Inicio / Tecno / Samsung Galaxy Tab S6 Lite, análisis: una experiencia con toque premium en una tablet de gama media

Samsung Galaxy Tab S6 Lite, análisis: una experiencia con toque premium en una tablet de gama media

Samsung renovó su gama de tablets con un modelo que, a pesar de tener el 'Lite' en el nombre, ofrece una construcción envidiable y un tamaño más que apropiado para utilizarla en todas las situaciones. Con poco más de 10 pulgadas de pantalla, la Samsung Galaxy Tab S6 Lite es una tablet perfecta para cualquier tipo de uso.

He estado probando la tablet durante más de una semana sustituyendo el uso habitual que mi familia y yo solemos hacer del iPad Pro. He usado la Samsung Galaxy Tab S6 para trabajar, para jugar y para ver contenido multimedia con un desempeño bastante positivo. Entremos en detalle.

Ficha técnica de la Samsung Galaxy S6 Lite

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

Pantalla

LCD 10.4"
2000 x 1200

Dimensiones y peso

244.5 x 154.3 x 7.0
467 g.

Procesador

Exynos 9611 fabricado en 10 nm (2.3GHz y 1.7GHz)
GPU Mali-G72 MP3

RAM

4 GB

Almacenamiento

64 / 128 GB
MicroSD

Cámara frontal

5 MP

Cámara trasera

8 MP

Batería

7.040 mAh

Sistema operativo

Android 10
Samsung One UI 2.0

Conectividad

LTE / Wi-Fi
Bluetooth 5.0

Otros

S Pen
Altavoces estéreo

Precio

399 euros

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

PVP en PC Componentes 399€

Excelente construcción y materiales 'premium'

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

A pesar de que la tablet que nos ocupa tiene el apellido 'Lite', el recorte al que hace alusión el anglicismo no se traslada al aspecto exterior. En este sentido, la tablet se siente muy sólida en la mano, el acabado es de gran calidad, posee un cuerpo de aluminio rematado en pintura mate (gris oscuro en mi caso) y el tacto resulta frío, aunque agradable. La única pega que le he encontrado es que la cara trasera retiene en exceso las huellas, también hay que tener cuidado con los arañazos.

Samsung Galaxy Tab S6, análisis: así es la tablet más ambiciosa y completa de Samsung para este 2019 En Xataka Samsung Galaxy Tab S6, análisis: así es la tablet más ambiciosa y completa de Samsung para este 2019

La Samsung Galaxy Tab S6 Lite no es una tablet grande, tampoco pequeña. Ofrece un ratio de 5:3 para la pantalla, un detalle que reduce las dimensiones finales del dispositivo. Los marcos frontales son bastante pequeños, es sumamente delgada y el peso es suficientemente ligero: no cansa en exceso, ni siquiera sosteniéndola en vilo para leer en la cama. Es un gran soporte de lectura.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

Samsung equipa la Tab S6 Lite con salida de auriculares en la zona superior, coloca los botones de volumen y encendido en el costado derecho (arriba), incluye bandeja para la memoria SD Micro también en el costado derecho (sorprende que el mecanismo sea idéntico al de las tarjetas SIM en los móviles) y ancla el USB C en la zona baja de la tablet. Dicho conector no queda centrado en el grueso de la Samsung Galaxy Tab S6 Lite, sí con respecto al ancho. Esto echa a perder la simetría, para angustia de quienes sufrimos algo de TOC.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

Samsung Galaxy Tab S6

iPad

Huawei MediaPad M6

Pantalla

10,4 pulgadas
2000 x 1200 píxeles

10,5 pulgadas
2.560 x 1.600 píxeles

10,2 pulgadas
2.160 x 1.620 píxeles

10,8 pulgadas
2560 x 1600 píxeles

Porcentaje del frontal

81,6 %

81,93 %

74,4 %

77,4 %

Dimensiones y peso

244,5 x 154,3 x 7,0

244,5 x 159,5 x 5,7 mm

250,6 x 174,1 x 7,5 mm

257 x 170 x 7,2 mm

Peso

467 gramos

420 gramos

483 gramos

498 gramos

Batería

7.040 mAh

7.049 mAh

8.827 mAh

7.500 mAh

La tablet no es muy grande y tampoco pequeña. Con una diagonal para su pantalla de 10,4 pulgadas, Samsung reduce de manera notable las dimensiones finales sin prescindir de altavoces estéreo AKG (en los laterales, junto a los auriculares y al USB C, respectivamente) ni tampoco del lápiz S Pen; incluido en el paquete y un accesorio capaz de multiplicar las funciones de la tablet. El S Pen se adhiere a los costados de la tablet mediante imanes, con el problema de que puede perderse si la Tab S6 Lite se engancha al sacarla de la mochila, por ejemplo. El magnetismo a la hora de sostener el accesorio es fuerte, eso sí. Y hay una pequeña pega: el S Pen no incluye Bluetooth, por lo que no se puede usar a distancia como disparador, tampoco hay que cargarlo. Es una de las carencias en el modelo Lite: la Samsung Galaxy S6 normal sí que posee un S Pen como el de los últimos Note, con Bluetooth.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite Borde inferior (arriba) y superior (abajo) de la Samsung Galaxy Tab S6 Lite

