Inicio / admin (página 9)

admin

Mi hijo no va al colegio, lo educo en casa: la pandemia como impulso del ‘homeschooling’

No toques a tus compañeros. Ponte mascarilla. No dejes tus lápices ni tu goma a otros niños. Distánciate. Quédate en clase en el recreo. No olvides utilizar el gel desinfectante. Si la vuelta al cole para los niños (y para los padres) ya era dura, ahora va a serlo aún más. Cada comunidad autónoma ha elaborado y anunciado toda suerte de medidas para que los niños puedan volver a clase con la máxima seguridad posible, desde la distancia mínima de 1,5 metros entre alumnos hasta calzado específico para el aula en el caso de algunos centros. Aún así, algunos padres no acaban de estar convencidos con la vuelta a las clases y creen que la solución más coherente es la más simple: no ir al colegio. En Magnet Tengo diez años y no voy a clase: mis padres me educan en casa Tras el comienzo de la pandemia se han triplicado las consultas sobre el ‘homeschooling’ Renunciar a asistir a la escuela no es sinónimo de negar la educación, según sus defensores. El ‘homeschooling’ es una opción educativa en la que los padres deciden educar a sus hijos fuera de las instituciones educativas tanto públicas como privadas para hacerlo por su cuenta. Ya hemos hablado en Xataka sobre cómo la pandemia ha impulsado varios cambios en la sociedad, tales como hacer peligrar las oficinas tradicionales y favorecer el modelo del teletrabajo. Ahora, según hemos podido comprobar, el interés en estudiar desde casa también crece. Así nos lo confirman desde ALE (Asociación por la Libre Educación) y La Coordinadora Catalana pel Reconeixement i la Regulació del Homeschooling (Coordinadora Catalana por el Reconocimiento y la Regulación del Homeschooling), las principales organizaciones centradas en el ‘homeschooling’ de España. “El año pasado la media de consultas eran seis a la semana y durante los meses de confinamiento pasaron a ser unas 25 de media. Actualmente, son unas 40 semanales (entre correos electrónicos y por Facebook)” nos afirman desde el Voluntariado de ALE. Carlota Salas, presidenta de La Coordinadora Catalana, participa en la asociación desde hace cinco años y desde marzo de este año hace la función de portavoz de la organización. Nos cuenta que sus consultas también hasta se han triplicado respecto a estas mismas fechas del año pasado, sin concretarnos números. El interés ha crecido “sobre todo a partir de la desescalada, con todo el miedo a los rebrotes y todas las medidas que se están valorando tomar de cara al curso que viene”. Las consultas provienen de padres con niños en edad de escolarización pero también con niños muy pequeños, bebés o que todavía están en embarazo, y se plantean hacer ‘homeschooling’ en un futuro. Esta situación, “les ha abierto la mirada a otras opciones educativas que antes no conocían o siquiera planteaban”. Si consultamos las búsquedas en Google Trends de los últimos cinco años podremos ver que a partir de marzo de 2020, por razones obvias, la necesidad de informarse sobre educar en casa ha crecido. Pero ahora que la vuelta al colegio está cerca, han vuelto a crecer respecto a años anteriores. Podríamos pensar que el motivo principal por el que las familias se plantean la opción de educar en casa es por miedo al contagio, pero la realidad es que hay otras razones de peso para estos padres. En Xataka Cuando llegué a la adolescencia tomé conciencia de que mis padres habían compartido toda mi infancia en Internet "Me asusta someter a mi hijo a unas medidas extremadamente estrictas de régimen carcelario" Una de esas madres es Mª Jesús, funcionaria en Valladolid, con dos hijos. La mayor tiene 18 años y el menor 14. Decidida a no escolarizar a su hijo este año, se anima a contarnos sus razones: “No, no tengo miedo al contagio. Lo que realmente me asusta es someter a mi hijo a unas medidas extremadamente estrictas de régimen carcelario y que el colegio se convierta en una fuente de problemas de convivencia”. “Los niños necesitan reír, abrazarse, salir al patio, subir y bajar las escaleras en pandilla, compartir material, empujarse, pelear, jugar al fútbol… Si eso no lo tiene, ¿qué necesidad hay de enviarle al colegio? El aprendizaje siempre será mejor si es personalizado, más efectivo y rápido. Las relaciones sociales el resto del día”. Mª Jesús aclara que no ha consultado ninguna asociación ‘homeschooler’, va por libre. Más adelante reconsiderará si retomarán las clases presenciales. Un perfil distinto de padres que han estado consultando a ALE estos meses: "Son familias que ya se sentían atraídas por una educación libre con anterioridad, pero que por motivos laborales, familiares o sociales preferían adaptarse al sistema educativo establecido". Aún así, se han encontrado a padres que se interesan por educar desde casa por el mismo motivo: “Hay otras familias que opinan que las medidas que se pretenden aplicar en las escuelas van a afectar psicológicamente a su progenie y se saben responsables de ese cuidado". Ahora “muchas han decidido tomar esta decisión, priorizando el bienestar familiar y queriendo atender a su familia como modo de responsabilidad social frente a la incertidumbre, y a veces sumado a que algún miembro de la familia es grupo de riesgo, lo cual les hace asumir la responsabilidad como familias consecuentes de su decisión”. Carlota Salas también confirma esta tendencia: "Que no pueda haber adaptación para los niños más pequeños, no pueda haber contacto físico entre los niños, que no puedas abrazar a tu maestra... Los padres se preocupan no tanto por el contagio, sino que al revés, preferirían que pudiera haber contacto, menos distancia, etc. Entonces hay muchas familias que no quieren escolarizar a sus hijos porque no quieren que a sus hijos les afecte psicológicamente estas medidas.” En Xataka Con más teletrabajo y menos turismo, la gran competencia entre ciudades es que te vayas a vivir allí "Las familias quieren poder dar otra opción educativa a sus hijos" El miedo y la incertidumbre no son los únicos motivos por los que los padres se han interesado por el ‘homeschooling’. El confinamiento también ha hecho que reconecten con sus hijos. Desde ALE han podido ver que algunas familias deseaban que los más pequeños volvieran a la escuela, sin embargo “una minoría había experimentado que sus hijos aprendían mejor, de forma más tranquila y equilibrada” durante el encierro. Esto les ha dado en qué pensar. Para “algunas familias el confinamiento les conectó con la infancia y descubrieron que el aprendizaje era posible de otra manera”. Mª Jesús está buscando alternativas por sus propios medios para continuar con la escolarización de su hijo hasta que la situación se aclare. Su planteamiento para proseguir la educación de su hijo es seguir el guión de contenidos escolares, explicar los temas en función de las necesidades de la comprensión del niño, utilizar las herramientas que ofrece