Inicio / Música/Espectáculo / Toro Luás, la arrolladora voz que se volvió solista

Toro Luás, la arrolladora voz que se volvió solista

Desde chica, Laura cantaba y bailaba imitando artistas. Con el tiempo, y con las pocas herramientas con las que en ese momento se contaba, buscaba artistas nuevos, nueva música, a través de las radios y los canales de música (que en ese momento pasaban música, sí). Los sonidos marcaron su vida desde un comienzo, como relata en una charla exclusiva con Teleshow.

“Amaba eso. La música desde chica dominaba mi vida. Después, más grande, estuve también relacionada con el arte. Al terminar el secundario comencé a estudiar Fotografía, paralelamente tocaba de oído la guitarra, hasta que hace unos 7, 8 años me decidí a estudiar música y comencé a hacer todo lo posible para poder vivir de eso”, explicó la cantante cuyo nombre artístico llegó en esos primeros años de práctica musical. El hecho de tener piercing en el septum (cartílago entre las fosas nasales) hizo que sea conocida como “torito”, en tanto que Luás es simplemente la castellanización de su apellido.

Toro Luás presenta su primer trabajo solista
Toro Luás presenta su primer trabajo solista

Laura (bah, Toro), fue parte de Les Diabolettes, una banda que reversionaba hits inoxidables en impecables interpretaciones, aunque llegó el momento del despegue. “Me metí en todos los proyectos que hubiese, hasta que entendí que necesitaba mi búsqueda personal, con el estilo de música que me salga de las venas, ahí me abrí y me dediqué a la carrera personal, me dediqué a componer, me junté con amigos que son la banda que ahora conforman mi proyecto solista, es una búsqueda constante”, detalló.

Respecto de sus gustos e influencias, asegura que “siempre me gustaron las voces graves, sin dudas una de mis influencias fue Nina Simone. Y otro artista con otra voz hermosa, grave, que escala hasta agudos con gritos desgarradores y sus partes más altas son también igual de hermosas es Chris Teppleton. Desde hace muchos años lo vengo escuchando y es el día de hoy que me causa exactamente lo mismo que ese primer día, es una voz que me inspira un montón”.

La cantante desde chica siente la música como parte de su vida
La cantante desde chica siente la música como parte de su vida

“I hate that I…” es el primer single de su primer trabajo solista donde el blues y el soul están bien marcados. “Pese a que el primer single es en inglés también hay temas en español, no puedo encasillar en nada y es una búsqueda constante”, detalla respecto de este primer viaje solista. “Un viaje por varias cosas, considero que no puedo etiquetarme en algo puntual, siento muchas cosas al a vez, puedo ir mutando en la mezcla de estilos, también con el idioma”, cerró la intérprete.

SEGUÍ LEYENDO

Ro Vitale: “La música me recordó que yo era mucho más que un paquete de síntomas”

Chequea también

Cinthia Fernandez, habló del crecimiento de su hija menor: “No me animo a hacerle los estudios porque hay que pincharla muy seguido”

