Inicio / admin (página 561)

admin

‘Blade Runner 9732’ nos deja recorrer el apartamento de Rick Deckard en realidad virtual y gratis

Uno de los sitios más enigmáticos de la saga 'Blade Runner' es sin duda el apartamento de Rick Deckard, un lugar donde se esconden secretos y que ha servido para desarrollar todo tipo de teorías dentro de la red. Hoy finalmente tenemos un acercamiento a este mítico lugar y es gracias al trabajo de un fan y la realidad virtual. Se trata de 'Blade Runner 9732' (el 9732 corresponde al número de apartamento de Deckard), un recorrido interactivo que nos permite por primera vez recorrer este apartamento en realidad virtual, todo bajo un nivel de detalle alucínate donde incluso podremos salir al balcón a contemplar esta decadente ciudad de Los Ángeles de 2019. Viviendo dentro de la fascinante atmósfera ciberpunk Quentin Lengele es el responsable de esta maravilla, ya que diseño de la forma más fiel posible todos y cada uno de los detalles de apartamento, basándose exclusivamente en las imágenes de la película y la serie de comentarios que se encuentran en internet. Tanto la textura como la iluminación y la atmósfera no son perfectas, pero aquí hay que recodar que estamos ante el trabajo de un fan. Respecto a esto, cabe mencionar que no es un trabajo oficial avalado por el estudio propietario de los derechos, por lo que en cualquier momento podría ser retirado de internet si es que Lengele no desea recibir la visita de un ejercito de abogados. La recreación abarca desde el ascensor hasta el balcón, donde veremos objetos fielmente diseñados con los que incluso podremos interactuar, como por ejemplo la ESPER machine. También hay que aclarar que Lengele se toma algunas libertades al tratar de rellenar huecos para los que no existe información, por lo que nos llegaremos a encontrar, por ejemplo, con seis latas de desodorante Axe en el baño. Lengele dice que planea ir añadiendo elementos nuevos, algunos ocultos, así como objetos con los que interactuar, incluso se habla de la incorporación de Rachel, quien nos estaría esperando en el apartamento para charlar. Ahora mismo parte de la música y los sonidos incidentales son extraídos de la película, pero el objetivo es meter música original para ampliar la experiencia. Como mencionaba, 'Blade Runner 9732' no es una experiencia oficial, por lo que se recomienda descargarla cuanto antes. La buena noticia es que está disponible de forma gratuita en versión beta a través de Google Drive, además de que Lengele ya adelantó que este domingo 7 de enero llegará a Steam la versión 1.0. 'Blade Runner 9732' está diseñado por el momento para Windows 7, 8 o 10, además de contar con soporte para las gafas HTC Vive, lo que significa que nada de Mac ni Oculus por el momento. Más información | Blade Runner 9732 En Xataka | La alucinante estética de 'Blade Runner 2049' al desnudo: tres vídeos detrás de sus efectos visuales También te recomendamos ¿En qué consiste el PSD2 y por qué va a ser tan importante para tu dinero? Lenovo Explorer, la realidad mixta de Windows empieza a florecer 'SENSES': un corto que explora las posibilidades del amor en la era digital - La noticia 'Blade Runner 9732' nos deja recorrer el apartamento de Rick Deckard en realidad virtual y gratis fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Leer más »

El mundo tiembla ante Meltdown y Spectre, pero las Raspberry Pi son invulnerables a esta amenaza