internet, lápiz y papel. Durante el confinamiento se encargó de que su hijo siguiera los estudios desde casa: “Yo le explicaba, poníamos las fórmulas en la pared (o los esquemas que él mismo hacía), y lo teníamos a la vista para hacer los ejercicios. Cuando me preguntaba algo, yo le decía que lo buscara en la pared. Al final acababa memorizando por el uso. Y disponía de los recursos para solucionar todos los problemas que se le planeaban”. Carlota se ha encontrado con un grupo de padres que durante la desescalada “se han dado cuenta de la mala gestión y de las carencias que hay en el sistema educativo”. “Durante la pandemia sus hijos no han sido atendidos como ellos creían, y se ha destapado una carencia en el sistema educativo que ellos no quieren para sus hijos”. “Ellos quieren poder dar otra opción educativa a sus hijos", nos resume. En concreto, recuerda el ejemplo de una madre en particular que se había dado cuenta de que su hijo tenía una dificultad de aprendizaje durante esta pandemia y que en la escuela no le habían dicho nada. A pesar de comentarlo después con la maestra, ella consideraba que claramente su hijo tenía una dificultad y que no se había tomado en consideración hasta que ella misma lo vio en casa. La otra cara de la moneda de este interés por el ‘homeschooling’ es que puede darse la situación en la que la motivación nace más desde el descontento con el sistema que replantearse en su totalidad lo que significa educar a los hijos en el hogar. "Una inmensa mayoría de familias que tocan a nuestra puerta están rebotadas del sistema, ya sea porque no les ha gustado cómo se ha gestionado a nivel de sistema educativo durante la pandemia o no les ha gustado lo que han visto en sus hijos a raíz de estar con ellos durante la pandemia, entre otras razones. Entonces vienen rebotados, y nosotros hacemos mucha pedagogía de hacer entender que el ‘homeschooling’ o la responsabilidad que nosotros asumimos como familia de la educación integral de nuestros hijos, es otra cosa. No es en contra de nadie, sino a favor de nuestros hijos y de su educación. Para nosotros es muy importante que quede claro cuando nos consultan". En Xataka De dar charlas TED y ganar un Pulitzer a retirarse de la gran ciudad y de lo digital: referentes de la tecnología saturados por la tecnología "Los niños deben aprender a acatar las normas en este marco social", psicólogos ante la vuelta al cole "Es importante que los niños vayan al colegio para seguir en contacto con otros niños", nos explica Silvia Álava Sordo, psicóloga experta en crianza, "porque habrá contacto visual, presencial". Por su forma de ser, "los niños aunque no se puedan tocar, abrazar o deban mantener distancia, se inventarán juegos simbólicos para interactuar entre ellos sin tener que tocarse, y son importantes también". Una explicación adecuada a la edad del niño sobre las nuevas normas que les rodean no debería generarle problemas, según Silvia. Deben aprender a desenvolverse en una sociedad con unas nuevas normas. El colegio es un lugar indicado para ello. "Un colegio no es solo para aprender la tabla de multiplicar. Hacen amigos, se relacionan, y ahora aprenderán la interacción con la sociedad con el Covid-19 de por medio. Cosas, por ejemplo, como aprender cuándo sí compartir un lapicero o cuando no para prevenir el contagio. En general, acatar las normas con este nuevo marco social, interiorizarlas. Enseñarles que estamos en una pandemia y esto es lo que se debe hacer. Es necesario para el desarrollo socioemocional y la interacción con sus iguales". Javier Urra, psicólogo especializado en menores de edad y Defensor del Menor entre 1996 y 2001, concuerda con Silvia en que es necesario que los niños vayan al colegio. "En España es un derecho y un deber", nos recuerda, "hay que ir, no es una opción". "El confinamiento nos ha agobiado a todos y lo mejor que podemos hacer es intentar normalizar la situación, ¿cómo lo hago? Yendo a clase, yendo a ver a otros niños. Si tienes al niño entre cuatro paredes le estás limitando. Los niños deben de estar con otros niños, porque aprenden del juego, de la discusión, del diálogo, de hablar con otros niños, de la figura del profesor... Los niños tienen derecho a ir a la escuela, y realmente están deseando hacerlo, ver sus amigos e interactuar con otros niños". Javier entiende que actualmente hay personas que tienen miedo, pero los padres especialmente "no deben transmitir ese miedo a sus hijos". Destaca que efectivamente hay que prevenir, explicar a los niños las nuevas normas sociales, cómo los abuelos son más vulnerables ante esta situación, cómo deben actuar con cautela, pero evitar infundirles miedo. En Xataka 18 meses descifrando los ojos de Dulce Los problemas legales que pueden surgir por no llevar a tu hijo al colegio Una de las mayores dudas que tienen los padres a la hora de dejar de escolarizar a sus hijos trata sobre su legalidad, nos confirman las dos asociaciones de ‘homeschooling’ antes referidas. Recientemente, la Fiscalía se pronunció al respecto. Anunció que se iniciarán acciones penales en aquellos casos en los que los niños no asistan de forma repetida y presencial a clase sin una justificación clara, alegando absentismo escolar. Se activarían protocolos de actuación, aun teniendo en cuenta la crisis sanitaria. Hemos contactado con todas las Consejerías de Educación de cada Comunidad Autónoma, pero solo hemos obtenido respuesta de la Consejería de Educación, Universidad y Formación Profesional de la Junta de Galicia. Se activarían protocolos de actuación, aun teniendo en cuenta la crisis sanitaria. Nos indican la obligatoriedad de asistencia recogida en la Ley Orgánica de Educación de 1990 y que se aplicará el Protocolo para la prevención y el control del absentismo escolar para hacer el seguimiento de los posibles casos de absentismo. El único caso en el que "se prevé que no se aplique dicho protocolo es cuando la familia informe de cualquier posible caso relacionado con el Covid-19, bien del propio alumno o de su entorno, sin necesidad de justificante médico". Indicándose así en Protocolo de Adaptación al contexto de la Covid 19 en los centros de enseñanza no Universitaria de Galicia, en el punto 2A.2 lo siguiente: "En el caso de que se detectase sintomatología compatible en casa, el alumnado no acudirá a centro y él/ella o su familia contactará inmediatamente con el centro de salud de referencia del alumno/a y con alguna de las personas miembros del equipo COVID. Para la justificación de la ausencia, no será necesario ningún justificante médico, será suficiente con el comprobante de los/as padres/madres o tutores/as legales. Las ausencias derivadas de esta causa tendrán la consideración de justificadas a los efectos del protocolo de prevención de absentismo escolar.” - La noticia Mi hijo no va al colegio, lo educo en casa: la pandemia como impulso del ‘homeschooling’ fue publicada originalmente en Xataka por Alesya MO .