La calidad a simple vista, en el tacto y al sostenerla no deja lugar a dudas: Samsung ha conseguido una tablet que destila sensaciones 'premium'. Y sin prescindir de conector de auriculares ni tampoco de altavoces estéreo, el audio es una de las claves del dispositivo. Eso sí, la cosa cambia cuando la tablet se enciende y queda dispuesta para el trabajo: en el rendimiento es donde se nota el apellido 'Lite'.

Pantalla grande pese a ser Lite y con marcos muy reducidos

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

En términos de dimensiones no aparenta ser reducida, tampoco en los materiales con los que se construye la tablet. Esto también se aplica a la diagonal de pantalla ya que, con sus 10,4 pulgadas, el panel de la Samsung Galaxy Tab S6 Lite no se diferencia apenas del tamaño con el que la marca equipa al modelo superior. Eso sí, la tecnología elegida denota cierto abaratamiento: la Tab S6 Lite apuesta por una pantalla TFT con resolución de 1.200 x 2.000 píxeles, ratio 5:3, 224 ppp de densidad y un aprovechamiento del frontal del 81,6 %.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

La pantalla de la Samsung Galaxy Tab S6 Lite se ve correctamente, su nivel de detalle es suficiente, parte bien calibrada de serie en términos de color (no puede personalizarse en la configuración de pantalla) y ofrece un nivel de brillo lo suficientemente alto como para visualizarse cualquier contenido en interiores. Al aire libre sí muestra algo de dificultad, pero no entraña mucho problema a no ser que se utilice la tablet bajo los rayos directos del sol. Y los ángulos de visión de mantienen a buen nivel.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

A pesar de que es un panel TFT, Samsung permite escribir con la pantalla apagada utilizando el stylus incorporado. No se incluye 'Always on display', sí modo oscuro. La pantalla no llega a ofrecer el contraste de una AMOLED, pero tampoco es algo que penalice en exceso.

La pantalla y el S Pen forman la pareja perfecta: la Samsung Tab S6 Lite es una excelente herramienta de productividad

La Samsung Galaxy S6 Lite está preparada para ser utilizada con los dedos, pero no solo ofrece esta posibilidad: su gran valor es incluir un lápiz con el que dibujar en pantalla ofreciendo distintos niveles de presión para así variar la profundidad del trazo. La sensación de escribir en la tablet es muy agradable, casi parece una libreta de verdad.Y Samsung aprovecha para incluir una gran cantidad de software con el que potenciar la productividad y las capacidades artísticas, es una ventaja pese a lo pesada que es su capa.

Rendimiento: aquí sí se nota que es Lite

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

Hasta este punto la tablet había superado las valoraciones con suficiente nota. Incluso pese a que la decisión de incluir un panel TFT penalice en cierta medida el consumo multimedia. Ahora bien, la decisión de centrar el procesamiento en el Samsung Exynos 9611 no es la más acertada: el procesador se ve desbordado en más de una ocasión mostrando más ralentizaciones de las que debería.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

Sobre el papel la Samsung Galaxy Tab S6 Lite tiene el mismo SoC que el Samsung Galaxy A51 o el Samsung Galaxy M30S, móviles de gama media que no destacaron precisamente por su rendimiento. Esto se traslada a la tablet ya que los 'lags' aparecen con más frecuencia de lo que deberían. Configurar las aplicaciones en segundo plano durante el arranque ya evidencia esa falta de potencia: los saltos son apreciables. También los juegos con cierta carga gráfica muestran alguna caída de frames, como PUBG. Este admite un máximo de calidad HDR. La tablet no es compatible con Fortnite.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

A continuación tienes una muestra de pruebas de rendimiento realizadas en la Samsung Galaxy Tab S6 Lite. Los resultados se comparan con tablets de precio similar: Huawei MediaPad M6 y iPad de 2019, también con la Galaxy tab S6 'normal'.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

Samsung Galaxy Tab S6

iPad (2019)

Huawei MediaPad M6

Procesador

Exynos 9611

Snapdragon 855

A10 Fusion

Kirin 980

RAM

4 GB

6/8 GB

3 GB

4 GB

AnTuTu

178.312

365.418

206.348

336.465

Geekbench 5 (single/multi)

343/1.176

420 gramos

765/1.425

La Samsung Galaxy Tab S6 Lite de este análisis incluye 4 GB de memoria RAM y 64 GB de almacenamiento (49,2 GB para el usuario), ambas cifras algo justas si se utiliza la tablet como soporte de juegos o para llevar de viaje el contenido multimedia. Dispone de expansión de hasta 1 TB por tarjeta SD Card micro mediante una bandeja similar a las de los móviles (Samsung adjunta un pin de extracción) y ofrece puerto USB C 3.1. No hace falta utilizar adaptadores ya que la tablet viene equipada con jack de 3,5 mm.

