Inicio / admin (página 31)

admin

Fernández en Israel: “Nuestro compromiso por saber la verdad sobre lo que pasó en la AMIA es absoluto”

El Presidente y el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, reforzaron hoy el compromiso de ambos países con el esclarecimiento y la necesidad de “saber la verdad” del atentado a la sede de la AMIA, ocurrido en 1994.

Leer más »

“Ricky”Alvarez regresa a Vélez

El mediocampista, ex jugador del seleccionado argentino de fútbol, acordó su pase a la entidad de Liniers en una operación por 18 meses de contrato, luego de su paso por el Atlas mexicano.

Leer más »

Twitter se apunta a las “reactions” con emojis, aunque por ahora solo en mensajes directos

Los responsables de Twitter han implementado un pequeño cambio en su servicio que permite añadir reacciones en forma de emojis a los mensajes directos. El cambio está desplegándose ya en la aplicación móvil para iOS y Android y también en los clientes web de escritorio, y aporta una forma de responder de forma sencilla y rápida con un emoji a la persona o grupo de personas con la que mantenemos ese contacto. Inspirada en otros clientes de mensajería Son varias ya las aplicaciones que permitían este tipo de característica: iMessage lo hacía hace tiempo, y esas reacciones están también muy presentes en soluciones de mensajería de grupo como Slack. En su implementación en Twitter hemos podido comprobar cómo el funcionamiento de la característica es sencillo: en las conversaciones con mensajes directos con otra persona o personas aparecerá en sus mensajes un símbolo con un corazón y un "+". Si pulsamos en ese icono aparecerá una pequeña lista de siete emojis que podremos utilizar para contestar a nuestro contacto o para mostrar una pequeña emoción. Esa lista no se puede ampliar a otros emojis, lo que limita esas reacciones a las siete predefinidas por Twitter. Twitter comenzó a probar esta característica el año pasado, y ahora llega a todos los usuarios. Podremos deshacer la inclusión de esas reacciones si así lo deseamos, y de momento parece que la opción queda relegada esas conversaciones privadas con una o varias personas que ahora se acercan un poco más a otros clientes de mensajería pensados precisamente para esos escenarios. Vía | 9to5Mac - La noticia Twitter se apunta a las "reactions" con emojis, aunque por ahora solo en mensajes directos fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Leer más »

Cómo montar tu propia red de 1 Gbps en casa: qué opciones hay y cómo desplegarlas

