Inicio / admin (página 773)

admin

Como una bombilla de 22W a 21.000 millones de kilómetros de distancia: así localizamos la Voyager 1 en la inmensidad del Universo

Hace unas semanas os contábamos que la Voyager 1 había encendido sus cuatro "propulsores de trayectoria" (algo que no ocurría desde los 80) y que funcionaban a la perfección. De la conversación sobre esto, surgía una pregunta recurrente ¿Cómo podemos estar seguros de que la Voyager sigue ahí, 21.0000 millones de kilómetros después y sin pasar la ITV? No es una pregunta absurda. Hemos hablado muchas veces de la búsqueda del planeta nueve: si no somos capaces de encontrar un planeta enorme, ¿cómo podemos encontrar una sonda diminuta que se encuentra mucho más lejos de nosotros? Una bombilla en medio de una habitación a oscuras La respuesta más obvia es la trayectoria. Es decir, sabemos dónde está y hacia dónde va. Y con esa información, buscar en el espacio resulta mucho más fácil, aunque se trate de algo mucho más pequeño. Pero hay un detalle que me parece realmente curioso: el transmisor de la Voyager es, a todos los efectos, una vbengala. Son solo 22 vatios; casi nada. “Algo comparable a la radio de un coche patrulla o a la bombilla de un refrigerador” explicaba el equipo del Observatorio Nacional de Radio Astronomía (NRAO). Pero con eso es suficiente. La Voyager 1 brilla como una bombilla en medio de una habitación a oscuras. Su pequeño transmisor tiene una potencia significativamente más alta que cualquier otra onda de radio que la sonda tenga a su alrededor. De esta forma, el NRAO y los diez radiotelescopios de la Very Long Baseline Array rastrean la pequeña sonda en su viaje intergaláctico. La activación de los propulsores de trayectoria de hace unas semanas dará un par de años de vida extra al objeto humano que más lejos ha viajado. Pero no le queda mucho: en 2025 sus generadores dejarán de suministrar energía suficiente y quedarán a la deriva. Viajando en la soledad de la noche. También te recomendamos La NASA activa los propulsores de la legendaria Voyager 1 tras 37 años de inactividad Tu foto favorita puede ser dos veces mejor Tecnología hecha por el ser humano más allá del sistema solar: las cinco misiones espaciales que más lejos han llegado - La noticia Como una bombilla de 22W a 21.000 millones de kilómetros de distancia: así localizamos la Voyager 1 en la inmensidad del Universo fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .

Leer más »

12 años después, el ‘Star Wars: Battlefront II’ clásico me sigue fascinando, y no soy el único

