Inicio / Tecno / El encarnizado debate sobre si las mascarillas funcionan (o no) en la población general

El encarnizado debate sobre si las mascarillas funcionan (o no) en la población general

Uno de los grandes debates de estos días es si las mascarillas tienen alguna utilidad o no en la población general. Mientras que las autoridades sanitarias se ha defendido recurrentemente que las personas sanas no deben usar la mascarilla más que en situaciones muy concretas, en los países asiáticos (los países que, teóricamente, han implementado las estrategias más exitosas) se sigue incidiendo en el uso de estos 'dispositivos'.

Examinamos los argumentos detrás de cada estrategia y contextualizamos un debate mucho más complejo de lo que parece.

Dos grandes estrategias

Captura De Pantalla 2020 03 24 A Las 12 40 49 Tam Wai

La primera de ellas es la de la Organización Mundial de la Salud y la que han seguido la mayor parte de países europeos. La OMS es bastante clara en sus recomendaciones: "si usted está sano, solo necesita llevar mascarilla si atiende a alguien en quien sospeche la infección por el SARS-CoV-2". También recomienda llevarla si se "tiene tos o estornudos".

Los efectos de la cuarentena total en España no se verán antes de 10 días: por qué seguirán creciendo contagiados y muertos hasta entonces En Xataka Los efectos de la cuarentena total en España no se verán antes de 10 días: por qué seguirán creciendo contagiados y muertos hasta entonces

Además, explica que "las mascarillas solo son eficaces si se combinan con el lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o con agua o jabón" y, por supuesto "aprendemos a usarla y eliminarla correctamente". El fundamento de la recomendación reside en que, si respetamos las medidas de distanciamiento social, infectarse por el virus 'a través del aire' se convierte en algo menos probable que infectarse 'a través de las manos'.

En un contexto como ese, usar mascarillas puede acabar siendo un problema en la medida en que haga que nos toquemos mucho más la zona de la cara que si no las llevamos. Por ello insiste en que su uso solo es eficaz si se combina con el lavado frecuente de las manos. Ocurre algo parecido con los guantes: si no aprendemos a quitárnoslos bien, el hecho de usarlos solo nos hace tocar más cosas para acabar contaminando nuestras manos el el proceso de retirarlos.

Esta estrategia contrasta con el hecho de que la mayoría de los países asiáticos han generalizado (incluso hecho obligatorio) el uso de la mascarilla. Esto se basa en dos ideas: la primera es que el uso generalizado de la mascarilla reduciría la cantidad de virus que hay en superficies y ambientes. Por lo tanto, aunque se incrementa el riesgo individual del que usa mal la mascarilla, en términos poblacionales el riesgo debería caer.

Esta teoría ganó peso cuando, en enero, los primeros estudios empezaban a mostrar que los pacientes presintomáticos podían contagiar el virus. Si restringimos el uso de la mascarilla solo a los que tienen síntomas, estamos creando un hueco en la barrera epidemiológica más que considerable. Por ello, en una situación de "contagio comunitario descontrolado", el uso intensivo parecía lo más razonable.

¿Qué estrategia funciona mejor?

Ani Kolleshi Vu Dazveny0 Unsplash Ani Kolleshi

Lo cierto es que es difícil decirlo. Los dos enfoques tienen argumentos epidemiológicos detrás y la elección de uno u otro no solo depende de las características del virus (cosas como el papel de los contagios presintomáticos), sino también de la disponibilidad de mascarillas o de los plausible que sea implementar medidas de distanciamiento social o desinfección de superficies. Los planes de contingencia, como vemos, tienen que contar con una enorme cantidad de factores a la hora de decidir qué estrategia profiláctica es mejor.

A medida que se alarga la cuarentena, la pregunta sobre cómo pondremos en marcha el país de nuevo se hace cada vez más importante En Xataka A medida que se alarga la cuarentena, la pregunta sobre cómo pondremos en marcha el país de nuevo se hace cada vez más importante

A eso hay que sumar que, como todo profiláctico, las estrategias contra el coronavirus tienen, al menos, dos efectividades: la "de uso perfecto" y la "uso habitual". Uno de los entornos donde mejor se ha estudiado esta diferencia es en los métodos anticonceptivos. El preservativo tiene una efectividad de uso perfecto del 97% y una efectividad de uso habitual de entre el 82-85%. Eso quiere decir que hay un margen de entre un 13 y un 15% de casos en los que el método funciona mal, no pode defectos de fábrica, sino porque los usuarios lo manejan mal, se ha conservado deficientemente o una larga serie de factores que pueden afectar a su efectividad al margen de las pruebas del laboratorio.

