Inicio / Tecno (página 3)

Tecno

Tecnología en Gral

iPhone 11: comparativa frente a Huawei P30 Pro, Pixel 3 XL, Samsung Galaxy Note 10 y otros smartphones de precio similar

Hegemonía en la nomenclatura y no tanto en las características en lo nuevo de Apple, manteniendo así el esquema del pasado año. El iPhone 11 Pro y el Pro Max quedan por encima del iPhone 11 siendo éste la opción más básica y también más económica, de ahí que comparemos el iPhone 11 con sus rivales entre 800 y 1.000 euros, dado que su precio base parte de los 809 euros y su máximo alcanza los 979 euros. Como ocurría el año pasado al poner de tú a tú al iPhone XR con los rivales que tenían un precio más cercano, en ese momento no abundaban dado que los primeros del año ya han bajado (algunos mucho), otros son lanzados ya con un precio menor y también queda cierta élite que sobrepasa los 1.000 euros. De ahí que sea una comparativa interesante al poner de manera más clara a qué se enfrenta el iPhone 11 en su salida a nivel de precio de venta. Éstos son los smartphones que enfrentaremos en la comparativa: OPPO Reno10x Zoom Huawei P30 Pro Samsung Galaxy S 10+ Pixel 3 XL Sony Xperia 1 Samsung Galaxy Note 10 ASUS ROG Phone II iPhone XS LG V50 ThinQ 5G Diseño: cambios en la trasera desmarcándose de sus antecesores y sus rivales (del presente) Ya lo decíamos con todo lo que venía filtrado porque en la parte trasera se avecinaba un cambio bastante drástico que no veíamos en un iPhone quizás desde que el iPhone X reorientó el módulo de cámara doble trasera verticalmente, como habíamos visto en el Huawei P20 Pro y otros smartphones Android de doble o triple cámara. Ahora esa especie de semáforo pasa a ser algo más similar a la vitrocerámica, con más razón en los 11 Pro y Pro Max al albergar más cámaras. Huawei P30 Pro. No obstante, aunque siga habiendo diferencias entre el más básico y los dos más completos, de este modo se logra homogeneizar más la serie y quizás diferenciarse más de la competencia, al menos hasta que llegue un Pixel 4 que según los rumores habría optado por una disposición similar. El logo pasa a estar más centrado en la trasera, sin lector de huellas físico (al menos de momento) como muchos de los smartphones que ya incorporan lector de huellas en pantalla como el P30 Pro o los Galaxy, aunque no precisamente porque Apple lo haya implementado. De izquierda a derecha: iPhone XR, iPhone 11 y iPhone XS. Imágenes: Apple La marca, de hecho, sigue confiando en su Face ID, sustentado en ese conjunto de sensores que alberga un notch que sigue siendo más grande que los que vemos en el V50 ThinQ o el P30 Pro pero parejo al del iPhone XS o el Pixel 3 XL. No hay pantallas agujereadas en los iPhone de este año, alejándose así de propuestas como las de Samsung o de los módulos retráctiles que vemos en OnePlus u OPPO. ¿Cómo queda con respecto al volumen y el peso? Mide y pesa exactamente lo mismo que su antecesor el iPhone XR, siendo de este modo más voluminoso que el XS y que los Galaxy que hemos incluido aquí, pero quedando por debajo de smartphones grandes y pesados como el OPPO Reno 10x Zoom o ese ROG (aunque con una batería descomunal a nivel de capacidad) Altura (mm) Anchura (mm) Grosor (mm) Peso (g) Superficie frontal (cm2) Volumen (cc) Batería (mAh) iPhone 11 150,9 75,7 8,3 194 114,23 94,82 N.d. OPPO Reno 10x Zoom 162 77,2 9,3 210 125,01 116,31 4.065 Huawei P30 Pro 158 73,4 8,4 192 115,91 97,42 4.200 Pixel 3 XL 158 76,7 7,9 184 121,19 95,73 3.430 Samsung Galaxy S10+ 157,6 74,1 7,8 175 116,78 91,09 4.300 Sony Xperia 1 167 72 8,2 180 120,24 98,6 3.330 Samsung Galaxy Note 10 151 71,8 7,9 186 108,42 85,65 3.400 ASUS ROG Phone II 171 77,6 9,5 240 132,7 126,06 6.000 iPhone XS 143,6 70,9 7,7 177 101,81 78,4 2.658 LG V50 5G 159,2 76,1 8,3 183 121,15 100,55 4.000 No parece con estos datos que el trabajo en compactación sea mejor que el de Samsung o Huawei, teniendo en cuenta que con una pantalla de 6,1 pulgadas es más voluminoso que el S10+ con 6,4 pulgadas y que no dista mucho del volumen del P30 Pro integrando éste una pantalla de 6,47 pulgadas. Ya veremos en mano cómo resulta, sobre todo en comparación al 11 Pro Max que es más grande que el iPhone XS Max. Pantalla: una IPS de baja densidad en un reino de OLEDs Hablando de la pantalla, el nuevo iPhone 11 integra de nuevo un panel IPS aunque con más resolución que el que vimos en el XR. Quedándose en 363 píxeles por pulgada, queda lejos de los paneles QHD y mayores como los que integran el S10+, el Xperia 1 o el V50 entre otros hablando de densidad, pero no tanto de aquellos que han quedado en FullHD+ y pulgadas aproximadas como el P30 Pro. Algunos Sony Xperia de gama alta baten en resolución al resto. El iPhone 11 no será apto para quienes prioricen la resolución, busquen un frontal más despejado o prefieran la saturación de los AMOLED Es interesante que aún veamos paneles IPS en el mercado y cada vez son menos los fabricantes que optan por ellos por las posibilidades del OLED (y otras ventajas), pero la calibración de este tipo de paneles en los iPhone ha sido tradicionalmente correcta y en este sentido quizás siga dando buena experiencia. Eso sí, no será apto para quienes prioricen la resolución, busquen un frontal más despejado o prefieran la saturación de los AMOLED. Tipo de pantalla Diagonal Resolución Densidad Aspecto ratio Porcentaje p/f iPhone 11 IPS 6,1” 1.792 x 828 px 363 ppp 19,5:9 79% (por confirmar) OPPO Reno 10x Zoom AMOLED 6,6” 1.080 x 2.340 px 387 ppp 19,5:9 86,6% Huawei P30 Pro OLED (notch) 6,47” 2.340 x 1.080 px 398 ppp 19,5:9 88,6 Samsung Galaxy S10+ Dynamic AMOLED Infinity O 6,4” 3.040 x 1.440 px 526 ppp 18,5:9 87,5 Pixel 3 XL P-OLED (notch) 6,3” 2.560 x 1.440 px 532 ppp 18,5:9 82,4 Sony Xperia 1 OLED 6,5” 3.840 x 1.664 px 643 ppp 21:9 82 Samsung Galaxy Note 10 Dynamic AMOLED Infinity O 6,3” 2.280 x 1.080 px 401 ppp 19:9 90,9 iPhone XS OLED (notch) 5,8” 1.125 x 2.436 px 458 ppp 19,5:9 82,9 ASUS ROG Phone II AMOLED 5,59” 1.080 x 2.340 px 391 ppp 19,5:9 80,3. LG V50 ThinQ 5G P-OLED 6,4” 3.120 x 1.440 px 537 ppp 19,5:9 83 De este modo, aunque puede que hablando de Apple una resolución inferior a QHD no penalice tanto, ya sólo en comparación con el XS vemos que en cuanto a este parámetro el iPhone 11 queda por debajo. Habrá que ver qué tal es la sensibilidad táctil, los ángulos de visión y si esos 625 nits son suficientes, pero lo que tampoco ha tenido evolución (y puede que tenga relación con el tipo de panel) son los marcos, que siguen siendo mayores que en los iPhone Pro y que en smartphones que sí logran transmitir una sensación de todo pantalla como el OPPO o los Note. Los Galaxy Note 10 y Galaxy S10 optan por el agujero en la pantalla en vez del "notch". Rendimiento y potencia: la hegemonía de los 7 nanómetros Los smartphones de Apple juegan en otra liga cuando hablamos de miliamperios y GB de RAM. Hay puntos en los que más sí es mejor y evidentemente una RAM de 12 GB ha de notarse con respecto a los 4 GB que probablemente lleven los iPhone o el último Pixel de Google, pero en Cupertino este componente no da los saltos que vemos en Android como decimos es muy posible que el iPhone 11 mantenga los 4 GB del XS, aunque sería una evolución con respecto a los 3 GB del iPhone XR. El procesador es propio y el nuevo A13 Bionic tendrá que batirse en combate con el Sanpdragon 855 (y Snapdragon 855+) de Qualcomm, el Kirin 980 de Huawei y los Exynos 9820 y Exynos 9825 de Samsung. Como es habitual, mucho prometían los números que veíamos en la keynote con ese billón de operaciones por segundo, pero habrá que ver qué tal rinden en la práctica y lo que de alguna manera puedan indicar los benchmarks. Procesador RAM ROM iPhone 11 Apple A13 Bionic N.d. 64/128/256 GB (no micro SD) Huawei P30 Pro Kirin 980 6/8 GB 128/256/512 GB (NM card) Samsung Galaxy S10+ Exynos 9820 8/12 GB 128/512 GB/1 TB (microSD) Pixel 3 XL Snapdragon 845 4 GB 64/128 GB (sin microSD) Sony Xperia 1 Snapdragon 855 6 GB 64/128 GB (microSD) Samsung Galaxy Note 10 Exynos 9825 8 GB 256 GB (no microSD) ASUS ROG Phone II Snapdragon 855/885+ 12 GB 256/512 GB/1 TB (no microSD) iPhone XS Apple A12 4 GB 64/256/512 GB (no microSD) LG V50 ThinQ 5G Snapdragon 855 6 GB 128 GB (microSD) Así, a falta de ver lo que puedan ofrecer los Pixel de este año Apple también parece ir a la cola hablando de RAM y en este caso casi en almacenamiento, aunque el fabricante sigue sin dar la opción de una tarjeta de memoria externa. El TB que ofrece el S10+ en su máxima configuración es cuatro veces lo que da el iPhone 11 en su modelo más completo, empatado con la configuración única del V50 de LG y el Pixel 3 XL. Pixel 3 XL. Cámaras: una doble cámara trasera que se enfrenta a una y a tres El año pasado Apple hacía un Google o viceversa y ambos presentaban al menos un tope de gama con una sola cámara (Google esto lo hizo con los dos primeros y posteriormente con los Pixel 3a). Este año los de Cupertino ascienden al iPhone más básico, pero dejándolo aún en el terreno de la doble cámara. Esto hace que veamos diferencias con la mayoría de terminales Android que de alguna manera han apostado por la triple cámara o incluso cuádruple. Al menos en cuanto a versatilidad de la cámara trasera, de modo que la apuesta de Apple en su iPhone raso ha sido la adición del ultra gran angular, tal y como hemos visto en los iPhones con apellido Pro, prescindiendo así del teleobjetivo. Las tres cámaras traseras del LG V50 ThinQ 5G están integradas sin sobresalir. No podemos aún comparar resultados obviamente, pero es de esperar que con las características que presentan las cámaras sea capaz de competir al menos en ese tipos de fotografías. El Pixel 3, con una sola cámara, quedaba muy bien en todas nuestras comparativas fotográficas determinando que más siempre no es mejor, pero están también los excelentes resultados del zoom óptico de los P30 Pro o el OPPO Reno 10x Zoom y la importancia del procesado. En Xataka Comparativa fotográfica entre los móviles más potentes de 2019 por ahora: una guerra con una, dos, tres y cuatro cámaras traseras Eso sí, será interesante ver ese vídeo en 4K por parte de la cámara frontal, así como los (muy) bien venidos modo noche y modo retrato ya no sólo para personas (como ocurría en el XR). También las nuevas funciones en el editor de serie y esa computación y procesado de tantas capas que han introducido en la presentación, recurriendo a la inteligencia artificial para ese trabajo “invisible” pero no como efecto en la interfaz de cámara como vemos en Huawei y en otras marcas, siguiendo en el mismo bando que OnePlus en este sentido. Donde tampoco entra Apple es en la guerra de los megapíxeles y tampoco vemos un sensor de 48 o más megapíxeles en sus teléfonos. De hecho, es una batalla que como vemos tampoco pelean el resto de rivales que hemos puesto aquí salvo el ASUS ROG. Cámaras traseras Cámaras frontales iPhone 11 12 MP ultra gran angular+ 12 MP gran angular (f/1.8, 26 mm, OIS)Vídeo 2160K@24/30/60fps 12 MP OPPO Reno 10x Zoom 48 MP (f/1.7, 26 mm, OIS)+ 8 MP ultra gran angular (f/2.2, 120º) + 13 MP zoom híbrido 10x (f/3.0)+Sensor TOFVídeo 2160p@30/60fps, 1080p@30/60/240fps/td> 16 MP f/2.0/td> Huawei P30 Pro 40 MP (f/1.6, 27 mm, OIS) +20 MP (f/2.2, ultra gran angular, 16 mm) +8 MP tele zoom 5x (f/3.4, 125 mm, OIS)+ Sensor TOF 3DVídeo: 2160p@30fps EIS 32 MP, f/2.0 Samsung Galaxy S10+ 16 MP ultra gran angular (f/2.2, 12 mm) FF +Dual Pixel 12 MP gran angular (f/1.5- 2.4, OIS, 26 mm, AF) + 12 MP tele zoom 2x (f/2,4, OIS, AF, 52 mm) Dual Pixel 10 MP AF f/1.9 +8 MP AF (profundidad, f/2.2) Pixel 3 XL 12,2 MP Dual Pixel (f/1.8, 28 mm, EIS + OIS)Vídeo: 2160@30fps Dual 8 + 8 MP (angular f/2.2 y tele f/1.8) Sony Xperia 1 Principal 12 MP (f/1.6, 26 mm, Dual Pixel, OIS)+ 12 MP (f/2.4, tele 52 mm, OIS)+ 12 MP (f/2.4, gran angular, 16 mm)Vídeo 2160p@24/30fps HDR EIS 8 MP f/2.0 Samsung Galaxy Note 10 Ultra gran angular 16 MP, f/2.2, 123ºGran angular: 12 MP, AF, f/1.5-2.4, OIS, 77ºTelefoto: 12 MP, f/2.1, OIS, 45º 10 MP, AF, f/2.2, 80º ASUS ROG Phone II 48 MP gran angular, f/1.8, 26 mm13 MP ultra gran angular, f/2.4, 11 mm 24 MP, f/2.2 iPhone XS 12 MP tele zoom 2x (f/2.4, 52 mm, OIS)+ 12 MP gran angular (f/1.8, 26 mm, OIS)Vídeo 2160K@24/30/60fps 7 megapíxeles, f/2.2 + sensor TOF LG V50 ThinQ 5G 16 MP gran angular (f/1.9, 107˚) + 12 MP tele zoom 2x(f/1.5, 78˚, OIS) + 12 MP (f/2.4, 45˚)Vídeo: 2160p@30/60fps EIS 8 MP (f/1.9, 80˚) + 5 MP (f/2.2, 90˚) Así, tenemos un poco de todo en esta selección de la actual gama alta de 2019 (y 2018). Como hemos dicho, llegan a convivir combinaciones de cámaras traseras de una a cuatro cámaras, si contamos como una de ellas el sensor Time of Flight (o TOF), que es otra de las modas que hemos visto este año tanto en cámaras traseras como en frontales. Veremos si el ultra gran angular de Apple es capaz de estar a la altura del de Huawei, Samsung y el resto que ya lo llevan integrando en varios terminales. Una muestra del modo noche de los nuevos iPhone. Imagen: Apple iPhone 11 frente a la competencia: tabla con especificaciones Algunas otras caracterísitcas que diferencian al iPhone 11 del resto de terminales es la ausencia de USB tipo C, dado que Apple sigue incorporando su propio conector (Lightning), de carga rápida, carga inalámbrica inversa y también del minijack de 3,5 milímetros, aunque esto también lo hemos visto en los nuevos Note y otros terminales Android. Por supuesto, el sistema operativo también es distinto, siendo en este caso