2017 fue un año crucial para Star Wars y sus fans: las batallas a lo largo y ancho de una galaxia muy, muy lejana han estallado con el estreno de su nueva película en gran pantalla, y podremos participar dejándonos tentar por una cantidad generosa de merchandising y, desde hace muy poco con ‘Star Wars Battlefront II’ en PC y consolas. ¿Sensación de deja-vu? Es normal: lo mismo ocurrió hace 12 años. Coincidiendo con el lanzamiento doméstico de ‘Star Wars: La Venganza de los Sith’, Lucasarts, el otrora sello de videojuegos de Lucasfilm, lanzó junto con el ya extinto estudio Pandemic un título que lo tenía todo para arrasar en ventas. ¿Las claves? Todas las sagas cinematográficas reunidas en un juego que mezclaba batallas multitudinarias, jedis, combates espaciales y multijugador online. Aquél juego se llamaba ‘Star Wars Battlefront II’. Recordemos, estamos hablando de finales de 2005. Aquél ‘Star Wars: Battlefront II’ se publicó en las Xbox y PlayStation contemporáneas, así como en PC e incluso se pudo ver en PSP, la primera consola portátil de Sony. Y en cada copia física de ese juego se veía un sello dorado que decía: ‘La secuela del Juego de Star Wars más vendido’. Un doble mérito si tenemos en cuenta la cantidad de juegos que salieron durante los años de las precuelas dirigidas por George Lucas. Sobre todo cuando la distribución digital no podía compararse a la de hoy. Hoy, Disney -actual propietaria de Lucasfilm- está dispuesta a poner toda la carne en el asador de cara al 40 aniversario de la saga galáctica. Y eso incluye el film que promete convertirse en el blockbuster de estas navidades, más y mejor merchandising y la nueva visión de ‘Star Wars Battlefront II’ que, por cierto, ya ha iniciado sus planes conmemorar el lanzamiento de 'Los Últimos Jedi'. Ahora bien, la reacción de los fans con respecto al nuevo juego ha tremendamente negativa. ¿Por qué? El actual ‘Star Wars: Battlefront II’ ya había sembrado la polémica antes de su lanzamiento: micropagos que dan ventaja a aquellos jugadores dispuestos a rascarse el bolsillo, un sistema de cajas de botín que incluso está siendo estudiado en comisiones de Estados Unidos, Bruselas o el Reino Unido, desbloqueables imposibles... Un quebradero de cabeza. ¿Tan difícil es hacer un juego sin esos "extras" tan poco agradecidos? Bueno, a día de hoy es posible jugar al clásico en PC. Pero hay que tener en cuenta una serie de matices, claro. El contexto del Star Wars Battlefront II de Pandemic La saga 'Star Wars' ya contaba desde la década de los 90 con varios shooters que podíamos ver en primera y tercera persona como 'Shadows of the Empire' o la impresionante saga 'Jedi Knight' que comenzó un espectacular 'Dark Forces', pero en 2004 el estudio Pandemic apostó por una experiencia diferente: vivir las gloriosas batallas cinematográficas desde el campo de batalla como un soldado más, colaborando y enfrentándonos a otros fans. Algo que quedaría reflejado en su nombre: 'Star Wars Battlefront'. El estudio Pandemic no solo contaba con una interesante trayectoria antes de desarrollar el ‘Battlefront’ original, sino que ya había puesto los cimientos del mismo dos años antes con ‘Star Wars: The Clone Wars’, un juego que hacía de puente entre la recientemente estrenada ‘Star Wars: El Ataque de los Clones’ y los hechos posteriores. De este modo, Pandemic replantearía la mayoría de elementos de aquél ‘Clone Wars’ para el proyecto más ambicioso lanzado en consolas y PCs de entonces. Eso sí, esta vez no seríamos jedis, siths ni princesas que no necesitan un trato preferencial de granjeros de Tatooine. Seríamos uno de esos soldados rebeldes o del imperio, héroes anónimos sin apenas gloria ni minutos en pantalla que pasan desapercibidos en las películas y los cómics. Pero esta vez el destino de la galaxia dependería de nosotros. La idea, tal y como dijo el productor del juego Greg Burrod era bastante simple: Queríamos crear un shooter online para Xbox, PS2 y PC que permitiera la estrategia del equipo y presentara batallas y mundos de cada una de las seis películas de Star Wars. Sin embargo hay que tener en cuenta un matiz muy importante: a pesar de que teníamos por delante 16 mapas en 10 planetas icónicos, el multijugador online de ‘Star Wars Battlefront’ comedidamente aprovechado por los jugadores de PC y Xbox y en mucha menor proporción en PS2. El juego online en consolas de entonces no se parece al actual ni de lejos. Aquél juego fue un absoluto éxito: en 2006 ya se habían vendido 3,8 millones de copias en consolas sólo en Estados Unidos, y es que ofrecer a los fans participar en batallas de las seis eras coincidiendo con el lanzamiento de la trilogía original en DVD fue una apuesta ganadora. Lógicamente, Pandemic y LucasArts regresarían al año siguiente con un juego muchísimo más transgresor. Curiosamente, las novedades del 'Star Wars Battlefront II' son prácticamente las mismas del publicado en 2017 En 2005 ‘Star Wars Battlefront II’ era el juego perfecto para los fans de Star Wars: los héroes y escenarios de todas las películas eran seleccionables, había una especie de modo historia e incluso se apostó por las batallas espaciales. Además, el multijugador había sido totalmente replanteado: decenas de jugadores online prometían las carátulas. Novedades que, curiosamente también son los reclamos del ‘Battlefront’ de 2017. Pero aquellos eran otros tiempos, claro. Volvemos a jugar al Star Wars: Battlefront II. El clásico. ¿El bueno? Regresando a la primera entrega, hay que admitir que a LucasArts le salió muy bien la jugada: con cada copia de la trilogía clásica editada en DVD se incluía una demo del primer ‘Star Wars: Battlefront’ para Xbox pocos meses antes de su lanzamiento. Aquella propuesta de shooter masivo nos chocó y -partidas después- nos encandiló a aquellos que ya veníamos con el chip de las sagas ‘Jedi Knight’ o ‘Knights of the Old Republic’. Por aquél entonces las demos venían en disco, y pese a tratarse de adelantos jugables, a diferencia de las betas actuales aquellos contenidos estaban trabajados como si las ventas dependieran de ellos y diseñados para rejugarse hasta el fin de los tiempos, o hasta convencer al fan más indeciso de ‘Star Wars. Un año después se repetiría la jugada, esta vez con el DVD de ‘La Venganza de los Sith’ y la secuela del título de Pandemic. Imposible resistirse. Ahora bien, ¿esa misma propuesta podría funcionar bien hoy? Es justo decir que la actual versión de Steam, la cual se unió a la plataforma digital de Valve en 2009, es más agradecida técnicamente que la de hace doce años, pero también hay que considerar que el PC en el que lo pusimos a prueba está preparado para mover con holgura el espectacular aspecto del ‘Star Wars: Battlefront II’ actual. Con todo, bastan un par de partidas para entender que, aunque ambos títulos comparten la misma filosofía, se trata de maneras diferentes de abordarlas. El clásico ‘Star Wars: Battlefront II’ ofrece batallas multitudinarias en escenarios inmensos para la época y medianos -tirando a pequeños- según los estándares actuales. Sin embargo queda claro desde el primer momento que estamos ante un shooter de mecánicas simples en la que la acción constante prima sobre la estrategia o la obtención de progresos. Aquél juego de Pandemic ya ofrecía un sistema en el que debíamos obtener méritos durante la partida para acceder a las clases más ventajosas (limitados en cantidad por razones de equilibrio) y premiaba a los mejores jugadores con la posibilidad de jugar con el héroe o villano correspondiente de cada pantalla. Además, el uso de torretas y vehículos era crucial. Algo que sigue presente en el juego actual, con severos ajustes. Sin embargo, su encanto, aún presente, continúa intachable con el paso de los años para aquellos que lo disfrutamos entonces: unos niveles más despejados, sin demasiados trucos y escondites, buscaban la confrontación directa. Si queremos reponer salud tenemos que buscar a alguien de la clase adecuada o buscar un droide médico: nada del llamado “efecto balonazo” de los shooters actuales, donde el daño de las balas se restaura con el tiempo, como el que recibe un golpe inesperado de una pelota. Pero donde más se destila ese sabor de los juegos de antes es en sus experiencias de juego: hay un modo Conquista Galáctica, que vendría a ser una especie de Risk que nos permitiría dominar el sistema galáctico -poca broma- pero también había un modo acción instantánea en el que símplemente elegíamos facción y cualquiera de los 24 escenarios y entrabamos en batalla. Podemos enfrentarnos a los bandos, capturar la bandera, hacer asaltos espaciales… sencillo y divertido a partes iguales. Y luego estaban las batallas espaciales, un destructor frente a otro y tres tipos de naves por facción. Hay incluso un modo de atrapar la bandera con los icónicos cazas estelares de ‘Star Wars’. Da igual que eso jamás haya pasado en el canon de ‘La Guerra de las Galaxias’, es sencillamente divertido. Y más cuando juegas online. Un online que sobrevivió al cierre de los servidores ¿Qué tienen en común el online de ‘FIFA 18’, el de ‘Need For Speed: Payback’ y el que ofrecen dos juegos de ‘Star Wars: Battlefront’ creados por DICE? Entre otras cosas, sus servicios online dependen de los servidores propios de EA, a los que hay que acceder antes de jugar independientemente de qué plataforma usemos. Algo que también ocurre en juegos de Rockstar, Ubisoft, Activision… Pero el juego online no siempre fue así: hace una década era común el uso de middleware, software que asiste a una aplicación (o juego) para interactuar o comunicarse con otras, para poder competir o cooperar en nuestros títulos favoritos. Y pese a que -en el fondo- aquello era un poco caótico, ahorraba problemas (y costes) a las desarrolladoras. Uno de los mejores ejemplos era el portal GameSpy. En 1996 la alternativa más común era que los usuarios ofrecieran las IPs de servidores de manera directa o las publicaran en sitios web. Sin