Las conexiones a Internet mediante fibra óptica a 1 Gbps ya están aquí. Algunos operadores, como Orange, Vodafone o Yoigo, ya ofrecen a sus clientes la posibilidad de acceder a la Red con esta velocidad de transferencia, aunque no siempre se trata de una conexión simétrica, una circunstancia a la que los usuarios debemos prestar atención. La velocidad de bajada de los datos sí asciende a ese prometido 1 Gbps, o, al menos, debería hacerlo, pero la subida con frecuencia es más lenta, oscilando habitualmente entre 100 y 300 Mbps. Aun así, se trata de un problema relativamente menor para quien tiene la suerte de poder acceder a una de estas conexiones. Y es que, desafortunadamente, en la geografía española aún existen muchas demarcaciones que deben conformarse con conexiones mucho más lentas, a menudo sobre líneas ADSL por debajo de los 20 Mbps de bajada. En Xataka Fibra óptica a 1 Gbps: qué nos aporta, cómo lo hace y qué vendrá después Las redes domésticas a 1 Gbps tienen sentido La llegada de las tan cacareadas conexiones de fibra óptica a 1 Gbps da sentido a las redes domésticas capaces de ofrecer una velocidad de transferencia entre dispositivos equivalente, de manera que nuestra velocidad de acceso a Internet no quede deslucida por una tasa de transferencia entre el router y nuestros dispositivos muy inferior. Las redes domésticas a 1 Gbps son apetecibles si necesitamos mover grandes volúmenes de datos entre nuestros equipos No obstante, este no es en absoluto el único escenario en el que las redes domésticas a 1 Gbps tienen sentido. Cabe la posibilidad de que nuestra conexión a Internet sea más lenta, o, incluso, que esté muy por debajo de ese Gbps del que estamos hablando, y, aun así, nos venga de maravilla contar con una red en nuestra casa capaz de ofrecernos una velocidad de transferencia entre nuestros dispositivos muy alta. Un ejemplo que ilustra esta situación a las mil maravillas. Si tenemos un NAS, bien conectado directamente a nuestro router, bien enlazado a un conmutador de red, y movemos con frecuencia grandes volúmenes de datos entre distintos dispositivos de nuestra red, como podrían ser un PC y el NAS, nos encontraremos en disposición de sacar mucho partido a un red doméstica de alta velocidad. En general, al margen de la velocidad de nuestra conexión a Internet, resulta muy apetecible tener una red doméstica de alta velocidad siempre que necesitemos transferir un gran volumen de datos entre dispositivos locales y nuestro enlace con la Red no esté involucrado en el proceso, especialmente si es relativamente lento. La opción más estable: una red cableada a 1 Gbps Si nuestra prioridad es desplegar una red doméstica que nos ofrezca las mejores prestaciones, la máxima fiabilidad, la más alta seguridad y una estabilidad a prueba de bombas, la mejor opción está muy clara: una red cableada de tipo Gigabit Ethernet. Una red Gigabit Ethernet cableada es segura, estable y nos ofrece una velocidad de transferencia sostenida muy alta Eso sí, el mayor problema, y, probablemente, el único, al que tendremos que enfrentarnos si no contamos con una preinstalación ya resuelta, es que puede no resultar fácil llegar con el cable hasta todas las ubicaciones en las que necesitamos colocar una toma de red. Aunque hay estrategias que suelen funcionar en las que voy a profundizar unos párrafos más adelante. Antes de continuar debemos tener algo muy importante en cuenta. Si queremos que la comunicación entre dos dispositivos de nuestra red se efectúe a una velocidad cercana a 1 Gbps no solo necesitamos una «autopista» capaz de permitir el tráfico a esta velocidad, sino también que los dos elementos de red involucrados, que también se conocen como nodos, puedan administrar el tráfico a esa tasa. Esto significa, sencillamente, que las controladoras de red de esos dispositivos deben ser de tipo Gigabit Ethernet 10/100/1000BASE-T. Afortunadamente, el estándar IEEE 802.3ab, que es el que establece las características de esta norma, está disponible desde 1999. Los primeros dispositivos compatibles tardaron en llegar, pero hace ya muchos años que es el estándar contemplado por prácticamente todas las controladoras de red que podemos encontrar en los ordenadores, consolas de videojuegos, NAS, etc. Por esta razón, a menos que tengamos algún dispositivo muy antiguo, no tenemos motivos para preocuparnos. Otro apunte a tener en cuenta. El router que nos proporciona nuestro proveedor de acceso a Internet (cuya calidad con frecuencia deja bastante que desear), suele incorporar, en el mejor de los casos, cuatro puertos Gigabit