Autonomía holgada que sufre con el uso intensivo

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

La capacidad máxima de la Samsung Galaxy Tab S6 Lite no es pequeña de por sí: con 7.040 mAh de batería, y teniendo en cuenta que la pantalla (por ratio y resolución) y el procesador (por contenido) no son devoradores de energía, la tablet debería de arrojar varios días de uso medio sin problemas. En la práctica es más o menos así siempre que se utilice de manera moderada y como herramienta de consulta.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

Utilizar la tablet como soporte multimedia acelera la descarga de la batería. Algo obvio que se incrementa con el uso de los juegos (PUBG consume un 15 % aproximadamente cada hora) y de la reproducción de vídeos (Netflix está en torno al 9 % de gasto por cada hora). Si el uso resulta esporádico no es extraño que aguante cinco días sin esfuerzo. El consumo con la pantalla apagada es casi nulo.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite El consumo con la pantalla apagada es mínimo: la tablet aguanta bien en un uso esporádico

La Samsung Galaxy Tab S6 Lite no da problemas utilizándola como soporte de trabajo (navegación web, toma de notas y lectura de documentos): la jornada completa con una carga es más que factible. Eso sí, la carga es algo lenta: el cargador incluido es de 7,8 W.

El cargador incluido con la Samsung Galaxy Tab S6 Lite es de solo 7,8 W, demasiado justo para revivirla en poco tiempo

A continuación tienes los tiempos de carga desde que la Galaxy Tab S6 Lite se apaga por completo hasta que llega al 100 %.

  • 5 minutos: 3 % de batería.
  • 10 minutos: 5 % de batería.
  • 20 minutos: 10 % de batería.
  • 30 minutos: 14 % de batería.
  • 50 minutos: 24 % de batería.
  • Total: 4 horas y 19 minutos.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite One UI 2.1 permite limitar la carga al 85 % para que la batería no se degrade

Samsung completa las funciones de energía con distintos optimizadores por software y con una limitación para evitar que la batería se degrade en exceso: se puede activar la detención de carga en el 85 % para evitar el tramo final, el que más problemas provoca a largo plazo en las baterías.

Gran sonido, tanto por altavoces como por auriculares

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

Tener el logo de AKG en el dorso de la tablet ya augura buenas sensaciones en términos de sonido. No es que Samsung haya incluido un conjunto de la calidad que ofrece en los Galaxy S20 o en la Galaxy Tab S6 superior, pero sí que la mantiene a un alto nivel. Ahí están los altavoces estéreo, uno a cada lado de la tablet: pese a que no arrojan el sonido hacia delante (es su única pega), tienen potencia suficiente como para hacerse notar.

El audio por los altavoces posee gran presencia, no distorsiona en exceso incluso a volumen elevado, los bajos se refuerzan para que resulte mucho más atractiva la experiencia viendo películas o jugando y también es notoria la reproducción de música. Samsung ha puesto empeño en que la Galaxy Tab S6 Lite sea una compañera multimedia, y lo cierto es que lo consigue.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

A nivel de conectividad, y siguiendo con el hilo del audio, la tablet me ha sorprendido por lo bien que se escucha con los auriculares, tanto por cable como por Bluetooth. Sonido de gran calidad, muy buena nitidez y equilibrio entre graves y agudos, rico en matices y con la posibilidad de personalizar distintos aspectos del sonido desde los ajustes de sistema.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite Samsung incluye Dolby Atmos en la Galaxy S9 Lite, también un ecualizador de nueve bandas

Samsung también incluye Dolby Atmos, un sistema que enriquece especialmente la visualización de películas compatibles.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite Distintas mejoras de sonido incluidas en One UI

El elenco inalámbrico se completa con WiFi de doble banda (se echa de menos el WiFi 6), Bluetooth 5.0, posee triple sistema de posicionamiento (GPS, GLONASS y Beidou), carece de NFC y no tiene conectividad móvil. Tampoco posee radio FM, algo extraño ya que cuenta con conector de auriculares; y móviles con el mismo procesador, como el Samsung Galaxy A51, sí que la incluyen. Y una última carencia: no dispone de sistema bihométrico para el desbloqueo seguro. En lugar de huella dactilar hay que conformarse con el desbloqueo facial con la cámara delantera, no muy recomendable dada su inseguridad.

