Inicio / Tecno / Respiradores artificiales fabricados en España: por qué su certificación es tan lenta cuando tantas vidas dependen de ellos

Respiradores artificiales fabricados en España: por qué su certificación es tan lenta cuando tantas vidas dependen de ellos

Se estima que alrededor del 5% de los infectados por el coronavirus necesitarán cuidados intensivos y la ayuda de un respirador. Este porcentaje depende del número de pruebas y hay estudios que ponen en duda su efectividad, pero más allá de las estadísticas lo cierto es que los respiradores se han convertido en uno de los dispositivos más necesarios en esta crisis. Y no hay suficientes para atender a todos los pacientes.

Estos respiradores o "ventiladores mecánicos" permiten ganar tiempo para que el tratamiento haga efecto, ventilando por el paciente y oxigenando los pulmones. Son máquinas que podemos encontrar en las UCIs de los hospitales, pero su precio puede superar los 15.000 euros y su disponibilidad es insuficiente.

El Gobierno de España ha solicitado la compra de 4.000 respiradores, pero la llegada del cargamento no está siendo fácil. Ante la complicada obtención de respiradores en el exterior, empresas y universidades españolas como SEAT, la URJC o la Universidad de Málaga han iniciado la producción de respiradores artificiales. Una carrera por producir nuevos respiradores en el menor tiempo posible, ya que muchas vidas dependen de ellos. Pero estos proyectos se han topado con un problema añadido: su certificación.

Quién se encarga de la producción de respiradores

Medtronic

Según el recuento realizado por Sociedad Española de Infermería Intensiva y Unidades Coronarias (SEEIUC), España contaba con 2.487 ventiladores, una media de 17 por UCI. No se trata del número total, sino de la respuesta del 59% de las UCIs de este país. Y es que el problema es que no existía cifra oficial de respiradores disponibles en España.

Eso era al principio de la crisis, pero el número de hospitalizados graves ha excedido claramente el número de respiradores. Un problema repetido a nivel mundial, lo que ha provocado que el precio de estos respiradores se duplique y la demanda global se dispare. Una demanda muy por encima de la producción que ha provocado una rotura de stock.

Junto a 35 millones de mascarillas y más de medio millón de kits para realizar PCRs, España ha solicitado a través de procesos de compra conjunta de la Unión Europea miles de respiradores, pero se estima que estos podrían tardar varios meses. Y en la lucha contra el COVID-19, el tiempo es un factor clave.

Makers e impresoras 3D contra el coronavirus: en Italia están usando válvulas Open Source impresas en 3D para respiradores en UCIs En Xataka Makers e impresoras 3D contra el coronavirus: en Italia están usando válvulas Open Source impresas en 3D para respiradores en UCIs

Los principales productores en Europa de respiradores son Medtronic (Irlanda), Dräger (Alemania), Getinge (Suecia) y Hamilton Medical (Suiza), pero su producción total, estimada en unas 10.000 unidades al año, no da a basto. Para compensarlo, los gobiernos de los principales países han alentado a distintas empresas a producir sus propios respiradores de emergencia. Y ¿qué empresas pueden producirlos? Principalmente los fabricantes de automóviles, debido a que pueden adaptar motores y componentes para producir ventiladores mecánicos.

Las grandes compañías automovilísticas están readaptando sus motores y fábricas para producir respiradores artificiales.

Esto ha llevado a compañías como el grupo FCA y Ferrari a fabricar respiradores para Italia, a PSA y los fabricantes Peugeot y Citröen a fabricar hasta 10.000 respiradores para Francia, a Mercedes Benz reaprovechar su tecnología de la Fórmula 1, a Ford producir 50.000 unidades para los EE.UU o incluso el motor digital de Dyson se ha adaptado para cumplir los requisitos y producir 15.000 ventiladores.

No son las únicas empresas privadas que están colaborando en la producción de respiradores. El grupo Zurich ha donado 200.000 euros para impulsar el desarrollo de nuevos modelos de respiradores de emergencia y fabricantes como Medtronic han decidido liberar el desarrollo de su respirador portable PB 560.

Qué necesitan los respiradores artificiales para ser homologados

Seat Respirador Artificial 7

Con la necesidad de respiradores, muchas empresas se han lanzado a intentar colaborar pero no todos los proyectos sirven. El Ministerio de Sanidad ha alertado que solo se autorizarán aquellos que cumplan con la homologación necesaria y aporten la documentación y los tests solicitados.

Esta certificación es importante, ya que sin ella estos respiradores no tienen los requisitos para poderse conectar con el sistema sanitario y por tanto no pueden ser utilizados en las UCIs destinadas a cuidar a los pacientes en estado grave.

Varios de los proyectos que están en marcha se basan en piezas industriales y componentes utilizados en la fabricación de automóviles. En el caso de SEAT, para su respirador mecánico se ha readaptado el motor de los parabrisas, aunque todo el dispositivo cuenta con más de 80 componentes electrónicos y mecánicos.

Aunque cumple con la función de ayudar a ventilar, no estamos ante un respirador de última generación y la autorización no es trivial. Se ha dado la circunstancia que mientras desde las empresas y los grupos de investigación trabajaban a contrarreloj para tenerlos cuento antes, desde Sanidad han querido estar seguros de su correcto funcionamiento. Una diferencia de posiciones que ha llevado al comité de empresa de SEAT criticar el "exceso de burocracia en unos momentos en los que lo importante es salvar vidas".

Desde la Agencia Española del Medicamento (AEMPS) explican que estos respiradores son "equipos invasivos muy precisos y complejos". Indican que "su diseño y funcionalidad debe garantizar, además de cumplir con su función original, que su utilización no comprometa el estado clínico o la seguridad de los pacientes, ni la seguridad y la salud de los usuarios".

Ante los numerosos proyectos de fabricación de respiradores, tanto de impresión 3D como adaptaciones o prototipos nuevos, la AEMPS explica que al igual que en el resto de países de la Unión Europea para comercializar estos dispositivos tienen que estar "provistos del marcado CE, distintivo que declara la conformidad del producto con los requisitos de seguridad, eficacia y calidad establecidos en la legislación".

Sin embargo, debido a la crisis sanitaria desde la AEMPS son conscientes del creciente número de pacientes y por ello han elaborado un documento indicando la a documentación técnica y pruebas mínimas que tienen que realizarse en estos prototipos. Recordando que "aún en condiciones de urgencia, solo es posible usarlos en el contexto de una investigación clínica que identifique su perfil de eficacia y seguridad".

