Música/Espectáculo

Claudia Albertario, íntima: “No fue fácil separarme después de 15 años de amor”

Claudia Albertario
Claudia Albertario está radicada en Miami (Gentileza)

El teléfono sonó en el momento indicado. Instalada en Miami, Claudia Albertario estaba tratando de superar su ruptura con Jerónimo Valdivia, padre de sus hijos Simona y Dante, cuando la convocaron para participar de The Challenge Argentina. Y sintió que era lo mejor que podía pasarle para volver a poner la energía en sí misma. Sin embargo, su debut en el ambicioso reality de Telefé estuvo a punto de verse afectado por el escándalo de la separación de Fede Bal y Sofía Aldrey, que terminó con la filtración de sus chats privados con el actor.

Conocedora del medio tras casi tres décadas de carrera, la actriz no dudó en salir a enfrentar la situación. Y se vio obligada a blanquear el fin de su matrimonio, que aunque se dio en buenos términos todavía no estaba preparada para anunciar. De todas formas, en diálogo con Teleshow, asegura que espera que nada de lo que estuvo ocupando los medios en los últimas semanas empañe su excelente desempeño en el programa conducido por Marley, con el que volvió a la televisión local después de mucho tiempo.

—¿Te sorprendió la convocatoria para el reality?

—Sí, obvio. Cuando me llamaron para ofrecerme estar en el programa me puse a buscar de qué se trataba y me enganché con una edición de Estados Unidos que se había grabado en la Argentina. La vi con Simona y me encantó. Había competencias muy fuertes, pero yo lo único que pregunté es si se iba a hacer eso de comer cosas raras y me dijeron que no en este caso. Así que acepté.

—¿A pesar de lo difíciles de algunas pruebas?

—Yo entrené toda mi vida, pero después de tener a Dante medio como que me tiré a chanta. Entonces, Jero me recomendó que fuera a Crossfit con un amigo de él para poneme en forma. Había estado haciendo algo de boxeo para un personaje de una chica trans que encarné en Actrices, una obra que hice en el Teatro Ocho, en Little Havana. Así que algo de fuerza tenía. Pero la verdad es que, de un día para el otro, me tuve que poner a tono con semejante exigencia. Y la verdad es que estoy feliz.

—El programa se hizo acá…

—Sí, se grabó a fines del año pasado en la zona de Pilar. Y yo lo primero que tuve que hacer fue coordinar el tema del viaje con Jero, por los chicos. Pero, por suerte, pude resolver todo bien y la pasé genial. Para mí fue como un viaje de egresados.

the challenge argentina
Albertario participa de The Challenge Argentina (Telefe)

—Hablás de Jerónimo, pero para esa época ya estabas separada, ¿verdad?

—Sí, yo me separé por el mes de mayo del año pasado, más o menos. Pero la verdad es que seguimos unidos por nuestros hijos. Hay mucho amor entre nosotros y podemos seguir compartiendo un montón de momentos. Entiendo que es así porque ninguno de los dos está en pareja todavía. Y que, quizá, cuando eso pase la relación pueda llegar a cambiar y volverse más distante. Pero la verdad es que tenemos un vínculo hermoso.

—¿Y por qué se separaron? ¿Hubo un detonante o fue solo el desgaste después de tanto tiempo juntos?

—Fue esto último que decís. Nosotros estuvimos más de quince años en pareja, con unas vacaciones en el medio posterior al nacimiento de Simona. Después volvimos, nos casamos y al tiempo nos instalamos en Miami, donde nació Dante. Es mucho tiempo y la pareja se fue desgastando. Hasta que un día nos juntamos y dijimos: “No tiene sentido seguir para estar mal”.

—¿Alguno de los dos tomó la determinación?

—No, nos fuimos dando cuenta juntos de que la cosa no iba más y que lo mejor era seguir como ahora, acompañándonos pero ya sin ser pareja.

—Cuando te preguntaron por esta separación a fines del año pasado, vos la desmentiste…

—Sí, porque con Jero pasamos muchas crisis y la verdad es que yo no sabía si ésta iba a ser una más o si, realmente, íbamos a seguir cada uno por su lado. Tampoco tenía nada para decir. Así que preferí dejarlo en la intimidad y contárselo solo a nuestra familia.

—¿Cómo fue la charla con los chicos?

—Simona ya tiene 14 años, así que la llevamos a un lugar y le explicamos que habíamos decidido separarnos. Ella entendió todo enseguida. Cuando me fui de ahí, le pregunté cómo estaba con esto que le habíamos contado y ella me dijo algo que fue genial: “Si ustedes están bien, yo estoy bien”.