Leer más »

Samsung Galaxy Buds Live, análisis: que su peculiar forma de habichuela no nos distraiga de su calidad de sonido

Sí, hoy toca analizar a fondo los auriculares Samsung Galaxy Buds Live, más conocidos como los auriculares con forma de judía. Sí, estamos de acuerdo en que tienen una forma un tanto extraña y que no parecen unos auriculares completamente inalámbricos a simple vista. Sí, reconocemos que nos costó un poquito aprender a ponérnoslos correctamente, y sí, ya os adelantamos que su diseño enamora y echa para atrás a partes iguales. Los Samsung Galaxy Buds Live son los nuevos auriculares TWS de Samsung, unos auriculares que vienen a sustituir a los Galaxy Buds+ y que Samsung lanzó junto a los Galaxy Note 20 y Galaxy Tab S7. En Xataka ya hemos estado probándolos largo y tendido para traeros este, su análisis, así que sin más dilación, vamos con él. En Xataka Para mí el mejor auricular Bluetooth y el que mejor relación calidad precio tiene es... Ficha técnica de los Samsung Galaxy Buds Live SAMSUNG GALAXY BUDS LIVE DIMENSIONES Y PESO Auriculares: 16,5 x 27,3 x 14,9 mm - 5,6 gramosEstuche: 50 x 50,2 x 27,8 mm - 42,2 gramos UNIDAD DE DIAFRAGMA 12 mmSonido AKG CONEXIÓN Bluetooth 5.0HFP, A2DP, AVRCPSBC, AAC, Scalable COMPATIBILIDAD Android 5.0 o superioriOS 10 o superior BATERÍA Auriculares: 60 mAhEstuche: 472 mAh AUTONOMÍA Auriculares: hasta seis horasEstuche: hasta 21 horas CARGA DEL ESTUCHE USB tipo CInalámbrica EXTRAS Control gestualCancelación de ruido activaActivación por voz de BixbyIntegración con SpotifyTres micrófonosUnidad de captación de vozCarga rápida PRECIO 199,00 euros SAMSUNG Galaxy Buds Live - Auriculares Bluetooth inalámbricos I 3 micrófonos I Tecnología AKG I Color Negro [Versión española] PVP en Amazon 199,00€ PVP en PcComponentes 199,00€PVP en FNAC 199,99€PVP en MediaMarkt 199,00€PVP en El Corte Inglés 199,00€ Diseño: un factor forma peculiar con luces y sombras Los Samsung Galaxy Buds Live son raros, o al menos esa es la primera impresión cuando los sacas de su estuche. Quizá en color negro o blanco sean menos extravagantes, pero con el color bronce brillante lo primero que piensas es "¿y estas habichuelas?". Los auriculares están acabados en plástico y tiene un tacto glossy bastante agradable, más o menos similar al que ofrecen alternativas de otras marcas como los AirPods Pro de Apple. No pesan demasiado, algo que se agradece al usarlos durante mucho tiempo. Tampoco son precisamente disimulados. No porque se vean demasiado grandes en la oreja, como puede pasarle a los Mobvoi TicPods ANC, sino que porque brillan. Además, cubren una buena parte de nuestra oreja y, realmente, llaman mucho la atención. No es que sea malo, ni mucho menos, simplemente es diferente. En la zona exterior tenemos una serie de micrófonos que servirán para anular el ruido externo (hablaremos de ello más adelante), mientras que en la zona inferior encontramos el sensor de proximidad, el altavoz y los pines de carga. Es un diseño que, más allá de lo curioso, es sencillo y minimalista, así que en ese aspecto casi no se le pueden poner quejas. La superficie exterior de los auriculares es sensible al tacto, por lo que podemos hacer gestos y controlar la música, desactivar la cancelación de ruido, etc. ¿Problema? Que los auriculares se mueven. A diferencia de la inmensa mayoría de auriculares in-ear inalámbricos, los Galaxy Buds Live no usan unas almohadillas de silicona que ayuden a que el auricular se fije en la oreja, sino que, simplemente, se encajan en el pabellón. Eso supone dos cosas: una, que quizá no encajen bien en todas las orejas y dos, derivada de la anterior, que haya ciertos usuarios que tengan que estar ajustándose los auriculares con más frecuencia de la deseable, como ha sido mi caso. Al tocar los auriculares para devolverlos a su sitio, tocaremos la superficie exterior y los auriculares lo entenderán como que hemos querido pausar la música, y eso, a la larga, puede llegar a ser un poco tedioso. Sea como fuere, y salvando el detalle de que quizá no sean apropiados para todos los usuarios, su factor forma hace que sean ergonómicos. En la oreja se notan un poquito más grandes que otros auriculares completamente inalámbricos, pero nada fuera de lo normal. Son, en definitiva, unos auriculares bien construidos, aunque lejos de ser perfectos. Vistos los auriculares, vamos con el estuche. Es cuadrado, aunque las esquinas están ligeramente redondeadas para evitar que se nos claven al llevarlo en el bolsillo. Es algo más pequeño y ligero que el de otros auriculares, pero también un poquito más alto. Con todo, es un estuche compacto, que no abulta demasiado en el bolsillo y que tampoco se nota pesado. El tacto es agradable, aunque menos que el de los auriculares. Tiene un cierre magnético que ofrece buena resistencia, un LED exterior que nos indica el estado de carga del estuche, uno interior que nos indica el de los auriculares y un dibujo que muestra qué auricular es el izquierdo y cuál el derecho. En la parte trasera tenemos el puerto USB tipo C que podremos usar para cargarlo, aunque lo más cómodo en la práctica es optar por la carga inalámbrica. Es un estuche sencillo, ligero y que cumple con su cometido sin mayor problema. Experiencia: con sus más y sus menos Vistos por fuera, vamos a ver qué tal es la experiencia. En este apartado repasamos las opciones de software, la compatibilidad con dispositivos y las funciones más avanzadas que ofrecen los auriculares y, como siempre suele suceder cuando hablamos de tecnología, la perfección no existe. Los Samsung Galaxy Buds Live ofrecen una buena experiencia, pero no por ello dejan de estar exentos de mejoras. Por un lado, la app. Los auriculares se tienen que conectar a nuestro smartphone, ya sea iOS o Android. En Android es necesario usar la app Galaxy Wearable y el plugin Galaxy Buds Live, o sea que