El primer paso para recibir la certificación es enviar la documentación técnica detallada, entre la que se incluyen las especificaciones técnicas, el diseño, la identificación de equipos similares, un breve análisis de riesgos, la identificación de requisitos de seguridad, una descripción del proceso de fabricación y los resultados de ensayos preclínicos. Estos deben incluir pruebas en funcionamiento en modelos humanos con pulmones artificiales, los resultados de la validación en cerdos y ensayos de seguridad funcional del prototipo.

La Agencia Española del Medicamento ha creado un documento con la información técnica que deben enviar los distintos proyectos de respiradores para recibir su certificación. Entre los ensayos preliminares se incluyen pruebas con pulmones artificiales y una validación con cerdos.

Una vez recibidos estos resultados, el siguiente paso es solicitar una investigación clínica regulada por los Reales Decretos 1591/2009 de productos sanitarios y el RD 1616/2009 de productos sanitarios implantable activos.

Entre los aspectos que la AEMPS recuerda con estos respiradores artificiales es que debe tenerse en cuenta que, como todo equipo de electromedicina, "los ventiladores mecánicos emiten radiación electromagnética que puede afectar al funcionamiento del resto de equipos del paciente". De manera equivalente, "debe verificarse que el funcionamiento del prototipo no se ve afectado por la emisión electromagnética del resto de equipos habituales en una UCI". Esto último, el certificado sobre electromagneticidad fue precisamente lo que más ha retrasado proyectos de respiradores como el de SEAT.

La Agencia Española del Medicamento trabaja con seis proyectos

El pasado 1 de abril, la Agencia Española del Medicamento informaba que "se está trabajando con 6 proyectos en un estado bastante avanzado". Más allá de estos seis proyectos elegidos, existen otros que están en fases más tempranas de su desarrollo pero que por el momento no han pasado los requisitos para continuar con su ensayo.

A todos ellos, la AEMPS les ha ofrecido "apoyo y soporte técnico continuo con el fin de agilizar el desarrollo y conseguir prototipos seguros que puedan ser probados dentro de protocolos de investigación clínica en los centros hospitalarios".

Algunos de estos proyectos surgieron a través de una conversación de WhatsApp, que derivó en la creación del foro Ayuda Innovadora a la Respiración (AIRE), según describe la Agencia Sinc. El grupo está dirigido por Jorge Barrero, director general de la Fundación Cotec. A raíz de la iniciativa, la AEMPS creó el documento de requisitos técnicos para que estos proyectos conocieran qué deben cumplir para poder ser de ayuda con sus respiradores.

De entre los distintos proyectos, los únicos que por el momento han recibido luz verde para iniciar su producción a gran escala son los respiradores de SEAT y Hersill. Más allá de las dos empresas, estos son algunos de los proyectos españoles que están trabajando en respiradores artificiales para ayudar a enfrentarse al COVID-19.

Andalucía Respira

Malaga Respira

Un grupo de ingenieros de la Universidad de Málaga (UMA), junto a investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA) y médicos de los hospitales universitarios Regional de Málaga y Virgen de la Victoria son los responsables del proyecto Andalucía Respira. Se trata de uno de los respiradores artificiales que se encuentran en proceso de evaluación por parte de la Agencia Española del Medicamento.

Ignacio Díaz de Tuesta, cirujano cardiovascular del centro y autor de la idea original del respirador, que él mismo plasmó en su tesis doctora, explica junto al secretario general de Investigación, Desarrollo e Innovación de la Consejería de Salud y Familias, Isaac Túnez, que esperan que su respirador pueda producirse en un plazo entre siete a diez días, "una vez que se realice con éxito un segundo ensayo clínico en un paciente real y que supere las últimas pruebas de carácter técnico".

En un comunicado, el pasado 3 de abril el grupo informaba que este segundo ensayo en humanos ha sido superado con éxito. En concreto, "el prototipo de este dispositivo se ha probado en un paciente con Covid-19 que se encuentra en la UCI de este hospital de la sanidad pública andaluza" explicaban los investigadores de IBIMA.

Entre las pruebas iniciales se incluye un ensayo con un paciente ingresado en la UCI del Hospital de Antequera y una prueba en un pulmón artificial. También se experimentó en un modelo animal y el pasado 2 de abril en un paciente con insuficiencia respiratoria aguda en la UCI del Hospital Virgen de las Nieves en Granada.

El prototipo tiene un tiempo de ejecución de dos horas y no tiene componentes móviles. El controlador eléctrico está basado en autómatas comerciales y ha sido certificado por la AEMPS después de enviar la documentación técnica. Entre las pruebas que le faltan por pasar para poder ser aplicado oficialmente está el certificado del electromagnetismo y una prueba de autonomía del aparato con SAI, que debe durar 48 horas.

El equipo de Andalucía Respira ya ha recibido varias propuestas para su elaboración por parte de empresas en Cádiz, Jaén, Málaga y Sevilla, que podrían lanzar una media de 50 respiradores a la semana cada una. Una de ellas es Fujitsu, quien ya está adaptando su línea de producción en Málaga.

Reesistencia Team

Resistencia

Otro de los proyectos que está pendiente de la validación del Ministerio de Sanidad es el de Reesistencia Team, dentro del grupo de 'Coronavirus Makers'. Su trabajo está basado en el sistema open source Jackson Rees y estos días han recibido la colaboración de la empresa Renault para iniciar la producción de sus respiradores a través de impresoras 3D. Una ayuda que no llega únicamente a nivel de fabricación, sino que el propio grupo de la empresa ha propuesto varias mejoras en la válvula del prototipo.

Con la coordinación de la Consejería de Ciencia y la Universidad de Oviedo, estos días se está probando clínicamente el prototipo de respirador en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Leitat

El proyecto Leitat1 está realizando durante este fin de semana las pruebas clínicas y de seguridad, con la previsión de intentar implementarlo en cinco días. Para el proyecto han colaborado la empresa catalana Leitat, junto al Consorcio de la Zona Franca de Barcelona, HP España, Almirall y el Consorcio Sanitario de Terrasa. Se trata de un respirador de campaña, no de UCI, del que aseguran que podrán producir entre 50 y 100 unidades diarias en caso de recibir la homologación necesaria.

Inicialmente el prototipo, fabricado con impresoras 3D, estaba pensado para intubar un paciente durante tres o cuatro días pero no más, porque la presión del aire no era regulable. Pero en los últimos modelos se han añadido sensores volumétricos, de presión y alarmas de oxígeno para mejorar su seguridad.

El #Leitat1 continua endavant amb les proves clíniques i de seguretat aquest cap de setmana. Es preveu implementar-lo en 5 🏥 en els propers dies.
Amb la unió de @Leitat @ConsorciZF @CSTerrassa@parctauli @HPEspana @cellnextelecom @salutcat #Almirall#RespiraLeitatX #COVID19 pic.twitter.com/6nmLLu9SfY

— Respira Leitat X (@respira_leitatX) April 3, 2020

The Open Ventilator

Respirador Articicial Urjc

Se trata de un proyecto ideado por Javier González, ingeniero de materiales de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). The Open Ventilator es un trabajo conjunto de la Facultad de Ciencias de la Salud.

Según describen los creadores, "The Open Ventilator puede ser producido en serie con las herramientas que se encuentran habitualmente en cualquier taller mecánico, no se precisa ni siquiera de impresión 3D. Todos los componentes empleados cuentan además con certificación europea". Es un prototipo abierto y ha sido impulsado por Celera, una red nacional de talento joven. Estos días, el Laboratorio Central Oficial de Electrotecnia les ha concedido la homologación para continuar con su producción.

Acute-19

El proyecto Acute-10 está presentado por Oximesa Nippon Gases junto a la Facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera y el Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia. Se trata de un respirador de turbina y el pasado 3 de abril informaron que habían completado la fase 3, después de realizar testeo sin pacientes en una estación de simulación clínica y de realizar pruebas con el prototipo en animales.

"El ventilador de turbina Acute-19 demuestra sus capacidades de mantener la ventilación en un modelo de distrés respiratorio grave, permitiendo, además, el destete y apoyar la ventilación del paciente con CPAP".

Finaliza la fase 3 y el ventilador de turbina ACUTE-19 demuestra sus capacidades de mantener la ventilación en un modelo de distrés respiratorio grave, permitiendo, además, el destete y apoyar la ventilación del paciente con CPAP. #acute19 pic.twitter.com/mUQ1KrNthE

— ACUTE-19 (@19Acute) April 3, 2020

El respirador de turbina estará disponible en código abierto y se prevé que en unos 15 días podría comenzar su mecanización para la producción.

Otros proyectos

Otros proyectos que están teniendo más dificultades para recibir la homologación de la Agencia Española del Medicamento son el proyecto de la empresa catalana Noel, con un control electrónico para la inspiración del aire, y el proyecto del ingeniero aragonés Jorge Cubeles, quien ha desarrollado un respirador con conexión a internet. Un añadido que habilitaría que desde un puesto de control remoto se pudiera analizar el estado de los pacientes.

Sin embargo, estos añadidos electrónicos han supuesto una dificultad añadida a la hora de conseguir su homologación, pese a contar con el apoyo de empresas como Balay, dispuestas a ofrecer su maquinaria. Y es que de los 40 proyectos de respiradores propuestos, únicamente seis continúan en evaluación y solo dos cuentan ya con la homologación completa para iniciar su producción.

SEAT inicia la producción de su respirador artificial: hasta 300 unidades diarias

Seat Respirador Artificial 2

El mayor proyecto de respirador artificial es OxyGEN, resultado del trabajo conjunto de Protofy.xyz, SEAT, el Hospital e Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol, el Hospital Clínic, y otras empresas y administraciones como la Universitat de Barcelona, Recam Laser, Doga Motors, Luz Negra, LCOE, Ficosa, Bosch, IDNEO, Secartys, Cuatrecasas, Espiroflex, Gaso y los cuerpos de la Policía Nacional, Guardia Civil, Urbana y Mossos d'Esquadra. Como vemos, un proyecto que ha aunado a múltiples organizaciones y equipos para lograr un respirador artificial homologado y funcional.

La Agencia Española del Medicamento ha elegido OxyGEN como uno de los dos respiradores que ya se pueden producir a gran escala para ser aplicados en hospitales. Tal y como anunció el ministro de Sanidad, Salvador Illa, SEAT producirá durante las próximos días hasta 300 respiradores de emergencia al día en la línea de montaje del SEAT León en Martorell.

El último paso para conseguir la certificación ha sido la obtención de la prueba de electricidad magnética estática del aparato para asegurarse que no interfiere con el resto de equipos de las UCI. Durante estos días, los equipos de SEAT han trabajado a contrarreloj para pasar las pruebas requeridas.

Seat Respirador Artificial 5

SEAT ha producido estos respiradores asistidos adaptando un motor de los limpiaparabrisas. Un total de 150 empleados de diferentes áreas empezó a trabajar desde hace una semana en la elaboración de este prototipo, tras 13 modelos distintos.

"Cada respirador de SEAT cuenta con más de 80 componentes electrónicos y mecánicos y pasa un exhaustivo control de calidad con esterilización de luz ultravioleta".

"Cada respirador cuenta con más de 80 componentes electrónicos y mecánicos y pasa un exhaustivo control de calidad con esterilización de luz ultravioleta", explica la compañía. El dispositivo ha sido diseñado por la empresa de hardware libre Protofy.xyz bajo la dirección médica de los doctores Dr. Manel Puig Domingo (Instituto de Investigación Germans Trias i Pujol), Dr. Oriol Estrada (Hospital Germans Trias i Pujol), y Dr. Josep María Nicolás (Hospital Clínic).

Entre los parámetros que se miden están la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la temperatura corporal, el volumen y presión de aire inspiratorio que el respirador proporciona, la saturación de oxígeno y el CO2 del aire espirado.

Dos de estos respiradores ya se encuentran en Can Ruti y pueden ser utilizados tras recibir el permiso de la Agencia Española de Medicamentos. Desde SEAT agradecen directamente a la directora de la agencia y al propio ministro de Sanidad por su involucración personal. Tras paralizar momentáneamente la producción ante la incertidumbre de su certificación, finalmente SEAT podrá fabricar a gran escala este respirador, adaptar sus líneas de producción, adaptar turnos y ayudar a los servicios sanitarios.

Hersill y su VIATE 40: el mayor productor nacional recibe el encargo del Gobierno

Vitae 40

Situada en Móstoles, fundada en 1987 y con 60 trabajadores, la pyme madrileña Hersill ya era el mayor productor de respiradores a nivel nacional. Pero su nivel de producción se encontraba por debajo de lo que esta crisis necesita.

Su ventilador pulmonar VITAE 40 pesa menos de 1,4 kg y está diseñado para ser sostenido sobre una mano. El respirador de emergencia incluye "todos los modos de ventilación, integra opciones de capnografía (incluida una interfaz para capnografía volumétrica) y de comunicaciones inalámbricas (bluetooth y wifi) para la descarga selectiva de los registros de ventilación para su análisis en tiempo real o remoto desde el hospital. Incluye además modos de ventilación específicos para CPR y asistentes exclusivos (CPR wizards) según las últimas directrices de ERC y AHA". Un completo y homologado respirador que para enfrentarse al COVID-19 ha recibido un importante impulso.

La empresa de ingeniería militar Escribano Mechanical & Engineering se ha unido a Hersill para producir hasta 5.000 ventiladores pulmonares durante las próximas 8 semanas. Una petición que surge directamente de la Secretaría General de Industria.

Escribano

El pasado viernes, el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, realizaba una visita a las instalaciones de Hersill para observar de primera mano esta iniciativa de fabricación de respiradores. En total, Escribano y Hersill tienen como objetivo producir unos 100 respiradores al día. Es decir, multiplicar por diez la producción de 10 unidades al día que Hersill mantenía hasta la fecha.

Si los planes continúan según lo previsto, España logrará autoabastecerse de respiradores en junio e incluso se podría lograr crear excedente. Unos aparatos que podrían exportarse para aquellos países que se encuentren en una situación similar a la que ahora afecta a España.

Disney+ ya está aquí: pruébalo gratis durante 7 días. Después, 6,99 euros al mes o 69,99 euros la suscripción anual.

Disney+ ya está aquí: pruébalo gratis durante 7 días. Después, 6,99 euros al mes o 69,99 euros la suscripción anual.

PVP en Disney+ 6,99 euros al mes (gratis 7 días de prueba)


La noticia Respiradores artificiales fabricados en España: por qué su certificación es tan lenta cuando tantas vidas dependen de ellos fue publicada originalmente en Xataka por Enrique Pérez .

Chequea también

Rastreadores del COVID-19 alertan del riesgo que la policía utilice este sistema para seguir a manifestantes y sus contactos

El rastreo de contactos es una potente herramienta para ayudar a seguir la evolución del COVID-19. Sea manualmente o mediante aplicaciones. Pero ahora la policía está empezando a aplicar este tipo de prácticas para sus investigaciones, empezando por las actuales protestas que están sucediendo en los EE.UU. Una decisión que está generando preocupación por parte de los rastreadores de contactos. Y es que más allá de las implicaciones respecto a los manifestantes, los expertos alertan que puede llegar a afectar la confianza que la población tenga en estos sistemas de seguimiento y aumente el número de gente que no quiera cooperar. En Xataka Apple, Google, coronavirus y privacidad: una tormenta perfecta que plantea si es peor el remedio que la enfermedad En juego la confianza en el seguimiento de contactos La polémica ha surgido a raíz de unos comentarios del Comisionado de Seguridad Pública de Minnesota, John Harrington, quien en una rueda de prensa explicó que la policía estaba comenzando a rastrear a los manifestantes que habían arrestado. Una investigación en la que intentan averiguar "con quién se asocian, qué plataformas utilizan, qué apoyos tienen y construir la red de información asociada" a esas personas. "Estamos comprobando si la gente a la que hemos arrestado está conectada a esas plataformas", explicaba el Comisionado. “#ContactTracing out-of-state rioters arrested in #GeorgeFloyd protests..” - MNaHEM: “Oh yeahhh. You didn’t think ‘contact tracing’ was going to remain the bailiwick of those trying to contain #COVID19? It’s gonna be LEO’s new buzzword.” https://t.co/mjR0z2tmNW pic.twitter.com/kZjyeBMCgP— aHEMagain Actual (@aHEMandias) May 30, 2020 Como relata el Dallas Morning News, entre los manifestantes contra el racismo han empezado a surgir las primeras pancartas rechazando directamente estos sistemas de 'contact tracing'. Utilizar los datos estrictamente necesarios Esta analogía con el rastreo de contactos ha alertado a organizaciones como EFF, quienes explican los riesgos que supone. El seguimiento de contactos involucra entrevistas con personas que se han visto infectadas para determinar con quién han estado en contacto y así analizar posibles contagiados. Se trata de un riesgo físico por el hecho de estar cerca de alguien. Por el contrario, interrogar a detenidos sobre organizaciones y posibles aliados está en contra de la presunción de inocencia de las personas. De manera equivalente, estas interrogaciones "pueden socavar la opinión pública sobre el seguimiento de contactos" explican desde EFF. Hasta la fecha, aquellos que creían más en la autoridad sanitaria eran más propensos a colaborar con el rastreo de contactos. Una confianza que puede disminuir si se transmite la idea que estos métodos se utilizan para conseguir información no relacionada con la salud. Police are investigating the associations of protestors, and calling it “contact tracing.” We disagree. Contact tracing is a public health tool used to contain COVID-19. Police surveillance must be limited to prevent 1st and 4th Amendment violations. https://t.co/8uQ3UVJwA6— EFF (@EFF) June 1, 2020 Los mismos expertos recomiendan que para el rastreo de contactos se recolecten la menor cantidad de datos para el propósito concreto. En el caso del COVID-19 no es necesario por ejemplo saber con quién has estado hace un mes, ya que los pacientes únicamente suponen un riesgo durante 14 días. Otro aspecto que deben tener en cuenta las autoridades es eliminar lo datos en el momento que ya no son necesarios. Si nos fijamos en el servicio automatizado de Apple y Google, el usuario puede eliminar sus datos y en apps como la italiana se establece que como máximo los datos se guardarán hasta final de año. Las autoridades sanitarias no deben divulgar esta información con otras autoridades, especialmente aquellas que como la policía podrían utilizar esta información con otros propósitos. Afortunadamente, países como Australia han tomado la decisión correcta de no ofrecer a los cuerpos de seguridad la información de su seguimiento de contactos para el coronavirus. En Xataka | El panóptico digital, el gran temor distópico que acecha tras la revolución de los datos, la inteligencia artificial y la "dataveillance" - La noticia Rastreadores del COVID-19 alertan del riesgo que la policía utilice este sistema para seguir a manifestantes y sus contactos fue publicada originalmente en Xataka por Enrique Pérez .

La megaguía para construirte un PC desde cero en 2020: el monitor

El monitor de nuestro PC tiene un impacto muy profundo en nuestra experiencia de uso. Y también en nuestra productividad. Buscar la opción idónea nos invita a preguntarnos cuál debe ser su tamaño, su resolución, la tecnología de su panel y su refresco, pero, en realidad, este es solo el principio del camino. Y es que si queremos que nuestro monitor nos ayude a sacar el máximo partido posible a nuestro ordenador y nos proporcione una experiencia satisfactoria durante muchos años tendremos que ser muy minuciosos al elegirlo. El propósito de este artículo es, precisamente, poneros esta búsqueda un poco más fácil. Este artículo es la séptima entrega de una guía extensa en la que los principales componentes y los periféricos más relevantes de un PC tienen su dosis de protagonismo. Nuestra intención es ayudar a los usuarios que han decidido montar un equipo a la medida a encontrar los componentes que resuelven mejor sus necesidades y encajan mejor en su presupuesto, y para lograrlo dedicaremos a la mayor parte de ellos un artículo en exclusiva. El protagonista indiscutible de esta entrega es el monitor de la misma forma en que en los anteriores artículos de la guía hemos hablado de la placa base, el procesador, la memoria principal, la tarjeta gráfica, el almacenamiento secundario, la caja del PC y la fuente de alimentación. Qué tecnologías de panel hay y cuál encaja en cada escenario de uso El primer componente de los monitores con el que nos viene bien familiarizarnos es, sin lugar a dudas, su panel. Y es que este elemento condiciona en gran medida su calidad de imagen, y, por tanto, también la experiencia que van a ser capaces de ofrecernos. Las tecnologías de panel LCD TFT más utilizadas actualmente por los fabricantes de monitores son IPS, VA y TN, así como sus variantes. No obstante, como no es necesario que compliquemos este artículo más de lo imprescindible podemos conformarnos con revisar los principales pros y contras de cada una de estas implementaciones. Las tecnologías de panel LCD TFT más utilizadas actualmente por los fabricantes de monitores son IPS, VA y TN en sus diferentes encarnaciones La tabla que tenéis debajo de estas líneas resume las características que describen qué prestaciones podemos esperar de las tres tecnologías de panel que he mencionado en el párrafo anterior. Eso sí, antes de que las leáis me parece necesario introducir un matiz importante que nos viene bien tener en cuenta: la lógica de procesado que trabaja junto al panel puede corregir en cierta medida sus deficiencias y potenciar sus cualidades. Y es que la calidad de imagen no depende exclusivamente del panel. Tal y como sucede con los televisores, el procesado también puede tener un impacto importante en el acabado de las imágenes, aunque eso sí, en las teles suele ser mucho más complejo y agresivo que en los monitores. Por esta razón los televisores suelen introducir una latencia mucho más acusada que estos últimos, de ahí que para jugar con ellos sea necesario activar el modo implementado por las marcas para minimizar la latencia de entrada que provoca el procesado de las imágenes. Aquí tenéis la tabla que resume las características de las principales tecnologías de panel LCD TFT: IPS (IN-PLANE SWITCHING)VA (VERTICAL ALIGNMENT)TN (TWISTED NEMATIC) VENTAJAS - Elevada calidad de imagen global- Su reproducción del color es muy precisa- Ángulos de visión amplios y sin apenas degradación del color - Su relación de contraste nativo suele ser la más alta y sus negros son profundos- Suelen tener una capacidad de entrega de brillo elevada- Su capacidad de reproducción del color es superior a la de los paneles TN, pero inferior a la de los IPS- Adolecen de menos fugas de luz que los IPS, incluso en las esquinas - Estos paneles nos ofrecen el tiempo de respuesta más bajo (típicamente 1 ms de gris a gris)- Nos permiten alcanzar las frecuencias de refresco más altas, superando con holgura los 144 Hz- Suelen tener el precio más competitivo INCONVENIENTES - Habitualmente tienen un tiempo de respuesta más alto que los paneles TN- Algunos paneles adolecen de fugas de luz, especialmente en las esquinas- Su relación de contraste nativo suele ser inferior a la de los paneles VA - Su tiempo de respuesta suele ser superior al de los paneles TN e IPS- Sus ángulos de visión son inferiores a los que nos ofrecen los paneles IPS- Esta tecnología es relativamente poco habitual en los monitores - Su calidad de imagen global es inferior a la que nos ofrecen los paneles IPS y VA- Reproducen el color con menos precisión que IPS y VA- Sus ángulos de visión están muy limitados tanto en vertical como en horizontal Como refleja la tabla, si evaluamos su calidad de imagen global los paneles TN salen relativamente malparados frente a los IPS y VA. No obstante, esto no significa que sus imágenes no dan la talla; algunos monitores TN consiguen ofrecernos imágenes de mucha calidad. En cualquier caso, los dispositivos que utilizan esta tecnología de panel pueden encajarnos si nuestro presupuesto es moderado (a igual tamaño y resolución los monitores TN suelen ser sensiblemente más baratos que los IPS y VA), o bien si buscamos un monitor para jugar que nos ofrezca el mínimo tiempo de respuesta posible y estamos dispuestos a aceptar que su calidad de imagen no sea equiparable a la que nos propone un buen diseño IPS. Hay soluciones VA e IPS que nos prometen un tiempo de respuesta de 1 ms equiparable al de los paneles TN, pero habitualmente los monitores que utilizan esta última tecnología son los más rápidos. Los paneles IPS reproducen el color con mucha precisión y suelen ofrecernos unos ángulos de visión amplios La alternativa natural a los monitores con panel TN son los dispositivos IPS, cuya principal baza es una calidad de imagen global que puede ser muy alta si la electrónica que acompaña al panel consigue sacarle el máximo partido. Pueden reproducir el color con mucha precisión y suelen ofrecernos unos ángulos de visión amplios, lo que los hace idóneos para resolver los escenarios de uso en los que es necesario tener la máxima calidad de imagen posible. Encajan como un guante para procesar fotografías, editar vídeo o animar en 3D, entre otros posibles escenarios de creación de contenidos. Además, durante los últimos dos años los monitores IPS se han vuelto mucho más atractivos para los jugadores porque su tiempo de respuesta ha mejorado mucho, tanto que algunos modelos consiguen intimidar a los monitores TN en este terreno. Y su calidad de imagen es más alta, aunque, eso sí, suelen ser sensiblemente más caros. En Xataka Cómo montar un ordenador paso a paso: la guía Nos queda la tercera tecnología en discordia: VA. Estos paneles nacieron con la intención de recoger las características más atractivas de las tecnologías IPS y TN, y en cierta medida se han salido con la suya. Su contraste nativo es más alto que el que nos ofrecen los monitores IPS y su calidad de imagen es mejor que la de los monitores con panel TN, pero no suelen igualar los ángulos de visión de los primeros ni los tiempos de respuesta de los segundos. Basta echar un vistazo al catálogo de los principales fabricantes de monitores para darse cuenta de que la oferta de soluciones VA actualmente es muy inferior a la de las pantallas IPS y TN. Samsung es una de las marcas que han apostado con más claridad por esta tecnología, aunque otros fabricantes, como AOC, iiyama o MSI también tienen monitores con panel VA en catálogo. Estas pantallas se sienten cómodas en los mismos escenarios de uso que los monitores IPS, con los que también rivalizan en precio. La resolución y el tamaño del monitor condicionan nuestra productividad La resolución de nuestros monitores importa. Mucho. Este parámetro tiene un impacto profundo en la calidad de imagen porque si los píxeles del panel no son lo suficientemente pequeños nuestra percepción de la nitidez y el nivel de detalle puede no ser satisfactoria. Como es lógico, en este terreno no importa solo la resolución: también es crucial el tamaño del panel. De hecho, el tamaño de los píxeles está condicionado tanto por la resolución como por la superficie del panel, lo que conlleva que a medida que optamos por monitores más grandes nos veamos obligados a ser más ambiciosos con la resolución si no queremos que nuestra experiencia se resienta. El tamaño de los píxeles está condicionado tanto por la resolución como por la superficie del panel Cuando trabaja junto a un PC para ofimática o creación de contenidos un monitor amplio y con la resolución adecuada puede tener un impacto muy beneficioso en nuestra productividad. Y una pantalla de estas características en tándem con un ordenador para juegos puede ofrecernos una capacidad de inmersión muy disfrutable. Como veremos más adelante, en el terreno de los juegos hay otras características más allá del tamaño y la resolución a las que nos interesa prestar atención, pero si nos ceñimos a los otros dos escenarios de uso, la ofimática y la creación de contenidos, apostar por un monitor lo suficientemente grande y con la resolución idónea puede ayudarnos a rendir más. Incrementar el tamaño de la pantalla y la resolución puede propiciar que tengamos a la vista más información sin necesidad de utilizar las barras de desplazamiento o de cambiar constantemente la ventana en primer plano. De hecho, en un monitor amplio y con una resolución alta podemos tener abiertas dos o más ventanas a tamaño completo y sin necesidad de superponerlas. O bien podemos expandir una única ventana a toda su superficie para colocar delante de nuestros ojos muchísima información. Esta última opción puede marcar la diferencia si trabajamos con grandes hojas de cálculo, bases de datos o herramientas de programación, entre otras opciones. El reto en este contexto reside en identificar qué combinación de tamaño y resolución encaja mejor en cada escenario de uso. Esta es nuestra propuesta: PC para ofimática, navegación y reproducción de contenidos. El punto de partida que os proponemos en este escenario de uso si tenéis un presupuesto contenido y vuestras necesidades son moderadas es un monitor de 24 pulgadas con resolución Full HD (1.920 x 1.080 puntos). Pero si encaja en vuestro presupuesto os animamos a apostar por una pantalla de 27 pulgadas o más con resolución QHD (2.560 x 1.440 puntos) o superior. Podéis estar seguros de que vuestra productividad será mayor y vuestra experiencia de uso más satisfactoria. PC para juegos. Al igual que en el escenario de uso anterior, el punto de partida que os sugerimos si vuestro presupuesto es limitado es un monitor Full HD de 24 pulgadas. No obstante, lo ideal sería optar por un modelo de 27 pulgadas o más con resolución QHD o superior porque nos ofrecerá una capacidad de inmersión mayor. En la siguiente sección del artículo veremos que existe un vínculo muy estrecho entre las características del monitor y la tarjeta gráfica, por lo que optar por una pantalla con más resolución puede obligarnos a elegir también una solución gráfica más ambiciosa que aquella en la que habíamos pensado si inicialmente íbamos a jugar a 1080p. PC para creación de contenidos. El punto de partida que os proponemos en este tercer escenario de uso es más ambicioso que en los otros dos. Nosotros no elegiríamos un monitor Full HD de 24 pulgadas para editar vídeo, procesar fotografías o trabajar con aplicaciones de modelado en 3D; nos haríamos con una pantalla de 27 pulgadas o más con resolución QHD, o, mejor aún, 4K UHD (3.840 x 2.160 puntos). Al igual que sucede con el monitor para juegos, en este terreno nuestras exigencias deben ir más allá del tamaño y la resolución, por lo que más adelante repasaremos a qué otras características os aconsejamos prestar atención cuando busquéis un monitor de esta categoría. El refresco y el tiempo de respuesta son cruciales con los juegos La frecuencia de refresco nos indica cuántas imágenes por segundo es capaz de restituir el panel del monitor. Este parámetro se mide en hercios, y un hercio equivale a una imagen por segundo. Una cadencia de imágenes mayor nos asegura un movimiento más suave y fluido, pero es esencial que la GPU de la tarjeta gráfica sea capaz de enviar al panel las imágenes con el ritmo de actualización necesario. De poco nos serviría hacernos con un monitor con panel QHD capaz de trabajar a una frecuencia de refresco máxima de 165 Hz si nuestra tarjeta gráfica es incapaz de superar los 60 FPS cuando le pedimos que renderice las imágenes a esta resolución. En Xataka Este es el PC más potente que podemos montar: diseñamos un equipo a la última con todo lo que la tecnología nos ofrece en 2020 A los usuarios nos interesa proteger la sinergia entre el monitor y la tarjeta gráfica para sacar el máximo partido posible a los dos dispositivos El escenario que acabamos de plantear provoca que el monitor quede infrautilizado, pero es igualmente poco deseable que sea la tarjeta gráfica el componente que no puede dar lo mejor de sí mismo si el monitor no está a la altura. Esto