Inicio / Tecno

Tecno

Tecnología en Gral

Moto G6 y G6 Plus vs Xiaomi Note 5 Pro vs Huawei P20 Lite y los mejores gama media de menos de 350 euros

Lejos de los focos y alabanzas de la gama alta, Lenovo ha presentado sus nuevos Moto G6 y G6 Plus, smartphones que aúnan diseño, grandes prestaciones y sobre todo un precio que rondando los 300 euros se encuentra en el mercado con una potente competencia: la gama media. Comparamos los nuevos Moto G6 y G6 Plus con grandes pesos pesados como los recientes Huawei P20 Lite, el Xiaomi Note 5 Pro, Nokia 6 y las apuestas de Sony, BQ, Samsung y LG dentro de esta gama que ante todo presume de relación calidad/precio. Los mejores smartphones de menos de 350 euros: comparativa Dependiendo de la configuración que se escoja, habitualmente en relación con la cantidad de memoria interna y RAM, la gama media más relevante y de nivel en estos momentos la conforman, por debajo de los 350 euros, los siguientes terminales que pasaremos a comparar con detalle frente a los nuevos Moto G6 y Moto G6 Plus. En algunos modelos, según ofertas y disponibilidad, los precios sugeridos pueden variar. Huawei P20 Lite Xiaomi Note 5 Pro Nokia 6 BQ Aquaris X LG Q6 Plus Samsung Galaxy A8 Sony Xperia XA2 Pantalla completa y sin marcos para destacar Con mayor o menor acierto, incluso en la gama media más clásica, la tendencia a reducir al máximo los marcos es lo que se lleva. Más allá del nivel estético, ese formato alrededor del 18:9 permite manejarnos con diagonales por encima de las 5,5 pulgadas de una manera cómoda. En la gama media que estamos comparando, los nuevos Moto G6 se lanzan de lleno alrededor de las 6 pulgadas, y lo hacen con unas dimensiones que no destacan entre la competencia, donde el trabajo del Huawei P20 Lite es fantástico, siendo el terminal, junto con LG Q6 Plus, que mejores dimensiones ofrecen en relación con su diagonal de pantalla, especialmente en su peso, muy reducido. La penalización de los Moto G6 a nivel de dimensiones tiene mucho que ver con el peso (ahora tienen acabado de cristal) y con la altura. Esto es así porque son ya esos Motorola los únicos que mantienen el sensor de huellas dactilares en el frontal. Pantalla Tecnología Resolución Altura Anchura Grosor Peso Moto G6 5,7 IPS FullHD+ 153,8 72,3 8,3 167 gr Moto G6 Plus 5,9 IPS FullHD+ 160 75,5 8 167 gr Huawei P20 Lite 5,84 IPS FullHD+ 148,6 71,2 7,4 146 gr Xiaomi Note 5 Pro 5,99 IPS FullHD+ 158,6 75,4 8 180 gr Nokia 6 5,5 IPS FullHD 148,8 75,8 8,6 172 gr BQ Aquaris X 5,2 IPS FullHD 146,5 72,7 7,9 153 gr LG Q6 Plus 5,5 IPS FullHD+ 142,5 69,3 8,1 149 gr Samsung Galaxy A8 5,6 AMOLED FullHD+ 149,2 70,6 8,4 169 gr Sony Xperia XA2 5,2 IPS FullHD 142 70 9,7 171 gr Respecto a la calidad de la pantalla, a priori todos prometen. La tecnología dominante es IPS salvo por el Galaxy A8 que destaca con su panel AMOLED (pero también precio de partida más alto de todos), y a nivel de resolución, no hay nada con menos resolución que la FullHD. La gama media no tiene mucho que envidiar en especificaciones brutas Si en pantalla no hay mucha diferencia entre la gama media que estamos comparando, no ocurre lo mismo con el interior. Aquí manda la posibilidad de elección de diferentes configuraciones en muchos de los modelos, que cuentan casi en todos los casos con al menos 4 GB de memoria RAM y una cantidad de memoria interna que de media está en 64 GB. El Moto G6 Plus, con su posibilidad de hasta 6 GB de RAM y una memoria interna que solo puede ser de 128 GB, destaca sobre los demás junto con la excelente ficha técnica para su precio del Xiaomi Note 5 Pro, que llegará en breve a muchos más mercados que los actuales. Procesador Memoria RAM Memoria interna OS Batería Moto G6 Snapdragon 450 3/4 GB 32/64 GB (+microSD) Android 8.0 3000 mAh Moto G6 Plus Snapdragon 630 4/6 GB 128 GB (+microSD) Android 8.0 3200 mAh Huawei P20 Lite Kirin 659 4 GB 64 GB (+microSD) Android 8.0 3000 mAh Xiaomi Note 5 Pro Snapdragon 636 4/6 GB 64 GB Android 7.1 4000 mAh Nokia 6 Snapdragon 630 4 GB 32/64 GB Android 7.1 3000 mAh BQ Aquaris X Snapdragon 626 3/4 GB 64 GB Android 7.1 3100 mAh LG Q6 Plus Snapdragon 435 4 GB 64 GB Android 7.1 3000 mAh Samsung Galaxy A8 Exynos 7885 4 GB 32 GB (+microSD) Android 7.1 3050 mAh Sony Xperia XA2 Snapdragon 630 3 GB 32 GB (+microSD) Android 7.1 3300 mAh Más igualdad hay en la capacidad de batería. Los 3000 mAh de media solo los supera con creces el modelo de Xiaomi, que con sus 4000 mAh refuerza la idea de ser globalmente el más completo en relación calidad/precio de esta comparativa. Fotografía que sube de nivel Aún con la diferencia de calidad que existe todavía entre las cámaras de los teléfonos franquicia y el resto de gamas, la gama media a la que llegan el Moto G6 y G6 Plus ya incluye modelos de un alto nivel fotográfico en muchos aspectos. Éste es el apartado donde más diferencias vamos a encontrar. Los compararemos como merecen a pie de calle, pero ya por las fichas técnicas podemos empezar a ver algunas diferencias significativas. Por ejemplo las cámaras dobles, que se adueñan de esta gama con combinaciones que no son tan efectivas como en la gama alta pero que convencerán a muchos usuarios. Con esa configuración tenemos ya a los nuevos Moto G6, el Huawei P20 Lite y el Xiaomi Note 5 Pro, que a poco que repita el rendimiento del Mi A1, se pondrá muy serio (también) en este apartado. Del resto de terminales destacamos ya cosas particulares: la resolución del sensor del modelo de Sony o el buen rendimiento del único sensor del Galaxy A8 (y su doble cámara secundaria). Cámara Principal Cámara secundaria Precio Moto G6 12+5 MP (f1.8) 8 MP 249 euros Moto G6 Plus 12+5 MP (f1.7 Dual Pixel) Vídeo 4K 8 MP 299 euros Huawei P20 Lite 16+2 MP (f2.2) 16 MP 350 euros Xiaomi Note 5 Pro 12+5 MP (f2.0 y f2.0) 20 MP 280 euros Nokia 6 16 MP (f2.0) 8 MP 279 euros BQ Aquaris X 16 MP (f2.0) Vídeo 4K 8 MP 251 euros LG Q6 Plus 13 MP 5 MP 321 euros Samsung Galaxy A8 16 MP (f1.7) 16+8 MP (f1.9) 318 euros Sony Xperia XA2 23 MP 8 MP 329 euros ¿Y el precio? Pues en los modelos más modestos del G6 y G6 Plus vuelve a repetirse la buena predisposición en relación calidad/precio, con el extra siempre interesante de su versión de Android, pero sin olvidar que ahí está Xiaomi con un nuevo modelo que, cuando se venda de manera directa en España y otros mercados, volverá a ser complicado de batir. Por menos de 350 euros, ¿con cuál os quedaríais vosotros? También te recomendamos Moto G6 Play, Moto E5, Moto E5 Play y Moto E5 Plus: así es la gama de entrada más asequible de Lenovo Xiaomi Mi Mix 2S frente al iPhone X: Xiaomi pedía a gritos la comparativa completa Así es como podemos aguantar hasta el final en PUBG y cenar pollo - La noticia Moto G6 y G6 Plus vs Xiaomi Note 5 Pro vs Huawei P20 Lite y los mejores gama media de menos de 350 euros fue publicada originalmente en Xataka por Javier Penalva .