embargo, coincidiendo con el lanzamiento de Quake, GameSpy -conocida entonces como QSpy- proporcionó los servicios y el software para jugar online en calidad de intermediario. Era cuestión de tiempo que aquello prosperará. Un ejemplo lo tenemos en el sistema de matchmaking que hacía el ‘Star Wars: Battlefront II’ de LucasArts y Pandemic: los jugadores accedían a servidores dedicados y no tenían que preocuparse por disponer de una cuenta asociada cualquier otra compañía. De hecho, mientras duraran esos servidores, se podría jugar online a cualquier juego que formara parte de esa red. El problema llegó en 2013. Obedeciendo a razones comerciales GamesSpy anunció en febrero de 2013 su cierre así como el de los servidores de todos sus juegos. Eso sí, los jugadores de ‘Star Wars: Battlefront II’ tendrían hasta mayo de 2014 para continuar su conquista del espacio. ¿Y después qué? De entrada, la propia Electronic Arts extendió dos meses más el online de aquél juego. Quizás teniendo en cuenta que su propia revisión del juego llegaría un año después. Pero aquello era una solución temporal. A partir de ahí, el multijugador quedaba en manos de unos jugadores tenían dos opciones: ofrecer sus propios servidores a la antigua usanza o a través de GameRanger. No hay que olvidar que por entonces ‘Star Wars: Battlefront II’ estaba a punto de cumplir una década. Pero lo más interesante de todo esto es que la comunidad de jugadores nunca dejó de apostar por esta fórmula clásica: incluso con el primer ‘Star Wars Battlefront’ de 2015, ya desarrollado por DICE y EA, este título de hace dos generaciones seguía reuniendo a medio millar de jugadores según Steamcharts. Todo un hito si vemos las cifras que consiguen juegos más recientes. Una cifra que ha ido en aumento conforme más información llegaba del actual ‘Star Wars Battlefront II’ y que actualmente consigue reunir simultáneamente a 2.500 jugadores cada mes. Una señal inequívoca de que alguien tenía que devolverle a ese juego sus servidores. Y ese alguien fue la propia Disney. Pero nos estamos adelantando a lo que veremos un poquito después. Luces y sombras de regresar al online de 2005 La reciente apertura de servidores del clásico ‘Star Wars: Battlefront II’, de la que hablaremos más adelante, le sentó de maravilla, al punto en el que encontrar una partida en curso a cualquier hora de la madrugada es tremendamente sencillo. Eso sí, el juego completa las plazas con bots. A modo de anécdota, en el Streaming que hicimos el mismo día de lanzamiento del nuevo ‘Battlefront II’ de 2017 en VidaExtra no pudimos mostrar todos los modos online porque las salas no terminaban de llenarse. De hecho, lo más interesante no es sólo lo simple que es unirse a una partida en curso o lo bien que funcionan los servidores: a diferencia de una gran mayoría de shooters online nosotros decidimos dónde queremos jugar y a qué modos. Es más, podemos intercalar modos de juego y deseleccionar aquellos que no nos terminen de convencer, programar un orden concreto de mapas y variantes… La experiencia online es muy distinta a la de los juegos actuales: más frenética pero a la vez más simple, sin el estímulo de puntos que obtener de cara a futuros desbloqueables o cajas de botín y con el máximo aliciente de vernos en lo alto de las tablas de clasificación al final de cada partida. Si eres bueno, puedes acceder a las dos mejores unidades, si eres el mejor se te recompensa preguntandose si quieres ser el héroes especial del escenario (Luke, Darth Maul, Boba Fett, Mace Windu...) Cuando vienes de otros shooters como ‘Destiny 2’ u ‘Overwatch’ sabes que tienes que cambiar el chip desde el principio, aunque en el fondo ambos han heredado elementos de los clásicos FPS : el primero bonifica las rachas merecidamente y el segundo nos obliga a adaptar nuestra clase a las circunstancias. Algo que ya pasa en este 'Battlefront II' de 2005. En mi caso tardé varias partidas en reencontrarme con la clase que mejor se me daba entonces: en el bando de la Alianza era el ‘Contrabandista Rebelde’ y una vez aclimatado a sus armas y explosivos fue sencillo integrarme con la mayoría de jugadores, aunque se notaba con margen aquellos que le habían dedicado ingentes cantidades de horas. Ni ventajas por cartas, ni mejoras por progresos, ni atributos reajustados: acción instantánea en escenarios abiertos. Además, en cualquier momento podemos crear nuestra propia sala online, con nuestras reglas, enfrentarnos a hordas de bots junto con otros aliados controlados por la IA, y ajustar la dificultad para que seamos los héroes indiscutibles de la partida. O, al menos, hasta que entre un segundo jugador. Sin embargo, es más que probable que los jugadores actuales no busquen esta experiencia. Una tan sencilla y directa. Con logros en Steam, sí, pero sin un sistema de progresión o alguna remuneración en forma de desbloqueables o coleccionables. Una que tampoco te permite mejorar tu personaje y en la que ganar o perder es indiferente tras cuatro horas dándole al ratón y al teclado. Que no recibirá nuevos contenidos oficiales en el futuro y en la que si te enfrentas a un grupo medianamente organizado, o con cheats, vas a salir escaldado… y sin recompensas. Y sí, ‘Star Wars Battlefront II’ se beneficiaba de la marca Star Wars, ofrecía cambio una experiencia completa que podía disfrutarse desde el primer minuto, y lo hacía en el momento perfecto y con una primera entrega que cuajó perfectamente con la crítica y el público. Entonces, ¿por qué no apostar por una tercera entrega? Star Wars Battlefront III y cómo volvimos a la casilla de salida Tras una serie de negociaciones, Electronic Arts formalizó la adquisición del estudio Pandemic en 2007. Sin embargo, dos años después habría recolocado a parte de su plantilla en otros estudios y cerrado el estudio afincado en Santa Monica de manera oficial. Aquello no era un caso aislado: EA ya había cerrado grandes estudios como Bullfrog (Dungeon Keeper), Maxis (Los Sims) y recientemente ocurrió lo mismo con un Visceral Games (Dead Space) que -casualidades de la vida- estaba desarrollando un juego de Star Wars. Ahora bien, la tercera entrega de ‘Star Wars Battlefront’ estaba dentro de los planes de LucasArts. A fin de cuentas, tanto la propia saga galáctica como la licencia ‘Star Wars Battlefront’ eran propiedad de George Lucas y sus accionistas y, pese a que la segunda trilogía había concluido, se presentaban unas oportunidades irresistibles: un universo expandido con la serie animada ‘Star Wars: The Clone Wars’ y una nueva generación de consolas ya preparadas para el juego online y gráficos HD de vanguardia. Decir que ‘Star Wars Battlefront III’ llegó a existir quizás sería muy atrevido, pero sí hubo varias versiones jugables, y todas eran tremendamente ambiciosas para la época. Gracias a los primeros trabajos de Pandemic y la implicación de varios estudios que intentaron coger el testigo ha sido posible ver pinceladas de aquel proyecto. Y entonces llegó la compañía del ratón más famoso del mundo. El 30 de octubre de 2012, The Walt Disney Company compró el 100% de Lucasfilm por 4.050 millones de dólares. Poco después, LucasArts dejaría de desarrollar juegos y pasaría a gestionar sus millonarias licencias (especialmente Star Wars e Indiana Jones), anunciando -además- una nueva trilogía cinematográfica. En ese contexto, EA hizo un trato millonario consiguiendo en exclusiva la licencia Star Wars durante 10 años. La compañía responsable de ‘FIFA’, ‘Los Sims’ o ‘Mass Effect’ tuvo claro que la fórmula de ‘Star Wars Battlefront’ era una apuesta segura ya en la actual generación de consolas, lanzando su propio juego con tres estupendos embajadores en 2015: la película ‘El Despertar de la Fuerza’ en cartelera, el estudio DICE (responsables de la serie ‘Battlefield’) y un motor gráfico, el Frostbite Engine, que ofrecía un resultado espectacular en pantalla. ¿Qué podía salir mal? Pese a que el nuevo ‘Star Wars: Battlefront’ era una apuesta segura para los fans, las comparaciones con el ‘Battlefront II’ de Pandemic -el cual salió diez años antes- le hicieron poco favor: no había modo historia, todos los contenidos eran únicamente de la trilogía original y no había batallas en naves espaciales. Sin embargo, el mayor problema del ‘Star Wars: Battlefront’ que salió en 2015 fue su política de post-lanzamiento: en el juego de PS2, Xbox y PC de Pandemic teníamos todos los contenidos en un disco, mientras que la otra mitad de los héroes, mapas y modos de esta nueva versión estarían incluidos en el pase de temporada. Aquello fraccionó a la comunidad de jugadores en dos: los que tenían los contenidos extra y los que no los tenían… o no los tenían todos. Pero EA tomo nota y aprendió de aquello. La visión de EA: los juegos como servicio Un mes antes del estreno de ‘Star Wars: Los Últimos Jedi’ llegó un renovado ‘Star Wars Battlefront II’ a PC y consolas. Esta vez con un modo historia espectacular, muy trabajado - y especialmente recomendable- que es canon con respecto a la saga cinematográfica. Pero también con unas batallas estelares desarrolladas por Criterion Games, los creadores de la saga de conducción ‘Burnout’ y la promesa de que todos los contenidos y expansiones llegarían gratuitamente en el futuro para no dividir a los jugadores. ¿Demasiado bueno para ser verdad? El ‘Star Wars Battlefront II’ de EA es un ejemplo perfecto de lo que se conoce como los juegos como servicio. De este modo el título pasa a ser una especie de plataforma juego enfocada a competir online contra usuarios de todo el mundo que se actualiza de manera gradual con cambios, ajustes, novedades, modos y contenidos. Los DLCs y Expansiones quedaron atrás, pero lo que sostiene el grueso del proyecto ahora son las compras dentro del juego. Llegados a este punto es necesario hablar del reverso tenebroso de los juegos como servicio: esta nueva entrega apuesta las cajas de botín, unas ofrecen artículos aleatorios aquellos que más tiempo (y en el