Inicio / Nacionales

Nacionales

Noticias Nacionales

Otro día de protestas contra Trump

Mientras el presidente electo de los Estados Unidos se reunía con sus colaboradores para preparar la transición a la Casa Blanca, miles de personas se manifestaron por cuarto día consecutiva en su contra, ante el temor a un auge xenófobo bajo su gobierno. Miles de estadounidenses se volcaron a las calles en distintas ciudades pese a que Donald Trump bajó el tono de la incendiaria retórica que lo catapultó a la Presidencia de la primera potencia. De hecho, el viernes anunció que ya no intentaría desmantelar el programa de salud del presidente Barack Obama, conocido como "Obamacare". Sin embargo, los manifestantes volvieron a movilizarse hacia la Trump Tower, en Nueva York, bajo la consigna "Trump NO es mi presidente". En el centro de Chicago, fueron varios miles las personas que protestaron pacíficamente bajo la consigna "Sin odio. Sin miedo. Aquí son bienvenidos los inmigrantes". En Los Ángeles, la policía arrestó a decenas de los miles manifestantes que marcharon por calles céntricas portando carteles también con la leyenda "No es mi presidente". En tanto, la Torre Trump fue el epicentro en los últimos días de una febril actividad del equipo del presidente electo. Entre quienes ingresaron al edificio el sábado figuró Nigel Farage, del derechista Partido de la Independencia del Reino Unido y fuerte impulsor del Brexit, la salida de su país de la Unión Europea, que triunfó en junio en un referendo. Farage dijo que estaba allí sólo como "turista". También ingresó a la torre el documentalista Michael Moore, pero agentes de vigilancia le bloquearon el acceso en el cuarto piso. Cuatro días después de la sorpresiva elección del magnate, el mundo observa cada uno de sus movimientos, en un intento por hallar pistas sobre cómo será su gobierno.

Leer más »

Colombia y las FARC, cerca de un nuevo acuerdo

En el marco de las negociaciones en La Habana para arribar a un nuevo acuerdo de paz, tras ser rechazado el anterior en el plebiscito del 2 de octubre, representantes del gobierno de Juan Manuel Santos y de la guerrilla de las FARC informaron que hubo nuevos "entendimientos" y que en los próximos días podría haber un anuncio al respecto. El diario colombiano El Espectador informó que "se acerca nuevo acuerdo de paz", y que las negociaciones en Cuba avanzaron "a pasos agigantados". En tanto, la agencia española de noticias EFE citó a un portavoz del equipo negociador de las FARC, quien le aseguró que el nuevo acuerdo se conocerá "en las próximas horas" Otro indicio de los rápidos avances de la negociación la dio el ex presidente colombiano Álvaro Uribe, abanderado del NO en la campaña previa al plebiscito, informó en su cuenta de Twitter que fue convocado a una reunión urgente con el jefe de Estado, Juan Manuel Santos, una cita que la prensa local asocia directamente con estas negociaciones. Los delegados del gobierno y las FARC, después del rechazo del plebiscito, extendieron las negociaciones en La Habana para discutir ajustes al texto del acuerdo original, sobre la base de propuestas y sugerencias de dirigentes anotados en la campaña por el NO.

Leer más »

“Que Macri no se haga bolivariano, yo no me haré capitalista”