Ethernet. Por esta razón, si os planteáis desplegar vuestra red doméstica con cable, bien por escasez de puertos en el router, bien debido a la topología del cableado de vuestra red, es altamente probable que necesitéis, al menos, un conmutador de red (también conocido como switch). Si tenéis que conectar dos o más segmentos de vuestra red para dar cabida a más equipos, utilizad un conmutador de red; es más seguro y más rápido que un concentrador Sin ánimo de entrar en detalles farragosos, este dispositivo se encarga de conectar dos o más segmentos de nuestra red, y, a diferencia de los concentradores (que también se conocen como hubs), realiza una gestión del tráfico inteligente, lo que incrementa la seguridad y mejora el rendimiento. En cualquier caso, es importante que os fijéis en que vuestro conmutador también es de tipo Gigabit Ethernet. Por suerte, abundan, y, además, son asequibles. Muchos modelos de cinco puertos con una calidad suficiente para redes domésticas cuestan entre 20 y 30 euros. En nuestra red Gigabit Ethernet debemos usar cable UTP de las categorías 5e o 6, pero no cable de categoría 5 El otro elemento crucial al que también debemos prestar atención es el cable de red. Y es que si queremos hacer posible la comunicación entre dispositivos equipados con controladoras Gigabit Ethernet a la máxima velocidad es imprescindible que nos hagamos con cable de las categorías 5e o 6. No nos servirán los cables UTP de categoría 5 (y ancho de banda de 100 MHz en clase D) porque están certificados para operar con los estándares 10BASE-T y 100BASE-TX, pero no con el 1000BASE-T. Ya tenemos bien atados todos los elementos que necesitamos para desplegar nuestra red cableada. Ahora no nos queda más remedio que enfrentarnos a la única desventaja de esta opción: su instalación puede ser poco práctica debido a la dificultad de desplegar el cable. Aquí tenemos dos opciones: colocarlo en superficie, en el interior de canaletas, u ocultarlo dentro de las canalizaciones existentes en nuestras casas o de los conductos de la preinstalación, si tenemos la suerte de contar con ella. En Xataka Cómo son por dentro los cables submarinos que llevan Internet de un continente a otro Si no tenemos preinstalación y las canaletas no son una opción por motivos estéticos, algo muy frecuente y comprensible, nuestra única posibilidad pasa por introducir el cable de red dentro de los tubos que podemos encontrar en las paredes y el techo de nuestra casa. Podemos acceder a ellos a través de los registros (teniendo cuidado al retirar las tapas para no dañar la pintura, algo que con frecuencia es inevitable), y no nos quedará más remedio que utilizar una guía como las que usan los electricistas para ir poco a poco metiendo el cable hasta llegar a las ubicaciones en las que instalaremos las tomas de red. WiFi 802.11ac: más práctico, pero menos estable Como acabamos de ver, una red Gigabit Ethernet cableada nos ofrece un medio de transmisión de datos muy robusto que nos garantiza una altísima velocidad de transferencia y una incidencia mínima de perturbaciones. El problema es que, a veces, es inviable desplegar una red cableada por razones prácticas. Y, además, muchos de los dispositivos que usamos hoy en día carecen de puerto Ethernet, como los smartphones o las tabletas, entre otros. Es en estas circunstancias en las que adquiere interés la posibilidad de contar con una red inalámbrica que pueda hacer las veces de único medio de conexión entre nodos, o bien pueda actuar como complemento de una red de cable para aquellos dispositivos que carecen de puerto Ethernet. Sin embargo, no debemos perder de vista que nuestro propósito es desplegar una red inalámbrica que, en la medida de lo posible, nos ofrezca una velocidad de transferencia aproximada de 1 Gbps. Y esta es una restricción importante. De hecho, actualmente el único estándar comercial que puede ofrecernos este rendimiento es el IEEE 802.11ac, y siempre y cuando esté implementado en un router o un punto de acceso inalámbrico multiestación, normalmente dotado de la tecnología MIMO (Multiple-Input and Multiple-Output) y equipado con tres o más antenas. El estándar IEEE 802.11ac nos ofrece una velocidad de transferencia máxima teórica de 1.300 Mbps, o, incluso, más en algunos routers Afortunadamente, el abanico de puntos de acceso IEEE 802.11ac dotados de estas tecnologías que podemos encontrar en el mercado es muy amplio. Y muchos de ellos tienen precios razonables, que, en ocasiones, apenas superan los 30 euros. No obstante, no todos los puntos de acceso son iguales. La máxima