Cuando hablamos de salud pública, las respuestas categóricas se desvanecen. El problema al enfrentarnos al asunto de las mascarillas es que no tenemos datos de uso habitual (y, de hecho, tampoco sobre uso perfecto en sentido estricto). En primer lugar, por una cuestión ética (el índice de Pearl aplicado a este caso consistiría en dar a grupos distintos métodos diferentes y ver los resultados) y, en segundo lugar, porque no parece que el tema haya suscitado investigaciones suficientes como para hacernos un juicio basado en la evidencia.

Esto nos enfrenta, de entrada, al reconocimiento de que parece razonable abandonar cierta pretensión de que una u otra estrategia es erróneo per se. En particular, en el contexto español, la idea de que las mascarillas no funcionan en la población general. El debate técnico, como vemos, es mucho más complejo y tratar de cerrar en falso la cuestión no tiene demasiado sentido. Es cierto, que, desgraciadamente, no contamos con todos los datos para evaluar las decisiones de los distintos países en su contexto, pero eso no quiere decir que el debate no tenga sentido.

Imagen | Michael Amadeus

Disney+ ya está aquí: pruébalo gratis durante 7 días. Después, 6,99 euros al mes o 69,99 euros la suscripción anual.

Disney+ ya está aquí: pruébalo gratis durante 7 días. Después, 6,99 euros al mes o 69,99 euros la suscripción anual.

PVP en Disney+ 6,99 euros al mes (gratis 7 días de prueba)


La noticia El encarnizado debate sobre si las mascarillas funcionan (o no) en la población general fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .

Chequea también

El Gobierno restringe la publicidad de apuestas online: solo podrá aparecer de madrugada durante el estado de alarma

El estado de alarma en el que España lleva inmersa algo más de dos semanas ha provocado un confinamiento con diversos efectos colaterales. Entre ellos están las llamadas relacionadas con problemas de ludopatía, algo que ha provocado la reacción del Gobierno. El Consejo de Ministros ha aprobado hoy una serie de medidas para restringir la emisión de publicidad relacionada con los juegos de azar y las apuestas online. Ni en la radio, ni en la televisión ni en YouTube u otras plataformas de vídeo online se podrán publicar estos anuncios salvo en la franja que va de la una a las cinco de la madrugada. Una restricción que durará mientras se mantenga el estado de alarma Estas iniciativas forman parte del llamado segundo decreto de escudo social, y desde que se publiquen en el Boletín Oficial del Estado (BOE) —teóricamente lo harán mañana— se activará una prohibición para esa emisión de publicidad de apuestas online salvo en en la franja horaria indicada. Los documentos a los que han tenido acceso medios como El País revelan que no se podrán realizar anuncios que publiciten las apuestas online y los juegos de azar ni en radio, ni en televisión, ni en medios de comunicación en internet como YouTube, redes sociales o incluso correos electrónicos. En Xataka "Las apuestas son la heroína del siglo XXI": así es como las apuestas online han conquistado España La medida que se aplica ahora estaba en debate desde hace tiempo: en febrero Alberto Garzón, ministro de Consumo, planteó esa iniciativa con un alcance especial en la radio y la televisión, pero según El País esa norma, ampliada y no motivada por el estado de alarma, está en periodo de alegaciones. En esa normativa más global estaban excluidas las retransmisiones deportivas que comenzasen a partir de las 20.00 horas, tanto en radio como en televisión. La propuesta ya fue controvertida entonces y se encontró con la oposición de los grandes grupos de radio y televisión, que veían una clara amenaza a sus ingresos publicitarios. - La noticia El Gobierno restringe la publicidad de apuestas online: solo podrá aparecer de madrugada durante el estado de alarma fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Los supermercados online reaccionan ante la avalancha de pedidos: colas virtuales, entregas limitadas y miles de repartidores contratados