es lo que sucedería si, por ejemplo, invertimos una parte importante de nuestro presupuesto en una tarjeta que es capaz de sostener los 100 FPS a 1440p con la máxima calidad gráfica y enviamos la señal de vídeo a un monitor Full HD con un refresco de 60 Hz. Para evitar que se produzcan estos dos escenarios lo ideal es proteger la sinergia entre el monitor y la tarjeta gráfica teniendo presente que son dos dispositivos estrechamente vinculados. Y la forma más sencilla de conseguirlo requiere elegir cada uno de estos componentes teniendo muy presentes las características del otro. Afortunadamente, en este terreno tenemos unas aliadas muy valiosas: las tecnologías de refresco adaptativo. Las más utilizadas son G-SYNC, de NVIDIA, y FreeSync, de AMD, y sirven para sincronizar las imágenes que emite la GPU de nuestro PC con las que reproduce el monitor, lo que nos ayuda a mitigar unos defectos tan molestos como el tearing y el stuttering. El primero provoca que la imagen quede deformada por una línea que la atraviesa horizontalmente de un extremo al otro, y el segundo induce la aparición de unos pequeños saltos en la cadencia de imágenes que reducen la fluidez y pueden arruinar nuestra experiencia. La buena noticia es que hay un abanico muy amplio de monitores compatibles con G-SYNC o FreeSync, e incluso con ambas, por lo que no debería costarnos encontrar el que encaja mejor con la tarjeta gráfica que hemos elegido para nuestro PC. En la sección en la que hemos hablado de las tecnologías de panel hemos reparado en que cada una de ellas nos ofrece un rango de tiempos de respuesta diferente. Los paneles más rápidos, y, por tanto, los que tienen el menor tiempo de respuesta, son generalmente los TN. Pisándoles los talones están los IPS, y, detrás de estos, los VA. No obstante, antes de seguir adelante nos interesa repasar qué es el tiempo de respuesta. Este parámetro mide el tiempo invertido por un píxel del panel en cambiar el color que está emitiendo, por lo que lo ideal es que sea lo más reducido posible para que no aparezcan ni desenfoque de movimiento, que suele arruinar la nitidez cuando un objeto de la imagen se mueve con rapidez, ni halos. Las tecnologías de refresco adaptativo sirven para sincronizar las imágenes que emite la GPU con las que reproduce el monitor. Gracias a ellas podemos combatir el 'tearing' y el 'stuttering' Los fabricantes suelen medir el tiempo de respuesta de dos formas diferentes: indicando el MPRT (Moving Picture Response Time) o el GtG (Grey to Grey). Ambas medidas reflejan el tiempo invertido por un píxel del panel en cambiar de estado, pero desde dos perspectivas diferentes. El MPRT es una métrica ideada para cuantificar el grado de desenfoque de movimiento de un panel LCD, y refleja el tiempo que transcurre desde que aparece el desenfoque en el contorno de un objeto en movimiento hasta que desaparece completamente. Sin embargo, el valor GtG mide el tiempo invertido por un píxel del panel en emitir el color gris, pasar a blanco y volver a emitir el color gris. La mayor parte de las marcas indica en las especificaciones de sus monitores el valor GtG porque suele ser más bajo que el MPRT, pero este último es más útil porque refleja con más precisión la persistencia del panel, y, por tanto, si adolece de un desenfoque de movimiento más o menos acusado. Esto es lo que os proponemos buscar en cada escenario de uso Todas las ideas que hemos desarrollado hasta ahora apuntan en una misma dirección: el monitor ideal es aquel que resuelve mejor nuestras necesidades. Un buen monitor para ofimática puede no ser adecuado para juegos. Y una pantalla fantástica para juegos puede no ofrecernos la calidad de imagen que necesitamos para procesar y retocar fotografías con la máxima precisión posible. Por supuesto, también hay monitores que encajan simultáneamente en varias de estas categorías, lo que nos recuerda lo importante que es conocer con precisión a qué parámetros nos interesa prestar atención dependiendo del uso que vamos a dar a nuestro monitor. De esto va, precisamente, esta sección del artículo. En Xataka Nueve monitores 4K UHD por los que merece la pena apostar para exprimir al máximo nuestro PC o Mac Monitor para ofimática, navegación y reproducción de contenidos Para resolver este escenario de uso no necesitamos una pantalla capaz de trabajar a una frecuencia de refresco muy alta. Tampoco necesitamos un tiempo de respuesta mínimo. Sin embargo, es una buena idea que su calidad de imagen sea lo más alta posible, especialmente si la utilizamos con frecuencia para reproducir vídeo. Y, sobre todo, que su resolución esté en consonancia con su tamaño para que pueda mostrarnos simultáneamente la máxima cantidad de información posible sin necesidad de recurrir a las barras de desplazamiento o de cambiar constantemente la ventana en primer plano. Estos son los consejos que os proponemos para ayudaros a encontrar un monitor que resuelva correctamente este escenario de uso: La combinación de tamaño y resolución que os sugerimos como punto de partida es 24 pulgadas y Full HD. Nosotros descartaríamos los monitores con un tamaño inferior a este, y también, en la medida de lo posible, los de 27 pulgadas Full HD. Una pantalla de este último tamaño con resolución QHD o superior es una buena opción, si encaja en vuestro presupuesto. En este escenario de uso no suele ser necesario utilizar frecuencias de refresco elevadas, y tampoco suele tener demasiada importancia el tiempo de respuesta. Sin embargo, como acabamos de ver, la calidad de imagen sí es importante, por lo que es preferible apostar por un panel IPS o VA, y no por uno TN. Si utilizáis hojas de cálculo, bases de datos, programáis, o si, sencillamente, os gusta tener varias ventanas abiertas en primer plano, puede interesaros haceros con un monitor con relación de aspecto 21:9. La lástima es que los modelos con resolución QHD o superior son aún bastante caros, por lo que si vuestro presupuesto no es muy generoso y queréis un monitor 21:9 podríais veros obligados a conformaros con una solución 1080p. Aun así, a nosotros nos parecen una opción atractiva. Si vais a utilizarlo con frecuencia para reproducir contenido es recomendable que sea capaz de procesar metadatos HDR10 y que tenga una capacidad de entrega de brillo de al menos 300 nits y una relación de contraste típica de 1.000:1 o superior. Los monitores con panel curvo tienen sentido si elegís uno con relación de aspecto 21:9, o una pantalla aún más alargada, porque evitan que nuestra percepción del color