futuro dinero) inviertan en el propio juego. Pero también por desbloquear contenidos a través de largas sesiones de juego. via GIPHY Una opción que podría parecer razonable hasta que se hacen las cuentas: inicialmente eran necesarias unas 30 o 40 horas para desbloquear a personajes como Luke Skywalker o Vader, protagonista y antagonista de la saga. Pero si queríamos hacernos con todos los contenidos actuales, la cantidad de horas se dispara por encima de las 4.000. Algo que se agravaba con un factor clave: todo el contenido que estaba por llegar. Tras un impacto muy negativo de este nuevo enfoque jugable, EA procedió con un damage control eliminando cualquier microtransacción con dinero real hasta nuevo aviso y replanteando el tiempo necesario para desbloquear los contenidos. Algo que no ha amortiguado un lanzamiento cargado de polémica. ¿Tan difícil es hacer un juego como los que se hacían hace una década? Star Wars Battlefront II: el juego de 2005 vs. el juego de 2017 A pesar de estar separados por un salto técnico espectacular y doce años de margen, como ya hemos visto en esencia los personajes, los planetas y la manera de jugar a los dos ‘Star Wars Battlefront II’ son terriblemente similares. Pero la industria del videojuego y el perfil del consumidor es muy diferente. Independientemente de la enorme carga económica y de tiempo que se necesita para desarrollar ambas propuestas, existen 7 factores que hacen que hacen delicado tener una valoración de los dos proyectos frente a frente distinguiendo entre el contexto de entonces y el actual: 1º Los límites del formato físico frente a las posibilidades del formato digital. Pese a que las consolas y sistemas de entonces podían conectarse a internet, no todos los usuarios tenían acceso a la red de redes. De modo que en un juego de 2005 los contenidos sólo podían ser los incluidos en el disco original. Salvo expansiones… y hacks de los usuarios, claro. 2º La importancia de un juego online justo. Es esencial tener en cuenta que ambas propuestas incluyen experiencias offline para un jugador y a pantalla partida muy elaboradas. Pero en 2005 no existía una preocupación tan acentuada por el fair-play en el juego online. Y los baneos por parte de la desarrolladora tampoco estaban a la orden del día. Dicho de otro modo: si el jugador rival tenía ventaja hace 12 años no se podía equilibrar el juego. Excepto la versión de pc y vía parche. 3º La expansión de contenidos: entregas anuales frente a actualizaciones. Ambas secuelas incluyeron más modos, nuevos planetas, nuevos héroes y más y mejores armas. Y pese a que el sistema de 2005 hubiera aprovechado las novedades de las nuevas películas incorporando contenidos en un nuevo lanzamiento o una expansión. Es de esperar que el nuevo ‘Battlefront 2’ los vaya añadiendo vía actualizaciones, unas que tienen una hoja de ruta de al menos dos años. 4º El impacto de hacer mal (y bien) las cosas en internet. ‘Star Wars Battlefront 2’ no se había estrenado cuando la polémica ya estaba servida. Sin embargo, las dos únicas referencias directas más allá de la crítica especializada del juego clásico eran la primera entrega, las demos en disco y el sello dorado de la portada. Literalmente. Eso sí, ya había medios profesionales. 5º El factor nostalgia. No sabemos cómo acabaremos recordando el ‘Star Wars Battlefront 2’ de DICE, pero está claro que ya no podrá competir con el estupendo impacto que tuvo el de Pandemic en su día. Uno que convenció a millones de jugadores en el pasado y sigue convenciendo en la actualidad. Por algo será. 6º La vida útil de cada juego frente a la saturación de títulos. Pese a que el online de ambas propuestas está diseñado para prolongar la vida útil del juego, a día de hoy el nuevo ‘Star Wars Battlefront 2’ tiene que competir con otros “juegos como servicio” y no siempre del mismo género. Pero no podemos olvidar que hace una década también amortizamos muchísimo más cada juego, salvo que lo cambiáramos en el videoclub o la tienda de segunda mano. Algo que no se puede hacer con las copias digitales en consola. 7º Los micropagos son el presente y el futuro. Puede que nunca sepamos qué hubiera pasado si Pandemic y Lucasarts hubieran hecho de ‘Star Wars Battlefront’ una saga anual, pero hubiera sido complicado que a día de hoy no se adoptara un modelo de monetización más allá del lanzamiento. Sin embargo, nos atrevemos a imaginar que las políticas de LucasArts no hubieran sido iguales a las de EA. Ahora bien, hay una cosa que ambos tienen en común: este año ambos juegos estrenaron servidores. El regreso de los servidores del juego de Pandemic En lo técnico el ‘Star Wars Battlefront II’ clásico no ha envejecido tan bien como otros juegos de Star Wars, sobre todo viendo el aspecto de ‘Knights of the Old Republic’ en Xbox One X, pero sigue siendo una experiencia muy divertida, y todavía más desde el pasado mes de octubre: la versión de PC se actualizaba con una serie más que interesante de cambios, pero lo más importante es que los servidores volvían a estar en activo. Dicho de otro modo: con el consentimiento de Disney, el juego de 2005 se actualizó en escritorios permitiendo que los jugadores volvieran a jugar a los cinco modos online ( Conquista, Asalto, Captura la Bandera una y dos, y Caza) añadiendo además juego cruzado a través de las plataformas de Steam y GOG. Pero esa no es la única novedad: los nuevos servidores ahora permiten hasta 64 jugadores en el mismo campo de batalla. Como referencia, el máximo número de usuarios que permiten los combates de su contrapunto de 2017 es de 40 en un mismo mapa. Eso sí, el acabado, el tamaño y la cantidad de elementos de los escenarios del clásico han mejorado frente al visto hace dos generaciones. El ‘Star Wars: Battlefront II' de 2005 cuenta con más de 3 millones de usuarios sólo en Steam a día de hoy. Nada mal para un juego que tiene 12 años Lógicamente, Disney no da puntada sin hilo: esta gran actualización no solo es una estupenda oportunidad de recuperar todos los modos de este clásico sin tener que recurrir a servidores de usuarios, sino que ofrecía una antesala perfecta de cara a dar la bienvenida al nuevo ‘Star Wars Battlefront’. Sin embargo, a muchos jugadores les recordó que hubo un tiempo en el que los grandes juegos no necesitaban DLCs o los micropagos. A día de hoy, la salud del primer ‘Battlefront II’, actualmente renombrado a ‘Star Wars: Battlefront 2 (Classic, 2005)’ es formidable: más de 3 millones de usuarios sólo en Steam según SteamSpy y si hacemos caso a sus estadísticas hay casi 150.000 jugadores que lo han jugado en las últimas dos semanas. Nada mal para un juego que tiene 12 años. Por otro lado, las críticas en Metacritic del juego desarrollado de Pandemic siguen subiendo como la espuma: la versión de PS2 puede presumir de un 9.0 y la de PC de un 8.7 por parte de la comunidad de jugadores, mientras que el título recientemente estrenado tiene un 0.9 en PS4 y PC ¿Qué quiere decir esto? ¿Tiene el multijugador tradicional los días contados? Si volvemos a mirar las siete diferencias entre ambos juegos veremos que existen motivos para apostar por el nuevo formato shooter multijugador basándonos en el consumidor actual. Pero hay un detalle que no podemos pasar por alto: a día de hoy hay jugadores que se gastan miles de dólares en los micropagos. Y no es algo nuevo: un usuario llegó a gastar 15.000 dólares en sobres del multijugador de ‘Mass Effect 3’ (2012) y éxitos como ‘Crash Royale’ o ‘League of Legends’ dejan poco margen a la duda. Una superproducción sin micropagos no es un concepto romántico ni anticuado Un juego completo a nivel de superproducción sin micropagos no es un concepto romántico ni anticuado: Bethesda descartó el multijugador del recientemente estrenado ‘Wolfenstein II’ para ofrecer una experiencia intensa. Sin embargo, ese mismo juego estaba rebajado a mitad de precio semanas después de lanzamiento con motivo del Black Friday. Si las ventas hubieran acompañado, posiblemente la rebaja no hubiera sido tan drástica. Posiblemente. De hecho, el cierre de Visceral Studios por parte de EA en pleno desarrollo de un nuevo título de ‘Star Wars’ tiene mucho que ver con este contexto: el conocido como proyecto RagTag ofrecía (según sus desarrolladores han indicado de manera anónima) una aventura de gran calibre con un prometedor guión que nos ofrecería nuevas perspectivas del universo creado por George Lucas. Pero, en la industria del videojuego está demostrado que la calidad (pese a una insistente campaña publicitaria) no siempre es sinónimo de buenas ventas. Eso sí, con interesantes excepciones. Puede que, en cuestión de shooters, no sea rentable apostar por un multijugador sencillo sin niveles de progresión y recompensas más allá de la experiencia como jugadores. Aunque esté demostrado que los jugadores no están de acuerdo con esta tendencia. Pero sí tenemos muy claro por qué, doce años después, miles de jugadores prefieren jugar al ‘Star Wars: Battlefront 2 clásico. Y no se trata de nostalgia. Más sobre Star Wars Battlefront EA y sus microtransacciones en 'Star Wars: Battlefront II' se llevan 300.000 votos negativos en Reddit 'Star Wars: Battlefront II' se hunde en ventas, microtransacciones y 'loot boxes' en el ojo del huracán El Star Wars Battlefront II clásico de 2005 reabre su multijugador y permite juego cruzado entre GOG y Steam 'Star Wars: Los últimos Jedi', 32 referencias para disfrutar y exprimir al máximo el Episodio VIII (spoilers) 'Star Wars: Los últimos Jedi', review desde dos puntos de vista: un hater y un fan de 'Star Wars' También te recomendamos Por qué 'Star Wars' es la franquicia definitiva en el cine Nvidia Titan Xp Edición Star Wars es la única GPU que nos dejará elegir entre la Fuerza o el Lado Oscuro Tu foto favorita puede ser dos veces mejor - La noticia 12 años después, el 'Star Wars: Battlefront II' clásico me sigue fascinando, y no soy el único fue publicada originalmente en Xataka por Frankie MB .