Estos días hemos conocido en profundidad la amenaza planteada por Meltdown y Spectre, los dos grandes fallos de seguridad presentes tanto en procesadores de Intel como también de AMD y ARM. Estas vulnerabilidades afectan a millones de sistemas en todo el mundo, pero hay unos pequeños ordenadores que son totalmente invulnerables a estos ataques. Spectre y Meltdown no pueden con las Raspberry Pi, y la razón fue casi accidental. Nada de ejecución especulativa en las RPi El creador de las Raspberry Pi, Eben Upton, publicaba ayer un artículo en el que explicaba en detalle el origen de ambos problemas. Dicho texto es una buena forma de entender mejor cómo funcionan la mayoría de procesadores actuales y por qué Meltdown y Spectre son tan peligrosos, pero también sirve para descubrirnos como los miniPCs creados por Upton están a salvo del problema. Las Raspberry Pi 3, por ejemplo, usan el SoC Broadcom BCM2837 en el que se integra una CPU con cuatro núcleos Cortex-A53 a 1,2 GHz que son inmunes a Meltdown y Spectre. La razón es simple y podría considerarse casi un accidente: cuando Upton diseñó sus distintas Raspberry Pi, lo hizo usando procesadores ARM que no aprovechan la llamada "ejecución especulativa", raíz del problema en todos los diseños utilizados. Esa es una de las razones por las que las Raspberry Pi no son tan rápidas como podrían ser, pero también, por suerte, el verdadero freno a estos dos graves problemas de diseño en otros chips. Como explicaba él mismo, "la falta de ejecución especulativa en los núcleos ARM1176, Cortex-A7 y Cortex-A53 que se usan en las Raspberry Pi nos convierten en inmunes a ataques de este tipo". Todo un descubrimiento, sobre todo sabiendo que estos dispositivos se pueden utilizar para todo tipo de ámbitos e incluso podemos convertirlos en miniPCs de sobremesa Más información | Blog de Raspbery PiEn Xataka | "No habrá Raspberry Pi 4 en los próximos 12 meses". Entrevista a Eben Upton También te recomendamos Meltdown y Spectre: así es la pesadilla en la seguridad de las CPUs de Intel, AMD y ARM Cómo actualizar todos tus sistemas operativos y navegadores para frenar a Meltdown y Spectre ¿En qué consiste el PSD2 y por qué va a ser tan importante para tu dinero? - La noticia El mundo tiembla ante Meltdown y Spectre, pero las Raspberry Pi son invulnerables a esta amenaza fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Leer más »

Hot Wheels AI vs Anki Onedrive: la guerra por ganar el Scalextric del siglo XXI

Scalextric es el juego no de una generación sino el juego que ha pasado por varias generaciones ya, de padres a hijo. Llegabas a casa por las tardes de clases y era carrera tras carrera con tus hermanos, o invitabas a un amigo y te pasabas el sábado entero dando vueltas en el circuito por ver quién conseguía ser el más veloz. Es un juego mítico, tanto que el nombre de la marca a ha pasado a ser de uso común con el paso de los años. Scalextric es sinónimo de coches de slot, ¿lo seguirá siendo en los próximos años? Con el auge de los videojuegos y sagas tan exprimidas como 'Need for Speed', el Scalextric ha quedado relevado a un segundo plano. No hay cifras de ventas para ver la evolución exacta, pero una simple búsqueda en Google Trends nos revela cómo el interés ha ido bajando en la última década. Hot Wheels ha aprovechado para traer un toque de aire fresco pero atrás queda la expectación que generaba Scalextric y sobre todo, la comunidad que tenía a sus espaldas. ¿Cómo se presenta el futuro entonces? Con varias alternativas que buscan repetir ese éxito y ser el Scalextric del siglo XXI, alternativas cargadas de tecnología e inteligencia artificial. El coche en miniatura del siglo XXI es inteligente y no va por raíl La esencia de Scalextric ha sido también su éxito, por eso durante décadas no ha cambiado su funcionamiento: coches de slot por unos raíles de una pista modular (que montabas a tu gusto). Era fácil, desde tu mando te limitabas a darle más o menos potencia eléctrica, siempre buscando el punto exacto para no salirte de la pista en las curvas. Para no aburrir a los jugadores –y para seguir vendiendo– comenzaron a surgir nuevas versiones con nuevas funciones: cambios de carril, tracción 4x4 en los coches, "entrada en boxes", control de frenado... ¿Pero cómo vas a competir contra un videojuego donde controlas todas las partes del coche y puedes estrellarte contra tus competidores? La comunidad Scalextric ha montado durante años campeonatos y torneos, así como exposiciones de coches en miniatura y circuitos. En la actualidad Scalextric tiene incluso un kit que se integra con tablets y smartphones, el Scalextric ARC te permite personalizar ciertos aspectos de las carreras como la entrada en boxes o tener un semáforo al inicio de la carrera y los resultados en tiempo real. Aparte de esto, las novedades se limitan a nuevos coches en miniatura. Todas las novedades en 2017 fueron por ejemplo nuevos coches en miniatura y una actualización del Scalextric ARC. Esta evolución más que convencer a nuevos usuarios, mantiene a los antiguos. Pero algunos fabricantes tienen claro cómo recuperar esa ilusión por las carreras con coches a escala: con muchos sensores y mucha "inteligencia artificial". Lo de la inteligencia artificial hay que cogerlo con pinzas, actualmente cualquier objeto que responde automáticamente a variables se dice que está dotado de inteligencia artificial. Sea como sea podemos decir que son inteligentes, ya no necesitan de un raíl que les guíe, tienen sensores y son lo suficientemente inteligentes para no salirse de la pista. ¡Hot Wheels, inteligencia a tope! Por mucho tiempo el fabricante de juguetes Mattel nos ha inculcado que sus coches Hot Wheels son "velocidad a tope", pero los tiempos cambian y al igual que los automóviles de verdad, poco a poco van adquiriendo conducción autónoma. Bajo el nombre de 'Hot Wheels AI' se nos presenta a los coches en miniatura del futuro. Se controlan por radiocontrol y con múltiples sensores en la parte frontal y trasera, son capaces de detectar la pista en la que se encuentran para no salirse de ella. El funcionamiento es sencillo, se trata básicamente de coches con control remoto en los que podemos llevar la aceleración y la dirección. El circuito está compuesto por tramos –sin raíles y completamente planos– que puedes montar dándole diferentes formas. Gracias a lo sensores incorporados en el coche se detectan los bordes de la pista para no salirse de ella, así como los coches que hay alrededor para no chocar entre si. Los diferentes modos de juego te permiten o bien conducir