Leer más »

Lo mejor de ‘Silicon Valley’ es que las fases de una startup se parecen a lo que cuentan. Lo peor también es eso

Reconozco que una de mis series de TV favoritas es 'Silicon Valley' de HBO. Uno de los motivos es simple, llevo trabajando alrededor de 4 años con startups y la serie representa, en cierta medida, una válvula de escape que satiriza el sector en el que trabajo. Sin embargo, dentro de la sátira y la comedia, esta serie (que acaba de arrancar su temporada 5) es también un interesante espejo que muestra las realidades de las startups y el ecosistema emprendedor de Silicon Valley. Dicho de otra forma, hay mucha verdad en la serie aunque esté enmascarada con la comedia, la exageración y la sátira. De hecho, si miramos con ojo crítico la serie, podemos llevarnos algunos aprendizajes sobre la realidad de una startup y las fases por las que pasa una compañía. Las fases por las que pasa una startup En las cuatro temporadas de serie, hemos podido observar cómo El Flautista (Pied Piper) pasa de ser una "idea" a convertirse en una empresa con inversores, a ganar un premio en un evento de TechCrunch, a enfrentarse a litigios con gigantes de Internet (Hooli, esa empresa ficticia con cierto sabor a Google), entrar en contacto con sus primeros clientes e, incluso, cambiar por completo su negocio (y pivotar). Los protagonistas de la serie 'Silicon Valley' han pasado por todas las fases (y tropiezos) por las que pasan las startups: desarrollo de un MVP, pivotes, problemas con inversores, proyectos secundarios, cambios en el modelo de negocio... Básicamente, es la evolución normal de cualquier compañía: detectar una oportunidad de negocio, idear una solución para el problema detectado, validar la solución, captar clientes, hacer crecer y escalar el negocio y adaptarse a los cambios del mercado. Un "camino" lógico, casi de manual, que no es sencillo y que no todas las empresas consiguen porque fallan en sus hipótesis de partida, fallan en su ejecución, no crecen al ritmo requerido o, directamente, mueren por problemas organizativos... Si somos un poco académicos, el ciclo de vida de una startup desde el punto de vista del flujo de caja (cash-flow) y los hitos del negocio sería el siguiente: Ciclo de financiación de una startup, desde su arranque hasta salir a bolsa pasando por rondas de inversión con business angels y fondos de capital riesgo. Aún nos quedan fases que ver en la serie 'Silicon Valley'. Imagen: StartupXplore ¿El flujo de caja o cash-flow? Es bastante normal analizar las empresas desde esta perspectiva. Básicamente, el flujo de caja es la diferencia entre el dinero que entra en la empresa y el que sale. En una empresa que nace, todo son gastos y, por tanto, se consume dinero así que el flujo de caja negativo y siempre decreciente. Cuando la empresa empieza a vender su producto o servicio a los clientes, comienzan a llegar ingresos y, por tanto, se cambiará la tendencia del flujo de caja. Como decíamos, toda empresa nace con una idea o, mejor dicho, la detección de un problema sin resolver (o muy mal resuelto) que se puede convertir en una oportunidad de negocio. Con este problema en el horizonte, el equipo debe desarrollar un producto (o un servicio) capaz de resolverlo y, para ello, se invierte tiempo y dinero (por eso lo llaman "valle de la muerte" porque se requiere tiempo y dinero para "atravesar el desierto" del desarrollo del producto). Detalle del "Valle de la muerte" de una startup y las fases iniciales por las que pasa el negocio. El punto de inflexión que marca el cambio de tendencia en el flujo de caja es el inicio de las ventas de la empresa, empiezan a llegar los clientes y se valida el negocio. Imagen: Startup.co Este primer producto, que se suele conocer como producto mínimo viable (MVP), es lo que lanzamos al mercado para recoger el feedback de los clientes y seguir avanzando o replantear las cosas (pivotar). Si seguimos avanzando, necesitaremos más recursos y se buscará inversión además de ampliar la actividad comercial y el negocio seguirá creciendo (y también el equipo) y, posiblemente, se necesite más dinero y abrir nuevas rondas... Una empresa que factura y tiene clientes no tiene por qué tener un flujo de caja positivo si, por ejemplo, sus gastos están por encima de sus ingresos. Tesla es una empresa con clientes y su flujo de caja es negativo y hay muchas empresas que andan lejos del "punto de equilibrio" (o break even point), cuando sus ingresos y sus gastos se igualan y, a partir de ahí, el cash-flow empieza a ser positivo. Toda esta teoría sobre empresas y su evolución es totalmente reconocible en 'Silicon Valley' y podemos verlo muy bien a través de la historia de El Flautista. La evolución de Pied Piper desde el punto de vista del negocio Pied Piper, también conocida como El Flautista, es una idea que nace en la incubadora de Erlich Bachman de la mano del protagonista de la serie, Richard Hendriks. El protagonista es un desarrollador que trabaja en Hooli y, en su tiempo libre, detecta un problema mal resuelto: la compresión de archivos de audio. Construyendo un MVP La primera temporada de la serie, desde la perspectiva del negocio y el producto, nos muestra el desarrollo del producto mínimo viable y su validación en el evento de TechCrunch. En este evento pasan cosas muy interesantes, por un lado, Jared (uno de mis personajes favoritos) introduce el concepto de validación y la necesidad de pivotar el negocio en el caso de no ser capaces de desarrollar la prueba de concepto del algoritmo. Pero la prueba funcionó, ganan el concurso de TechCrunch y la tecnología de El Flautista se puede dar por validada. Por tanto, la compañía parece que cruza con cierto éxito el famoso "valle de la muerte" y tiene un producto que se podría comercializar. En busca de los primeros clientes Tras la prueba de concepto mostrada en TechCrunch (ese primer MVP), los protagonistas de la serie necesitan a esos primeros clientes reales para comenzar a facturar y, además, mostrar que tienen el market-fit necesario para afirmar que tienen un negocio. ¿Dónde aplicar un algoritmo de compresión? ¿Cuáles son los clientes potenciales de un producto así? Imagen: HBO ¿Dónde encontrar un primer cliente que confíe en un producto nuevo? Esta pregunta lleva a los protagonistas de la serie a buscar clientes que necesiten compresión de vídeo y, claro está, la pornografía es una proporción muy grande del tráfico de Internet así que había que buscar un primer piloto. Un cliente real que use el servicio y pague por él es el punto de inflexión que busca una startup para demostrar que tiene mercado y que comienza a salir de su "valle de la muerte". Para los protagonistas de la serie, un primer cliente con necesidad de compresión de datos y ahorro de ancho de banda es la pornografía y, precisamente, es un sector que ocupa el 37% del tráfico de Internet. Vender, vender y vender El final de la segunda temporada nos dejó dos imágenes en la retina. Por un lado, El Flautista había conseguido miles de usuarios en su (fallida) retransmisión por vídeo de alta calidad del nacimiento de unos huevos de cóndor y, a pesar de este éxito, el cese de Richard como CEO. El consejo de administración de El Flautista buscaba un nuevo aire para la compañía y, el nuevo CEO, cambia el modelo de negocio por completo. Pasan de ser una empresa B2C (foco en el cliente final) a ser una empresa B2B (foco en vender a otras empresas); un cambio que es habitual en startups porque pasas de invertir en marketing a gestionar equipos de ventas y, precisamente, ese el cambio que sufre Pied Piper. De hecho, no es el único cambio que vive la compañía. El nuevo CEO lanza otro mensaje de impacto, el "producto" de El Flautista no es su algoritmo, es el valor de sus acciones y, por tanto, el rumbo será el de maximizar el valor de la empresa. ¿Cómo conseguirlo? Vendiendo un producto para empresas: The Box. Básicamente, los inversores habían hecho que la empresa perdiese su misión y su esencia pero, al final, Richard acaba volviendo como CEO y Pied Piper vuelve a convertirse en una plataforma que se lanza al mercado y alcanza 100.000 descargas en apenas 10 días. Sin embargo, las descargas no tienen valor si los usuarios no son "usuarios activos" y Jared acabará siendo presa del pánico y entrará en una práctica algo deshonesta: comprar usuarios falsos para aparentar unas métricas mucho mejores de lo que son (y tendrá un efecto muy negativo para los inversores). Pivotar con un side-project Con Pied Piper hundiéndose como plataforma, el equipo de esta loca startup ve en un proyecto interno una nueva oportunidad de negocio. Dinesh había desarrollado internamente un chat de vídeo que se convertirá en el nuevo producto de la compañía. El negocio cambia y pivota hacia PiperChat. Pied Piper ya no ofrece una plataforma de compresión, ofrece una aplicación de chat de vídeo que es muy superior en prestaciones al resto de apps del mercado y, además, suscita rápidamente el interés entre los usuarios. Este tipo de pivotes son habituales y forman parte del proceso de búsqueda del market-fit de muchas startups; sin embargo, para los protagonistas de la serie, su mala reputación "hinchando las métricas" les cerrará puertas cara a inversores (la inversión es una cuestión de confianza en el equipo promotor). Fases por las que atraviesa una startup y su correlación con las aventuras de Pied Pier, la startup de los protagonistas de la serie 'Silicon Valley'. Raviga Capital es la empresa de capital-riesgo fundada por Peter Gregory, primer inversor de la compañía. Russ Hanneman es el segundo inversor, el más canalla. Intersite es la empresa de pornografía que aspiran sea su primer cliente. El nuevo logo de Pied Piper simboliza la retransmisión (fallida) del nacimiento de polluelos del nido de cóndor. The Box es el servidor y PiperChat el servicio de chat de vídeo que lanzan como side-project La evolución en la gestión de una startup según 'Silicon Valley' Además de analizar las aventuras de los protagonistas de 'Silicon Valley' a través del negocio de El Flautista, también podemos aprender algunos detalles interesantes sobre la gestión de una startup y, por supuesto, de la evolución de la misma (incluyendo la profesionalización). Cuando la serie arranca, Richard es un empleado de Hooli y tiene que decidir si da el salto y se dedica a tiempo completo a desarrollar Pied Piper o bien lo compatibiliza con su trabajo en Hooli. Opta por lo primero pero le cuesta un disgusto por las condiciones de su contrato con Hooli (que le reclama que el algoritmo lo creó siendo empleado y, por tanto, le pertenece a su empleador). Además, Richard está alojado en una incubadora que, a cambio de su "cuestionable apoyo", le obliga a ceder parte de la propiedad del negocio que genere. Básicamente, Erlich Bachman adquiere un importante paquete de acciones, simplemente, por ser el propietario de la incubadora/casa en la que trabaja/vive Richard. Al empezar a funcionar como empresa, el equipo también se tiene que reorganizar y aquí Jared también ofrece una interesante lección: aplicar scrum y evitar los solapes de tareas entre los programadores. Los inversores también tienen un rol interesante en El Flautista. Peter Gregory, primer inversor en El Flautista, tiene un rol de inversor ángel que asesora a la compañía en sus primeros pasos desde el fondo Raviga Capital. El "inversor canalla" de Russ Hanneman intenta influir para su beneficio pero, con su entrada, podemos ver la implantación de un consejo de administración para gobernar las decisiones estratégicas de la compañía. De hecho, es este consejo de administración el que termina cesando a Richard como CEO y nombrando un CEO profesional, Jack Barker. Richard, el fundador de la compañía, es relegado al puesto de CTO por decisión de sus inversores (que son los que gobiernan la compañía desde el consejo de administración). Tras la salida de Barker, Richard vuelve de nuevo a ser CEO de Pied Piper, la compañía crea un nuevo producto (PiperChat) a raíz de un proyecto interno, Richard se marcha y se nombra a un "hombre de la casa" como nuevo CEO. El futuro pasa por volver al principio... ¿Y qué esperamos ver en el futuro? Básicamente, el final de la temporada 4 nos ha llevado al inicio. El algoritmo de Richard sigue siendo ese producto-hilo conductor que guía la trama y la nueva aplicación de El Flautista aspira a "cambiar para siempre Internet". Tras lanzar su primer MVP, pivotar, lanzar un side-project y, prácticamente, volver al inicio; uno espera que en 'Silicon Valley' comencemos a ver una empresa que escala rápidamente y se implanta de manera masiva en el mercado. ¿Qué nos falta ver? Echamos en falta nuevas rondas de financiación, crecimiento exponencial de usuarios y, por supuesto, una hipotética salida a bolsa (que sería el gran final para la evolución de esta startup de ficción). Sin duda, además de pasar un buen rato, con Silicon Valley se puede aprender un poco sobre negocios digitales y gobierno corporativo. También te recomendamos Así es como podemos aguantar hasta el final en PUBG y cenar pollo 'Juego de Tronos', detrás de las cámaras: así se rodó ESA espectacular escena del último capítulo Las pequeñas y fugaces genialidades que esconden las cinco secuencias de apertura de 'Silicon Valley' - La noticia Lo mejor de 'Silicon Valley' es que las fases de una startup se parecen a lo que cuentan. Lo peor también es eso fue publicada originalmente en Xataka por Juan Jesús Velasco .

Leer más »

Apple tiene un nuevo robot, se llama ‘Daisy’ y su trabajo es destruir 200 iPhone por hora

Parece que el pobre 'Liam' necesitaba ayuda, ya que tras dos años de dedicarse a desarmar iPhone para reciclar algunas de sus piezas, está llegando una nueva compañera. Su nombre es 'Daisy' y hará lo mismo que 'Liam' pero a una mayor velocidad. Apple está aprovechando que el próximo 22 de abril es el Día de Tierra y hoy están dando a conocer su nuevo robot de reciclaje de iPhone, el cual aseguran que será capaz de desmontar hasta 200 dispositivos por hora, para así poder aprovechar algunos de sus componentes en nuevos dispositivos. Hola Daisy, hola automatización Según Apple, Daisy es las sucesora de Liam, por lo que al parecer el primer robot ha dejado de existir, ya que en el comunicado mencionan que "Daisy fue desarrollada internamente por ingenieros de Apple, utilizando algunas de las piezas de Liam". Así que Apple seguirá teniendo solo un robot para las tareas de reciclaje de iPhone. Daisy es un robot industrial equipado con más de 20 brazos independientes que se encargan de desmontar hasta nueve versiones de iPhone, clasifica todos los componentes y separa los que se podrán reutilizar. Como mencionaba, Daisy hace este trabajo a un ritmo de 200 iPhone por hora, mientras que Liam podía llegar sólo a 60 cada hora. Según Apple, Daisy desmonta un promedio de 3,3 iPhone por minuto, mientras que Liam sólo podía desmontar un iPhone cada 62 segundos. Para hacernos una idea, antes de la llegada de este tipo de robots, un ser humano tardaba 7 minutos en promedio en desmontar un iPhone. Adicional a esto, Apple está presentando el programa GiveBack, que forma parte del programa de reciclaje de la empresa. Con éste se busca que los actuales clientes de un iPhone en Estados Unidos vayan a una Apple Store antes del 30 de abril, y entreguen su dispositivo a cambio de un crédito para adquirir uno nuevo, mientras que Apple hará una donación a 'Conservation International', una organización ambiental sin fines de lucro con sede en Virginia. Por el momento, no hay información de que esté programa vaya a llegar a otras regiones del mundo. También te recomendamos Un edificio con pista de esquí, procesamiento de residuos y que echa aros de vapor: así quieren atraer al turismo en Copenhagen La voracidad de esta enzima 'mutante' puede ser la solución a nuestros problemas con el plástico Así es como podemos aguantar hasta el final en PUBG y cenar pollo - La noticia Apple tiene un nuevo robot, se llama 'Daisy' y su trabajo es destruir 200 iPhone por hora fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Leer más »

SNK tiene lista una nueva consola Neo-Geo para sumarse a la fiebre retro, y de paso celebrar sus 40 años

SNK, la mítica compañía de Osaka está de regreso, y lo hace en el momento justo para subirse a la ola de nostalgia que nos invade ahora mismo. Sólo basta ver lo que ha hecho Nintendo, con su NES y SNES minis, así como Sega con la nueva Mega Drive Mini, así como Atari y su próxima consola o su recién lanzada consola mini. Como vemos, esto aún no termina. En el marco de los 40 años de SNK, la compañía acaba de soltar una tremenda bomba, ya que están confirmando que llegará una nueva Neo-Geo, lo que no sabemos es cómo. Y es que podría tratarse de una consola mini, que tendría todo el sentido del mundo, o tal vez una pequeña máquina arcade, que es por donde van todas las apuestas debido a la imagen que abre este post y que forma parte del anuncio en Twitter. 今年、SNKブランドは40周年を迎えます。『KOF』『餓狼伝説』『サムスピ』『メタスラ』など、SNKの作品を支持して頂いているファンの皆様への感謝の気持ちを込め、NEOGEOの人気タイトルを収録した新しいゲーム機が登場します!ご期待ください。The Future is Now! #SNK #SNK40th #NEOGEO #ネオジオ pic.twitter.com/zxXK5QQ8D2— SNK JAPAN (@SNKPofficial_jp) 19 de abril de 2018 "Este año, la marca SNK celebra su 40 aniversario. En agradecimiento a los fans que han apoyado los títulos de SNK, incluyendo 'The King of Fighters', 'Fatal Fury', 'Samurai Shodown' y 'Metal Slug', presentamos una nueva máquina de juego que reunirá los populares títulos de Neo Geo. Por favor, espere con ilusión. The Future is Now!" La increíble Neo-Geo regresa de entre las cenizas Tal y como se puede leer en tweet, SNK está preparado una "nueva máquina de juego" de la Neo-Geo, la cual apunta a estar repleta de esos clásicos de los videojuegos que ahora forman parte de la historia. Lo interesante aquí será conocer bajo qué formato y con qué características. Como mencionaba, las apuestas son hacia una máquina arcade, pero al ver que estaría limitada por la pantalla y el tamaño, algunos creen que se trata de famoso mando con joystick de la Neo-Geo convertido en consola. Esto último tendría mucho sentido ya que el tamaño de este mando permitiría tener todos los componentes en un sólo sitio, además de que por años se trató de un sello distintivo de la consola. La Neo-Geo dejó de producirse en 1990, y a pesar de que en 2012 salió una versión portátil nunca fue lo mismo. Para quienes no lo sepan, la Neo-Geo fue la consola casera más cara de la historia, y esto se debía a que SNK decidió apostar por un camino distinto al que Nintendo y Sega habían elegido, y esto porque la Neo-Geo incorporaba la misma tecnología que las arcades. Ahora sólo nos queda esperar y conocer todos los detalles de esta nueva Neo-Geo, donde el precio será determinante para convertirla en una buena opción en el mercado, y dirigirse a ese usuario que está ávido de nostalgia y de revivir esos momentos que pasó frente aquellos videojuegos. En Xataka | La nostalgia está de moda, y tiene todo el sentido (económico y emocional) del mundo En Vida Extra | SNK celebrará su 40º aniversario en Switch con un recopilatorio de tirada limitada. Estos son los juegos confirmados También te recomendamos Una portátil Neo Geo que no esperábamos Así es como podemos aguantar hasta el final en PUBG y cenar pollo NeoGeo X llegará en los próximos meses - La noticia SNK tiene lista una nueva consola Neo-Geo para sumarse a la fiebre retro, y de paso celebrar sus 40 años fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Leer más »

Netflix está considerando comprar salas de cine para proyectar sus propias películas, y tendría todo el sentido del mundo

Netflix ha dado varios golpes en la mesa al demostrar que las cosas se pueden hacer de forma diferente, romper paradigmas y dar un giro a la industria. Así lo demostró con la venta/alquiler de DVDs a domicilio; así lo hizo, y sigue haciendo, con su servicio de streaming y sus producciones originales; así lo demostró cuando decidió estrenar todos los capítulos de una serie el mismo día. Y parece que lo quiere volver a hacer, ahora comprando salas de cine. De acuerdo a un reporte de Los Angeles Times, Netflix estuvo negociando para adquirir las salas de la cadena Landmark Theatres, propiedad de Mark Cuban, pero debido al alto precio de venta decidieron retirar la oferta. Según Variety, Netflix no está interesada concretamente en Landmark, sino en adquirir un espacio propio para exhibir sus películas, algo que no le caería nada mal a Netflix ni a la industria cinematográfica. Cannes habría sido el detonante Si lo pensamos seriamente, este movimiento sería una estrategia magistral por parte de Netflix, ya que el no exhibir sus películas en salas de cine le quita la posibilidad de concursar por premios de prestigio, como el Oscar o la Palme d'Or en Cannes. De hecho, ahora mismo hay un duro enfrentamiento entre Cannes y Netflix, ya que el festival vetó las películas de la plataforma y quedarán excluidas de la selección competitiva este 2018. Sin embargo, Cannes le permite a Netflix llevar sus películas en categorías fuera del concurso, algo en lo que Netflix no está de acuerdo y ya han dicho que no se presentarán al festival tras el veto. Hay que recodar que lo anterior se desató el año pasado cuando 'The Meyerowitz Stories' y 'Okja' compitieron por la Palme d'Or ante las críticas, quejas y una fuerte polémica de distribuidores franceses, así como otros estudios y personalidades, quienes exigían que esas películas no podían participar al no haber sido proyectadas en una sala de cine. 'Cines Netflix', lo mejor que le podría pasar a la industria Por lo anterior, Netflix comprando salas de cine tendría todo el sentido del mundo, ya que sólo en 2017 gastó más de 8.000 millones en sus producciones originales, y para este 2018 ya adelantaron que estrenarían 80 películas de producción propia. Esto significa que Netflix tiene material, y de sobra, para exhibir en las salas. Con esto, Netflix estaría cumpliendo con el requisito de exhibición en salas, y así podría concursar por el Oscar y la Palme d'Or. Que ojo, no se trata del premio en sí, sino de la repercusión que trae ese premio, con lo que ganarían prestigio y como dijo Ted Sarandos en una entrevista: "Queremos que nuestras películas estén en un terreno justo como cualquier otro cineasta. Existe un riesgo en que nosotros actuemos de esta manera y que nuestras películas y cineastas reciban un trato irrespetuoso en el festival". Y eso es precisamente lo que quieren evitar. Pero lo más interesante tras la idea de un 'Cine Netflix' son las posibilidades, ya que la compañía podrá tener el control absoluto de la exhibición, es decir, no dependerá de las distribuidoras ni de los tiempos de las salas de cine, vamos, ni de las comisiones de taquilla o por la venta de alimentos. Netflix sería amo y señor de todo esto. Al tener una sala de cine, Netflix podría elegir no cobrar a los suscriptores de la plataforma, aquellos que deseen ver la película en pantalla grande, y no estaría limitado a largometrajes, ya que incluso se podrían hacer funciones especiales para algunas series. De hecho, el estreno de una película en la sala podría ocurrir el mismo día que se estrena en la plataforma VOD, y aquellos que no están suscritos al servicio podrían acceder al cine previo pago de la entrada. Por otro lado, se podrían armar promociones y funciones especiales para suscriptores, lo que atraería a quienes aún no están en la plataforma. Vamos, por donde lo veamos es una buena idea, y sí, tiene todo el sentido del mundo. Y eso que no estamos hablamos de cómo sería recibido este modelo de exhibición ante las cadenas de cine y las distribuidoras, a quienes seguramente no les agradará mucho, pero que sin duda le caería muy bien a la industria. Imagen de portada | Gizmodo En Xataka | Netflix anuncia diez nuevas producciones europeas: series, películas y documentales para todos También te recomendamos Esta es la magia detrás de todas las películas nominadas al Óscar 2018 a mejores efectos visuales Este vídeo asegura que un ordenador de 500 dólares elimina el bigote de Superman mejor que los costosos efectos de Hollywood Así es como podemos aguantar hasta el final en PUBG y cenar pollo - La noticia Netflix está considerando comprar salas de cine para proyectar sus propias películas, y tendría todo el sentido del mundo fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Leer más »

Nadie hace ni caso a la Organización Mundial de la Salud y eso supone seis millones de muertes prematuras por la calidad del aire

Según los datos del ‘Informe anual del estado del aire global’ publicado por el Health Effects Institute, más del 95% de la población mundial respira aire insalubre. Algo que ha precipitado más de 6 millones de muertes en 2016. Y es algo que afecta a las naciones más pobres (y en desarrollo) donde la contaminación del aire es especialmente crítica para derrames cerebrales, ataques cardiacos, cáncer de pulmón y otros tipos de enfermedades pulmonares crónicas. Un problema que va a más Según el informe, la insalubridad del aire es, hoy por hoy, el cuarto “factor de riesgo” más importante del mundo solo por debajo de la presión arterial, la dieta y el tabaquismo. Todo esto se suma al estudio de The Lancet que mostraba que unos 9 millones estaban relacionadas con la contaminación en sentido amplio. Es cierto que las tendencias muestran una mejora en ciertas partes del mundo, pero aún quedan grandes desafíos: el 50% de las muertes mundiales atribuibles a la contaminación se producen en Asia. Y aunque China ha conseguido moderar (levemente) el problema mientras Bangladés, Pakistán y la India han vivido los mayores incrementos de contaminación en lo que llevamos de década. El informe, vuelve a señalar los problemas del uso de combustibles sólidos en el hogar. 2 de cada 3 personas siguen expuestas a la contaminación producida por la madera o el carbón. Eso son 2500 millones de personas. Estamos ante un problema serio y la recuperación económica parece ser una pésima noticia. También te recomendamos Este pequeño dispositivo promete purificar el aire y separar el hidrógeno sólo con energía solar Así es como las nanopartículas de la contaminación atmosférica pasan a la sangre y provocan enfermedades Gracias a la tecnología tienes 125 horas al año más para ti - La noticia Nadie hace ni caso a la Organización Mundial de la Salud y eso supone seis millones de muertes prematuras por la calidad del aire fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .

Leer más »

Viajar ‘de pie’ en un avión es una idea terrible, pero las compañías siguen insistiendo en el tema

La idea de meternos como sardinas en un avión no es nueva, sólo basta ver las configuración y "beneficios" de las llamadas aerolíneas "low cost". Si la decisión estuviera por completo en las aerolíneas, éstas meterían más personas sin dudarlo. Por fortuna, los organismos reguladores no lo han permitido, ya que por cuestiones de seguridad no es viable, al menos hasta el momento. A pesar de todo esto, hay compañías que siguen insistiendo en "innovar" en la forma de llevar pasajeros en un avión, sólo basta ver las terribles patentes que han surgido en los últimos años. Y precisamente hoy regresa una de las más odiadas, para nosotros como viajeros, y más amadas para las compañías áreas: "los asientos casi de pie". Skyrider 2.0 El valiente ha sido en esta ocasión Aviointeriors, una compañía italiana enfocada en crear configuraciones y diseños para cabina de avión. Este nuevo proyecto lleva por nombre Skyrider 2.0 y sí, es la segunda versión de una idea que, por fortuna, no prosperó cuando fue anunciada en 2010. ¿La razón? Cuestiones de seguridad, ya que con esta configuración no se podría garantizar la pronta evacuación de un avión en caso de un accidente. Durante la Airliners Interiors Expo en Hamburgo, Alemania, Aviointeriors mostró la nueva versión de estos "asientos" que son más un "sillín" diseñado para cabina económicas de ultra alta densidad. En este Skyrider 2.0 ya tenemos mayor soporte para la espalda, pero se mantiene la idea de tener los pies en el suelo, lo cual no debe ser muy cómodo. La compañía explica que con esta nueva configuración de asientos se tendrían filas de hasta nueve asientos, bajo tres grupos de tres asientos, en cabinas medianas. Además, aseguran que así se podrá tener 20% más asientos con una reducción de peso de hasta el 50%, lo que sería un gran beneficio para las aerolíneas, ya que consumirían menor combustible y tendrían más pasajeros. Para hacernos una idea general del espacio que ahorrarían con estos asientos, hoy día las aerolíneas 'low cost' mantienen una distancia mínima de 71 centímetros entre filas dentro de cabinas económicas. Pues con Skyrider 2.0 esta distancia se reduciría a 57 centímetros. A día de hoy han sido dos las compañías que han anunciado, públicamente, la intención de incorporar este tipo de asientos para sus aviones: VivaColombia y Ryanair. Por fortuna, las autoridades no han dado luz verde y no se ve que la vayan a dar pronto. Pero habrá que estar atentos, ya que como vemos, las compañías seguirán insistiendo en el tema, maquillando el tema económico como una mejora para hacer más accesibles los vuelos y que cualquiera pueda viajar, si a es que a esto se le puede llamar así. En Xataka | Patentes terribles que podrían convertir los viajes en avión del futuro en un infierno También te recomendamos Este nuevo motor es tan grande que tiene el tamaño del fuselaje de un avión Los aviones donde viajaremos 'de pie' están cerca y Colombia quiere ser el primero en implementarlos Gracias a la tecnología tienes 125 horas al año más para ti - La noticia Viajar 'de pie' en un avión es una idea terrible, pero las compañías siguen insistiendo en el tema fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Leer más »

Facebook está desarrollando su propio chip para inteligencia artificial y dispositivos de consumo, según Bloomberg

Parece que Mark Zuckerberg busca sumarse al selecto grupo de compañías tecnológicas que diseñan sus propios chips, tal y como sucede actualmente con Google, Apple, Huawei, entre otros. Según la información de Mark Gurman, en Bloomberg, Facebook está formando un nuevo equipo de trabajo que se encargará del desarrollo de este nuevo chip. Las pistas surgen a través de algunas solicitudes de trabajo, donde buscan reclutar especialistas en semiconductores, así como un gerente que sea capaz de construir una plataforma "SoC / ASIC de extremo a extremo", así como firmware y drivers de desarrollo y operación. Además, mencionan que estos puestos se integrarían a un área que aún está en sus primeras etapas. Adiós dependencia a Intel y Qualcomm Además de estos puestos de trabajo, algunas fuentes han mencionado que Facebook busca abastecerse por sí solo de semiconductores y así disminuir la dependencia a fabricantes como Intel y Qualcomm. Asimismo, se habla de que la compañía de Zuckerberg también está buscando especialistas en inteligencia artificial y machine learning. Sin embargo, aún no hay información de qué o en dónde se usaría este SoC y ASIC, pero todo apunta a que podrían impulsar los desarrollos de hardware de Facebook, donde se dice que lanzarán un altavoz inteligente, así como nuevas cámaras, así como cascos de realidad virtual. Lo que sin duda les daría el control para desarrollar a su antojo y basarse en una sola plataforma. Por otro lado, se cree que Facebook podría usar estos chips dentro de sus centros de datos así como en Oculus, que ahora mismo depende de Qualcomm. Lo que es un hecho es que Facebook busca tener control en el desarrollo de hardware y software, y ajustar mejor la estrategia mediante diseños personalizados. Se espera que en los próximos días, ya sea en la conferencia de desarrollares de Facebook o en la de Oculus, veamos los primeros detalles de este nuevo proyecto y sobre todo, podamos conocer hacia dónde se está encaminando. También te recomendamos Gracias a la tecnología tienes 125 horas al año más para ti Nuevo golpe a la imagen de Facebook: Elon Musk cierra las páginas de Tesla y SpaceX Mark Zuckerberg responde al escándalo de Cambridge Analytica: "si no podemos proteger tus datos, no merecemos estar a tu servicio" - La noticia Facebook está desarrollando su propio chip para inteligencia artificial y dispositivos de consumo, según Bloomberg fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Leer más »

Amazon ya tiene más de 100 millones de miembros Prime

Jeff Bezos acaba de revelar uno de los secretos mejor guardados en la historia de Amazon: la cantidad de usuarios con membresía Prime. Hoy, en su carta anual a accionistas, Bezos confirmó y presumió que Amazon ya tiene más de 100 millones de miembros Prime, todo un hito para su empresa y cualquier otra compañía dedicada al comercio en línea. Esta es la primera vez que se dan a conocer la cifra actual de usuarios que pagan una membresía de Amazon Prime desde que se lanzara hace 13 años. Lo anterior ha llevado a todo tipo de especulaciones y predicciones, que el año pasado apuntaban a 80 millones. 13 años de Prime, 100 millones de usuarios en todo el mundo En años anteriores, ya sea en resultados financieros o en cartas a inversores, Bezos siempre ha mencionado que los miembros Prime de Amazon se cuentan en "decenas de millones", e incluso se han hecho famosas sus gráficas donde no suele poner cifras, sino únicamente la curva de crecimiento. Ah, yes, the famous ‘Bezos Chart With No Numbers’ makes an appearance at the Amazon event. pic.twitter.com/ddHpfS70Vb— Matthew Panzarino (@panzer) 18 de junio de 2014 Bezos también confirmó que 2017 había sido el año más importante en la historia de Amazon, sólo basta recordar que eso lo hizo el hombre más rico del mundo. Durante el año pasado, Amazon envió más de 5.000 millones de productos a miembros Prime en todo el mundo, y fue el año en el que registraron la mayor cantidad de nuevos miembros en su historia. Hay que recodar que Prime está disponible en varios países y consiste en un pago mensual o anual que nos da acceso a diversos beneficios, entre los que tenemos envíos gratis y rápidos, a veces el mismo día, acceso ilimitado a la plataforma de Amazon Prime Video, así como regalos en Twitch, descuentos, precios preferenciales y otras bondades. Asimismo, Bezos aprovechó para revelar que Amazon Music Unlimited, que por cierto acaba de aterrizar en España, ya cuenta con "decenas de millones de clientes de pago", es decir, está usando la misma estrategia que usó por años para hablar de los miembros de Prime. Por otro lado, sería interesante conocer en dónde están situados esas "decenas de millones" de usuarios ante los 71 millones de Spotify y los 40 millones de Apple Music, pero parece que tendremos que esperar a que Bezos se decida a soltar esa información. En Xataka | Qué es Amazon Prime y qué ventajas tiene suscribirte a él También te recomendamos Gracias a la tecnología tienes 125 horas al año más para ti Documentos internos muestran cómo mide Amazon la rentabilidad de producir series propias Amazon lanza en España una nueva suscripción mensual de 4,99 euros para Amazon Prime - La noticia Amazon ya tiene más de 100 millones de miembros Prime fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Leer más »

Huawei P20 Pro vs Pixel 2 XL, comparativa fotográfica: ponemos a prueba a los dos titanes fotográficos del momento

