Inicio / Música/Espectáculo / Murió Berta Szpindler, viuda de Tato Bores y mamá de Marina, Sebastián y Alejandro Borensztein

Murió Berta Szpindler, viuda de Tato Bores y mamá de Marina, Sebastián y Alejandro Borensztein

Berta Szpindler de Borensztein, viuda de Tato Bores
Berta Szpindler de Borensztein, viuda de Tato Bores (Oscar Martínez Academia de la Letra/)

Este miércoles por la mañana murió Berta Szpindler, la viuda del recordado humorista y monologuista Mauricio Borensztein, popularmente conocido como Tato Bores. La mujer tenía 88 años y, según informaron, su deceso ocurrió a las 9:40.

Berta y Tato se casaron en 1954 y estuvieron juntos durante 42 años hasta el 11 de enero de 1996, día en que murió el humorista. Tenían tres hijos: Marina (escritora), Alejandro (periodista) y Sebastián Borensztein (guionista), a quienes Szpindler describía como “muy buena gente”.

“Viste que te dicen ‘Te felicito, qué talento tus hijos’. Sí, son muy talentosos, pero a mí lo que más me gusta de ellos es que son muy buena gente”, dijo la viuda del humorista en la primera nota que dio en su vida, en 2002, seis años después de la muerte de Tato Bores.

Tato Bores Familia
Tato y Berta junto a sus tres hijos: Alejandro, Sebastián y Marina

El actor Oscar Martínez, que estuvo casado con Marina Borensztein, confirmó la noticia este miércoles en radio Mitre y recordó a su ex suegra como una mujer “inolvidable”. “La quise mucho”.

Dueña de un bajo perfil, en aquella primera entrevista que brindó, explicó por qué no había hablado antes con la prensa, incluso cuando estaba junto a Tato. “Cuando yo veía a las esposas que daban notas no entendía mucho, porque a mí me parecía que yo no tenía nada para decir. A mí me parece muy bien que haga declaraciones la gente que tiene algún peso en algo, si sos artista, un pintor, un político. Yo sentía que era la señora de Tato Bores, nomás”, indicó en Página 12. “Es la primera vez que doy una nota, ni siquiera junto con Tato lo hice. Sí me prestaba a sacarme una foto, pero nada más”.

Tato Bores Berta Marina Borensztein instagram
Berta, junto a su hija Marina

En aquella entrevista, la mujer recordó cómo surgió Berta, el personaje que su marido había creado para sus monólogos. Allí, aseguró que había sido un invento de Tato Bores en la época en que hacía televisión. “Como él siempre hablaba en primera persona, que todas las cosas le sucedían a él… y él tenía muchos interlocutores en esos monólogos, yo era uno”, aseguró y aclaró que no se sentía identificada con la imagen que el humorista y los guionistas habían hecho sobre el personaje. “¡Si era una mandona…! Una vez fuimos a una reunión y me acuerdo que alguien dijo ‘Esta no es Berta'. Creían que él había llevado a otra mujer, porque pensaban que yo era como el personaje. La imagen de Berta seguramente sería con un rodete, una cosa medio germana”, recordó Szpindler.

Su historia de amor. En aquella entrevista, Berta también habló de su historia de amor con Tato y las dificultades al comienzo de su relación por la profesión artística del humorista. “Yo conocí a Enrique, el hermano más chico de Tato, un verano en Piriápolis. Mirá qué casualidad, nos conocimos nosotros dos y una mujer que después se iba a casar con el hermano más grande de Tato, con Abraham. Íbamos a ser todos familia. Enrique hablaba bastante del hermano, Tato ya era conocido, era el niño Igor. Y un día, acá en Buenos Aires, yo no andaba bien y pasé por la disquería que ellos tenían en la calle Córdoba, y Enrique me dijo si no quería trabajar ahí. Así lo conocí a Tato. Ya estaba en el Maipo, con las vedettes”, contó.

Tato Bores murió en enero de 1996
Tato Bores murió en enero de 1996

“Esta parte que viene es una historia conocida -advirtió y siguió-: en mi casa al principio lo recibieron muy bien, lo querían, pero cuando fue a pedir la mano, en esa época se estilaba eso, mi papá le dijo que no había ningún inconveniente siempre y cuando dejara el teatro. Y Tato, que estaba tan enamorado, dejaba el teatro, dejaba todo. Y yo, en un momento de lucidez, de esas cosas que te pasan una vez cada tanto, le dije “Vos no dejás nada”. Porque pensé que si este hombre no llegaba a hacer lo que quería, que fuera por culpa de él y no mía”, continuó.

