quien más se iba a alegrar sería el más grande de los que no lo hayan lanzado. ¿Tendría sentido hacer una versión para usuarios habituales, sin publicidad...? Sí, pero al final trabajar en eso implica un desarrollo y prefiero centrarme en esfuerzos que lleguen a todos. Porque es un esfuerzo de monetización y quizás tampoco reporta". "El tema de versión de pago lo veo muy lejano, pero el tema de ecommerce o afiliados creo que podría ser interesante volver a probar". Daniel Seijo no es tan rotundo cuando habla de ecommmerce. "Hicimos una prueba. La tienda de Menéame, con afiliados, pero no parecía tener gran éxito. La paramos. No pasa nada, es importante hacer pruebas. El tema de pago lo veo muy lejano, pero el tema de ecommerce o afiliados creo que podría ser interesante volver a probar". El futuro de Menéame pasa por cuatro líneas, según nos describe Seijo. "Evolución del diseño actual con alguna cosa más. Nos planteamos una reconstrucción no de forma pero sí de fondo, con una tecnología que nos permita hacer más cosas". "Fomentar subs y comunidades". "Agregación de noticias, una pata que me interesa especialmente. Hablamos del espíritu crítico. Leer una noticia y poder ver la visión de otros medios. Leer la misma historia pero con visiones distintas". "El tema de la app ir evolucionándolo. Lanzamos ahora la primera versión completa pero queda bastante por hacer". En cuanto a tecnología tenemos por tanto la web y la aplicación, mientras que a nivel de producto las mejoras pasarán por potenciar los subs y esta agregación de noticias para intentar mejorar la calidad informativa ofrecida en Menéame. "En 5 años Menéame seguirá existiendo. No la veo como una web tan masiva como Facebook pero seguirá teniendo un nicho importante. Siguiendo el libro de 'Superpronosticadores' voy a hacer la regresión a la media. A mí me gustaría que creciese y podemos hacerlo, pero algo que lleva 15 años siendo estable, probablemente siga así". - La noticia "Cuando una noticia es claramente un bulo, te la cargas": entrevista a Daniel Seijo, CEO de Menéame fue publicada originalmente en Xataka por Enrique Pérez .

Leer más »

Los accesorios imprescindibles para trabajar en casa: 28 gadgets recomendados que usan los editores de Xataka