Leer más »

Cuadrántidas y superluna: dónde, cómo y cuándo disfrutar de la lluvia de estrellas y de la primera superluna del año

Año Nuevo, fenómeno astronómico nuevo. Si no pudisteis ver las Germántidas u os quedasteis con ganas de más tenemos un nuevo regalo visual en los cielos a principios de enero, ya que dentro de unos días podremos ver una superluna seguida de las Cuadrántidas. Que tengamos dos fenómenos que ver estos días es una buena y una mala noticia a la vez. Por un lado somos muchos los aficionados a otear los cielos y a los temas astronómicos y que ocurran dos es un puntazo, pero por otro lado es como si se hiciesen la competencia, ya que la Luna llena es una de las enemigas de la observación de una lluvia de meteoros. Atentos al 2 y el 3 de enero ¿Otra superluna? Quizás tengamos algo de déjà vu con esto que llaman superluna, y la verdad es que nuestro cerebro no nos la estará jugando. Se denomina así cuando hay luna llena pero la vemos más grande y con una luminosidad más intensa de lo habitual, al encontrarse más cerca de la Tierra (recordemos: la órbita lunar tiende a la elipse y hay puntos más cercanos a la Tierra) en su fase de plenitud. En noviembre de 2016 vimos una superluna de récord, la más grande de los últimos 70 años (algo que no volverá a ocurrir, al menos, hasta 2034). La que nos espera ahora a principios de 2018 no será tan grande, pero tendremos oportunidad de ver y fotografiar una Luna algo más grande la noche del 2 de enero. (Crédito: mstollenwerk) En cuanto a las Cuadrántidas, se trata de los restos del asteroide 2003 EH1, el cual se considera un fragmento del cometa C/1490 Y1 observado hace unos 500 años. Su nombre deriva de algo que "ya no existe" tampoco; la constelación Quadrans Muralis fue ideada Joseph Lalande en 1795 partiendo de las estrellas del norte de Bootes (o Boyero), pero dejó de reconocerse por la comunidad astronómica. Es una lluvia de meteoros de actividad alta, como las Perseidas o las Germántidas, con una tasa horaria zenital (THZ) de 120 (a modo de recordatorio, es el número de meteoros que se visualizan en el momento de máxima actividad). Para 2018 se espera que su periodo de máxima actividad sea el día 3 de enero (con un periodo total que abarcará desde el día 22 de diciembre hasta el día 17 de enero aproximadamente) pudiendo observar hasta 40 meteoros por hora según el equipo del Telescopio Hubble de la NASA. La hora del pico de actividad predeterminará en qué latitudes se verá mejor, dado que se espera que sea entre las 21:00 y 22:00 UTC (GMT) del día 3 de enero y suele durar unas pocas horas. Es decir, las 22:00 en la España peninsular, las 21:00 en Canarias, las 15:00 en México, las 16:00 en Colombia y las 18:00 en Chile y Argentina. Además, como ya anticipábamos en la introducción, esa superluna de principios de mes (aunque ya no será tan "súper" a medida que pase un par de días) hará que los meteoros no sean visibles con facilidad hasta pasar la medianoche. Como referencia para la observación el radiante de los meteoros es la constelación de Boyero. Las recomendaciones low-cost de cabecera para el astrónomo aficionado Lo más básico para ver bien los fenómenos astronómicos en general es intentar alejarnos del casco urbano. Aunque vivamos en un pueblo pequeño, la cantidad de luz del mismo ya empeora la experiencia, así que siempre será mejor alejarnos del núcleo urbano, por pequeño que sea. Quizás nos dé algo más de pereza con el frío, pero ya sugerimos cuando vimos qué consejos daba la NASA para fotografiar la superluna que puede convertirse en una excursión para todos los públicos (sin olvidar las mantas o el abrigo). Y si nos gusta la fotografía y tenemos cámara avanzada, el trípode será imprescindible sobre todo si tiramos con exposiciones largas. Imagen | StarryEarthEn Xataka foto | Consejos para fotografiar estrellas fugaces También te recomendamos Gemínidas 2017: dónde, cómo y cuándo disfrutar de la lluvia de estrellas que vuelve a casa (casi) por Navidad Tu foto favorita puede ser dos veces mejor Todo lo que hay que saber para disfrutar de la luna más grande en 68 años - La noticia Cuadrántidas y superluna: dónde, cómo y cuándo disfrutar de la lluvia de estrellas y de la primera superluna del año fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Leer más »

La gran ofensiva de la Unión Europea contra las grandes empresas tecnológicas: impuestos, privacidad y transparencia