iOS 13 el cual está a punto de lanzarse en su versión definitiva. El Samsung Galaxy S10+ integra jack de 3,5 milímetros y USB tipo C. A modo de resumen, os dejamos un par de tablas (para que puedan verse mejor las celdas). En ambas colocamos el iPhone 11 al ser el principal a comparar en este caso, repartiendo el resto en dos tablas para que se reparta mejor el contenido. iPhone 11 OPPO Reno 10x Plus Huawei P30 Pro Samsung Galaxy S10+ Google Pixel 3 XL Sony Xperia 1 Pantalla IPS 6,1”1.792 x 828 px, 363 ppp 6,65” OLED1.080 x 2.340 px, 402 ppp OLED 6,47”2.340 x 1.080 px, 398 ppp 6,4" Dynamic AMOLED Infinity O3.040 x 1.440 px, 526 ppp, HDR10+ OLED 6,3”2.960 x 1.440 px, 523 ppp OLED 6,5"1.644 x 3.840 px, 643 ppp, HDR Procesador Apple A13 Bionic, 7nm Snapdragon 855, 7 nm Kirin 980, 7nm Exynos 9820, 8nm Snapdragon 845, 10nm Snapdragon 855, 7 nm RAM y almacenamiento 4 GB RAM (por confirmar) 6/8 GB RAM128/256 GB 8 GB RAM 128/256/512 GB (tarjeta NM) 8 GB/12 GB RAM(cerámica)128 GB/512 GB/1 TB (sólo cerámica), hasta 512 GB con microSD 4 GB RAM64/128 GB 6 GB RAM128 GB (micro SD hasta 512 GB) Cámara frontal 12 MP 16 MP f/2.0 (extraíble) 32 MP (f/2.0) Dual Pixel 10 MP AF f/1.9 +8 MP AF (profundidad, f/2.2) Dual 8 + 8 MP, angular f/2.2 y teleobjetivo f/1.8, vídeo FHD 30fps 8 MP, f/2 Cámaras traseras 12 MP ultra gran angular+ 12 MP gran angular (f/1.8, 26 mm, OIS)Vídeo 2160K@24/30/60fps 48 MP + 8 MP gran angular (120º) + 13 MP zoom híbrido 10x + Sensor TOF 40 MP (f/1.8) +20 MP (f/2.2, ultra gran angular) +8 MP (f/3.4, zoom 5x, OIS) 16 MP ultra gran angular f/2.2 FF +Dual Pixel 12 MP OIS gran angular f/1.5- 2.4 AF + 12 MP OIS tele f/2,4 AF 12,2 MP Dual Pixel, píxeles de 1,4 um, estabilizador EIS + OIS, apertura f/1.8 Vídeo: 4K 30fps / FHD 120fps / HD 240fps Principal 12 MP (f/1.6, Angular 26 mm, Dual Pixel, OIS), 12 MP (f/2.4, Tele 52 mm, OIS), 12 MP (f/2.4, Gran angular 16 mm) Conectividad Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac/ax, dual-band, hotspot, Bluetooth 5.0, A-GPS, GLONASS, GALILEO, QZSS, NFC Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, Wi-Fi Direct, hotspot, Bluetooth 5.0, GPS dual, LONASS, BDS, GALILEO, QZSS, NFC LTE Cat. 21, hasta 1,4 Gbps, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac, dual-band, WiFi Direct, hotspot, BT 5.0, NFC WiFi ac/ax, VHT80 MU-MIMO, Bluetooth 5.0, ANT+, USB-C, NFC, GPS (Galileo, Glonass, Beidou) LTE NanoSIM, WiFi 2,4/5 GHz, Bluetooth 5.0, NFC, GPS/GLONASS LTE, Wi‑Fi 802.11ac con MIMO, Bluetooth 5.0, NFC con modo de lectura, GLONASS, Galileo y QZSS Batería 3.110 mAh (por confirmar) 4.065 mAh con carga rápida Super VOOC 4.200 mAh + Carga rápida hasta 40 vatios + Carga inalámbrica 15 vatios + carga inversa 4.100 mAh con carga rápida inalámbrica y carga inversa 3.430 mAh Carga rápida Carga inalámbrica, Pixel Stand 3.300 mAh, con carga rápida Seguridad Reconocimiento facial por Face ID Lector de huellas en pantalla Reconocimiento facial Reconocimiento facial +Lector de huellas en pantalla Lector de huellas en pantalla + Reconocimiento facial 2D Lector de huellas trasero Lector de huellas en pantalla Reconocimiento facial Dimensiones y peso 150,9 x 75,7 x 8,3 mm, 194 g 162 x 77,2 x 9,3, 210 mm 158 x 73,4 x 8,4 mm, 192 g 157,6 x 74,1 x 7,8 mm, 175 g 158 x 76,7 x 7,9 mm, 184 g 167 x 72 x 8,2 mm, 180 g Precio 64 GB: 809 euros128 GB: 859 euros256 GB: 979 euros 799 euros Desde 826,26 euros Desde 804 euros Desde 899 euros Desde 894,12 euros Análisis - Ver análisis Ver análisis Ver análisis Ver análisis Ver análisis iPhone 11 Samsung Galaxy Note 10 ASUS ROG Phone II iPhone XS LG V50 ThinQ Pantalla 6,1” IPS Super Retina HD1.792 x 828 px, 458 ppp> 6,3 pulgadas Dynamic AMOLED Infinity O 2.280 x 1.080, 401 ppp, HDR10+ 5, 59” AMOLED 1.080 x 2.340 px, 391 ppp OLED 5,8” Super Retina HD1.125 x 2.436 px, 458 ppp> 6,4” OLED 3.120 x 1.440 px, 538 ppp Procesador Apple A13 Bionic Exynos 9825, 7nm Snapdragon 855/885+ Apple A12 Bionic Snapdragon 855, 7 nm RAM y almacenamiento 4 GB RAM (por confirmar)64/128256 GB (sin MicroSD) 8 GB RAM256 GB (sin MicroSD) 12 GB RAM 256/512 GB/1 TB (no microSD) 4 GB64/256/512 GB (no ampliables con microSD) 6 GB128 GB (con microSD hasta 2 TB) Cámara frontal 12 MP 10 MP, AF, f/2.2, 80º 24 MP, f/2.2 7 megapíxeles, f/2.2, grabación 1080pRetina flash, vídeo 1080p 8 MP (f/1.9 / 1.12μm / 80˚) + 5 MP (f/2.2 / 1.12μm / 90˚) Cámaras traseras 12 MP ultra gran angular+ 12 MP gran angular (f/1.8, 26 mm, OIS)Vídeo 2160K@24/30/60fps Triple cámara:Ultra gran angular 16 MP, f/2.2, 123ºGran angular: 12 MP, AF, f/1.5-2.4, OIS, 77ºTelefoto: 12 MP, f/2.1, OIS, 45º 48 MP gran angular, f/1.8, 26 mm13 MP ultra gran angular, f/2.4, 11 mm 12 + 12 megapíxeles gran angular y teleobjetivo (f/1.8 y f/2.4), doble OIS zoom óptico, grabación 4K@24/30/60fps, flash 4 LED 16 MP (f/1.9 / 1.0μm / 107˚) + 12 MP (f/1.5 / 1.4μm / 78˚) + 12 MP (f/2.4 / 1.0μm / 45˚) Conectividad Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac/ax, dual-band, hotspot, Bluetooth 5.0, A-GPS, GLONASS, GALILEO, QZSS 5G NSA (en algunos mercados), WiFi ac/ax, VHT80 MU-MIMO, Bluetooth 5.0, ANT+, USB-C, NFC, GPS (Galileo, Glonass, Beidou) Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac/ax, dual-band, hotspot, Bluetooth 5.0, A-GPS, GLONASS, GALILEO, QZSS WiFi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 5.0, A-GPS, GLONASS, GALILEO, QZSS 5G, WiFi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 5.0 Batería 3.110 mAh (por confirmar) 3.500 mAhCarga inalámbrica 6.000 mAhCarga rápida 30W 2.658 mAh 4.000 mAh, con Quick Charge 3.0 Seguridad Reconocimiento facial con Face ID Sensor de huellas ultrasónicoReconocimiento facial Sensor de huellas en pantalla Reconocimiento facial con Face ID Lector de huellas traseroReconocimiento facial Dimensiones y peso 150,9 x 75,7 x 8,3 mm, 194 g 151 x 71,8 x 7,9 mm, 168 g 171 x 77,6 x 9,5, 240 g 143,6 x 70,9 x 7,7 mm, 177 g 159,2 x 76,1 x 8,3 mm, 183 g Precio 64 GB: 809 euros128 GB: 859 euros256 GB: 979 euros Desde 959 euros Desde 899 euros Desde 1.059 euros (64 GB) Desde 24,99 euros/mes en 36 cuotas o 899,64 en Vodafone Análisis y fichas - Ver ficha técnica Ver ficha técnica Ver análisis Ver análisis También te recomendamos Comparativa de los Samsung Galaxy Note 10 y 10+ frente a iPhone XS Max, Huawei P30 Pro y más: empieza la segunda ronda de la batalla por ser el mejor móvil de 2019 Apple keynote 10 de septiembre: sigue en directo la presentación de hoy [finalizado] iPhone 11: el sucesor del iPhone Xr llega con dos cámaras, modo noche y 'slofies', los selfies a cámara lenta - La noticia iPhone 11: comparativa frente a Huawei P30 Pro, Pixel 3 XL, Samsung Galaxy Note 10 y otros smartphones de precio similar fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Leer más »