En teoría, para trabajar en casa en la mayoría de casos nos basta con una conexión a internet y un ordenador. Sobre el papel, porque la realidad es muy distinta. Pasar muchas horas delante de la pantalla en tu hogar implica una serie de hándicaps, algunos inherentes al trabajo en sí, pero otros relacionados con este entorno doméstico. En Xataka llevamos años trabajando en casa y estos son nuestros accesorios, periféricos y gadgets imprescindibles para llevar a cabo nuestro trabajo. Logitech MX Master La recomendación de Antonio Sabán Para el teletrabajo, y partiendo de que la mejor opción para la espalda es trabajar con un monitor externo, una herramienta esencial para complementar mi portátil es el Logitech Master AMZ, la versión para Amazon del conocidísimo MX Master (79 euros). Llevo con él año y medio y ha cambiado mi forma de trabajar, gracias al scroll rápido que permite con su botón de control y a los botones configurables dependiendo de la aplicación. Al principio me parecía enorme para mis manos, pero tras unas semanas me acostumbré y ya no puedo volver atrás. La recomendación de John Tones No soy especialmente dado a comprar gadgets y dispositivos más allá de los que considero estrictamente necesarios, lo que hace que escoja muy cuidadosamente antes de adquirir nuevos. También me cuesta mucho cambiar costumbres, así que un gadget me tiene que estar dando unos cuantos disgustos antes de optar por otro. Eso me pasaba con el Magic Mouse de Apple, tenía montones de cosas que no me gustaban (el peso absurdo, el sistema de carga, la escasa ergonomía), pero otras que sí (los gestos, que al ser un producto Apple no me iba a dar problemas de compatibilidades), pero por casualidad acabé probando el Logitech MX Master de un amigo, y pocos días después me lancé a por uno. A favor tiene la espectacular ergonomía, el peso y el sistema de carga, comodísimo y rápido. No uso programas de edición, pero si los usara, seguro que le sacaría partido a sus múltiples botones. Su sistema para funcionar con distintos dispositivos (hasta tres) con solo un clic es fantástico, y ahora con el confinamiento mucho más, ya que uso con más frecuencia el portátil para trabajar -antes era un dispositivo más para ocio-. Le encuentro alguna pega, como la rueda lateral, incapaz de sustituir los gestos, pero todo es acostumbrarse. Un poco el precio también, pero como digo, no soy un maniático de los gadgets, así que ocasionalmente me puedo permitir algún exceso. Una de las mejores compras para el día a día que he hecho recientemente. Logitech MX Master Ratón Inalámbrico, Bluetooth/2,4 GHz con Nano-Receptor USB Unifying, Seguimiento en Cualquier Superficie 1000 DPI, 5 Botones, Versión Amazon, Compatible con PC/Mac/Portátil , Negro Hoy en Amazon por 69,98€ Teclado y ratón inalámbricos Logitech K380 y MX Master La recomendación de Javier Penalva Mi accesorio fetiche (e imprescindible) en mi labor diaria es sin duda un buen ratón y teclado que sea multidispositivo. En mi caso uso las generaciones anteriores del Logitech K380 (47,99 euros) y el ratón MX (79 euros) de la misma marca. Los considero unos valores seguros en mi trabajo porque suelo cambiar de puesto de trabajo a menudo, entre sobremesa, portátil y tablet, y estos equipos admiten estar conectados con hasta 3 equipos y cambiar de uno a otro con solo pulsar un botón. Así, cuando me muevo al sobremesa me llevo el ratón que he usado en el portátil (todavía soy de los que lo usa intensamente en este tipo de equipos) o si gestiono por ejemplo correo en el tablet y necesito contestarlo, hago lo propio con el teclado y paso de estar escribiendo en el sobremesa a hacerlo en el tablet con un solo gesto. Logitech K380 - Teclado inalámbrico, Bluetooth multidispositivo con Easy-Switch para hasta 3 dispositivos, compacto PC, portátiles, Windows, Mac, Chrome OS, Android, iPad OS, Apple TV, Color Blanco Hoy en Amazon por 47,99€ PVP en FNAC 51,99€ Samsung Portable SSD T5 (2 TB) La recomendación de Mario Arroyo (Xataka Vídeo) Hay muchos accesorios imprescindibles a la hora de trabajar en casa, pero si tuviera que destacar uno, este sería el disco duro externo Samsung Portable SSD T5 (387 euros). Gracias a él, puedo tener a mano todos los archivos y documentos que tenía en el ordenador de la empresa. Así mismo, lo utilizo como un dispositivo de almacenaje a modo de copia de seguridad, para guardar todos aquellos archivos que ya no voy a utilizar, pero que pueden ser de utilidad en el futuro. Además, debo destacar que su conexión, gracias al puerto USB 3.1, es rapidísima, alcanzando velocidades de 520 MB/S. Con este disco duro, soy capaz de pasar archivos de gran tamaño como pueden ser los vídeos con los que trabajamos en Xataka en cuestión de segundos, del MAC al propio disco. Además, tiene un tamaño muy reducido, una gran capacidad de 2TB, y me parece muy recomendable siempre y cuando tengáis una gran carga de archivos en vuestro ordenador. Samsung T5 2TB - Disco Estado sólido SSD Externo (2TB, USB), Color Negro Hoy en Amazon por 380,99€ PVP en Media Markt 387€PVP en PcComponentes 443€ Auriculares con cancelación de ruido Sony WH-1000XM3 La recomendación de Sam Fernández Cuando no estoy en el despacho suelo tener puesto algún podcast, o música cuando hago ejercicio en el patio, o una película o una serie cuando no son horas de tener el volumen de la tele alto. No vivo solo y ahora pasamos los dos mucho tiempo en casa, así que intento molestar lo menos posible. Simplemente me calzo los auriculares y listo, tranquilidad absoluta. Todo lo demás que pueda tener en casa es accesorio, nunca mejor dicho. La recomendación de Ángela Blanco (Xataka Vídeo) Para mi es fundamental tener mucha concentración mientras estoy trabajando, si eso lo sumas a que la mayor parte de las horas de mi jornada las dedico a ver vídeos o a editarlos la respuesta es sencilla: unos buenos cascos con cancelación de ruido son mis mejores aliados para trabajar desde casa. Yo uso los WH-1000XM3 de Sony (249,99 euros) que de todos los que he probado son los que tienen una mejor cancelación de ruido. Además, la calidad de sonido es muy buena y son inalámbricos, que aunque para muchos sea una característica prescindible a mi me aporta mucha comodidad. Sony WH1000XM3 - Auricular Noise Cancelling (Bluetooth, sonido adaptativo, compatible con Alexa y Google Assistant, 30h de batería, óptimo para trabajar en casa, llamadas manos libres), negro Hoy en Amazon por 279,20€ PVP en FNAC 296€PVP en PcComponentes 329€ Sony WH-1000XM3 y regleta Brennenstuhl La recomendación de Enrique Pérez Estando solo en casa no es que haya especialmente mucho ruido, pero siempre hay algo que te acaba molestando. Sean obras, discusiones o la música del vecino. Cuando quiero concentrarme y evadirme de todo lo que me rodea me pongo los cascos con cancelación de ruido. Escucho música y es como si estuviera realmente aislado de todo. Si además tenemos unos buenos auriculares como pueden ser los Sony WH-1000XM3, la sensación es excelente. El tiempo pasa volando y lo mejor; quitárnoslos es como volver a la realidad. Como si estuviéramos saliendo del trabajo. Si te pasas horas teletrabajando y quieres evadirte, unos buenos auriculares de cancelación de ruido son una excelente compra pese a que a priori no haya tanto ruido como en la oficina. Cuando teletrabajamos es fácil que estemos utilizando al mismo tiempo varios dispositivos. Por un lado el portátil, la impresora, un altavoz, el cargador del móvil o un monitor externo. Lo habitual es que no tengamos tantas tomas de corriente a mano y para eso una buena regleta es imprescindible. Que tenga suficientes tomas para conectar al menos 4 o 5 dispositivos al mismo tiempo y tenga un diseño que encaje con nuestro escritorio. Brennenstuhl Primera-Line, Regleta enchufes con 8 Tomas Corriente y Interruptor (Cable de 2 m, Interruptor Iluminado, montable), Color Negro Hoy en Amazon por 24,35€ Surface Precision Mouse y teclado mecánico Varmillo La recomendación de Yúbal Fernández Realmente yo no tengo accesorios o gadgets demasiado especiales a la hora de trabajar, por lo menos no mas allá de teclado y ratón. Pero en el caso de estos sí que tengo dos modelos muy específicos. En cuanto al ratón, llevo unos años usando el Surface Precision Mouse (57 euros). Tiene un diseño elegante y es bluetooth, lo que me ayuda a tener un escritorio sin cables. Pero donde más he invertido ha sido en el teclado. Estaba cansado de los clásicos teclados mecánicos gaming de grandes marcas pero no demasiado buena calidad, y empecé a indagar en el mundo de los teclados custom. No, no me he fabricado uno propio, pero sí he comprado uno personalizado. Es un Varmillo 110% (desde 159 euros) con la distribución ISO española, y con los switches y colores de teclas escogidos por mi. Es una de las mejores marcas de teclados custom que ya compras fabricados o te fabrican en tienda, y además es Bluetooth y no está lleno de lucecitas, algo que me ayuda a no tener cables ni molestias. Microsoft Surface Precision Mouse - Ratón Hoy en Amazon por 57,74€ PVP en FNAC 109€PVP en Media Markt 78,99€ Surface Pro 6, distribuidor y monitor LG 29UM69G-B La recomendación de César Muela Además de mi ordenador de sobremesa, me está encantando trabajar con la Surface Pro 6 (899 euros). Fundamentalmente la utilizo como segunda pantalla y para todas las videollamadas de trabajo que estamos haciendo. También para cuando me apetece salir del despacho y trabajar en otra parte de la casa para cambiar de aires. Antes de la pandemia era el dispositivo que usaba para trabajar en viajes, ruedas de prensa, en la oficina... Distribuidor USB 3.0 de 3 Puertos y 1 Puerto Ethernet de CSL (18 euros): uno de mis grandes aliados para ser más eficiente cuando trabajo con Surface. Es lo que utilizo para conectarme por cable a Internet y para cuando necesito trabajar con más de un USB al mismo tiempo, ya que la Surface solo tiene un puerto. El monitor que uso para el ordenador de sobremesa es este panorámico de LG de 29" (244,99 euros) y estoy muy contento con él, tanto por la comodidad que he ganado para trabajar (esa amplitud y las posibilidades multitarea son lo mejor) como para la parte más personal con videojuegos (tiene una buena velocidad de respuesta, aunque lo compenso siendo un paquete en shooters). LG 29UM69G-B - Monitor Gaming UltraWide WFHD de 73.7 cm (29") con Panel IPS (2560 x 1080 píxeles, 21:9, 1 ms con MBR, 75Hz, FreeSync, 250 cd/m², 1000:1, sRGB >99%, DPx1, HDMIx1, USB-Cx1) Color Negro Hoy en Amazon por 244,99€ PVP en Media Markt 245€PVP en PcComponentes 244,99€ Auriculares Jabra Elite 75t La recomendación de Cristian Rus En las últimas semanas un accesorio que se ha vuelto imprescindible en mi día a día a la hora de trabajar son los auriculares Jabra Elite 75t (163 euros). Bueno, los auriculares en conjunto con la app Brain.fm concretamente. Los Jabra Elite 75t tienen dos ventajas básicas para mi: una autonomía de unas siete horas que me permite usarlos todo el día prácticamente sin devolverlos al estuche y el hecho de ser pequeños y cómodos de llevar, sin una diadema o cable que pueda molestar. Por otro lado está Brain.fm, esta app reproduce música de fondo para diferentes modos como centrarse, relajarse, meditar o hasta dormir. También tiene sonidos ambientales como un bosque, lluvia, viento o por el estilo. No sé muy bien qué magia negra hace pero escoges el modo que quieres, la app escoge la música que te pone y realmente consigue que te concentres en la actividad que estás haciendo. Varias sesiones de 90 minutos de Brain.fm reproduciéndose en los Jabra Elite 75t cada día hacen que me centre mucho más en mi trabajo. Jabra Elite 75t - Auriculares inalámbricos compatible con iOS/Android (Bluetooth 5.0, True Wireless), Negro y Titanio Hoy en Amazon por 163,50€ PVP en Macníficos 174€PVP en FNAC 179€ Monitor LG 27UD88-W La recomendación de Javier Lacort Trabajando desde casa se me hace una tortura usar durante tantas horas al día la pantalla del portátil, así que no escatimé a la hora de comprar un monitor. Me decanté por este modelo por varias razones: 27" me parece un buen tamaño, su resolución 4K usada de forma nativa, sin escalado, me permite tener mucha información a la vista en pantalla de forma simultánea; su puerto USB-C hace posible cargar el portátil únicamente con el cable que va al monitor... Creo que está en un buen equilibrio entre prestaciones y precio, su calidad de imagen dista de ser profesional, pero eso lo ofrecen monitores que duplican en precio a este LG. No tiene webcam ni altavoces, pero es asumible con este precio. La única desventaja que le veo es su peana, que tiene un diseño que es molesto, especialmente en espacios de trabajo pequeños como el mío. LG 27UD88-W - Monitor Serie 4K Ultra HD, IPS, 3840x2160 pixeles, 5 ms, 16:9, 350 cd/m2, Blanco, 27 pulgadas (69 cm) PVP en PcComponentes 565€ Hoy en Amazon por 830,96€ Ratón Corsair Harpoon RGB Pro y base ventilación GCX-400 de NGS La recomendación de Jesús León Ahora que tengo que teletrabajar desde casa (no desde una oficina de coworking como hasta la llegada del confinamiento) y no tengo un espacio específico, ni amplio, estoy obligado a usar un equipo mínimo: un portátil. Esta situación me lleva a usar un periférico indispensable como el ratón. Estoy utilizando el Corsair Harpoon RGB Pro (29 euros), que es un modelo sencillo, sobrio (el RGB se limita a un pequeño logo y además es configurable, por lo que no resulta demasiado llamativo ni distrae para trabajar), pero ligero y muy preciso. Además, dado que el portátil trabaja muchas horas, para editar fotos, vídeos y resto de tareas, utilizo un soporte con ventilador que ayuda a mantener el sobrecalentamiento a raya. Es el modelo GCX-400 de NGS (23 euros), con cinco ventiladores realmente silenciosos, con varias posiciones y que hasta ahora está cumpliendo correctamente. Corsair Harpoon RGB Pro, Óptico Ratón para Juegos, USB, Tamaño Único, Negro Hoy en Amazon por 29,98€ PVP en PcComponentes 29,98€PVP en Media Markt 29,99€ Monitor LG 25UM58-P y AirPods Pro La recomendación de José García Nieto Para mi hay dos elementos que son completamente imprescindibles a la hora de trabajar desde casa. El primero es el monitor, y es que desde que descubrí las bondades de un ultrawide no he sido capaz de volver atrás. En casa uso un LG 25UM58-P (158 euros) de 25 pulgadas, resolución 2.560 x 1.080 píxeles y panel IPS, y es mi niño mimado. Es de esos productos que no sabes que necesitas hasta que lo tienes contigo. Es un gustazo tener varias ventanas y apps abiertas a la vez y poder escribir mientras ves una conferencia en directo, por ejemplo. Yo no puedo dejar de recomendarlo. El segundo son mis AirPods Pro (239 euros), aunque para el caso me da igual la marca, digamos unos auriculares con cancelación de ruido. Trabajar desde casa supone estar expuesto a ruidos constantes de la calle, vecinos, coches, etc., y unos auriculares de este tipo ayudan a evadirse de ellos. Como sucede con el monitor ultrawide, una vez los pruebas no disfrutas igual unos auriculares convencionales. Reconozco que algunos modelos son caros, pero yo he amortizado hasta el último céntimo de los míos. LG 25UM58-P - Monitor Profesional UltraWide WFHD de 63.5 cm (25") con Panel IPS (2560 x 1080 píxeles, 21:9, 250 cd/m², sRGB >99%, 1000:1, 5 ms GtG, 75 Hz, HDMIx2, Auriculares) Color Negro PVP en PcComponentes 158,99€ Hoy en Amazon por 180,38€PVP en Macníficos 164€ Ratón Logitech M570 Trackball La recomendación de Juan Carlos López Los periféricos van y vienen, pero hay uno que lleva conmigo más de dos décadas y al que no estoy dispuesto a renunciar: mi trackball inalámbrico de Logitech . Me gusta por su ergonomía, por lo mucho que duran las pilas, y, sobre todo, por el mínimo espacio que requiere en mi escritorio debido a que, a diferencia de los ratones convencionales, no es necesario moverlo por la superficie de la mesa cuando lo estamos utilizando. Ya voy por el tercero porque cada uno de ellos me dura siete u ocho años, y el que tengo actualmente es el precursor del modelo M570 Wireless Trackball de Logitech (el modelo actual está a 47,90 euros), que posiblemente será el que compraré cuando deje de funcionar el que estoy usando. No es un periférico barato, y entiendo perfectamente que haya personas a las que la experiencia que les propone un trackball no les convenza, pero a mí no me parece caro porque es un dispositivo que utilizo cada día. Y, a pesar de ello, todos los que he tenido los he disfrutado durante muchos años. Sin excepción Logitech M570 Trackball inalámbrico (Reacondicionado) Negro Negro Hoy en Amazon por 47,90€ PVP en PcComponentes 67,99€ Monitor Samsung LS34J550WQU, ratón Logitech Master MX 2s y teclado Logitech K380 La recomendación de Anna Martí Por cuestión de presupuesto y movilidad me puedo permitir un ordenador y se me ajusta más un portátil, pero para los días normales de trabajo en casa no es lo más cómodo. Y algo que me ha dado más calidad de trabajo (por decirlo de una manera) es un monitor externo, aunque el mío está ya desfasado. Por eso os digo lo que yo recomendaría: algo más bien ultrapanorámico y con buena resolución, como éste de Samsung (419 euros) que no es de los caros. (Los que creo que serían ideales son ésos de 800 euros para arriba, si os los podéis permitir adelante). Eso sí, el trabajar con un monitor externo trae de la mano al menos dos o tres accesorios casi por necesidad: un teclado, un ratón y en mi caso un soporte para el portátil. Empecé con el Magic Trackpad de Apple porque me gusta mucho el trabajo con gestos, pero en la edición de fotografía notaba que no era del todo cómodo y mis compañeros me recomendaron con gran acierto el Logitech Master MX 2s (79,99 euros). Que conste que yo lo pillé en azul, más caro pero infinítamente más cuqui), que es muy personalizable y con el que llevo unos meses muy contenta (lo he cargado una sola vez). El teclado que uso es uno pequeño y creo que no es lo que me sería más cómodo (aunque esto aún no sé si existe, porque me gustaría algo así como un teclado dividido en dos y que no fuese un armatoste). En cuanto a lo compacto que es, las funciones que tiene y la pulsación por ahora estoy muy contenta con el Logitech K380 (47,99 euros) Como veis es también inalámbrico, no concibo más cables de los estrictamente necesarios en mi espacio de trabajo. Aunque tener dos monitores no resultó como creía, en ocasiones me es cómodo usar el portátil de monitor auxiliar, pero para esto es mejor que esté más o menos a la altura del monitor principal. Logitech MX Master 2S Ratón inalámbrico, Múltiples Dispositivos, Bluetooth o 2.4GHz, Receptor USB Unifying, 4000 DPI Seguimiento en Cualquier Superficie, 7 Botones, PC/Mac/i Pad OS - Flounder Hoy en Amazon por 79,99€ PVP en PcComponentes 79,99€ Teclado Logitech K380, ratón Logitech Master 2S y monitor LG 29WL500-B La recomendación de Eva Rodríguez de Luis La ventaja de trabajar con guías de compra, comparativas y asediando con preguntas a profesionales es que luego resulta muy fácil dar con periféricos y accesorios que se ajustan a mis necesidades. En Xataka hay tres accesorios que abundan entre los editores: la mochila Case Logic DLBP114G (la tienen unos cuantos y no dejan de recomendarla), el teclado Logitech K380 y el ratón Logitech Mx Master en algunas de sus modalidades. A principios de año decidí cambiar mi iMac por un Mac mini, dejando atrás los periféricos de la manzana sin remordimientos. Y es que por lo que cuesta un Magic Mouse, compre el teclado y el ratón. El acierto del año. El teclado es compacto, sin cables, buen tacto y compatible con varios dispositivos. Quizás puede quedarse pequeño para algunas personas, pero yo estoy contenta. El ratón fue compra maestra. Ya estaba en el mercado el Mx Master 3, pero no encontré justificación en gastarme 30 euros más. Este Mx Master 2s (79 euros) es comodísimo, se puede cargar y usar a la vez (ejejejejejm, Apple), sirve para varios dispositivos, autonomía para meses y varias ruletas para hacer scroll en vertical y horizontal. De verdad, es caro, pero si dedicas ocho horas diarias a usarlo, se amortiza de sobra. De la maravillosa pantalla de mi iMac di el salto a un LG 29WL500-B ultrawide (229 euros) de 29" y resolución Full HD, quizás tenía que haberme estirado más, ya que en esas diagonales merece la pena dar el salto a QHD, pero en general estoy contenta. Creo que se veía algo mejor la retina del anterior, pero la comodidad que da el multisplit para buscar ofertas no tiene precio. LG 29WL500-B - Monitor de PC IPS 29 '' 21: 9 Full HD Flat HDR Diseño delgado (3 lados) Color Negro PVP en PcComponentes 229€ Hoy en Amazon por 231,90€PVP en Macníficos 229€ Micrófono Behringer B-1 La recomendación de Santi Araújo Si estás haciendo demasiadas videoconferencias o si, como es mi caso, también estás relacionado con el mundo del podcasting, es necesario tener un micrófono decente para que tu voz se oiga bien. Desde hace muchos años tengo un Behringer B-1 (80 euros), un micrófono de condensador (patrón polar cardioide) que me sirve para grabar mi voz en 'Despeja la X' o utilizarlo cada vez que tengo que hacer una llamada mediante Skype o Hangouts. En Xataka Qué micrófono elegir para grabar podcast: las recomendaciones de los mejores podcasters Monitor profesional LG 34WK500-P La recomendación de Amparo Babiloni Si tuviera que elegir uno de todos los dispositivos que uso para teletrabajar, no tengo dudas: mi monitor ultrawide. Antes tenía un monitor normal de 24 pulgadas, pero muchas veces necesito trabajar a pantalla partida y no me resultaba cómodo. Hace un par de años di el salto al ultrawide y lo hice con un monitor de 34 pulgadas, el LG 34WK500-P (354 euros). Reconozco que cuando vi entrar la caja por la puerta pensé "me he pasado", pero ahora sé que fue una gran compra. Puedo estar en el navegador y a la vez tener Slack abierto en ventanas más grandes que en una pantalla normal. A veces hasta uso tres o cuatro programas al mismo tiempo y hay espacio de sobra. Tiene un lado malo y es que, cuando te acostumbras, usar una pantalla más pequeña como la del portátil es un suplicio, pero no me arrepiento de nada. LG 34WK500-P - Monitor Profesional UltraWide FHD de 86,6 cm (34") con Panel IPS (2560 x 1080 píxeles, 21:9, 250 cd/m², sRGB >99%, 1000:1, 5 ms, 75 Hz) Color Negro Hoy en Amazon por 545,59€ Hub USB La recomendación de Fabio Rodríguez (Xataka Vídeo) Un imprescindible en mi escritorio estos días está siendo algo tan simple como funcional: Un Hub USB (22,99 euros). A la hora de conectar dispositivos y periféricos podemos no contar con todos los puertos que necesitamos, e incluso contando con ellos, puede ser algo engorroso conectar todos en la parte trasera de la torre, convirtiendo el escenario B de nuestro escritorio en una jungla de plástico y cobre. Para evitar eso, cuento con un hub USB en la delantera, que me facilita el acceso a los puertos y organiza un poco el lío de cables que puede haber en la parte trasera. Cuenta con USB 3.0 para una velocidad de transferencia óptimo, así como con entradas para tarjetas SD. Un dispositivo muy práctico que nos sacará del apuro en más de una ocasión. FITFORT Hub USB C - 7 En 1 USB C Adaptador a HDMI 4K, 3 Puertos USB 3.0, SD/Micro SD Lector Tarjeta, USB C Hub Tipo C para MacBook Pro, Chromebook, XPS y Otros Dispositivos - Gris Espacial Hoy en Amazon por 22,99€ Monitor DELL UltraSharp U2719D La recomendación de Javier Pastor En mi caso creo que lo que más marca la diferencia a la hora de trabajar es el monitor que usas en tu día a día. Teniendo en cuenta lo importante que es la información visual, tener un buen monitor con un buen tamaño y resolución es para mí especialmente recomendable. De hecho mi sugerencia aquí es intentar siempre ir a un monitor de 27 pulgadas con resolución 1440p. Los de 24 pulgadas 1080p son la opción para presupuestos más acotados, pero con esa diagonal y esa resolución de 2.560x1.440 podremos disfrutar de mucha más información trabajando sin escalado alguno (aunque podemos jguar con esa opción si queremos). Los monitores con resolución 4K son también interesantes, pero cuidado con la diagonal: normalmente será necesario usarlos con escalado de resolución. DELL UltraSharp U2719D Pantalla para PC 68,6 cm (27") Quad HD LED Plana Mate Negro - Monitor (68,6 cm (27"), 2560 x 1440 Pixeles, Quad HD, LED, 8 ms, Negro) Hoy en Amazon por 395,81€ PVP en PcComponentes 484€ Webcam Logitech C920s La recomendación de Antonio Ortiz Uso mucho una webcam adicional a la que trae el portátil, la Logitech C920s: tiene más calidad de imagen y resolución de 1080p por si hace falta grabar. Un gadget conveniente si en tu trabajo tienes muchas reuniones por videoconferencia. Yo uso esta que está Logitech C920s, que ahora agotada al menos en Amazon, pero casi cualquiera mejorará lo que te ofrece a día de hoy un portátil. Silla Markus La recomendación de Álex Cánovas De todos los accesorios que uso en mi día a día para trabajar, que no son muchos en realidad, diría que más allá de lo obvio me quedo con mi silla. Podría trabajar con otro ratón, con otra alfombrilla e incluso con otro ordenador (aunque el que uso no lo cambio ahora mismo por nada que no sea una evolución del modelo que tengo), pero he probado varias sillas y la que uso desde hace años es la que mejor me ha ido. Claro, igual pruebo una silla de miles de euros y noto la diferencia, pero como por ahora eso no va a suceder, la Markus del Ikea (169 euros) lleva muchísimo tiempo conmigo y sigue siendo tan molona como el primer día... salvo por los arañazos de las gatas en el reposacabezas. El asiento está como nuevo, sigue resultando cómodo, y el respaldo de malla, además de ser fresco en verano, recoge perfectamente mi espalda durante horas. En Xataka Qué silla para trabajar y jugar comprar: recomendaciones de ergonomía, comodidad y 13 sillas gaming y oficina desde 80 euros Teclado CM Quickfire Rapid Tenkeyless, ratón Logitech MX Master y auriculares Sennheiser HD58X La recomendación de Gabriela González Para mi los periféricos son casi tan importantes como el equipo y por eso he invertido en ellos con los años en accesorios de calidad para no solo trabajar más cómoda sino para ahorrar sin tener que cambiarlos cada tres meses. Son principalmente el ratón, el teclado mecánico, y los auriculares. Tengo un CM Quickfire Rapid Tenkeyless con Cherries MX azules con un set de teclas personalizado. Lleva más de cuatro años conmigo y está intacto. El ratón que uso es un Logitech MX Master, y el peso que tiene y los botones extra configurables hacen maravillas por mi. Los auriculares son unos Sennheiser HD58X que uso conectados a un DAC económico (FX-Audio) y que cambió totalmente mi experiencia con la música HiRes en el ordenador. Nota: auriculares y teclado descatalogados Puedes estar al día y en cada momento informado de las principales ofertas y novedades de Xataka Selección en nuestro canal de Telegram o en nuestros perfiles de Twitter, Facebook y la revista Flipboard. Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores. - La noticia Los accesorios imprescindibles para trabajar en casa: 28 gadgets recomendados que usan los editores de Xataka fue publicada originalmente en Xataka por Eva Rodríguez de Luis .