Nicolás Maduro expresó su deseo de tener un buen entendimiento con Mauricio Macri pese a las diferencias políticas. También valoró la mediación papal en la crisis que atraviesa Venezuela y opinó del triunfo de Donald Trump en las elecciones norteamericanas, además de elogiar el kirchnerismo. Respecto de la relación con la Argentina, el presidente de Venezuela deseó: "Ojalá visite a Macri en la Argentina". Y reflexionó sobre el pedido del gobierno argentino para suspender a Venezuela del Mercosur. "No pretendo que Macri se haga bolivariano, yo tampoco me voy a hacer capitalista, queremos que fructifique la relación. Se tiene que cultivar la diversidad de proyectos políticos". El mandatario habló durante una hora desde Caracas con el programa Rompiendo moldes, de Radio Rebelde y se refirió a la mesa de diálogo con la oposición. "Estoy hace tres años en el gobierno, no es fácil continuar la obra de Chávez, y tenemos que dialogar con la oposición. Hay dos modelos en pugna: el revolucionario, que demostró su capacidad para atender los problemas de la Patria; y el de las élites que dirigieron el país y no han reconocido 18 procesos democráticos". En tal sentido, valoró la intermediación del Papa Francisco. "Tenemos una gran suerte de tener el Papa argentino. Fue un lindo encuentro el que tuvimos", afirmó sobre la entrevista en el Vaticano hace dos semanas. También ponderó la acción de Unasur para solucionar la crisis. "Nosotros somos una realidad y no pueden pretender hacernos desaparecer, que los gobiernos de derecha nos respeten. A nosotros jamás se nos ocurrió perseguir a otro gobierno latinoamericano". "Antes de Chávez teníamos un país empobrecido en un 40 por ciento, con mucha inequidad y minorías beneficiando a grupos económicos y potencias extranjeras", afirmó sobre el país previo al chavismo. "En los 90 y 90 Venezuela fue una democracia para minorías que se enriquecieron a través de las petroleras". Además, recalcó que "vivimos una guerra económica brutal y que "con la falta de alimentos se ha querido aislar a la población para derrotar a la revolución bolivariana. Hemos logrado bajar la pobreza al 6 por ciento y logramos una revolución educativa. Vamos a estar aquí por mucho tiempo". Maduro también opinó sobre el triunfo de Donald Trump en los Estados Unidos. "Es la expresión de la sociedad estadounidense, expresa una fuerza de cambio que hay que observar cómo evoluciona, no forma parte de las élites tradicionales de su país. La esperanza de Obama quedó frustrada y aspiramos a tener una relación en base al respeto". Maduro recordó que él le dio a Hugo Chávez la noticia de la muerte de Néstor Kirchner. "Fueron días inolvidables, Kirchner era un hombre vital, todo energía. No podíamos creer su muerte". Y enfatizó que "el kirchnerismo es el peronismo auténtico del siglo XXI, se actualizó a estos tiempos". Respecto de Cristina Kirchner opinó que "es una guerrera, una valiente" y que encarna "uno de los liderazgos más importantes de América Latina. Hay un Plan Cóndor contra Cristina, no podrán con ella".

Leer más »

Gioja pidió disculpas y pidió hablar de la inflación

El diputado nacional y presidente del Partido Justicialista, ofreció públicamente sus disculpas al presidente Mauricio Macri por haber criticado el "marketing" político que hace que "el boludo del presidente que tenemos" salga "a tocar timbre", y le pidió superar ese hecho y hablar de los temas "que realmente le interesan a la gente". "Pasemos la página, hablemos de tarifas e inflación que es lo que realmente le interesa a la gente", escribió José Luis Gioja en un tuit dirigido al primer mandatario y se excusó de haberlo calificado como lo hizo durante un acto partidario. "Mis palabras fueron entre amigos. Soy sanjuanino y apasionado con la militancia", argumentó el titular del PJ, quien fue criticado por dirigentes y funcionarios del oficialismo.

Leer más »