Para algunos medios, la Unión Europea tiene fijación con las empresas tecnológicas americanas y Silicon Valley está en su punto de mira. Las multas en materia de competencia, la regulación en materia de impuestos o la entrada en vigor del nuevo reglamento de protección de datos son algunos de los puntos de controversia de esta relación. El portavoz de la Comisión Europea, Christian Wigand, niega la mayor a Xataka y defiende que las leyes europeas, como GDPR (la ley europea de protección de datos que entra en vigor en mayo de 2018), se aplican a cualquier operador establecido en la UE "independientemente de la "nacionalidad" de la empresa". E insiste: "las reglas tendrán que ser cumplidas y aplicadas por todos los operadores". Oficialmente las compañías tecnológicas muestran su respeto a las decisiones europeas. Por ejemplo, desde Google España aseguran que "son los políticos quienes tienen en su poder la capacidad de modificar las leyes y adaptarlas a las necesidades que consideren convenientes y Google siempre acatará la ley, igual que lo hace ahora". Pero otros organismos y asociaciones advierten de las consecuencias que estas regulaciones podrían conllevar, tanto para las empresas como para Europa. ¿Esta realmente obsesionada la Unión Europea con las compañías tecnológicas? ¿O estamos solo ante un ciclo, como el que se vivió hace años cuando Microsoft protagonizaba algunas de las mayores multas impuestas por Europa? Christian Wigand, portavoz de la Comisión Europea Multas: suma y sigue Medios tan prestigiosos como Fortune aseguran que existe el temor de que la multa que impuso la Comisión Europea (CE) a Google sea la punta de lanza de otros juicios y castigos a las firmas tecnológicas estadounidenses. Es más, el miedo es que puedan entrometerse en su toma de decisiones en nombre de la equidad, la privacidad, o seguridad. Algo que podría perjudicar sus ingresos. La multa del año pasado a Apple, obligada también por la CE con el fin de pagar más de 13.000 millones en impuestos atrasados o a Amazon, o las recientes decisiones de las autoridades francesas de detener a los administradores de Uber son otros ejemplos de este enfrentamiento entre las dos partes. Tampoco se pasa por alto la multa que se impuso a Facebook después de que comprara Facebook y la prohibición de que se compartan datos en el Viejo Continente también son otros ejemplos. ¿Es GDPR un freno para el negocio de las tecnológicas? Hablando de compartir datos, en mayo de 2018 entrará en vigor el nuevo reglamento sobre protección de datos de la Unión Europea (GDPR). Aunque afecta a todas las empresas, independientemente de su tamaño y sector de actividad, se teme que el sector tecnológico pueda ser el más afectado. Aunque el Reglamento General de Protección de Datos está destinado a otorgar a los ciudadanos de la UE más control sobre sus datos, su estricta aplicación y las importantes multas que conlleva estarían levantando ampollas en los consejos de administración de las tecnológicas estadounidenses. Su incumplimiento podría conllevar sanciones de hasta el 4% de los ingresos mundiales de una empresa y algunos entienden que puede ser una barrera para el crecimiento futuro: para empresas como Facebook y Google, podría suponer un impedimento a la hora de tratar los datos de los usuarios con los que sustentan sus negocios publicitarios. De hecho, y según el Financial Times, las empresas tecnológicas ya están contabilizando el coste de adaptarse a las normas de la UE sobre protección de datos. Una encuesta realizada por este periódico señala que el sector está luchando por contratar personal nuevo y rediseñar productos para cumplir esta normativa. ¿Puede suponer un freno esta regulación para la innovación? "¡Todo lo contrario! Europa está a la vanguardia", asegura a Xataka el portavoz de la Comisión, Christian Wigand. "Un marco de protección de datos más sólido, simple y claro alentará a las empresas a obtener lo máximo del mercado único digital, fomentando el crecimiento económico, la innovación y el trabajo". El denominado "privacy by design" (protección de datos por diseño y por defecto) también puede, según este portavoz, soportar operaciones de procesamiento de datos extremadamente innovadoras. Las compañías como Microsoft, IBM, Amazon y Google deberán someterse a un gran cambio, ya que ahora tendrán más responsabilidades como compañías de tecnología que analizan y almacenan datos. Muchos proveedores de servicios en la nube subcontratan el trabajo a subcontratistas, lo que dificultará el cumplimiento del "derecho al olvido". El portavoz de la Comisión no coincide con esta visión. Más bien al contrario. "Las nuevas reglas de protección de datos eliminarán todas las obligaciones de notificación y los costes asociados a las normativas nacionales. El objetivo de GDPR es eliminar los obstáculos al comercio transfronterizo", nos defiende. Pero, de nuevo, el comentario público destila algo más que respeto por estas regulaciones. Por ejemplo, en Facebook aseguran no solo "respetar todas las leyes europeas de protección de datos relevantes" sino que "apoyamos una regulación consistente de protección de datos en toda Europa. El GDPR presenta una oportunidad para que organizaciones, reguladores y legisladores trabajen juntos en un marco de políticas que priorice a las personas". El reglamento general de protección de datos viene a sentar unas reglas armonizadas que son de aplicación directa en todos los estados miembros lo que, según Google en España, "contribuye a aportar una mayor seguridad jurídica en el ámbito europeo y una protección uniforme a los usuarios". Su directora de comunicación, Anais Figueras, añade que GDPR beneficia a todos aquellos agentes que operan en Europa, como las startups europeas "que están pensando en crecer fuera de sus países la complejidad que les supone tener que cumplir con 28 legislaciones distintas. El Reglamento contribuye a la simplificación de esta tarea". Objetivo: recaudar más impuestos Pero, además, la Comisión Europea, impulsada por Francia y Alemania, está buscando maneras de captar una mayor cantidad de impuestos de las empresas, especialmente aquellas que declaran sus ganancias en estados con bajos impuestos. Patrick McCullough, responsable de prensa de impuestos de la UE, nos explica que en septiembre se lanzó una nueva agenda de la UE "para garantizar que la economía digital se grava de manera justa y favorable al crecimiento". En esta declaración se exponen los desafíos a los que los Estados miembros se enfrentan a la hora de actuar en este tema. También se describen posibles soluciones a explorar antes de una propuesta de la Comisión a principios de 2018. "Todo nuestro trabajo descansa en el principio simple de que todas las empresas, grandes y pequeñas, deben pagar impuestos donde obtienen sus ganancias", añade McCullough. Sin embargo, la Cámara de Comercio estadounidense en Europa (AmCham UE) advierte que los planes de la UE de recaudar más impuestos de gigantes tecnológicos como Google, Facebook y Amazon dañarán el crecimiento económico del continente y podrían llevar a un colapso en la cooperación con los Estados Unidos en la reforma fiscal mundial. Es más, este organismo afirma estar preocupado "por las recientes propuestas de la Comisión Europea y algunos Estados miembros de introducir nuevas medidas para gravar las actividades digitales", añadiendo que eso haría a Europa menos atractivo para los inversores. Cabe señalar que las posibles reformas incluyen gravar a las empresas en función de sus ingresos en lugar de sus ganancias, permitiendo a las autoridades nacionales gravar los pagos realizados por los consumidores a las empresas digitales, y permitiendo que los países graven los ingresos generados por la publicidad de las compañías de Internet. Primeros movimientos Sea como fuere, lo cierto es que los primeros movimientos como reacción a estas políticas ya se están produciendo. Por ejemplo, Facebook ha decidido pasar a una estructura de venta local en los países donde tenemos una oficina. Es decir, que los ingresos publicitarios ya no se declararan en Irlanda, sino por cada oficina local. ¿La justificación a esta medida? "Creemos que pasar a una estructura de venta local proporcionará más transparencia a los gobiernos y los responsables de la formulación de políticas en todo el mundo que han pedido una mayor visibilidad sobre los ingresos asociados con las ventas con respaldo local en sus países", señala Facebook. Opción parecida ha tomado Microsoft. El 7 de septiembre de 2017, la compañía anunciaba que a partir de principios de 2018, las filiales de doce países (entre ellos España) venderán productos y servicios directamente, por lo que todos los ingresos de estas ventas se reportarán localmente. "Este cambio nos va a permitir trabajar de acuerdo a las preferencias de clientes y socios, que podrán contratar localmente con Microsoft", justifica la corporación. Actuar en global, ¿pensar en local? Pero AmCham UE insiste en que estas iniciativas han sido publicadas por Bruselas sin ninguna evaluación del impacto y que "podrían dañar la competitividad de la UE y poner en peligro los esfuerzos internacionales para abordar cuestiones fiscales si no están sujetas a una multilateralidad muy amplia". En una declaración pública, asegura que la propuesta de algunos estados miembros de imponer impuestos sobre el volumen de negocio “puede reducir sustancialmente la cantidad de ganancias disponibles para la inversión y la reinversión, con un efecto negativo en el empleo y el crecimiento”. Lamenta, además, que esta decisión vaya a penalizar a las startups, compañías de bajo margen y compañías que generan pérdidas porque no buscan gravar el valor creado. Una visión con la que parece coincidir Google, ya que su directora de comunicación subraya que "siempre hemos reiterado públicamente la necesidad de que la legislación entorno al impuesto de sociedades que pagan las multinacionales sea más sencilla, uniforme y transparente para todos y que el marco de la OCDE es el idóneo para llevar esto acabo". Estos planes están dando aún más motivos a los críticos, que argumentan que la Unión Europea ataca injustamente al sector tecnológico de los Estados Unidos. Europa, evidentemente, niega la mayor. "Sabemos que algunas personas querrían cambiar el sistema fiscal para que los impuestos de las multinacionales se repartieran de manera diferente en los países en los que operan, y sabemos que personas igualmente razonables pueden tener puntos de vista distintos sobre cómo debería aplicarse esto en el futuro", señala Apple en un comunicado público sobre la materia. "En Apple cumplimos la ley, y si el sistema cambia lo acataremos. Apoyamos firmemente los esfuerzos de la comunidad mundial por una reforma completa de la fiscalidad internacional y por un sistema mucho más sencillo, y seguiremos defendiendo estos objetivos”. Todo por decidir De momento, la propuesta en materia de impuestos no deja de ser eso: una propuesta. Es cierto que cuenta con el respaldo de pesos pesados en la Unión, pero aún no está claro si este esfuerzo de la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la Unión Europea, ganará la partida. Cabe recordar que cualquier reforma de ese tipo requeriría la aprobación unánime de los 28 estados miembros del bloque. Varios países importantes como Francia han presionado para que se tomen medidas enérgicas, pero otros no quieren cambiar un sistema en el que algunos de ellos puedan atraer a las empresas con incentivos fiscales, entre otros. También te recomendamos Yo te maldigo, obsolescencia programada Tu foto favorita puede ser dos veces mejor Qué significa que el abogado general de la UE diga que Uber es un servicio de transporte - La noticia La gran ofensiva de la Unión Europea contra las grandes empresas tecnológicas: impuestos, privacidad y transparencia fue publicada originalmente en Xataka por Arantxa Herranz .