Leer más »

Fitbit Charge 4, análisis: los minutos en zona activa de ejercicio como gran apuesta diferenciadora frente a la competencia

Una de las críticas que recibió la Fitbit Charge 3 fue que no tenía GPS. Era una pulsera solvente, correcta, pero seguía siendo demasiado dependiente del smartphone. Este modelo llegó en agosto de 2018 y no ha sido hasta hace algunas semanas que Fitbit lanzó una sucesora, la Fitbit Charge 4. Es una pulsera cuantificadora muy parecida a la Fitbit Charge 3 que, esta vez sí que sí, tiene GPS. He aquí su análisis. La sensación al usar esta pulsera ha sido muy parecida a la que tuvimos con la Fitbit Charge 3, hasta el punto de que los cambios a simple vista son escasos. Sin embargo, hay algunas novedades interesantes y la principal son los minutos en zona activa, una función desarrollada por Fitbit cuyo objetivo es ayudarnos a comprender cómo y cuánto hacemos deporte y a qué nivel de rendimiento. ¿Cómo funciona? ¿Cómo se comporta? ¿Cuál es la experiencia? Veámoslo. Ficha técnica de la Fitbit Charge 4 Fitbit Charge 4 Pantalla Pantalla táctil OLED en escala de grises Dimensiones y peso 35,8 x 12,5 x 22,7 mm20 gramos Sensores Acelerómetro de tres ejes, monitor óptico de ritmo cardiaco, altímetro, motor de vibración, sensor SpO2 relativo, NFC Batería Polímero de litio Conectividad Bluetooth 4.0Rango: nueve metros Requisitos iPhone 5S o supoeriorAndroid 7.0 o superior Resitencia y requisitos ambientales Resistencia al agua hasta 50 metroTemperatura de funcionamiento de -20 a 60ºCAltura máxima de funcionamiento: 8.535 metros Precio 149,95 euros Fitbit Charge 4 Pulsera de actividad premium con GPS integrado, sumergible hasta 50m y 7 dias de batería Hoy en Amazon por 149,89€ Este diseño nos suena Empezamos, como siempre, hablando del apartado estético, y es que si tienes una Fitbit Charge 3 es más que probable que esta nueva pulsera te resulte familiar. El diseño es bastante parecido, aunque este modelo es algo más grande. Hablamos de un dispositivo que mide 35,8 milímetros de largo, 22,7 milímetros de ancho y 12,5 milímetros de alto cuyo frontal tiene 39,83 milímetros de diagonal. Sin embargo, no todo el frontal es pantalla, ya que el panel mide una pulgada. El dispositivo en sí, lo que tenemos si le quitamos las correas, está terminado en un polímero, cuando la Fitbit Charge 3 estaba acabada en aluminio. Lo que ha motivado esta decisión, según Fitbit, ha sido añadir todas las mejoras en la sensórica manteniendo el precio del modelo anterior. No hay diferencias notables en el peso final del producto ni en el tacto, que es agradable. Se nota que es plástico, pero el acabado es bastante bueno. Además, la mayoría de interacciones las haremos con la pantalla táctil y solo tocaremos el cuerpo cuando pulsemos el botón. El botón, por cierto, lo tenemos colocado en el canto izquierdo. No es un botón al uso, sino que es un botón inductivo que nos devuelve feedback en forma de vibración cuando aplicamos cierta presión sobre él. Se usa, principalmente, para encender y apagar el dispositivo, así como para volver atrás cuando entramos en alguna aplicación. De ellas hablaremos más adelante, pero quedémonos con la idea de que el botón funciona bien y responde correctamente, incluso con las manos mojadas. Si le damos la vuelta, veremos el sensor óptico de ritmo cardíaco (un LED verde), el sensor SpO2 relativo (con su LED rojo e infrarrojo) y los dos pines de carga. Porque la Fitbit Charge 4 no tiene carga inalámbrica ni nada por el estilo, sino que usa su propio cargador que debemos conectar a un puerto USB. El sensor de ritmo cardíaco medirá nuestro pulso y el SpO2 relativo medirá de forma indirecta el nivel de oxígeno en sangre mientras dormimos para detectar las fases del sueño. Dicho esto, hablemos de la correa. Se trata de una correa de silicona con un grabado en forma de rombos muy agradable al tacto. Se puede extraer pulsando unos botones que hay en la zona que toca con el dispositivo para limpiarla o reemplazarla por la correa más grande que hay incluida en la caja (o una nueva). Porque sí, hay dos correas en la caja del wearable, una más corta y una más larga, así que habrá que elegir la que mejor se adapte a la muñeca. La nuestra es negra, pero las hay en otros colores. En Xataka Fitbit Versa 2, análisis: dominio de la cuantificación ahora con pantalla siempre activa En conjunto, el dispositivos se siente cómodo. Es discreto, aunque menos que otros wearables como la Mi SmartBand 4, y luce bien. No molesta a la hora de hacer ejercicio o de llevarla mientras dormimos y, en líneas generales, nos ha gustado mucho la construcción. Habría agradecido un cuerpo terminado en aluminio, pero el plástico está bien acabado y no se siente poco premium. La pantalla monocromo se queda anticuada Y si la construcción nos ha gustado, la pantalla no tanto. La Fitbit Charge 4 tiene un panel monocromo (blanco y negro) de una sola pulgada con resolución 100 x 160 píxeles. Los menús tienen un tamaño lo suficientemente grande para no tener que acercarnos el dispositivo a la cara para ver los iconos, pero eso no quiere decir que los píxeles no se aprecien bastante. Basta con mirar la pantalla a una distancia prudencial para notar los bordes de los iconos y los dientes de sierra. Es cierto que no es un dispositivo que vayamos a estar mirando a menudo como podría ser el caso de un smartwatch, pero la resolución se queda algo corta. También se queda corta la pantalla monocromo, que sí, ayuda a que parezca que la pantalla es más grande y se ve perfectamente a la luz del día, pero estamos en 2020 y las pantallas a color podrían ser consideradas un mínimo. Respecto a la visualización, el modo de brillo automático funciona correctamente y acierta cuando cambian las condiciones lumínicas, y menos mal. La pulsera no permite configurar diferentes niveles de brillo, sino que nos ofrece el automático, normal y atenuar, siendo el primero el que adapta el brillo por sí solo, el normal el brillo máximo y el último el más bajo. Como recomendación, el modo automático es el que más me ha convencido. En cuanto a la navegación, al principio puede ser un poco confusa, pero uno se acaba acostumbrando. La pantalla principal nos devuelve la hora y los pasos dados. Deslizando hacia la izquierda accederemos a las funciones (repartidas en diferentes pantallas); deslizando hacia arriba un resumen de nuestra jornada (pasos, distancia, calorías, etc.) y deslizando hacia abajo desplegaremos las notificaciones. Basta hacerlo un par de veces para descubrir que las huellas se quedan bastante marcadas en el frontal. La pantalla principal se puede personalizar con otras carátulas desde la app para smartphones, pero el catálogo es bastante pobre y, si bien dependerá de los gustos de cada uno, a título personal la que viene por defecto es la que más me gusta. Las que nos ofrece Fitbit son las únicas que hay, nada de instalar otras carátulas de terceros. Finalmente, me gustaría destacar que el sistema de levantar para activar funciona realmente bien. Haciendo un gesto sutil con la muñeca, la pulsera se enciende y nos devuelve o bien la última pantalla que hayamos visitado o bien un resumen de la sesión de ejercicio que tengamos activada, según el momento. Es un movimiento suave, no hace falta exagerarlo, y nos ha gustado mucho cómo se ha implementado. La Fitbit Charge 4 en el día a día ¿Qué nos ofrece la pulsera en el día a día? Como todas las pulseras de la marca, es necesario conectarla y sincronizarla con la app para smartphones (disponible para iOS y Android) para poder consultar las métricas, el tiempo de sueño, los minutos de zona activa, etc. Del tema deportivo hablaremos más adelante, así que vamos a centrarnos en qué ofrece como wearable. La Fitbit Charge 4 nos permite recibir notificaciones en tiempo real en la muñeca de las apps que tengamos instaladas en el móvil, pero hay dos problemas. El primero es que no se pueden responder en ningún caso, simplemente nos las rebota y nos las muestra, pero nada más. Solo podemos ver el contenido y borrarlas. La segunda es que hay que activar las notificaciones manualmente desde la app, y el proceso es más enrevesado de la cuenta. Cuando conectamos la pulsera por primera vez, la app nos permite configurar las notificaciones, pero la sorpresa viene cuando no nos lista las apps que tenemos instaladas. Tenemos que esperar a que las apps nos manden una notificación para que la app la detecte y la añada al listado. Ejemplo rápido: para recibir un mensaje de WhatsApp en la pulsera, primero hay que enlazarla al móvil, luego esperar a que nos llegue un WhatsApp y, entonces, volver a la app y configurar las notificaciones de WhatsApp. Así con todas las apps. Configuración de las notificaciones. Una vez configuradas, lo bueno es que podemos marcar de qué apps recibir notificaciones, por lo que podemos dejar solo WhatsApp, Telegram y Twitter y desactivar Gmail o Slack, por decir algunas. En cuanto a las llamadas, la pulsera nos avisa en tiempo real de que la recibimos y nos permite colgarla o aceptarla. Si la aceptamos, la llamada pasará automáticamente al teléfono, ya que la Fitbit Charge 4 no tiene ni micrófono ni altavoz. Sea como fuere, sí me gustaría destacar que la vibración cuando nos notifica algo es muy agradable. Ni molesta ni es brusca. Y hablando de hacer cosas desde la pulsera, una de las novedades que Fitbit ha implementado en este nuevo dispositivo es la integración con Spotify. Para acceder a ella hay que ir a la app, seleccionar nuestra pulsera e iniciar sesión en Spotify para enlazar la cuenta con la de Fitbit. Con esto hecho, la app que hay preinstalada en la pulsera nos permitirá controlar la reproducción de música, elegir una lista de reproducción y activar el modo aleatorio. ¿Dónde está la miga? Por un lado, en que podemos salir a correr y controlar la música desde la muñeca. Evidentemente, para poder controlar Spotify hay que tener la pulsera conectada al reloj en todo momento, por lo que en ese caso habrá que llevar el teléfono encima. Por otro lado, la pulsera nos permite acceder a Spotify Connect. De esa manera, podremos seleccionar directamente desde el wearable en qué dispositivo queremos reproducir la música. Es muy útil para controlar la música que suena en un altavoz inteligente mientras cocinas, por ejemplo. Los app en sí está diseñada de la mejor forma que permite el escaso tamaño de la pantalla. Así, en la pantalla principal tenemos lo que está sonando y el botón de play y pausa; si deslizamos hacia la derecha accedemos a las listas de reproducción y si lo hacemos hacia la izquierda a los controles musicales y, en una cuarta ventana, al botón de Spotify Connect y el que activa la reproducción aleatoria. ¿Es una implementación cómoda? No realmente, pero tampoco se puede pedir más. ¿Cumple su objetivo? Sin duda alguna. Hablamos de apps, y este es un punto en el que merece la pena detenerse. No se pueden instalar más aplicaciones de las que ya hay preinstaladas, que son la de ejercicio, alarmas, el tiempo, configuración, Spotify, relax y cronómetros. Son las suficientes para usar la pulsera sin problemas, pero son las que son y son las que hay, ni una más ni una menos. No se pueden ampliar funciones instalando apps desde Google Play, App Store o una tienda dedicada. Las aplicaciones son escasas. Lo que sí se puede hacer es configurar Fitbit Pay. Este es el sistemas de pagos inalámbricos de Fitbit y funciona como Apple Pay, Samsung Pay y Google Pay: configuras la tarjeta, activas los pagos móviles y acercas la pulsera al datáfono. Puede ser útil si nuestro banco admite Fitbit Pay, pero no es mi caso. Para los interesados, los bancos compatibles son boon., La Caixa, Openbank, Santander Bank, Servicios Financieros Carrefour, Revolut, TransferWise y bunq. Finalmente, un punto interesante es el análisis del sueño. Si nos dejamos la pulsera puesta mientras dormimos, esta analizará nuestro sueño y nos mostrará en la app el tiempo que pasamos en fase REM, sueño ligero y profundo. Es difícil medir la precisión porque estamos... dormidos, evidentemente, pero a título personal, y por cómo me he levantado durante el tiempo que estado analizándola, podría decir que los informes son precisos. No debe ser casualidad que haya estado más cansado los días que he tenido menos horas de sueño profundo. Es durante el sueño cuando la pulsera activada el sensor SpO2 relativo, a.k.a. pulsioxímetro. Es un sensor que sirve para medir el nivel de oxígeno en sangre y que la pulsera usa para saber cómo dormimos y detectar posibles anomalías respiratorias, como apneas. El resultado es meramente orientativo, porque incluso los movimientos que hagamos mientras dormimos pueden alterar los resultados, y de hecho Fitbit advierte que, ante la duda, lo mejor es contactar con un médico. En resumidas cuentas, la Fitbit Charge 4 es un dispositivo solvente, suficiente para los que busquen una pulsera inteligente con la que controlar la música, recibir notificaciones y llamadas, pagar en comercios y analizar su sueño. Todo funciona correctamente, no hay tirones de ningún tipo al navegar entre ventanas y no hemos tenido problemas de sincronización. No es la pulsera más completa del mercado, pero cumple con su cometido. Batería: la tranquilidad Antes de hablar de la Fitbit Charge 4 como acompañante de carreras, vamos a hablar rápidamente de la batería. Haciendo ejercicio todos los días y teniéndola conectada siempre al móvil con la sincronización continua activada la pulsera ha aguantado seis días sin pasar por el cargador. Fitbit afirma que aguanta hasta siete días, por lo que se puede decir que la autonomía está dentro de lo esperado. Si no hacemos deporte y no activamos la sincronización continua, con total seguridad se podrán rascar más días. En Xataka La guerra por ser el sucesor de Pebble, el smartwatch con autonomía de semanas y funcionamiento completo: Xiaomi, Fitbit y Huawei Ahora bien, los más deportistas, y me dirijo sobe todo a los runners y ciclistas, deben tener una cosa en cuenta. Por defecto, la pulsera tiene activado el GPS en los deportes al aire libre y cuando el GPS está funcionando la batería se agota mucho más rápido. Fitbit habla de cinco horas de autonomía con el GPS siempre activo, algo que no he podido comprobar por motivos evidentes (con la cuarenta no he podido salir a hacer cinco horas seguidas de ciclismo). Sin embargo, sí he podido comprobar que cuando sales a correr y activas el GPS, la autonomía se resiente. No es nada grave y agradezco que haya GPS para poder hacer carreras sin llevar el móvil encima y conocer después el recorrido y la intensidad. Simplemente es algo a tener en cuenta de cara a sesiones largas de deporte al aire libre. Si el GPS no es importante y preferís más autonomía, antes de elegir un deporte, deslizad hacia arriba y desactivad el GPS. Cargador de la Fitbit Charge 4. En cuanto a la velocidad de carga, ponerla de cero a cien toma algo menos de dos horas. En menos de una hora se puede cargar tranquilamente al 50%. Para cargarlo hay que usar un cargador de pinza que debemos conectar a un puerto USB cualquiera. El cargador es cómodo, mucho más que los de los Versa, y si bien habría preferido que la pinza tuviera un puerto USB tipo C para no tener más cables por la mesa, funciona bien y es solvente. Hagamos deporte: hola, "minutos de zona activa" ¿Qué sería de un análisis de una pulsera eminentemente deportiva sin un apartado dedicado al deporte? Aunque en tiempos de cuarentena hacer deporte en casa puede no ser lo mismo que hacerlo al aire libre, desde el pasado 2 de mayo es posible salir a la calle a correr, y aunque no soy un corredor muy asiduo, todo sea por la ciencia. Fitbit, por defecto, nos deja añadir a la pulsera siete de los 21 modos deportivos que hay disponibles. Entre ellos están senderismo, natación, entrenamiento al aire libre, pesas , yoga o spinning, pero durante estos días he echado en falta modos como HIIT, un deporte muy de confinamiento. También es curioso que no haya modos deportivos como fútbol o baloncesto, pero sí golf o artes marciales. Deportes disponibles en la app de Fitbit. No hace falta que sea como el Huawei Watch GT 2e, que por tener tenía hasta parkour, pero un mayor abanico de modos deportivos no habría estado de más. Para hacer deportes que no estén en la lista, lo más sencillo es seleccionar el modo "Entrenamiento". Cuando pulsamos un deporte en la pulsera para iniciar la sesión, lo primero que hace es buscar la señal GPS, y es un poquito lenta. Yo, al final, optaba por iniciar la sesión y que el GPS se activase solo más adelante. La detección de la señal es mucho más rápida cuando estamos al aire libre, pero igualmente, hay dispositivos que la captan más rápido. ¿Para qué usaremos el GPS? Para conocer la ruta recorrida y la distancia. Al iniciar la sesión, la pulsera nos irá mostrando toda la información relacionada con el pulso, la distancia recorrida, el ritmo y demás métricas. A ella accedemos haciendo swipes laterales en la pantalla, algo que puede ser un poquito incómodo si queremos consultar en carrera una métrica que está en la cuarta pantalla. Como punto positivo, la pantalla responde bien aunque tengamos las manos sudadas. Hasta aquí todo normal, es una pulsera que muestra los datos correctamente y en un formato comprensible. La gracia está en los minutos de zona activa, una nueva métrica personalizada que nos muestra cuán intensa es nuestra actividad . Esta se basa en una recomendación de la OMS y la Asociación Americana del Corazón: haz 150 minutos de ejercicio moderado a la semana o 75 minutos de ejercicio vigoroso. Es decir, acumular 150 minutos de zona activa. La métrica consta de tres zonas: quema de grasas, cardio y pico. Se calculan en función de la edad y el estado físico de la persona. En mi caso, entro en zona de quema de grasas al pasar las 111 pulsaciones, en cardio al superar las 139 pulsaciones y en pico al estar por encima de 174 pulsaciones. Estas zonas tienen un multiplicador de tiempo: x1 en la zona de quema de grasas y x2 en las zonas cardio y pico. ¿Para qué? Vamos a verlo con un ejemplo real. Así lucen los minutos en zona activa. En una carrera de 38 minutos estuve ocho minutos en la zona de quema de grasas (x1) y 29 minutos en las zonas cardio y pico (x2). Esta nueva métrica nos dice que en una carrera de 38 minutos acumulé 66 minutos en zona activa de los 150 minutos que la Organización Mundial de la Salud recomienda: (8x1)+(29x2) = 66 minutos de zona activa. La pulsera, por cierto, avisa en tiempo real cuando pasamos de una zona a otra. Esto es realmente interesante, sobre todo para las personas que quieran empezar a tener una rutina de ejercicio. Con esta métrica se puede hacer ejercicio de forma más eficiente y conociendo mejor nuestro rendimiento, y una vez hayamos conseguido fondo, podremos aumentar el objetivo semanal. Esta función es exclusiva de la Fitbit Charge 4, pero también llegará próximamente a los Ionic y Versa, así que es cuestión de esperar a la actualización si ya tenemos uno de estos dispositivos. Para terminar la sesión hay que pulsar dos veces en el botón lateral y seleccionar "Finalizar". Acto seguido, la pulsera nos devolverá un resumen de la actividad con la distancia recorrida, la elevación, las pulsaciones, el ritmo, etc. Pero si queremos conocer más detalles toca irse a la app, y allí también encontramos algunas cosas interesantes. El comportamiento de la pulsera durante las sesiones de ejercicio es muy correcto. No pesa, no siente incómoda en la muñeca y la vibración que nos indica los cambios de zona y las notificaciones es agradable. El apartado deportivo lo he disfrutado mucho, en pocas palabas. La app de Fitbit: desde lo más básico a lo más complejo Pantalla principal de la app de Fitbit. La app de Fitbit es muy completa, pero no solo con la Fitbit Charge 4, sino con cualquier dispositivo. En la pantalla principal tenemos un resumen de nuestro día con los minutos de ejercicio y el tiempo en zona, las kcal quemadas, el resumen del sueño, las pulsaciones por minuto... Todos los elementos son clicables y nos permitirán acceder a un histórico semanal de cada una de las métricas. En Xataka La mejor pulsera de actividad por menos de 100 euros (2019) : guía de compra y comparativa En la pestaña "Descubre" accederemos a los desafíos con amigos y a los entrenamientos de Fitbit Coach. En "Comunidad" encontraremos grupos de personas aficionadas a los mismos deportes que nosotros y podremos compartir fotos de nuestras sesiones, logros, insignias y hasta un "antes y después" y, por último, Fitbit ha añadido una pestaña sobre el COVID-19 desde la que acceder a información relacionada con la pandemia. Análisis del sueño. Si pulsamos en la pestaña del sueño podremos ver un registro de todas nuestras sesiones junto a su respectiva puntuación sobre 100. Y sí, estoy de acuerdo con la pulsera en que tengo que empezar a dormir mejor, tal y como muestran las capturas. Las sesiones se ordenan por días y, dentro de cada día, tendremos un resumen de cada sesión con las fases del sueño y el nivel de oxígeno en sangre. La app es muy intuitiva y aprender a usarla toma como mucho dos minutos. Lo realmente interesante está en el apartado del ejercicio. ¿Por qué? Porque como la pulsera tiene GPS podemos ver el recorrido que hemos hecho y el tiempo que hemos tardado en recorrer cada kilómetro de forma muy precisa. También podremos ver la elevación, el ritmo cardíaco, las calorías quemadas y el impacto que cada sesión ha tenido en el día. Y de este apartado me gustaría destacar el mapa de zonas de ritmo cardíaco, que coinciden con las zonas activas. Registro del ejercicio. Si pulsamos en el mapa lo pondremos a pantalla completa. Dentro hay que pulsar "zonas de ritmo cardíaco" y la línea de la ruta se coloreará con diferentes tonalidades de rojo para mostrar cómo ha variado nuestro pulso durante una sesión deportiva marcando, a su vez, los kilómetros recorridos. ¿Y por qué esto es interesante? Porque nos permite tener una mejor compresión de nuestro rendimiento conforme avanza la sesión. Además, si conocemos la ruta de antemano, podemos saber cómo varían nuestras pulsaciones según el terreno o la elevación del mismo. Es una pena que este dato no se muestre en el mapa, de hecho. Fitbit Charge 4, la opinión de Xataka Llegados a este punto, toca concluir el análisis. La Fitbit Charge 4 es un wearable que nos ha gustado mucho como pulsera inteligente y como acompañante deportivo. Es cierto que la configuración de las notificaciones es mejorable, que la personalización es escasa y que la pantalla monocromo de una pulgada es bastante mejorable (diría que es su principal punto flaco, de hecho), pero la pulsera nos invita a seguir mejorando nuestra forma física, y eso es lo que importa en un wearable de estas características. Es cómoda, no precisamente discreta, aunque tampoco excesivamente llamativa, y la correa no nos ha dado problemas. La batería dura lo suficiente, si bien no tiene la autonomía más alta del mercado. La sincronización no ha dado problemas de ningún tipo y la inclusión de un chip GPS es un añadido que se agradece para salir a hacer deporte sin llevar el móvil encima. Sabiendo, eso sí, que entonces no podremos controlar Spotify ni escuchar música. Sin ser el wearable más completo del mercado, la Fitbit Charge 4 es un dispositivo que invita a hacer deporte y que cumple con su cometido Pero sin lugar a dudas, su mayor punto fuerte son los minutos de zona activa. Es verdad que dentro de un tiempo dejará de ser una función exclusiva de la Fitbit Charge 4, pero por el momento lo es, y es una métrica que ayuda muchísimo a entender nuestras sesiones deportivas. Saber que estamos cumpliendo nuestro objetivo semanal más rápido cuando nos esforzamos más es un puntazo, y a eso le tenemos que sumar una app que nos muestra el cambio de zonas en un mapa. Es una pulsera recomendable para deportistas amateurs que quieran conocer las métricas de sus sesiones, pero también es cierto que a algunas personas se le puede quedar algo corta. Los modos deportivos son escasos (no hay fútbol o baloncesto, por ejemplo), pero si solo sales a correr o andar, vas a la piscina a nadar o subes a la montaña a hacer senderismo, sí estarás cubierto. Fitbit Charge 4 Pulsera de actividad premium con GPS integrado, sumergible hasta 50m y 7 dias de batería Hoy en Amazon por 149,89€ El dispositivo ha sido cedido para la prueba por parte de Fitbit. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas. - La noticia Fitbit Charge 4, análisis: los minutos en zona activa de ejercicio como gran apuesta diferenciadora frente a la competencia fue publicada originalmente en Xataka por Jose García .