velocidad que va a ofrecernos uno de estos dispositivos no está limitada únicamente por su número de antenas total, sino también por cuántas antenas dedica específicamente a la banda de frecuencias de 5 GHz, que es la que nos interesa porque es la que nos ofrece el máximo rendimiento. Actualización: aunque WiFi 802.11ac es la tecnología inalámbrica que actualmente está más extendida, Wi-Fi 6 (o, lo que es lo mismo, WiFi 802.11ax) es una alternativa que poco a poco se está haciendo un hueco en el mercado. Por sus prestaciones encaja perfectamente en este artículo. Si queréis conocer con más detalle qué nos propone esta norma de conexión inalámbrica os sugerimos que echéis un vistazo al artículo que enlazamos aquí mismo. Buena parte de los puntos de acceso WiFi AC domésticos nos ofrecen una velocidad de transferencia máxima teórica en la banda de los 5 GHz de 867 Mbps, pero también los hay capaces de alcanzar un máximo teórico de 1.300 Mbps, o, incluso, velocidades superiores. Eso sí, estos últimos suelen ser caros, por lo que no es extraño que por uno de ellos nos pidan cifras cercanas, e, incluso, superiores, a los 100 euros. Para conseguir estas tasas de transferencia tan elevadas los fabricantes de routers y puntos de acceso inalámbrico suelen recurrir a antenas WiFi MIMO de alta potencia, que, además, amplían la cobertura de nuestra red inalámbrica, lo que no está nada mal. No obstante, algo que no debemos olvidar es que no solo debe ser compatible con el estándar IEEE 802.11ac nuestro punto de acceso, sino también los dispositivos involucrados en la conexión, como nuestro smartphone o nuestro ordenador portátil. De lo contrario, la velocidad de transferencia estará limitada por el estándar utilizado por nuestros dispositivos inalámbricos. Si, por ejemplo, tenemos un equipo con conectividad WiFi 802.11n, la tasa de transferencia máxima teórica será de 600 Mbps. Aunque, eso sí, siempre y cuando el punto de acceso incorpore cuatro antenas y trabaje en el modo de 40 MHz en la banda de frecuencias de 2,4 GHz, que es el escenario más favorable. Y, además, el cliente soporte estas condiciones. Si elegimos el punto de acceso inalámbrico apropiado y nuestros dispositivos incorporan controladoras que satisfacen el estándar IEEE 802.11ac con múltiples antenas, disfrutaremos una alta tasa de transferencia Como veis, el rendimiento de la conexión inalámbrica está seriamente condicionado por las características del punto de acceso inalámbrico. Pero no podemos pasar por alto que también son determinantes la interfaz WiFi de los dispositivos inalámbricos y el número de antenas que incorporan, que también puede variar sensiblemente de unos equipos a otros. Y, para rizar el rizo, otra variable que también condiciona seriamente el rendimiento de una conexión inalámbrica son las características del medio en el que se efectúa la transmisión. No se trata del aire en sí, sino del espacio físico y las barreras que hay entre el punto de acceso inalámbrico y el dispositivo portátil. Si la distancia entre ellos es importante y hay varias barreras físicas (paredes, puertas, etc.), el rendimiento de la conexión puede verse penalizado, pudiendo reducirse de una forma notable. También se verá afectado negativamente por las interferencias que puedan producirse debido a la presencia cercana de otras redes inalámbricas. Estas circunstancias pueden provocar que la velocidad de transferencia máxima que obtengamos sea inferior a la que nos anticipa el fabricante de nuestro punto de acceso. El próximo estándar IEEE 802.11ad nos permitirá alcanzar velocidades de transferencia de hasta 8 Gbps Un último apunte en el que merece la pena que nos detengamos: la seguridad. Como todas las tecnologías inalámbricas, las redes WiFi son más fáciles de atacar que las cableadas. Estas últimas requieren la manipulación física para efectuar una conexión, mientras que un experto situado en las proximidades de nuestra red WiFi pertrechado con un ordenador portátil y las herramientas adecuadas podría capturar paquetes de nuestra red y descifrar nuestros datos de acceso. Este escenario tan inquietante es posible si utilizamos un esquema de seguridad desfasado en nuestra red WiFi, como WEP, pero si nos decantamos por WPA2, por el momento, la seguridad de nuestra red está prácticamente garantizada. En Xataka Rumanía, el país europeo con las mejores conexiones a internet: así lo han logrado Una última nota para concluir este apartado. Telefónica ya está realizando pruebas con puntos de acceso inalámbricos y dispositivos que implementan el estándar IEEE 802.11ad, que