Cuando sale un buque insignia que nos deja buen sabor de boca con las cámaras automáticamente nos pasa por la cabeza una idea: ¿cómo queda frente a sus rivales más directos? De ahí que tras probar lo último de Huawei hayamos querido realizar una comparativa fotográfica entre el Huawei P20 Pro y el Pixel 2 XL. Un combate que se plantea cuanto menos curioso teniendo en cuenta el número de cámaras que enfrenta cada uno: por una parte tenemos la triple cámara del Huawei P20 Pro mientras que al otro lado del ring le espera el Pixel 2 XL con una sola óptica. No obstante, en la última comparativa fotográfica de los principales smartphones del mercado vimos que a veces menos es más, con lo que pese a ser móviles de generaciones distintas enfrentarlos es algo interesante sin ninguna duda. Veamos qué tal el duelo. Especificaciones de las cámaras traseras Huawei P20 Pro Pixel 2 XL Resolución sensor 40 megapíxeles RGB + 20 megapíxeles monocromo + 8 megapíxeles teleobjetivo 12 megapíxeles Tamaño sensor 1/1,7 pulgadas (RGB) 1/2,6 pulgadas Apertura f/1.8 (RGB), f/1.6 (monocromo) y f/2.4 (tele) f/1.8 Estabilización óptica Sí (tele) Sí Modo retrato/desenfoque Modo retrato y Modo apertura Modo desenfoque selectivo Especificaciones de las cámaras frontales Huawei P20 Pro Pixel 2 XL Resolución sensor 24 megapíxeles 8 megapíxeles Tamaño sensor -- 1/3.2" Apertura f/2.0 f/2.4 (25 mm) Herramientas de belleza Sí Sí Modo retrato/desenfoque Sí (Retrato sólo, no apertura) Sí Un repaso a las apps de cámara Uno de los aspectos más interesantes de enfrentar a los buques insignia de Huawei y Google es la parte del software, más allá de las bondades de sendas ópticas. Ya lo recordamos en la última comparativa de los principales móviles del momento viendo al pasearnos por las apps que había un grupo de software muy básico mientras había otro cargado de múltiples opciones. Podemos clasificar las apps de cámara en dos grupos: las más básicas frente a las cargadas de múltiples opciones No vamos a ahondar en si esto es bueno o malo ya que en parte es algo subjetivo, pero en este duelo vamos a ver precisamente un representante de cada uno de estos grupos. El Pixel 2 XL mantiene la esencia de la app de cámara, lo más sencillo, con el obturador a un lado (acompañado del acceso a la galería, al vídeo y a la otra cámara) y con los accesos rápidos típicos (ajustes, temporizador, HDR, flash), si bien también vemos otros menos habituales como el balance de blancos o la detección de movimiento. Seguimos echando en falta un modo manual, pero sí dispone de modo retrato (tanto para trasera como frontal) y mantiene algunas opciones características de la app genuina de Android como Photo Sphere, habiéndose añadido las pegatinas de realidad aumentada. Es muy sencilla e intuitiva, y salvo lo de los ajustes manuales poco reproche tiene. El Huawei P20 Pro, por el otro lado, representa a esas apps que vienen salpimentadas con gran cantidad de añadidos y opciones, si bien cabe resaltar algunos aspectos en este sentido. Al tener tres cámaras con tres funciones características (y las que dan sus cooperaciones entre ellas y con la NPU del Kirin 970), tiene sentido que encontremos accesos o pestañas específicas para las mismas como el modo noche o el acceso al modo monocromo. Eso sí. Ya lo dijimos en el análisis y lo matizamos aquí: la navegación no es la mejor, y tendría mucho más sentido que el modo monocromo tuviese su pestaña como la tiene el modo retrato o el profesional. O que el HDR tuviese el acceso rápido que suele tener en la app de cámara (salvando el caso también de Samsung). Dejando las mejoras a parte, los teléfonos Huawei disponen de modo retrato y modo apertura, dos maneras de obtener un desenfoque mayor que el que se consigue con los modos automático y manual tanto en fotografías macro como en primeros planos. Además, si optamos por el disparo en manual podremos conservar el archivo RAW para editarlo a nuestro gusto si no nos gusta el procesado automático. Las bases de la comparativa Así, viendo lo que en este caso vemos que ofrece cada app y cada cámara, hemos hecho pruebas teniendo en cuenta lo distintos tipos de escena que se pueden presentar y qué da de sí cada cámara en cuanto a los modos y posibilidades. Compararemos siempre la opción automática, comentando en cada caso el HDR al ser algo que ambos pueden aplicar (aunque de distinta manera) y si hay alguna particularidad extra (como pueden ser el modo manual o el nocturno del Pro). Las fotografías están hechas siempre con la máxima resolución de la que se dispone en cada caso. También veremos un tú a tú entre bokeh o desenfoque, viendo cómo se comportan los modos específicos con los que cada smartphone cuenta y si hay alguna situación que se les resista. Fotografías en exteriores con luz abundante y media Las escenas en las que las cámaras suelen estar más cómodas y rendir mejor son aquellas en las que la luz abunda y la fuente de la misma se sitúa de manera indirecta. Para ver qué tal se portan aquí estos dos smartphones hemos hecho fotografías de distintos tipos y jugando con la iluminación y los planos de varias maneras. Foto de muestra con la cámara Fujifilm X-E1. En un disparo en plano general con buena luz vemos que el Huawei P20 Pro aplica algo más de saturación, un poco por encima pero acercando el grado de viveza algo más a la realidad. Comentar aquí que el disparo con el P20 Pro es el resultante sin tirar del procesado "inteligente" que el smartphone aplica tras identificar la escena, el cual en general nos parece más postizo como comentamos en el análisis al dar siempre unas imágenes demasiado saturadas, contrastadas y dramáticas (y por tanto alejadas de un resultado realista). En cuanto al detalle el Pixel 2 XL resuelve mejor al no tirar del resalte de bordes que solemos ver en los planos del fondo, cosa que sí vemos en el Huawei P20 Pro. En este sentido el HDR no tiene este efecto, acercándose más a lo que vemos en el modo manual en cuanto a los fondos y segundos planos (pero prácticamente sin cambios en exposición y rango dinámico con respecto al modo automático). Los HDR del Pixel 2 XL quedan algo subexpuestos con respecto al automático, pero dando un resultado equilibrado. Disparo en HDR del Huawei P20 Pro. Disparo en HDRpuls del Pixel 2 XL. Si atendemos precisamente al detalle en segundos planos, vemos que con el Pixel 2 XL se diferencia bastantes sobre todo tirando de HDRplus. Aquí el disparo múltiple favorece la definición en segundos planos salvando bastante mejor los cielos que el alto rango dinámico del P20 Pro. Fotografía de la escena con la cámara Fujifilm X-E1. Disparo con el modo HDR del Huawei P20 Pro. Disparo con el modo HDRplus del Pixel 2 XL. El resultado a nivel de detalle y de rango dinámico es mejor en este caso que el HDRplus mejorado. Pasando a ver qué tal resuelven primeros planos y macros (en modo automático y HDR, sin tirar de modos retrato o de desenfoque forzado) tenemos un disparo con mayor definición en el caso del Pixel 2 XL, sobre todo tirando de HDRPlus. Eso sí, también son algo más cálidos, lo cual per se no deja ni mucho menos un mal disparo pero se aleja un poco de la realidad (aunque podemos cambiar el balance de blancos en el disparo). Fotografía con la cámara Fujifilm X-E1. Tirando de HDRplus en este caso se logra un resultado mejor a nivel de detalle, aunque el balance automático de blancos sigue siendo algo cálido. Es cuando la iluminación escasea donde el HDR puede ser un aliado a la hora de salvar los fondos. Los enfoques automáticos aquí se hacen de rogar, aunque sin encontrar en este sentido mucha diferencia y en general se mantienen rápidos y eficientes en ambos móviles, pero a nivel de la claridad y nitidez el Pixel 2 XL sale también algo mejor parado en este caso. Disparo con la Fujifilm X-E1. Disparo con el modo HDR. Disparo con el HDRplus. En este caso el resultado con el HDRplus mejorado era prácticamente un clon. Con luz favorable los colores son más realistas en el Pixel 2 XL, sin ese exceso de calidez que veíamos con una escena con contraste de iluminación y sombras. A nivel de detalle están muy igualados, y como ocurría antes con el Pixel y el balance de blancos en este caso la dosis extra de saturación del P20 Pro es equilibrada y, aunque se aleja de la realidad, no deja tampoco un mal resultado. Disparo con la Fujifilm X-E1. Con poca luz y un plano general el Pixel compensa mejor la exposición en disparo automático y no peca de resalte de bordes en si optamos por uno de los HDR (mejor el estándar que el mejorado, dado que éste segundo tiende a subexponer). Más igualados si hay un objeto en primer plano, aunque el Pixel 2 XL resuelve mejor a nivel de detalle. Disparo con la Fujifilm X-E1. Disparo en HDR. Disparo en modo HDRplus. Disparo