Me he infiltrado un mes en grupos de WhatsApp de anoréxicas y bulímicas, y así ha sido mi día a día

Mira que me ha tocado hacer cosas raras en el trabajo y no me quejo, pero esta sin duda es la que se ha coronado. Siempre han existido foros y nichos en Internet donde personas con trastornos alimenticios han creado comunidades para apoyarse o darse consejos entre ellos para perpetuar su trastorno. Lo que ha cambiado a lo largo de estos años es que cada vez más plataformas se suman a censurar cualquier tipo de apología hacia la anorexia y la bulimia. A pesar de ello, sigue existiendo un lugar "seguro" e inalcanzable donde se siguen creando estas comunidades: WhatsApp. Una breve búsqueda entre vídeos de Youtube es suficiente para descubrir links a chats de WhatsApp al alcance de cualquiera, donde decenas de chicas se meten a darse consejos sobre cómo vomitar sin hacer ruido, o cómo hacer dietas de 200 calorías al día. A cuanto más leía uno más disparatado era. Era una ventana demasiado llamativa como para no asomarse a ella, por pura motivación periodística y nada de curiosidad insana me metí en los links y empecé a leer. Tan solo unos pocos mensajes me bastaron para darme cuenta de que iba a necesitar estómago para leer todo aquello. En Xataka Millenials sin redes sociales: “He perdido contacto con la sociedad de mi edad" Día 0: Empezamos, ¿eres Mía o Ana? Con links que encuentro de vídeos en Youtube logro entrar en cuatro grupos: "Las Kawaii", "Tean N'Coffee Diet", "Global" y "Princesas". Son chats públicos y cualquiera puede unirse, no hay ningún tipo de filtro. Dejo pasar todo el viernes hasta el día siguiente para leer con tranquilidad todo de seguido. Cuando el sábado por la mañana abro el chat me quedo alucinando con lo que me encuentro. Lo primero de todo te piden que te presentes, debes decir nombre, edad, peso, altura, tu meta y si eres Ana (anoréxica) o Mía (bulímica), o a veces Alisa, que identifica la obsesión por la comida sana, "ALImentación + SAna = ALISA". Los pesos que querían alcanzar me vuelan la peluca. Me salto el paso de presentarme porque los grupos están formados entre 80 y 200 participantes, pienso que nadie se daría cuenta de que estaba ahí si simplemente estaba callada. Por si acaso me preparo una plantilla de presentación en la que me llamo Carlota, tengo 16 años, mido 1,65 y peso 55 con meta a 45, Ana y Mía. A medida que hago scroll y me encuentro con las conversaciones se me hace un nudo en el estómago. Las cosas que hablan de repente son jodidísimas a niveles muy perturbadores. Y no llevo ni 5 minutos leyendo los grupos. Consejos para vomitar, chicas recomendando no comer, frases como "nosotras somos así y somos conscientes" refiriéndose a la anorexia... A medida que sigo las conversaciones son más y más duras. Literalmente me crean malestar. Paso el resto del día con mis amigos y sin querer me vuelvo monotema con ellos. No dejo de contarles lo que estaba leyendo en el grupo, cada detalle, cada cosa que simplemente me vuela la cabeza. Lo que más me impacta es la naturalidad con la que hablan de meterse dedos en la garganta, o sobre cómo razonan sobre su propio trastorno. Las conversaciones me flipan. Una chica comenta que no le viene la regla en 7 meses y lo primero que le contestan es "te vas a hinchar". No me cabe en la cabeza simplemente. Me obligo a dejar de mirar el móvil porque me estoy poniendo mal anímicamente hablando. Ver cómo chicas tan jóvenes están pasando por esto y ser simplemente espectadora de aquello me hace sentir terriblemente incómoda. En Trendencias Tuve anorexia y ahora soy madre: esta es mi historia (y sí, fui al psicólogo tres veces a la semana) Día 2: Autolesiones y más de 1500 mensajes No vuelvo a mirar los grupos hasta la tarde del domingo, y al desbloquear el móvil lo que me encuentro es esto: Me asombro ante lo mucho que interaccionan a lo largo del día entre ellas. Ya escarmentada por lo que me había encontrado el día anterior, voy con la mente abierta y preparada para lo que pueda leer. Me zambullo entre ese mar de mensajes y lo primero que me encuentro ya me deja planchada total. Habían estado toda la noche mandándose fotos de autolesiones. Me paso por mi galería de imágenes y está plagada de muñecas y muslos con autolesiones. No he puesto las capturas más duras porque es contenido bastante fuerte, pero os aseguro que se te hace un nudo el estómago, la garganta y en cualquier parte que te imagines. Ver esas imágenes me hace sentir terriblemente mal por las chicas por dos razones: primero por pensar en si se puede ayudar de alguna forma y no saber cómo, y luego por sentirme como una especie de mirona que está invadiendo algo tan sumamente privado, sensible y delicado como es la autolesión ajena. Ellas comparten ese dolor entre ellas a modo de desahogo, o buscando más apoyo, aunque sea para seguir autolesionándose o reafirmándose de alguna forma, pero sentía que yo no tendría que estar viendo esto. Es como visitar un rincón en el que las chicas saben que en el exterior no serán comprendidas, pero en su pequeño espacio virtual son libres incluso de compartir algo así de íntimo. 1531 mensajes dan para mucho, así que continué haciendo scroll y pude leer sus historias más personales, ayudándome a comprender mejor sussituación y por qué habían llegado a esos grupos. También descubrí poco a poco la terminología que usan entre ellas, como "thinspo". Después de leer durante unos 15 minutos, me saturo y decido dejar los grupos para seguir leyendo más adelante en unos días. Suficiente malestar para un solo día. Día 7: Pierdo el móvil Pasa una semana desde que no miro los grupos. Entre la cantidad de trabajo que tengo en la oficina y las pocas ganas de volver a coger mal cuerpo al leer los grupos, decido dejarlo hasta el fin de semana siguiente. Si no fuera por una pequeña crisis que casi lo echa a perder. Es viernes y salgo con mis amigos a tomar algo. Entre unas cosas y otras la cosa se va un poco de madre vuelvo tarde a casa y cojo un taxi. Estoy un poco perjudicada mareada y en un descuido me dejo el móvil en el vehículo al salir. Al despertarme y no ver el móvil lo doy por perdido pero a la mañana siguiente al llamar por teléfono a mi propio número me contesta el taxista y me trae el móvil a casa. Era tan majo que se puso a escribir a lo largo de la mañana a todos los últimos chats de mi WhatsApp para ver si alguien me podía decir que tenía mi móvil. Con ese simple gesto, Francisco había asustado a las pobres chicas que empezaron a salir del grupo. Agradecí infinitamente haberme topado con un taxista amable y majo, pero me cabreé con la Alesya del pasado creyendo que la había pifiado del todo, porque el grupo empezó a vaciarse y a estar callado. Decido esperar unos pocos días a ver si se les pasa el susto y a mí la resaca. En Xataka La clase alta está escondiendo las pantallas a sus hijos: móvil y tablet son la nueva comida basura Día 10: Empezando de nuevo Llega el lunes, y durante el fin de semana aprovecho para cambiar de móvil. Para volver a meterme en algún grupo cojo números sueltos de antiguos grupos y les pido a algunas chicas por privado si me pueden volver a meter en lo nuevos. Sin mayor complicación logro volver a meterme en dos nuevos grupos: "Estrellas fugaces" y "Somewhere Only We Know". Y otra vez de vuelta como una vieja que se asoma al patio a cotillear, leo sus conversaciones y su día a día. A medida que las chicas pasan enlaces a otros grupos entro a todos los que puedo, para que no me vuelva a pasar lo de la última vez. Por otra parte también descubro que es así cómo se mantienen vivos los grupos: mudándose de unos a otros constantemente. Si lo que buscas es información sobre anorexia, bulimia, cómo practicarlas o donde encontrar grupos, te recomendamos escribir a vidasaludable@salud.madrid.org, correo de información sobre Trastornos de la Conducta Alimentaria de la Comunidad de Madrid, o al teléfono 913 70 08 93/94, donde te podrán informar sobre grupos de ayuda para personas con trastornos alimenticios Aquí podrás encontrar el listado de asociaciones a lo largo de toda España. Día 12: Me voy acostumbrando Me paso dos días leyendo de vez en cuando los grupos, cuando tengo ratos libres. Sin el nudo en la garganta inicial, hasta puedo empezar a sacar algunas conclusiones de lo que veía. Entre consejos de dietas extremas y reproches entre ellas por estar gordas, te encuentras con conversaciones costumbristas como en cualquier grupo de WhatsApp, como la película que acabas de ver, o lo que te acabas de comprar en el centro comercial. Pero todo girando en torno a la anorexia y la bulimia. Qué queréis que os diga, es rarísimo, pero es tan cotidiano que hasta te acostumbras. Para ellas es un estilo de vida, una forma de ser y una manera de formar parte de algo. Al final la mayoría son adolescentes, por su forma de expresarse o por las cosas que les preocupan. Las empiezo incluso a ver con otros ojos, menos alarmistas al estar con ellas en el día a día. Día 16: Empiezo a entender cómo son y por qué Si al principio mis reacciones eran de malestar e incomodidad, con el paso del tiempo y de leerlas de forma constante diariamente, al final me acostumbro. Obviamente sigue siendo raro ver cómo piensan o sobre lo que hablan, pero de alguna forma lo normalicé o "no parecía para tanto". La naturalidad con la que hablan de sus problemas, sus inquietudes y su "hobby" (porque literalmente cuando hablan da la sensación de que hablan de la anorexia y la bulimia como un hobby) hace que mi sensación de alerta bajara. Claro que cuando hay conversaciones como la de arriba mi primera reacción es: "¿pero dónde demonios se ven gordas?". A estas alturas muchas cosas ya no me llaman la atención, pero sí que me paro a leer cuando hablaban de sus motivos, aspiraciones o lo que ellas mismas piensan sobre su trastorno, porque es interesante cuanto menos. A pesar de practicar la bulimia o la anorexia, ellas mismas no se consideran en un "estado serio" de dicho trastorno. De hecho, ni siquiera piensan que lo tienen. En posteriores conversaciones también cuentan cómo han acabado aquí, o por qué quieren adelgazar, muchas veces por problemas de autoestima, obviamente, y otras por bullying o su entorno. La forma en la que se retroalimentan es casi mecánica. Si una desfallece en su meta, las demás están ahí para ayudarla. Pocas veces he visto a grupos de gente tan unida por algo. Guardan algo incluso de una "sinceridad" brutal entre ellas. Si una pasa una foto en la que se siente gorda, el resto no van a tener tapujos en decirle "sí, estás gorda, debes bajar peso". Si alguien come demasiado y lo cuenta, las demás dicen sin miedo que vomite. Algo que al menos en mi mundo y en mi entorno suena loquísimo. A cada cosa que leo más reafirmo mi parte racionalizada. Incluso ellas mismas lo remarcan: lo primordial es el control. Controlar lo que comes, controlar el dolor (en la autolesión)... El sentido estético incluso parece quedar en segundo plano, lo importante es sentir que todo está bajo control. Día 24: Hablo con algunas chicas Después de casi un mes logro meterme hasta en 9 grupos distintos, pero no todos son igual de activos ni igual de grandes. Pasado este tiempo decido ponerme en contacto con algunas chicas por privado para poder averiguar si es posible encontrar más grupos de otra forma que no sea vídeos de Youtube. Con otra chica española entablo un poco más de conversación, pero me contesta lo mismo: vídeos en Youtube con enlaces a los chats. También me cuenta que en Amino, una app, también hay grupos (cosa que fui a comprobar y efectivamente era así). Además, le pregunto por qué se mete en esa clase de grupos. Me voy a la AppStore y busco Amino. Descubro que efectivamente es otro nido de grupos de chat para hablar de estos temas. Y se encuentra en la aplicación sin ningún tipo de problema ni baneo. En Xataka Cuando llegué a la adolescencia tomé conciencia de que mis padres habían compartido toda mi infancia en Internet Día 28: Intento crear alarma en el grupo Una última interacción que decido hacer fue poner a las chicas frente a una situación extrema. En uno de los grupos les cuento abiertamente que he estado en el médico y que estoy en un estado bastante grave. Las respuestas en parte me sorprenden. Al final es lo que comentaba un poco más arriba: el sentimiento de unión. No terminan de decir que lo que hago está mal, pero me animan a mantener un mínimo de salud para poder seguir delgada, pero viva. Mis conclusiones finales es que después de leer este tipo de conversaciones, te saturas. Al menos en mi caso. Por una parte porque es difícil de entender si no padeces el trastorno, por otra porque sabes que no puedes hacer nada al respecto a parte de quizás escribir un reportaje contando que esto existe y alguien que conozcas puedas estar en uno. Si necesitas ayuda, o alguien de tu familia o amigos la necesitan, o si lo que buscas es información sobre anorexia, bulimia, cómo practicarlas o donde encontrar grupos, te recomendamos escribir a vidasaludable@salud.madrid.org, correo de información sobre Trastornos de la Conducta Alimentaria de la Comunidad de Madrid, o al teléfono 913 70 08 93/94, donde te podrán informar sobre grupos de ayuda para personas con trastornos alimenticios. También si estás fuera de Madrid, mirar este listado de asociaciones a lo largo de toda España donde podrán proporcionarte ayuda e información. Es increíble cómo los medios de comunicación, la publicidad, el bullying, entre otros, fomentan más de lo que creemos que este tipo de trastornos nazcan, o florezcan en adolescentes vulnerables. Al salir de los grupos una no puede sentir otra cosa que dejas a las chicas a su suerte, como conté en Despeja la X, al acabar el reportaje, con la esperanza de que quizás en un futuro, al igual que la muchacha con la que hablé que salía a veces de los grupos, lo hagan el resto para no volver nunca más. También te recomendamos Cómo pasar las notas de voz a mensaje de texto en WhatsApp NSO, la compañía que hackeó WhatsApp, ahora afirma ser capaz de acceder a datos de las nubes de Apple, Google o Amazon, según FT Una vulnerabilidad en WhatsApp y Telegram hace que los archivos del usuario queden accesibles para ser manipulados - La noticia Me he infiltrado un mes en grupos de WhatsApp de anoréxicas y bulímicas, y así ha sido mi día a día fue publicada originalmente en Xataka por Alesya MO .

Leer más »

Sí, es posible mezclar cemento en el espacio: lo han logrado por primera vez en la ISS y el resultado es distinto al terrestre

