Inicio / Tecno / Electrocutar elefantes para ganar una guerra o cómo todo valía en la lucha entre Tesla y Edison

Electrocutar elefantes para ganar una guerra o cómo todo valía en la lucha entre Tesla y Edison

Hoy en día la tecnología que busca ser básica, revolucionaria y al alcance de todos es Internet. Pero a finales del siglo XIX fue la electricidad la que causaba sensación y enfrentamientos históricos como el de Edison y Tesla. En la Guerra de las Corrientes (Current War) todo valía, hasta poner en una silla eléctrica a un elefante.

El mago de Menlo Park

Con una fama consolidada en EEUU y buena parte del resto del mundo, Thomas Alva Edison presentaba en 1879 su enésimo invento: la bombilla incandescente. Con ella se daba por iniciada una frenética carrera para llevar la electricidad a los hogares y empresas de EEUU. En esas décadas de final del siglo XIX la demanda de electricidad crecía a un ritmo imparable y había que satisfacerla.

Toda la ventaja estaba del lado de Edison. Desde el mismo momento en que presentó su bombilla inició el despliegue de pequeñas centrales eléctricas con las que dotar de electricidad a las calles, casas de importantes empresarios y cualquier industria que quisiera olvidar el vapor para mover sus máquinas.

Manhattan se llenaba de estaciones a poca distancia, cables aéreos y zanjas para soterrar cables que resultaban un grave peligro pero sobre todo un aliciente para la idea de que la corriente continua del famoso Edison podía mejorarse

Con un negocio de una envergadura y beneficios tan impresionantes, Edison no era el único que en esa carrera por generar y distribuir la energía eléctrica. Máxime cuando su sistema, que avanzaba principalmente por su fama y prestigio, se enfrentaba a numerosos e importantes escollos como la poca eficiencia y peligrosidad del transporte de corriente continua o la limitada potencia de sus generadores. El éxito de la electricidad era el mayor enemigo del sistema de corriente continua de Edison.

Gran Ventisca 11 Marzo 1888 Estados Unidos 8 En 1888 el Gran Huracán Blanco dejó más de 400 muertos en Nueva York. La tela de araña que conformaban los cables de telégrafo y electricidad no aguantó la nevada y causó numerosos daños al caer

La primera central diseñada por Edison, Pearl Street, se estableció en Nueva York en 1882. Su tamaño era enorme pero solo podía suministrar energía a una superficie de unos 3 kilómetros cuadrados.

Cuando Tesla predijo la existencia de los teléfonos móviles y las emisiones de televisión... en 1926 En Xataka Cuando Tesla predijo la existencia de los teléfonos móviles y las emisiones de televisión… en 1926

En esos primeros años fue el modelo a seguir para producir energía en las pioneras ciudades europeas y de EEUU que contaban con hogares e industrias que habían acogido con entusiasmo desbordado la energía eléctrica. Solo en Nueva York, Edison llegó a tener hasta 22 de esas centrales a finales de 1885.

Los problemas de Edison con su sistema de corriente continua habrían acabado en 1886, justo un año después de la llegada de un jovencísimo Tesla a EEUU

La demanda de electricidad crecía a un ritmo que necesitaba de centrales de más potencia, capaces de proporcionar voltajes diferentes según la industria (y que hasta entonces necesitaba de líneas separadas para cada voltaje) y con una eficiencia en el transporte a grandes distancias. Los promotores de cambiar a corriente alterna y el propio Edison lo sabían. Un joven Nikola Tesla, serbio que estaba trabajando para la empresa de Edison en Europa, también. Y tenía la solución.

Pearlstdynamo

Dos genios opuestos

El gran imperio que Edison estaba iniciando cada vez resultaba menos adecuado conforme el potencial mercado crecía. Edison era consciente de ello y cuando un joven serbio de 28 años llegó a la ciudad procedente de Paris y con una carta de recomendación, nada volvería a ser igual para ninguno de los dos genios.

Nikola Tesla arrancó su aventura en la compañía de Edison como ingeniero. Su tarea más destacada casi parecía una trampa: mejorar el sistema de corriente continua, especialmente en lo concerniente al transporte de la misma a grandes distancias. Tesla, con sólidos conocimientos teóricos y muchas ideas previas alrededor del uso de la corriente alterna, no tardó en encontrar una solución al problema de las centrales de corriente continua.