Leer más »

Las sirenas de aviso con motor de 180 caballos y 3 toneladas de peso que se escuchaban a 40 kilómetros

En la década de los 50, por aquello de la Guerra Fría y de que te podía caer un misil en cualquier momento, en Estados Unidos toda precaución era poca. Una de las medidas que tomaron muchas ciudades fue instalar sirenas de aviso, sirenas grandes, muy grandes. Así surgieron las Air-raid Siren de Chrysler, las sirenas de aviso más grandes y potentes jamás creadas. Las Chrysler Air-raid Siren, como su propio nombre indica, son sirenas de incursión aérea. Las originales fueron diseñadas por Bell Telephone Laboratories durante la Segunda Guerra Mundial y utilizadas para avisar de la llegada de aviones enemigos. Con la guerra finalizada, las sirenas se siguieron utilizando para posibles ataques por misiles durante la Guerra Fría. Chrysler Air-raid Siren instalada en una torre de una ciudad. Vía Wikipedia. El aterrador sonido de Chrysler Air-raid Siren Chrysler fue quien, basándose en el diseño de Bell, fabricó distintos modelos de sirenas ultrapotentes. La más fuerte de todas es Chrysler Air-raid Siren, una bestia de casi 4 metros de largo (12 pies) y casi 2 metros de alto (6 pies). Pesaba nada más y nada menos que tres toneladas y en su interior contaba con un motor de ocho cilindros con 180 caballos de potencia. Una puesta en marcha: La gigantesca sirena contenía en su interior un compresor de aire de dos etapas y una hélice. El compresor expulsaba más de 70 metros cúbicos de aire por minuto y la hélice se encargaba de cortar ese aire para crear el sonido. Un aterrador sonido que se registraba a 138 decibelios a unos 30 metros de la sirena y se llegaba a escuchar a 40 kilómetros de distancia. Sigue siendo la sirena más potente jamás construida. Aquí una muestraw de cómo se escuchaba. Se fabricaron varias decenas de estas Chrysler Air-raid Siren y fueron instaladas en ciudades como Los Ángeles, Chicago, Kansas City, Nueva York o Seattle entre otras. Afortunadamente nunca tuvieron que utilizarse para el propósito para el que fueron construidas. Sin embargo sí que se activaron de forma periódica como mantenimiento para comprobar que su funcionamiento era correcto. Las Chrysler Air-raid Siren estuvieron operativas durante más de dos décadas. Una Chrysler Air-raid Siren en perfecto estado. Vía Greg Gjerdingen. Usando las sirenas para despejar la niebla (y provocar lluvia) Más allá del infame sonido que provocaban estas sirenas para dar la alarma, es curioso otros usos que se le dio. La Marina de los Estados Unidos en época de guerra utilizó estas poderosas sirenas para algo tan peculiar como despejar la niebla de los portaviones. Debido a que la tecnología de los aviones aún no era lo suficientemente avanzada como para poder despegar y aterrizar sin visibilidad, tuvieron que ingeniárselas para despejar la niebla rápidamente de las pistas de aterrizaje. Es aquí donde entra de nuevo en juego las potentes sirenas diseñadas por Bell y por Chrysler. Instaladas a unos 30 metros de la pista de aterrizaje, al encenderlas las ondas sonoras que producían eran tan potentes que hacían que las partículas de niebla suspendidas en el aire se fusionarán y (literalmente) lloviese. Esto a la larga fue insoportable para los operarios por el enorme ruido causado, así que buscaron alternativas. Fabricación de las Chrysler Air-raid Siren. Vía Chrysler. Chrysler Air-raid Siren vs. notificaciones en el móvil A día de hoy y en plena era de Internet los avisos sonoros de peligro ya no son tan comunes. Sí que se siguen utilizando sirenas en algunos lugares por ejemplo para avisar de peligros de tormenta o huracán (y alguna que otra broma pesada se ha hecho al respecto). En Xataka Cuando la erupción de un volcán se oye en la otra punta del mundo: así fue el sonido más fuerte registrado en la Tierra Actualmente muchos países utilizan sistemas de aviso para emergencias que llegan a toda la población mediante el smartphone. Estas notificaciones llegan automáticamente a cualquier teléfono conectado a la red, independientemente de la operadora o los datos disponibles. El sonidito de una notificación en el smartphone frente a una Chrysler Air-raid Siren, 70 años de innovación tecnológica. Ejemplo del sistema de emergencias de Nueva Zelanda con el tipo de notificaciones que llegan a todos los smartphones. Más información | VictorySirenImagen | Greg Gjerdingen - La noticia Las sirenas de aviso con motor de 180 caballos y 3 toneladas de peso que se escuchaban a 40 kilómetros fue publicada originalmente en Xataka por Cristian Rus .