Leer más »

49 películas y series que nos harán celebrar la llegada de 2018

2017 ya ha quedado atrás y toca centrarnos en disfrutar al máximo de 2018. Va a ser un año repleto de novedades en todos los campos y en Xataka queremos centrarnos en esta ocasión en lo que el cine y la televisión va a ofrecernos durante estos 365 días para conquistarnos y que deseemos tener más tiempo libre solo para "dárselo" a ellos. Para ello he realizado una selección de 49 películas y series que creo que podrían ser de vuestro agrado, desde el biopic del primer astronauta en la luna hasta el enfrentamiento de los superhéroes de Marvel contra Thanos, sin olvidarnos de la precuela de Superman o el viaje al pueblo salido de la mente de uno de los escritores más terroríficos de la historia. ¡Vamos allá! PELÍCULAS 'Mazinger Z: Infinity' Han pasado ya más de 45 años desde la creación de Mazinger Z por parte de Gō Nagai y parece que aún estará un buen tiempo entre nosotros. Aquí la saga regresa para contarnos una historia situada 10 años después de que Koji Kabuto frustrase los planes del Dr. Hell. Incluso ha dejado de ser piloto, pero la llegada de una nueva amenaza le obligará a tomar una decisión que marcará su vida. Huele a festival para nostálgicos, y es que hasta vuelve Ichiro Mizuki, cantante del mítico tema original. Estreno en España: 19 de enero 'La forma del agua' La nueva fantasía de Guillermo del Toro ha sido calificada por él mismo como su mejor película hasta la fecha. Además, triunfó en el Festival de Venecia y se da por sentada su presencia en los próximos Oscar, algo inusual para una cinta de estas características: una joven muda (Sally Hawkins) que trabaja en un laboratorio durante la guerra fría se enamora de una misteriosa criatura que tienen allí retenida. Estreno en España: 16 de febrero 'Black Panther' La primera película sobre un superhéroe afroamericano del universo cinematográfico de Marvel. Es cierto que las películas del estudio quizá están empezando a parecerse más de la cuenta, pero aquí tienen una oportunidad de oro para hacer algo diferente y al mismo preparar el camino para el enfrentamiento contra Thanos. Dirige Ryan Coogler, responsable de 'Creed', y en el increíble mundo de Wakanda veremos a Chadwick Boseman, Michael B. Jordan, Lupita Nyong'o y Martin Freeman. Estreno en España: 16 de febrero 'Un pliegue en el tiempo' La ambiciosa adaptación de la novela de Madeleine L'Engle en la que Disney ha invertido 100 millones de dólares, convirtiéndose así en el tercer largometraje dirigido por una mujer -Ava DuVernay, la responsable de 'Selma'- que llega a esa cifra. Nos habla sobre una niña que tiene la capacidad de viajar en el tiempo y que está desesperada por encontrar a su padre desaparecido. En su reparto sobresalen nombres como los de Reese Witherspoon, Chris Pine, Zach Galifianakis y Oprah Winfrey. Estreno en España: 9 de marzo 'God Particle' Cartel de la primera entrega de la saga La nueva entrega de la franquicia Cloverfield nos contará la historia de unos astronautas realizan un experimento con un acelerador de partículas que acaba provocando su aislamiento y una lucha inesperada para continuar con vida. Julius Onah se ha encargado de dirigirla y Elizabeth Debicki, Daniel Brühl, Gugu Mbatha-Raw, David Oyelowo y Chris O'Dowd encabezan su reparto. Estreno en España: 9 de marzo 'Annihilation' Alex Garland sorprendió a muchos con 'Ex Machina' y todos estábamos deseando ver de qué era capaz en su nuevo trabajo, para el que ha contado con la presencia de Natalie Portman y Oscar Isaac. Adaptación de una novela de Jeff VanderMeer, su argumento suena de lo más apetecible: cuatro científicas son enviadas a explorar una zona que el Gobierno de USA ha puesto en cuarentena de forma secreta por una actividad anormal. Por desgracia, una lucha interna entre sus productores por el montaje final se ha saldado con que Netflix sea la encargada de distribuirla en multitud de países, entre ellos España. De hecho, solamente podrá verse en cine en Estados Unidos, Canadá y China y Netflix tendrá que esperar al menos 17 días para estrenarla en el resto de mercados. Estreno en España: Marzo de 2018 'Tomb Raider' La famosa heroína de los videojuegos ya dio en su momento el salto al cine con Angelina Jolie como gran protagonista de la ficción. Sin embargo, han pasado catorce años desde la última entrega y ya iba siendo hora de un reboot, sobre todo cuando los propios videojuegos ya optaron por esa vía. Aquí Lara Croft tiene el rostro de Alicia Vikander y está acompañada por Walton Goggins, Kristin Scott Thomas y Dominic West, mientras que la dirección corre a cargo del noruego Roar Uthaug. Estreno en España: 16 de marzo 'Pacific Rim: Insurrección' Es una pena que Guillermo del Toro no vuelva a estar tras las cámaras, pero esperemos que el debutante Steven S. DeKnight sepa estar a la altura. No olvidemos que fue el showrunner de la primera temporada de 'Daredevil'. Por su parte, John Boyega asume el protagonista dando vida al hijo del personaje interpretado por Idris Elba en la primera entrega. Y además está el gran factor: robots gigantes dándose de leches contra monstruos enormes. Muy mal tienen que hacerlo para que no sea entretenida... Estreno en España: 23 de marzo 'Ready Player One' El esperado regreso de Steven Spielberg al mundo de la ciencia-ficción es también el salto a la gran pantalla de una de las novelas más celebradas de los últimos años por los más nostálgicos de los años 80. En ella viajaremos hasta el año 2045 y veremos cómo el mundo ha encontrado un refugio de la triste realidad en un universo de realidad virtual. Todo cambia cuando su creador muere y deja como herencia su millonaria fortuna al primero que encuentro un huevo de pascua que ha escondido allí... Estreno en España: 28 de marzo 'Los nuevos mutantes' Fox estaba haciendo cosas muy interesantes dentro del universo de los X-Men antes de vender su división de entretenimiento a Disney. Éste es uno de los mejores ejemplos, ya que aquí se ha apostado por el cine de terror para un spin-off que se perfila como una de las producciones más estimulantes del año. Nos contará la historia de los primeros mutantes graduados en la escuela de Charles Xavier... Estreno en España: 13 de abril 'Isla de perros' El esperado regreso de Wes Anderson al cine de animación por stop-motion nueve años después de la notable 'Fantástico Sr. Fox' y que su director ha señalado que está principalmente influida por el cine de Akira Kurosawa. Casi nada, pero es que además su premisa también es de lo más llamativa: En un futuro cercano hay una isla en Japón en la que se abandonan todos los perros para controlar la cantidad de animales y una enfermedad que ellos padecen. Allí viajará un niño para rescatar a su mascota... Estreno en España: 20 de abril 'Rampage' Dwayne Johnson está últimamente en todas partes, por lo que es lógico que no todas sus películas merezcan la pena. Sin embargo, 'Rampage' podría convertirse perfectamente en uno de los mejores entretenimientos del año, ya que esta adaptación del popular videojuego de los años 80 contra monstruos gigantes en lo que promete ser una cinta espectacular. Algo absurda, sí, pero también la mar de divertida. Estreno en España: 20 de abril 'Vengadores. Infinity War' La película en la que Marvel tiene que empezar a llevar su universo cinematográfico a otro nivel. Thanos ha de demostrarnos que no es un villano al uso y una de las formas de hacerlo es acabar con la vida de algún superhéroe. Además, será la primera vez que los Guardianes de la galaxia interactúen con los demás. Confiemos en los hermanos Russo, que ya en su momento cumplieron con nota en 'Capitán América: El soldado de invierno' y 'Capitán América: Civil War'. Estreno en España: 27 de abril 'Solo: A Star Wars Story' Ojalá sea una maravillosa aventura que sepa exprimir todo el encanto del personaje interpretado originalmente por Harrison Ford, pero este spin-off liderado por Alden Ehrenreich despierta muchas dudas desde el despido de sus directores y la posterior contratación de Ron Howard para ocupar su lugar. Es muy raro que suceda algo así con el rodaje tan avanzado, pero esperemos que se deba a que Lucasfilm tenía una visión tan clara como acertada de la historia y que el "sacrificio" de Phil Lord y Chris Miller siemplemente fuera necesario para llevarla a buen puerto. Estreno en España: 25 de mayo 'Deadpool 2' El deslenguado mercenario interpretado por Ryan Reynolds regresa con una secuela en la que destaca el fichaje de Josh Brolin para dar vida a Cable, un cyborg cazarrecompensas. Habrá que ver si no se nota la marcha de Tim Miller, realizador de la primera entrega, pero bueno, su sustituto es David Leitch, uno de los responsables de la estupenda 'John Wick' y que en 2017 también estreno 'Atómica'. Y también está el miedo de que Disney meta algo de mano ahora que ha comprado la sección de entretenimiento de Fox. Estreno en España: 1 de junio 'Jurassic World: El reino caído' 'Jurassic World' demostró que el público estaba deseando volver a ver dinosaurios en la gran pantalla y su enorme éxito -es la cuarta película más taquillera de todos los tiempos con unos ingresos mundiales de 1.671 millones de dólares- aceleraron los planes para una secuela. Aquí además encontramos detrás de las cámaras a J.A. Bayona en su cinta más ambiciosa hasta la fecha: una erupción volcánica amenaza con extinguir a los dinosaurios que campan a sus anchas por la isla Nublar pero Claire (Bryce Dallas Howard) no está dispuesta a permitir que suceda. Estreno en España: 8 de junio 'Los increíbles 2' Probablemente la única película de Pixar que pedía a gritos una secuela para luego ser la que más ha tardado en llegar. 14 años separarán ambas entregas y en todo este tipo ha habido muchísimos cambios en el cine de superhéroes, pues por ejemplo en 2004 ni siquiera se había iniciado el universo de Marvel. Con Brad Bird detrás de ella podemos dar casi por seguro que va a ser una de las películas del año. Estreno en España: 29 de junio 'M:I 6 - Mission Impossible' Es increíble que Tom Cruise siga ejerciendo como héroe de acción a sus 55 años y que aún sea creíble en ese tipo de papeles. Bueno, en 'La momia' no terminaba de encajar mucho, pero su Ethan Hunt es casi una garantía de que nos lo vamos a pasar en grande. Eso sí, aquí rompe la tradición de ir cambiando de director en cada nueva entrega para volver a colaborar con Christopher McQuarrie, el mismo autor de la quinta parte. Por cierto, ese horrible retoque digital del bigote de Henry Cavill en 'Liga de la Justicia' se debe a su participación en esta película. Estreno en España: 3 de agosto 'The Predator' Vamos a echar de menos a Arnold Schwarzenegger luchando en la jungla contra el Depredador, pero seguro que nos lo vamos a pasar en grande con esta secuela de la cinta dirigida por John McTiernan en 1987. En esta ocasión es Shane Black, conocedor de la saga al haber tenido un papel secundario en la película original, quien se ocupa tanto del guion como de la dirección y nos ha prometido mucho sangre. A ver quién es el guapo que dice que no a una buena dosis de gore y diversión. Estreno en España: 3 de agosto 'Ant-Man y la Avispa' La tercera película de Marvel de 2018 es también la que tiene un aspecto de aventura más ligera en la línea de lo que muchos espectadores valoran de su universo cinematográfico. En ella volveremos a ver Paul Rudd dando vida a Ant-Man, mientras que Evangeline Lilly cumplirá lo prometido en una de las escenas post-créditos de la primera entrega y se meterá en el traje de La Avispa. Michael Douglas también repite presencia y mucho ojo con los fichajes de Michelle Pfeiffer, Walton Goggins y Laurence Fishburne. Estreno en España: 17 de agosto 'Alita: Ángel de combate' James Cameron estuvo años trabajando en esta adaptación de 'Gumm', pero las secuelas de 'Avatar' le llevaron a ceder el testigo a Robert Rodriguez. En ella viajaremos hasta el siglo XXVI para conocer a Alita, una cyborg con un gran manejo de las artes marciales que alternará su lucha contra los peores criminales con la necesidad de descubrir su pasado. Promete acción y espectáculo de primera apoyado en un reparto liderado por la poco conocida Rosa Salazar pero en el que también están Christoph Waltz, Jennifer Connelly, Mahershala Ali o Jackie Earl Haley. Estreno en España: Agosto de 2018 'Venom' El primer gran intento de Sony por ampliar el universo de Spider-Man. El problema es que solamente tiene los derechos del trepamuros y sus personajes, por lo que está optando por intentar hacer películas de algunos de sus villanos más emblemáticos. En esta ocasión toca el recuperar el traje del simbionte con Tom Hardy metiéndome en la piel de Eddie Brock. Ruben Fleischer se ocupa de la puesta en escena y en su reparto también destaca la presencia de Michelle Williams. Estreno en España: 5 de octubre 'First Man' Damien Chazelle y Ryan Gosling en el rodaje de 'La La Land' Damien Chazelle ya nos había conquistado con 'Whiplash' y 'La La Land', pero nuestro amor hacia su cine podría alcanzar otro nivel con este biopic del astronauta Neil Armstrong centrado en los años de preparación previos a convertirse en el primer humano en la luna. Ryan Gosling da vida a Armstrong en una firme candidata para los Oscar de 2019 Estreno en España: 11 de octubre 'Halloween' El legendario psicópata Michael Myers fue perdiendo mucho encanto con las sucesivas secuelas de la cinta dirigida por John Carpenter, Lo curioso es que esta nueva entrega ignorará todas ellas para intentar dar un cierre definitivo a la historia de Myers y Laurie Strode, el personaje interpretado por Jamie Lee Curtis. El propio Carpenter ha dado su aprobación al guion firmado por Danny