Berta y Tato mantuvieron su relación a escondidas hasta que se enteró el padre de ella. “Decime cuándo te vas a casar porque yo me quiero ir”, le dijo el hombre que -según contaba Berta- “amenazada” con ir a vivir a Paraná.

“Pero esa vez, en lugar de hacerle caso, le dije que le iba a contestar. Y me fui volando al Maipo, era un sábado a la noche y le dije “Tato, hay que casarse”. En esa época no era fácil casarse, pero estaba ahí Sofía Bozán, que conocía a un juez, y el miércoles siguiente nos casamos. Y con la plata que nos regalaron los del Maipo y Abraham, mi cuñado mayor, nos alquilamos durante seis meses un departamento de un ambiente. Y así empezamos”, recordó la viuda de Tato Bores.

SEGUÍ LEYENDO

Al borde de las lágrimas, Luis Brandoni convocó un banderazo en contra del Gobierno, pero “cumpliendo todos los protocolos”

Claudio Rico se prepara para dar su primer show por streaming: “Los humoristas somos esenciales porque la risa cura”

La asesora financiera Sabrina Castelli, con Pamela David: “Hay gastos que se incrementaron con la cuarentena, pero otros desaparecieron”

Chequea también

Los detalles del escandaloso y millonario divorcio de Coti Sorokin

Coti Sorokin y Valeria Larrarte (Instagram: @valelarrarte)Los albores de la cuarentena encontraron al músico argentino Coti Sorokin en Uruguay, en medio de un trabajo grupal con sus músicos, lo que lo alejó físicamente de su familia. Sin embargo, ya desde octubre del año pasado estaba separado de Valeria Larrarte, su esposa de más de 25 años de relación, con quien hoy atraviesa un escandaloso trámite de divorcio, que además lo convierte en una de las divisiones de bienes más caras de los últimos tiempos.Cultor del perfil bajo, en oposición a su alta exposición artística, el artista (creador junto a Diego Torres de uno de los mayores hits musicales de la historia argentina, “Color esperanza”) mostró en muy pocas oportunidades su mundo íntimo, el cual prefería preservar más que potenciar. Alguna nota en una revista de actualidad nos permitió conocer a Valeria y a su particular prole: dos pares de mellizos, Maia e Iván, quienes nacieron en 1995, y Leyre y Dylan, en 2004.La separación -guardada hasta ahora bajo siete llaves y llevada adelante sin trascender- data entonces de casi un año a esta parte, pero detonó públicamente esta semana cuando aparecieron rumores de una relación sentimental entre el rosarino y la actriz Juana Viale, según anticipó la periodista Debora D’Amato el jueves pasado en Intrusos. Aunque luego fue minimizada por algunas fuentes cercanas -afirman que solo hay una buena amistad y un trabajo en conjunto, al participar ella en un videoclip suyo, y de ahí la “confusión”-, lo cierto es que sirvió para confirmar la separación de Sorokin con la madre de sus hijos, con quien ha compartido un cuarto de siglo.Coti le baja el tono a las versiones y lo seguirá haciendo. “Hace un año que estamos separados, está todo bien”, afirma cuando se le consulta sobre el tema, pero hay otros factores que no revela.Los ribetes del divorcio son millonarios y escandalosos. La aparición de los rumores de una supuesta relación de Coti con Juanita Viale no le molestaron tanto a Valeria por su eventual carácter sentimental, ya que no habría existido infidelidad alguna (están separados desde hace meses), sino por la participación de la nieta de Mirtha Legrand en un clip del músico y la difusión del material a sus espaldas.El músico y Larrarte están separados desde octubre del año pasado (Instagram: @valelarrarte)¿Qué tendría eso de malo? Que Coti y Valeria no solo eran pareja sino también socios en los negocios de la empresa musical del cantante. Ella, dispuesta a llegar a las últimas consecuencias por la división de bienes y el trámite de divorcio, contrató a la especialista número uno de la Argentina para estas gestiones: la implacable abogada Ana Rosenfeld.Según pudo saber en exclusiva Teleshow, están pendientes las audiencias de conciliación y el trámite grueso de la división de bienes porque en este divorcio -como en la mayoría, pero aquí por partida doble- lo económico es un detalle enorme: al ser socios en empresas y emprendimientos de la carrera musical y artística del rosarino, la cantidad de cuentas, ganancias, bienes y derechos gananciales a analizar y eventualmente dividir son de proporciones millonarias. A nadie le gusta hablar de plata y menos públicamente, pero es así.La abogada Ana RosenfeldCoti Sorokin -Roberto Fidel Ernesto Sorokin Espasa, en rigor- es autor de su propio material y de una gran cantidad de canciones exitosas de muchos de los cantantes más famosos de habla hispana. De hecho, su mayor hit, “Color esperanza”, fue un ícono en la carrera de Diego Torres y elemento de una gran polémica por la autoría, en verdad