Inicio / Tecno / El día que un misil mató a 28 soldados porque el sistema de defensa antimisiles ignoró un error de 0,000000095 segundos

El día que un misil mató a 28 soldados porque el sistema de defensa antimisiles ignoró un error de 0,000000095 segundos

Desde el 2 de agosto de 1990 hasta el 28 de febrero de 1991, nuestro planeta fue testigo de una gran guerra entre 34 países de las Naciones Unidas liderados por Estados Unidos contra la República de Irak. La Guerra del Golfo, como es conocida. Los misiles Scud fueron grandes protagonistas de este conflicto, puesto que Irak los usaba para bombardear objetivos en Israel. Ante esta situación, Estados Unidos dispuso varias baterías de "misiles antimisiles" Patriot a lo largo del territorio que se podría decir que no eran perfectos.

Tanto es así que el 25 de febrero de 1991, los Patriot ignoraron por completo un misil Scud que, finalmente, acabó matando a 28 soldados. El motivo, tal y como explica Julio Mulero, profesor de Matemáticas en la Universidad de Alicante, fue un error de 0,000000095 segundos en su sistema de detección. Como explica Mulero, "los Patriots son misiles tierra-aire de largo alcance y carácter defensivo. Cuando el radar de la batería detectaba un ataque con misiles, los Patriot eran lanzados con el propósito de destruir la amenaza antes de que alcanzara su objetivo", pero ese día el sistema falló.

Una bola de nieve matemática que acaba en desastre

Patriot System 2 Sistema de defensa antimisiles Patriot – Imagen: Darkone con licencia CC BY-SA 2.5.

Mulero explica que el funcionamiento de este sistema de defensa era bastante sencillo. Primero, el radar detectaba un objeto extraño, que en este caso era un Scud. Dichos misiles tienen una velocidad de 1,7 km/s, es decir, Mach 5, así que sabiendo la velocidad, el sistema "predecía su posible futura ubicación y comprobaba si el objeto había seguido esa trayectoria". De ser así, el sistema lanzaba los misiles Patriot para explotar la amenaza en el aire.

Así son los misiles Taurus, los más potentes y con mayor alcance del Ejército español En Xataka Así son los misiles Taurus, los más potentes y con mayor alcance del Ejército español

La empresa fabricante de este sistema es Raytheon, que aseguraba, explica el profesor, un 80% de eficacia. Dicha cifra contrastaba, y mucho, con la de los expertos, que creían que era más bien del 50%. De hecho, en octubre de 1992, un análisis del desempeño de estos misiles dejó ver que la tasa de acierto era de un 9% y que el 45% de los despliegues (158 misiles en total) era contra escombros u objetos falsos. Se necesitaban entre tres y cuatro Patriot para interceptar un Scud, así que de derribarlo, el acierto sí es de 100%, pero la precisión es del 25% o 33,33%, según la cantidad de misiles lanzados.

Siguiendo con la historia, el 25 de febrero de 1991, Irak lanzó un Scud contra un cuartel general a las afueras de Dhahran. Sobre el papel, el sistema Patriot tuvo que haberlo interceptado, pero un desfase en el reloj interno hizo que los misiles no se activasen. "Su sistema había de predecir la trayectoria del misil, punto a punto, en función de dos variables (reales): la velocidad (conocida) y el último momento de tiempo en que fue detectado en el radar", explica Mulero.

La #velocidad de un Scud (conocida) es un número real.
El #tiempo es una magnitud real, pero el sistema la calculaba mediante un reloj interno como una variable entera en décimas de segundo. Tanto mayor cuanto mayor era el entero que representaba el tiempo. pic.twitter.com/iTL3ZKDRCc

— Julio Mulero (@juliomulero) January 9, 2020

La velocidad del Scud era un número real (1,7 km/s), pero el tiempo se "calculaba mediante un reloj interno como una variable entera en décimas de segundo". Es decir, "tanto mayor cuanto mayor era el entero que representaba el tiempo". Los Patriot almacenaban los números reales con 24 bits, por lo que "solo se podían almacenar unos cuantos dígitos que debían estar expresados en el sistema binario".

Inicialmente, el tiempo se expresaba en décimas de segundo, ergo tenía que ser convertido a segundos, por lo que se debía multiplicar por 1/10. El problema es que el número 1/10 expresado en binario es:

0,0001100110011001100110011001100… con cifras infinitas después de la coma.