Leer más »

Samsung Watch Active2: guía con 21 trucos y funciones para aprovechar al máximo tu smartwatch

Te traemos una guía para que le saques partido al reloj inteligente Watch Active2 de Samsung, tanto si eres nuevo usuario como si no. En ella, te vas a encontrar 21 funciones y trucos para este modelo, todo explicado paso a paso para que puedas utilizarlos aún sin conocimientos o sepas cómo se llega a ese menú un poco oculto. En Xataka Basics siempre estamos intentando acercar la tecnología, y ahora que tras la cuarentena provocada por la crisis del COVID-19 podemos empezar a salir a hacer ejercicio, muchos podrían recurrir a este tipo de dispositivos para monitorizarse. La idea, como siempre, es sobre todo acercar su funcionamiento a personas inexpertas, aunque también esperamos que alguno de los trucos pueda ayudar a usuarios un poco más experimentados. Y como siempre decimos en Xataka Basics, si tienes un Active2 y conoces otros trucos que quieras compartir con los demás, te invitamos a que nos dejes tus aportaciones en la sección de comentarios para que el resto de usuarios se nutran también de tus conocimientos. En Xataka El Samsung Galaxy Watch Active2 frente al Apple Watch Series 4, Huawei Watch GT Active y el resto de sus rivales 1. Saca capturas de pantalla y envíalas al móvil El primer truco que personalmente he tenido que encontrar para empezar a hacer esta guía ha sido precisamente este, el de sacar capturas de pantalla del reloj para poder tener una imagen de lo que estás viendo en él. Con ello, en el caso de que tengas que mostrar alguna configuración, hacer alguna indicación, o simplemente guardar cómo se ve el reloj para compartirlo, podrás hacerlo de forma sencilla. Para sacar capturas de pantalla, tienes que pulsar el botón de inicio y deslizar el dedo de izquierda a derecha en el reloj. El botón correcto es, de los dos de la derecha, el que está en la parte inferior. Ahora, entra en la aplicación Galería del reloj, y podrás ver las capturas. Si pulsas en el botón de tres puntos a la derecha de las capturas que estás viendo, verás la opción de enviarlas al móvil. 2. Activa o desactiva el bisel táctil Una de las principales características del reloj de Samsung es su bisel táctil, de manera que si vas deslizando el dedo por el extremo de su corona hacia un lado o a otro, empezando de arriba a la derecha, irás navegando por los diferentes menús. Es algo que vas a aprender a usar con el tiempo, pero que si te molesta o le acabas dando sin querer puedes desactivar... o reactivar en el caso de que lo tengas desactivado. Desliza la pantalla hacia abajo para ver el menú rápido, y pulsa sobre Ajustes. Pulsa sobre la opción Avanzado. Ahora, entra en la opción de Bisel táctil. Podrás activarlo o desactivarlo. También puedes hacerlo desde la aplicación móvil de Galaxy Wear, en la pestaña de inicio pulsando en Avanzado. Y una vez dentro, también verás la opción de Bisel táctil y podrás activarla o desactivarla 3. Silencia las notificaciones que no necesites Si eres de las personas que no quiere que el reloj le bombardee con notificaciones de todas las apps, puedes silenciar todas o sólo algunas notificaciones para asegurarte de que sólo te avisa de lo que realmente te importa. Entra en la aplicación Galaxy Wear del móvil. En la pestaña de Inicio, pulsa en Notificaciones. Puedes activarlas o desactivarlas, o mostrarlas sólo cuando lleves el reloj. Más abajo tienes tu lista de apps para decidir cuáles mandan notificaciones. En Ajustes avanzados notificaciones, puedes controlar cuánto se ve de las notificaciones, si hay detalles o indicador, o si encienden automáticamente la pantalla. 4. Elige qué hace la doble pulsación del botón de inicio Por defecto, si pulsas dos veces seguidas el botón de inicio del reloj activarás a Bixby, el asistente personal de Samsung. Sin embargo, puede que no te guste Bixby o que quieras lanzar otras acciones como mostrar el calendario, buscar tu teléfono si sueles perderlo, o activar la música o Samsung Health. Para ello, vas a poder cambiar la acción predeterminada que vas a hacer con este atajo. Entra en la aplicación Galaxy Wear del móvil. En la pestaña de Inicio, pulsa en Avanzado. Pulsa en la primera opción de todas, la de Pulsar dos veces botón inicio. Ahora, elige qué quieres que haga el reloj cuando realices la acción. 5. Personaliza tus esferas... o ponles la foto de tu cara Los relojes inteligentes no sólo son prácticos y pueden ayudarte para muchas tareas, sino que también puedes utilizarlos para transmitir tu personalidad. Es por eso que todos permiten modificar sus esferas para darles un toque diferente, pero el Active2 va un poco más allá con muchas opciones de personalización. En algunas esferas incluso podrás poner tu cara o cualquier otra foto de fondo de pantalla. Entra en la aplicación Galaxy Wear del móvil. Ahora, pulsa en la pestaña Esferas de reloj. Selecciona o descarga una esfera que quieres utilizar. Cuando tengas una seleccionada, en la parte superior derecha verás un botón Personalizar. Cada esfera tendrá diferentes tipos de opciones de personalización, con varios subaspectos y la posibilidad de decidir qué elementos se muestran. Algunas esferas también te permitirán utilizar tus propias fotos como fondo de pantalla. En Xataka El mejor smartwatch (2020): guía de compra y comparativa 6. Cambia el orden de las pantallas o widgets Cada vez que deslizas el dedo hacia la izquierda o derecha sobre la pantalla principal, irás navegando por las diferentes pantallas llamadas widgets que tiene el reloj. En ellas puedes ver la actividad del día, las opciones, el inicio de ejercicios, o la monitorización de frecuencia cardiaca. Pero cada uno tenemos nuestras necesidades, por lo que podrás cambiar el orden de estas pantallas para tener cerca las que más utilices y mover más lejos las que menos útiles te resulten. Entra en la aplicación Galaxy Wear del móvil. En la pestaña de Inicio, pulsa en Widgets. Irás a una pantalla en la que se muestran todos los que hay. A la izquierda de cada uno hay un símbolo de borrar para eliminarlos. Más abajo, estarán los que tienen el símbolo de suma para añadirlos. A la derecha de cada uno hay un pulsador para moverlos arriba y abajo y cambiar su orden. 7. También puedes editar las opciones rápidas Y ya puestos a personalizar los controles del reloj, también puedes editar las opciones rápidas que aparecen cuando deslizas los dedos sobre la pantalla desde arriba del todo hacia abajo. Puedes cambiar qué opciones aparecen y cuáles no, e incluso modificar el orden o la página en la que aparecen para decidir cuáles ves primero y cuáles salen cuando deslizas hacia un lado para pasar de página. Entra en la aplicación Galaxy Wear del móvil. En la pestaña de Inicio, pulsa en Avanzado. Baja, y pulsa en Editar ajustes rápidos. Puedes moverlos y elegir en qué página aparecen y en qué orden, eliminarlos o añadir alguno de los que aparecen abajo del todo. 8. Cambia el fondo de pantalla de los menús Más allá de la personalización de las esferas, el Active2 también te permite cambiar el fondo de pantalla que verás en las pantallas de opciones o widgets. Esta opción está bastante escondida y tampoco hay muchas opciones, pero sirve para darle un toque más de personalización. Desliza la pantalla hacia abajo para ver el menú rápido, y pulsa sobre Ajustes. Pulsa sobre la opción Pantalla. Ahora baja y pulsa en la opción de Estilo de fondo. Elige uno de los fondos disponibles. 9. Activa el modo siempre activado Hay dos tipos de usuario de reloj inteligente, esos que quieren tener la pantalla siempre encendida para no tener que hacer un movimiento de muñeca cuando quieren ver la hora y que sea como un reloj normal, o esos que prefieren apagarla cuando no usas el reloj para maximizar la autonomía. La decisión es tuya, y los métodos para cambiar este ajuste dos: Simplemente desliza hacia abajo la pantalla para mostrar las opciones rápidas. Allí, la del modo siempre activado es el icono en el que sale el reloj. También puedes deslizar la pantalla hacia abajo para ver el menú rápido, y pulsar sobre Ajustes. Ahora, pulsa en la opción de Esferas de reloj. Pulsa en Reloj siempre activado. Decida si activar o volver a desactivar la opción. 10. Bloquea el reloj cuando estés nadando El Watch Active2 es capaz de registrar tus movimientos mientras nadas. Pero hay un problema, y es que al utilizar el reloj en el agua puede haber falsas pulsaciones de pantalla que se interpongan o pausen tu contabilización de ejercicio. Para evitarlo, tienes un modo que desactiva los gestos para activar el reloj y quita el modo de pantalla siempre encendida cuando estés nadando. Desliza la pantalla hacia abajo para ver el menú rápido, y pulsa sobre Ajustes. Pulsa sobre la opción Avanzado. Ahora, pulsa en Bloqueo en agua. Activa esta opción cuando vayas a nadar para desactivar los gestos y el modo de pantalla siempre encendida mientras nadas. En Xataka Es muy difícil competir en el mercado de los smartwatch, pero la marca española Marea tiene un plan: vender solo en relojerías y joyerías 11. Evita molestias mientras duermes o en el cine A nadie le gusta que nuestro reloj le de un susto o le despierte de madrugada por la vibración de alguna notificación ninja. Tampoco que cuando estás en el cine viendo una película la pantalla se encienda molestando a los demás o te vibre. Es por eso que se inventaron los modos de buenas noches y el modo cine. Para activar el modo Buenas noches, desliza la pantalla hacia abajo para ver el menú rápido, y pulsa sobre el icono de la luna. Para desactivarlo, vuelve a hacer lo mismo. Cuando pulses en el icono de la luna irás a una pantalla de desactivación. Para activar el Modo cine, abre la app Galaxy Wear del móvil y pulsa en Avanzado. Dentro, pulsa sobre la opción Modo cine. Podrás elegir entre tenerlo activado durante una, dos, tres o cuatro horas. 12. El modo No molestar es mejor para las noches Paradójicamente, el modo de No molestar es todavía mejor que el modo Buenas noches para evitar sobresaltos nocturnos. Sobre todo porque puedes programarlo para olvidarte de activarlo o desactivarlo, permitiéndote elegir qué días de la semana y durante qué horas quieres tener las notificaciones del reloj inactivas. Entra en la aplicación Galaxy Wear del móvil. En la pestaña de Inicio, pulsa en Avanzado. Ahora, pulsa en No molestar. Puedes elegir entre Activar ahora o Activar según planificación. Si pulsas en Activar según planificación, irás a una pantalla en la que puedes programar cuándo se enciende automáticamente el modo de No molestar. 13. Lleva tus canciones favoritas y tus fotos en el reloj El Active2 de Samsung implementa un pequeño reproductor musical, con lo que puedes pasar canciones al dispositivo y escucharlas en unos auriculares inalámbricos sin necesidad de llevar el teléfono al lado. El proceso no podría ser más sencillo, y también te permite meter fotos en el reloj, aunque verlas en una pantalla tan pequeña no es la mejor opción del mundo. Entra en la aplicación Galaxy Wear del móvil. En la pestaña de Inicio, pulsa en Añadir contenido al reloj. Si pulsas en Añadir pistas, podrás seleccionar archivos musicales de tu móvil para meter en el reloj. Si pulsas en A Entra en la aplicación Galaxy Wear del móvil. Puedes escoger álbumes completos o artistas. Si pulsas en Enviar imágenes, podrás sincronizar fotos. 14. Conecta tus auriculares externos al reloj Y ya que te hemos dicho cómo meter tus canciones favoritas al reloj para poder independizarte del móvil, ahora te diremos cómo puedes conectar unos auriculares Bluetooth para poder escucharlas. Es algo muy fácil de hacer, y que te dará un extra de libertad si te decantas por dejar el móvil en casa. Desliza la pantalla hacia abajo para ver el menú rápido, y pulsa sobre Ajustes. Pulsa sobre la opción Conexiones. Ahora, pulsa en Bluetooth. Baja y pulsa en Audio Bluetooth. El reloj se pondrá a buscar los auriculares, que deben estar en su modo de emparejamiento. 15. Ahorra toda la batería que puedas en tu reloj Ahora te vamos a decir no uno, sino varios consejos para ahorrar el máximo de batería posible y estirar la autonomía de tu reloj. Lo primero será apagar el modo siempre activado del que te hemos hablado antes, así la pantalla ahorrará al no estar funcionando siempre. También es aconsejable utilizar esferas oscuras con color negro en la mayor parte de la pantalla, ya que así también ahorrarás. También puedes desactivar los gestos para despertar la pantalla, y que así tengas que pulsar sobre el reloj para hacerlo evitando activaciones innecesarias realizadas sin querer, y por supuesto desactivar todas las notificaciones que sean posible. No descartes, si quieres estirar al máximo la pantalla, desactivarlas todas y que te lleguen sólo al móvil. En la configuración del reloj, dentro de las opciones de Batería, puedes elegir el modo de rendimiento del reloj. Aquí, podrás ponerlo en modo de ahorro de energía, modo de sólo reloj sin funciones inteligentes, u optimizar la batería cerrando aplicaciones innecesarias. Jugando con estos modos también podrás estirar al máximo la autonomía del dispositivo. En Xataka Fitbit Versa 2: guía con 19 trucos y funciones para aprovechar al máximo tu smartwatch 16. Cambia cómo se ven las aplicaciones instaladas Cuando pulsas el botón de inicio que tienes en la parte de la derecha y abajo, se abrirá el menú con todas las aplicaciones instaladas. Hay dos maneras de ver estas aplicaciones. Por defecto se verán dibujando un círculo, pero si no te convence hay un modo para poder verlas en forma de lista. También vas a poder ordenar a mano las aplicaciones instaladas. Entra en la aplicación Galaxy Wear del móvil. En la pestaña de Inicio, pulsa en Aplicaciones. Pulsa en la opción de Diseño. Aquí es donde puedes alternar entre vista giratoria y lista. Si pulsas en Orden de apps, podrás elegir si ordenarlas por las últimas que usaste o de forma personalizada. Ahora, dale a Reordenar para elegir el orden de las aplicaciones. Tendrás que mantener una app y arrastrarla para cambiarla de lugar. 17. Haz que el reloj te lea en alto las notificaciones Una función que puede ser útil, sobre todo cuando estás utilizando auriculares inalámbricos mientras haces ejercicio y no quieres despistarte, es que el reloj te lea las notificaciones en voz alta para no tener que desviar la vista ni pararte a mirar. Desliza la pantalla hacia abajo para ver el menú rápido, y pulsa sobre Ajustes. Pulsa sobre la opción General. Ahora, pulsa en Texto a voz. Baja, y activa la opción Leer en alto las notificaciones. En Texto a voz, también puedes cambiar la velocidad a la que lee la voz del reloj. 18. ¿No lees bien? Cambia el tamaño de la letra Y si el problema es que te parece que la letra del reloj es demasiado pequeña, y no puedes leerla claramente, el Active2 te permite cambiar la fuente y el tamaño de la letra. Por defecto está en tamaño medio, y puedes ponerla más grande o más pequeña. Desliza la pantalla hacia abajo para ver el menú rápido, y pulsa sobre Ajustes. Pulsa sobre la opción Pantalla. Ahora, baja y pulsa sobre Fuente, que está abajo del todo. Primero, podrás cambiar el estilo de fuente para poner otro tipo de letra. Y más abajo, tienes la opción Tamaño de fuente para cambiarlo también. 19. Encuentra tu móvil con el reloj.. y viceversa Si eres una persona despistada, has de saber que en el reloj vas a tener por defecto una aplicación para encontrar tu teléfono móvil. Cuando pulses sobre ella, el reloj se pondrá a buscar y hará que tu móvil suene para que puedas localizarlo. También puedes hacer exactamente lo contrario, utilizar tu móvil para hacer sonar el reloj y encontrarlo. Para ello tienes que abrir la aplicación de Galaxy Wear donde tienes las opciones del reloj, y en la pestaña de Inicio bajar hasta encontrar la opción de Buscar mi reloj. Dentro, también tendrás opciones de seguridad para bloquear remotamente el reloj o restablecerlo. 20. Configura las funciones de SOS Cuando lleves el reloj, va a ser un dispositivo que vas a llevar siempre en la muñeca, y ante cualquier emergencia siempre será más fácil acceder a él que buscar el móvil en el bolsillo. Por eso, puedes activar un modo SOS para enviar mensajes de emergencia a determinados contactos cuando pulses tres veces rápidamente el botón de inicio. Entra en la aplicación Galaxy Wear del móvil. En la pestaña de Inicio, pulsa en Enviar solicitudes de auxilio. Tras activarlo arriba del todo, puedes elegir contactos a los que enviar mensajes de SOS. También puedes activar opciones para que sea una llamada, o para que el envío tarde 5 segundos para evitar dar sustos innecesarios. En Xataka Apple Watch: guía con 33 funciones y trucos para exprimir al máximo tu reloj inteligente 21. Y para terminar, un poco de limpieza El reloj de Samsung sólo tiene 4 GB de almacenamiento interno, de los cuáles más de la mitad ya se van con el sistema operativo y las apps. Por eso, en cuanto empiezas a acumular algo de caché puedes acabar teniendo algunos problemas. Entra en la aplicación Galaxy Wear del móvil. En la pestaña de Inicio, pulsa en Acerca del reloj. Está abajo del todo. Dentro, pulsa en el círculo de Almacenamiento. La aplicación analizará tu almacenamiento, y te dirá cuántos datos innecesarios tienes. Sólo te quedará pulsar en Liberar ahora para borrarlos. - La noticia Samsung Watch Active2: guía con 21 trucos y funciones para aprovechar al máximo tu smartwatch fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Leer más »