Software: completo, aunque con carencias

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

La Samsung Galaxy Tab S6 Lite parte actualizada a Android 10 y, a fecha de publicar este análisis, dispone del parche de seguridad de mayo de 2020. Además, dispone de la capa habitual de Samsung actualizada a la última versión disponible: One UI 2.1. Contar con una capa como la de Samsung posee sus pros y sus contras, como es de sobra conocido: por un lado el software ofrece infinidad de posibilidades; por el otro es una de las capas más pesadas de Android.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

One UI 2.1 se mueve bien de manera habitual a excepción de los 'lags' puntuales que dejé reflejados en el apartado del rendimiento. La tablet posee las aplicaciones imprescindibles para la gestión de todo lo necesario, como galería, administrador de archivos, navegador, calendario o grabadora de voz. Aparte, Samsung añade aplicaciones de Microsoft, como la app de Office y OneDrive. También incluye otras apps propias, como Samsung Members y la tienda Galaxy Store. Y no prescinde de Bixby: la Galaxy Tab S4 Lite posee asistencia por voz y también las rutinas de Bixby para crear acciones automáticas y personalizadas.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite La Samsung Galaxy Tab S6 Lite incluye Bixby, tanto el asistente personal como las rutinas

Otras funciones incluidas en One UI 2.1 son la ventana flotante con accesos directos que se pueden iniciar en ventana partida (MultiWindow), gestos de navegación, ventanas flotantes con las que responder directamente a las notificaciones, panel diario con accesos a información importante mientras la tablet se carga, Samsung permite recibir llamadas y mensajes del móvil en la tablet haciendo uso de la sincronización con la cuenta de usuario y también ofrece uno de los mejores modos oscuros en Android. Este se puede planificar manualmente y hasta hacer que coincida con el atardecer.

One UI 2.1 viene cargado de opciones, pero Samsung se ha olvidado de DeX en la Galaxy Tab S6 Lite

A pesar de que el software viene cargado de opciones, hay un ausente demasiado notorio: Samsung DeX. Pese a que la Tab Galaxy S6 sí incluye el modo de escritorio, la versión Lite prescinde de él, una lástima dado que las dimensiones de pantalla son aptas para aprovechar el uso expandido que añade DeX.

El S Pen incluido eleva la categoría de la tablet

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

Quienes han utilizado alguna vez un Samsung Galaxy Note saben que el alma del teléfono es el lápiz incorporado, el denominado S Pen. Y las dimensiones de una tablet facilitan el uso con 'stylus' gracias a ese mayor tamaño: dibujar en 10 pulgadas de diagonal se parece mucho a trazar garabatos sobre un folio. De hecho, la experiencia no se aleja en exceso: el sistema responde perfectamente al contacto con el S Pen gracias a su baja latencia. Y ofrece una excelente sensibilidad a la detección de presión.

Samsung Galaxy Note 10+, análisis tras un mes de uso: grande, versátil y a un paso del sobresaliente En Xataka Samsung Galaxy Note 10+, análisis tras un mes de uso: grande, versátil y a un paso del sobresaliente

Ya decía que One UI es una capa algo pesada por más que ofrezca funciones para todos los gustos. Esto se aprecia perfectamente en todo lo que se logra al combinar la pantalla de la tablet con el S Pen: Samsung incluye desde funciones de software con las que facilitar la toma de notas en cualquier momento a una app de dibujo con la que realizar todo tipo de creaciones, PENUP. Esta aplicación permite crear dibujos e ilustraciones, también compartirlas.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite Pulsar con el botón derecho del S Pen abre todas las acciones directas del lápiz

El S Pen queda anclado en el lateral de la tablet o en el interior de la funda de libro (Samsung me cedió también dicha funda, no viene incluida en el paquete). De diseño plástico, con el tamaño de un lápiz, cómodo de agarrar y con un botón con el que cambiar a la goma de borrar o desplegar las acciones rápidas: el S Pen se mantiene a punto para cuando hace falta escribir, recortar una captura de pantalla o firmar un PDF (es súper útil esta función). La única pega que le pongo es no disponer de Bluetooth, como el S Pen de la Tab S6 o el del Galaxy Note 10. Por lo demás, su funcionamiento es perfecto.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite Configuración de S Pen y de los accesos directos

La Samsung Galaxy Tab S6 Lite permite tomar notas con la pantalla apagada al pulsar en el botón del lápiz; también facilita el dibujo sobre las capturas de pantalla; incluso resulta posible realizar trazos en el aire utilizando realidad aumentada, el software incluido habilita un sinfín de posibilidades de creación y también de edición.

El S Pen permite escribir sobre la tablet, dibujar, capturar una porción de pantalla para después dibujar encima, habilita la firma sencilla de documentos y también traduce gracias a Bixby Vision

Una de las funciones que se incluyen con el S Pen es Bixby Vision, un sistema de reconocimiento que, al activarlo desde los ajustes rápidos, analiza todo lo que hay en pantalla con solo mantener el puntero a unos milímetros del área a reconocer. Puede encontrar imágenes parecidas, traducir el texto y abrir códigos QR, por ejemplo. No termina de ofrecer un uso sencillo ni tampoco demasiado preciso, pero puede sacar de un apaño.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite Reconocimiento automático de un párrafo en inglés con Bixby Vision y posterior traducción

La conjunción de la pantalla y el S Pen es perfecta, tanto por lo bien que funciona el hardware como por el excelente reconocimiento de la presión sobre el panel. Es un elemento que eleva de manera notable las posibilidades de la Samsung Galaxy Tab S6 Lite. Y que el fabricante lo incluya de serie en el modelo 'básico' es una buena noticia, incluso aunque a priori no parezca que se le vaya a sacar rendimiento.