y el brillo se degrade lo más mínimo cuando miramos los extremos del panel. Algunos monitores incorporan funciones que nos permiten visualizar simultáneamente varias señales de vídeo (estos modos se conocen como Picture In Picture y Picture By Picture), o bien organizar las ventanas de una forma cómoda y muy flexible dividiendo previamente la pantalla en varias zonas predefinidas. Estas prestaciones son apetecibles si vamos a conectar al monitor varias fuentes de vídeo, y también si necesitamos tener en primer plano varias ventanas. Monitor para juegos Como hemos visto unos párrafos más arriba, las características de un monitor para juegos tienen que estar necesariamente alineadas con las prestaciones de la tarjeta gráfica del PC al que vamos a conectarlo. En este escenario de uso nuestro presupuesto puede ser un factor muy limitante porque los monitores con las resoluciones más altas, las frecuencias de refresco más ambiciosas y la calidad de imagen más cuidada no suelen ser económicos. En cualquier caso, estos son nuestros consejos para ayudaros a dar con el vuestro: El punto de partida que os proponemos en lo que se refiere al tamaño y la resolución es el mismo que os hemos sugerido en el escenario anterior: un monitor de 24 pulgadas 1080p. Nosotros descartaríamos los monitores con un tamaño inferior a este. Una pantalla de 27 pulgadas con resolución QHD o superior es una opción más atractiva si encaja en vuestro presupuesto y vuestra tarjeta gráfica os ofrece el rendimiento adecuado a esta resolución. Actualmente podemos encontrar en las tiendas un abanico muy amplio de monitores con una frecuencia de refresco de 144 Hz. Si vuestro presupuesto os permite acceder a uno de ellos podréis disfrutar imágenes más suaves y un control más preciso que en las pantallas de 60 Hz, dos beneficios que en algunos juegos pueden marcar la diferencia. Los monitores Full HD con este refresco son relativamente asequibles, pero los QHD a 144 Hz son sensiblemente más caros. Y los 4K UHD aún mucho más. Como hemos visto, los paneles TN nos ofrecen el mejor tiempo de respuesta posible (1 ms), pero algunos monitores IPS y VA consiguen igualar esta marca y tienen una calidad de imagen global más alta. Eso sí, son sensiblemente más caros a mismo tamaño y resolución. El presupuesto que tengáis condicionará necesariamente vuestra elección, pero, elijáis la tecnología de panel que elijáis, si sois jugadores exigentes os sugerimos que no os decantéis por un monitor con un tiempo de respuesta superior a 4 ms. Los paneles con relación de aspecto 21:9 y las pantallas curvas no solo son atractivos en los equipos para ofimática; también pueden ofrecernos una experiencia estupenda con juegos porque incrementan nuestra capacidad de inmersión. El procesado de contenidos HDR10 también es bienvenido en este escenario de uso, aunque es importante que la capacidad de entrega de brillo del monitor esté a la altura. Lo ideal es que entregue como mínimo 300 nits y que su relación de contraste típica sea de al menos 1.000:1. Con los juegos las tecnologías de sincronización adaptativa marcan la diferencia. Gracias a ellas podemos combatir con eficacia el tearing y el stuttering, como hemos visto unos párrafos más arriba, por lo que es una muy buena idea elegir un monitor que sea compatible con G-SYNC de NVIDIA o FreeSync de AMD, dependiendo de la tarjeta gráfica que hayáis elegido para vuestro PC. En Xataka ¿Decidido a estrenar PC? Te proponemos tres configuraciones ideales para ofimática, juegos y creación de contenidos Monitor para creación de contenidos Si vamos a utilizar nuestro PC, sobre todo, para retocar fotografías, editar vídeo o realizar infografía, entre otros posibles escenarios de creación artística, nos interesará especialmente que el panel sea capaz de reproducir el color con la máxima precisión posible. En este escenario de uso no son relevantes ni el tiempo de respuesta ni la frecuencia de refresco, pero sí lo es la resolución, y, sobre todo, la calidad del panel. Estos son nuestros consejos para ayudaros a encontrar el monitor para creación de contenidos idóneo: Como hemos visto unos párrafos más arriba, el punto de partida que os recomendamos en esta categoría es un monitor de 27 pulgadas con resolución QHD. Si vuestro presupuesto os permite acceder a una pantalla con resolución 4K UHD, aún mejor. El nivel de detalle que el monitor es capaz de recuperar es muy importante si trabajamos con imágenes en general, y con fotografías en particular, por lo que merece la pena apostar por un panel con la máxima resolución posible y un tamaño en consonancia. La tecnología de panel por la que nos interesa decantarnos en este escenario de uso es, con total rotundidad, IPS. Y si el panel tiene una profundidad de color de 10 bits, y no de 8 bits, mucho mejor porque será capaz de entregarnos una reproducción tonal más fidedigna, que es una característica muy importante en un monitor para creación de contenidos. Los espacios de color más interesantes para la creación artística son Adobe RGB y DCI-P3, por lo que es importante que sepamos qué cobertura nos ofrece en cada uno de ellos el monitor que a priori nos gusta. Es importante que nos cercioremos de que la pantalla que nos interesa puede ser calibrada con precisión mediante hardware porque solo así podremos estar seguros de que el panel restituye los colores de una manera fidedigna. También merece la pena que valoremos si junto al monitor vamos a recibir el necesario kit de calibración (si contiene un colorímetro, mejor que mejor) y la visera que puede ayudarnos a minimizar los reflejos sobre la pantalla y a percibir mejor el color. Cómo construirte un PC a la medida en 2020 En los primeros párrafos de este artículo os hemos recordado que esta es la séptima entrega de una guía extensa dedicada a los usuarios que han decidido diseñar y montar un PC a la medida. Confiamos en que os resulte útil y os ayude a encontrar los componentes que resuelven mejor vuestras necesidades y encajan mejor en vuestro presupuesto. Estos son los artículos en los que estamos trabajando y el orden en el que los iremos publicando: Cómo elegir la placa base Cómo elegir la CPU y la refrigeración Cómo elegir la memoria principal Cómo elegir la tarjeta gráfica Cómo elegir el almacenamiento secundario Cómo elegir la caja y la fuente de alimentación Cómo elegir el monitor Cómo elegir el teclado y el ratón - La noticia La megaguía para construirte un PC desde cero en 2020: el monitor fue publicada originalmente en Xataka por Juan Carlos López .