Tesla ya llegó a EEUU con una propuesta basada en la corriente alterna que solucionaba muchos de los problemas del uso de la corriente continua. Pero había que convencer a Edison y que admitiera que alguien era mejor que él

Esa facilidad para encontrar sin ensayo-error la solución a un problema (el método con el que Edison había logrado sus grandes inventos) y que Tesla propusiera cambiar lo que Edison había defendido hasta entonces (y en lo que tanto había invertido), no sentó nada bien a Edison, que además parece ser que ofreció una inmensa recompensa para la época (50000 dólares) a Tesla cuando le realizó el encargo y luego le negó. Tesla abandonó decepcionado su trabajo en la compañía de Edison.

Cinco años desconectados de la red eléctrica y autoabasteciéndose de energía: así vive la familia Torres En Xataka Cinco años desconectados de la red eléctrica y autoabasteciéndose de energía: así vive la familia Torres

La guerra de las corrientes

Pero el joven serbio no cejó en su empeño de imponer la corriente alterna como estándar para llevar electricidad a cada hogar, calle y fábrica de EEUU primero, y el resto del mundo después.

Frente a la corriente continua todo parecían beneficios: los cables podían ser más finos y por lo tanto usar menos cobre (lo que abarataba el coste final de esa energía), eficiencia en el transporte a grandes distancias, posibilidad de elevar o reducir la tensión con subestaciones … Era lógico que para Tesla fuera muy sencillo encontrar aliados para plantar cara a Edison.

Así era el DAR, el primer coche eléctrico fabricado artesanalmente en España en 1946 En Xataka Así era el DAR, el primer coche eléctrico fabricado artesanalmente en España en 1946

Sin embargo hasta la llegada del empresario George Westinghouse, Tesla solo había logrado escarceos con pequeños inversores para desarrollos concretos o estudios para mejorar sus patentes, algunas de las cuales perdió al haberlas cedido a las empresas que montaba con sus socios. Su particular forma de ser no le ayudaba en los negocios, en los que no parecía tener especial interés más allá de mejorar sus máquinas y sistemas de producción de energía.

Westinghouse Eastpittsburgh

La buena noticia para Tesla es que el dueño de la compañía The Westinghouse Corporation sí que era consciente de lo que suponían las patentes de corriente alterna de Tesla tras asistir algunos de sus ingenieros a demostraciones del motor de inducción por corriente alterna creado por el serbio en una anterior compañía. Era 1888 y acababa de empezar la guerra de las corrientes.

Para facilitar el crecimiento de la empresa, The Westinghouse Corporation compró las patentes de Tesla y le trató como una estrella, con sueldo desproporcionado para la época además de un plus de casi 3 dólares por cada caballo de fuerza que los motores de corriente alterna pudieran mejorar gracias a la labor de Tesla.

En poco tiempo la competencia de Edison basada en la corriente alterna comenzaba a sonar con fuerza entre los consumidores y empresas. Y a tener éxito, con numerosas centrales. Edison no se iba a quedar parado.

'La guerra de las corrientes' es una sugerente mirada a la lucha de egos que iluminó al mundo En Espinof 'La guerra de las corrientes' es una sugerente mirada a la lucha de egos que iluminó al mundo

Una silla eléctrica con corriente alterna

Si hay un adjetivo que se puede asociar perfectamente con la guerra de las corrientes ese es sucia. Desde el primer momento Edison no dudó en basar su defensa de la corriente eléctrica en el miedo de la gente a morir electrocutada. Las elevadas tensiones a las que se transportaba la corriente alterna le proporcionaban una base a explotar en medios de comunicación y entre una población que lo tenía por un inventor reputado.

De cuando una monstruosa torre de telecomunicaciones y sus más de 4.000 cables tapaban el sol a los habitantes de Estocolmo En Xataka De cuando una monstruosa torre de telecomunicaciones y sus más de 4.000 cables tapaban el sol a los habitantes de Estocolmo

Para transmitir entre la población esa idea de que la corriente alterna era más peligrosa Edison contó con un gran aliado: Harold P. Brown. Este electricista fue el promotor de la silla eléctrica con la que hacía terroríficas demostraciones, curiosamente recurriendo a la corriente alterna. Decenas de animales, entre ellos caballos, sufrieron descargas de corriente alterna para dejar claro ante la opinión pública que se trataba de un peligro mortal.

