Inicio / Música/Espectáculo / Verónica Llinás: “Esta pandemia nos enfrenta a nuestra propia moral”

Verónica Llinás: “Esta pandemia nos enfrenta a nuestra propia moral”

Verónica Llinás y el presente de los actores (Pedro Kablan/Infobae)

“Puedo ser infernalmente malhumorada”, dice Verónica Llinás, que estrenó en plena cuarentena Manual de supervivencia. Admite que no todo son risas, y asume la contracara de los personajes cómicos que acostumbra interpretar, tanto en los proyectos en los que es convocada como en sus propias redes sociales. “Lo mejor que me pasó en esta etapa es haber afianzado mucho los videos”, destaca la comediante, y confiesa que la han contactado en varias oportunidades para pedirle contenido gratis. “Me da rabia… ¡Gente con plata!”, revela a Teleshow.

La actriz, que forma parte de la primera serie original de la plataforma Movistar Play producida en Argentina, pasa sus días de cuarentena en la quinta en la que vive acompañada por una casera, y dedicando su tiempo a algunos quehaceres domésticos que antes no formaban parte de su rutina: “Cosas del jardín, las hormigas”, cuenta. Sin embargo, hay tareas a las que todavía se rehúsa. “Cocinar me da una fiaca espantosa. ¡Y la plancha ya fue!”, arenga Llinás, que propone aprovechar estos días de aislamiento para soltar definitivamente ciertas costumbres que pesan sobre las mujeres. “Hay que dejar de teñirse, que sirva esto para que todos seamos más nosotros mismos”, dice.

—Van dos meses de cuarentena. ¿Cómo estás?

—Con momentos y momentos. Estoy muy bien para lo que es la generalidad, me considero una privilegiada. Mucha gente está tomando conciencia de lo privilegiado que es. A pesar de estar muy preocupada por el devenir, por qué va a pasar con mi trabajo y con el de todo el mundo, con el país, con todo… Hay incertidumbres que traen angustia, pero hay que lidiar con eso.

—Participaste en Manual de supervivencia. Más allá del momento particular que estamos viviendo, está bueno que surjan distintas plataformas para hacer ficción.

—Manual de supervivencia es una buena ficción, muy cuidada, con un elenco de actores impresionantes. Con Vicky (por Victoria Galardi), su directora, trabajé en Cerro Bacho, fuimos juntas al Festival de San Sebastián, ya es una amiga. Tiene un estilo muy particular, un humor muy sutil. Me encantó hacerla, y está buenísimo que haya plataformas que estén invirtiendo y comprando ese tipo de series.

Verónica Llinás habla de "Manual de supervivencia", su nuevo trabajo (Pedro Kablan/Infobae)

—En la ficción, Esteban Bigliardi, el protagonista, busca un sueño, su vocación. ¿Cómo es tu experiencia personal en ese sentido? ¿Atravesaste una búsqueda de ese tipo o siempre tuviste claro lo que querías ser?

—Lo tuve claro desde muy chica, a los cinco o seis años. No con la forma ya planteada en la cabeza de: “Quiero ser actriz”, porque a esa edad uno no arma así las frases, pero sí la sensación de que me encantaba disfrazarme, jugar. Ponía gelatinas de colores en las luces para generar ambientes. Siempre tuve esa necesidad de meterme en ese mundo imaginario.

—Tener claro lo que se quiere y poder trabajar de eso también es ser un privilegiado.

—Manual de supervivencia muestra desde adentro cómo es la vida del actor, y no esa fantasía que se tiene de que todo es fácil. Hay que prepararse y pasar por situaciones feas, desagradables, a veces humillantes. Todo el sistema de castings y de la gente que maneja esos pequeños poderes. En el caso de las mujeres, también se da el acoso. Un montón de cosas.

—¿Te dolió algún rechazo en un casting?