con la Fujifilm X-E1. ¿Y el zoom? Puede que lo que más nos sorprendiese del Huawei P20 Pro es ese espectacular zoom que han logrado gracias a la fusión del zoom híbrido con el óptico, haciendo que el detalle se mantenga de manera notable incluso a 5x. Lo vimos bien en el análisis, pero una comparativa es otra buena ocasión para ver la calidad de este zoom y si realmente queda por encima de sus rivales. En el caso del Pixel 2 XL al menos es así. El móvil de Google no tiene un mal zoom para tener una (sola) lente que no es teleobjetivo, pero la superioridad del P20 Pro (que sí dispone de un tele entre sus tres objetivos) queda clara, incluso con disparos a contraluz. En automático (y a 1x) el P20 Pro no defiende demasiado bien el contraluz, con un contraste demasiado fuerte y quedando un resultado muy dramático, como si nos hubiésemos pasado con el ajuste de "HDR" de apps como Instagram. Mucho contraste también en el Pixel, pero menos que en el anterior (disparo en automático a 1x). Disparo a 5x (zoom híbrido). Algo subexpuesta, pero el detalle se mantiene muy bien. El Pixel corrige bien la exposición, pero las líneas están muy poco definidas en comparación al P20 Pro. Fotografías en interiores En estas situaciones las cámaras empiezan a vérselas con un reto mayor, siendo habitual que empecemos a ver pérdida de detalle y/o una mayor cantidad de ruido al tirar de ISO más altas. Lo que veremos aquí es que para compensar en ambos casos las cámaras proceden de manera similar: subexponen ligeramente si la luz es abundante y sobreexponen si ocurre justamente lo contrario, pero a nivel de detalle están bastante igualadas. Disparo con la cámara Fujifilm X-E1. Vemos también un matiz más cálido en el caso del Pixel, si bien en este caso se acerca más a la imagen control con la cámara y la escena realmente tenía unos blancos más cálidos. Los HDR del Pixel aquí subexponían dejando imágenes más oscuras y alejadas de la exposición real, siendo el HDR del P20 Pro más equilibrado y acertado a nivel de nitidez. Disparo en HDR. Le falta algo de calidez y viveza, pero a nivel de detalle resuelve muy bien y la ligera subexposición puede corregirse con una mínima edición sin sacar ruido (con el propio editor del terminal, por ejemplo, o a la hora de subirla a redes sociales). El HDRplus mejorado (el de la foto) saca un resultado muy similar al HDRplus en este contexto, pero queda subexpuesto y se aleja más de la escena normal que el disparo en automático. Los disparos en HDR sí compensarán si tenemos un primer plano o una macro a contraluz. Aquí está la cosa más reñida; en automático tenemos una ligera sobreexposición en el Huawei P20 Pro contra la ligera subexposición del Pixel 2 XL, pero en HDR el tú a tú está más igualado resolviendo mejor el Pixel 2 XL a nivel de detalle, aunque con un contraste más marcado (y por tanto un resultados algo más dramático, pero sin excesos). Fotografía con la cámara Fujifilm X-E1. Disparo en modo automático. Disparo en modo automático. Disparo en HDR. Disparo con el HDRplus. Si lo ponemos algo más difícil las diferencias se acentúan, y son los modos complementarios los que pueden ayudar a mejorar el resultado. El disparo suele ser además más lento, cosa que requiere más trabajo a la cámara y más paciencia al usuario, de modo que pueden aparecer instantáneas movidas. Lo que vemos en un disparo con muy poca luz y en modo automático es, precisamente, parte de las fotografías movidas en el caso del P20 Pro (que de hecho siempre nos indicará que no movamos el teléfono una vez hemos pulsado el obturador) o con un nivel de ruido alto en el caso del Pixel 2 XL. Los HDR aquí van a aportar una dosis extra de detalle, con la aparición estelar del modo noche del P20 Pro cuya estabilización por inteligencia artificial ya ayuda sin que sea específicamente un disparo nocturno. Disparo con la cámara Fujifilm X-E1. Modo automático. Fotografía con HDR. El modo noche ya puede ser un aliado si estamos en interiores poco iluminados, sacando algo más de detalle que el HDR. Modo automático. Tirando con HDRplus la cantidad de ruido se reduce. Yendo a los metadatos de las fotografías vemos que el Pixel 2 XL tira a ISO 4800 en caso del disparo en automático (de esta escena), reduciendo a ISO 3193 e ISO 2109 para el HDRplus y el HDRplus mejorado respectivamente, de ahí que en el primer caso el ruido esté más presente. No obstante, tampoco es que el P20 Pro sea más restrictivo en este sentido sino todo lo contrario, tirando a ISO 6400 e ISO 5000 para los modos automático y HDR respectivamente, sin que veamos un ruido tan evidente como en el automático del Pixel. El modo noche en automático sí reduce algo más tirando con ISO 2500. El Pixel 2 XL resuelve peor en cuanto al ruido pese a disparar con menor ISO que el Huawei P20 Pro. ¿Qué pasa si además de reducir luz ponemos un objeto en primer plano? Que además de tener que ayudar al enfoque automático para que la toma de luz sea la correcta podemos ver quién rinde mejor a nivel de detalle. Ambos sobreexponen ligeramente para compensar la baja iluminación, pero de nuevo es el Pixel 2 XL el que peca de exceso de ruido. Fotografía con la Fujifilm X-E1. Disparo en automático (ISO 5000). Disparo en automático (ISO 4400). Los HDR ayudan a reducir ruido y a definir un poco más los contornos, viendo que en el Pixel 2 XL quizás el procesado automático mezcla los disparos hasta tener un mayor grado de contraste para ayudar en esta definición y dejando una exposición más cercana a la realidad que el HDR del P20 Pro (más lavado). Pero el que sorprende por nitidez es de nuevo el modo noche del P20 Pro (aunque los blancos quedan algo fríos). Disparo en HDR (ISO 4000). Disparo en HDRplus (ISO 2291). El resultado prácticamente no difiere del HDRplus mejorado ni a nivel de exposición, ni detalle, ni ruido, aunque con éste tire a ISO 1774. Líneas más definidas en el modo noche (en automático, con ISO 2500), aunque falte algo de saturación y pueda ajustarse la exposición y la sensibilidad algo mejor para tener un resultado más realista. Fotografía nocturna Tras el escenario anterior es la marcha del sol la que pondrá en la cuerda floja a cualquier cámara. El reto aquí es sacar una fotografía ya no sólo fiel a la realidad, también evitar que salga una instantánea movida y compensar en la medida de lo posible los ajustes para que la inevitable pérdida de nitidez no se coma todo el detalle tanto del primer plano como del fondo, así como la presencia de ruido. ¿Cómo afrontan todas estas exigencias los modos automáticos? Lo que vemos es que si la iluminación es abundante ambos defienden el resultado bastante bien, viendo que el P20 Pro expone menos de manera que se definen mejor las zonas donde hay focos de luz sin que quede un disparo subexpuesto. Cuando la luz es inferior se acentúan las diferencias en el resultado. El enfoque automático y la toma de luz del Pixel 2 XL funcionan mejor y en el P20 Pro obtenemos instantáneas muy subexpuestas. En ambos casos el HDR va a ayudar a compensar la exposición, pero resuelve mejor el P20 Pro al ajustar algo más la ISO (sacrificando iluminación, pero reduciendo ruido) y definiendo bastante más, también el modo noche (que compensa por la estabilización sin trípode para disparos más largos y por tanto más expuestos). Disparo con la cámara Fujifilm X-E1. Disparo en modo automático. Disparo en modo automático. Foto con el modo HDR. Modo noche. Fotografía con el modo HDRplus. El HDRplus será de hecho un buen aliado para el disparo nocturno con el Pixel XL 2. Cuando la iluminación es intermedia el resultado es notablemente mejor que con el modo automático, aunque tanto con HDRplus como con el mejorado siempre sacará más ruido que el Huawei P20 Pro incluso tirando con ISO menores. Fotografía con la Fujifilm X-E1. Foto en modo automático. De nuevo subexpone, aunque al haber mejor iluminación el resultado es algo mejor que en la escena anterior. Con el HDR se compensa mejor la exposición y el resultado mejora ligeramente. El modo noche en automático ajustaba de manera que nos salía una instantánea sobreexpuesta y movida. Reduciendo la ISO (de ISO 640 a ISO 100) logramos que hubiese estabilización efectiva, aunque lo ideal sería algo más (en torno a ISO 400). El detalle no difiere mucho del disparo en HDR. Disparo en automático. Disparo en HDRplus (a ISO 400, igual que en automático). Saca más ruido que el HDR del P20 Pro (a ISO 500). Si nos vamos a planos menos generales, con luz escasa es de nuevo el modo noche del Huawei P20 Pro el que resuelve mejor. Los modos automáticos definen menos que los disparos en HDR, viendo de nuevo más ruido en general con el Pixel 2 XL (y un balance de blancos algo cálido) en cualquiera de las opciones. Fotografía con la Fujifilm X-E1. Foto en