Harold Pitney Brown Edison

Brown realizaba esas demostraciones en instalaciones de las empresas de Edison y finalmente se descubrió que era el propio Edison quien apoyaba también económicamente a Brown. Y haciendo trampas con los voltajes y corrientes.

Finalmente la silla eléctrica con corriente alterna acabo siendo adoptada por el estado de Nueva York como nuevo sistema de ejecución de condenados a muerte. Era el año 1890 y la ejecución fue un completo desastre por el sufrimiento que generó en el reo.

6000 voltios para Topsy, la elefanta electrocutada por Edison

La serie de demostraciones auspiciadas por Edison no se limitaron al apoyo de la silla eléctrica con corriente alterna. El espectáculo solo acababa de comenzar. En la ciudad de Nueva York eran también habituales las descargas y espectáculos en los que Tesla trataba de defender su corriente alterna sometiéndose él mismo a ella.

Pero la cima de la guerra de las corrientes llegaría en 1903. En el zoo Luna Park de Coney Island una elefanta, Topsy, había atacado y aplastado a tres cuidadores y el estado de Nueva York decidió acabar con ella. Edison no tardó en proponer a la energía alterna como la asesina más adecuada.

Topsy De la electrocución de Topsy sigue existiendo en Youtube el vídeo que grabo Edison

Frente a las cámaras del propio Edison, Topsy moría ese día electrocutada por una descarga de más de 6000 voltios.

La gran victoria de Tesla: la exposición universal de Chicago

Ese último intento de Edison por dar mala imagen de la corriente alterna se produjo después de que ya hubiera perdido la guerra contra la corriente alterna de Tesla y Westinghouse. La fecha clave fue el 1 de mayo de 1893 cuando el presidente Cleveland encendió las 100.000 bombillas de la Feria Mundial de Chicago, alimentadas todas ellas por corriente alterna.

El concurso para proporcionar energía a esta exposición universal lo había ganado Westinghouse, cuyo presupuesto y fiabilidad fueron mejor opción para el gobierno que la presentada por General Electric, empresa que contaba con las patentes de Edison.

Tesla Con la tranquilidad de saberse ganador, Tesla usó la feria mundial de Chicago para hacer demostraciones y explicaciones de corriente alterna

Tres años después la corriente alterna consolidó su golpe definitivo a la corriente continua con la adjudicación de la construcción de la gran central hidroeléctrica del Niágara. La segunda gran derrota de la corriente continua de Edison. Ya no había vuelta atrás.


La noticia Electrocutar elefantes para ganar una guerra o cómo todo valía en la lucha entre Tesla y Edison fue publicada originalmente en Xataka por Javier Penalva .

Chequea también

Esta Cessna 100% eléctrica de nueve plazas ya es la aeronave de emisiones cero más grande del mundo