—Hice castings siendo bastante joven cuando era mimo y, cuando todavía no era una actriz conocida, para publicidad. Era acróbata, y a veces se utilizaba gente para bailar que hiciera acrobacia. Como actriz, me negué siempre: no me gusta esa situación, y menos si es gratis. La presión no me estimula. Hice uno para una película porque era Lucrecia Martel y tenía muchas ganas, y fue horrible. Estaba recontra nerviosa porque Lucrecia con mucho humor me dijo: “A vos te debo mi carrera”. “¿Por qué?”. “Porque el primer guión que escribí te lo mandé y me dijiste que no, y tenías razón: era una mierda”. Fue genial de su parte, pero me quedé con vergüenza, nervios, e hice un casting espantoso. O por ahí no me eligió porque… no sé. Me gustaría alguna vez trabajar con ella.

Verónica Llinás disfruta la cuarentena con sus personajes en Instagram (Infobae)

—Hablemos de tu personaje en Instagram que nos está acompañando a todos durante la cuarentena. ¡Es maravilloso!

—Estoy muy contenta. Lo mejor que me pasó en esta cuarentena es haber afianzado mucho los videos, poder hacerlos, contar una historia con nada, simplemente con la magia del cine, la edición y la creatividad de uno. La gente se divierte, me agradece, es muy impresionante. Eso da mucho sentido a la vida: ayudar de algún modo. Y lo que te devuelven te ayuda a seguir construyendo y a mejorar.

—Desde la cosa exacerbada del humor, la cheta tiene un poquito de toda la clase media y esas dificultades que estamos pasando…

—Absolutamente. Tiene de mí también. Hay un montón de cosas con las que nos estamos enfrentando ahora que no teníamos ni idea. Cosas que son una boludez pero carezco de las herramientas para poder concentrarme en eso. Mi cabeza no se posa.

—¿Qué es lo que más te complicó a vos, de lo cotidiano, en esta cuarentena?

—Tengo la suerte, lo voy a aclarar, de vivir con la casera. Vivo en una quinta y la casera tiene su propia casa dentro del predio, entonces no tengo que hacer todo. La ayudo mucho porque tenía ayuda externa que ahora no viene. Cosas del jardín, las hormigas… Cocinar me da una fiaca espantosa, no es que no lo sepa hacer pero me da fiaca. Planchar es algo que no hago, y además, no me importa. ¡La plancha ya fue!

—¡No hay ninguna necesidad!

—Ahora que estamos todas con las raíces hechas mierda… Me las tapo pero, por ahí, hay que dejar de teñirse: que sirva esto para que todos seamos más nosotros mismos.

—Las peluquerías son el negocio más esperado para la apertura.

—¡Totalmente! Estoy haciendo un nuevo video que tiene que ver con eso, con ese tipo de cosas de las mujeres que un poco detesto. No me sé peinar, no me sé teñir, no tengo tiempo de hacerme las manos, ¡no me importa! Soy medio salvaje.

—Ese humor que te vemos en las redes y en los personajes, ¿lo tenés en la vida también?

—A veces sí, otras me pongo de mal humor, también. Este humor que puede ser tan bueno en algunos momentos, en otros momentos se va hacia el infierno (risas). Puedo ser infernalmente malhumorada. Entre los ríos de sangre hay una tana que viene con problemas.

Verónica Llinás comparte con Teleshow cómo vive la cuarentena (Pedro Kablan/Infobae)

—¿Te enojaste mucho durante estos meses de cuarentena o ganó el buen humor?

—Miti miti, te diría. Todo el primer tramo estuve con mi hermano, mi cuñada y mi sobrino. Habían venido a pasar unos días y nos quedamos. Me encantó porque, además, adoro a mi sobrino y pasar tiempo con él, pero no habíamos convivido tanto tiempo juntos. Hubo momentos de guerra y de mal humor de todos. Está bueno porque después de esas peleas, de esas catarsis, las relaciones se ponen mejores, más libres. Todas esas cosas que se exacerbaron en la cuarentena ya existían, y se va a terrenos que nunca se abordaron.

—¿Crees que vamos a salir mejores de la pandemia?

—Espero que sí, que entendamos algo. En mis momentos negros te confieso que digo que vamos a volver a ser los mismos boludos de siempre, pero hoy tengo un buen día y pienso que sí. Estamos comprendiendo muchas cosas. El después, va a estar bueno.

—¿Cómo ves la situación de los actores y de las actrices? ¿Cuándo creés que podrán volver?

—Claramente vamos a ser los últimos. No sé cuándo porque nadie sabe nada. Va a costar que la gente se relaje y pueda ir a juntarse con otra gente, y más los espectáculos de risa.