Como el ordenador solo podía almacenar unos cuantos dígitos, se sustituía el valor real por una aproximación:

0.00011001100110011001100.

Es un error binario equivalente a 0,000000095 segundos, pero el problema está en que los ordenadores llevaban 100 horas funcionando. 100 horas son 3.600.000 décimas de segundo. Si a cada décima le aplicamos un error de 0,000000095 segundos, el error total es de 0,342 segundos. "Dado que un Scud viaja a 1.676 ms/s (aprox.), el desplazamiento adicional del misil en 0,342 segundos fue de 573,192 metros". Más de medio kilómetro, ahí es nada. El sistema entendió que era una falsa alarma, los Patriot no despegaron y el Scud se estrelló contra la base, matando a 28 soldados y heriendo a 100 personas.

La #velocidad de un Scud (conocida) es un número real.
El #tiempo es una magnitud real, pero el sistema la calculaba mediante un reloj interno como una variable entera en décimas de segundo. Tanto mayor cuanto mayor era el entero que representaba el tiempo. pic.twitter.com/iTL3ZKDRCc

— Julio Mulero (@juliomulero) January 9, 2020

Este problema fue identificado por los expertos israelíes, que informaron al ejército estadounidense en febrero de 1991. La solución temporal era reiniciar el sistema informático, pero los oficiales ignoraron la recomendación. También ignoraron la actualización de software liberada, que llegó el 24 de febrero (un día antes del ataque) y que se instaló en el sistema de defensa un día después después del fatídico impacto del misil.

Mulero explica que no fallaron los algoritmos ni los ordenadores, sino que simplemente "se ignoró un minúsculo error de "0,000000095 segundos". La Guerra del Golfo acabó tres días después de este ataque con la rendición de Irak. 378 soldados de la coalición internacional perdieron la vida y 1.000 fueron heridos, mientras que los iraquíes recibieron entre 25.000 y 30.000 bajas.

Vía | Julio Mulero


La noticia El día que un misil mató a 28 soldados porque el sistema de defensa antimisiles ignoró un error de 0,000000095 segundos fue publicada originalmente en Xataka por José García .

Chequea también

Así es como crece un pollo dentro de un huevo abierto: la ciencia que hay detrás de un vídeo tan espectacular como comprometido

En los últimos días está circulando un vídeo en el que se puede ver cómo una persona "cultiva" el embrión de un pollo en huevo abierto. El vídeo, no hace falta ni decirlo, bastante espectacular y ha levantado cierto debate en redes sociales. Y eso que, en realidad, no solo no es nuevo, sino que forma parte de una vieja tradición internetera de vídeos sobre este proceso. Lo cierto es que es difícil saber si el vídeo es real o no. Al fin y al cabo, es un proceso largo y el vídeo está editado. No podemos estar seguros de si el desarrollo del embrión de polo se ha llevado a cabo como nos invita a creer el clip o se han cogido huevos en distinto estado de desarrollo y se han usado para construir un falso proceso de desarrollo. Pero, sea o no sea real, la pregunta más interesante que nos deja el vídeo es si es posible hacerlo. ¿Se puede 'cultivar' un pollo en media cáscara de huevo? Y, en principio, sí que es posible hacer desarrollar a un pollo en un huevo abierto (o, es más, sin huevo en absoluto). Además, técnicamente es relativamente sencillo. Con buscar un poco en las bases de datos bibliográficas encontramos decenas de procedimientos para hacerlo desde la mitad del siglo XX (y, probablemente, antes). Es más, ya en los años 60 había recursos didácticos sobre cómo hacer este tipo de experimentos en clase de ciencias. En Xataka La isla del doctor Moreau estaba en China: cinco macacos clonados con síntomas de esquizofrenia nacen en Shanghái Eso sí, el proceso no es tan sencillo como pueda parecer. Este paper de 2014 explica una forma para hacerlo. Requiere, como es lógico, huevos fertilizados y una manipulación que asegure la esterilidad del medio. Además, hay que controlar el líquido en el que los embriones se están desarrollando. En el vídeo, se puede ver cómo el "experimentador" inyecta repetidas veces una solución en el interior del huevo. Lo lógico es que se trate de un 'tapón químico'; es decir, un estabilizador del pH que utiliza agua, ácidos y bases para regular el medio en el que el embrión se está desarrollando. Según explican algunos expertos, debería llevar también antibióticos y antimicóticos para preservar el líquido de la mejor forma posible. En resumen, es algo muy espectacular, pero técnicamente está al alcance de cualquiera con cierta pericia experimentadora. ¿Son necesarios este tipo de vídeos? Julian Dutton Probablemente no. De hecho, en la actualidad, este tipo de cosas está prohibida por las normativas de experimentación animal. Al menos, en términos generales. No se pueden crear animales vivos de esta forma sin necesitar un rosario de certificaciones y autorizaciones que tampoco son fáciles de conseguir. Las técnicas de 'cultivo' de embriones de pollo sin cáscara pueden ser muy útiles para analizar las fases del desarrollo embrionario (y, con buenos modelos animales, puede ser utilizadas para entender mejor el potencial de las nuevas técnicas de edición genética), pero la normativa de la mayoría de países es clara: no se puede convertir la experimentación animal en un espectáculo, es algo demasiado importante para permitirlo. - La noticia Así es como crece un pollo dentro de un huevo abierto: la ciencia que hay detrás de un vídeo tan espectacular como comprometido fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .

El Brexit compromete la privacidad de los británicos: Google cambiará el restrictivo GPDR europeo por la débil ley de los EE.UU

Reino Unido lleva menos de un mes separada de la Unión Europa, pero algunas consecuencias ya se están dejando ver. Según detalla Reuters, Google planea trasladar las cuentas de sus usuarios fuera de la regulación de la Unión Europa y llevársela a los Estados Unidos. Con el cambio, la información confidencial y los datos de millones de usuarios pasarán a estar menos protegidos, pues la ley de protección de datos estadounidense es menos restrictiva que la GPDR europea. Un cambio provocado por el Brexit y donde, según describen las fuentes, Google forzará a los usuarios a volver a aceptar los nuevos términos del servicio, incluido el cambio a la nueva legislación. En Xataka El Brexit es un lío hasta para los algoritmos: los bots de trading no pueden con la cantidad de titulares que genera Ante la nueva situación, Google prepara gestionar los datos de los británicos desde EE.UU El Brexit plantea muchas dudas a nivel tecnológico. Y Google no parece querer convivir en este limbo. No está claro si Reino Unido seguirá con el RGPD de la Unión Europea o creará su propia ley. Ante esta situación, Google ha optado por trasladar todos los datos a los Estados Unidos en vez de mantenerlo como hasta ahora. La relevancia del cambio es debido a las grandes diferencias existentes entre la legislación europea y la norteamericana. EE.UU mantiene una de las leyes de protección de la privacidad más débiles, mientras que la Unión Europea ha ido ampliando y reforzando este apartado. Lo que se deriva en que los usuarios británicos perderán en privacidad debido al Brexit. "Google is planning to move its British users' accounts out of the control of EU privacy regulators, placing them under US jurisdiction. The shift will leave the sensitive personal information of millions with less protection and within easier reach of British law enforcement". https://t.co/dCxA2k3mZs— Arash Bahmani (@ArashBahmani) February 19, 2020 Se espera que con la reciente 'Cloud Act' de los Estados Unidos, la transición de datos del Reino Unido a los EE.UU sea más fácil. Y es que este es uno de los puntos tratados en los acuerdos comerciales que están planteando los dos países. Google también podría haber tenido estas cuentas británicas en una filial británica, pero ha optado por no hacerlo, explican a Reuters. "Nunca descartes el deseo de las empresas tecnológicas de no quedar atrapadas entre dos gobiernos diferentes", explica Lea Kissner, ex-líder global de privacidad en Google. En Xataka Ocho casos abiertos que tiene la Comisión Europea y Vestager contra las tecnológicas por prácticas abusivas Es bien conocido que Google mantiene en sus servidores una gran cantidad de información personal sobre sus usuarios. Con esta decisión, Google se protegería de la incertidumbre jurídica. A costa de que los usuarios británicos tengan que perder la protección del RGPD europeo. Una inesperada consecuencia del Brexit donde de nuevo los que pierden son los usuarios. Desde Xataka hemos contactado con Google para confirmar la información de Reuters. Actualizaremos en cuanto obtengamos respuesta. - La noticia El Brexit compromete la privacidad de los británicos: Google cambiará el restrictivo GPDR europeo por la débil ley de los EE.UU fue publicada originalmente en Xataka por Enrique Pérez .