No es una gran cámara, pero tampoco lo pretende

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

Salir a hacer fotografías con una tablet no es lo más cómodo del mundo, de ahí que los fabricantes no incluyan su mejor hardware fotográfico en este tipo de dispositivos. También ocurre en la Samsung Galaxy Tab S6 Lite: pese a que las fotos no son malas cuando hay suficiente luz, queda claro tras el primer disparo que su aspiración no es el de ser una cámara. El tamaño tampoco acompaña.

Samsung ha optado por incluir un sensor trasero de 8 megapíxeles con apertura f/1.9 para el objetivo y amplitud de 64,3 º. Dicho sensor posee 1/4 de pulgada con 1,12 µm para las dimensiones de cada pixel. Carece de flash LED, este es un inconveniente.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

Por delante la Samsung Galaxy Tab S6 Lite dispone de una cámara de 5 megapíxeles integrada en el marco superior. La apertura es f/2.0 y tiene una amplitud de 56,9 º.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

Las fotografías son de suficiente calidad si la luz acompaña, aunque se aprecia la pérdida de detalle con hacer un poco de zoom sobre la imagen, incluso a plena luz del día.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite Ampliando un poco se aprecian las acuarelas incluso en fotos donde la escena estaba bien iluminada

La aplicación de cámara es la habitual de Samsung, aunque bastante recortada con respecto a los móviles: aparte de los usos básicos (foto, vídeo, panorámica, cámara rápida, comida y modo pro), solo se encuentra disponible el enfoque dinámico o modo retrato. El efecto no sale muy bien parado y siempre necesita una cara para obtener on bokeh más o menos presentable, no funciona con objetos o animales.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite Pese al HDR, el procesado de la tablet no puede salvar nada de las zonas oscuras de la escena

Los selfies con la cámara delantera dejan bastante que desear en términos de detalle, a pesar de incluir HDR las imágenes no consiguen un rango dinámico aceptable cuando abundan los contrastes de luz, las acuarelas son habituales cuando desciende un poco la iluminación y el vídeo se mantiene a un nivel más o menos decente, siempre con 1080p como máxima resolución. No es que resulte imposible hacer fotos y vídeos de calidad media, pero queda claro que tampoco es su fuerte.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite La cámara frontal obtiene selfies para salir del paso y no muy detallados. El HDR automático hace su trabajo si el contraste de luz no es excesivo

A continuación tienes una muestra de fotos tomadas con la cámara de la Samsung Galaxy Tab S6 Lite.

Ver galería completa » Samsung Galaxy Tab S6 Lite (10 fotos)

  • image01
  • image01
  • image01
  • image01
  • image01
  • image01
  • image01
  • image01
  • image01
  • image01

También he grabado una muestra de vídeo con la cámara trasera a 1080p. La tienes junto a continuación.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite, la opinión de Xataka

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

La tablet protagonista de este análisis mantiene un equilibrio general muy bueno con puntos donde sobresale especialmente, como es el caso de los materiales de construcción y del diseño. Aquí no hay dudas: es una digna heredera de las mejores tablets de Samsung. Y, pese a ser una Lite, la diagonal de pantalla es más que aceptable; con unas dimensiones finales que hacen de la Samsung Galaxy Tab S6 Lite una tablet muy manejable. Tampoco el panel desmerece pese a no ser AMOLED.

En el lado negativo, la elección del Exynos 9611 no le favorece. Las ralentizaciones se aprecian demasiado a menudo a pesar de que la experiencia de uso tampoco sea muy negativa. Como soporte de juegos no es un mal dispositivo, al menos mientras no se requiera una GPU potente. PUBG puede jugarse a calidad media, por ejemplo, pero Fortnite no es compatible.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

El S Pen es uno de los puntos fuertes de la Samsung Galaxy Tab S6 Lite, todo un acierto que venga incluido. One UI 2.1, junto a Android 10, ofrece un entorno de software que añade notable valor al conjunto, todo pese a la pesadez de la capa. Y el sonido sobresale de la media para resaltar las capacidades multimedia de la tablet. En autonomía no sobresale, pero tampoco penaliza.

Excelente construcción, manejable y no muy pesada, S Pen, perfecta como soporte multimedia y también como herramienta de trabajo: estos serían los mejores valores de la Galaxy Tab S6 Lite

Es una buena tablet en el segmento de precio que ocupa, el de los 400 euros. Lástima que Samsung no le haya embebido algo más de potencia: con ella sería una tablet mucho más recomendable.