Consumidores y CEOs

Por David Cufré El Gobierno resolvió dar de baja el sistema integral de protección de los consumidores aprobado por tres leyes a fines de 2014. El director nacional del área, Fernando Blanco Muiño, confirmó días atrás a un grupo de asociaciones de consumidores que el Poder Ejecutivo no cumplirá con lo establecido en aquellas normas respecto a la creación de un cuerpo de auditores para resolver los reclamos de los clientes en tiempos acotados ni impulsará el fuero en Relaciones de Consumo que reforzaría por vía judicial las posibilidades de defensa de los usuarios ante los abusos de las empresas. Continúa de esta manera la política de desmantelamiento de las herramientas creadas durante el gobierno anterior para que el Estado controle al poder económico. La disparada de la inflación hasta 45 por ciento en los últimos doce meses, según informó anteayer el Gobierno de la Ciudad (44,7), también es consecuencia de esa decisión de dejar de analizar la formación de precios de las empresas, sus márgenes de ganancia, su estructura de costos, de la pérdida de relevancia del programa Precios Cuidados y del virtual abandono de los consumidores a su suerte frente a las telefónicas, prepagas, operadoras de televisión por cable, proveedoras de internet, agencias de autos y cadenas de electrodomésticos, entre otras, que lideran el ranking de las más denunciadas por los clientes. El desamparo opera en dos sentidos. El primero porque Cambiemos dejó de perseguir el objetivo del consumo para todos, tarea en la cual el kirchnerismo desplegó a lo largo de los años una batería de medidas macro y micro económicas, como parte de un modelo general de crecimiento con inclusión, y el segundo es porque una vez dentro del mercado, los consumidores perdieron la protección para que sus derechos no sean vulnerados. Este comportamiento del Gobierno incorpora un elemento de desestabilización inflacionaria permanente, que agrava el cuadro para las mayorías populares, y a la vez pone en cuestión la promesa del equipo económico de que en algún momento domesticará la suba de precios. Sin combatir la especulación, como pudo comprobar este año, no le resultará fácil. Las veinte empresas más denunciadas por los consumidores cuando se aprobó el sistema de consumo protegido, en septiembre de 2014, lo lideraba Movistar con el 10 por ciento de las presentaciones. Le seguían Personal (7 por ciento), Telefónica (4), Telecom (4), Telecentro (3), Claro (3), Cablevisión (2), Edesur (2), Frávega (1), Garbarino (1), Direct TV (1), Volkswagen (1), Samsung (1), Mercado Libre (1), Banco Itaú (1), Santander Río (1), Falabella (1), Peugeot Citroën (1), Banco Galicia (1) y LG (1). Esas veinte firmas concentraban el 46 por ciento de los reclamos, un reflejo de su poder de mercado y de su capacidad para imponer condiciones a los clientes. Pero los abusos no son un tema excluyente de las grandes compañías. De ahí la necesidad de generar un cambio cultural que ubique en el centro de las relaciones de consumo el resguardo de derechos de los compradores. Para eso, las tareas de fiscalización por parte del Estado y la creación de mecanismos de resolución de conflictos ágiles y efectivos son una prioridad. En esa línea, en marzo de 2015 empezó a funcionar el servicio de Conciliación Previa en Relaciones de Consumo (Coprec), una de las instituciones votadas por el Congreso en 2014 para dar forma al sistema de consumo protegido. Ni Cambiemos ni el Frente Renovador acompañaron esas iniciativas con el argumento de que aumentaban la discrecionalidad de los funcionarios frente a las empresas. Los consumidores dieron otra respuesta. La oficina nacional de Defensa del Consumidor pasó de recibir apenas 1000 reclamos en 2014 a 50.000 en diez meses de 2015. El gobierno de Cristina Kirchner utilizaba las publicidades en Fútbol para Todos para promocionar el Coprec. Hacia el final de aquella administración, el promedio de reclamos se había catapultado hasta 350 por día. Ese ritmo de presentaciones se fue apagando este año al desaparecer las campañas publicitarias en televisión, vía pública, gráfica e internet. El último dato oficial de la dirección de Defensa del Consumidor a cargo de Blanco Muiño indica que hasta la primera semana de noviembre se habían registrado 9900 denuncias, el 20 por ciento de las anotadas el año pasado. La cifra no es más chica gracias a la inercia del verano pasado, cuando todavía estaba más presente en la memoria la existencia del Coprec. El Coprec es la primera instancia a la que acude el consumidor para reclamar contra una empresa. Es un sistema gratuito para el cliente y obligatorio para la firma denunciada, la cual deberá pagar una multa en caso de no asistir a la audiencia de conciliación. Todo el procedimiento tiene una duración máxima de 30 días. Más del 60 por ciento de los casos se resuelven por esa vía, aun hoy. Hasta ahí el macrismo sostuvo lo heredado de la gestión anterior, aunque con una reducción de personal importante, de más de 300 personas en la Secretaría de Comercio, y el levantamiento de las publicidades sobre la importancia del Coprec y la caída estrepitosa en la demanda del servicio, como se mencionó más arriba. Lo que Blanco Muiño confirmó días atrás en un encuentro con asociaciones de consumidores en Tucumán es que el Gobierno no avanzará con las otras dos patas del programa de consumo protegido, que componían un sistema integral de cuidado de los usuarios: la creación de las auditorías en relaciones de consumo y del fuero nacional en relaciones de consumo. Según las leyes que el Gobierno comunicó que no respetará, cuando los compradores no alcanzan un acuerdo en el Coprec tienen la posibilidad de recurrir a los auditores de consumo, si sus demandas son inferiores a 15 salarios mínimos (113.400 pesos en este momento). Son jueces administrativos designados por concurso, dentro del ámbito del Ministerio de Economía, con capacidad de sentenciar en los conflictos. Su función es agilizar la resolución de disputas por montos bajos, para que los consumidores puedan ejercer su derecho de defensa, lo cual hará que cada vez más personas participen del sistema. Si bien los reclamos son por cifras moderadas en términos individuales, la resistencia de las grandes empresas, bancos, prestadoras de servicios obedece a que en términos agregados para ellas pueden resultar cifras importantes. Adecua, una asociación de consumidores, llegó a acuerdos entre 2010 y 2012 con seis bancos y financieras por juicios -acciones colectivas- que les había iniciado por cobrarles cargos indebidos a 1,7 millón de usuarios. Adecua lo detectó y firmó acuerdos con las entidades financieras para cerrar los juicios, lo que en definitiva les permitió ahorrarse el pago de unos 370 millones de pesos en indemnizaciones, ya que solo el 0,9 por ciento del 1,7 millón de usuarios pasó a buscar el dinero que le correspondía. La razón fue porque nunca se enteraron de que existía el acuerdo con Adecua, entidad que cobró 15 millones de pesos de honorarios, pagados por los bancos, de acuerdo a una denuncia que se tramitó en la Justicia, promovida en su momento por Pimpi Colombo desde Comercio Interior. La Justicia, ya con el actual gobierno, desestimó esa denuncia y ordenó que Adecua vuelva a estar inscripta en el registro oficial de entidades de consumidores. El ejemplo muestra cuántos intereses pueden estar en juego en esta cuestión y por qué el poder económico resiste el avance de las instituciones que resguardan los derechos de los consumidores. La segunda de esas instituciones que el Gobierno ya comunicó que dejará de lado es la creación del fuero nacional en Relaciones de Consumo, que iba a estar integrado por ocho juzgados de primera instancia y una cámara de apelaciones con dos salas. Allí se resolverían las controversias que excedieran los montos de reclamos del Coprec, las impugnaciones a la jurisdicción administrativa y los recursos frente a multas de las leyes de Defensa del Consumidor, Lealtad Comercial y Defensa de la Competencia, dentro del ámbito del Poder Judicial. La existencia del cuerpo de auditores y del fuero servía como elemento de presión para forzar a las empresas a negociar en el Coprec, y también para apurar trámites más pesados. Cambiemos decidió dar de baja toda esa estructura que beneficiaba centralmente a trabajadores y jubilados. Es uno de los efectos de la presencia de tantos CEO en la Casa Rosada y en los ministerios, y que tiene como consecuencia la generación de una mayor inflación y la desprotección de los intereses de los más débiles.