Los aviones tienen envidia de los coches. Estos últimos ya llevan mucho "camino eléctrico" andado, pero el segmento de los aviones eléctricos estaba aún en pañales. Eso ha cambiado notablemente con el despegue de una avioneta de Cessna muy especial. Se trata de una Cesna 208B Grand Caravan de nueve plazas que se ha reconvertido para pasar de un motor de combustión a un motor totalmente eléctrico. El despegue de esta aeronave eléctrica la convierte en la más grande del mundo de su tipo, y hace pensar en más y más avances en ese prometedor futuro de la aviación de emisiones cero. Los aviones eléctricos despegan, pero de verdad Aunque no hay estudios definitivos, diversos analistas llevan tiempo advirtiendo del impacto medioambiental de la aviación, que es una de las grandes contribuyentes al cambio climático debido a las emisiones de CO2, los gases nitrosos o las estelas de condensación que forman los aviones. Varios fabricantes y proyectos han tratado de plantear una alternativa basada en motores eléctricos, y esta avioneta de Cessna se ha convertido en la última gran promesa de este segmento. En Magnet Los suecos están dejando de coger aviones para subirse al tren. Es el efecto Greta Thunberg Para lograrlo Cessna se ha aliado con la firma aeroespacial AeroTEC y con la empresa de propulsión magniX. Esta última ha proporcionado su sistema magni500, con una potencia de 750 CV (560 kW) y que ya se había usado con éxito en un vuelo eléctrico de seis plazas en diciembre de 2019. El vuelo, que tuvo lugar en las instalaciones de AeroTEC en Washington, se convierte en una demostración más de que este tipo de vuelos comerciales de cero emisiones —y más eficientes en coste— son ahora factibles. Otras empresas llevan tiempo desarrollando proyectos en este sentido. EasyJet está trabajando en un avión con una autonomía de 500 km, mientras que Airbus tiene como objetivo probar su avión híbrido de doce plazas en 2022. Parece difícil plantear de momento estas soluciones en los grandes aviones comerciales, pero sea como fuere, parece que este prometedor nicho de mercado despega definitivamente, y nunca mejor dicho. Vía | NewAtlas - La noticia Esta Cessna 100% eléctrica de nueve plazas ya es la aeronave de emisiones cero más grande del mundo fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

PlayStation 5: Sony desvelará los juegos de lanzamiento para su próxima consola el 4 de junio

De nada sirve saber cómo es el mando y conocer las especificaciones de la PlayStation 5 si todavía no sabemos la parrilla de juegos que estarán disponibles de lanzamiento. Si bien todavía queda un poco para conocer la nueva consola, la firma nipona nos acaba de citar el próximo 4 de junio para dar a conocer el catálogo de juegos inicial. Afirma que serán "los mejores del sector" y que "vendrán de la mano de innovadores desarrolladores de todo el mundo". La presentación se hará en formato online a través de Twitch y YouTube. Será, como decíamos, el 4 de junio (el próximo jueves) a las 22:00, hora española (una hora menos en Canarias). Desde Sony se han guardado los títulos para el evento y, por el momento, no han dado ningún nombre. Sin embargo, este anuncio llega justo poco después de que Eurogamer adelantase que todos los nuevos juegos de PS4 presentados para certificación a partir del 13 de julio tendrán que ser compatibles con PS5. Armando un catálogo de juegos retrocompatibles Desde Eurogamer afirman haber tenido acceso a una documentación interna que Sony ha enviado a los desarrolladores. De acuerdo al medio, cualquier videojuego nuevo que vaya a ser presentado para certificación a partir del 13 de julio tendrá que ser compatible con la PS5. Los desarrolladores tendrán que verificar que su juego ha sido probado en el nuevo hardware y que funciona exactamente igual que en la PS4, aunque hay algunas excepciones y puntos a considerar. Aparentemente, en esta documentación se expone que un juego se considerará compatible con PlayStation 5 si el código enviado para certificación funciona sin problemas en la consola sin comprometer ninguna función. Es decir, que un juego no podría tener modo Battle Royale en PS4 y no tenerlo en PS5, sino que debe estar presente en ambas consolas. En Xataka Retrocompatibilidad en Xbox One Series X y PS5: un desafío de gran envergadura técnica cuyas respuestas aún son un enigma En cuanto a los juegos presentados para certificación antes del 13 de julio, cualquier parche o remasterizado posterior no será necesario que sea compatible con PS5, aunque sí se dice que es algo "altamente recomendado". En aquellos juegos presentados después del 13 de julio, todos los parches o arreglos posteriores tendrán que seguir siendo compatibles con la nueva consola. Cabe destacar que no es lo mismo la certificación que el lanzamiento. Un juego lanzado el 14 de julio seguramente se haya certificado meses antes, por lo que no es estrictamente necesario que el desarrollador lo haga retrocompatible. Sony dijo a mediados de marzo que "creemos que la abrumadora mayoría de los más de 4.000 títulos de PS4 se podrán jugar en PS5", así que habrá que esperar para conocer los nombres exactos. Más información | Sony - La noticia PlayStation 5: Sony desvelará los juegos de lanzamiento para su próxima consola el 4 de junio fue publicada originalmente en Xataka por Jose García .