Inicio / Música/Espectáculo / El humor de Verónica Llinás en cuarentena: su personaje Inés se quedó sin empleada doméstica y no sabe ni prender el lavarropas

El humor de Verónica Llinás en cuarentena: su personaje Inés se quedó sin empleada doméstica y no sabe ni prender el lavarropas

Verónica Llinás hizo famosa a Inés de Arrostegui en el 2015 en la tira Viudas e hijos del Rock and Roll, protagonizada por Paola Barrientos y Damián De Santo. Hoy, cinco años después y en plena cuarentena preventiva para frenar el avance del coronavirus, la actriz desempolvó al recordado personaje, o a uno muy similar, y compartió varios videos en las redes sociales.

El primero que subió fue hace cinco días luego de que el presidente Alberto Fernández declarara la cuarentena total y obligatoria. En el clip subido a Instagram se la ve a Inés, o a un personaje muy parecido a ella, luchando con su empleada doméstica para que esta no la deje y pase el aislamiento con ella.

“No se vaya por favor. No fui a Italia, no fui a España, mentí para darle envidia a mis amigas. No se vaya por favor, le voy a pagar todo lo que le debo, no la voy a insultar más o la voy a insultar menos. Además usted no se puede contagiar, esta es una enfermedad de ricos, lo suyo es el dengue”, le dice el personaje mientras se arrastra por el piso tomando de los pies a su empleada con el fin de retenerla.

El humor irónico de Verónica Llinás en plena cuarentena (Instagram) (Infobae)

Finalmente la empleada se suelta: “Pero andá, vieja de mierda”. A lo que Inés agrega: “Pero andá, negra pata sucia… Yo me quedo en casa”. En ese momento, cómplice ante la cámara Llinás rompe en carcajadas y agrega:"Soy una pelotuda".

En las últimas horas la actriz subió un nuevo video en el que su personaje intenta poner el lavarropas, sin demasiado conocimiento de cómo hacerlo: utiliza guantes para poner las prendas en el tambor, las tira de manera temerosa, pone unos zapatos y una vez que cierra la puerta, espera que el electrodoméstico comience a funcionar, sin apretar ningún botón.

"Dale ¿Qué pasa con esta mierda? ¿Cómo se maneja esta mierda? Oye Siri (el asistente de Aple)", cierra Inés en su video con cara desconcertada porque no logra entender cómo es que luego de haber puesto la ropa y cerrado la puerta su lavarropas aún no arrancó con el lavado.

El humor irónico de Verónica Llinás en plena cuarentena (Instagram) (Infobae)

Ambos videos consiguieron más de cien mil reproducciones, otros tantos “Me gusta” y miles de comentarios, todos elogiando a Llinás. “Genia”, “La mejor siempre”, “Gracias por el humor y por levantarnos el ánimo”, “Te amo, lo que me hacés reír”y “Abrazo capa máxima”, fueron algunos de los mensajes que le dejaron sus seguidores.

Ella no es la única artista que por estos días, para entretener a su público. El miércoles Mercedes Morán y Juan Leyrado se pusieron en la piel de los queridos protagonistas de Gasoleros, Roxy y Panigazzi y mantuvieron un encuentro virtual luego de años de no verse, en el que se pusieron al día charlando sobre sus vidas y sobre las medidas preventivas ante el avance del coronavirus.

Días atrás Federico D’Elía, Diego Peretti, Martín Seefeld y Alejandro Fiore volvieron a ser Los Simuladores por un rato al interpretar a Mario Santos, Emilio Ravenna, Gabriel Medina y Pablo Lamponne en una misión especial cuya acción principal es quedarse en casa.

De esta manera, en medio de una situación complicada, los artistas decidieron llevarle algo de humor a la gente mientras van pasando los días de aislamiento obligatorio dispuestos por el Gobierno.

SEGUÍ LEYENDO

A 18 años del estreno de la serie, “Los Simuladores” volvieron para luchar contra el coronavirus

Por qué en tiempos de cuarentena total por el coronavirus elegimos ver películas de catástrofes

El reencuentro virtual de Roxy y Panigazzi de “Gasoleros", en medio de la cuarentena por el coronavirus

Susana Giménez contó sus desaventuras en la cuarentena: “Hice un pollo, no lo puedo creer; me daba miedo prender el horno”

Chequea también

Lali Espósito se separó de Santiago Mocorrea luego de tres años de noviazgo: “Esta es nuestra decisión hoy”

La artista, otra vez soltera Lali Espósito y Santiago Mocorrea decidieron poner un punto final en la relación amorosa. La cantante dio a conocer la noticia a sus cientos de seguidores a través de su cuenta oficial de Twitter para evitar todo tipo de especulaciones sobre su vida privada.“Quiero contarles de mi boca, para evitar cualquier malentendido o desinformación, que con Santi decidimos separarnos. Nos amamos y respetamos profundamente. Esta es nuestra decisión hoy”, escribió la actriz este lunes por la mañana.El tuit de Lali Espósito El pasado 3 de enero, la ex Chiquititas le había dedicado un emotivo posteo en Instagram al productor musical cuando cumplieron su tercer aniversario: “3 años juntos... ¡juntísimos! Aunque no sea ‘lo tuyo’ esto de las redes, ¡quería compartir con la gente que me sigue mi agradecimiento a la vida por tenerte! Te amo Santi”.Aunque ambos mantuvieron un perfil bajo durante toda la relación, la artista dio indicios de que había peleas en la pareja en marzo pasado cuando convivieron bajo el mismo techo en plena cuarentena. Quizás este fue el motivo por el que se fue desgastando el noviazgo, aunque todavía no se sabe bien qué pasó entre ellos.Lali y Santiago Mocorrea, muy apasionados En marzo, Lali estaba trabajando en España y regresó a la Argentina para pasar la cuarentena obligatoria en su casa. Entonces, comenzaron a convivir con Santiago, pero no fue una tarea fácil. En una entrevista con PH, Podemos hablar, ella aseguró: “No es tan fácil estar todo el tiempo conviviendo a sabiendas de que no podés, si necesitás un poco de aire, irte. Eso de retirarte del establecimiento, se complica por momentos. Pero después es lindo. Si te llevás bien con tu pareja, como es mi caso, es buena onda y compartimos cosas”.“Él (Santiago) trabaja mucho, así que está en una parte de mi casa. Y yo también estoy haciendo mis cosas, porque estoy en pleno disco y me armé un estudio casero para seguir en movimiento con lo mío. Hay pequeños momentos de cortocircuitos naturales, donde hay que respirar un poquito y pasarlos, porque estamos todos compartiendo este momento. Pero después es lindo. No te voy a mentir que hay momentos de conexión bonita, digamos”, explicó la cantante.Cabe recordar que Espósito y Mocorrea se conocieron en un show de Ricky Martin, donde él estaba trabajando. En un lapso del recital, Santiago aprovechó para invitarla a salir y ella aceptó sin dudarlo. Así comenzó la historia de amor entre ambos que duró un poco más de tres años. Antes de esta relación, ella mantuvo relaciones con actores que conoció trabajando en los sets de filmación: Peter Lanzani, Benjamín Amadeo y Mariano Martínez.Lali y Santiago se conocieron en un recital de Ricky MartinEn este momento, Lali se encuentra trabajando en España, donde se instaló desde junio pasado para retomar el rodaje de Sky Rojo, la serie que estaba filmando antes de que suspendieran las grabaciones por la pandemia. La actriz protagoniza la serie de Netflix junto a la actriz española Verónica Sánchez y la cubana Yany Prado. Será un thriller de acción que contará la historia de tres prostitutas que huyen del club nocturno en el que vivían tras herir a su proxeneta y dejarlo con medio cuerpo paralizado.El rodaje comenzó en noviembre de 2019 y tuvo lugar en Madrid –la capital española– y Tenerife –la más grande de las Islas Canarias–. La ficción tendrá dos temporadas de ocho capítulos cada una y Asier Etxeandia (Velvet), Miguel Ángel Silvestre (El corredor de la muerte) y Enric Auquer (Vida perfecta) completan el elenco de la ficción que tiene como directores a Eduardo Chapero-Jackson (Tiempos de guerra) y Javier Quintas (Mar de plástico).En el plano musical, acaba de lanzar el tema “Soy de volar” con Dvicio, la banda española de música pop rock. Mientras que en agosto, presentó el single “Fascinada” que ha tenido un gran éxito en Youtube. De esta manera, Espósito no para de crecer en su carrera artística tanto en la Argentina como a nivel mundial.SEGUÍ LEYENDO El paseo de Arnold Schwarzenegger en una 4x4, los tatuajes de Harry Styles y los looks de Kim Kardashian e Irina Shayk: celebrities en un clickLos secretos detrás del Superagente 86: la vida sin prejuicios de la 99, el trágico final del Jefe y el actor desconocido que fue claveRobert Garrison, el actor de “Karate Kid” y “Cobra Kai” que murió después de hacer el papel que esperó durante 34 años