La actualidad nos ha obligado a hablar en distintas ocasiones de colonias espaciales porque es una intención clara de empresas y organizaciones (sí, uno de ellos es Musk). Pero más allá de que la tecnología permita llegar y sobrevivir en inhóspitos astros, está el hecho de tener que construir habitáculos y por ello los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS) han logrado hacer cemento en el espacio. Es un pequeño paso hacia la construcción de infraestructura en otros planetas o satélites, dado que las condiciones son muy distintas y también los materiales. Pero con este trabajo han confirmado la hipótesis de que es posible obtener cemento en condiciones de microgravedad, si bien hay que ver la resistencia del mismo porque la estructura resultante es bastante distinta del terrestre. El método de siempre con receta distinta: y se hicieron las burbujas Hace un tiempo hablábamos sobre nuestro desconocimiento acerca de cómo construir una colonia en el espacio partiendo de la base de que el primer y principal escollo era precisamente obtener cemento. Hacerlo requiere agua y no es un elemento que esté presente en la Luna o en Marte (al menos como nos sería útil), pero sobre todo lo que había que comprobar es que las condiciones del espacio permitirían su solidificación. En Xataka ¿Viviremos en Marte en 2050? Estas son las fechas de la exploración del planeta rojo Lo que han logrado en la NASA forma parte de uno de tantos experimentos que llevan a cabo en la estación espacial, llamado "Microgravity Investigation of Cement Solidification" (investigación de la solidificación del cemento en microgravedad). En realidad el proceso no dista mucho del estándar, mezclando los componentes del cemento (silicato de calcio y cal en este caso) y agua, aunque en este caso la mezcla se dejaba hidratar hasta 42 días. El resultado: que la mezcla de cemento hecha en condiciones de microgravedad puede solidificar tal y como lo hace en la Tierra. Pero, eso sí, el cemento espacial tiene unas propiedades microscópicas propias distintas del terrestre. Explican los investigadores que la falta de gravedad hace que el cemento tenga una densidad uniforme a diferencia de la estructura por capas que adquiere en la Tierra (debido a la gravedad). Esto, según Aleksandra Radlinska (autora del estudio) debería hacerlo más fuerte. Pero por otro lado queda más poroso al almacenarse más aire, ya que las burbujas de aire que saldrían a la superficie en la Tierra quedan en el interior, lo cual también influye en la fuerza del material. De este modo, los científicos se han encontrado dos características distintas y a su vez contrarias, por lo que tendrán que realizar los análisis microestructurales para salir de dudas. A falta de saber si el cemento resistiría a todo, como en la fábula Aunque como explicamos no es nada práctico hacer cemento en el espacio, con esta investigación se ha conocido mejor el comportamiento de esta mezcla en el espacio, con la intención de que las pruebas posteriores puedan resolver las dudas que plantea el confiar en este material en la Luna u otros lugares sometidos a fuertes radiaciones y condiciones muy distintas a las de la Tierra. Radlinksa considera que la única manera de proteger humanos y equipo de esto es la construcción de infraestructuras, pensando en un futuro hormigón espacial. El astronauta Alexander Gerst trabajando con las bolsas de cemento en la ISS. Imagen: NASA La idea es que los componentes (al menos no todos) no tengan que venir de la Tierra y que el cemento pueda mezclarse recurriendo a elementos del terreno (por ejemplo, de regolitos de la Luna). De hecho, comenta Radlinska que hay trabajos centrados en el uso de este material, el cual está relacionado también con la extracción de helio-3 ñunar (porque representa una barrera). Probada la hipótesis de que puede obtenerse cemento en microgravedad, queda ver la resistencia del mismo y atajar otros problemas como esa falta de agua que comentábamos. Habrá que ver si la solución no va tanto por pastar el cemento "tradicional" como en la búsqueda de obtener cemento sin agua. También te recomendamos La interfaz de usuario de una cápsula Soyuz: cuando lo más práctico es "evitar" el avance tecnológico La NASA restauró su histórico Centro de Control y ahora luce el glorioso aspecto retro de cuando el hombre llegó a la Luna en 1969 La ISS mejora su conexión internet: sus astronautas podrán enviar y recibir datos a 600 Mbps (y ver Netflix aún mejor) - La noticia Sí, es posible mezclar cemento en el espacio: lo han logrado por primera vez en la ISS y el resultado es distinto al terrestre fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Leer más »

Es 2019 y el iPhone 11 de 809 euros incluye en su caja el mismo cargador de 5W sin carga rápida del iPhone 4

Durante años, los iPhone "clásicos" fueron terminales que cargaban muy rápido, pues además de incluir en sus cajas cargadores de 5 vatios y 1 amperio, también contaban con baterías generalmente más pequeñas que costaba poco llenar. Sin embargo, llegó un momento en que se estancaron e hicieron lentos al cargar, porque sus baterías crecieron pero sus cargadores se mantuvieron, pese a que en modelos como los Plus pudiera cargarse más rápido con los cargadores de los iPad. Finalmente, con los iPhone 8 y X llegó el soporte decarga rápida de hasta 18 vatios, pero el cargador integrado seguía siendo el mismo de 2010, el del iPhone 4 (los anteriores tenían la misma potencia, pero el cargador era más gordito). Ha sido así hasta los iPhone 11 Pro y 11 Pro Max, que por fin incluyen cargador de 18 vatios de USB-C a Lightning. El mismo cargador de siempre Pero, ¿qué pasa con el iPhone 11, sucesor del XR y también compatible con carga rápida? Incluye el mencionado cargador del iPhone 4, pese a tener una batería de aproximadamente 3.000 mAh que con ese flujo energético tarda más de tres horas en cargarse. Al menos así era en el iPhone XR, y nada ha cambiado. En Xataka Android Carga rápida: qué es, tipos y cómo saber si mi smartphone la soporta Si tienes en mente adquirir un iPhone 11 y quieres cargar a la velocidad máxima que soporta, debes saber que además de un cargador compatible con carga rápida Power Delivery, deberás adquirir un nuevo cable USB-C a Lightning que precisamente sea compatible con esta, o bien mantener el cable USB-A a Lightning que viene en la caja, para usarlo con un cargador compatible. Si deseas adquirir cargador y cable oficial de Apple, el pack te costará 60 euros extra. Así está la situación en otras marcas Fabricantes como OnePlus incluyen desde hace varias generaciones cargadores que multiplican por 4 la potencia del cargador del iPhone 11. La situación de Apple resulta anómala y extraña, pues la mayoría de sus competidores incluyen en la caja desde hace varias generaciones cargadores de carga rápida. Los fabricantes no siempre incluyen los más rápidos de los que disponen o han fabricado, como ocurre en el caso de los Samsung Galaxy Note 10 Plus que llega con 25 vatios y permite hasta 45, pero en general los que llegan con los dispositivos son más que suficientes para cargar relativamente rápido para la mayoría de necesidades. CARGADOR BATERÍA iPhone 11 5 W n.d Huawei P30 22,5 W 3.650 mAh Huawei P30 Pro 40 W 4.200 mAh OnePlus 7 Pro 30 W 4.000 mAh Samsung Galaxy S10 15W 3.400 mAh Samsung Galaxy Note 10 25 W 3.500 mAh Xiaomi Mi 9 18 W 3.300 mAh Google Pixel 3 18 W 2.915 mAh LG G8 ThinQ 16W 3.000 mAh Como vemos, entre los terminales escogidos hay algunos de rango de precio similar al iPhone 11, inferior y también superior, pero todos ellos cuentan con algo en común, su cargador incorporado es al menos el triple de potente, y cuenta con carga rápida. Además, las baterías más pequeñas son similares a la que probablemente incluya el iPhone 11, si tomamos la del iPhone XR con el que comparte chasis. ¿A qué se debe que Apple omita la inclusión de un cargador de carga rápida y siga apostando por los 5 vatios? Hasta ahora, había varias teorías. Dado que con carga rápida muchas baterías se calientan y estresan más, que Apple incluyera cargadores de 5 vatios en la caja era visto como una medida conservadora para alargar la vida útil, pese a que los iPhone ya soportaran carga rápida. Hay que recordar que problemas de batería obligaron a establecer precios de recambio de baterías a 29 euros y Apple tuvo que comunicar que estaba ralentizando los iPhone para evitar reinicios. Hasta ahora, parece que el argumento de Apple para no incluir cargador con carga rápida era la longevidad de las baterías, pero incluyendo uno en los iPhone 11 Pro, la lógica se invalida Sin embargo, el argumento de que el cargador de 5 vatios llegue en la caja por temas de salud de la batería pierde todo el sentido cuando los modelos superiores, iPhone 11 Pro y iPhone 11 Pro Max, llegan con cargadores de 18 vatios que carga mucho más rápido. Cabría argumentar que quizá la tecnología de batería que usan es más avanzada y se degradan menos a mayor velocidad, pero probablemente se trata de un ahorro de costes en un terminal 350 euros más barato. En cualquier caso, la carga rápida lleva muchos años en Android, desde 2014 / 2015 como años de la explosión, y no hay informaciones de que las baterías de los terminales se degraden a mayor ritmo que cuando usábamos sistemas de carga más lentos. Por último, decir que en la gama media de unos 300€, la carga rápida también es algo ya mainstream, tanto en soporte como en cargadores incluidos en la caja. También te recomendamos iPhone 11: comparativa frente a Huawei P30 Pro, Pixel 3 XL, Samsung Galaxy Note 10 y otros smartphones de precio similar Carga inalámbrica a unos impresionantes 30 W es lo nuevo de Xiaomi con su tecnología Mi Charge Turbo [Actualizada] Apple está cerca de comprar el negocio de módems 5G de Intel por 1.000 millones de dólares, según WSJ - La noticia Es 2019 y el iPhone 11 de 809 euros incluye en su caja el mismo cargador de 5W sin carga rápida del iPhone 4 fue publicada originalmente en Xataka por Antonio Sabán .

Leer más »

Ki Cordless Kitchen: así es el estándar con el que los electrodomésticos podrán decir adiós a los cables en la cocina

La carga inalámbrica no deja de traer buenas noticias a dispositivos como smartphones, relojes o incluso auriculares, y hoy hemos conocido la solución más rápida hasta la fecha: Mi Charge Turbo de Xiaomi, capaz de cargar hasta a 30 vatios con sus cargadores propietarios, sin dejar de ser compatible con el estándar Qi (con el que cargará a 10 vatios). Con todo y con eso, todavía no podemos hablar de que haya despegado, aunque vaya a más. Para que la experiencia trascienda al resto de la casa y se repita con electrodomésticos, hace falta una especificación como Qi, por lo que sus creadores, el Wireless Power Consortium (WPC), han desarrollado una solución que esperan que tenga el mismo éxito: Ki Cordless Kitchen. Hacia un futuro donde en la cocina todo es más flexible La promesa del estándar Ki Cordless Kitchen es permitir que electrodomésticos pequeños, los que más se mueven dentro y fuera de una cocina, puedan alimentarse energéticamente con tan sólo colocarse sobre una base. Así, se eliminarían definitivamente los cables típicos que vemos en cafeteras, microondas, etc. La potencia máxima que soporta por el momento el estándar (recordemos, en desarrollo) es de 2.200 W o 2,2 kW, por lo que electrodomésticos de potencia desmesurada no serán compatibles, por el momento. En Xataka Somos expertos en tecnología, pero llega la hora de comprarnos una lavadora y sufrimos Otra parte importante de lo que supondrá Ki Cordless Kitchen en las cocinas, si llega a implantarse, será la necesidad de cambiar mesas y encimaras para incluir las bases transmisoras de energía, como algunas personas habrán hecho comprando muebles que cargan inalámbricamente los smartphones. Parte de lo que promete Ki Cordless Kitchen ya lo hemos visto en las cocinas por inducción, pero el nuevo estándar va más allá La comunicación entre electrodomésticos y base se realizará vía NFC, y comenzará en el momento en que coloquemos los primeros en posición. El WPC también afirma que en esa comunicación podrán establecerse funciones inteligentes que harán al sistema distinguir entre objetos que deben funcionar y alimentarse y otros que no como llaves, tarjetas bancarias o smartphones. También resulta interesante cómo se abre la puerta a controlar mejor la temperatura de ollas, sartenes y de otro tipo de utensilios a los que se les podrá decir que no queremos que el agua o la leche suban de cierta temperatura, tanto por seguridad como por seguir recetas de forma más precisa. En el vídeo del WPC se muestra cómo en el mismo espacio en que se calienta a las sartenes compatibles, se puede comer con platos. Así, un caso de uso sería ahorrar espacio en vitrocerámicas, para poder usarlo como mesa, por ejemplo. Hay que mencionar que la especificación se encuentra en la última fase de su desarrollo, tras haber comenzado el desarrollo en 2013. Además, es interesante recordar que muchos de los fabricantes más importantes de electrodomésticos forman parte del WPC y pueden aportar en su desarrollo. Vía | La Nación También te recomendamos Sennheiser presenta sus primeros auriculares inalámbricos con Siri y Google Assistant integrados Tesla tiene un nuevo cargador inalámbrico con batería integrada... pero no para sus coches, sino para nuestro smartphone Un pueblo sin ondas: así es la vida sin conexión WiFi y sin móviles - La noticia Ki Cordless Kitchen: así es el estándar con el que los electrodomésticos podrán decir adiós a los cables en la cocina fue publicada originalmente en Xataka por Antonio Sabán .