“Mi hija es bajita y en el colegio la viven gastando. Tiene un problema de crecimiento y se lo tengo que hacer tratar. Es un proceso bastante doloroso. Le tengo que hacer análisis que no estoy preparada psicológicamente”, contó en septiembre del año pasado Cinthia Fernández sobre Francesca. Ella y su ex pareja Martín Baclini además llevaron a la nena a atenderse en Rosario con el endocrinólogo Diego Schwarzstein, el mismo que atendió a Lionel Messi a sus nueve años cuando lo llevaron sus padres porque tenía problemas de crecimiento. El especialista le confirmó a la ex de Matías Defederico que la nena estaba por debajo de la media y que tenía que hacerse una serie de estudios bastante invasivos para que él pudiera emitir un diagnóstico certero. En aquel momento, con las órdenes médicas en mano, Fernández no tuvo el “coraje”, palabra que ella misma utilizó, de llevar a Francesca a hacerse ver. "La tienen que pinchar cada media hora. Y yo quiero tener tiempo porque quiero estar antes, explicarle, durante y después”, había explicado.A casi un año de aquel acontecimiento, la bailarina volvió a referirse al tema, luego de ser consultada en el programa PH. “No lo conté yo, lo contó mi ex pareja, no sé por qué lo dramatizaron tanto porque yo no lo tomé así”, comenzó luego de que Andy Kusnetzoff le preguntara si su hija más chica podía tener el mismo problema de crecimiento que había tenido Messi.“Sé que hay que hacerle estudios, pero yo soy un poco especial, hay que pincharla un montón. Messi lo que tenía eran problemas de crecimiento con las hormonas”, dijo y sobre lo análisis que debe realizar, agregó: “Ella estaba abajo del percentil, hace poco la volví a controlar y me dijeron que espere, pero lo quiero hacer. Yo no me animo, cuando me lo dijeron no me animaba porque hay que pincharla muy seguido”.“Mi hija es muy sana, hermosa, bella. No lo tomé como algo dramático porque no es que tiene una enfermedad terminal”, dijo y agregó: “Que nadie te diga lo que podés o no hacer y menos juzgarte por una condición física”.Aún así, sabe que tiene pendiente hacerle los estudios a la menor de sus tres niñas ya que según contó, ya van tres médicos que le dicen que Francesca “esta abajo del percentil”.Quién alertó a la bailarina de un posible problema de crecimiento en la nena fue Martín Baclini. "Fue cuando la conoció. Le dio un beso a cada una, y bajamos a tomar un café. Entonces, me preguntó cuántos años tenía Francesca. En ese momento tenía cuatro, y me dijo: ‘Perdón que te lo diga, pero es un poquito bajita...’”.Consciente de que ni ella ni el papá de las nenas, Matías Defederico son altos, ella le sugirió que no podía esperarse que sus chicas “sean Manus Ginobillis”. Aún así, el empresario Rosarino le insistió y la convenció de viajar juntos a Santa Fe con la nena para que la viera el médico que hace más de veinte años atendió a Messi.Consultado por Teleshow, el especialista explicó: "Lo primero que quiero remarcar es que no existe ningún tratamiento para ser más alto -advirtió Schwarzstein-. Lo que existen son tratamientos para solucionar los problemas que impiden crecer normalmente. Cada uno de nosotros mide lo que nuestra genérica determina, de manera tal que para que podamos alcanzar ese objetivo tienen que pasar algunas cosas, como la fabricación de proteínas, de hormonas, entre otras”.“Cuando uno crece normalmente adquiere la talla que tiene que adquirir. Pero cuando hay algún inconveniente que no nos permite crecer normalmente, los médicos ponemos intervenir solucionando ese problema, pero nunca superándolo”, aclaró el doctor.Sobre el estudio que debe hacerce Francesca contó que consiste en analizar la secreción de la hormona de crecimiento y que para ello efectivamente el paciente, debe ser internado para tomarle muestras de sangre cada media hora.“Esto es porque la hormona de crecimiento tiene una secreción pulsátil. Es decir, se libera de chorritos cortos, y luego se hace un bache. De manera tal que no se puede hacer la extracción a alguna hora en particular. Incluso los picos se producen durante la noche”, aclaró.SEGUÍ LEYENDODesde Brooklyn, Calu Rivero posteó fotos suyas en contra del racismo y fue criticada en las redes socialesCómo imagina Lali Espósito sus recitales post pandemia: “Estamos todos pensando en los shows online”El sugerente mensaje de la novia del Kun Agüero luego del enojo de Gianinna Maradona

Ivana Nadal relató su traumática experiencia con las pastillas para adelgazar: “Me cambiaron todo el organismo”