Leer más »

Moyano: “Hay bronca que se está juntando”

El titular del sindicato de Camioneros y ex jefe de la CGT afirmó que el gobierno de Mauricio Macri "no encuentra una solución adecuada" a los problemas de la economía y consideró que "evidentemente le faltan algunas medidas" que tomar para salir de la crisis en la que se encuentra desde que asumió, hace once meses. "A nuestro entender, no encuentra una solución adecuada", disparó Hugo Moyano durante una entrevista por radio Mitre en la que criticó al Gobierno y consideró que "no hay una animosidad como había en otros tiempos" de parte de los gremios hacia el gobierno nacional. No obstante, reconoció que "sí hay bronca que se está juntando, pero no la animosidad que existía con el otro gobierno, porque esto es parte de la evolución de la sociedad". Apuntó que "se ha elegido un gobierno, por lo tanto hay que respetar a la mayoría que lo ha elegido" y consideró que "la CGT está actuando con absoluta responsabilidad". "Los hombres que están al frente son muy capaces y tienen un grado intelectual muy importante. Ellos ven, no solamente tienen que hacer ese reclamo que realmente es necesario, sino qué piensa el conjunto de la sociedad", justificó. "Que hay despidos, hay despedidos -añadió-. Que la actividad ha aflojado en muchos casos, como en la nuestra, también es cierto. Hay medidas que, a lo mejor ellos no han tenido la intención como gobierno, afectan a toda la sociedad."

Leer más »

Mauricio Trump

Por Luis Bruschtein "Todos tenemos un amigo que votó a Macri y ahora se lamenta porque ganó Trump" dice una frase que circula por las redes. Ironías aparte, tiene algo de razón, Macri es más parecido a Trump aunque quisiera parecerse a Hillary. Los dos son de derecha, pero Hillary es más presentable. Para los macristas, el triunfo de Trump en Estados Unidos fue como si los hubiera sorprendido un espejo caminando por Florida y los enfrentara a la imagen del empresario rústico, ignorante y oportunista para los negocios, que se desayunó al sistema político y alcanzó la presidencia. Trump y Macri fueron socios en un emprendimiento inmobiliario en Manhattan. Forman parte del mismo universo cultural. El aparato mediático del macrismo, Canal 13, TN, Lanata y demás, se apresuraron a disimular esas semejanzas, lo hicieron como si les dieran vergüenza. "Trump es de derecha, como el kirchnerismo pero sin doble discurso", dijeron. Macri y Trump son parte de la propagación en todo el mundo de una hegemonía conservadora y regresiva. Se habla de Hillary como progresista y Trump conservador. Pero cada uno representa un aspecto diferente de la derecha. Es un fenómeno paradójico. Los obreros empleados y desempleados del cordón de óxido de los viejos estados industriales que hace pocas semanas votaron al izquierdista Bernie Sanders en la interna demócrata, ahora lo hicieron por el conservador Donald Trump. El principal motivo que traccionó esos votos las dos veces fue la necesidad de generar empleo y defender el que hay, un reclamo que relegó otros aspectos. Hubo "progresistas" que en Argentina votaron a la derecha y preferían que gane Hillary en Estados Unidos. Y hubo progresistas peronistas y no peronistas que preferían a Trump por sus promesas de menos intervencionismo. Cualquiera de los dos era un desastre para Argentina. Es posible que el intervencionismo de Trump sea menor, pero será más agresivo, sobre todo en la competencia con China. Rusia es más un problema para Europa y Alemania. Con Macri, Argentina quedó muy vulnerable ante la gestión de Trump. El presidente es más parecido a Trump y hasta puede entender su lógica chabacana de country de ricachones, pero necesitaba desesperadamente que ganara Hillary para mantener el Transpacífico, los tratados de libre comercio y las bajas tasas de interés de la Reserva Federal. Hay similitudes para repartir. Pero a nadie le causaría sorpresa si se topara a Macri, Trump y Silvio Berlusconi abrazándose en Olivos. El abrazo kirchnerista, en todo caso fue entre Néstor, Lula y Chávez. Son fotos diferentes, con éticas y lógicas opuestas. Los medios conservadores argentinos sueñan con parecerse a los grandes medios norteamericanos como The Washington Post o The New York Times, llamados "los medios serios" que apoyaron abiertamente la campaña de Clinton. Una gran cantidad de medios respaldó a la candidata y creó la sensación de que Trump no tuvo respaldo. No fue tan así, porque en gran parte de su campaña recibió el soporte activo de Rupert Murdoch, el magnate mundial que encabeza un poderoso grupo multimedia que abarca desde prensa deportiva hasta la empresaria y bursátil, del ex News Corporations, hoy dividido en 21th Century Fox y NewsCorp. A los que se sumó una miríada de publicaciones localistas y el respaldo de los grandes Chicago Tribune y Los Angeles Times. The New York Times y The Washington Post son leídos por las capas medias y altas urbanas, pero los medios gráficos y de televisión, amarillistas y gritones, de Murdoch, son medios populares, que llegan a millones de esos trabajadores y campesinos del país profundo que pusieron su voto por Trump. Todos los medios, los que respaldaron a uno y otro son de derecha. En el sistema de medios norteamericano no existen medios importantes que expresen una mirada progresista y popular. La batalla también se dio en las redes. Trump usó una artillería pesada de botts y trolls, y docenas de personas creando contenidos y estrategias provocativas para involucrar audiencias, además de su intervención personal. En Twitter, Trump tiene 11 millones de seguidores, en tanto que Clinton, con una campaña muchísimo más costosa y el apoyo de los medios "serios" tenía ocho millones. En Facebook, la relación era 10,2 millones