—Es que los chicos desdramatizan todo…

—Claro. Dante, en cambio, recién tiene 5 años y no entendía mucho esto de “la casa de papá y la casa de mamá”. Pero como también nos ve compartiendo muchos momentos y ve que entre nosotros está todo bien, tampoco lo afectó la separación.

Claudia Albertario
Claudia junto a sus hijos, Simona y Dante (Instagram)

—¿Vos te quedaste en el departamento que compartían y Jerónimo se mudó?

—Exacto.

—¿Y tenés pensado seguir en Miami o existe la posibilidad que vuelvas a la Argentina?

—La idea es quedarme allá, porque tengo ganas de hacer una serie y de trabajar en la televisión norteamericana. Pero me gustaría viajar por trabajo a la Argentina y que, cuando puedan, mis hijos me acompañen.

—Más allá de la buena relación, una separación nunca es simple y menos estando lejos de los afectos. ¿Cómo la llevaste vos?

—La verdad que siempre estuve contenida porque mis amigas de Miami, justamente por el hecho de estar lejos, se convirtieron en mi familia. Y estuve en comunicación permanente con mi gente de acá. Pero igual, no es fácil separarse después de tantos años, con dos hijos y con tanto amor de por medio.

—El escándalo de la separación de Fede Bal y Sofía Aldrey, con la filtración de chats entre los que estaba el tuyo, te obligó a blanquear la separación a la fuerza…

—Es así como decís. Yo lo primero que quise salir a aclarar fue que estaba separada, sobre todo por Jero y por mis hijos. Por eso es que hice ese comunicado, que se lo mostré primero a él y después a Fede para avisarles lo que iba a sacar. Pero no tenía mucho más que explicar que lo que puse ahí.

—¿Cómo definís tu relación con Bal?

—Yo a Fede lo conozco desde que era chico, siempre hubo una amistad muy linda que, como dije, quizá en determinado instante cruzó una línea. Pero para mí no fue más que un chichoneo. Él me endulzó el oído en un momento en el que yo estaba muy mal. Y bueno, no fue más que eso.

—Es verdad que sos una adulta responsable de tus actos, como bien señalaste en el comunicado, pero que todo el mundo incluidos tus hijos tengan acceso a tus charlas íntimas no debe ser nada agradable….

—¡Imaginate! Mi hija es una adolescente y se enteró por google, así que me tuve que sentar a explicarle. Fue una situación muy fea para mí.

Claudia Albertario
La actriz estuvo junto a Jerónimo Valdivia durante 15 años (Instagram)

—¿El escándalo afectó tu buena relación con Jerónimo?

—No, eso no porque nosotros sabemos bien cómo son las cosas. De todas formas, me sentí en la obligación de salir a aclarar que estábamos separados desde hacía meses porque lo primero que dijeron era que yo estaba casada y que había engañado a mi marido.

—¿Hablaste con Fede después de esto?

—Hablé cuando pasó todo, pero ya no estamos hablando.

—¿Y qué le dijiste entonces?

—Le dije que no podía seguir lastimando mujeres y que tenía que abrir la pareja. Yo no me voy a meter en su relación, pero creo tendría que haber sido más cuidadoso en todo sentido.

—¿Vos ahora estás sola?

—Sí, totalmente. Y estoy feliz así.

—¿No estás abierta al amor?

—No estoy buscando nada. Sé que la vida te puede sorprender y eso ya se verá si es que ocurre. Pero estuve mucho tiempo en pareja y ahora estoy disfrutando de poder dedicarme más tiempo a mí misma y a mi trabajo. Además, todavía no hace ni un año que me separé.

—Imagino que no te deben faltar propuestas, ¿o me equivoco?

—Sí, me llegan mensajes de todo tipo, me mandan fotos…Es raro.

—Claro: vos saliste del “mercado” cuando la seducción se daba personalmente y, ahora, te encontrás con que todo es virtual…

—¡Tal cual! Es todo por redes. Igual, por ahora no me interesa conocer a nadie.

Claudia Albertario
Claudia asegura que no está pensando en formar una nueva pareja (Gentileza)

—¡Alguna alegría debés tener de vez en cuando!

—No es fácil deshacerse de la Ferrari…Yo me bajé de la Ferrari, pero a veces me subo.

—¿Perdón?

—Pasó, pasó…

—Entiendo que la Ferrari es Valdivia…

—Claro.

—¿Es decir que a veces te reencontrás con él?

—¡Yo no dije nada!

Seguir leyendo:

Madonna y Warren Beatty: el fogoso pero inexacto romance entre la reina del pop y el mejor amante de Hollywood

Pablo Echarri y el horror que cambiaría su vida: “Tuve que negociar la vida de mi papá como se negocia la compra de un auto”

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba