Inicio / Música/Espectáculo / El reclamo de Cristina Pérez a Pedro Cahn y la comparación con Uruguay: “¿Por cuántos meses de cuarentena va a ir Argentina, en cámara lenta?”

El reclamo de Cristina Pérez a Pedro Cahn y la comparación con Uruguay: “¿Por cuántos meses de cuarentena va a ir Argentina, en cámara lenta?”

Luego de que Alberto Fernández haya recibido en la tarde del viernes al comité de expertos que lo asesoran, se espera para este sábado una conferencia de prensa en la cual el Presidente anunciará la extensión de la cuarentena obligatoria en todo el país hasta el 8 de junio, con diferentes modalidades en el Interior del país y un endurecimiento en Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonarense, con especial atención en los barrios populares. Establecida el 20 de marzo por un DNU, Argentina se convertirá en uno de los países que más extendieron esta medida en la lucha por atenuar la propagación del COVID-19.

Pedro Cahn forma parte del cuerpo de infectólogos que son consultados por Fernández. Y desde su casa, adonde cumple con su propia cuarentena, brindó una entrevista con Telefe Noticias para dar precisiones sobre cómo evolucionó la pandemia hasta el momento, y qué podría esperarse de aquí en más. Fue entonces cuando Cristina Pérez, una de las conductoras del noticiero, le preguntó Cahn sobre la quinta prolongación de la cuarentena. Y se dio un debate a partir de que la periodista, según explicó, formuló “preguntas que exceden lo epidemeológico y que tienen que ver con lo social”.

Pérez: —Doctor, cuando entremos en esta fase de la cuarentena vamos a tener, si se quiere, un récord. Vamos a superar incluso a Wuhan, el epicentro de la pandemia, en cantidad de días de cuarentena. Con esta estrategia, ¿Argentina va a ir por cuántos meses de cuarentena, en cámara lenta?

Cahn: —Yo no lo sé. La verdad que no la puedo contestar esa pregunta, Cristina. Tener el récord de semanas en cuarentena no es ni bueno ni malo en la medida que la midamos con el principal objetivo, que es reducir el número de muertes.

Pérez: —Claro. Pero hay comerciantes quebrando, hay gente que no tiene ingresos. Algunos no van a morir de coronavirus, pero van a morir de otra cosa, digamos.

Cahn: —Yo no soy ningún fanático de la cuarentena. Yo la padezco. Tengo que estar encerrado en mi casa, no veo a mis nietos desde el 15 de marzo. Tengo a mi cuñado a mi sobrina que tienen un negocio de ropa y no trabajan desde el 20 de marzo y están con dificultades económicas, de modo que siento de cerca lo que está pasando, y entiendo eso. Ahora, el argumento de que la gente se va a morir de hambre en vez de morirse del coronavirus es equivocado, porque cuando uno ve la crisis económica en los Estados Unidos, país que no quiso adoptar la cuarentena centralizada, tiene 40 millones de personas desocupadas y además tiene un récord mundial en números de infectados y un altísimo número de muertos. No es cierto que por levantar la cuarentena antes la situación económica vaya a mejorar porque si la gente se enferma o se muere, tampoco contribuye a la producción. Entonces, no hay allí una antinomia.

La periodista advirtió que el país está en cuarentena desde hace más de dos meses sin haber pasado todavía por el pico, y el médico admitió que no se sabe cuándo se producirá

El médico precisó que desde el comité de expertos se analiza “la evolución de la pandemia en tres dimensiones: la sanitaria, que es obvio; la socioeconónica y la psicológica individual”. “Y eso es lo que hace que hayamos podido levantar, como habrán visto y van a ver todavía más cuando el Presidente lo informe, en amplios sectores del país un mapa completamente blanco, sin casos. Es posible controlar la epidemia”, indicó. No obstante, aclaró que no puede responder cuándo se producirá el tan temido pico de contagios.

VER TAMBIÉN Japón aplanó la curva del coronavirus sin cuarentenas ni testeos masivos

Más adelante en la nota, y del mismo modo que desde el Gobierno se han trazado comparaciones con otros países como Estados Unidos, Italia, Suecia y Noruega, pero también Chile y Brasil, la periodista reparó en las medidas tomadas por el presidente uruguayo Lacalle Pou.

Pérez: —Uruguay ha logrado controlar (el coronavirus) sin cuarentena, desde la política de focos de brote de la enfermedad. Y están funcionando los comercios.

Chan: —Están funcionando los comercios parcialmente. El Gobierno uruguayo decidió hacer lo que ellos llaman una cuarentena voluntaria. Tampoco tienen clases, por el momento. Y es una realidad completamente distinta: tienen solamente un gran centro urbano, Montevideo, y el resto son todas poblaciones chicas, ninguna de más de 500 mil habitantes. Es difícil comparar con la situación argentina. Nos pone muy contentos que a Uruguay le vaya bien. A la Argentina le está yendo muy bien también. Son estrategias distintas para países diferentes.

Pérez: —Siendo inexorables los contagios, y que estamos tratando de administrarlos, ¿no hay que plantear el equilibrio con la subsistencia, que ya está generando otros problemas? Porque con este ritmo, la sensación que uno tiene que es que vamos a estar en cuarentena hasta septiembre. Y estamos en cuarentena sin que hayamos pasado el pico, y si lo terminamos retrasando no termina más, y la economía va a tener un impacto feroz. Usted es el experto; se lo traslado con la preocupación y los efectos emocionales, familiares y económicos.

Chan: —Tenemos que abandonar una visión porteño céntrica, porque muchas de las cosas que usted me dice en el resto del país ya están sucediendo, y van a seguir sucediendo, y se van a seguir ampliando actividades. Tenemos un problema que estalló en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aries; no es una situación uniforme en todo el país. Nadie quiere que los negocios estén cerrados ni nadie está haciendo fuerza para que a la economía le vaya mal. Pero puedo asegurar que la economía hubiera ido peor si no hubiéramos hecho lo que hicimos. Nos podríamos haber pasado lo que de Chile y Brasil. Y esperemos que no nos pase.

SEGUÍ LEYENDO

El descargo de Nicolás Wiñazki después de que Vero Lozano se burlara de él por haber mostrado su preocupación la extensión del aislamiento obligatorio: “Quizás le afecta la cuarentena”

Aníbal Pachano: “Si los artistas salimos no estamos cometiendo un delito; delito es dejar libre a un chorro”

Chequea también

Cinthia Fernandez, habló del crecimiento de su hija menor: “No me animo a hacerle los estudios porque hay que pincharla muy seguido”