por libre sin la pista, o bien practicar en ella o bien competir en la pista contra otros coches. La misión de los coches inteligentes es en definitiva ayudarte a respetar el circuito, pero también proporcionar la posibilidad de competir contra un coche dirigido por el juego, o de poner obstáculos virtuales. Obstáculos virtuales sí, como en Mario Kart cuando relentizas al que va primero o cuando sueltas un plátano (en este caso aceite) para que el que venga detrás de ti derrape. Todo esto se consigue con el mapeo del circuito para que el coche tome el control de la conducción y actue de un determinado modo en alguna parte concreta de la pista. El coche en un momento determinado gira una de sus ruedas para hacer un derrape, dando la sensación de que ha pisado un charco de aceite por ejemplo. Hay algunos detalles más, por ejemplo el nivel de dificultad que queremos en la conducción. Cuanto mayor sea la dificultad, menos ayuda tendremos en la conducción por parte de la inteligencia artificial. Hot Wheels AI crea unas manchas de aceite virtuales en la pista para que cuando el coche pase por ahí gire como si estuviese patinando. En el kit básico de Hot Wheels AI tenemos dos coches y cada uno tiene su propia personalidad: uno es algo más veloz y el otro es mas manejable. Además de los dos coches y los tramos de pista se encuentran los dos mandos, que son el cerebro de cada coche y el modo de interactuar con el usuario. Interactua no solamente dandole el jugador las órdenes de conducción, sino también indicando la información de carrera o sonidos de ambiente. El precio de este kit básico ronda los 100 euros, aunque por supuesto hay ampliaciones con nuevos coches y circuitos. Anki Onedrive, el resultado de mezclar coches en miniatura con videojuegos Antes de que los coches de Hot Wheels fuesen inteligentes llegaron los coches de la marca Anki. La presentación de Anki Drive se hizo a lo grande, en una mismísima keynote de Apple. No era casualidad, pues estos coches controlados desde un smartphone cuando salieron a la venta en 2013 se conducían únicamente desde el iPhone. Con 50 millones de dólares de inversión y varios años de desarrollo llamaron la atención de todos y ahora han evolucionado, entre otras cosas, a Anki Onedrive. Los coches de Anki proponían algo distinto para las carreras, ya no hacía falta un control por raíles, sino que los propios coches tenían sensores para no salirse de la pista. Seguramente por eso dejaron atrás los tramos de pista modulares y apostaron por una superficie de vinilo con una pista dibujada pero sin ningún obstáculo físico que trazara la ruta del coche. Aunque con Anki Onedrive han apostado sin embargo por los tramos de pista modulares, para que el usuario pueda construir el trazado que quiera más fácilmente –y para vender más piezas y ampliaciones aparte–. El control de los coches es similar al de Hot Wheels, conducción asistida con control de velocidad y dirección, pero desde el smartphone o la tablet y no desde un mando físico. Esto aunque tenga otras ventajas, es un punto en contra clave pues además de la dificultad de controlar un joystick virtual –algo que ya se ha demostrado en muchos otros videojuegos para móviles– tenemos el hecho de que hay que mirar tanto a la pantalla para los controles como a la pista. ¿Por qué meter el smartphone de por medio? Porque para entender Ankin Onedrive debemos verlo más que como evolución de los coches de slot, como evolución de los videojuegos de carreras. Los coches y la pista son sólo la representación final de toda la experiencia, pero es en la app del juego donde están todas las complejidades del mismo. Tenemos pilotos con su propia personalidad, armas con las que atacar a los oponentes, mejoras en el coche o reparaciones en el taller que repercuten directamente en la velocidad y el manejo del coche... La dosis de inteligencia en los coches de Anki es superior a la de Hot Wheels AI. Cada coche es un pequeño robot, con su procesador y su capacidad para tomar decisiones. Mediante la cámara de infrarrojos que tiene en la parte inferior y los sensores traseros y delanteros mapea su posición 500 veces por segundo enviando los datos