Leer más »

El primer coche 100% eléctrico de Volkswagen, el ID.3, saldrá al mercado en tres versiones y contará con hasta 550 km de autonomía

Como ya se había anunciado, el Salón de Frankfurt 2019 ha sido el marco elegido por Volkswagen para presentar la versión de producción del que ya es su primer coche 100% eléctrico, amén de uno de los más esperados del año: el Volkswagen ID.3. Antes de su presentación, Volkswagen ya lo había bautizado como "el coche eléctrico del pueblo", estableciendo un paralelismo con el 'Escarabajo', con el que la compañía revolucionó el mercado en los años 30 del siglo XX. Este modelo también será el primer Volkswagen en estrenar la plataforma MEB (siglas en alemán de Bloque de construcción modular de propulsión E), que será la base sobre la que se desarrollarán los futuros vehículos eléctricos de la compañía, además de los de otros fabricantes aliados, como Ford. En Xataka Si mañana me compro un coche eléctrico, ¿qué necesito saber sobre dónde y cómo cargarlo? Tres versiones con diferentes autonomías Sus especificaciones ya eran conocidas, pero no habían sido confirmadas por el fabricante hasta ahora. La principal novedad reside en el anuncio de que, por el momento, el ID.3 se lanzará al mercado en tres versiones, con la capacidad de batería como único elemento diferenciador. La variante básica tiene una capacidad de 45 kWh, lo que le proporciona una autonomía de 330 kilómetros según el ciclo WLTP. Saldrá al mercado por menos de 30.000 euros, siendo la única variante de la que se ha ofrecido alguna información sobre su precio de lanzamiento. Sobre esta variante la marca ha indicado que su batería cuenta con una potencia de carga máxima de 7,2 kW con corriente alterna y de 50 kW con corriente continua. La velocidad máxima del vehículo será de 160 km/h. Por otra parte, la batería de la variante intermedia cuenta con una capacidad de 58 kWh, que se traduce en una autonomía de 420 km, mientras que la de la variante superior podrá recorrer 550 km entre recarga y recarga gracias a su batería de 77 kWh. El precio de la variante superior se desconoce, pero la versión ID 3.1 se situará ligeramente por debajo de los 40.000 euros. Estamos ante un coche con unas dimensiones de 4,26 metros de largo, 1,81m de ancho y 1,55m de alto. Dispone de un motor de 204 CV de potencia y 310 Nm de par motor. El motor es síncrono de imanes permanentes, y el coche es de propulsión trasera. Diseño interior y funciones de ayuda al conductor Interior del Volkswagen ID.3 De su diseño, la marca ha querido destacar que rompe con lo habitual dentro de la categoría de los vehículos compactos, "gracias a una sensación de espacio comparable al segmento inferior de la gama media". En el interior encontramos una pantalla táctil de 10 pulgadas y una secundaria a color como cuadro de instrumentos. El ID.3 viene también con lo último de Volkswagen en funciones de ayuda al conductor: "Asistente frontal con sistema de frenado de emergencia en ciudad y monitorización de peatones", "sistema de asistencia para el mantenimiento en carril" y "asistente de aparcamiento con cámara de visión trasera". Pero, ojo, sólo son asistentes, así que olvidémonos de ver también funciones de conducción autónoma en este modelo. Se quedará en conducción autónoma de nivel 3. El Volkswagen ID.3 se empezará a producir a finales de este año 2019, siendo su llegada prevista para mediados de 2020. Más información | Volkswagen También te recomendamos CUPRA, la marca independiente de SEAT, nos muestra una imagen del que será su primer coche eléctrico: un "SUV deportivo" Volkswagen Type 20: la mítica Kombi de 1962 vuelve a la vida ahora con corazón eléctrico y hasta asistente por voz SEAT presenta el Tarraco FR PHEV, su primer híbrido enchufable con 50 kilómetros de autonomía en modo eléctrico - La noticia El primer coche 100% eléctrico de Volkswagen, el ID.3, saldrá al mercado en tres versiones y contará con hasta 550 km de autonomía fue publicada originalmente en Xataka por Marcos Merino .

Leer más »

Electronic Arts lanza una versión de prueba de su plataforma de streaming de videojuegos Project Atlas

Hace ya casi un año, Electronic Arts anunciaba que se había embarcado en un nuevo proyecto llamado Project Atlas, una plataforma en la nube que permitiría a los usuarios jugar sin preocuparse del sistema operativo o del tipo de dispositivo utilizado, porque todo se ejecutaría en sus propios servidores. En este tiempo, apenas hemos sabido nada sobre esta iniciativa de EA destinada a competir contra plataformas como Stadia de Google (cuyo lanzamiento comercial se espera para noviembre), o el Project xCloud de Microsoft. En Xataka En 50 horas jugando con Google Project Stream te descargas 300 GB, y eso podría ser un problema para el streaming de videojuegos Si tienes cuenta en Origin puedes ser betatester Nada... hasta hace unas horas, cuando se ha sabido que EA lanzaría hoy una beta cerrada de Project Atlas, que por ahora será accesible únicamente para una base limitada de usuarios. Si cuentas con una cuenta de Origin, la plataforma de suscripción de videojuegos de EA, puedes solicitar en este enlace ser integrante de ese pequeño grupo betatesters de Project Atlas. Esta versión beta se abre ahora, sobre las 7:00 AM hora española, y permanecerá online durante las siguiente dos semanas. Tras eso, EA recogerá el feedback de los usuarios (la presencia de errores será prácticamente inevitable a estas alturas del proyecto) y proseguirá el desarrollo de la versión final. Según el director de tecnología de EA, Ken Moss, "nuestro objetivo con esta prueba pasa por probar el rendimiento y la calidad del servicio ante un escenario de diversas condiciones de calidad de la red": aspectos como la latencia y el 'jitter' (fluctuación del retardo) centrarán el interés de EA. En Xataka Qué son el ping y la latencia y por qué no sólo importa la velocidad en tu conexión "Si bien este ensayo en particular se centrará en juegos en la nube desde PC, también estamos trabajando para analizar el rendimiento en otros dispositivos". De hecho, el objetivo último de EA pasa por llevar su plataforma de videojuegos a una amplia gama de plataformas, desde ordenadores personales (portátiles y de sobremesa) a servicios OTT, pasando por smart TVs y dispositivos portátiles. Al igual que el número de usuarios, también se verá restringida por ahora la oferta de videojuegos disponibles. De hecho, los betatesters sólo tendrán acceso a cuatro de ellos: 'Titanfall 2', 'FIFA 19', 'Need For Speed Rivals', y 'Unravel'. Una vez que esta fase de prueba concluya, las partidas guardadas se tendrán en cuenta en la plataforma Origin como progresos del jugador. Por otra parte, Electronic Arts no ha difundido información sobre cuándo tiene previsto el lanzamiento al mercado de Project Atlas. Vía | The Verge También te recomendamos Project Atlas es la apuesta rotunda de EA para ese futuro de streaming de videojuegos Aparecen nuevos detalles de 'Google Yeti', la supuesta (y misteriosa) plataforma de videojuegos por streaming basada en la nube La próxima gran sorpresa de Google sería una consola con un servicio de Cloud Gaming, según The Information - La noticia Electronic Arts lanza una versión de prueba de su plataforma de streaming de videojuegos Project Atlas fue publicada originalmente en Xataka por Marcos Merino .

Leer más »