hay que "descargar dos apps", entre comillas, mientras que en iOS basta con descargar Galaxy Buds. Los auriculares son compatibles con Android 5.0 o superior o iOS 10 o superior, pero también con Windows 10 mediante Swift Pair. En dispositivos Samsung nos aparece este módulo con la información de la batería cada vez que conectamos los auriculares. Desde la app podemos conocer el estado de carga de los auriculares y del estuche, algo que está muy bien y que se echa en falta cuando esta función no está disponible. También podemos activar o desactivar la cancelación de ruido, modificar los controles táctiles (o desactivarlos), acceder a funciones experimentales, buscar los auriculares (que solo funciona si están fuera del estuche y que consiste en emitir un pitido que apenas se oye), restablecerlos o actualizar el firmware de los mismos. La aplicación también tiene un ecualizador y se habría agradecido que Samsung diese más opciones al usuario. El ecualizador tiene seis modos predefinidos y solo podemos alternar entre ellos, pero no modificar cada frecuencia por separado. Para ello dependeremos de que la app de reproducción de música que usemos tenga ecualizador preinstalado. Los gestos, como indicábamos en el apartado del diseño, son un poco... complejos. Tanto que dentro de la app hay hasta un tutorial que te enseña a dar los toques. Hay que darlos cerca del micrófono superior y con relativa fuerza, algo que puede llegar a ser molesto en algunas ocasiones. Además, la superficie táctil es muy sensible y los auriculares, como decíamos antes, pueden caerse según la oreja de cada usuario, por lo que no es raro dar toques accidentales al intentar recolocarlos en su posición. Los toques accidentales, en nuestro caso, han sido más frecuentes de la cuenta El movimiento natural que hacemos al ponernos bien los auriculares es apretarlos contra nuestra oreja, justo en el punto en el que la app nos sugiere que apretemos para dar los gestos. Eso se traduce en canciones pausadas de forma involuntaria con una frecuencia más alta de la cuenta, por ejemplo. Hablo a título personal: los gestos los usé durante los primeros días, pero a la larga los he acabado desactivando. En Xataka ¿En qué se diferencian unos auriculares de 400 euros de los que regalan en el tren? Dicho esto, los auriculares detectan muy bien cuánto nos los quitamos y ponemos para pausar o reproducir la música, además de tener una latencia correcta que nos permite ver películas y series, jugar o ver vídeos en YouTube sin notar un desfase evidente. En definitiva, podemos decir que la experiencia es buena, pero también mejorable. Calidad de sonido: cumpliendo expectativas La calidad de sonido se resume en dos palabras: muy buena. Los Samsung Galaxy Buds son unos auriculares completamente inalámbricos de gama alta y se escuchan como era de esperar, cumpliendo expectativas. Eso sí, no esperemos la calidad de sonido que nos ofrecen otros auriculares inalámbricos de diadema, por ejemplo, porque esos dispositivos juegan en su propia liga. Como siempre hacemos en este tipo de análisis, hemos escuchado música en iOS y Android, tanto en local como en streaming, siempre a 320 Kbps, que es la calidad más alta que nos ofrece Spotify, por ejemplo. El banco de pruebas que hemos usado está compuesto por canciones que conocemos muy bien, ya que sea porque son las que más escuchamos o porque tienen un amplio abanico de instrumentos, frecuencias y tonos, véase 'Bohemian Rapshody' de Queen. ¿Qué tal ha sido la experiencia? Muy, muy positiva. Los Galaxy Buds Live han sacado pecho en cualquier género, pero con los que más los hemos disfrutado han sido los más urbanos, como el rap, el trap o la música electrónica. ¿Por qué? Por los bajos, que están muy bien conseguidos y tienen esa pegada que tanto gusta actualmente. Quizá se podría esgrimir que los bajos están demasiado exagerados en algunas ocasiones, pero es una cuestión de gustos. Dos canciones muy interesantes para probar los auriculares son 'Por mi nombre', de Duki (por los bajos, que son una locura) y 'Master of Puppets', de Metallica (para apreciar los agudos y las guitarras). En ambos escenarios, casi completamente opuestos, los Galaxy Buds Live nos han ofrecido una calidad de sonido casi sobresaliente, incluso a volúmenes relativamente altos. Con todo, la mejor experiencia la hemos conseguido con el volumen al 70-80%, sobre todo en las canciones con más agudos. En estas canciones, a volúmenes demasiado altos (90-100%), el sonido tiende a saturarse más de la cuenta y a sonar demasiado estridente, hasta el punto de ser desagradable. Manteniendo el volumen en unos niveles normales los auriculares se comportan realmente bien. Los Samsung Galaxy Buds Live cumplen en cualquier género y reproducen correctamente los bajos y los agudos Por último, no está de más mencionar la calidad de las llamadas y del micrófono. Tanto nuestra voz como la de nuestro interlocutor se escucha muy bien, con una nitidez correcta. Como indicábamos anteriormente, no hay latencia de ningún tipo. El único problema que nos hemos encontrado es que los auriculares, al moverse más de la cuenta, pueden dejar entrar algo de ruido intruso, aunque esto dependerá del tamaño de la oreja de cada uno. Sea como fuere, en términos globales la experiencia con los auriculares en llamadas ha sido positiva. Hablemos de la cancelación de ruido activa Probablemente sea uno de los puntos más agridulces de la experiencia con los Samsung Galaxy Buds Live. Si la calidad de sonido nos ha dejado con muy buen sabor de boca, la cancelación de ruido activa más bien todo lo contrario. ¿Por qué? Porque apenas se nota. Los auriculares inalámbricos con cancelación de ruido no usan gomillas de silicona solo para sujetar el auricular a la oreja, sino también para aislar. Sin un correcto aislamiento, la cancelación de ruido no funciona, ya que