de "me gusta" en la página del republicano, a 5,5 millones de la demócrata. Las declaraciones más bizarras del empresario recalentaban las redes. Podría decirse que el lenguaje ramplón y berreta que usó Trump encajaba mejor en la lógica crispada de las redes. Otro parecido: la etiqueta más popular de Trump en Twitter fue #CorruptaHillary. Fue su caballito de batalla: "Hillary es tan corrupta que la echaron de la Comisión Watergate. ¿Cuán corrupto tienes que ser para que te echen de la Comisión Watergate? Bastante corrupto", repitió en varios de sus discursos. La acusación de corrupción a su adversaria llevó a la presidencia a un empresario de la construcción, donde todos los norteamericanos saben que se lava dinero y que allí anidan mafias de las más pesadas. En Argentina, ese mismo discurso "anticorrupción" contra su oponente llevó al poder a un empresario que hizo su fortuna como proveedor del Estado que, como todo el mundo sabe, es un negocio plagado de tramposos y coimeros. La coincidencia es también que ambos presidentes fueron socios. Los servicios de inteligencia: otro respaldo que se escapa en la mayoría de los análisis. El FBI respaldó abiertamente a Trump con fuertes operaciones de inteligencia. Pocos días antes de la elección, James Comey, director del FBI, hizo filtrar una carta donde informaba al Congreso que se había abierto una investigación sobre e-mails de Clinton. Fue un golpe mortal a la ex primera dama, terminó de alejar a mujeres, latinos y negros que directamente no fueron a votar. Ojo: en el equipo de Trump sobresale Rudolf Giuliani, lobbista del mundo de las armas y de la seguridad y un contacto directo con los servicios. Es difícil englobar esta irrupción generalizada de las derechas con respaldo de masas en el mundo. Tienen signos diferentes en cada país y los significados tampoco son los mismos cuando se trata de economías centrales o economías periféricas. Y es difícil hacerlo en un mundo cambiante donde al producirse con rapidez muchas veces los procesos son asincrónicos: Macri y Trump surgen cuando decayó la estrella de Il Cavaliere Silvio Berlusconi en Italia. Cuando habla de los derechos de las minorías, de la inmigración o de las mujeres, Trump saca conceptos del ideario restaurador y neoconservador que busca restringir derechos. "A todas las mujeres les gusta que les digan un piropo, aquellas que se ofenden, no les creo. No puede haber nada más lindo que un piropo, por más que esté acompañado de una grosería, que te digan qué lindo culo tenés, está todo bien". Bueno, ese no fue Trump, fue Macri. Trump dijo: "Cuando eres una estrella, las mujeres te dejan hacerles cualquier cosa, agarrarlas por el coño, lo que sea". Bernasconi tiene a docenas. Para Trump, los inmigrantes latinos son lo peor, "violadores y ladrones". Va en línea con lo de "resaca" como los calificó el senador Miguel Angel Pichetto y ratificó Claudio Avruj, el secretario de Derechos Humanos de Macri, que antes había dicho que acabaría "con el curro de los derechos humanos". Trump prometió que sacará el plan de salud para los pobres, el Obamacare. Hay muchas acá sobre ese tema, desde la frase del radical Ernesto Sanz de que la plata de la AUH se va por la canaleta de la droga o la que dijo hace pocos días el mismo Macri al canal de La Nación de que había "muchos argentinos que son pobres y no se habían dado cuenta". Se dan cuenta con él, pero eran pobres de antes. Es probable que muchos votos de Trump hayan sido antisistema. Pero Trump es producto del sistema. Los mismos medios y periodistas que en Argentina estaban desolados por la derrota de Hillary Clinton, coincidían con Trump en su diatriba contra los inmigrantes. En Argentina se viene una crisis social muy fuerte y esos discursos que estimulan la guerra entre pobres son funcionales a la derecha. Ellos aquí y Trump allá, son una consecuencia del esquema de valores que puso en juego el neoliberalismo en su confrontación crispada con las experiencias democráticas y populares: la antipolítica, la exaltación de la riqueza como máxima virtud, la naturalización de la pobreza, la leyenda del empresario sin cultura ni escrúpulos que triunfó. Trump abona al mismo clima de época que Macri, que Uribe y el No a la paz en Colombia y que el Brexit en Gran Bretaña.