—Ustedes en el teatro la rompían.

—Estábamos con el Gordo (Darío) Barassi, que es un divino total, lo adoro, con Carcajada salvaje. Pintaba un año bueno. Íbamos a estar un tiempo en el Multitabaris y después, de gira por el interior. Cada tanto hablo con Corina (Fiorillo), la directora… Los extraño, extraño a ese grupo. Está muy difícil. Me considero afortunada porque vengo de una temporada que fue muy exitosa, entonces tengo un resto, pero hay compañeros actores que están realmente muy en la lona. El problema con nuestra actividad es que no entra dentro de ningún marco regulatorio. Tampoco veo que la Asociación Argentina de Actores esté activamente procurando que haya algún plan de asistencia a los actores.

—Es un sector muy golpeado.

—Siento, obviamente no de todo el mundo, que no hay una noción en la sociedad de que los actores no somos los glamorosos que tienen un montón de plata. Ser actor es un trabajo y bastante sacrificado e insalubre. Es inestable, depende mucho de factores que no tienen que ver del todo con uno. Es como una acción que sube y baja. No se me escapa lo hecho mierda que está el resto, pero soy actriz, pertenezco a ese segmento, y hablo de lo que les pasa a mis colegas, y a mí.

—En este momento son una especie de cable a tierra, de poder sacar la cabeza de todo esto. Uno encuentra ese escape viendo ficciones, personajes interesantes.

—Si supieras la cantidad de gente que me llama y me pide que haga videos para los que debería maquillarme, vestirme o ponerme una peluca y pensar algo… ¡gratis! ¡Personas con plata! Da rabia…

—¿Te animás a decir que no?

—Sí, me animo. Y también digo: “¿Por qué?”. Me ha pasado hace poco para algo gubernamental, y era gratis. “¡¿Perdón?! ¿Están pidiendo que actores trabajen gratis para ayudarte a vos?”. Raro. Entonces, no me guardo. A veces, simplemente no contesto, y otras, cuando veo que la causa lo amerita, lo hago. No es que si no me pagan no hago nada. También sería bueno que se empezara a hablar del derecho de imagen en plataformas como Netflix que están enriqueciéndose pasando contenidos de los cuales no pagan ese canon.

—Este año parecía que iba a tratarse y tal vez salir la sanción de la ley de aborto.

—Me impactó muchisimo lo de Santiago del Estero… ¡Por Dios! ¿Qué pasa en Santiago del Estero? Satanás vive ahí. Nenitas violadas que las obligan a parir. Hay algo que no se está entendiendo. La legalización del aborto es un derecho que creo que tarde o temprano va a salir. Entiendo los dogmas de fe, pero no todos somos religiosos y la gente que no lo es tiene que poder obrar. No se entiende que la maternidad en contra de la voluntad es una tortura. Es una tortura el embarazo, es una tortura para una mujer que no quiere parir. Hay mucho dinero empleándose. Es el poder económico enorme de las iglesias.

—Vas a ser difícil el post pandemia.

—Si algo tenemos que aprender es no sentir al otro como un enemigo, independientemente de que piense distinto. El enemigo es el virus, el enemigo es el hambre, la corrupción; nunca es una persona. Esta pandemia nos enfrenta a nuestra propia moral. Donar cuando a uno le sobra es fácil. Cuando no tenés trabajo y no sabés cómo va a ser tu futuro, pero ves otro que está peor, ¿qué hacés? Estamos todos frente a esa disyuntiva. Entonces, por lo menos, vamos a saber un poco mejor qué clase de persona somos.