Módem, MIDIs, el baile del ‘Hampster’ y el Messenger: así sonaba el Internet de los 90

¿A qué sonaban los 90? Mientras que para algunos la banda sonora de esa década será un hit (o varios) escrito por Max Martin, para otros sonará a esos primigenios tiros al 'Counter Strike' compartidos codo con codo en los primeros cibercafés. Quizás incluso eras de los afortunados con internet en casa. Eso sí, cualquier parecido con la actualidad era mera coincidencia: caídas frecuentes, una abrumadora velocidad de 56 Kbps y un pitido infernal para conectarse. Y tus padres gritándote desde el teléfono que apagaras eso para llamar a tu tía Puri. Puede que las Spice Girls fueran el grupo que marcara esa década para muchos jóvenes, pero la melodía de la rápida y silenciosa época que estaba por llegar en el internet doméstico comienza con ese bendito y a la vez infernal pitido. Bienvenidos al internet de los 90. Obertura en PIIII mayor: el módem Este sonido se producía cada vez que queríamos entrar en internet y lo encendíamos... momento en el cual nos quedábamos sin teléfono. Nada que ver con el silencioso router actual que, más allá de las luces – que pueden resultar molestas para dormir si las tienes cerca – que dejamos (casi) siempre encendido. Tanto para los nostálgicos como para los oídos de los más jóvenes del lugar, que no habrán sufrido esta melodía, adjuntamos documento sonoro. La receta para obrar el 'milagro' pasaba por una melodía infernal formada por tonos de marcación y pitidos para terminar con un ruido estático que, salvando las distancias, recordaba a cuando no das con la estación de radio que estás buscando. Ese sonido tenía una explicación: grosso modo, nuestro aparato MOdulation-DEMoludation traducía – y recuperaba – las cadenas de información digital a lo analógico para transmitirlas través de una línea telefónica. El editor de Xataka Juan Carlos López lo resume en que: "Los módems que utilizábamos en los años 90 para conectarnos a Internet establecían la conexión con los equipos de comunicaciones de los proveedores de acceso a través de una llamada sobre la línea telefónica convencional. Los tonos que podíamos escuchar durante la comunicación respondían al diálogo entre nuestro módem y los equipos de comunicaciones sobre la línea telefónica con el propósito de transmitir los paquetes de datos." Modem External V.34 con RS-232 serial port En esta conversación influían una serie de protocolos que determinaban cómo sería la transferencia de datos, algo que también estaba limitado por la propia línea telefónica y las características de los dispositivos. De ahí esos pitidos iniciales, que en realidad eran pruebas para optimizar su trabajo en cuanto a velocidad de transferencia, frecuencias e intensidad de la señal. Tras esos pitidos, llegaba un crash y un ruido blanco que iba suavizándose: el torrente de información ya estaba fluyendo. Aprovechando que ya hemos calentado el oído, os dejamos una bonita recopilación de clásicos de principios de los 80 hasta finales del siglo XX... de los módems clásicos, quiero decir. Concretamente, los módems más populares en Estados Unidos: van desde el Bell 103 (300 bps) de los años 80 a V.92 (56K) del año 1999, para que os deleitéis con las sutiles diferencias en los chirridos. En Magnet 25 años de Internet. 25 años de velocidades, precios y usos desiguales a lo largo del mundo Archivos MIDI: tus canciones favoritas en unos pocos kb Ahora que ya tenemos la puerta de entrada para sumergirnos los sonidos del internet noventero, el siguiente paso es presentar el formato de audio que predominaba en aquella época: el rey MIDI. No hace falta que te diga que con unas conexiones así, esas velocidades de transferencia de datos y los Walkman como el summum de la modernidad hecha dispositivo, pensar en algo como Spotify era una quimera. En los 90, internet sonaba de otra manera. De hecho y aunque el ahora popular estándar de codificación de audio MP3 ya existía, lo que se estilaba en internet eran los archivos MIDI. El acrónimo de MIDI – Musical Instrument Digital Interface – es un estándar tecnológico que aglutina protocolo, la interfaz digital y los conectores que posibilitaban la conexión entre varios instrumentos, ordenadores y otros dispositivos. Pero lo que nos llegaba a nosotros era un formato de lo más compacto que constituía la banda sonora de nuestras aventuras por el internet de aquel entonces. Encontrar webs operativas de esa época que conserven estos archivos de audio es prácticamente imposible, pero podemos hacernos a la idea de su calidad rescatando viejos clásicos como el 'Happy Birthday to you', que era lo más top que había para felicitar el cumpleaños junto con otro hit noventero: las tarjetas de felicitación electrónicas, que datan del 94. Decir que MIDI era el formato musical en internet es quedarse corto para evidenciar su ascendencia tecnológica. Primero, porque el peso de internet en la sociedad de aquel entonces era muy inferior al actual, pero también porque estaba presente en software, la música de videojuegos y comenzaba a hacerse hueco en algo que hizo mucho ruido después: los tonos de móvil. Los 90 pasaron y el legado del MIDI siguió muy vivo en la siguiente en forma de tonos para los teléfonos de aquella época. Algunos tan icónicos y escuchados como los de Sony Ericsson o Nokia, este último logrando la nada deseñable cifra de mil millones de veces al día. No es de extrañar que además de míticas, algunos de esos tonos hayan conseguido despertar odios por la repetición hasta la saciedad. Puede que en la época de efectos de Tiktok y filtros de Instagram lo de buscar un tono de llamada sea lo último en lo que pensemos, pero por aquel entonces el mayor objeto de deseo en cuanto a personalización móvil eran los politonos. De hecho, la gente PAGABA por esos tonos con una calidad paupérrima. La película 'Titanic' fue el taquillazo de 1997, arrasó en los Oscar y su emotiva banda sonora también lo petó en las listas de éxitos. Pero de la interpretación de Céline Dion a la versión MIDI va un buen trecho y aquí tenéis la prueba: Porque precisamente una de las grandes ventajas del MIDI era lo poco que "pesaban" los archivos. Para hacernos a la idea, una canción podía almacenarse en escasos kilobytes: esta versión de 'My Heart Will Go On' fue uno de los tonos más populares del cambio de siglo, un corte de más de cinco minutos que ocupa 24 kb. No obstante, también era fácil de manipular, modificar y trabajar con él. Como curiosidad: con el cambio de siglo llegaron los "truetone", tonos reales en formatos MP3 o AAC, habitualmente con un fragmento de una canción de éxito. En esta minimalista y retro web recopila la versión original de los archivos de sonido desde los años 90 hasta la actualidad. En Xataka Móvil Del 3310 al Motorola StarTAC: los 11 móviles más emblemáticos antes de la era smartphone Los antepasados del WhatsApp No sé qué tal lleváis los sonidos del móvil. Y es que mientras que hay personas que lo llevamos permanentemente en silencio, otras tienen activado hasta el teclado. Eso sí, creo que hay algo común a todos los mortales: silenciar los grupos de WhatsApp. En el internet noventero no había WhatsApp ni Telegram, pero a finales de esa década ya se habían sentado las bases para dar la brasa a través de servicios de mensajería. Pero primero, pongámonos en situación: los noventa fueron tiempos de chats. Especial mención merece el IRC-Hispano, que inició su andadura en 1996, el mítico chat de Terra – que abrió el telón en el 99 y lo cerraría allá por el 2017 – y el de Portalmix, propiedad de la factoría Gestmusic, que pegaría el pelotazo años después con OT. En Xataka IRC, regresamos a él 18 años después de que fuera importante: este muerto está muy vivo En este caldo de cultivo llega una comunicación por internet más íntima: los servicios de mensajería instantánea. El más popular en estas latitudes era MSN Messenger de Microsoft. Entre sus sonidos estrella se encontraba este: el que se producía cuando un contacto iniciaba sesión, fundamental en los albores de los ciber romances. Otro sonido que probablemente acabaras desactivando es este, el tintineo equivalente al bip que suena en WhatsApp cuando alguien envía un mensaje. Y es que puede que haya llovido mucho, pero por aquella época ya había gente que enviaba todo lo que tenía que decir línea a línea. Uno de los sonidos más irritantes de la década, el favorito de los usuarios más impacientes e intensos: el mítico zumbido. Si tenías la pantalla del chat en primer plano, esta vibraba y emitía un sonido que aún hoy me pone nerviosa. Pero el servicio de mensajería que venía con hotmail no era el único. Y así como ahora tenemos Telegram como principal alternativa de WhatsApp, por aquella época la "némesis" de MSN Messenger era Yahoo Messenger. Del mismo modo que las funciones se replican en nuestras redes sociales actuales, allí también había tonos para iniciar sesión, recepción de mensajes y por supuesto, que no falte la forma de reclamar casito en forma de zumbido. Anterior a ambos pero con menor calado en España, el AIM Messenger de AOL también contaba con una buena cantidad de sonidos que hacían de esos primigenios smileys algo mucho más molesto, además de los imprescindibles tonos de mensaje y zumbido, no vaya a ser que nos dejaran en visto. Pese a que los sonidos son básicos musicalmente hablando, es de justicia reconocer que los sonidos del AIM Messenger de AOL eran más acertados en cuanto a lo intuitivos que resultaban para asociar el sonido con una acción que los del MSN. Así, cuando un contacto iniciaba sesión, sonaba como si una puerta se abriera: ...y portazo cuando se iba: Un sonido que quizás no recuerdes – probablemente porque usarías MSN Messenger – pero que ha pasado a la historia del cine por su importancia en la comedia romántica de los 90 'Tienes un email' es el que se producía cuando recibías un email como los que Tom Hanks y Meg Ryan intercambiaban en la película. Ojo porque este tráiler se ajusta como anillo al dedo al artículo. Pero el primer cliente de mensajería en tiempo real fue ICQ. Este servicio no funcionaba con nombres, sino con números de usuarios. Y aunque ya no vive sus mejores tiempos por la evidente evolución del sector, ICQ todavía sigue en activo. En ICQ había unos soniditos muy característicos que podías personalizar descargando packs de internet. Entre sus éxitos, el de Chiquito de la Calzada... que desgraciadamente no hemos podido recuperar. Una pena que podemos expresar mejor con su 'Uh Oh' marca de la casa: Counter Strike Huelga decir que 'Counter Strike' no era el único juego de los 90, pero probablemente una de las imágenes y sonidos de internet más icónicos de la época sea las de los LAN parties improvisadas que se montaban en los cibercafés con sus correspondientes tiroteos, provenientes del juego, y blasfemias, de los jugadores. 'Counter Strike Half Life' todavía hoy sigue en activo, pero como puedes ver en el vídeo que hay bajo estas líneas, misma esencia pero gráficos, efectos y sonidos están a años luz. En Xataka Móvil ¿Qué fue de los cibercafés? El sonido espacial corría a cargo de QSound El vídeo anterior constata en pocos minutos cómo ha cambiado la industria del videojuego en algo más de dos décadas, pero hay algo que sigue intacto: su habilidad para mantenernos pegados a la silla y conectados. Y si en la actualidad nos encontramos con títulos como 'Gears of War 4', 'For Honor' o 'Overwatch' que que implementan alguna tecnología de codificación de sonido multicananal como Dolby Atmos para lograr un sonido espacial envolvente, antes se recurría a QSound. QSound era un efecto 3D empleado no solo en videojuegos, sino también en la producción musical de los 90, sirva como ejemplo el 'The Immaculate Collection' de Madonna. En el vídeo que hay sobre estas líneas hay una buena colección de recortes de vídeo con QSound que te recomendamos que escuches con auriculares para comprobar el resultado. El baile del Hampster (sic) En el internet de los 90 también había fenómenos virales – perdón por emplear la manida-hasta-la-extenuación palabra – como este, el baile del hampster. Antes de que dejes constancia en los comentarios, no, no es una errata. 'The Hampster Dance' es algo así como el padre de los memes de internet, una web obra de un estudiante canadiense allá por el 98 que hacía alarde del hortera que todos llevamos dentro y que dejamos fluir en cuanto nos ponen delante la posibilidad de desarrollar nuestra creatividad. Si ahora son los memes, montajes y GIFs de diversa índole, antes eran las e-postales o estas páginas web con dibujos de adorables hamsters bailando al son de un tarareo que no podrás sacarte de la cabeza hasta el martes que viene. De nada. Apagar el ordenador Podríamos cerrar el artículo con el sonido de despedida del Messenger, incluso volver al infernal módem que nos ha servido de excusa para iniciar este viaje remember, pero simplemente nos limitaremos a apagar el ordenador. En mi caso, el primer ordenador que entró en casa fue el que me regalaron al hacer la comunión, con Windows 3.1 Igual que Windows XP y Windows 7 han perdurado en los PCs de muchos usuarios por su estabilidad e interfaz, en aquella época fue Windows 95 el que "sentó cátedra" en los ordenadores personales. Le siguió Windows 98 SE, el sistema operativo con el que Microsoft cerraba la década. Imágenes | Modem de Raimond Spekking via Wikimedia Commons, CC BY-SA 4.0 Sonidos | Módem antiguo de SoundBible | Sonidos de Sony Ericsson y Nokia de Midis101.com | AOL de Soundboard | Titanic de Bitmidi - La noticia Módem, MIDIs, el baile del 'Hampster' y el Messenger: así sonaba el Internet de los 90 fue publicada originalmente en Xataka por Eva Rodríguez de Luis .