“Mi hija es bajita y en el colegio la viven gastando. Tiene un problema de crecimiento y se lo tengo que hacer tratar. Es un proceso bastante doloroso. Le tengo que hacer análisis que no estoy preparada psicológicamente”, contó en septiembre del año pasado Cinthia Fernández sobre Francesca. Ella y su ex pareja Martín Baclini además llevaron a la nena a atenderse en Rosario con el endocrinólogo Diego Schwarzstein, el mismo que atendió a Lionel Messi a sus nueve años cuando lo llevaron sus padres porque tenía problemas de crecimiento. El especialista le confirmó a la ex de Matías Defederico que la nena estaba por debajo de la media y que tenía que hacerse una serie de estudios bastante invasivos para que él pudiera emitir un diagnóstico certero. En aquel momento, con las órdenes médicas en mano, Fernández no tuvo el “coraje”, palabra que ella misma utilizó, de llevar a Francesca a hacerse ver. "La tienen que pinchar cada media hora. Y yo quiero tener tiempo porque quiero estar antes, explicarle, durante y después”, había explicado.A casi un año de aquel acontecimiento, la bailarina volvió a referirse al tema, luego de ser consultada en el programa PH. “No lo conté yo, lo contó mi ex pareja, no sé por qué lo dramatizaron tanto porque yo no lo tomé así”, comenzó luego de que Andy Kusnetzoff le preguntara si su hija más chica podía tener el mismo problema de crecimiento que había tenido Messi.“Sé que hay que hacerle estudios, pero yo soy un poco especial, hay que pincharla un montón. Messi lo que tenía eran problemas de crecimiento con las hormonas”, dijo y sobre lo análisis que debe realizar, agregó: “Ella estaba abajo del percentil, hace poco la volví a controlar y me dijeron que espere, pero lo quiero hacer. Yo no me animo, cuando me lo dijeron no me animaba porque hay que pincharla muy seguido”.“Mi hija es muy sana, hermosa, bella. No lo tomé como algo dramático porque no es que tiene una enfermedad terminal”, dijo y agregó: “Que nadie te diga lo que podés o no hacer y menos juzgarte por una condición física”.Aún así, sabe que tiene pendiente hacerle los estudios a la menor de sus tres niñas ya que según contó, ya van tres médicos que le dicen que Francesca “esta abajo del percentil”.Quién alertó a la bailarina de un posible problema de crecimiento en la nena fue Martín Baclini. "Fue cuando la conoció. Le dio un beso a cada una, y bajamos a tomar un café. Entonces, me preguntó cuántos años tenía Francesca. En ese momento tenía cuatro, y me dijo: ‘Perdón que te lo diga, pero es un poquito bajita...’”.Consciente de que ni ella ni el papá de las nenas, Matías Defederico son altos, ella le sugirió que no podía esperarse que sus chicas “sean Manus Ginobillis”. Aún así, el empresario Rosarino le insistió y la convenció de viajar juntos a Santa Fe con la nena para que la viera el médico que hace más de veinte años atendió a Messi.Consultado por Teleshow, el especialista explicó: "Lo primero que quiero remarcar es que no existe ningún tratamiento para ser más alto -advirtió Schwarzstein-. Lo que existen son tratamientos para solucionar los problemas que impiden crecer normalmente. Cada uno de nosotros mide lo que nuestra genérica determina, de manera tal que para que podamos alcanzar ese objetivo tienen que pasar algunas cosas, como la fabricación de proteínas, de hormonas, entre otras”.“Cuando uno crece normalmente adquiere la talla que tiene que adquirir. Pero cuando hay algún inconveniente que no nos permite crecer normalmente, los médicos ponemos intervenir solucionando ese problema, pero nunca superándolo”, aclaró el doctor.Sobre el estudio que debe hacerce Francesca contó que consiste en analizar la secreción de la hormona de crecimiento y que para ello efectivamente el paciente, debe ser internado para tomarle muestras de sangre cada media hora.“Esto es porque la hormona de crecimiento tiene una secreción pulsátil. Es decir, se libera de chorritos cortos, y luego se hace un bache. De manera tal que no se puede hacer la extracción a alguna hora en particular. Incluso los picos se producen durante la noche”, aclaró.SEGUÍ LEYENDODesde Brooklyn, Calu Rivero posteó fotos suyas en contra del racismo y fue criticada en las redes socialesCómo imagina Lali Espósito sus recitales post pandemia: “Estamos todos pensando en los shows online”El sugerente mensaje de la novia del Kun Agüero luego del enojo de Gianinna Maradona

Ivana Nadal relató su traumática experiencia con las pastillas para adelgazar: “Me cambiaron todo el organismo”