no es otra cosa que la evolución de IEEE 802.11ac. Su característica más destacable es que trabaja en las bandas ubicadas entre los 57 y 66 GHz, lo que, en teoría, le permite alcanzar velocidades de transferencia máximas de 8 Gbps. Eso sí, su cobertura será inferior a la de las redes WiFi actuales debido a la utilización de un espectro de frecuencias sensiblemente más alto. PLC a 1.200 Mbps: práctico, pero demasiado inestable Vamos a por la tercera opción a nuestro alcance para desplegar nuestra red doméstica de alto rendimiento: la tecnología PLC (Power Line Communications). Esta innovación nos permite utilizar nuestra instalación eléctrica como medio físico para transportar nuestros paquetes de datos. Su principal ventaja, al igual que cuando hablábamos de la tecnología WiFi, consiste en que su instalación es muy sencilla y no requiere ningún tipo de pequeña reforma, algo que sí puede ser necesario cuando desplegamos una red cableada. Actualmente existen adaptadores PLC capaces de alcanzar, según los fabricantes, velocidades de hasta 1.200 Mbps y con cifrado AES de 128 bits. Así que hasta aquí vamos bien en lo que concierne al rendimiento y la seguridad. Sin embargo, el medio físico utilizado por esta tecnología, que, como hemos visto, es nuestra instalación eléctrica, es muy agresivo y está repleto de ruido, parásitos y otras anomalías que suelen provocar caídas muy importantes del rendimiento porque devienen en una velocidad de sincronización más baja de lo deseable. Hasta la fecha hemos tenido la ocasión de probar muchos dispositivos PLC de distintos fabricantes y con especificaciones muy diferentes. Y su rendimiento en condiciones reales, que son las que nos interesan, nunca ha igualado al anunciado. Siempre ha estado claramente por debajo, y, en ocasiones, incluso por debajo del 50% del valor anunciado. Aun así, esto no significa que la tecnología PLC no sea interesante. Por supuesto que lo es, y merece la pena tenerla muy en cuenta si queremos desplegar una red fácil de implementar. Pero si, además, queremos que nuestra red nos ofrezca un rendimiento cercano al Gbps, que es nuestro objetivo en este artículo, este no es el camino. Incluso apostando por los adaptadores PLC más recientes de hasta 1.200 Mbps es muy probable que nos quedemos muy por debajo de ese Gbps que estamos buscando. En Xataka La "súper red" que la NASA, el CERN y otras instituciones de investigación utilizan: ESnet y los petabytes de ciencia La próxima opción: la fibra óptica de plástico Todo parece indicar que no tardaremos mucho en poder desplegar dentro de nuestras casas redes de fibra óptica. Pero no se trata de la misma fibra óptica con núcleo de vidrio utilizada por los proveedores para implementar las conexiones a Internet de alta velocidad que todos conocemos, sino de un nuevo tipo de fibra óptica que incorpora un núcleo de polimetilmetacrilato. Este material no es otra cosa que un plástico muy utilizado en la industria automovilística, en iluminación o en óptica, entre otros escenarios de uso, que, al igual que el vidrio, puede transportar pulsos de luz. Telefónica ya está probando este nuevo tipo de fibra óptica, y, al parecer, si el proyecto piloto finaliza con éxito (esperemos que sea así), comenzará a ofrecérselo a sus clientes. Y es probable que otros proveedores de acceso a Internet hagan lo mismo. No obstante, ¿por qué puede ser interesante este tipo de fibra óptica? Pues porque será barata (aunque tendremos que comprobar si es más económica que el cable UTP de categoría 5e o 6), fácil de manipular (es flexible y tiene solo 2,2 mm de diámetro), inmune al ruido, puede cortarse con una cuchilla sin problema y puede instalarse en las canalizaciones existentes en nuestras casas. Además, que es lo que realmente nos interesa, nos garantiza una velocidad de transferencia de 1 Gbps, y, en el futuro, parece ser que serán factibles tasas superiores que rozarán los 10 Gbps en distancias de hasta 50 metros. Pero esto no es todo. Una vez introducida la fibra en nuestras canalizaciones accederemos a ella a través de unas rosetas especiales que reemplazarán algunas de nuestras tomas de corriente eléctrica, y que incorporarán, además de la pertinente toma eléctrica, una o dos tomas de red. Como veis, pinta realmente bien y representa una alternativa muy atractiva a las redes de cable UTP convencionales. Imagen de portada | Michael SchwarzenbergerImágenes | Sascha | DeclanTM - La noticia Cómo montar tu propia red de 1 Gbps en casa: qué opciones hay y cómo desplegarlas fue publicada originalmente en Xataka por Juan Carlos López .