al smartphone. Una vez analizada la pista piensan en las mejores rutas posibles para hacer el trazado más rápido de todos y lo ejecuta, teniendo en cuenta no solamente el factor de la forma de la pista sino también a sus oponentes y a la propia personalidad del piloto y la capacidad del coche. Como cualquier videojuego de carreras, también tiene varios modos de juego: carrera, batalla, batalla de velocidad, rey de la pista, mejor vuelta y takeover, donde hay que hacerse con el control de un camión. Un camión que efectivamente se compra por separado, al igual que más coches y tramos de pista para jugar correctamente ciertos modos de juego. El kit de inicio cuenta con dos coches y 10 tramos de pista que nos costará algo menos de 200 euros. Cada tramo de pista nuevo tiene un precio que oscila entre los 10 y 30 euros, mientras que cada coche nuevo asciende a unos 60 euros. Lo que ni Hot Wheels AI ni Anki Onedrive te van a ofrecer Por muy inteligentes que sean los coches de juguete de nueva generación, hay cosas que sacrifican y dejan atrás. Un niño de estas cosas ni se va a dar cuenta, pero sí una persona por las manos de la cual ha pasado un Scalextric. Obviando la nostalgia y los recuerdos que puedan causar un Scalextric tenemos: Coches reales de fabricantes conocidos: ni Hot Wheels ni Anki cuenta con la representación a escala 1:32 de coches reales. En Hot Wheels se respeta la escala 1:32 pero no se trata de coches que existen en a realidad, Anki directamente no respeta ni la escala 1:32 Los coches de Scalextric generalmente son representaciones a escala 1:32 de coches reales Horas de juego sin preocuparte de la batería: Si no hay slot y raíl, no hay forma de llevar la electricidad al coche para que se mueva. En los dos fabricantes los coches se cargan y tienen una autonomía de aproximadamente media hora. Lo de pasarse horas seguidas jugando es cosa del pasado. Jugar sólo es una opción: Lo interesante del Scalextric era la competencia que generaba entre los jugadores, porque jugar sólo no tenía sentido, no había forma de competir contra ti mismo. En Hot Wheels y Anki los coches pueden conducir sólos, por lo que puedes competir contra la máquina también. Pisando el acelerador para hacerse con el primer puesto El objetivo tanto de Hot Wheels AI como de Anki es que cuando alguien piense en juegos de carrera de coches su nombre sea el primero que suene. No es fácil, porque independientemente de que los niños de hoy no sepan ni lo que es un Scalextric, saben lo que es un smartphone, una tablet y una consola con todos esos videojuegos de carreras disponibles. En la carrera por hacerse con el primer puesto, se compite también contra los videojuegos. ¿Quien lleva la delantera? A pesar de que no están exactamente en el mismo contexto, ahora mismo Anki Onedrive tiene una posición privilegiada respecto a Hot Wheels AI. La tecnología que hay dentro de estos coches en miniatura es realmente increíble, pero sobre todo el concepto de todo el juego. La opción de expandir las opciones del videojuego con coches en miniatura reales tiene más atractivo que mejorar los coches en miniatura reales simplemente. Es un juego más complejo, los coches son más inteligentes, hay más opciones de juego... muchas ventajas con una sola desventaja respecto a Hot Wheels AI: el precio. Anki Onedrive, gracias a la tecnología de sus coches se ha posicionado como la alternativa a Scalextric en la actualidad. Difícilmente alguno de los dos tendrá el éxito de Scalextric o las ventas de los videojuegos, pero sí que hay opciones para estar en la lista de deseos de muchos niños. ¿Cómo más mejorarán en el futuro? Esperemos que no solamente sacando más modelos de coches. Imagen | 132slotcarMás información | Hot Wheels y AnkiEn Xataka | Los fanáticos de los simuladores de coches tienen su gama alta, y cuesta 60.000 dólares También te recomendamos El Scalextric de Mario Kart Mario Kart Go!, el Scalextric del personaje de Nintendo ¿En qué consiste el PSD2 y por qué va a ser tan importante para tu dinero? - La noticia Hot Wheels AI vs Anki Onedrive: la guerra por ganar el Scalextric del siglo XXI fue publicada originalmente en Xataka por Cristian Rus .