Seguí leyendo:

Julieta Prandi, tras su conflictivo divorcio: “El juez me restituyó la casa y la encontré devastada”

El periodista Ignacio González Prieto sufrió un violento asalto

Chequea también

Samanta Casais y el escándalo de “Bake Off”: “Con mi mamá recibimos mensajes horribles, hasta deseándonos la muerte”

La cocinera habló de su polémica participación en el certamen de Telefe (Audio: Radio Metro) (Infobae)“Por suerte está saliendo el sol después de la tormenta que pasó”, dijo Samanta Casais, la ex participante del reality Bake Off. La joven se había consagrado ganadora del reality conducido por Paula Chaves, pero fue descalificada debido a irregularidades en la declaración jurada que completó antes de participar del certamen. Como consecuencia, Damián Pier Basile se quedó con el premio de 600 mil pesos.En una entrevista con el ciclo Perros de la calle (Radio Metro), la joven reveló que sufrió mucho por los ataques que recibió en las redes sociales: “Fue difícil los últimos 15 días, fue tremendo. Lo que más me afectó fue el ciberbullying. Me tuve que aislar sin teléfono, sin redes, porque me estaba destruyendo, estaba en el suelo y me seguían dando. No hubo piedad de nada. Hay un montón de personas que sufren ciberbullying y bulling en los colegios. Es un tema que como sociedad deberíamos rever un poco porque no está bueno”. Cuando el conductor Andy Kusnetzoff le preguntó por qué la habían destruido en las redes sociales, la ex participante del reality respondió: “Hace 4 meses era una persona normal que iba a laburar, hacía tortas en mi tiempo libre. Y de la noche a la mañana salís en todos lados, un montón de gente te ve, no estás acostumbrado y menos al odio que generó. Yo comparto que a todo el mundo no le vas a caer bien, pero de ahí al odio desmedido... Mi mamá ha recibido mensajes horribles hasta deseándonos la muerte, sin ir más lejos, a mi novio. ¡Pero yo fui a hacer tortas, paren un toque!”. Samanta quedó descalificada y Damián se consagró ganador de Bake Off (Foto: prensa Telefe) ({su nombre}/)Además, Casais explicó que quedó fuera de la competencia por un “error en el formulario de inscripción” que era una declaración jurada. Pero, aclaró que nunca estudió pastelería: “Fueron dos preguntas en donde yo contesté erróneamente. Igual después se demostró no solo con palabras, sino con papeles que yo no era profesional pastelera, de hecho no estudié pastelería, no tengo título, si vendía tortas”. Luego, Samanta contó que el viernes pasado había recibido un llamado de la producción de Bake Off para avisarle sobre la descalificación. Y le preguntaron si quería participar de una grabación que iban a realizar para contar el motivo por el que ella había quedado eliminada y dar como ganador a su compañero Damián. Como el programa fue grabado el año pasado, decidieron cambiar la parte final del certamen luego de toda la polémica que se generó tanto en redes como en los medios. “Me habían cagado a palos durante 15 días, más esa noticia, era un montón. Respiré un poco, lloré, me descargué y decidí ir porque no tenía nada para ocultar. Si uno comete errores hay que hacerse cargo. Me pareció lo más justo y noble, eso me dejó en paz conmigo misma. Yo valoro a la gente que admite los errores y de frente”, señaló la joven que más allá de todo lo que pasó tiene ganas de seguir adelante con sus proyectos, trabajos y la concreción de sus sueños. SEGUÍ LEYENDO La réplica de Diego Leuco contra Alberto Fernández por un mensaje crítico que el Presidente compartió en las redesEl fin de un misterio añejo: así luce Tangamandapio, la ciudad de “Jaimito, el cartero”, el entrañable personaje de “El Chavo del 8″Martín Bossi: “Fue muy doloroso estar primeros en recaudación con Kinky Boots y un día enterarnos que no volvíamos al teatro”Luciana Salazar relató la inesperada experiencia que vivió con la ex mujer de una pareja: “La terminé consolando”Damián, tras la consagración en “Bake Off”: la charla privada con Samanta, las versiones sobre su experiencia laboral y en qué va a gastar el premio

“Autorizo a que se traten los siguientes temas que trágicamente me ha tocado vivir”: los 14 hechos de la historia de Diego Maradona que revelará su serie