por más que los micrófonos cancelen el ruido, este seguirá entrando nos guste o no porque no estamos aislados. La cancelación de ruido depende en gran medida de que tengamos un buen aislamiento, y no es el caso Esto es exactamente lo que sucede en los Samsung Galaxy Buds Live, que no se introducen en nuestro conducto auditivo y nos aíslan, sino que simplemente se encajan en el pabellón de la oreja. Es cierto que algo de ruido se cancela, pero la diferencia entre usar los auriculares con o sin la cancelación es poca por no decir casi nula. En el contexto actual en el que estamos es complicado poner a prueba la cancelación de ruido en un avión o un tren, pero podemos hacer algunas pruebas caseras bastantes sencillas: el ruido del aire acondicionado, el de los coches en la calle, el ruido que hace el agua del grifo al caer... En todas ellas notamos cierta cancelación, pero no lo suficiente para conseguir esa sensación de aislamiento. Los ruidos se escuchan un poquito más lejanos, pero se siguen escuchando, algo que no sucede con otros auriculares con ANC. En Xataka Alta resolución en audio: mitos y realidades La cancelación de ruido activa ha sido, por decirlo de forma clara y directa, decepcionante. No dudo que el sistema de cancelación funcione perfectamente, simplemente es una cuestión de diseño. Samsung ha querido apostar por un diseño peculiar que hace únicos a estos auriculares y, según la oreja de cada uno, más o menos cómodos, pero en el camino se ha olvidado de que si los auriculares no aíslan perfectamente, la cancelación de ruido no se apreciará. Autonomía: unas seis horas de batería y súmale el estuche Uno de los principales puntos a tener en cuenta cuando hablamos de auriculares completamente inalámbricos es la batería. En este tipo de dispositivos debe contemplarse la carga de los auriculares y de la batería en su conjunto, ya que salvo en contadas excepciones, como en trayectos largos o jornadas de trabajo, lo más normal es que los auriculares salgan y entren varias veces del estuche y, por lo tanto, se recarguen a menudo. ¿Qué nos ofrecen los Galaxy Buds Live en términos de autonomía? Por norma general, durante nuestras pruebas nos hemos quedado en unas seis horas de media, aunque es algo que depende de infinidad de factores, como si tenemos la cancelación de ruido activada o no, el volumen, etc. Con un volumen más bajo y sin cancelación de ruido es posible rascar algo más de tiempo. Por norma general, los Samsung Galaxy Buds ofrecen unas seis horas de autonomía de media En cuanto al estuche, es suficiente para cargar los auriculares por completo dos veces. De forma combinada, estuche y auriculares nos ofrecen unas 20 horas de autonomía, que no está nada mal aunque insisto, dependerá del uso. En una hora y media es posible cargar por completo tanto el estuche como los auriculares. En pocas palabras, la autonomía de los Samsung Galaxy Buds Live es más que correcta y uno de sus grandes argumentos a favor. Samsung Galaxy Buds Live: la opinión de Xataka Los Samsung Galaxy Buds Live son unos auriculares de gama alta y ofrecen la experiencia propia de unos dispositivos de este rango de precios. Sin embargo, no dejan de ser un producto con que el Samsung ha querido innovar en cuanto a diseño y el resultado ha sido mixto. No es que no sean cómodos, pero desde luego no son aptos para todas las orejas. Eso provoca que si tenemos las orejas grandes se nos queden demasiado holgados y, por lo tanto, tengamos que estar ajustándolos a cada rato o que, en el caso contrario, si tenemos las orejas pequeñas, no encajen bien o nos molesten. Apostar por diseños menos convencionales tiene ese problema: que puede funcionar, pero también puede no hacerlo del todo. Sea como fuere, es algo que depende de cada usuario. El sonido de los Samsung Galaxy Buds Live sería redondo si la cancelación de ruido fuera más efectiva Dejando esto de lado, la calidad de sonido es muy buena. Los Galaxy Buds Live son capaces de ofrecer una muy buena experiencia sonora en cualquier género, con buenos graves y agudos, pegada y nitidez. El problema es que no tenemos la guinda de la cancelación de ruido activa. O mejor dicho, la tenemos pero no termina de convencer. No se nota demasiado, principalmente por culpa de su factor forma. En cuanto a la autonomía, nos ha dejado con muy buen sabor de boca. Los auriculares pueden funcionar durante largas sesiones y no nos han dado problemas de ningún tipo. Se agradece, además, que tengamos la posibilidad de cargar el estuche de forma inalámbrica, aunque era algo de esperar viendo su precio y la gama en la que se enmarca. Son, en definitiva, unos muy buenos auriculares que se quedan lejos de ser perfectos. ¿Merecen la pena? Sin duda, sobre todo si no tenemos las orejas más grandes o pequeñas de la cuenta y si valoramos la experiencia sonora y la autonomía por encima de la cancelación de ruido activa. 7,9 Diseño8,5 Calidad de sonido8 Cancelación de ruido7,5 Ergonomía7,5 Experiencia de uso8,25 Autonomía8 A favor Calidad de sonido propia de la gama alta. Son fáciles de sincronizar con cualquier dispositivo. Buena autonomía. En contra El ecualizador podría ser más completo. Pueden no ser aptos para todos los usuarios debido a su peculiar factor forma La cancelación de ruido pasado demasiado desapercibida. SAMSUNG Galaxy Buds Live - Auriculares Bluetooth inalámbricos I 3 micrófonos I Tecnología AKG I Color Negro [Versión española] PVP en Amazon 199,00€ PVP en PcComponentes 199,00€PVP en FNAC 199,99€PVP en MediaMarkt 199,00€PVP en El Corte Inglés 199,00€ Estos auriculares han sido cedidos para la prueba por parte de Samsung. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas. - La noticia Samsung Galaxy Buds Live, análisis: que su peculiar forma de habichuela no nos distraiga de su calidad de sonido fue publicada originalmente en Xataka por Jose García .