McBride y David Gordon Green, que también se ocupa de la puesta en escena. Estreno en España: 26 de octubre 'Tiempo después' Una comedia postapocalíptica en la que José Luis Cuerda regresa a ese humor tan particular que dio forma a la mítica 'Amanece, que no es poco'. Solamente con eso ya debería bastar para estar deseando ver esta película protagonizada por Blanca Suárez, Roberto Álamo, Antonio de la Torre, Arturo Valls y Carlos Areces. Su premisa nos lleva al año 9991 y plantea un escenario en el que los privilegiados viven en un único edificio con el resto de personas teniendo que vivir en el bosque. Estreno en España: 9 de noviembre 'Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald' El regreso de Newt Scamander tras una primera entrega que no tenía nada que envidiar a las mejores aventuras de Harry Potter. Aquí el gran aliciente es el mayor protagonismo de Johnny Depp, algo que también puede jugar en su contra, pues ha habido fans que incluso han organizado un boicot para intentar que sea despedido. No lo han logrado, pero está por ver que eso pueda afectar a su taquilla. Por cierto, también será la presentación en sociedad de Jude Law como Albus Dumbledore. Estreno en España: 16 de noviembre 'Superlópez' El salto a la gran pantalla del superhéroe creado por Jan a modo de parodia del hombre de acero. Sus seguidores han esperado durante años una película basada en sus aventuras y el gran miedo a día de hoy está en el hecho de que Dani Rovira fuese el elegido para interpretarlo. Aún ni siquiera tenemos tráiler, por lo que confiemos en que el director Javier Ruiz Caldera, responsable de cintas como 'Promoción fantasma' o 'Anacleto: Agente secreto' haya sabido dar con el tono adecuado Estreno en España: 23 de noviembre 'X-Men: Dark Phoenix' A nadie le debería extrañar que fuese la última entrega de la saga iniciada por Bryan Singer en el año 2000, ya que Disney debe estar como loca por iniciar un reboot que le permita utilizar a los X-Men dentro del universo cinematográfico de Marvel. Además, la historia de la Fénix Oscura es una de las cimas de los cómics de la Patrulla X y nos deben una buena adaptación tras la decepción que fue 'X-Men 3'. Por no decir que tener a Jessica Chastain como villana es todo un lujo al alcance de pocos. Estreno en España: Noviembre de 2018 'Mortal Engines' Iba a ser la nueva película de Peter Jackson, pero el cineasta neozelandés confió finalmente el guion de esta adaptación de la novela de Philip Reeve a Christian Rivers, un colaborador habitual suyo. 'Mortal Engines' no lleva a un futuro en el que un cataclismo acabó con la sociedad tal y como la entendemos hoy. La humanidad ya se ha hecho a la nueva realidad, en la cual sobresale el hecho de que las ciudades están en constante movimiento y atacan sin piedad a los pueblos pequeños... Estreno en España: 14 de diciembre 'Spider-Man: Un nuevo universo' El regreso a la animación del trepamuros, en la cual ya dejó muy buen sabor de boca en la serie televisiva de los años 90. Aquí además asistiremos a la presentación de Miles Morales, el chaval afroamericano que asumía la identidad de Spidey en el universo ultimate. Eso sí, el primer adelanto ya nos promete que veremos a más de un Spider-Man y un espectáculo de primera. La guinda la pone la participación en el guion de Phil Lord y Chris Miller, responsables de títulos como 'Lluvia de albóndigas' o 'La LEGO Película'. Estreno en España: 21 de diciembre 'Aquaman' El universo cinematográfico de DC no termina de despegar, pero Warner tiene muchas esperanzas en que esta película dirigida por James Wan enderece el rumbo. La introducción de Jason Momoa como Aquaman en 'Liga de la Justicia' fue un éxito y realmente dejaba con ganas de disfrutar con su primera aventura en solitario. Y no va a estar para nada mal acompañado, pues también veremos a Nicole Kidman, Amber Heard, Willem Dafoe, Patrick Wilson.... ¡y Dolph Lundgren! Estreno en España: 21 de diciembre 'Bumblebee' El primer spin-off de la saga 'Transformers' es también una precuela, ya que se remonta a 1987 para contarnos los orígenes en la Tierra del heroico autobot. A su favor la curiosidad por ver qué habrá hecho Travis Knight en su debut en el cine en acción real tras maravillarnos en 2016 con 'Kubo y las dos cuerdas mágicas'. Estreno en España: 28 de diciembre 'Mowgli' Andy Serkis Disney ya estrenó una impresionante adaptación de 'El libro de la selva' en acción real -aunque habría que entrecomillarlo, que el único de carne y hueso era el desconocido Neel Sethi- el año pasado, pero Warner también tenía la suya en marcha y en 2018 al fin verá la luz. Andy Serkis, su director, ha prometido una visión más oscura, más en la línea de las intenciones originales de Rudyark Kipling. En la versión original escucharemos la voz de actores de la talla de Benedict Cumberbatch, Christian Bale o Cate Blanchett. Estreno en España: Por determinar La nueva película de Dragon Ball Cartel de 'Dragon Ball Z: La resurrección de F', la anterior película de la saga Confirmada recientemente, además del factor nostalgia habitual cuenta con el gancho añadido de ser la vigésima película de la saga y que Akira Toriyama colabore tanto en el guion como en el diseño de los personajes. Su argumento concreto permanece en secreto, pero sí ha trascendido que se centrará en el motivo de que los Saiyajin sean la raza más fuerte del universo, ¿supondrá eso el regreso de Broly? Estreno en España: Por determinar 'Ralph rompe Internet' No es que la premisa sea gran cosa -Ralph y Vanellope viajan a través de Internet para conseguir las piezas necesarias para poder arreglar el coche Sugar Rush-, pero sí que puede dar de sí lo suficiente para regalarnos otra divertidísima aventura. Además, habrá multitud de sorpresas, como las apariciones de varias princesas Disney y algún personaje de Star Wars. Estreno en España: Fecha por determinar 'Anon' En 2017 celebramos el 20 aniversario de la magnífica 'Gattaca' y en 2018 toca echar un vistazo a 'Anon', el nuevo trabajo de Andrew Niccol. Es cierto que nunca ha vuelto a alcanzar el nivel exhibido en la cinta liderada por Ethan Hawke, pero la que ahora nos ocupa podría cambiar eso. Situada en un futuro en el que se ha sacrificado la privacidad para conseguir que no haya delitos, todo cambia para su protagonista (Clive Owen) cuando conoce a una misteriosa hacker (Amanda Seyfried)... Estreno en España: Por determinar (se verá en Netflix) 'Captive State' Rupert Wyatt nos sorprendió hace unos con 'El origen del planeta de los simios' y aquí regresa a la ciencia-ficción visitando un barrio de Chicago casi una década después de que una fuerza alienígena lo ocupase, pero eso no ha hecho que hayan desaparecido las tensiones entre ambos bandos. De aquí puede salir algo muy grande si Wyatt está inspirado y para ello cuenta con un reparto en el que destaca la presencia de John Goodman y Vera Farmiga. Estreno en España: Por determinar 'Mute' Duncan Jones no estuvo a la altura con su esperada adaptación de 'Warcraft' y quizá por ello quiso que su siguiente trabajo tras las cámaras fuese un proyecto más personal que él mismo ha comentado que forma parte de una trilogía iniciada con 'Moon'. Solo con eso ya debería bastar para estar deseando verla. Estreno en España: Por determinar (la veremos en Netflix) SERIES En el caso de las series hay muchas en desarrollo sin que las cadenas hayan confirmado oficialmente su realización, por no mencionar aquellas -pienso por ejemplo en la nueva adaptación de 'Watchmen'- que están en una fase demasiado temprana como para contar con verlas en 2018. Por ello he decidido incluir solamente series de estreno que vamos a poder ver con certeza durante este año. 'Black Lighting' La nueva serie de superhéroes de The CW, cadena que está disfrutando de un gran éxito con 'The Flash', 'Arrow', 'Supergirl' y 'Legends of Tomorrow'. Eso sí, en esta ocasión han prometido que será independiente en lugar de estar conectada a los demás, aunque está por ver que eso no vaya a cambiar en el futuro para así tener uno de esos enormes crossovers que tanto le gusta a The CW. En ella seguiremos a un superhéroe afroamericano que dejó de ejercer como tal años atrás pero que por motivos familiares ha de volver a ejercer de enemigo del crimen. Estreno en The CW el 16 de enero 'Mosaic' Un experimento televisivo de la mano de Steven Soderbergh. En HBO podremos ver su versión de este drama criminal protagonizado por Sharon Stone y Garrett Hedlund, pero es que además pondrá a disposición de todos una App para que cada uno decida qué punto de vista quiere adoptar en determinados momentos, creando así su propio montaje de la historia y reviviendo de paso el espíritu de los libros de Elige tu propia aventura. Estreno en HBO el 22 de enero 'Altered Carbon' La ambiciosa adaptación de la novela de Richard K. Morgan realizada por Netflix. Su premisa es de lo más jugosa, ya que nos traslada a un futuro en el que la consciencia de la gente se puede almanecar y descargar en nuevos cuerpos, por lo que los ricos han conseguido poco menos que la vida eterna y encima con "receptáculos" cada vez mejor. Allí seguiremos a un mercenario encarcelado y al que han quitado su consciencia, pero un millonario paga la transferencia a nuevo cuerpo para que investigue el crimen con el que acabaron con la vida de su anterior implante digital Estreno en Netflix el 2 de febrero 'Krypton' Una precuela de Superman que estuvo mucho tiempo en marcha sin que Syfy se terminase de decidir a darle luz verde. Sospecho que la buena acogido del tráiler que se filtró fue decisivo para que acabasen aprobando su primera temporada. En ella viajaremos dos generaciones antes del nacimiento de Kal-El y se centrará en el abuelo del hombre de acero, quien tendrá que luchar al mismo tiempo por devolver el honor a su familia y por evitar que su planeta caiga en el caos. Estreno en Syfy en marzo 'Lost in Space' Relanzamiento de 'Perdidos en el espacio' que nos contará la historia de joven familia de pioneros en el espacio cuya nave se pierde, forzándoles a adaptarse a una situación con la que no contaban. Toby Stephens -'Black Sails' y Molly Parker -'Deadwood'- encabezan su reparto. Estreno en Netflix en mayo 'Castle Rock' Una serie basada en el ficticio pueblo de Maine presente en varias novelas de Stephen King, un lugar en el que prácticamente podría pasar cualquier cosa. Por un lado tenemos el aliciente de ver qué huevos de pascua se incluyen en cada episodio, pero es que además detrás de la misma tenemos a JJ Abrams, aunque los guiones corren a cargo de Sam Shaw y Dustin Thomason, conocidos por 'Manhattan', una serie que mereció mejor suerte de la que tuvo. Fecha de estreno por determinar 'The Umbrella Academy' La adaptación de Netflix de un popular cómic sobre una familia disfuncional de superhéroes que hacen lo posible por encontrar su lugar en el mundo mientras intentan averiguar quién ha asesinado a su madre. La excusa argumental ya es estimulante, pero es que además en su reparto encontramos a Ellen Page, en su primera aventura televisiva desde que saltase a la fama con 'Hard Candy', o Robert Sheehan, conocido por haber dado vida a Nathan en 'Misfits'. Fecha de estreno por determinar 'The Rain' La nueva serie post-apocalíptica de Netflix. Por ahí ya empieza bien la cosa. Además es la primera serie danesa de la compañía, por lo que es de esperar que busque un estilo similar de otras ficciones televisivas de ese país. Otro punto a su favor. Y su premisa tampoco pinta nada mal: un virus acabó con la vida de todos los habitantes de Escandivania y dos hermanos intentan reconstruir sus vidas junto a otro grupo de personas, aunque su objetivo es localizar a su padre, quien esperan que siga con vida y sepa darle las respuestas que tanto ansían encontrar. Fecha de estreno por determinar 'Kingdom' Los zombis no pasan de moda La segunda serie coreana de Netflix -la primera fue la comedia 'My Only Love Song'- se sitúa en el mundo medieval con un príncipe iniciando una misión suicida para encontrar el origen de una plaga que está asolando su reino. Hasta aquí quizá os estaréis preguntando qué hago destacando algo así en Xataka.... ¿pero y si os digo que acaba descubriendo que detrás de eso hay zombis? Igual cambia la cosa, ¿verdad? Todo apunta a una gran alternativa para los que se estén empezando a cansar de 'The Walking Dead'. Fecha de estreno por determinar 'The First' Beau Willmon La primera serie de Beau Wllmon desde su marcha de 'House of Cards', serie que creó para Netflix a partir del original británico y que comandó durante sus cuatro primeras temporadas. En ella se nos contará la primera misión a Marte y todo lo que conlleva la colonización de un planeta. ¿No es suficiente gancho? Pues igual la cosa cambia si os digo que su protagonista tendrá el rostro de Sean Penn. Sin duda, una de las grandes apuestas de Hulu para 2018. Fecha de estreno por determinar 'Disenchantment' La nueva serie animada para adultos de Matt Groening, ¿de verdad hace falta algo más para estar deseando ver su primera colaboración con Netflix? En ella viajaremos al reino medieval de Dreamland junto a una princesa, su mascota y su demonio personal. El propio Groening nos la vendió así: "hablará de la vida y la muerte,el amor y el sexo, y sobre cómo seguir riendo en un mundo lleno de sufrimiento e idiotas" Fecha de estreno por determinar También te recomendamos Los estrenos de enero de 2018 en Netflix Tu foto favorita puede ser dos veces mejor AnyDVD ya permite 'ripear' UHD Blu-ray: la protección AACS 2.0 de los Blu-ray 4K comienza a caer - La noticia 49 películas y series que nos harán celebrar la llegada de 2018 fue publicada originalmente en Xataka por Mikel Zorrilla .

Leer más »