Claudia Villafañe y Diego Maradona se separaron en 2003, después de 14 años de matrimonio“Me dirijo a usted a fin de hacer saber que bajo mi exclusiva responsabilidad autorizo a que la mini serie que usted produce y que se encuentra en desarrollo, se traten los siguientes temas que trágicamente me ha tocado vivir”.Diego Maradona firmó un documento que le envió a Amazon para que incluyera algunas cuestiones personales en el guión de Sueño Bendito, la serie que cuenta su vida. Allí, relata cuestiones que involucran a su ex mujer Claudia Villafañe y a sus hijas Dalma y Gianinna Maradona.Según detalló Luis Ventura este miércoles en Informados de todo, el escrito lo firmó el 30 de marzo de 2019 en Culiacán, México, cuando aún estaba al frente del equipo Dorados.En Sueño bendito habrá tres actores argentinos que interpretarán a Maradona en distintas etapas de su vida: Nicolás Goldschmidt se pondrá en la piel de Pelusa en la época de Argentinos Juniors, en sus primeros años de carrera; Nazareno Casero interpretará a Diego en su época de mayor gloria, ya como capitán de la Selección. Mientras que Juan Palomino será el Maradona que se vio como DT de la Selección en el Mundial de Sudáfrica 2010. Es decir, en su madurez.La primera temporada ya se terminó de filmar, mientras que la segunda quedó pendiente por la pandemia del coronavirus.Las imágenes de Diego Maradona firmando el documento enviado a Amazon (Video: "Informados de todo", América) (Infobae)1) Las infidelidades de Claudia Villafañe (hecho concreto accidente de auto) y su relación con Jorge Taiana que comenzó mientras nosotros aún estábamos casados.2) La defraudación realizada en Miami, donde Claudia Villafañe compró 7 departamentos desde el año 2000 a la fecha, y por lo que actualmente estamos en juicio.3) El testamento que me hicieron firmar en favor de mis hijas, Dalma y Gianinna, cuando yo estaba en grave estado, a punto de perder la vida.4) La utilización del poder que le había otorgado a Claudia Villafañe para poner varios bienes a su nombre y de terceros, beneficiándose económicamente, en perjuicio mío.5) El apoderamiento que hizo de todos los objetos que obtuve durante mi exitosa carrera como futbolista, que ella tenía bajo su cuidado y que terminó robándomelos.Claudia y Diego junto a sus hijas, Dalma y Gianinna6) Las dos veces que estuve gravemente internado, en Punta del Este y en el Sanatorio Güemes, se aprovechó de esa situación para comprar bienes y ponerlos a su nombre.7) Cuando estaba en Cuba, Villafañe me dijo que estaba quebrado. Yo le pedía que vendiera las cosas de oro que le había regalado, pero ella me aseguraba que las había vendido para darle de comer a nuestras hijas. Ella en ese momento estaba comprando departamentos en Miami con mi dinero.8) La primera vez que consumí cocaína lo hice con el padre de Claudia, ya fallecido, Coco Villafañe, quien me introdujo en el mundo de las drogas.9) La imposibilidad de poder notificar a Claudia Villafañe en cualquiera de sus domicilios, ya que nadie, por orden de ella, recibe las notificaciones.10) La constante amenaza que sufrí durante años, cuando quería tener contacto con mi hija Jana y me lo impedía diciéndome que no vería más a mis hijas Dalma y Gianinna.Diego Maradona se encontró por primera vez con Jana en diciembre de 201411) Durante mi estadía en Cuba, Villafañe dejó de pagarle la obra social a mis padres, personas mayores, que quedaron al azar porque ella se quedaba con el dinero que yo le giraba para tal fin y no pagaba la cuota correspondiente.12) La deuda que me generó con el Fisco italiano, ya que cobraba el dinero de los contratos y decía que le pagaba al Fisco, cosa que jamás hizo, generándome un enorme problema judicial y casi la pérdida de mi libertad.13) Los contratos que gestionaba y cobraba Claudia Villafañe como representante/apoderada mía y que se quedaba ella con todo el dinero.14) La utilización de Dalma y Gianinna, cuando ellas tenían 13 y 12 años, a quienes puso como vicepresidenta y tesorera de sociedades que ella armaba en Estados Unidos, falseando además su estado civil y aprovechándose de que yo tenía denegada la visa para ingresar a ese país”.En la guerra judicial, Dalma y Gianinna tomaron partido por Claudia Villafañe, pero siguen interesadas en mantener una buena relación con su padreSEGUÍ LEYENDOLuciana Salazar relató la inesperada experiencia que vivió con la ex mujer de una pareja: “La terminé consolando”Juanita Tinelli estará en el “Cantando 2020”El cambio de look de Natalie Pérez en plena cuarentena