Soy programador y tengo 50 años

“Más sabe el diablo por viejo que por diablo”. Nadie sabe por los derroteros que le llevará la vida. Nadie sabe si seguirá durante toda su carrera en la misma empresa, o cambiará varias veces. Si evolucionará como profesional o pasará años haciendo lo mismo. Si elegirá continuar haciendo lo que le gusta... o preferirá ascender a pesar de que el puesto quizás no le guste tanto. Parece complicado, en este caso, mantenerse como programador durante varias décadas sin ascender a analista o jefe de proyecto. Pero esa opción por supuesto existe. Y puede ser tan estupenda como cualquier otra. La pregunta que nos atañe es la siguiente: ¿Se puede seguir siendo programador cumplidos / pasados los 50 años? Esto lo tenemos claro, la respuesta es “sí”. Y otra más: ¿Se es mejor programador conforme se cumplen años o es una de esas profesiones en las que la “sangre joven” viene con más fuerza? "Se es mejor programador pasados los 50” Y no lo decimos nosotros. Es la conclusión de un estudio realizado por Patrick Morrison y Emerson Murphy-Hill del departamento de Ingeniería del Software de la Universidad de Carolina del Norte, publicado hace apenas cuatro años. Su principal objetivo era conocer si había algún tipo de correlación entre el nivel de programación y la edad del profesional. Y la conclusión a la que llegaron es que es así, que esa correlación existe. Para determinar este hecho, es decir, si los programadores mejoran o empeoran conforme pasan los años, los investigadores observaron a los mejores programadores clasificados en stackoverflow, una web donde los usuarios valoran respuestas de otros desarrolladores y programadores. Posteriormente el sitio utiliza las calificaciones para generar una puntuación de reputación para cada uno de ellos. Se basaron en el análisis de los datos según edad, reputación en la comunidad y tecnologías tratadas; y encontraron que estas puntuaciones en cuanto a reputación crecían a medida que los programadores se acercaban a los 50. Nosotros hemos querido saber qué opinan, qué sienten, qué piensan algunos programadores que han pasado ya la cincuentena. Hemos hablado con cuatro profesionales de distintas empresas con alrededor de 25 años de experiencia que nos han hablado de pasado, presente y futuro profesional. En Genbeta Hay profesionales enseñando a programar gratis a refugiados y personas en riesgo de exclusión: ésta es su historia La programación en los 80 y 90 Los dos hombres y dos mujeres con los que hemos hablado comenzaron su andadura en los años 80 o principios de los 90. Eran años en los que esto de la tecnología y los ordenadores seguía "sonando a chino" en la inmensa mayoría de los hogares. Estábamos en un país que comenzaba a abrirse a un universo que daba vértigo. Y eso que aún de Internet apenas habíamos oído hablar. Francisco Gavilán tiene 53 años y actualmente trabaja en la empresa Brainwave, por lo que remonta sus inicios a mediados de los años 80. Años en los que el lenguaje predominante de programación era el COBOL y se programaba para terminales "tontos". “No se preveía la proliferación de tantos lenguajes, del uso de navegadores, del cliente-servidor y de la programación orientada a objetos. Digamos que era sota, caballo y rey, y que las programaciones "raras" quedaban circunscritas para personas fuera de los cauces comerciales normales. La programación estaba muy centrada en entidades bancarias, aseguradoras y organizaciones públicas”, comenta Gavilán. En su momento, hace unos 25 o 30 años atrás, la programación era una profesión muy bien considerada y pagada, puesto que las nuevas tecnologías estaban imponiéndose a pasos agigantados en todos los sectores. “Simplemente había tanto trabajo que podías cambiar de empresa siempre que quisieras y mejorar tu salario. Las expectativas laborales eran excelentes”, recuerda Paloma González, programadora de Atos España. Da un poco de nostalgia recordar aquellos años, cuando los ordenadores eran aquellos aparatos inmensos, lentos, torpes. Como nostalgia da recordar cómo aún el “común de los mortales” no estaba familiarizado con la terminología propia de este sector. Y no nos referimos a complicados términos de programación, si no a cosas mucho más sencillas. Por ejemplo, Antonia Geijo, de 50 años y también programadora en Atos, echa una divertida vista atrás y recuerda: “Un usuario al que se le indicaba abrir una ventana para entrar en una aplicación… ¡Lo que hacía era abrir la ventana de la sala donde trabajaba!” Ay... Benditos 80’s. “Evolución tipo”: ¿Es posible ser sólo programador durante toda una vida? Resulta complicado encontrar a profesionales que se hayan mantenido en el tiempo como programadores dentro de una o varias empresas. La evolución normal es pasar de ser programador junior a senior, posteriormente analista programador, analista funcional o analista orgánico; y finalmente jefe de proyecto. Así que nosotros nos preguntamos… ¿puede un profesional mantenerse en esa primera etapa de programador durante toda una carrera profesional? ¿es normal que eso suceda? “Es la pregunta del millón”, contesta Gavilán. “Se supone que si uno es un buen programador y le gusta podría seguir ahí de por vida. El problema es que los sueldos no se adecúan a tu experiencia y valía en cada puesto, sino que se supone que un analista debe ganar más que un programador ¿Cómo vas a ganar más que tu jefe? Además a los que no quieren ese tipo de transición se les ve como bichos raros. Y lo malo es que a veces se pierde un buen programador para ganar un mal analista...”, nos explica con gran acierto. En Xataka Chris Crawford, el hombre que sin tener ni idea de programación revolucionó el mundo de los videojuegos Ahí está la respuesta: se puede ser únicamente programador pasados los 50. De hecho, tal y como comenta José Manuel García –Marugán (programador en Implemental Systems), hay personas que están muy especializadas en un lenguaje muy concreto y que están muy bien pagadas. ¿El motivo? Que ahora mismo no se encuentra gente formada y con experiencia en ese lenguaje concreto. Aunque hay que tener cuidado con eso, ya que también puede ser un arma de doble filo si solo te centras en un tipo concreto de lenguaje… puedes acabar cerrándote puertas de posibles ofertas laborales o ascensos en caso de que así lo desees. “El ser solo programador es una opción como otra cualquiera, hay quien es muy bueno programando pero sin embargo no tiene otro tipo de aptitudes o características que requieren otros perfiles, como comunicación, trato con el cliente, etc.”, sentencia García – Marugán, de 50 años. Una profesión llena de desafíos Por supuesto, para las personas cuyos empleos están ligados intrínsecamente a la tecnología, supone un verdadero desafío mantenerse al día en lo que a actualizaciones se refiere. En este caso, los diferentes lenguajes de programación van cambiando con el tiempo, evolucionando, modernizándose. Y lo que ayer servía para desempeñar perfectamente el trabajo… hoy ya no. “En el día a día no te das cuenta, pero cuando ves el mercado de trabajo o te enfrentas a nuevos retos puedes sentirte un poco fuera de lugar. Pero eso puede ser positivo para reforzarte, porque si consigues tus objetivos demuestras que la edad no es un problema, sino que puede ser un aliciente”, asegura Francisco Gavilán. Algo más escéptica se muestra Geijo, que asegura que la edad es un valor negativo para todas las profesiones. “Vivimos en un mundo donde la juventud, los guapos y los que tienen padrinos tienen trabajo. El resto… hacemos lo que podemos”, sentencia. En el caso de la programación, la falta de una correcta adaptación a los últimos lenguajes o las tecnologías más punteras puede suponer un punto de inflexión entre el conseguir un puesto o no, entre “sobresalir” en la empresa o no, entre ascender... o no. En Xataka Aprender robótica y programación en las vacaciones de verano: guía de recursos, libros y juegos para niños y jóvenes Adaptarse o… morir Por supuesto, los cuatro profesionales con los que hemos hablado, se han adaptado a los nuevos lenguajes a lo largo de sus más de 25 años de carrera como programadores. Puede parecer algo complejo, pero cuando eres un amante de tu trabajo, no lo es tanto. Se trata de estar “a la orden del día” y tener ciertas actitudes y aptitudes que impidan que la increíble velocidad a la que evoluciona la programación, te lleve por delante. García – Marugán lo tiene claro: “Yo siempre lo comparo con los idiomas, cada lenguaje tiene su sintaxis, su vocabulario y una vez que aprendes uno, el siguiente te cuesta menos y encuentras semejanzas con el anterior. Además de que hoy en día con Internet tienes abundantes ejemplos, cursos gratuitos y foros donde resolver dudas.” Y es que aunque desde fuera puede parecer algo más difícil, lo cierto es que al final el mercado y tus propios derroteros profesionales te llevan. En este caso, cuando un programador va cumpliendo años dentro de una empresa, no tiene la opción de pensar si se adapta o no al nuevo lenguaje. Ha de hacerlo. El problema viene cuando a cierta edad el mercado “te expulsa” y corres peligro de quedarte atrás durante ese impasse de tiempo. Gavilán asegura que la suya ha sido una evolución natural. “COBOL, C, JAVA... Al final los conceptos son similares”, dice. “La transición más difícil es de programación lineal a orientada a objetos, pero enseguida le coges el truquillo. Además la ventaja que hay ahora es que los lenguajes de programación vienen con infinidad de librerías de apoyo, que te facilitan la labor, porque casi todo está inventado. Necesitas implementar un protocolo, vas a Internet, lo encuentras (encima gratuito) y lo usas”, explica. Los programadores: profesionales poco valorados Teniendo la oportunidad de preguntar a cuatro profesionales que han cumplido o pasado los 50 como programadores, teníamos que preguntarles si se sienten valorados por el mercado. ¿Creen que su profesión está reconocida? No ha habido un solo “sí” entre sus respuestas. Paloma González, de Atos, que al principio nos contaba lo increíble que era la demanda y la estima que se tenía a los programadores allá por los 80 y principios de los 90, ahora asegura que el mercado hoy en día ya no valora su profesión. “Cuando dices que eres informático piensan que puedes, desde reparar un PC a programar en cualquier lenguaje. Nada más lejos de la realidad: hay una especialización muy grande dentro de la profesión”, dice García – Marugán. Asegura también sentirse “incómodo” por ese intrusismo que hay en la gran mayoría de profesiones, también en programación. Y es que según él, ser programador tradicionalmente ha sido una “balsa salvavidas” para todo el mundo que no encuentra trabajo. “Yo he tenido compañeros/as que han estudiado Derecho, Geografía e Historia, Sociología, Químicas o Biología y después de hacer un curso de 200 horas o de muchas menos han buscado trabajo en Informática. Y por el contrario, gente que ha estudiado Informática, está en el paro. No es justo. ¿O es que nosotros nos ponemos a ejercer la abogacía cuando no encontramos trabajo en Informática?”, comenta. Algo con lo que Antonia Geijo está completamente de acuerdo, confirmando que esta profesión tiene demasiados “no informáticos” trabajando en ella. Personas que, habiendo estudiado cualquier otra cosa, en los años 2000 debido a la fuerte demanda y a través de un pequeño curso, se instalaron y hoy en día se mantiene con todo lo que ello supone. “Todo esto ha supuesto códigos pésimos y deficientes. Si cuando vamos a un hospital nos atiende un médico... ¿Por qué hay tanta usurpación en esta profesión?”, pregunta. Por supuesto, habrá grandes programadores sin una carrera en informática detrás, pero la opinión generalizada de las personas con más de 25 años de profesión no es demasiado positiva acerca de su intrusión en el mercado laboral de la programación. En Genbeta De la cultura del 996 de las startups chinas a los programadores workaholic Vistas al paraje futuro de la programación: ¿automatización? Si bien desde hace unos años atrás esta profesión tiene ciertos tintes de “masiva”, tal y como asegura Paloma González, lo cierto es que es un mercado en el que cabe la posibilidad de que determinados perfiles desaparezcan en el medio y largo plazo para ser sustituidos por máquinas La programación cada vez evoluciona más deprisa. Con la aparición de los Smartphone, los Smartwatch, las Tablet y los Sistemas Operativos Android e IOS, la programación se está volcando en los dispositivos móviles, en detrimento de los PC. “Si tenemos en cuenta las herramientas que facilitan la programación como las RAD (Rapid Application Development), que ya hacen una parte del trabajo, y los avances en Inteligencia Artificial… podría darse el caso de que en un futuro, determinados perfiles desaparezcan y sean sustituidos por máquinas que hagan ese trabajo”, observa el programador de Implemental Systems, García – Marugán. Sabemos que es difícil de prever una mirada al largo plazo, ya que en este sector lo que hoy está de moda mañana está obsoleto. Imágenes | david89, elentir, daquellamanera, wipleybraisins, dskley También te recomendamos Ética y desarrollo software: el debate de si hace falta un juramento hipocrático para programadores 30 años de 'Navy Moves', cuando Dinamic hizo el mejor juego del año del mundo entero Los programadores aman Rust, quieren aprender Python, ganan dinero con Clojure y (muchos) escuchan heavy metal - La noticia Soy programador y tengo 50 años fue publicada originalmente en Xataka por Vanesa Matesanz .