Leer más »

En busca del mejor smartwatch en relación calidad precio: recomendaciones para acertar en tu compra y 7 relojes inteligentes destacados

¿Cuál es el mejor smartwatch del mercado? Depende de para qué lo quieras. Aunque factores como nuestro entorno y expectativas son determinantes, la realidad es que si no tenemos muy claro qué reloj inteligente comprar hay una serie de modelos que son un acierto por su buena relación calidad precio. En Xataka El mejor smartwatch (2020): guía de compra y comparativa Eligiendo el mejor smartwatch en calidad precio La primera pregunta que debemos hacernos es si verdaderamente buscamos un reloj o podemos "conformarnos" con una pulsera de actividad, que además de ofrecer un factor de forma diferente, suelen ser más sencillas, finas y su métrica es más sencilla. A partir de aquí, para encontrar el mejor smartwatch en calidad precio debemos resolver las siguientes cuestiones: El sistema operativo del reloj, al margen de gustos, el SO repercute no solo en la interfaz y usabilidad, sino también en si existen aplicaciones disponibles para incorporar Con qué sistema operativo es compatible y cuál te permite exprimir al máximo sus funciones. Y es que no es lo mismo que un smartwatch sea compatible con tu móvil, de modo que puedas emparejarlo y usarlo en tu día a día, y con cuáles vas a poder aprovechar la totalidad de sus características. Tengas el sistema operativo que tengas en tu móvil, es importante que esté actualizado. La pantalla es la reina del smartwatch, la pieza donde visualizamos todo e interaccionamos. Lo ideal es que cuente con un tamaño lo más grande posible (eso sí, encontrando un equilibrio entre la comodidad y el volumen de la caja), un nivel de brillo aceptable para ver en exteriores y buena resolución. Aquí es donde los relojes inteligentes más asequibles suelen hacer aguas, si bien se pueden encontrar modelos con paneles OLED de buena calidad a precio ajustado. Nuestros análisis son una buena referencia para conocer la experiencia de la pantalla. No descuides el diseño. Lo primero a considerar es el tamaño de la caja. Puede que los modelos más voluminosos ofrezcan una superficie de visionado mayor, pero quizás te resulte grande. Afortunadamente, hay modelos que ofrecen diferentes versiones para ajustarse a las muñecas más pequeñas, moviéndose generalmente entre los 40 y los 44 milímetros. Asimismo y teniendo en cuenta que se trata de un dispositivo que va a formar parte de nuestro outfit, es interesante que admita el cambio de correas para poder personalizarlo. Dejamos al gusto de cada uno el factor de forma, si bien vamos a encontrar rectangulares y circulares Hablábamos antes de la importancia de que el reloj nos resulte estéticamente atractivo al formar parte de nuestro outfit. No solo eso: además ha de salir airoso frente ante inevitables golpes y exposiciones al agua. En este sentido, las correas resistentes e hipoalergénicas, pantallas con cristales Gorilla Glass y que el conjunto sea resistente al agua son clave para que soporten nuestra rutina. Uno de los puntos críticos de los smartwatch es la autonomía, con diferencias notables que van desde un par de días hasta varias semanas. Aunque hay excepciones notables, lo habitual es que los modelos más sencillos ofrezcan una autonomía superior al contar con prestaciones menos demandantes. Busca el equilibrio. Finalmente toca hablar del precio. Aquí vas a encontrar relojes inteligentes con alta relación calidad precio desde los 50 euros hasta los 400 euros. ¿Cómo es posible? Depende de la experiencia que busques. En Xataka Qué tener en cuenta a la hora de comprar un reloj inteligente en 2020 Modelos destacados Amazfit Bip S Comenzamos con el último en llegar de la saga Bip de Amazfit, conocidos por dos cosas: su altísima autonomía y su bajo precio. En este sentido, el Amazfit Bip S (59,99 euros) sigue rozando el mes de uso pero además cuenta con novedades como un chip más rápido y un panel con más colores y brillo. Sigue siendo un smartwatch básico con estética sencilla, prácticamente como una pulsera de actividad en cuanto a prestaciones, pero con GPS y el factor de forma de un reloj. Si buscas un reloj barato y fácil de usar para controlar tu actividad sin grandes alardes, es un grandísimo candidato. Amazfit Bip S Smartwatch 5ATM GPS GLONASS Inteligente Reloj Bluetooth Bip 2 para Android y iOS Version Global (Negro), 4+64GB PVP en Media Markt 59,99€ PVP en Amazon 63,45€PVP en El Corte Inglés 59,99€ Amazfit GTS En nuestro análisis del Amazfit GTS (109 euros) lo destacamos como uno de los relojes inteligentes con mejor calidad precio. Y es que por poco más de 100 euros este reloj llama la atención por su diseño y factor de forma, que recuerdan bastante al Apple Watch, pero también por las opciones de personalización gracias a la comunidad que se ha formado en torno. Otro punto fuerte es su autonomía, de hasta dos semanas. Xiaomi Amazfit GTS Reloj Inteligente Azul AMOLED 4,19 cm (1.65") Móvil GPS (satélite) Amazfit GTS, 4,19 cm (1.65"), AMOLED, Pantalla táctil, GPS (satélite), Móvil, 38,7 g PVP en PcComponentes 109,90€ PVP en Amazon 109,99€PVP en El Corte Inglés 129,90€ Huawei Watch Fit Este Huawei Watch Fit (109 euros) es desde el principio un firme candidato a los mejores smartwatch en relación calidad precio. Con un PVP de 129 euros, acaba de salir a la venta y ya se puede conseguir por 20 euros menos. Destaca por su forma alargada, que se sale de la tónica habitual circular o tirando a cuadrada. Con un buen panel AMOLED de 1,64 pulgadas, da la talla en autonomía ofreciendo hasta 10 días y viene con carga rápida. Por poco más de 100 euros este reloj dispone de GPS, sensor de ritmo cardíaco y 12 disciplinas deportivas para monitorizar tu actividad y tus entrenos. HUAWEI Watch FIT - Smartwatch con Cuerpo de Metal, Pantalla AMOLED de 1,64”, hasta 10 días de batería, 96 Modos de Entrenamiento, GPS Incorporado, 5ATM, Color Negro PVP en PcComponentes 109€ PVP en Amazon 129,00€PVP en Huawei 129€ Huawei Watch GT2 Con una estética de lo más premium, el Huawei Watch GT 2 (143 euros) está disponible en tamaños de 42 y 44 milímetros y en diversos acabados muy diferentes pero muy cuidados. Destaca por su notable autonomía, que ronda las dos semanas de uso, la calidad de su panel AMOLED, su buena construcción y la precisión en la medición del pulso. Huawei Watch GT 2 Classic - Smartwatch con Caja de 42 mm (Hasta 2 Semanas de Batería, Pantalla Táctil AMOLED de 1.39", GPS, 15 Modos Deportivos), marrón/ Gravel Beige PVP en Amazon 144,90€ PVP en PcComponentes 193€PVP en Huawei 159€ Fitbit Versa 3 Para quienes busquen un reloj inteligente fácil de usar y con vocación deportiva, el Fitbit Versa 3 (229 euros) es una opción muy llamativa que se posiciona dentro del catálogo de la firma como renovación del veterano Fitbit Versa 2 anterior y justo por debajo del ambicioso nuevo Fitbit Sense. Así, por 30 euros más que su antecesor, el Fitbit Versa 3 llega con novedades como un sensor GPS para no requerir del teléfono para monitorizar nuestras rutas, Alexa o Google Assistant a elegir y carga rápida magnética. Lo demás ya estaba presente en el Versa 2: monitorización de sueño y ritmo cardiado, minutos de zona activa, 20 disciplinas deportivas, la posibilidad de responder llamadas y mensajes valiéndose del micrófono y altavoz integrados y los pagos con Fitbit Pay. Fitbit Versa 3 - Smartwatch de salud y forma física con GPS integrado, análisis continuo de la frecuencia cardiaca, Alexa integrada y batería de +6 días, Negro PVP en El Corte Inglés 229€ Hoy en Amazon por 229,95€ Samsung Galaxy Watch Active 2 Aunque el Samsung Galaxy Watch 3 ya es una realidad, su antecesor el Samsung Galaxy Watch Active 2 (220 euros) destaca en el equilibrio entre precio y prestaciones. Además, si contamos con un teléfono Android, el Samsung Galaxy Watch Active 2 es el que ofrece la mejor experiencia, según nuestra comparativa. No tiene la mejor autonomía, pero por funcionalidad, diseño y la calidad de su pantalla, estamos ante un reloj inteligente de lo más atractivo. Destaca por su personalización, sus automatismos y su fluidez. Además está disponible en varios acabados y con cajas de 40 y 44 mm. Samsung Galaxy Watch Active2 - Smartwatch, Bluetooth, Negro, 44 mm Hoy en Amazon por 243,00€ PVP en PcComponentes 259€PVP en El Corte Inglés 419€ Apple Watch SE Si tienes un iPhone, el Apple Watch es el mejor smartwatch en relación calidad precio para iOS, simple y llanamente por una cuestión de funciones e integración. Hasta hace unos días nuestra recomendación era el Apple Watch Series 5 (429 euros) (299 euros) porque pese a su precio, alto en comparación con el resto de propuestas, si tenemos teléfono de Apple, no hay un reloj inteligente que te dé todo lo que ofrece el Apple Watch. ... pero Apple se ha metido de pleno en la gama media de los smartwatches con el nuevo Apple Watch SE (299 euros), un modelo que sacrifica algunas opciones premium pero mantiene otras muy interesantes como el GPS, la detección de caídas, la monitorización de sueño, el altímetro y la brújula. Además sigue siendo sumergible. Así, viene con el chip Apple S5 (el del Apple Watch Series 5) y un panel ligeramente más grande. Entre las carencias frente al actual buque insignia para la muñeca de Apple, es menos potente y no viene con la función del electrocardiograma o el nuevo monitor de la saturación de oxígeno en sangre. Pero el conjunto ofrece una gran experiencia para usuarios de iOS en prestaciones y coste. Nuevo Apple Watch SE (GPS, 40 mm) Caja de Aluminio en Gris Espacial - Correa Deportiva Negra Hoy en Amazon por 299,00€ PVP en El Corte Inglés 299€PVP en Media Markt 299€ Puedes estar al día y en cada momento informado de las principales ofertas y novedades de Xataka Selección en nuestro canal de Telegram o en nuestros perfiles de Twitter, Facebook y la revista Flipboard. Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores. - La noticia En busca del mejor smartwatch en relación calidad precio: recomendaciones para acertar en tu compra y 7 relojes inteligentes destacados fue publicada originalmente en Xataka por Eva Rodríguez de Luis .