Leer más »

Otra jornada de timbreo organizado

El presidente Mauricio Macri y funcionarios de Cambiemos se fotografiaron con vecinos de distintos barrios y ciudades en el marco de la octava jornada del denominado "timbreo nacional". Luego, Vidal y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, viajaron a la ciudad de Jujuy para asistir al último Consejo Federal del PRO del año. En esa provincia, gran parte de la dirigencia oficialista participó de timbreos que luego publicaron en las redes sociales. La vicepresidenta Gabriela Michetti se mostró en Tres de Febrero junto al intendente local, Diego Valenzuela, mientras el jefe de Gabinete, Marcos Peña, estuvo en Merlo. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, estuvo en el barrio porteño de Palermo, mientras su par de Modernización, Andrés Ibarra, se tomó fotografías en José C. Paz. A su turno, para confirmar su adhesión a la iniciativa de marketing político, la UCR se sumó al timbreo y destacó desde su cuenta oficial de Twitter que "Escuchar nos hace mejores".

Leer más »

Frigerio, “optimista” con la llegada de Trump a la Casa Blanca

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, consideró que el arribo del magnate republicano a la Presidencia de Estados Unidos "no es algo negativo para la Argentina" porque durante "estos once meses de gobierno", desde la gestión de Mauricio Macri "hemos trabajado mucho" para "que los focos del mundo apunten a la Argentina". El funcionario manifestó su "optimismo" por el futuro gobierno de Donald Trump a pesar de que, reconoció, "todavía resta saber cuáles son los planes específicos" y "cuáles son los funcionarios que van a llevar adelante esas políticas". Luego del respaldo que el Gobierno expresó a la candidatura de la derrotada postulante demócrata Hillay Clinton, el funcionario remarcó que ve "con mucho optimismo" a Trump en la Casa Blanca porque, en su opinión, "la Argentina decidió mirar al mundo".

Leer más »

Kicillof: “Es un intento de proscribir a CFK”

Axel Kicillof dijo que el fallo de la Cámara Federal porteña que ratificó su procesamiento, entre otros ex funcionarios del anterior gobierno, y el de Cristina Fernández de Kirchner en la causa por el dólar futuro es "una persecución política y un intento de proscribir" a la ex presidenta. "La causa es incomprensible: no nos acusa de beneficiarnos, no de beneficiar a un tercero, sino por una medida macroeconómica que impedía una corrida", afirmó el ex ministro de Economía sobre la decisión de los camaristas Eduardo Farah y Martín Irurzun de avalar lo dispuesto en primera instancia por el juez federal Claudio Bonadio. Con la confirmación de los procesamientos, la causa quedó a un paso de su elevación a juicio oral. Los camaristas también confirmaron el embargo de 15 millones de pesos sobre los bienes de la ex mandataria. El fallo no es definitivo porque puede ser apelado ante la Cámara Federal de Casación. "Es un absurdo jurídico sostener que el Banco Central no tiene que intervenir por fuera de los valores de mercado", señaló Kicillof en declaraciones a Radio 10. El diputado del Frente para la Victoria consideróa que "la causa es incomprensible" y en ese sentido explicó que "no nos acusa de beneficiarnos, no de beneficiar a un tercero, sino por una medida macroeconómica que impedía una corrida". Kicillof señaló que con ese criterio podría juzgarse del mismo modo la suba de las tasas de interés que implementó el gobierno de Cambiemos para frenar la inflación, en una analogía con la venta de dólar futuro que se realizó el año pasado y que "evitó una devaluación". "Esta siempre fue una causa política, originalmente pensada para conseguir la renuncia de (Alejandro) Vanoli. Cuando renuncia, Bonadio la convierten en otra cosa, en una persecución contra Cristina y contra mí diciendo que les habíamos vendido a amigos, a funcionarios. La sorpresa es que muchos de los que habían comprado eran funcionarios de Cambiemos, nos buscaron a nosotros y se encontraron a ellos mismos", cerró Kicillof.

Leer más »