8,2

Diseño9 Pantalla8,5 Rendimiento7,75 Software7,75 Autonomía8

A favor

  • El S Pen incluido añade muchas posibilidades.
  • Excelente diseño y acabados.
  • Pantalla de grandes dimensiones para ser una tablet Lite.

En contra

  • Los 'lags' son demasiado apreciables.
  • Sin Samsung DeX.
  • Carga demasiado lenta.

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

Samsung Galaxy Tab S6 Lite

PVP en PC Componentes 399€

El terminal ha sido cedido para la prueba por parte de Samsung. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.


La noticia Samsung Galaxy Tab S6 Lite, análisis: una experiencia con toque premium en una tablet de gama media fue publicada originalmente en Xataka por Iván Linares .

Chequea también

Echo Auto, análisis: Amazon pisa el acelerador con Alexa como copiloto

Amazon mete quinta y acelera de qué manera en la carrera de los asistentes de voz con la llegada de su asistente de voz a los vehículos con Echo Auto. Así, quienes carezcan de CarPlay o Android Auto – con sus respectivos asistentes Siri y Google assistant – en sus coches, o simplemente se sientan más cómodos con el ecosistema de Amazon, pueden hacerlo con este compacto dispositivo que podremos situar en el salpicadero para aprovechar algunas de las funcionalidades de su asistente de voz. Hemos probado el Echo Auto y esta ha sido nuestra experiencia. Ficha técnica Echo Auto Características ALTAVOCES - ASISTENTE INTELIGENTE Amazon Alexa MICROFONOS 8 CONECTIVIDAD INALÁMBRICA Bluetooth con perfiles HFP, A2DP, AVRCP PUERTOS Jack de 3,5 mm y microUSB DIMENSIONES Y PESO 85 mm x 47 mm x 13,28 mm; 45 gramos EN LA CAJA Soporte para rejilla, adaptador de coche, cable micro USB (1 m), cable de audio con conector de 3,5 mm (1) y dispositivo PRECIO 59,99 euros Echo Auto - Pon Alexa en tu coche Hoy en Amazon por 59,99€ Un diseño conservador y funcional Si hay una palabra para definir la estética Echo Auto, esa es conservador. No es el diseño más compacto ni el más original, pero lo de montarlo en una rejilla mediante el soporte incluido es un recurso socorrido que ya sabemos que funciona, porque es bastante común en ambientadores o soportes para móvil... como el mío. En ese caso, nos vamos a encontrar con un salpicadero un tanto barroco. Eso sí, mucho cuidado porque no todas las rejillas son compatibles. El Echo Auto tiene forma de pequeña power bank. En su parte superior encontramos el botón de acción – que en la práctica apenas usaremos, ya que lo ideal es ir con las manos en el volante y manejarlo con la voz – y el de silenciar el micrófono. En uno de los laterales, una fina línea con un LED que se ilumina en azul cuando Alexa está escuchando activamente. También en los laterales localizamos el puerto microUSB para la alimentación – que puedes conectar al USB del coche o al mechero con el adaptador incluido – y un jack 3.5 mm por si tu coche no tiene Bluetooth. En la zona inferior hay una muesca para fijarlo al soporte. Sencillo y funcional. Limitaciones y configuración Como comprobaremos más adelante, aunque uno de sus puntos fuertes es su amplia compatibilidad, no es válido para todo el mundo: antes de comprarlo, consulta que tu teléfono y la rejilla de tu coche sean compatibles con Echo Auto. Asimismo, hemos de tener en cuenta que funciona valiéndose de nuestra tarifa de datos para conectarse a internet y que es compatible a partir de Android 6.0 y iOS 12. Aunque no es incompatible, Amazon explica que funciona mejor en automóviles que no están equipados con Apple CarPlay o Android Auto. Configurar el Echo Auto es prácticamente igual al proceso de otros dispositivos de Amazon. Lo primero es conectarlo a la corriente, lo que podremos hacer mediante la toma USB de nuestro coche o, si carecemos de ella, el mechero con el adaptador. Si todo está bien, la línea LED estará iluminada en color naranja. Después tendremos que descargarnos en el móvil la aplicación Amazon Alexa y crearnos una cuenta (si no tenemos una cuenta de Amazon) para vincularla a los dispositivos. Dentro de la app, en la pestaña "Dispositivos", pulsaremos sobre el icono "Añadir dispositivos" y después seleccionamos "Amazon Echo" y "Echo Auto". En la siguiente pantalla aparecerá el nombre del dispositivo, pulsamos sobre él. En la última pantalla nos preguntará si podemos conectar nuestro móvil al coche a través de Bluetooth para reproducir música, como era mi caso. En caso contrario, tendremos que conectarlo mediante el cable auxiliar. Finalmente, nos pedirá autorización para acceder a ciertos servicios solo cuando se usa la app o siempre. Qué puedes hacer con él Una de las preguntas que podemos hacernos antes de tomar la decisión de comprarlo es saber qué podemos hacer con él. La idea base es usar un asistente de voz valiéndose de los altavoces del vehículo para la salida de audio. Hasta ahora, esto pasaba por contar con sistemas como CarPlay o Android Auto, que o bien pueden venirnos de serie en nuestro vehículo o podemos liarnos la manta a la cabeza y comprar e instalar una radio con CarPlay o con Android Auto. En este sentido, además de ser más asequible, su instalación es mucho más rápida y sencilla. Otra ventaja es que puede conectarse tanto a través del Bluetooth como mediante el cable auxiliar con toma jack de 3.5 mm, lo que abre las puertas a modelos más veteranos. En mi tiempo probando el Echo Auto lo que más he hecho ha sido usarlo como DJ: pedirle mientras estoy conduciendo que me ponga cierta