Leer más »

Guía de compra de bicicletas plegables (eléctricas o no): recomendaciones en función del uso y 16 modelos desde 200 a 3500 euros

Pese a que con el buen tiempo, las bicicletas "florecen" en nuestras ciudades, cada vez son más las personas que se decantan por este medio de transporte urbano sencillo, rápido, limpio y relativamente bajo coste (especialmente comparados con los coches) durante todo el año, especialmente si tenemos en cuenta las ventajas extra que aportan las bicis eléctricas. ¿Por qué una bicicleta plegable? Si el espacio es un problema o si vas a combinarlo con trayectos donde ha de estar guardada, puede ser el transporte público, pero también el maletero, son una gran opción. En esta guía de compra de bicicletas plegables analizamos las particularidades de este tipo de bicis, cuándo resultan especialmente útil, lo que hemos de tener en cuenta y os dejamos una selección de modelos puramente mecánicos y con pedaleo asistido. En Xataka El mejor patinente eléctrico: guía de compra y comparativa Legislación: lo que hay que saber Nos gusta empezar aclarando conceptos, porque el espacio urbano cada vez tiene más habitantes y es fácil que esto siembre discordia. Sea eléctrica o no, para conducir una bici de cualquier tipo es obligatorio del casco en vías interurbanas y carreteras, pero no en ciudad. Aunque es recomendable. Si conducimos de noche – o con luminosidad reducida –, hemos de llevar luz delantera blanca para ver y trasera de color rojo para ser vistos. Debemos conocer el código de circulación, las señales de tráfico y respetarlas. Además, salvo que se especifique lo contrario, no se puede circular por las aceras, por lo que tocará circular por la calzada como el resto de vehículos. Para una bicicleta "de toda la vida" no hace falta carnet, ni seguro de seguro de daños a terceros ni se requiere abonar impuesto de circulación. Lo mismo es aplicable para el grueso de bicicletas eléctricas urbanas, las denominadas bicicletas de Pedaleo asistido (EPAC). Pero ¿qué son las EPAC desde un punto de vista lesgislativo? "bicicletas con pedaleo asistido, equipadas con un motor eléctrico auxiliar, de potencia nominal continua máxima de 0,25 kilovatios, cuya potencia disminuya progresivamente y que finalmente se interrumpa cuando la velocidad del vehículo alcance los 25 km/h, o antes si el ciclista deja de pedalear" La clave es que el motor sea de 250W y que su velocidad asistida esté limitada a 25 km/h, en caso contrario se asemejarían a ciclomotores. Las bicis con motor y batería tienen que estar homologadas por el Ministerio de Industria según la norma UNE-EN 15194:2009. En este sentido, cuidado con las compras de importación. En Xataka Qué bicicleta eléctrica comprar (2020): recomendaciones y 18 modelos desde 500 a 4.200 euros Las particularidades de las bicicletas plegables Como a la hora de comprar cualquier otra bici, conviene echar un vistazo a características generales como si tiene cambios y su calidad, si dispone de suspensión, del tipo de freno, el material del cuadro, qué tipo de bici quieres... hasta aquí, nada nuevo. Pero ojo porque elegir una bici tiene bastantes misterios. Que una bici sea plegable añade algunas variables más a la ecuación de nuestra bici perfecta. Y si además es eléctrica, mortal con tirabuzón. Hay personas que erróneamente piensan que son más asequibles, cuando en realidad esta característica hace que, para prestaciones similares, generalmente su precio sea superior. Si elegimos una bici plegable es simplemente por una cuestión de espacio: porque no tenemos cuarto de bicis o similar y nuestro piso es pequeño – en general, una bici en casa estorba –, porque hay transportes urbanos que restringen el uso de bicicletas por su tamaño, o porque tenemos que trasladarlas en el maletero o a mano y se agradecen esas dimensiones reducidas. Llevar la baca o desmontar los asientos con frecuencia no es lo más cómodo. Como ves, su vocación urbana es esencial y será en ellas en las que nos centremos, aunque también hay bicis plegables más todoterreno. Para elegir una bici plegable son esenciales tres aspectos: la calidad del mecanismo de plegado y cuánto pesa y ocupa cuando está doblada Respecto a cómo se pliega, lo más habitual en las bicicletas plegables urbanas es encontrarnos un mecanismo de plegado horizontal con cierre de seguridad ubicado en el marco de la bici (con ligeras variaciones en diseño en función del fabricante, especialmente si es eléctrica, ya que es muy común que en esa zona se sitúe la batería en las e-bikes) para montarla y desmontarla sin necesidad de herramientas. Si nos interesa que ocupe especialmente poco espacio, hay marcas como Brompton que apuestan por doblar en tres para que sea más compacta. Este mecanismo acumula la tensión en el cuadro, especialmente con un uso frecuente o con cargas pesadas. Por esa razón, el conjunto de plegado es el que determina en buena medida la calidad de la bici plegable: la calidad de la construcción y materiales, cómo de robusto y resistente es el sistema frente a un uso continuado, su capacidad para absorber la vibración y la rapidez de montaje. Una bici ligera se mueve más fácil cuando estás encima de ella, pero sobre todo cuando la llevas en brazos. Hay modelos que apuestan por el minimalismo para reducir cargas, pero la clave está en dar con aquellas con materiales que aúnen la resistencia necesaria con la ligereza, generalmente con aluminio, acero o aleaciones con diferentes metales como el titanio. No obstante, podemos encontrar modelos de 10 kilogramos. Eso sí, tendrás que pagar el precio de una bici tan liviana. Antes de liarnos la manta a la cabeza buscando la bici plegable más ligera, compacta y con el mejor mecanismo, es mejor tener claro para qué y cuánto la vamos a usar (especialmente el mecanismo). Os pongo de ejemplo mi propio caso: hace un par de años decidí que quería una bici plegable para moverme por mi ciudad. La elegí plegable porque quiero podérmela llevar un par de veces al año en el maletero para algún viaje, pero su estado habitual va a ser desplegada y en el cuarto de bicis. En este sentido, busqué una bici sencilla de una marca de referencia con buena relación calidad precio que hasta ahora ha cumplido al a perfección. Un caso diferente sería si tuviera que guardarla en mi piso, bajarla por las escaleras y llevarla al trabajo en coche o en metro plegada a diario. Otros elementos a tener en cuenta Teniendo en cuenta su planteamiento, las ruedas de las bicis plegables son más pequeñas de lo habitual para ocupar menos espacio. Este menor tamaño no representa en términos de conducción urbana un problema en cuanto a velocidad o aceleración, aunque para distancias más largas son más adecuadas las ruedas más grandes. La horquilla de diámetros de las ruedas está entre las 16" y las 20", ganando en compacidad en el primer caso y en estabilidad en el segundo. En todo caso, hemos de tener en cuenta que con un menor radio la estructura es más fuerte, pero también sentiremos más las imperfecciones del terreno. Puede que el escenario de uso de estas bicis sean las ciudades, pero allí también hay baches. Si además tenemos en cuenta que este tipo de bicis suele carecer de suspensión – y que con los botes sufre el mecanismo de plegado –, ponerle unas cubiertas versátiles con dibujo para mejorar el agarre y la amortiguación es una buena ida. Las bicis plegables cuentan en su mayoría con cambios para poder ajustarnos al desnivel del terreno. Eso sí, suele tratarse de sistemas con un solo plato y piñones, habida cuenta de su escenario de uso y que un sistema de cambios convencionales con varios platos incrementa el peso de la bici. En todo caso, merece la pena invertir en una transmisión de calidad. Aunque plegada queremos que sea compactísima, cuando esté desplegada nos interesa que sea una bici cuya experiencia de conducción sea lo más parecida posible a una bici normal de paseo. Es decir, que nos permita estar erguidos y cómodos, con el manillar y el sillín ajustados en función de nuestra altura y con elementos muy útiles para la conducción urbana como parilla, luces, timbre o guardabarros. ¿Y si es eléctrica? Si además de hacer uso de las marchas, queremos una bici con sistema de pedaleo asistido para que un motor sea el que aporte la fuerza para subir cuestas, nos encontramos esencialmente con la misma problemática y características que a la hora de elegir una bicicleta eléctrica. Batería En las especificaciones técnicas de la batería vamos a encontrarnos datos como su capacidad, ciclos de carga y autonomía. Si tenemos claro cuánto vamos a recorrer con ella diariamente, buscaremos modelos que cumplan holgadamente esas cifras teniendo en cuenta que los datos aportados por los fabricantes suelen ser benévolos en el sentido de que las pruebas realizadas buscan dar los los datos más altos. La ubicación es importante tanto por la distribución del peso de la bicicleta, que se va a ver fuertemente influenciada con este elemento, como por posibles golpes ante baches y caídas. Así, en este tipo de bicicletas vamos a encontrarla en la parrilla, en la zona del cuadro que se encuentra bajo el sillín o bajo el manillar. Que sea extraíble también es importante, ya que nos permite poder retirarla por cuestiones de seguridad cuando está en la calle o para subirla a casa y cargarla cómodamente. Y si no es extraíble, nos interesa que su acceso sea fácil de cara a posibles sustituciones. Ojo con comprar una bicicleta de importación, ya que la batería podría no contar con las certificaciones de seguridad relativas a las pilas de litio, como IEC 62133, UL 2054, UN38.3 o CE. Recuerda que las bicicletas eléctricas han de estar homologadas. Motor Las posiciones más habituales del motor son la rueda o el eje, dos lugares que ofrecen diferentes sensaciones y eficiencia. En los modelos urbanos suele prevalecer su ubicación en la rueda, bien sea en la trasera o en la delantera, logrando en este último lugar una doble tracción originada por el pedaleo manual y el asistido. Tucano Monster Bike, una bici plegable eléctrica no asimilable a EPAC En todo caso, recuerda por ley no solo está limitado que la velocidad máxima de salida sea 25 kilómetros/hora, sino también que el motor sea de 250W. Si tiene más potencia nominal – como por ejemplo la Tucano Bikes Monster (1200 euros) con 500W –, hablaremos de powered cycles o las speed ebikes. En Xataka Trabajo en una tienda que vende bicicletas eléctricas: Así ha cambiado mi negocio y esto es lo que piden los clientes Modelos destacados Moma First Class 20 La Moma First Class 20 (199 euros) es un modelo veterano (agotada en el catálogo de la web oficial) que resultará muy interesante lo asequible que resulta y su relación prestaciones precio, especialmente si estamos buscando una bicicleta plegable sencilla para un uso ligero. Su vocación es claramente urbana y no escatima en detalles como la parrilla, guardabarros, luces y un asiento cómodo. Con cuadro de alumino y frenos v-brake. Moma Bikes Bicicleta Plegable Urbana SHIMANO FIRST CLASS 20" Alu, 6V. Sillin Confort, Blanco Hoy en Amazon por 199,93€ PVP en FNAC 350€ Moma First Class 20 Dimensiones plegada 77 x 64 x 35 cm Peso 11 kg Tamaño de la rueda 20" Cambios (manual) / Motor 6 marchas Batería no Precio 199 euros Nilox ebike X2 Plus Si quieres que tenga pedaleo asistido, la Nilox ebike X2 Plus (525 euros) es uno de los modelos más asequibles del mercado. Gracias a su diseño minimalista con algún detalle urbano como la luz o la pata de cabra, estamos ante una bicicleta con un peso contenido y muy compacta al plegarse. Respecto a su batería, ofrece hasta 25 km según el fabricante y se carga en un par de horas. Alcanza 25 km/h, que podremos controlar desde el manillar y visualizar estadísticas desde la aplicación. Como "pega", solo soporta 95 kg de peso y carece de guardabarros... algo esencial para el mal tiempo. Nilox ebike X2 Plus Plegable Ruedas 16"; Adulto, Unisex, Eléctrica, Negro Hoy en Amazon por 519,00€ PVP en PcComponentes 652€ Nilox ebike X2 Plus Dimensiones plegada 61 x72 x 34 cm Peso 18 kg Tamaño de la rueda 16" Cambios (manual) / Motor Motor de 36v 250w con velocidad máxima de 25 km/h Batería Extraíble de 36V Precio 525 euros SmartGyro Ebike La SmartGyro Ebike 588 euros) es un modelo de gama de entrada que tiene como principales bazas su bajo precio, que su batería es extraíble y su autonomía, notable teniendo en cuenta su tamaño. Eso sí, aunque compacta, es contundente en peso. Soporta hasta 100 kg. SMARTGYRO Ebike Red - Bicicleta Eléctrica, Ruedas de 16", Asistente al Pedaleo, Plegable, Batería extraíble de Litio de 4400 mAh, Freno V-Brake y Disco, Autonomía 30-50 Km, Color Rojo PVP en PcComponentes 498€ PVP en Amazon 588,99€ SmartGyro Ebike Dimensiones plegada 80 x 25 x 70 cm Peso 19 kg. Tamaño de la rueda 16" Cambios (manual) / Motor Motor eléctrico Brushless de 250W con velocidad máxima de 25 km/h Batería batería extraíble de 4.400 mAh. Entre 30-50 Km Precio 588 euros Conor Autumn Con una estética retro preciosa que recuerda bastante a la Brompton, la Autumn de Conor (499 euros) es una bici plegable sencilla pero muy funcional de una marca de toda la vida para uso urbano. Destaca por su diseño y su comodidad gracias a detalles como el sillín Selle Royal Rio, sus 8 marchas, sus luces y su gran parrilla. Conor Autumn Dimensiones plegada n.d. Peso 13,68" Tamaño de la rueda 20" Cambios (manual) / Motor 8 Batería no Precio 499 euros Dahon Vybe D7 20 Dahon es una marca especializada en bicis plegables con una amplia cartera de modelos. Si buscas uno que sea asequible sin renunciar a una mecánica fiable, el Dahon Vybe D7 (575 euros) es una buena alternativa. Con vocación claramente urbana, combina un peso moderadamente contenido con ruedas grandes (para ser una bici plegable) y detalles como luces, parrilla, pulpo elástico y guardabarros... y algo muy útil: la tija del sillín es una bomba para inflar ruedas. Con plegado rápido y muy fácil de conducir. Eso sí, no es la más compacta. Dahon Vybe D7 20 Dimensiones plegada 82 x 32 x 65 cm Peso 11,5 kg Tamaño de la rueda 11,5 kg Cambios (manual) / Motor 7 velocidades Batería no Precio 575 euros BH Ibiza Pro Marca de referencia con una bici, la BH Ibiza Pro (649 euros), para el día a día muy robusta para la ciudad y sus desniveles, logrando un equilibrio entre ser compacta y ser todoterreno. Con frenos de disco y una serie de elementos de diseño muy útiles para el día a día como protector de cadena, parrilla, pata de cabra, guardabarros, luces... Está disponible en varios tamaños. BH Ibiza Pro Dimensiones plegada Peso 12,9 kg Tamaño de la rueda 18" Cambios (manual) / Motor 7 marchas Batería no Precio 649 euros Xiaomi Qicycle Electric Con un diseño futurista y minimalista que recuerda ligeramente a la popular VanMoff, la Xiaomi Qicycle Electric (869 euros) sorprende por su pequeño tamaño y lo ligera que es, lo que la hace muy interesante para plegarla (con plegado rápido) y llevarla en brazos. Eso sí, carece de elementos útiles para el día a día como el guardabarros o la parrilla. Si eso no es problema porque buscas algo más deportivo, este modelo cuenta además con una gran autonomía y app para visualizar datos. Un extra que suele escasear entre los modelos más asequibles: si no hacemos uso del pedaleo asistido a través de su ordenador de abordo con pantalla TFT, podremos usar tres marchas manuales. QiCycle XIAOMI, Adultos Unisex, Negro, 100 Hoy en Amazon por 799,24€ PVP en PcComponentes 869€ Xiaomi Qicycle Electric Dimensiones plegada 100 x 45x 65 cm Peso 14,5 Kg Tamaño de la rueda 16" Cambios (manual) / Motor 3 marchas / Motor Brushless de 250w 36v. Velocidad máxima de 20 km/h Batería Batería LG 5800 mAh . Autonomía de 45 km Precio 869 euros Brompton Es la bici plegable más icónica del mercado, todo un símbolo por su ligereza y buena mecánica (de hecho el suave ruido de los engranajes son reconocibles) para la movilidad urbana, aunque a un precio también premium: 1.110 euros. De lo mejor de esta bici es lo robusto y efectivo de su mecanismo de pliegue, tanto por lo pequeña que la deja como por su buen comportamiento frente a las vibraciones, haciendo de ella una buena inversión si vamos a usarla a diario plegándola y desplegándola para trasladarla en maleteros, transporte urbano o en la mano. Además, admite una alta personalización, pudiendo diseñar e incorporar elementos desde su web. Brompton Dimensiones plegada 56,5 x 58,5 x 27 Peso 10,49 kg Tamaño de la rueda 16" Cambios (manual) / Motor 6 marchas Batería no Precio Desde 1110 euros BH Easygo Volt Con la Easygo Volt de BH (1199 euros) se cumplen varias premisas a buen precio: un sistema de pliegue en tres que deja la bici muy recogida, una marca de referencia en el sector de la bici y asistencia al pedaleo. Con elementos para su uso urbano como el sillín Selle Royal Freeway Gel, pata de cabra, guardabarros, timbre. Fácil de manejar gracias a su app y la pantalla. BH Easygo Volt Dimensiones plegada Peso 18 kg. Tamaño de la rueda 18" Cambios (manual) / Motor 7 velocidades / Motor 250W Batería Hasta 50 km Precio 1199 euros Megamo Executive A simple vista, la Megamo Executive (1.199 euros) no parece eléctrica, pero lo es. Y eso es una ventaja si queremos evitar miradas y manos indiscretas. Su autonomía es suficiente para buena parte de los usuarios y es fácil de usar gracias a la pantalla. Pese a sus líneas sencillas y ausencia de elementos como el guardabarros o la parrilla, es un modelo contundente en peso. Megamo Executive PVP en El Corte Inglés 1.199€ Megamo Executive Dimensiones plegada 60 x 84 x 39 cm Peso 17,6 kg sin batería / Batería: 2,5 Kg Tamaño de la rueda 18" Cambios (manual) / Motor 7 marchas / Brushless 36V - 250W, velocidad máxima 25 km/h Batería batería Samsung, 36V - 7,8 Ah - 281Wh, autonomía de 40 a 60 km Precio 1199 euros Dahon Curl i8 Otra opción premium sin motor es la Dahon Curl i8 (1375 euros), el buque insignia de la marca. En este caso nos encontramos un sistema de plegado triple en forma de V para lograr ocupar menos espacio con un rodillo en la parrilla para trasladarla cuando está plegada, eso sí, sin perder su vocación urbana en cuanto a accesorios y comodidad en el manejo. Se trata de una bici robusta que soporta conductores de hasta 130 kg y 1,90 metros. Dahon Curl i8 Dimensiones plegada 62.9 x 56.9 x 31 cm Peso 13,6 kg Tamaño de la rueda 16" Cambios (manual) / Motor 8 velocidades Batería no Precio texto Connor E4 Folding Muy alta relación entre prestaciones y precio la de la Connor E4 Folding (1444 euros), una bici eléctrica plegable con cuadro de Aluminio y transmisión Altus M310, sillín de gel y un pedaleo eléctrico capaz de darnos hasta 150 kilómetros en modo ECO. Con la batería integrada bajo el sillín. Bicicleta eléctrica E4 20" E-Folding 8V E5000 Conor PVP en Retto 1444€ PVP en El Corte Inglés 1699€ Connor E4 Folding Dimensiones plegada Peso 20,4 kg. Tamaño de la rueda 20" Cambios (manual) / Motor 8 velocidades/ Shimano DU-E5000 40Nm, 250W Batería Shimano BT-E6010 418Wh (36v 11,6Ah) hasta 150 km Precio 1.444 euros Ibiza Dogma Littium Si necesitas una bici plegable para recorrer largas distancias, la Ibiza Dogma Littium (1590 euros) es un modelo a tener en cuenta gracias a su elevada autonomía y el tamaño de sus ruedas. Con un diseño a caballo entre lo urbano y lo deportivo, cuenta con frenos de discos, elementos de utilidad urbana, panel LCD para un fácil manejo y soporta hasta 120 kg. Una bici robusta y de calidad en frasco pequeño. Ibiza Dogma Littium Dimensiones plegada 37 x 90 x 71 cm Peso 20 kg. Tamaño de la rueda 20" Cambios (manual) / Motor 7 velocidades/ Motor de 250W y 36V Batería Samsung 36V de Ion-Litio, autonomía de hasta 75 km Precio 1.590 euros BH Revel Volt Un modelo muy robusto y de alta calidad diseñado para largas distancias es la BH Revel Volt (2039 euros), que supera los 100 kilómetros de autonomía gracias a su batería situada en la parrilla. Con sillón de gel, timbre y parrilla, para desplazarse por la ciudad cómodamente. BH Revel Volt Dimensiones plegada n.d. Peso 21,7 kg Tamaño de la rueda 20" Cambios (manual) / Motor 7 velocidades/ Yamaha de 250W limitado a 25 km/h y con un acelerador hasta 6 km/h Batería De 400Wh hasta 105 km Precio 2039 euros Brompton Electric Brompton ha lanzado una versión eléctrica de su exitosa bici plegable. Conserva ese diseño tan característico urbano pero muy ligero (aunque irremediablemente más pesado que la versión sin motor) y llega con un motor que alcanza la velocidad máxima estipulada por ley y una autonomía muy interesante para grandes ciudades. Además de la personalización y las tallas, podemos comprar un cargador rápido. Brompton Electric Dimensiones plegada 56,5 x 58,5 x 27 cm Peso 16,6 kg Tamaño de la rueda 16" Cambios (manual) / Motor 6 velocidades/ motor 250W brushless hasta 25 km/h Batería De 36V autonomía de 300 Wh. Autonomía de 30 km a 70 km Precio 2.990 euros Tern Vektron S10 La Tern Vektron S10 (3499 euros) es una bici ágil para movernos por la ciudad gracias a su potente motor y gran autonomía, así como porcomponentes de calidad como sus frenos de disco o cambios Deore. Sistema de plegado rápido y robusto. Soporta hasta 105 kg. Tern Vektron S10 Dimensiones plegada 41 x 86 x 68 cm Peso 22.1 kg Tamaño de la rueda 20" Cambios (manual) / Motor 10 velocidades /Bosch Active Line Plus, 36V/ 250W hasta 25 km/h Batería Bosch PowerPack 400 Wh hasta 100 km Precio 3499 euros En Xataka Selección publicamos las mejores ofertas en tecnología, informática y electrónica de los principales comercios de internet. Los precios y disponibilidad pueden variar tras la publicación Puedes estar al día y en cada momento informado de las principales ofertas y novedades de Xataka Selección en nuestro canal de Telegram o en nuestros perfiles de Twitter, Facebook y la revista Flipboard. Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores. - La noticia Guía de compra de bicicletas plegables (eléctricas o no): recomendaciones en función del uso y 16 modelos desde 200 a 3500 euros fue publicada originalmente en Xataka por Eva Rodríguez de Luis .