compartida por ambos, a la hora de “adueñarse” de los honores de semejante canción que el hijo de Lolita Torres entonó nada menos que frente al Papa Juan Pablo II. En su momento, ambos músicos hablaron públicamente de sus diferencias y la polémica por la autoría de esa canción.Citar ese caso sirve de ejemplo para -intentar- figurarse las enormes ganancias que Coti Sorokin ha obtenido a lo largo de las últimas dos décadas por ser un prolífico compositor, cuyas letras han entonado Enrique Iglesias, Natalia Oreiro, Fito Páez, Julieta Venegas, Paulina Rubio, Alex Ubago y La Oreja de Van Gogh, entre muchos otros.Las cuantiosas ganancias por derechos de autor, además de su éxito personal por sus canciones, su reconocimiento en otras latitudes -sobre todo en España-, sus discos vendidos, las reproducciones en tiendas digitales y los shows que ha hecho a lo largo del mundo entran en materia de análisis, estudio y eventuales discusiones en este divorcio que está en su etapa más beligerante. La exposición pública de la vida personal y sentimental del cantautor y su “affaire” -en principio artístico- con Juana Viale desató la furia de su ex, convirtiendo un divorcio que venía tramitándose en bajísimo perfil, en un verdadero escándalo que recién comienza.Coti y Larrarte junto a sus cuatro hijos (Instagram: @valelarrarte)Volviendo al rumor instalado entre Coti y Juanita Viale, se dijo que ella sigue de novia y próxima a una convivencia con su nueva pareja, el arquitecto Agustín Goldenhorn. Hace poco tiempo ella y el músico habían participado juntos en un vivo de Instagram en el que hablaron de su amistad y buena onda. Lo que molestó a Larrarte fue la difusión de las imágenes del clip sin consulta previa, la cual consideraba necesaria al seguir siendo socios.Anoche el cantante apareció en un reportaje íntimo con Julieta Prandi en su ciclo Confesiones, por América, pero cuando esa entrevista se grabó -antes de la pandemia- él todavía estaba en pareja con Larrarte, por lo que la confusión sobre las idas y vueltas del mundo sentimental del músico es enrome: en una sola semana se difundieron los rumores con Juanita, se blanqueó un divorcio hasta ahora silencioso y apareció un reportaje fuera de época que solo aumenta la exposición pública de una figura que siempre ha buscado ser noticia por su profesión y ahora aparece envuelto en semejante caso público.Antes, la historia de amor entre Valeria y Coti, la consolidación familiar y el andar juntos para la construcción de una carrera mega exitosa los encontró durante más de dos décadas en un camino de superación y enorme amor. “Yo me crié en Concordia, aunque nací y después volví a estudiar a Rosario -había contado el cantautor en un reportaje compartido con su mujer y sus hijos en el programa Padres e hijos, de la TV Pública, hace dos años-. Pero siempre fui y me sentí como del interior, digamos. Y cuando llegué a Buenos Aires empecé a hacer 200 mil cosas que tenían que ver con el trabajo de ganarme la vida en un lugar nuevo. Y en ese contexto, viviendo con Valeria, conviviendo en un departamento muy chiquito, nos enteramos de que íbamos a ser papás”.Las ganancias y bienes del matrimonio a analizar y eventualmente dividir son de proporciones millonarias (Instagram: @valelarrarte)Corría entonces la vida en 1994. “Fue como un baldazo de agua fría porque no lo esperábamos -contó en aquel entonces Valeria-. Y cuando nos enteramos de la noticia no hablamos del tema por una semana, más o menos, tipo silencio absoluto”. La sorpresa, además de la paternidad en sí misma, tuvo que ver con saber que tendrían mellizos. “Lo llevamos con mucha incertidumbre; dando batalla, dando guerra, sin saber cómo íbamos a pagar el alquiler el mes que viene o cómo íbamos a llenar la heladera”, acotó él.Nueve años después de aquellos inicios duros en los que juntos pudieron contra todo y empezaron a armar lo que sería una exitosísima carrera en la que ella tuvo mucho que ver, la sorpresa volvía a golpear la puerta de una familia ya consolidada, cuando llegó la noticia de que iban a ser padres, y otra vez de mellizos. Hoy los chicos están grandes: Maia e Iván tienen 25 años, mientras que Leyre y Dylan tienen 16. La familia enfrenta desde hace un año la ruptura de los padres pero ahora también la batalla legal entre ellos que cambió aquellos tiempos inquebrantables como núcleo irrompible por una grieta sin retorno.SEGUÍ LEYENDOCoti Sorokin: “La vida siempre está primero que la economía; después, hay otras discusiones”Cachorro López, el tercer autor de “Color esperanza”, se metió en la polémica: ¿defendió a Diego Torres o respaldó a Coti Sorokin?Diego Torres habló de la nueva versión de “Color Esperanza”, la situación de los artistas y las decisiones del Gobierno: “Creo en la Argentina”