Leer más »

El día después del Apocalipsis: así fueron, minuto a minuto, las primeras 24 horas tras el asteroide que acabó con los dinosaurios

425.000 millones de toneladas de dióxido de carbono, 300.000 millones de toneladas de azufre y un larguísimo invierno que acabó con tres cuartas partes de las especies vivas de animales y plantas desaparecidas. Y es que, si hemos de escoger un solo día para ejemplificar lo que sería el Apocalipsis, la mayoría de nosotros escogeríamos ese día. Cuando hace 66 millones de años un asteroide impactó la Tierra liberando una energía equivalente a 10.000 millones de bombas de Hiroshima. Ahora, el análisis de un cilindro de roca extraído del borde del cráter que provocó ese meteorito ha permitido que un grupo de investigadores pueda reconstruir minuto a minuto lo que ocurrió justo después de aquel día que cambió todo. Así fue el fin de aquel mundo. Foto finish del fin del mundo Y el principio de otro. De hecho, el trabajo de los investigadores se titula "Los primeros días del Cenozoico", el periodo geológico que se inició justo después de la extinción masiva del Cretácico que provocó el asteroide. Aquello fue un verdadero reseteo de la vida en la Tierra. En Xataka 300.000 millones de toneladas de azufre y un invierno desesperado: así fue el asteroide que acabó con los dinosaurios Para averiguar qué pasó tras el impacto, un equipo de investigadores realizó catas geológicas en el borde del cráter de Chicxulub, al noroeste del Yucatán (México). El equipo extrajo cilindros de roca que se encontraban a más de un kilómetro bajo el lecho del Golfo. Durante estos años, partidos en trozos, los han analizado minuciosamente. Y lo que llama la atención es lo rápido que se lleno aquel enorme vacío. Según explican los investigadores en los primeros minutos tras el impacto, mientras el tsunami que llegaría hasta los Grandes Lagos estaba aún fraguándose, el cráter se rellenó de 40 ó 50 metros de roca fundida y fragmentaria. A la hora, ya se había formado una capa de 10 metros de vidrio y suevita; un par de horas más tarde bastaron para acumular 80 metros de sedimentos y, antes de que acabara el día, el agua volvió arrastrando todo lo que encontraba a su paso (incluido muchísimo material orgánico). Me fascina la idea de que, 24 horas después de aquel infierno, la estampa final pudiera ser sencillamente la de un mar en relativa calma. No fue exactamente así porque la fisionomía del mundo cambio radicalmente y quedaba mucho por reajustar. Pero sorprende la velocidad con la que un evento imprevisto puede cambiar la historia de la Tierra. La ciencia, sin lugar a dudas, nos da imágenes terriblemente bellas. Imagen | NASA, ESA, M.A. Garlick (space-art.co.uk), University of Warwick, and University of Cambridge También te recomendamos Jack Horner, el paleontólogo que sueña con caminar entre dinosaurios La suave lluvia que mató a más de 200 renos en un archipiélago al norte de Noruega “La posibilidad de crear un dinosaurio existe ahora mismo”: los científicos se preguntan cómo gestionar un futuro así - La noticia El día después del Apocalipsis: así fueron, minuto a minuto, las primeras 24 horas tras el asteroide que acabó con los dinosaurios fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .

Leer más »

Fondos de pantalla en tiempos del 3310, los logos que podías instalar en tu móvil pagando 2 o 3 euros

Imagínate un mundo en el que todo a lo que puedes aspirar a la hora de recibir imágenes en el móvil es a dibujos en ASCII y logos de 14 x 72 píxeles. Y no sólo eso, sino que para poder tenerlos tenías que gastarte dinero en enviar un SMS. Así de dura era la vida del joven moderno amante de los móviles a principios de la década pasada. Mucho antes de que pudieses mandar fotos a través de WhatsApp, mucho mucho antes, existían servicios que se hacían millonarios ofreciéndote este tipo de servicios. Lo petaban en la tele con los tonos polifónicos, pero también ofrecían otras personalizaciones como logos e imágenes. Pero más allá de las empresas detrás de los servicios, ¿cómo eran este tipo de logotipos? A día de hoy, poder acceder a las páginas que ofrecían estos servicios es casi imposible, y desde luego que no tengo en casa ninguna de las revistas donde también se promocionaban a veces. Pero gracias a la magia de Watback Machine hemos podido acceder a las viejas galerías de GSMSpain o Movilisto, donde hemos podido recordar cómo funcionaba todo esto. A los que ya tenemos unos años recordar estos servicios nos traerá cierta nostalgia, mientras que a los que son algo más jóvenes les parecerá que han pasado mil años. Pero ese pequeño logo pixelado con una frase "cool" que aparecía al encender el móvil o ese dibujo ASCII que nos llegaba por SMS tenían un encanto especial. En Xataka Qué fue de todas las empresas que se "forraron" con los politonos Envía LOGO al número... A principios de la década de los 2000 los móviles no tenían fondos de pantalla, no podías poner imágenes a todo color en un viejo Nokia 3310. La alternativa eran los logos que te tenías que descargar para instalarlos, y había varios tipos con diferentes características y tamaños que podías conseguir. Por una parte estaban los logos de inicio, que eran los que aparecían sólo momentáneamente en el tiempo que transcurría entre que encendías el móvil y encontrabas cobertura. Eran grandes, de 48 x 84 píxeles. Luego tenías las estrellas de los móviles, los logos de operador que se ponían de fondo de pantalla. Reemplazaban a los de los operadores, y tenían un tamaño de 14 x 72 píxeles. Y por último, con la misma medida tenías los logos asociados a números de teléfono. En las instrucciones queda todo claro. Los logos eran compatibles con móviles como los Nokia 3210, 3310 y varias docenas de otros modelos pasando por 8810 o 9110. También con algunos Alcatel como el 310, 311, 511 o 825, así como un puñado de modelos de TRIUM y los Siemens desde el ME45 hasta el A50, pasando por el C45 o A 36. A la hora de descargarte estos logos, tenías dos alternativas diferentes. Por una parte, podías enviar un SMS con la palabra LOGO seguida del código concreto del logotipo que querías descargar. Y si lo preferías, también podías llamar a un número de teléfono y seguir las instrucciones hasta poder introducir el código numérico del logotipo que querías. Estas dos opciones podían tener tipos de código y palabras clave totalmente diferentes. Y claro, luego estaban las temáticas, porque uno no ofrece estos servicios para bajar logos si no es con un amplio catálogo. Aunque parezca mentira, en estos minúsculos tamaños en dos colores cabía de todo, desde logotipos relacionados con videojuegos hasta los de humor, marcas, nombres, operadores, animales o incluso sexuales. Todo lo que quisieras, ahí lo tenías. Y en cuanto a los precios, todo dependía del año que fuera y el método utilizado. Pero no eran baratos. En el 2002, conseguir un logo mediante una llamada te salía por 102 pesetas o 112 pts el minuto mas iva, aunque podía cambiar dependiendo del operador. En 2004 andaban en torno a 1,06 euros el minuto llamando desde fijo, o 1,3 euros el minuto desde móvil. Los SMS podían costar hasta 0,9 euros cada uno, y para los logos podrías tener que mandar al menos dos diferentes. Por lo tanto, ya no sólo tenías que conformarte con unos logos pixelados en blanco y negro bastante limitados. También tenías que gastarte un mínimo de dos euros por cada uno de ellos, y si luego querías cambiarlo perdías el que tenías y lo cambiabas por otro que te comprabas. En Xataka Así se repartía el mercado de los móviles hace 20 años: grandes marcas de ayer, impactos en la industria y supervivientes El sistema para instalarlo era bastante sencillo. Los logos te llegaban por SMS, y al recibirlo el móvil ya te indicaba que habías recibido, por ejemplo, un logotipo de operador. Tenías tres opciones, guardarlo, mostrarlo y borrarlo. Primero podías pulsar el botón Mostrar, y si te gustaba entonces pulsabas en Guardar y se quedaba en tu móvil al instante. Y ya está, ya tienes tu nuevo fondo de pantalla a dos colores por apenas 2 o 3 euros. Ni que decir tiene que este no era ningún tipo de fenómeno aislado, ya que pegó fuerte en todo el mundo. Había muchas páginas en las que se te ofrecían tonos de llamada de tus canciones favoritas, y todo tipo de logos con los que sorprender y personalizar tu móvil. Además, los más hábiles encontraban formas para almacenar estos logos en el ordenador paran o perder lo invertido. E incluso había formas de instalarlos a mano en el móvil con sistemas operativos como Symbian. Estos métodos podían quedar un poco más lejos de los usuarios más básicos, pero conectando el móvil al ordenador todo era posible. Incluso, tal y como nos decís en los comentarios, había portales como el Club Nokia donde te daban facilidades para crearte tus propios logos a mano e instalarlos gratis. También había sitio para el arte ASCII Los móviles de principios de los 2000 no se limitaban a poder instalar logotipos de fondo de pantalla, también tenías los dibujos por SMS. Se trataba de imágenes compuestas por código ASCII que ocupaban toda la pantalla del móvil. Eran demasiado grandes para tenerlas de logotipo en el fondo de pantalla, pero podías mirarlas cuando quisieras y reenviárselas a otras personas. En un principio había varias maneras de poder obtenerlos. Por supuesto, en algunas páginas lo podías hacer mediante los correspondientes SMS a números concretos, pero también había otras que te daban el código para luego poder utilizarlo en algún servicio de enviarte SMS automáticamente para recibirlos. Una vez obtenías el SMS con el código ASCII que componía el dibujo, ya podías reenviarlo a quien quisieras sorprender. También te recomendamos Cuando el ASCII Art conquistó nuestras pantallas Hay quien está usando cajas de viejos 386 para construir sus PCs de última generación Once logos relacionados con la tecnología a lo largo de su historia: así han cambiado - La noticia Fondos de pantalla en tiempos del 3310, los logos que podías instalar en tu móvil pagando 2 o 3 euros fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Leer más »