Leer más »

El Samsung Galaxy Note 10 Lite llega a España: éstos son su precio y disponibilidad

2020 empezaba con sorpresón de Samsung cuando se sacó de la manga lo que supone, quizás, una nueva estirpe en su gama Galaxy S. Las versiones "Lite" llegaban a los S10 y Note 10, ampliando las que ya eran prolíficas hornadas pero sin saber nada sobre su disponibilidad, y ahora al menos ya conocemos el precio del Samsung Galaxy Note 10 Lite. Un móvil que reúne los rasgos que caracterizaban a esos primeros Samsung Galaxy Note 10 y Galaxy Note 10+, como son el agujero en medio de la pantalla para la cámara frontal y el S-Pen. Junto con el S10 Lite, el Samsung Galaxy Note 10 Lite supone una alternativa más básica dentro de estos móviles de gama alta de Samsung, también a un precio de salida menor. Ficha técnica del Samsung Galaxy Note 10 Lite SAMSUNG GALAXY NOTE 10 LITE DIMENSIONES Y PESO 163,7 x 76,1 x 8,7 mm199 gramos PANTALLA Super AMOLED de 6,7 pulgadasResolución FullHD+ (2.400 x 1.080 píxeles)394 pppInfinity-O Display PROCESADOR 10 nm 64 bit octa-core MEMORIA RAM 6/8 GB ALMACENAMIENTO INTERNO 128 GB CÁMARA TRASERA Ultra gran angular de 12 MP f/2.2Gran angular de 12 MP f/1.7 con OISTelefoto de 12 MP f/2.4 CÁMARA DELANTERA 32 MP f/2.2 BATERÍA 4.500 mAh SISTEMA OPERATIVO Android 10 CONECTIVIDAD Por determinar OTROS S-Pen PRECIO 609,01 euros Pantalla heredada del Note 10, pero cambiando el diseño Como el Note 10 (sin "+"), el Note 10 Lite integra una pantalla SuperAMOLED de 6,7 pulgadas Infinity-O con resolución FullHD+, y como comentábamos en la introducción hereda ese característico agujero central para la cámara frontal. Una estética que se repite en este Note más económico, con un frontal en el que se reducen bastante los marcos teniendo algo más de barbilla y el auricular integrado muy sutilmente en la parte superior. Eso sí, en la parte trasera vemos un módulo para las cámaras traseras cuadrado, a diferencia del de en forma de semáforo que presentan los otros Note 10. En común están los colores, pero también dibuja bordes más redondeados y suavizados que los Note 10 y 10+. Triple cámara y procesador conocido En cuanto a los componentes, el fabricante no especificó el procesador, pero por los datos de su ficha técnica concuerdan con el Exynos 9810 (el mismo que los Galaxy S9), con opciones de 6 u 8 GB de RAM. Todo movido con Android 10 con One UI, con Bixby y todos los servicios de la capa de personalización, y alimentado con una batería de 4.500 mAh (con carga rápida) En Xataka La gran comparativa fotográfica entre los mejores móviles de 2019: un podio con sorpresa en una batalla cada vez más reñida Como hemos comentado, por Lite que sea no renuncia al S Pen, que soporta las mismas funciones que vimos en sus predecesores. Y en cuanto a fotografía, el Note 10 Lite compone su triple cámara trasera por un sensor de 12 megapíxeles para la cámara principal (con OIS, pero no el nuevo Super Steady), un ultra gran angular y cambia la macro por un teleobjetivo con un sensor de 12 megapíxeles y también OIS.Y para la cámara frontal vemos un sensor de 32 megapíxeles y una lente con apertura F/2.2. Precio y disponibilidad del el Samsung Galaxy Note 10 Lite En su momento se habló de unos 599 euros, pero el precio final es ligeramente mayor. El Samsung Galaxy Note 10 Lite parte de los 609,01 euros y estará disponible para su compra a partir de mañana en la web de Samsung, donde ya aparece la opción. Como ya supimos en su presentación, los colores disponibles son Aura Glow, Aura Black y Aura Red, y de momento no hay cambios para el mercado español. Veremos si también se desvela el precio del S10 Lite y si llega al mercado europeo. - La noticia El Samsung Galaxy Note 10 Lite llega a España: éstos son su precio y disponibilidad fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Leer más »