Ivana Nadal habló de su mala experiencia con las pastillas para adelgazar (Video: Instagram) (Infobae)Luego de publicar una foto en la que, según su relato y la posición en la que esté sentada, se le marcan algunos “rollitos”, Ivana Nadal publicó un video en sus redes sociales en el que habló de la mala experiencia que vivió cuando tomó pastillas para adelgazar. “Todo lo que dicen de mí me hace dar cuenta de que claramente no saben quién soy”, indicó la conductora en un mensaje que le dedicó a sus dos millones y medio de seguidores.“Yo era mucho más flaca que ahora y, por todos los trastornos mentales de la sociedad, que me dijo que era gorda y que yo tenía que adelgazar y que el estereotipo de mina era otra, nunca me había reconocido como flaca”, contó y detalló que durante un tiempo sufrió alteraciones en su peso: “Y engordé, subí de peso, dejé de cuidarme, y me cuidé de nuevo, hice dieta, y otra vez dejé de cuidarme, y engordé y volví a hacer dieta”.Hasta que conoció las pastillas para adelgazar que “supuestamente eran naturales”. “¿Cómo te van a hacer mal si es una boludez? Si la tía de la hermana de la vecina la tomó y no sabés lo divina que está. Flaca, hecha un palo”, le dijeron. Entonces, accedió y comenzó a tomarlas.“A la semana ya había adelgazado, estaba súper deshinchada. Me acuerdo que estaba muy chupada. No sé si la grasa de mi cuerpo se había removido, pero sí sé que la retención de líquido, que es natural en un cuerpo humano, había desaparecido. Entonces, estaba súper chupada. Pero las ojeras también estaban súper chupadas. Y mi piel no se veía brillosa, porque toda el agua que ingería se me iba. Era agua baja en sodio. ¿Para qué? Para que no retenga nada de lo que vos estabas comiendo ni tomando. Entonces, obviamente adelgazas", analizó la conductora sobre su experiencia con las píldoras para bajar de peso.Cuando se dio cuenta de lo que realmente estaba sucediendo con su organismo decidió dejar de tomar las pastillas. “¿Qué pasó? Al otro día, automáticamente, se me inflaba la cara, el estómago, los brazos, las piernas", contó sobre las consecuencias.“Y el odio que yo sentía para conmigo, porque mi cuerpo no reaccionaba como yo quería. ¿Por qué sos así de linda cuando tomás pastillas y cuando las dejo vuelvo a ser una gorda asquerosa?", dijo sobre lo que se planteó en su momento. “Vuelve la celulitis, la retención, me pongo un jean y me aprieta. Yo soy una mierda. No sirvo para nada. Al final, todo lo que hago no sirve para nada. No nací para tener un buen cuerpo", siguieron los mensajes negativos.La conductora también publicó un video de su cuerpo al natural: "Es lo que soy" (Instagram) (Infobae)Sin embargo, entendió que su cuerpo no era un problema, sino que aprendió a aceptarse tal cual es. “Toda esta realidad no era una realidad, porque yo seguía teniendo un cuerpo hermoso porque es el cuerpo que la vida me dio para esta vida, para vivir esta experiencia que estoy viviendo ahora llamándome Ivana nadal y pudiendo compartirla con más de dos millones y medio de personas".Y agregó que durante un tiempo se “castigó” y no celebraba lo que había alcanzado en su carrera. “Nunca me sentía bien, contenta de todo lo que lograba en mi trabajo. Siempre quería más, pero nunca agradeciendo por todo lo que había logrado”.La conductora comparte en sus redes sociales algunas de las rutinas de entrenamiento que realiza durante la cuarentena“¿Agradeciendo a quién? A mí. Y eso es darte amor. Agradecer tus logros, abrazarte, quererte, perdonarte. ¿Me voy a seguir culpando porque tomé pastillas y eso me cambió todo el organismo? No. Ya está. Avanzá. Las pastillas pasaron. Ahora viví el presente”, continuó.“Yo aprendí esto de vacaciones, porque cada vez que me iba de vacaciones bajaba de peso. ¿Qué pasaba en vacaciones que no pasaba el resto del año? En vacaciones la pasaba bien, no me culpaba. La culpa es lo que te hace engordar, la que no te deja decir ‘no quiero’”, concluyó Ivana Nadal.SEGUÍ LEYENDOCómo imagina Lali Espósito sus recitales post pandemia: “Estamos todos pensando en los shows online”Ivana Nadal mostró su cuerpo al natural para derribar prejuicios: “Es lo que soy, no tengo nada que ocultar”El tierno video de Abril, la hija del Polaco y Barby Silenzi: “Llegó a nuestras vidas para que sigamos confiando en el amor y la esperanza”