Leer más »

Entre la tecnología y la magia: la historia del violín de piedra

De joven, pasé muchas tardes en la plaza del Realejo mirando como los instrumentos musicales tomaban forma en las manos de los artesanos. Recuerdo que era algo fascinante. El taller estaba lleno de bancos de carpintero, de sierras, de cinceles y de cepillos de todos los tamaños, pero sobre todo estaba lleno de madera. Quizás me engaña la memoria, pero recuerdo perfectamente al luthier acercándose a cada pieza con una extraña mezcla de respeto e incertidumbre, como si mantuviera una relación íntima, sagrada, casi erótica con la madera. Aquello era magia, sin trucos, pero magia. Nunca imaginé que se pudiera hacer aquello con la piedra. Hacer un violín Poca gente lo ha imaginado. Y muchos de los que lo pensaron, lo descartaron directamente. Por ejemplo, la primera vez que la idea rondó la cabeza de Lars Widenfalk fue en los 80 mientras tallaba unos adornos de diabasa para la nueva sede que la Norsk Rikskringkasting, la radiotelevisón noruega, estaba construyendo en Oslo. En seguida lo descartó. si hacer un violin ya es algo tremendamente difícil, hacerlo en piedra debía ser casi imposible. Pero hacia el 90, cuando visitó las obras de reforma del panteón de su familia, se dio cuenta de que habían descartado la lápida de su abuelo y la había sustituido por otra. Era una pieza de granito negro, de la misma diabasa que la había dado la idea por primera vez y sintió (de esa forma extraña en que a veces sentimos las cosas) que aquello era una señal. Darle forma a la piedra Se puso manos a la obra. El cincel contra la diabasa sonaba profundo y hermoso, tal y como como recordaba. Usó la lápida para esculpir el mango, el alma y las costillas y talló las cubiertas del violín de una sola pieza a partir de ella, vaciándola con agua a presión. Necesitó otra pieza, esta de 1.900 millones de años, para la tapa armónica. Acabado eso, forró de oro la caja. El diapasón y el cordal los talló de ébano y el puente, de marfil de mamut amarillo para que recordara el pico del mirlo que le daría nombre. Blackbird, el mirlo común, el violín de piedra. Todo el violín, diseñado siguiendo los planos (ligeramente alterados) del maestro Stradivari, pesó un kilo con ochocientos gramos. Y la primera vez que se tocó en público fue en Sevilla, en el pabellón de Suecia de la Exposición Universal de 1992. Era una pieza de Sven-David Sandström escrita especialmente para la ocasión. No es el único violín de piedra: hay un puñado más, pero sí es el más famoso, el que más me ha emocionado. La tecnología y la magia Si miramos el taller de un luthier, resulta curioso lo poco que ha cambiado el proceso de fabricación de los violines con los años. No sólo eso, resulta curioso que, teniendo la tecnología necesaria para hacer algo tan complejo como un violín en piedra, los violines industriales hayan tenido tan poco éxito. Los violinistas dicen que no tienen alma. Siempre que pienso en el Blackbird, tengo la sensación de que no hay disciplina más humanística que la tecnología. Si se usa para cumplir expediente, se vuelve inservible, fría, heca; si se usa con esa extraña mezcla de respeto e incertidumbre, es el material con el que está hecha la magia. Imágenes | Gabriel Urbanek También te recomendamos La inteligencia artificial ha 'escuchado' melodías de Bach y ahora es capaz de componer música clásica ¿En qué consiste el PSD2 y por qué va a ser tan importante para tu dinero? La inteligencia artificial es también todo un reto para los críticos musicales - La noticia Entre la tecnología y la magia: la historia del violín de piedra fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .

Leer más »

Tras estudiar 29 millones de gemelos, esto es lo que hemos aprendido sobre la naturaleza humana

“Dadme una docena de niños sanos, bien formados, para que los eduque, y yo me comprometo a elegir uno de ellos al azar y adiestrarlo para que se convierta en un especialista de cualquier tipo que yo pueda escoger —médico, abogado, artista, hombre de negocios y, sí, incluso mendigo o ladrón— independientemente de su talento, inclinaciones, tendencias, aptitudes, vocaciones o la raza de sus antepasados”. Eso de arriba lo escribió John B. Watson, el padre del conductismo, y es una de las frases más citadas cuando se habla del debate sobre el carácter innato o adquirido de la naturaleza humana. Precisamente este debate es el corazón de la genética conductual, una ciencia que trata de dar respuestas en un terreno infectado de medias verdades, malentendidos y conflictos de interés. ¿En qué punto estamos? La dificultad de separar lo aprendido de lo que no lo es Sebastien Gabriel | Unsplash Quizá el mejor ejemplo de este terreno embarrado es la frase de Watson. Se trata de una burda manipulación porque aparece en uno de sus libros, sí; pero lo hace entrecomillada para, justo después, aclarar que “me estoy alejando de los hechos y lo admito, pero también lo hacen quienes abogan por la posición contraria, y lo han estado haciendo durante miles de años”. Es decir, uno de los pesos pesados del ‘antiinnatismo’ reconocía abiertamente que la solución del debate no estaba en los extremos. Pero esto que parece evidente desde el terreno científico, ha ocasionado una de las más feroces y encarnizadas controversias de la historia de las ideas. Planteado ya por los filósofos griegos, el debate "nature vs nurture" entró de lleno en el pensamiento occidental el año 1690 cuando John Locke publicó su ‘Ensayo sobre el entendimiento humano’ en defensa de la ‘tábula rasa’ y contra la existencia de ideas innatas cartesianas. Doscientos años, miles de páginas y ríos de tinta más tarde, un joven inglés obsesionado con 'El origen de las especies' de Darwin, Francis Galton, se dió cuenta de que no habíamos avanzado casi nada. Galton, que ya había probado suerte como explorador en el África subtropical, decidió dedicar el resto de su vida a aplicar las ideas de su primo Charles al ser humano y sus capacidades. En 1869, presentó un estudio llamado 'Hereditary Genius' en el que exploraba cómo se podía heredar la psique humana. Hizo algunos hallazgos, pero seguía sin encontrar una manera de desenmarañar el problema. Entonces, tuvo una idea: los gemelos. “Los gemelos llaman especialmente nuestra atención; es decir, su historia permite distinguir entre los efectos de las tendencias recibidas en el nacimiento y las que fueron impuestas por las circunstancias especiales de sus vidas posteriores”, escribió en el 1875. Sin embargo, nuestras escaso conocimiento de genética y embriología hizo que esa intuición nunca pudiera concretarse. Hubo que esperar a los años 20 del siglo XX. Gemelos: la puerta de entrada a la naturaleza humana Jelleke Vanooteghem | Unsplash Justo a la década en que Watson escribió la frase con la que comenzaba el artículo. En ese preciso momento, Ronald Fisher («el biólogo más grande desde Darwin» según Richard Dawkins) estaba a punto de revolucionar nuestra forma de entender el mundo al unificar la genética y la evolución en la conocida síntesis neodarwiniana. Ese era el elemento que faltaba para llegar a los estudios de gemelos. Los estudios de gemelos han sido una de las herramientas básicas de la genética conductual porque permiten descomponer la variación fenotípica en componentes genéticos y ambientales. Es decir, en realidad no llevamos ni 100 años estudiando un fenómeno desde un punto de vista. Aunque hay muchas variantes (gemelos separados al nacer, estudios con hijos de gemelos idénticos, etc…), el estudio de gemelos clásico se basa en el análisis de grupos de sujetos criados en los mismos ambientes. El procedimiento se basa en la existencia de gemelos monocigóticos (que comparten todo su material genético) y gemelos dicigóticos (que comparten un 50%). Al comparar estos dos grupos distintos en un rasgo en concreto, cualquier exceso de similitud entre los gemelos idénticos se podría asociar a los genes. Al menos, teóricamente. Indudablemente, es un método útil para estimar la heredabilidad, pero no es perfecto. Estos modelos descansan sobre algunos supuestos teóricos y metodológicos que han sido muy criticados durante décadas. A priori, estos son los supuestos con más problemas: Acoplamiento aleatorio: el modelo clásico supone que los mellizos comparten solo el 50% de los genes, pero, en realidad, no está claro. Eso sería así si las personas nos emparejáramos al azar, pero si tendemos a elegir a parejas con rasgos conductuales parecidos a los nuestros, ese acoplamiento no es aleatorio. Es decir, nuestros hijos podrían compartir más de la mitad de los genes pese a no ser gemelos. Equiparabilidad ambiental entre hermanos: otro supuesto del modelo tradicional es que el "ambiente compartido" de los gemelos idénticos es equiparable al de los hermanos mellizos. De esta forma, al compararlos, podemos atribuir las diferencias a la genética. Aquí también hay dudas: bastantes indicios señalan que se suele tratar de manera más similar a los gemelos monocigóticos que a los dicigóticos. Interacción gen-ambiente: por otro lado, se tiende a pensar que la interacción entre la genética y el ambiente es siempre igual, casi como si se tratase de una relación lineal. Sin embargo, muchos expertos señalan