El Indio Solari volvió a cantar en un show por streaming de Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado

El Indio Solari (Mariano Arribas) (Agustin Marcarian/)Con su intervención desde una pantalla en varios temas, Carlos El Indio Solari volvió este sábado a hacer su esperada aparición en el espectáculo Desde los satélites, una transmisión especial de un documental y un show en vivo de su banda Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado, desde el escenario del estadio Malvinas Argentinas de la Ciudad de Buenos Aires.Con la excusa de celebrar los 15 años desde su formación para acompañar al ex Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota en los inicios de su aventura solista, la banda estrenó el documental Con los puños en alto, en donde testimonian las vivencias junto a este particular artista y luego brindó un concierto de casi tres horas, en donde no faltaron los clásicos.Pero más allá del nivel indiscutido de lo ofrecido por el grupo, los momentos más celebrados fueron cuando la imagen y la voz del Indio Solari irrumpieron en Yo, canibal, Porco Rex, Susanita, y en temas solistas del guitarrista Baltasar Comotto y el tecladista Pablo Sbaraglia. Sin embargo, la gran novedad fue escuchar en vivo La moda no es vanguardia, La oscuridad y Pinturas de guerra, tres canciones del último disco El ruiseñor, el amor y la muerte, que nunca llegó a ser presentado en concierto. Ante esta batería de canciones, el recital se extendió por casi tres horas de duración.Minutos antes de la finalización del extenso recital virtual, Pablo Sbaraglia agradeció a su público y recordó que “En este momento lo más importante es cuidar al prójimo”. El último tema de la noche fue el clásico Ji ji ji y cada uno desde su lugar se sumó al pogo virtual. En marzo, la banda tuvo que cancelar su presentación en la ciudad de Rosario por la cuarentena, pero seguramente será el primer lugar elegido para volver de manera presencial cuando se concrete la nueva normalidad.Adelanto del documental "Con los puños en alto" (Infobae)De todas maneras, El Indio ya había intervenido en este formato en otros recitales brindados por el grupo, que comenzó a ofrecer conciertos sin su líder para recaudar fondos para un tratamiento médico para el baterista Martín Carrizo y, debido a la excelente repercusión, decidió continuar con esta modalidad.Ante la interrupción de los espectáculos públicos por la pandemia de coronavirus, Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado siguieron compartiendo material en sus redes sociales. Según informó la organización del espectáculo, el show fue seguido por 20 mil personas, tope que se puso a la hora de vender entradas para asegurar una conectividad óptima.Recordemos que en junio de este año, Solari que se convirtió en víctima de una fake newsi. Y, minutos después de haberse convertido en tendencia en Twitter por el hastag #QEPDindio, decidió salir él mismo a dar un mensaje utilizando sus redes sociales. “Un soretito publico una fake, estoy en mi casa tomando un martini!!!! Salud forrito”, escribió el artista en su cuenta, llevándole tranquilidad a sus más de sesenta mil seguidores. Carlos El Indio Solari volvió este sábado a hacer su esperada aparición en el espectáculo Desde los satélites, una transmisión especial de un documental y un show en vivo de su banda Los Fundamentalistas del Aire AcondicionadoCabe recordar que, en 2016, el Indio contó durante un recital en Tandil que le estaba dando pelea a una dura enfermedad que lo acompaña hasta la fecha. “Veo que en Internet está circulando con mucha fuerza la versión de que estoy enfermo y es verdad. Mr. Parkinson me está pisando los talones, pero les aseguro que no me voy a bajar tan fácil de un escenario”, dijo en ese momento frente a una multitud de más de 150 mil personas.Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado está integrada por Baltasar Comotto, Pablo Sbaraglia, Gaspar Benegas; Fernando Nalé, en bajo; Débora Dixon y Luciana Palacios, en coros; Sergio Colombo, en saxo; Miguel Ángel Tallarita, en trompeta; Y Ramiro López Narguil, en batería.SEGUÍ LEYENDORomina Richi y la vacuna del coronavirus: “¡No me la pongo ni loca!, hay que esperar más tiempo”Los detalles del escandaloso y millonario divorcio de Coti SorokinA solas con Santiago del Moro: de Masterchef Celebrity y el debut de Claudia Villafañe a cómo le contó a sus hijas que tenía coronavirus