Comprar por internet en tiempos de coronavirus está siendo una odisea. Más todavía en los supermercados online, quienes desde el inicio de la cuarentena están teniendo numerosos problemas para abastecer al gran número de usuarios que, por no salir de casa, han optado por intentar hacer el carro de la compra a distancia. Para evitar el colapso de sus sistemas, supermercados como Alcampo o Carrefour han implementado medidas para regular el acceso a su web. Los tiempos de envío se han restringido, los slots de reparto son limitados y se han creado "colas virtuales" para dosificar el acceso. Según un estudio de Nielsen, la adquisición en supermercados online ha crecido por encima del 30% durante principios de marzo. Un incremento previsiblemente todavía mayor en estas últimas semanas. Y si bien la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) sigue asegurando que todo "sigue en marcha para abastecer todos los pueblos y ciudades", lo cierto es que esta situación está obligando a muchos comercios a restringir sus envíos. Así están reaccionando y estas son las medidas que están aplicando los supermercados online para gestionar la oleada de compradores. El Corte Inglés El Corte Inglés explica que "se están reforzando los medios para la entrega online, pero en la práctica los plazos para comprar en su supermercado online están totalmente agotados. Después de introducir distintos códigos postales en las grandes ciudades españolas, los tramos disponibles están completados durante toda la semana y al menos hasta el 7 de abril no hay entregas disponibles. Los tiempos de envío de El Corte Inglés son habitualmente de 24 horas, con entregas disponibles durante el mismo día si pedimos antes de las 12:00h. Pero en este periodo de cuarentena esa promesa no está siendo posible. Desde la empresa nos recomiendan hacer uso del servicio de recogida en tienda. En concreto, El Corte Inglés e Hipercor ofrecen Click&Collect y Click&Drive respectivamente. Con ello, podemos seleccionar el pedido online y recogerla en el centro más cercano o directamente desde el aparcamiento del centro comercial. En Madrid, El Corte Inglés ha decidido abrir el domingo sus establecimientos de alimentación y productos de primera necesidad para agilizar las compras y evitar esperas. Carrefour Carrefour fue uno de los primeros supermercados en restringir los envíos de su página web. Desde hace semanas, la empresa informa que están priorizando las entregas a personas mayores, personas con movilidad reducida, personas con discapacidad y embarazadas. Al entrar en la web, Carrefour te pregunta si perteneces a uno de estos colectivos y en caso negativo anima a dirigirse al centro físico. El reparto sigue programado en franjas de dos horas, pero los plazos de entrega son de 10 días, según describe la propia web de Carrefour antes de comprar. De manera adicional, debido a "la alta demanda y para mejorar la experiencia de compra", se ha creado una cola virtual. Una lista de espera de más de una hora para poder iniciar el proceso de compra. Al igual que ECI, Carrefour dispone del servicio Drive que permite recoger el pedido pasadas las dos horas en el centro comercial. Es un servicio con un coste de 3 euros y gratis para comprar superiores a 50 euros. Una vez seleccionado, el pedido se podrá recoger en la zona Drive del hipermercado y los empleados de Carrefour ayudarán a cargar la compra en el maletero. Mercadona Desde Mercadona explican que están "trabajando para entregar todas las compras online", indicando que sí siguen intentando que su servicio de compra online siga abierto. Sin embargo, debido a la situación por el coronavirus el pasado 11 de marzo se redujo oficialmente la entrega únicamente a Barcelona y Valencia. El supermercado online informa que "hay pocos tramos de reparto disponibles para los próximos días". Durante los primeros días de cuarentena sí se llegaron a realizar entregas pese a que los horarios de reparto estaban prácticamente ocupados. Hemos probado a realizar entregas en varios códigos postales de Barcelona y pese a que sí nos deja realizar la compra, una vez tenemos que seleccionar los plazos de entrega nos aparece un error indicando que "no hay tramos disponibles", una información que van actualizando en tiempo real. Remarcando la situación, también informan que no disponen de información adicional en Atención al cliente. Un claro aviso para que no saturemos ese servicio. DIA Desde DIA indican que "en este momento, el servicio online podría verse afectado debido al aumento de pedidos". En ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia el servicio habitualmente era de 24 horas, pero en estos tiempos