Leer más »

El procesador Cell utilizado por Sony en PlayStation 3 es un pequeño prodigio de la tecnología que aún hoy asombra por su potencia

A Ken Kutaragi no le temblaba el pulso cuando debía tomar decisiones poco ortodoxas. Este ingeniero electrónico fue el principal responsable del diseño de las tres primeras consolas de sobremesa de la familia PlayStation, y también de PSP, la primera consola portátil de Sony. Aunque a finales de 2006 fue sustituido al frente de Sony Computer Entertainment por Kaz Hirai, Kutaragi ha pasado merecidamente a la historia como el padre de las consolas PlayStation. Pero no se le recuerda solo por eso; también por la originalidad y la ambición de sus creaciones. Curiosamente, su proyecto más ambicioso, y también el más arriesgado, fue el que comprometió la cómoda posición que había alcanzado en Sony durante la vida comercial de PlayStation y PlayStation 2. Una de las decisiones más controvertidas que tomó tuvo un impacto directo en el precio de PlayStation 3, que llegó a las tiendas europeas en marzo de 2007 con un coste de 599 euros. Kutaragi optó por incluir en el diseño original de esta consola los chips esenciales de PS2, lo que permitió a las primeras PS3 reproducir los juegos de su predecesora de forma nativa Kutaragi optó por incluir en el diseño original de esta consola los chips esenciales de PS2. Esta estrategia permitió a las primeras PS3 reproducir los juegos de su predecesora de forma nativa y sin recurrir a la emulación, pero encareció sensiblemente su producción y provocó que llegase a las tiendas con un precio muy alto. Las ventas iniciales de PS3 fueron sensiblemente más reducidas de lo esperado, por lo que Sony no tardó en lanzar una versión más barata que, entre otras cosas, prescindía del hardware de PS2. Curiosamente, esta no fue la única apuesta arriesgada que hizo Kutaragi al poner a punto PS3. Sobre el corazón de esta consola, el chip Cell, se han vertido ríos de tinta no solo por su potencia; también por lo difícil que era aprovechar al máximo su potencial. Estas son las claves de la arquitectura del microprocesador Cell Conocer con cierta profundidad los detalles y las peculiaridades de este chip requeriría que le dedicásemos una colección de artículos extensos y complejos. Afortunadamente, no es necesario que nos sumerjamos en él a ese nivel para entender por qué aún hoy es descrito con cierta frecuencia como un procesador adelantado a su tiempo. El chip Cell fue desarrollado conjuntamente por IBM, Sony y Toshiba, que no planeaban utilizarlo solo en PlayStation 3, sino también en estaciones de trabajo, servidores y un abanico amplio de dispositivos de electrónica de consumo. Estos escenarios de uso tan variados fueron posibles gracias a una gran escalabilidad que permitía adaptarlo fácilmente a las necesidades de los dispositivos en los que iba a ser integrado. El procesador Cell tiene nueve núcleos: uno conocido como PPE ('PowerPC Processing Element') y ocho como SPE ('Synergistic Processing Elements') El procesador Cell es un chip multinúcleo parecido en cierto modo a los procesadores con varios núcleos de Intel y AMD, pero se desmarca de estos últimos en dos frentes muy sólidos. El más evidente es que no implementa la arquitectura x86, y la otra razón explica en gran medida su complejidad: sus núcleos no son homogéneos. La versión de este microprocesador integrada en la consola de Sony tiene nueve núcleos. Uno de ellos se conoce como PPE (PowerPC Processing Element), y los ocho restantes como SPE (Synergistic Processing Elements). Los ingenieros de IBM fueron en gran medida los responsables del diseño del PPE, que en esencia tiene la arquitectura de un procesador de propósito general. Su función es ejecutar los procesos que corren habitualmente en la CPU de nuestros ordenadores, y está respaldado por una memoria caché de nivel 1 con una capacidad de 64 Kbytes y una caché de nivel 2 de 512 Kbytes. Además, implementa la tecnología SMT (Simultaneous MultiThreading), lo que le permite procesar simultáneamente dos hilos de ejecución (threads). La arquitectura RISC del PPE en cierto modo era más sencilla que la de las CPU x86 de su misma época, pero tenía una baza importante a su favor: podía trabajar, al igual que los demás bloques funcionales críticos del chip Cell, a 3,2 GHz, una frecuencia de reloj inusualmente alta en la época en la que fue diseñado. El propósito de los SPE era poner en las manos de los programadores los recursos que necesitaban para resolver de la forma más eficiente posible la física y la inteligencia artificial de los juegos Curiosamente, la mayor parte de la superficie del chip Cell la ocupan los otros ocho núcleos SPE que he mencionado unas líneas más arriba. Cada uno de estos núcleos es también un procesador de propósito general, pero son más sencillos que el PPE y tienen un alcance más limitado. Trabajan, al igual que el PPE, a 3,2 GHz, y cada uno de ellos tiene asociada una memoria local con una capacidad de 256 Kbytes. Otra característica interesante de estos ocho núcleos es que cada uno de ellos incorpora siete unidades de ejecución y puede llevar a cabo tanto operaciones con enteros como en coma flotante. Sin embargo, cada SPE puede manejar como mucho dos instrucciones por ciclo de reloj, lo que ya en aquella época colocó a estos núcleos un paso por detrás en este terreno de los procesadores de propósito general de Intel y AMD. Los núcleos SPE del procesador Cell fueron diseñados para que fuesen sencillos y eficientes con la intención de que pudiesen ser utilizados por los programadores para resolver tareas altamente paralelizables. De hecho, aunque la CPU de PS3 cuenta con el respaldo del procesador gráfico RSX (Reality Synthesizer) diseñado para Sony por NVIDIA tomando como punto de partida una GPU GeForce 7800 GTX, las unidades SPE podían enfrentarse por sí solas a buena parte de la carga de trabajo impuesta por la generación de los gráficos. En Xataka PS5 y Xbox Series X planean dejar obsoletas las teles Full HD, pero Xbox Series S equilibra la balanza con su juego a 1080/1440p No obstante, su función primordial dentro del procesador Cell no era esa; era poner en las manos de los programadores los recursos que necesitaban para resolver de la forma más eficiente posible la física y la inteligencia artificial de los juegos. Sin embargo, en la práctica sacarles el máximo partido posible era muy complicado debido a la dificultad que entrañaba su programación. Durante el diseño del microprocesador Cell, Microsoft se puso en contacto con IBM para pedir a esta última compañía que se encargase del diseño de la CPU de su próxima consola, Xbox 360, e IBM aceptó. Al parecer, el procesador Xenon de Xbox 360 se benefició de algunas de las innovaciones que IBM, Sony y Toshiba introdujeron en el chip Cell. Esto es al menos lo que defiende David Shippy, el ingeniero de IBM responsable del diseño del núcleo de esta CPU, en 'The race for a new game machine', un apasionante libro en el que explica desde dentro cómo IBM diseñó en paralelo la CPU de PlayStation 3 y Xbox 360. Una auténtica pesadilla para los programadores La dificultad que entrañaba la programación del procesador Cell de PS3 generó en su momento un debate acalorado. Gabe Newell, cofundador y director general de Valve, sentenció de esta forma a esta CPU a finales de 2007: «PlayStation 3 es una pérdida de tiempo. Esforzarte para dominar el procesador Cell y los SPE no te proporciona beneficios a largo plazo. No hay nada en esta CPU con un propósito específico. Lo único que vas a conseguir trabajando con ella es odiarla». Incluso Kazunori Yamauchi, director general de Polyphony Digital, un estudio integrado en la estructura de Sony, describió de esta forma el desarrollo de 'Gran Turismo 5' para PlayStation 3: «Para nosotros trabajar con PS3 ha sido una auténtica pesadilla». De hecho, este simulador de conducción llegó a las tiendas mucho más tarde de lo que Sony había anunciado en un principio, y todo parece indicar que la dificultad de programar sobre el chip Cell fue en gran medida la responsable de ese retraso. Hay muchos más testimonios de programadores que lo pasaron mal trabajando con PlayStation 3, pero lo cierto es que algunos estudios sí consiguieron sacar mucho partido al chip Cell, especialmente durante la recta final de la vida comercial de la consola. Un programador de Naughty Dog aseguró que «'Uncharted' usa el 30% de su potencial; 'Uncharted 2' ya utiliza el 100%, pero con 'Uncharted 3' y 'The last of us' por fin conseguimos sacar hasta la última gota de jugo al hardware de PlayStation 3». Imágenes | Greenpro | Modern Vintage Gamer - La noticia El procesador Cell utilizado por Sony en PlayStation 3 es un pequeño prodigio de la tecnología que aún hoy asombra por su potencia fue publicada originalmente en Xataka por Juan Carlos López .