A solas con Santiago del Moro: de Masterchef Celebrity y el debut de Claudia Villafañe a cómo le contó a sus hijas que tenía coronavirus

Santiago del Moro, con Teleshow (Infobae)El interior de una especie de cilindro amarillo acanalado desemboca en un Santiago del Moro que se ubica allá atrás, aunque sin perder protagonismo en la imagen. Su cara bien iluminada y el fondo algo más difuso incrementan su centralidad: la mirada se dirige hacia su figura como una única opción. El cuadro parece bien pensado. Y hasta se intuye cierta pretensión artística. Nada de eso. El conductor armó ese plano de pura casualidad para esta videollamada.“Eso que ves es un lapicero con el que sostengo el celular sobre el escritorio”, explica Santiago con una sonrisa, esfumando la magia de la composición. “Los que tenemos hijos chiquitos tratamos de buscar algún rincón de la casa donde estemos más protegidos, por el quilombo de los Zoom del colegio y todo eso. Pero bueno, la llevamos bien”.Para los planos bien pensados y la magia -en este caso televisiva- habrá que esperar unos pocos días más: el lunes 5 de octubre a las 22.30 el conductor debutará con Masterchef Celebrity, junto a 16 famosos -Vicky Xipolitakis, Flor Vigna, El Polaco y Fede Bal, entre otros- que deberán demostrar sus habilidades culinarias. O cuanto menos disimular sus torpezas, nada menos que en el primer time de Telefe.“Sofía Pachano cocina bárbaro, Iliana Calabró también. La Franchín (Analía) cocina muy bien. Pero si no está ese toque de amor, de afecto, se van a quedar ahí -advierte Del Moro-. Obviamente que hay chicos y chicas que cocinan mejor, pero después el reality te va jugando pasadas que son inesperadas. Todos parten de la misma línea”. Y serán evaluados por tres jurados: Donato De Santis, Germán Martitegui y Damián Betular."Masterchef es un programa que sigo desde los 90. Lo conozco, me gusta, lo miro, mucho más desde que fui papá: son programas muy muy divertidos para ver en familia", dice Del Moro (Foto: Telefe)—Hablando de la cocina, el programa tiene un condimento extra: Claudia Villafañe.—Es importante que Claudia se haya animado a dar este paso. Es una figura de relevancia casi mundial, diría. Pero yo quería que estuviese en el programa porque es una mujer muy cálida, humana. Aparte cocina muy rico: yo he probado los famosos ñoquis de la Claudia. Ella tiene que demostrar en la tele todo eso que sabe, en un formato muy amable para que esté. Ahora... no deja de ser una participante más. Nadie tiene nada ganado: no porque uno sea un poco más famoso que otro tendrá una ventaja.—¿Hubo algún famoso que hayas sugerido, o que te quedaste con las ganas de que participara?—Mirá, cada uno hizo su lista: por parte de la productora, del canal, de nosotros. Pero los que están son los que tenían que estar. Obviamente que hay muchos nombres que no llegaron y particularmente me hubieran encantando. No vale la pena decirlos porque a lo mejor en algún momento van a estar. Y los 16, están bárbaro: cada uno representa a un montón de gente que se va a sentir identificada al verlos cada noche.—Si un día te hacen dejar el rol de conductor y te hacen cocinar al aire, ¿con qué plato la rompés?