canción o una playlist concreta, algo que puede hacerse mediante los servicios de Amazon Music (por defecto), Apple Music o Spotify. Lo mismo puedes hacer con servicios de podcasts como iVoox o con emisoras de radio con TuneIn. Otro de los usos estrella de Alexa en el coche es pedirle que haga una llamada por ti, simplemente con la orden "Alexa, llama a Fulanita". Si solo hay una entrada en tu agenda, la llamará inmediatamente. En caso de duda, te preguntará. Pero ya que cuentas con un asistente de voz, ¿por qué no aprovecharlo para la conducción? Así, le he preguntado dónde estábamos, rutas, estado del tráfico o si había gasolineras cerca. Así como Apple tiene Apple Maps como determinado y Android hace lo propio con Google Maps, con el Echo Auto deberemos acceder a la configuración del dispositivo dentro de la app para elegir qué servicio de navegación será el determinado, pudiendo elegir también Waze. A partir de aquí, podremos preguntarle cómo ir a San Sebastián para que abra la app y podamos seguir las indicaciones. En general, Alexa responde tus dudas igual de bien en casa que en el coche, por lo que igual te da preguntarle cómo de lejos está Zaragoza o la edad de Julio Iglesias. Del mismo modo, podremos usarlo para consultar nuestra agenda, lista de tareas, crear recordatorios, tareas que si gestionamos desde el móvil podremos hacer con la voz sin necesidad de despegar las manos del volante. También resulta interesante para entretener a los pasajeros con juegos como el Trivial, siempre y cuando activemos dicha skill en la aplicación. En este sentido, es recomendable echar un vistazo – o preguntarle directamente por sus mejores skills – para exprimirla al máximo: que nos lea audiolibros, las noticias, sonidos relajantes... Como puede comunicarse con otros altavoces inteligentes de Amazon, si en casa disponemos de altavoces inteligentes Echo y dispositivos conectados compatibles, también podremos dar órdenes desde el coche para la domótica del hogar. Así, en un día cálido podríamos por ejemplo darle la orden de conectar el aire acondicionado para que al llegar a casa la temperatura sea la deseada. Y lo mismo con un termostato inteligente o un enchufe conectado. Un dato importante para la privacidad: en caso de que queramos que Alexa no escuche la conversación, podremos pulsar el botón específico para desconectar el micrófono. O simplemente desconectarlo. Además, siempre podremos revisar, escuchar y borrar nuestras grabaciones. Me ha sorprendido que incluso con las ventanas abiertas, ruidos mecánicos y ambientales, Alexa ha sido capaz de captar mis órdenes de voz. El "secreto" no es otro que una configuración de ocho micrófonos que anticipa que efectivamente, estamos ante un escenario más exigente que el de un domicilio. Basta con echar un vistazo al resto de Echos de Amazon para darse cuenta: el sencillo Dot integra cuatro pero modelos más ambiciosos como el Echo Plus se quedan en siete. Su funcionamiento es bastante fluido y el tiempo de respuesta entre nuestra orden de voz y la ejecución es cuestión de pocos segundos, pero dependemos de la cobertura del móvil, ya que tira de la conexión a internet de nuestro terminal y, estando en movilidad, puede suceder que en momentos determinados del viaje pierda la conexión a internet. Y sin datos, no hay "magia". Fruto de estas caídas en ocasiones el dispositivo se bloquea, teniendo que abrir la aplicación para restablecer el funcionamiento. Echo Auto, la opinión de Xataka La rutina en viaje con mi Volkswagen Polo de octubre de 2015 consistía en preparar el navegador o Spotify antes de moverme y, a partir de aquí, apañarme con los botones del volante tanto para la música como para las llamadas, ya que el ordenador de a bordo de mi coche no me muestra más que datos relativos al consumo de gasolina o la reproducción actual. Con el Echo Auto he accedido fácilmente mediante órdenes de voz al navegador, llamadas o música sin más dificultad que una configuración adecuada en la aplicación, tres usos muy frecuentes en mi conducción que he agradecido enormemente. Pero además cuenta con un amplio abanico de skills y la comunicación con otros dispositivos Alexa que nos permiten interactuar con la domótica de casa. En este sentido, este dispositivo permite competir de tú a tú en funcionalidad con las radios con CarPlay o Android Auto y sus respectivos asistentes de voz. Es cierto que dependemos de la conexión del móvil y, a su vez, de la tarifa de datos, lo que en la práctica implica que de vez en cuando nos podamos desesperar cuando se cae la cobertura. Si vivís en grandes ciudades y vuestros desplazamientos se ciñen a esas zonas, no lo notaréis mucho. Pero si estáis lejos de las grandes urbes y os movéis por lo rural, os pasará con más frecuencia. Solo por el tema de la navegación, llamadas y música, este dispositivo merece la pena para muchos usuarios (servidora incluida), pero Amazon cuenta con dos ases en la manga: que el Echo Auto es considerablemente más barato que cambiar la radio por una con CarPlay o Android Auto y que la instalación es coser y cantar... o bueno, enchufar y listo. Echo Auto - Pon Alexa en tu coche Hoy en Amazon por 59,99€ El dispositivo ha sido cedido para la prueba por parte de Amazon. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas. - La noticia Echo Auto, análisis: Amazon pisa el acelerador con Alexa como copiloto fue publicada originalmente en Xataka por Eva Rodríguez de Luis .