Leer más »

A qué esperamos para usar la tecnología de audio 8D en los audiolibros

Hoy vamos a soñar un poquito. Seguramente hayas oído hablar de los "audios en 8D", esos audios que, cuando los escuchas con auriculares, parece que los efectos de sonido vienen desde diferentes sitios. Hay uno muy conocido que nos traslada a una peluquería y lo cierto es que el resultado es fascinante, porque realmente da la sensación de que estemos allí escuchando cómo el peluquero nos corta las puntas. La pregunta es: ¿a qué estamos esperando para usar esta técnica en los audiolibros? Por lo general, los audios en 8D nos intentan fascinar llevándonos a lugares comunes que todos conocemos, como una peluquería o una habitación en la que pasan cosas. Pero la miga está en que estos audios 8D tienen un potencial enorme, pero enorme, para contar historias. Imagina lo fantástico que sería escuchar el relato de la batalla del "Abismo de Helm" ('El Señor de los Anillos', para los despistados) mientras a tu alrededor oyes las espadas chocando, las flechas zumbando y los orcos acercándose. Dios, se me ponen los pelos de punta solo de pensarlo. Cómo funciona esta magia negra no tan mágica Antes de nada, vamos a hablar un poco de qué es esto del audio 8D. Es un nombre muy rimbombante para referirse al audio holofónico y es una técnica bastante antigua. Sus orígenes se remontan a los años 70 y su creación se atribuye a Hugo Zuccarelli, un ingeniero químico argentino que buscaba comprender cómo el tímpano es capaz de localizar el sonido ambiente. Mi compañero Enrique publicó hace algún tiempo un artículo explicándolo todo en profundidad y te invito a que le eches un ojo para comprender la parte más técnica. En este texto, y con el objetivo de que no se extienda mucho, vamos a verlo por encima para entender cómo funciona y cómo se logra este efecto. En Xataka El sonido de tu smartphone puede parecerse al del cine gracias a la neurociencia: así es como Dolby ha integrado en él audio Atmos En pocas palabras, el audio 8D modifica diferentes parámetros de los audios para engañar a nuestro cerebro. Nuestro cerebro se vale del desfase temporal, la variación del nivel de presión sonora y la variación de frecuencias para identificar la ubicación de una fuente de sonido. Si se modifican estos parámetros, el cerebro se bugea y entiende que los sonidos vienen desde diferentes lugares. De esa forma, se puede modificar un audio para que use los mismos parámetros que tendría un audio que viene desde detrás, y así surge la magia. Así dicho parece sencillo, algo que cualquier persona podría hacer en 10 minutos con Audacity, y bueno, sí y no. Para conseguir un efecto realista se requiere de cierto tiempo y de algo de equipo en condiciones, pero como todo en esta vida, "there is an app for that". Jaime Altozano, el conocido youtuber especializado en música, tiene un tutorial en su canal donde explica cómo conseguirlo con Reaper y un plugin de Sennheiser, ambos gratis. De estar escuchando a estar dentro Y ahora que conocemos de qué va esta técnica y sus fundamentos, toca preguntarse por qué no la hemos visto en los audiolibros. Evidentemente, en un ensayo científico no la vamos a usar, pero vamos a pensar un segundo en el potencial que tiene en las novelas históricas, novelas de terror o cualquier novela basada en una franquicia conocida como 'Star Wars'. Te pongo un ejemplo sencillo de un libro de suspense cualquiera. El protagonista está encerrado en una celda minúscula. Al lado hay otra persona que solloza y habla encerrada en otra celda. Sabemos que dentro de la celda hay una cañería, que se pueden escuchar los pasos del captor cuando se acerca y, en un momento de la escena, nuestro protagonista golpea la puerta de metal varias veces. En Xataka Móvil 11 aplicaciones y servicios para escuchar audiolibros en el móvil Imagina, por un momento, que esto nos lo cuenta el narrador a la vez que escuchamos estos efectos de sonido. La gota que cae de la cañería y golpea el suelo justo debajo de nosotros, la puerta de metal que suena justo delante cuando la golpeamos, el de la celda de al lado llorando y arañando la pared, el captor dando pasos y acercándose a nuestra puerta... La historia en sí ya nos captura, pero con los efectos de sonido adecuados y bien sincronizados, pasaría de capturar a sumergir, a meternos dentro, a estar ahí y a que yo me quite los auriculares mientras me recupero del miedo que estaría pasando. Más ejemplos, una novela bélica en la que se describe un tiroteo entre dos bandos rivales. El típico párrafo de "las balas silbaban sobre sus cabezas mientras las minas terrestres diezmaban el escuadrón de tanques que avanzaba por la derecha" podría ser todo un espectáculo de sonidos. El narrador nos cuenta lo que pasa mientras el sonido de las balas se mueve muy rápido desde delante hacia atrás por encima de nuestra cabeza, mientras escuchamos una explosión lejana por la derecha y pasos por detrás nuestra del resto de soldados moviéndose por la trinchera. Imagina como sería escuchar 'Canción de hielo y fuego' acompañado por los sonidos de los dragones, las flechas y las espadas; o grandes clásicos como '1984' mientras escuchamos la voz del Gran Hermano; o novelas temáticas como las de 'Star Wars', en las que podríamos escuchar los sables láser zumbando delante de nosotros. Las posibilidades son enormes y, al menos a mí, me parecería mucho más interesante escuchar una historia así que hacerlo con una sola voz. Esto es algo que hemos podido ver en algunos videojuegos. No es exactamente lo mismo, pero va por estos derroteros. Un ejemplo sería 'Hellblade: Senua's Sacrifice', una historia fabulosa en la que encarnamos a una guerrera celta con psicosis. Las "Furias", unas voces que suenan en su cabeza, nos acompañan a lo largo de toda la historia y si jugamos con auriculares las iremos escuchando a la izquierda y derecha, todo el rato, cada una con su tono y su forma de hablar, y eso hace que te sumerjas mucho más en la historia, en cómo se siente la protagonista y en lo que supone tener psicosis. El potencial, como decía, es enorme, pero hay un problema. Los audiolibros suelen ser largos y tener varias partes en diferentes escenarios, así que añadir audio holofónico realista durante las 11:48 horas que dura un audiolibro como 'Reina Roja' es, sencillamente, una tarea propia de ser contada por Homero. Pero si nos paramos a pensarlo, cuando los hermanos Lumière proyectaron el vídeo del tren llegando a la estación de La Ciotat en 1895 también parecía imposible añadir audio 5.1 a una película de dos horas y media. La tecnología evoluciona mucho, y ahí tenemos las películas de animación, los CGI realistas y los croma, que permiten transportar al espectador a lugares inimaginables desde la comodidad de su sofá. ¿Quién sabe? Quizá en el futuro leamos este texto y nos preguntemos "¿pero de verdad los audiolibros antes eran solo voz plana?". Puestos a soñar, soñemos a lo grande, ¿no? Este artículo forma parte de una sección semanal de Jose García dedicada a abordar la tecnología desde un punto de vista más distendido, personal e informal que publicamos en Xataka todos los sábados. Imagen | Pexels - La noticia A qué esperamos para usar la tecnología de audio 8D en los audiolibros fue publicada originalmente en Xataka por Jose García .

Leer más »