automático. Foto en automático. Disparo en HDR. Disparo en modo HDRplus. El modo noche del Huawei P20 Pro resuelve mejor en esta escena, tanto a nivel de detalle como de colores y la reducción de ruido. Con mejor iluminación y un primer plano el P20 Pro vuelve a resolver mejor en automático por la corrección del ruido y el detalle. En HDR el nivel de detalle se pone a un nivel más igualado, pero el del Pixel define mejor, aunque eso sí tirando de contraste algo exagerado (frente a unos colores algo lavados en el del P20 Pro). Disparo con la cámara Fujifilm X-E1. Foto en modo HDR. Foto con el modo HDRplus. Modos de desenfoque En este caso ambos móviles cuentan con un modo retrato como tal, aunque el Huawei P20 Pro tiene además un modo apertura que permite forzar hasta valores simulados más allá que las que permitiría la cámara por sus componentes. De este modo, el P20 Pro tiene una alternativa más si por alguna circunstancia el modo retrato no se activa, además de contar con temporizador para estos disparos (lo cual no es posible en el Pixel 2 XL). Con iluminación abundante y favorable y sin elementos que suelen suponer una dificultad añadida (poco contraste del elemento principal con el fondo, superficies finas como el pelo, etc.) el resultado es similar, con un enfoque automático que actúa bien y rápido y salvando bien el elemento principal, aunque el P20 Pro añade un plus de saturación que da unos colores más vivos pero menos realistas. ¿Qué ocurre si les buscamos las cosquillas añadiendo elementos como el viento o los contraluces? Que ambos defienden bastante bien a nivel de enfoque e identifican bien el elemento principal aunque se mueva y tenga un contorno complicado, pero el Pixel 2 XL resuelve mejor a nivel de colores y exposición. Cuando baja la luz y el objeto si se sitúa algo más lejos es el modo retrato del Huawei P20 pro el que no se activa siempre, teniendo la opción de recurrir al de apertura que es menos exigente y que siempre aplicará un desenfoque. Pero la precisión de éste segundo es mucho menor, dando borrones e inconsistencias, siendo el desempeño del Pixel 2 XL mejor. Modo retrato activado. El desenfoque no se aplica, el que vemos es el que sale de manera natural por lente. Modo apertura. Si lo complicamos mucho el único que hace "milagros" es el modo apertura del Huawei P20 Pro. Los modos retrato no se activan si el objeto está muy cerca y/o hay poca distancia con el fondo, y el modo apertura salva bastante bien la situación (siempre perdiendo algo de naturalidad). El modo retrato no puede aplicar en esta situación. Tirando del modo apertura sí hay un mayor desenfoque. Aunque el software indica que se ha podido aplicar, no hay diferencia en las dos fotos guardadas (el disparo automático y en el que se ha aplicado el desenfoque). ¿Podemos hacernos autorretratos con este modo? Aquí es clave que el enfoque automático trabaje bien dado que no va a estar nuestro dedo corrector para indicarle cuál es el objeto principal en la fotografía. Ventaja aquí para el P20 Pro por el temporizador, ya que podemos colocarlo en un trípode facilitando el disparo. Aunque no es esto lo que más nos limita con el Pixel 2 XL, sino la ampliación que por defecto hace el software al activar dicho modo. A una misma distancia el encuadre será de un área menor, lo cual a veces nos puede jugar una mala pasada (como en un contraluz), si bien esto es una ventaja a nivel de sacar detalle y muestra que el modo es capaz de activarse con una cercanía mayor que los de otros teléfonos, más restrictivos (que exigen mínimos de 1,5 y 2 metros, como en el caso del iPhone). Fotografía con la Fujifilm X-E1. Sin ser perfecto y con algunas áreas pero salvadas, el recorte es bastante bueno incluso en el pelo y habiendo viento. Una vez colocado el Pixel 2 XL en el trípode nos vemos con un contratiempo: el temporizador no puede activarse y sin mando Bluetooth o palo de selfie nos toca disparar con el botón físico. El encuadre es distinto así como la inclinación, siendo el contraluz más directo, pero aún así logramos que se active el modo retrato en algún disparo y no resuelve mal teniendo en cuenta las circunstancias. Así, lo que vemos con estas pruebas es que el modo retrato del Pixel 2 XL es capaz de actuar y resolver bien a nivel de detalle incluso a distancias menores de un metro (y ampliando), identificando bien el sujeto y enfocándolo correctamente. Eso sí, de noche el ruido vuelve a estar presente como no lo vemos en el P20 Pro, el cual eso sí salva menos el detalle. Disparo con la cámara Fujifilm X-E1. Pese al contraluz el modo retrato del Huawei P10 Pro se activa igualmente, aunque hay una pérdida acusada de nitidez. El recorte es bastante mejor que con el modo apertura, con el que se puede conseguir más "bokeh" pero a costa de bordes peor salvados y borrones. Menos distancia es mayor dificultad, pero también ayuda a salvar mejor el detalle (aunque haya más ruido). Fotografía con la cámara Fujifilm X-E1. Muy buen trabajo con el recorte, sin ser tampoco ideal pero salvando bien las zonas con apenas contraste con el fondo e incluso el hueco del brazo (una típica trampa para estos modos). Menos detalle que con el Pixel 2 XL. El recorte sigue dejando que desear aunque esté la luz a favor, pero el nivel de detalle es muy alto. A colación de estos efectos es interesante ver cuál permite acercarnos más cuando hacemos una macro, ya sea con la intención de sacarle jugo al desenfoque de lente o alguno de los modos que hemos visto. La diferencia es muy poca en cuanto a la distancia mínima de enfoque, pero es el Pixel el que permite acercarnos un poco más. Distancia mínima de enfoque con el Huawei P20 Pro (modo automático). Ésta es la fotografía resultante. Distancia mínima de enfoque del Pixel 2 XL (modo automático). Fotografía resultante. Y el ganador es... Éste puede que sea uno de los combates más reñidos que hemos tenido en nuestro ring teniendo en cuenta el nivel espectacular al que han llegado las cámaras de los smartphones y que se trata de dos terminales de última generación. Lo interesante, no obstante, es casi el aspecto numérico: estamos comparando tres cámaras con una sola, aunque ya vimos que la cantidad no lo es todo siempre. Lo que hemos ido viendo en esta comparativa es que los fuertes están bien repartidos, tanto que casi hay un empate si valoramos cada apartado y sumamos pequeñas victorias: El Pixel 2 XL resolvía mejor de día y en interiores bien iluminados, también a nivel de desenfoque y detalle tanto en estas situaciones como en el modo retrato. El Huawei P20 Pro logra mejor resultado en fotografía nocturna e interiores poco iluminados, con un modo retrato más exigente pero compensando con el modo apertura, que siempre actúa (aunque no lo haga el retrato). Teniendo en cuenta que el P20 Pro tiene probablemente el mejor zoom que existe actualmente en el mercado y que queda mejor de noche, la situación más exigente a nivel de rendimiento fotográfico, quizás lo justo sea colocar los laureles al Huawei P20 Pro seguido de muy cerca del Pixel 2 XL. La diferencia, reiteramos, es poca y a la hora de elegir podrá compensarnos más uno u otro según qué fotografía sea la que hagamos con más frecuencia y qué móvil la resuelva más a nuestro gusto. Algo muy interesante que de nuevo sacamos de esta comparativa es lo que ya comentábamos antes: la mejor experiencia fotográfica ni el mejor rendimiento lo hacen disponer de más cantidad de elementos (ya sea software o hardware), sino su aplicación en su correcta medida y que al final el usuario pueda lograr el mejor resultado sin tener que poner medios extra o disponer de un mayor conocimiento (o paciencia). Ahí son claves modos como el HDRplus o el modo noche, los cuales no implican nada más que su elección para mejorar ciertos disparos (aunque el modo noche sí tiene rango de ajuste con la ISO y la velocidad de obturación). Otro aspecto de interés de cara al futuro es qué hará Google con su próximo smartphone a nivel de cámaras. Sony por fin se ha subido al tren de la doble cámara y hemos de tener en cuenta que, aunque hemos comparado dos smartphones de última generación el Pixel pertenece aún a la anterior, y para este año toca renovación. ¿Logrará El P20 Pro conservar la medalla de oro? Esperamos poderlo comprobar en unos meses. También te recomendamos Estas son las novedades que afectarán a las cuentas anuales de las pymes en el cierre de 2017 Huawei P20 Pro, toma de contacto: la inteligencia artificial en la cámara era el adiós definitivo al trípode Huawei P20 Pro, análisis: el mejor zoom en un smartphone - La noticia Huawei P20 Pro vs Pixel 2 XL, comparativa fotográfica: ponemos a prueba a los dos titanes fotográficos del momento fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Leer más »