‘Capitana Marvel 2’ llegará en 2022 escrita por una de las guionistas de ‘WandaVision’

La única pista que teníamos hasta ahora de la futura 'Capitana Marvel 2' la dio Kevin Feige en la Comic-Con de San Diego el pasado mes de julio. Allí apuntó al final de su intervención que "ni siquiera hemos mencionado que estamos haciendo 'Black Panther 2' y que habrá 'Guardianes de la Galaxia 3'. No hemos tenido tiempo de hablar de 'Capitana Marvel 2', por cierto. Ni siquiera ha habido tiempo de hablar de los Cuatro Fantásticos. Y no ha quedado espacio para los mutantes". Hoy, The Hollywood Reporter da algún dato más de lo que era un proyecto semi-confirmado: la película de 2019 protagonizada por Brie Larson y Samuel L. Jackson tendrá una secuela ambientada en la actualidad (distanciada de aquellos años noventa de la primera entrega). Llegará en 2022 y estará escrita por la relativamente desconocida Megan McDonnell, una de las guionistas de 'WandaVision', la serie sobre la Visión y la Bruja Escarlata que estrenará este año Disney+. En Xataka ¿Quién es Carol Danvers? Ahondamos en lo íntimo y en lo épico que narran las viñetas de ‘Capitana Marvel’ De momento no se sabe quién ocupará la silla de director, aunque sí que no repetirán Anna Boden y Ryan Fleck, de quienes siempre se ha rumoreado que no acabaron muy bien con Marvel. 'The Hollywood Reporter' afirma, sin embargo, que los directores quieren permanecer vinculados al MCU, quizás dirigir una serie de televisión sobre alguno de los personajes Marvel en Disney+. 'Capitana Marvel 2': un éxito femenino 'Capitana Marvel' brindó algunos hitos a Marvel: para empezar fue su primera película con protagonista femenina. Y pese a los vergonzosos ataques coordinados para bajar su nota en Rotten Tomatoes que llevaron a la plataforma agregadora de reviews a revisar sus políticas, recaudó más de mil millones de dólares en todo el mundo. Fue también la película que presentó en el MCU a una de las razas alienígenas clave en los comics Marvel: los skrulls. Quizás la elección de Megan McDonnell suene rara para escribir esta secuela, pero hay una conexión extra entre 'Capitana Marvel' y 'WandaVision': en esta última aparece Monica Rambeau en edad adulta, niña durante la primera entrega de 'Capitana Marvel' y que en los comics tiene un largo pasado como otra encarnación de la superheroína. Tampoco hay que olvidar que la juvenil 'Ms. Marvel' es una de las grandes apuestas de Disney+ para 2021 y la presencia de McDonnell puede ser una forma de vincular los universos televisivos y cinematográfico. - La noticia 'Capitana Marvel 2' llegará en 2022 escrita por una de las guionistas de 'WandaVision' fue publicada originalmente en Xataka por John Tones .