después de probar con múltiples códigos postales podemos observar que no hay franjas disponibles para entregar el pedido. La compañía informa que el pedido todavía puede realizarse en tienda. Pero de manera paralela, DIA se ha aliado con Glovo para pedir la comida por internet y un repartidor nos lo llevará a casa. DIA aprovecha sus numerosas cadenas distribuidas por la geografía española para enviar la comida a nuestro domicilio desde la tienda más cercana. De 9:30h a 18:30h podremos pedir la compra online y a través de Glovo un repartidor se pasará por la tienda DIA y lo entregará en nuestro domicilio. Esta compra sin embargo no se realiza desde la plataforma del supermercado, sino directamente desde Glovo. Esta alianza se une a la que DIA ya tenía anteriormente con Amazon Prime Now. Para realizar la entrega en las 109 ciudades donde DIA reparte, la cadena de supermercados ha reconvertido 8 tiendas para uso exclusivo de la preparación de los pedidos online. 5 en Madrid, 1 en Sevilla, 1 en Cádiz y 1 en Málaga, que se unen a las dos de Barcelona y otra en Madrid. Una reconversión que viene acompañada de una ampliación de plantilla, con 1.000 personas contratadas para preparar pedidos y repartir a domicilio. "Estamos adaptándonos en un tiempo récord para dar respuesta a la creciente demanda de compra online de los clientes", explica Ricardo Álvarez, consejero delegado de DIA España. Amazon Conseguir una ventana de reparto de Amazon Prime Now es una odisea, pues los distintos slots se agotan a los pocos minutos. Esto ha llevado a que muchos usuarios se aglomeren a las 12 de la noche para poder conseguir algún envío. Con Amazon Pantry, su servicio de supermercado online para miembros Prime, las entregas se siguen realizando, pero con tiempos de entrega que van desde los dos días hasta las dos semanas. En los EE.UU, el colapso con Amazon Pantry ha sido tal que han decidido paralizar el servicio de alimentación. Una decisión que por el momento en España no se ha tomado. Desde Amazon España explican que van a seguir operando como hasta hoy, con trabajo en almacenes y reparto pero como es de esperar, los retrasos ya se están dando y desde Amazon así lo indican en su página web. "A medida que el COVID-19 se ha ido extendiendo, se ha experimentado un aumento en el número de compras online. Por lo tanto, a corto plazo, hemos tomado la decisión de priorizar temporalmente la entrada en nuestros almacenes de productos básicos para el hogar, de salud y cuidado personal y otros artículos de alta demanda para que podamos recibir, reponer y enviar estos productos más rápidamente a nuestros clientes" Esta decisión implica que lo plazos de entrega son más largos de lo habitual. En Amazon solicitan a los usuarios que no pidan entregas en edificios que puedan estar cerrados como por ejemplo escuelas o negocios. Desde Amazon España, explican que los productos de alimentación, productos básicos para el hogar, salud y cuidado personal están teniendo prioridad, por lo que el resto de artículos puede tardar más en llegar. Sobre el riesgo de enviar paquetes, en Amazon aseguran que "la probabilidad de que una persona infectada contamine bienes comerciales es baja". Aunque adicionalmente los transportistas han recibido indicaciones para reducir el contacto con los clientes Alcampo Alcampo es otro de los supermercados online en implementar un sistema de cola virtual para hacer frente a la alta demanda de estos días. Una vez accedes a su página web, automáticamente nos redirigen a una ventana emergente con un aviso de que "debido a la alta demanda de pedidos online, el servicio puede verse limitado y demorarse en el tiempo" y donde aparece un mensaje alertando del número de usuarios en línea delante de ti. En las distintas veces que lo hemos probado durante esta semana, habitualmente la cifra se ha situado por encima de los 15.000 usuarios, llegando a alcanzar los 40.000 con tiempos superiores a la hora. Pese a la cola virtual, los plazos de entrega de Alcampo siguen demorados en el tiempo. Como alternativa, Alcampo ofrece la opción de recogida en tienda en un plazo de dos horas. En Xataka | Comparativa de supermercados online: así es hacer el carro de la compra por internet en Carrefour, Mercadona, DIA y otras tiendas durante la cuarentena Disney+ ya está aquí: pruébalo gratis durante 7 días. Después, 6,99 euros al mes o 69,99 euros la suscripción anual. PVP en Disney+ 6,99 euros al mes (gratis 7 días de prueba) - La noticia Los supermercados online reaccionan ante la avalancha de pedidos: colas virtuales, entregas limitadas y miles de repartidores contratados fue publicada originalmente en Xataka por Enrique Pérez .