Ivana Nadal habló de su mala experiencia con las pastillas para adelgazar (Video: Instagram) (Infobae)Luego de publicar una foto en la que, según su relato y la posición en la que esté sentada, se le marcan algunos “rollitos”, Ivana Nadal publicó un video en sus redes sociales en el que habló de la mala experiencia que vivió cuando tomó pastillas para adelgazar. “Todo lo que dicen de mí me hace dar cuenta de que claramente no saben quién soy”, indicó la conductora en un mensaje que le dedicó a sus dos millones y medio de seguidores.“Yo era mucho más flaca que ahora y, por todos los trastornos mentales de la sociedad, que me dijo que era gorda y que yo tenía que adelgazar y que el estereotipo de mina era otra, nunca me había reconocido como flaca”, contó y detalló que durante un tiempo sufrió alteraciones en su peso: “Y engordé, subí de peso, dejé de cuidarme, y me cuidé de nuevo, hice dieta, y otra vez dejé de cuidarme, y engordé y volví a hacer dieta”.Hasta que conoció las pastillas para adelgazar que “supuestamente eran naturales”. “¿Cómo te van a hacer mal si es una boludez? Si la tía de la hermana de la vecina la tomó y no sabés lo divina que está. Flaca, hecha un palo”, le dijeron. Entonces, accedió y comenzó a tomarlas.“A la semana ya había adelgazado, estaba súper deshinchada. Me acuerdo que estaba muy chupada. No sé si la grasa de mi cuerpo se había removido, pero sí sé que la retención de líquido, que es natural en un cuerpo humano, había desaparecido. Entonces, estaba súper chupada. Pero las ojeras también estaban súper chupadas. Y mi piel no se veía brillosa, porque toda el agua que ingería se me iba. Era agua baja en sodio. ¿Para qué? Para que no retenga nada de lo que vos estabas comiendo ni tomando. Entonces, obviamente adelgazas", analizó la conductora sobre su experiencia con las píldoras para bajar de peso.Cuando se dio cuenta de lo que realmente estaba sucediendo con su organismo decidió dejar de tomar las pastillas. “¿Qué pasó? Al otro día, automáticamente, se me inflaba la cara, el estómago, los brazos, las piernas", contó sobre las consecuencias.“Y el odio que yo sentía para conmigo, porque mi cuerpo no reaccionaba como yo quería. ¿Por qué sos así de linda cuando tomás pastillas y cuando las dejo vuelvo a ser una gorda asquerosa?", dijo sobre lo que se planteó en su momento. “Vuelve la celulitis, la retención, me pongo un jean y me aprieta. Yo soy una mierda. No sirvo para nada. Al final, todo lo que hago no sirve para nada. No nací para tener un buen cuerpo", siguieron los mensajes negativos.La conductora también publicó un video de su cuerpo al natural: "Es lo que soy" (Instagram) (Infobae)Sin embargo, entendió que su cuerpo no era un problema, sino que aprendió a aceptarse tal cual es. “Toda esta realidad no era una realidad, porque yo seguía teniendo un cuerpo hermoso porque es el cuerpo que la vida me dio para esta vida, para vivir esta experiencia que estoy viviendo ahora llamándome Ivana nadal y pudiendo compartirla con más de dos millones y medio de personas".Y agregó que durante un tiempo se “castigó” y no celebraba lo que había alcanzado en su carrera. “Nunca me sentía bien, contenta de todo lo que lograba en mi trabajo. Siempre quería más, pero nunca agradeciendo por todo lo que había logrado”.La conductora comparte en sus redes sociales algunas de las rutinas de entrenamiento que realiza durante la cuarentena“¿Agradeciendo a quién? A mí. Y eso es darte amor. Agradecer tus logros, abrazarte, quererte, perdonarte. ¿Me voy a seguir culpando porque tomé pastillas y eso me cambió todo el organismo? No. Ya está. Avanzá. Las pastillas pasaron. Ahora viví el presente”, continuó.“Yo aprendí esto de vacaciones, porque cada vez que me iba de vacaciones bajaba de peso. ¿Qué pasaba en vacaciones que no pasaba el resto del año? En vacaciones la pasaba bien, no me culpaba. La culpa es lo que te hace engordar, la que no te deja decir ‘no quiero’”, concluyó Ivana Nadal.SEGUÍ LEYENDOCómo imagina Lali Espósito sus recitales post pandemia: “Estamos todos pensando en los shows online”Ivana Nadal mostró su cuerpo al natural para derribar prejuicios: “Es lo que soy, no tengo nada que ocultar”El tierno video de Abril, la hija del Polaco y Barby Silenzi: “Llegó a nuestras vidas para que sigamos confiando en el amor y la esperanza”