—La ventaja que tuvimos los que nos vinimos a estudiar del Interior, yo me vine (desde Tres Algarrobos) a los 17 años, es que tenés que aprender a cocinar o morís, ya a la tercera semana, con empanadas y pizzas, ya está. Además, cocinamos con lo que hay, ¿entendés? Con dos latas y una cebolla te hago cualquier cosa, me las rebusco con lo que sea. Una pasta, un risotto, una carne. Eso sí, soy muy malo para lavar y no hago postres. Pero comida salada, para los que sean, yo cocino, despreocupate.—¿Y un recuerdo al que te transporte la comida?—A mí me pasaba algo con mi abuela: su pasta del domingo. El olor cuando llegaba a la casa, ese olor de los ñoquis o los ravioles estirados en la mesa de madera, que es la mesa que yo tengo en mi casa hoy, con ese vapor de la cocina y ese olor al tuco con el extracto de tomate, ese rojo, que lo hacían durante cinco o seis horas, burbujeante, ese estofado, viste; esa pasta de mi abuela me transporta. Después, la torta marmolada que hacía mi tía Angelita, las papas fritas y las milanesas que hacía mi vecina Mary. Hay un motón de comidas que me arrastran por mi historia.La ventaja que tuvimos los que nos vinimos a estudiar del Interior, yo me vine (desde Tres Algarrobos) a los 17 años, es que tenés que aprender a cocinar o morís, ya a la tercera semanaEl conductor describe una dinámica en Masterchef Celebrity que irá variando, con participantes y jurados invitados para ciertas ocasiones, en un programa que “apunta a la familia, a la competencia pero del lado positivo, a volver a la cocina, a los valores, a reencontrarse con la historia de uno mismo a través de los platos”. Y destaca: “Enfocar ahí en este momento tan hostil del mundo será una celebración todas las noches”.Santiago lo dice con propiedad: el 2 de septiembre comunicó que se había contagiado de coronavirus, luego de un brote en La 100, radio en la que conduce El Club Del Moro. “No está bueno que te digan que tenés COVID, más allá de que yo no tenía síntomas -cuenta-. La verdad que si yo cuento algo tremendo, no lo viví. Pero soy muy respetuoso con mis palabras porque sé que pasan cosas tremendas. De hecho, tenemos miles de muertos”.—Vos, ¿cómo estás después de haberte recuperado?—Ahora pienso: “Lo pasé sin síntomas mayores, ya está, estoy inmune por un tiempo. Está...”. Pero la verdad que es un tema para tomárselo con mucho respeto y vivirlo de acuerdo a lo que te toca, estando muy atento a escuchar tu cuerpo, a ver cómo reaccionás. Gracias a Dios tenemos un sistema de salud que es de excelencia en el mundo, porque lo que pasa con nuestra salud no pasa en otras partes. Es cierto que el sistema está por momentos colapsados, pero hemos estado a la altura de las circunstancias. Y eso es muy importante.Todo mi respeto para quienes la pasan mal con el coronavirus; no fue mi caso. Por eso no me gusta hablar tanto del tema—¿Cómo se lo contaste a tus hijas? ¿Cómo le cuenta un padre a sus hijos que tiene coronavirus?