que esa interacción no funciona así. Un pequeña variación en el ambiente, puede producir efectos muy grandes en el fenotipo (o al contrario). Esto dificulta cualquier estimación. Identidad de mecanismos genéticos: Este también es un supuesto clásico, pero difícil de sostener. Aquí se parte de la suposición de que los rasgos se heredan siempre por los mismos mecanismos genéticos, pero no es cierto. En la actualidad sabemos que numerosos rasgos fenotípicamente indistinguibles se deben a variantes genéticas distintas. Así, integrar rasgos conductuales heredados por distintas vías (y con distintas heredabilidades) es un problema serio. Alejándonos un poco del modelo clásico, otros experimentos muy útiles (aunque más raros) son los de gemelos separados al nacer. La idea es que si comparamos hermanos que han crecido en ambientes distintos con gemelos idénticos separados, el extra de similitud se puede achacar a la genética. En este caso, los modelos se apoyan en el supuesto de “ambientes diferenciados”, un supuesto que también tiene problemas porque, para muchos rasgos, los ambientes diferenciados puede no presentar ninguna diferencia relevante. Con los años, los modelos de gemelos han mejorado y muchos de estos problemas han desaparecido. La mejora de técnicas de la genética molecular está permitiendo completar la imagen desde el análisis del material genético propiamente dicho. Pero, en otros casos, como los mismos investigadores reconocen, muchas de estas limitaciones (aunque atemperadas) persisten. Con todas estas precauciones (y fortalezas), la verdad es que los estudios de gemelos siguen siendo la mejor herramienta que tenemos para desenmarañar el debate entre naturaleza y la cultura. De hecho, décadas de estudios han ido dibujando una respuesta cada vez más completa, pero con todas estas limitaciones necesitábamos una visión de conjunto para dejar de dar palos de ciego. La primera gran radiografía de la naturaleza humana John Robert Marasigan | Unsplash Por eso, hace unos años un grupo de investigadores decidió buscar esa visión de conjunto. Para ello, los investigadores reunieron todos (o casi todos) los estudios de gemelos que se publicaron entre 1958 y 2012 con la idea de realizar un metaanálisis que permitiera 'bloquear' las limitaciones de los estudios individuales y encontrar una respuesta más sólida. En total, los investigadores usaron 2.748 estudios distintos que analizaban 17.804 rasgos conductuales en una población de 14.5558.903 pares de gemelos. Es decir, un metanálisis colosal que puede ser considerado como la primera gran radiografía de la naturaleza humana. Para enfrentarse a los 17.000 rasgos, los investigadores los agruparon por categorías que exploraban cosas tan distintas como la presión sanguínea, los problemas inmunitarios o los valores sociales. Más aún: Los problemas psiquiátricos, el peso, la forma de las orejas, las interacciones sociales, los gustos culinarios... en estos cien años de investigación con gemelos, los científicos han realizado un sin fin de investigaciones sobre los temas más insospechados. Esto ya es sorprendente por sí mismo, pero las conclusiones del metaanálisis lo son aún más. Según los datos, los 17.000 rasgos son heredables. Es decir, en palabras más técnicas, ningún rasgo tiene una estimación de heredabilidad ponderada igual a cero. Que la estructura de nuestros ojos o la forma de nuestras bocas tenga una base genética no sorprende a nadie, pero pensar que dos gemelos separados al nacer tendrán ideologías o gustos musicales parecidas suena más raro. Teniendo en cuenta que los datos son inconsistentes con la idea de que el ambiente compartido tiene una influencia sustancial, nadie puede negar la importancia de la genética. Es importante tener claro que decir que "todo es heredable" no es lo mismo que decir "el ambiente es intrascendente". En realidad, la consecuencia más clara de este estudio es que la 'feroz controversia entre naturaleza y cultura' no tendrá ningún ganador. Somos, en cada faceta de nuestro ser, el resultado de una compleja interacción entre nuestros genes y el mundo que nos rodea, una larga conversación entre el pasado y el presente que camina hacia el futuro. Más en Xataka | El mito de la tábula rasa: la feroz controversia entre la naturaleza y la cultura También te recomendamos Problemas en el paraíso genómico: el uso de CRISPR puede causar cientos de mutaciones no deseadas Hombres y mujeres son más diferentes genéticamente de lo que se creía: un tercio del genoma se expresa de forma diferente según el sexo ¿En qué consiste el PSD2 y por qué va a ser tan importante para tu dinero? - La noticia Tras estudiar 29 millones de gemelos, esto es lo que hemos aprendido sobre la naturaleza humana fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .

Leer más »

Los pasos que debería seguir Trump para iniciar un ataque nuclear

La respuesta es preocupante en sí misma, pero crece en intensidad si se tiene en cuenta que, a diferencia del régimen de Corea del Norte, Estados Unidos debiera tener más aceitados sus sistemas de control nuclear, con la experiencia acumulada durante décadas de guerra fría con la ex Unión Soviética.

Leer más »

La campaña contra la violencia de género llega a bares, boliches y paradores de la Costa

La iniciativa es impulsada por el Ministerio de Desarrollo Social bonaerense. Aseguraron que el objetivo es concientizar al personal de los lugares para "atender agresiones y sensibilizar e involucrar a los varones para que no provoquen ni sean cómplices de situaciones violentas".

Leer más »