Leer más »

Microsoft da a conocer más detalles del software de los Surface Neo y Duo mostrando cómo funcionarán las apps en la doble pantalla

Algunas empresas están apostando por la doble pantalla como hemos visto en el caso de LG y sus LG G8X ThinQ y LG V50 ThinQ con un accesorio que añadía una pantalla extra, pero el que nos sorprendió en ese sentido hace unos meses fue Microsoft con los Surface Neo y Surface Duo, dos dispositivos plegables (un tablet y móvil respectivamente) para los cuales ahora muestra su idea de software específico para las dobles pantallas. La empresa ha querido compartir algunos detalles sobre cómo veremos en funcionamiento el software en este tipo de dispositivos, bautizado como Windows 10X para la Surface Neo (ya que el Surface Duo lleva Android). Lo mostraron brevemente en la presentación de los dispositivos, y ahora podemos ver algunos aspectos interesantes de cara también a los desarrolladores interesados. Que la doble pantalla sea realmente provechosa La idea es que las apps se adapten de manera más específica a los dispositivos y que no se trate de lo que hemos visto anteriormente para esos móviles de LG que comentábamos o el ZTE Axon M. Es decir, que se saque partido de la doble pantalla como paneles independientes y, a su vez, conectados entre sí, para que haya una multitarea más provechosa o que una sola app saque más partido de la doble pantalla. La compañía explica que las apps se abrirán ocupando una sola pantalla por defecto, pero en el caso de las Surface Neo y Duo se podrán abrir ocupando las dos pantallas. Pretenden que los desarrolladores puedan explotar esto para sacar partido al uso de la doble pantalla, por ejemplo usando una pantalla para la interfaz principal y otra para opciones, ver una página en cada una para apps tipo Kindle o cualquier aprovechamiento de las dos pantallas hablando de tener una sola app en primer plano. Para muestra, un botón, o mejor dicho un rápido desarrollador. Podemos hacernos una idea de cómo quedarán las apps en estos dispositivos con los renders de Jonas Daehnert. In context - this feels even more magical. pic.twitter.com/8yLLoioE1K— Jonas Daehnert (@PhoneDesigner) January 22, 2020 Las pistas que nos dan los emuladores A destacar que Microsoft ha publicado un emulador de Surface Duo para Android de modo que los desarrolladores puedan ir probando sus apps, con soporte para las aplicaciones. El emulador de Windows 10X llegará el mes que viene, incluyendo soporte para las APIs nativas de Windows de modo que los desarrolladores puedan optimizar las apps en win32 o UWP (Universal Windows Platforms) en cuanto a lo que supone la bisagra. Emulador de Android. Emulador de Windows 10X. En Xataka Windows 7 llega a su final: qué riesgos tiene seguir utilizándolo y qué opciones hay para actualizar En el emulador se incluye el sistema de gestos y se simulan los ángulos de la bisagra, la unión entre las dos pantallas y todos los aspectos a considerar a la hora de adaptar y desarrollar apps para estos dispositivos. Además, los dispositivos son compatibles con stylus y punteros táctiles, de modo que es otra posibilidad a la hora de crear apps adaptadas para ellos. Lo que nos dicen de momento sobre los navegadores web es que habrá nuevos estándares web para el diseño de doble pantalla, pudiendo distribuir el contenido en las dos superficies recurriendo a herramientas como una API que enumera los segmentos de las ventanas. Destacan también que Microsoft Edge soporta las aplicaciones webs progresivas y que podrán instalarse directamente desde el navegador tanto en Android como en Windows 10X, soportando las mismas funciones que éste en cuanto a la doble pantalla. En unos días Microsoft ofrecerá más explicaciones y detalles a los desarrolladores interesados, aunque quizás haya que esperar a mayo para saber más sobre estos dispositivos y su software en la Build 2020 (que se celebrará en principio del 19 al 21 de mayo en Seattle). Aunque no hay novedades sobre su disponibilidad, la cual anunciaron para finales de este 2020. - La noticia Microsoft da a conocer más detalles del software de los Surface Neo y Duo mostrando cómo funcionarán las apps en la doble pantalla fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Leer más »