—A mí me gusta hablar de las cosas muy claras, con la verdad, sin llenarlos de miedos. Todo el tiempo me pregunto qué les va a quedar a los chicos de esto. A la edad de mi hijita más chica yo pasé una inundación, y hoy lo veo como si fuera una película: en ese momento no me daba cuenta de la dimensión de todo. Ojalá que la saquen bien, aunque depende de la edad: yo tengo hijas muy chiquititas (Catalina tiene 10 años y Amanda, siete) y puedo contener algunas situaciones, pero para chicos un poco más grandes debe ser mucho más difícil. A un chico que está empezando a salir, que está teniendo sus primeros encuentros sexuales, que está terminando el secundario, esos momentos de la adolescencia que son claves, esto lo marca fuerte. Pero nadie está exento. Por eso, cuando se hace un recorte un poco naif: “El COVID llegó a los medios”... ¡el COVID llegó al mundo! Está en todos lados. Y si te gusta bien, y sino también, porque es la que nos tocó vivir en este momento.Santiago hace un pausa. Piensa. Y vuelve a hablar con claridad. “Mi familia y yo la hemos pasado bien, gracias a Dios. Pero hay compañeros que la han pasado más o menos, hay gente que uno ve que la pasa horrible, y hay víctimas fatales. Todo mi respeto para quienes la pasan mal; no fue mi caso. Por eso no me gusta hablar tanto del tema porque, como no fue mi caso, no me quiero poner como ejemplo. Los que vivimos acá sabemos que tarde o temprano el virus te encuentra. Es muy difícil, muy muy difícil... Tomamos todas las medidas, los recaudos, y por momentos pensás: ‘No alcanzó’. Y por otro lado, son tantos meses (de cuarentena) que se hace muy difícil. Yo trato de entender todas las posturas. Ahora, no queda otra que cuidarse".—¿Cómo es hacer radio desde casa?—Reloco. Me levanto, me lavo los dientes y la cara, bajo y me siento ahí, hablando solo. Pero están mis compañeros: uno montó el estudio en su vestidor, otro en el living, otro en la cocina. Yo lo puse en el living, en la punta de una mesa: me pongo el mate y me quedo cuatro horas hablando. Mis hijas se levantan y me miran a lo lejos, hablando solo. Si hubiese pensado esto hace un tiempo hubiera creído que era una locura. Pero creo que con esta pandemia, el mundo avanzó 15 o 20 años con las telecomunicaciones. Y hay cosas que ya no vuelven atrás.Santiago del Moro en su casa, haciendo radio: es el dueño de la audiencia en la primera mañana de la FM (Instagram)La entrevista por videollamada -obligatoriamente necesaria- impide avizorar sensaciones: todo queda recortado y sujeto a falsas impresiones, como aquel cilindro amarillo acanalado, un simple lapicero. Y sin embargo, el entusiasmo de Santiago del Moro desafía la virtualidad: es innegable. Además del hecho de regresar con un programa en Telefe, su debut debe tener gusto revancha temprana.“En el verano surgió la posibilidad de que yo hiciera una edición de Masterchef, pero quedó en la nada porque iba a conducir Trato Hecho -recuerda-. A principios de marzo teníamos todo preparado: una mega escenografía espectacular ya lista, el equipo, la apertura y la promo grabadas... ¡Todo preparado para salir con Trato Hecho! Y la pandemia nos cruzó y nos paró, como a todo el mundo. Entramos en stand by. Hasta que surge la posibilidad de hacer Masterchef Celebrity. Y no fue casualidad, sino causalidad: este era el formato que yo tenía que hacer en la pandemia. Todo el mundo volvió a la cocina, a reencontrarse con ese hábitat que para muchos era un lugar olvidado de la casa. Todo el mundo volvió a las bases”.SEGUÍ LEYENDORodrigo Vagoneta, la historia detrás de la risa más contagiosa de la TV: “Cuando nació mi hijo pude terminar de coser la herida de mi corazón”Jey Mammon y la cuarentena: “Me da un poco de miedo perder el vínculo con el sexo”