Leer más »

El buque de 100.000 toneladas que naufragó por buscar cobertura para el teléfono móvil

El 25 de junio, el Wakashio, un barco de origen japonés y bandera panameña, encalló en las costas de Mauricio, a un kilómetro y medio de Pointe d' Esny, al sureste de la isla. Afortunadamente, el granelero que navegaba sin carga estaba en mitad de un viaje desde Singapur a Brasil, a donde se dirigía para recoger la carga. En términos relativos — es decir, si lo comparamos con los grandes derrames de petróleo — el derrame fue pequeño, solo 1.000 toneladas. Pero si tenemos en cuenta donde ha sido (en las cercanías de la reserva natural de Île aux Aigrettes, el último reducto del bosque costero seco que abundaba por la mayor parte de Mauricio), la situación puede ser mucho más comprometida. Sin embargo, y aunque el tema tiene entidad como para ocuparnos de él, quizás lo más curioso del asunto es el motivo del accidente: buscar cobertura. Un cumpleaños que no olvidarán fácilmente splash247 Como ha recordado Javier Peláez, hemos visto naufragios de todos tipos y colores. El Costa Concordia, un crucero que naufragó en enero de 2012 frente a la Isla del Giglio en Italia provocando 32 fallecidos y 4197 evacuados, tuvo su accidente debido a que el Capitán desvió su rumbo para tener una mejor vista del puerto. Pero hay muchos más: en los últimos años, Ibiza y Menorca han sufrido una 'epidemia' de naufragios de embarcaciones que no requieren licencia simplemente porque los que los alquilan no saben conducirlas. En Xataka Cómo convertir en chatarra un barco de 4.000 toneladas, en un alucinante timelapse siete minutos El caso del Wakashio es casi más absurdo porque, por lo que dice el informe de la Autoridad Marítima Panameña sobre el accidente, el capitán desvió el rumbo debido a que uno de los pasajeros cumplía años y decidieron acercarse a la costa para tener mejor cobertura. Es ya casi un lugar común eso de que "conocemos mejor la geografía de Marte o las dinámicas de sistemas estelares a decenas de años luz de la Tierra que nuestro fondo marino", pero lo cierto es que los océanos siguen manteniendo una complejidad técnica (y siguen conservando una incertidumbre) que los hace muy peligrosos. Sobre todo, si no seguimos las rutas prefijadas. Y este tipo de accidentes que combinan como ningún otro el drama ecológico con el ridículo más absoluto nos recuerdan esa complejidad (que, a menudo, por las condiciones de la navegación en alta mar, no dejamos en las manos más indicadas). imagen | Nagashiki Shipping - La noticia El buque de 100.000 toneladas que naufragó por buscar cobertura para el teléfono móvil fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .

Leer más »

Zubizarreta, de Acsoja: “El desafío es venderle productos al mundo con mayor valor agregado”

En diálogo con Télam, Luis Zubizarreta, el presidente de la Asociaciòn de la Cadena de la Soja, aseguró que ese es el desafío para la Argentina y pidió equiparar la carga impositiva entre los granos sin industrializar y los procesados.

Leer más »

Las claves políticas de un proceso inédito

La cuarentena se dispuso el 20 de marzo pasado ante la necesidad de contener la llegada del virus y se fue renovando en fases diferenciadas y con criterios territoriales, a partir de la situación de cada región ante el avance del virus.

Leer más »