Las arañas lobo del Ártico están a punto de vivir un boom demográfico sin precedentes y ya están en lo más alto de la cadena trófica

Hace unos meses, charlando con Ramón Larramendi, el conocido explorador me explicó que, en el mundo, había más astronautas que exploradores polares. A la vista de sus proyectos (que van desde dar la vuelta al ártico en kayak a recorrer la Antártida con la única ayuda de una cometa gigante), uno se pregunta por qué el espacio tiene más glamour que el frío perpetuo de los casquetes polares. Luego uno conoce la vida en sitios como la Estación de Investigación de Zackenberg en el nordeste de Groenlandia y empieza a entender cosas. Aunque, a menudo, los experimentos son igual de (poco o muy) interesantes en un sitio o en el otro, mientras los astronautas son recibidos con vítores y reconocimientos públicos por arreglar un retrete, en ese remoto laboratorio en el corazón de las tierras del rey Christian X llevan 20 años cazando arañas lobo para estudiar sus hábitos reproductivos en el más absoluto de los silencios. Lo que ocurre es que alguien tenía que hacerlo. Sobre todo, porque si no, nunca habríamos descubierto que las arañas árticas están a punto de vivir una explosión demográfica nunca vista (al menos, por la ciencia moderna). La invasión de las arañas polares En climas relativamente suaves lo habitual es que los arácnidos se reproduzcan varias veces al año, pero el Ártico no es uno de esos climas de veranos de playa, sol y arena. Normalmente, los veranos son tan cortos que los expertos nunca habían visto ese fenómeno en las arañas del lugar. De hecho, pensaban que no podrían hacerlo porque en el resto del mundo este tipo de arañas necesita un mes para conseguirlo y, aunque esta estación se ha ido haciendo más largo desde hace ya mucho tiempo, no estaban cerca de esa longitud. En Xataka Casi todas las curiosidades que hay que saber sobre las arañas en un solo artículo Ahora, sin embargo, la cosa ha cambiado. Tras examinar los datos de las arañas lobo desde 1996 se han dado cuenta de que en la última época sí habían sido capaces de hacer dos nidadas. Justamente los años en que la nieve se retiraba antes. Los investigadores han descubierto que, a diferencia de sus primas hermanas, solo necesitan 20 días para preparar la siguiente nidada. Eso tiene una consecuencia clara: en la medida en que se espera que los veranos largos sean cada vez más habituales, ha llegado la época de oro de las arañas polares. No pasaría nada si no fuera porque este tipo de insectos está en lo alto de la cadena trófica de los invertebrados y no tiene ningún tipo de depredadores naturales en el Ártico. Es decir, la abundancia de arañas rompe el equilibrio ecológico de, al menos, amplias partes de Groenlandia. Es problemático, claro; pero no tanto por la quiebra ecológica del ártico (algo que, para bien o para mal, ya damos por casi inevitable), como porque todo está cambiando antes de que lo entendamos bien. En Xataka 38 grados centígrados en pleno círculo polar ártico, la temperatura más alta registrada tan al norte en la historia O reforzamos nuestros esfuerzos para entender las dinámicas de la Tierra o muchísimo conocimiento, especies y climas desaparecerán para siempre. Y, como en el caso del baby boom de arañas que nadie predijo, las consecuencias nos sorprenderán sin estar preparados. - La noticia Las arañas lobo del Ártico están a punto de vivir un boom demográfico sin precedentes y ya están en lo más alto de la cadena trófica fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .