Inicio / admin (página 4)

admin

Steam Link para Android, lo hemos probado: buen inicio que debe solucionar sus problemas de lag en los mandos

Esta mañana Valve ha lanzado la versión beta de su aplicación Steam Link para Android. Con ella, pretenden empezar a explorar la posibilidad de hacer mirroring de los juegos de tu ordenador en el móvil, tableta o televisor para jugar donde quieras. Eso sí, siempre y cuando tanto el PC como tu dispositivo Android compartan una misma conexión. Aunque la experiencia está limitada al hogar, no deja de ser una alternativa interesante para cuando quieres jugar desde el sofá teniendo el PC en otra habitación o directamente en la cama. Por eso, he estado probando esta nueva aplicación para contarte qué tal funciona y cual ha sido mi experiencia al intentar utilizarla. Ya te adelanto que en general todo ha funcionado sorprendentemente bien, aunque ha sido inevitable encontrarme con un poco de lag que ha entorpecido mi experiencia. También ha habido algún que otro problema inesperado que ha hecho que me sea más difícil de lo que debiera ponerme a jugar sin más nada más instalarla. También hay que tener en cuenta que parto desde un punto de vista de principiante, ya que hasta ahora no había probado ningún hardware de Steam Link. Por lo tanto, mi experiencia y mis problemas serán los mismos a los que se enfrenten todos los que prueben este tipo de streaming por primera vez Muy fácil de instalar y configurar El proceso de instalación es como el de cualquier otra aplicación de Android, y para configurar todo lo necesario la primera vez que la ejecutas te aparecerá una pequeña guía en la que irás configurando los parámetros iniciales paso a paso. La guía es muy sencilla y clara, de manera que no tengas que tener grandes conocimientos para seguir adelante. Sólo tendrás que saber cómo sincronizar un mando bluetooth al dispositivo. El primer paso que te mostrará el asistente es precisamente el de configurar un mando, donde podrás sincronizar tu Steam Controller o emparejar un mando diferente. Si eliges la segunda opción, te llevará a los ajustes Bluetooth de tu móvil para que procedas. Este paso te lo puedes saltar, pero necesitarás tener emparejado un mando de control para poder jugar. En el siguiente paso, la aplicación buscará tu PC utilizando la conexión doméstica, y te mostrará en pantalla los ordenadores encontrados. Cuando sincronices el que quieres utilizar para ejecutar los juegos hará una prueba de red, y si todo sale correctamente te llevará directamente a la pantalla principal de la aplicación, que es la que verás cuando vuelvas a abrirla las próximas veces. En esta pantalla te aparecerán tres elementos: tu ordenador principal, el mando conectado y la calidad de la conexión. Si los tres parámetros son correctos y aparece a su derecha un tick verde, ya sólo te quedará pulsar sobre el botón Empezar a jugar para iniciar el streaming. También tienes otro botón de Configuración para volver a ajustar el ordenador, el mando o la conexión a la red. Streaming de todo lo que ves en pantalla El streaming que realiza esta aplicación es más sencillo de lo que parece. Steam no se limita a enviarle al móvil el contenido de su aplicación o sólo el juego, sino que envía exactamente todo lo que pasa en tu ordenador. Eso quiere decir que nadie podrá utilizar el ordenador mientras ejecuta el juego, ya que si minimiza la pantalla, navega por Internet o hace cualquier otra cosa todo eso se verá en tu móvil. Para intentar que esto no entorpezca la experiencia, cuando ejecutes la app en tu dispositivo Android, Steam lanzará automáticamente el modo Big Picture en el ordenador para ofrecerte una experiencia a pantalla completa con una interfaz adaptada para utilizarse como si fuera una consola. En este modo podrás navegar por tu biblioteca, y cuando entres en el perfil de tus juegos instalados verás bien clara la opción jugar. Los problemas llegan cuando no detecta bien qué mando utilizas Y aquí es donde me encontré uno de mis mayores problemas. Probé en mi móvil con dos mandos diferentes que tengo por casa, un 8Bitdo Gamepad y el de la PlayStation 4, y en ambos casos a la hora de ejecutar el juego me daba problemas diciendo que no había una configuración correcta para el mando. Para solucionarlo, he tenido que ir a la opción de Administración de cada juego al que he querido jugar para configurar el mando correctamente. Si pulsaba la opción Configuración del mando la pantalla se quedaba cargando para siempre sin mostrarme nada, por lo que tuve que ir a Opciones del controlador y navegar por las configuraciones de diferentes mandos que ha estado utilizando la comunidad para el juego, importando las del pad de PS4 que utilizaba. Muy posiblemente esto ha sido debido a que el dispositivo Android no me reconoció el mando como el de la PS4, y posiblemente con otros mandos más compatibles o el propio Steam Controller no pase lo mismo. Me parece un detalle que puede suponer un problema serio para los usuarios menos experimentados, ya que si no tienen mandos específicos y utilizan los mismos que yo se encontrarán con que no pueden simplemente conectar el mando y empezar a jugar. En cualquier caso, tras un rato explorando hasta dar con la solución, importé una configuración para el mando de PS4 en Skyrim, el juego donde hice las pruebas, y por fin pude empezar a jugar y probar la experiencia que ofrece la aplicación. Algo de lag y algún problema imprevisto A la hora de jugar utilizando Steam Link, me ha sorprendido mucho la calidad de los gráficos que han llegado a mi móvil, un Galaxy S9+ para más señas. No sé si con móviles menos potentes la experiencia será peor, pero en mi caso la calidad de la imagen era la misma que estaba viendo en el ordenador mientras jugaba. Incluso en algunos aspectos se veía mejor. La fluidez del juego también ha sido muy buena, y prácticamente nunca he notado que me fuera a trompicones. Eso sí, había momentos en los que daba algunos saltos, y en un par de momentos con mucho movimiento en el juego el streaming se ha empezado a arrastrar durante un par de segundos. No es algo que me haya pasado siempre, por lo que la experiencia en este aspecto ha sido relativamente buena. Sin embargo, sí que ha habido un problema que ha hecho que la experiencia no haya sido la mejor, un pequeño lag en los controles. Cuando he jugado al lado del ordenador y el router se ha notado menos, aunque seguía estando ahí, pero cuando me he ido a un punto más alejado de casa podía pasar un segundo entre que pulsaba un botón en el mando y el juego reaccionaba en la pantalla de mi móvil. Esto puede suponer un problema bastante serio que compromete toda la experiencia en los juegos que dependen de tus reflejos, ya que para cuando se realice la acción a la que has querido reaccionar con el mando pueden haber pasado ya muchas cosas. La experiencia seguro que mejor si puedes conectar tu Android por Ethernet o con una fibra más rápida, pero estas no son características que todo el mundo vaya a tener en su casa. Durante mis partidas de prueba también me he encontrado con otro problema inesperado. Cuando el juego me ha pedido introducir un nombre, no había ninguna interfaz que se viese correctamente para poder escribir letras con el mando. Esto ha hecho que tenga que ir del salón al estudio para escribir nombres o comandos utilizando el teclado, y luego ya volverme a poner con el mando donde estaba. y por último está el tema del escalado. En este aspecto la aplicación ha hecho un buen trabajo, aunque no ha sido capaz de solucionar los problemas con los ratios de pantalla. Tal y como avisan en la web oficial, el Steam Link lo soluciona poniendo franjas negras a los lados de la pantalla. El que esto sea más o menos molesto depende ya de cada uno, pero a mi no me ha entorpecido nada la experiencia. Conclusiones: nada mal para una beta, pero debe mejorar Las versiones beta de las aplicaciones se hacen precisamente para depurar los posibles errores que puedan surgir antes del lanzamiento definitivo. En este contexto, hay que decir que Steam Link para Android se ha portado decentemente, aunque tiene algunos problemas que van a tener que mejorar si quieren ofrecer una experiencia que rivalice con convergencias como, por ejemplo, la de Nintendo Switch. El lag en el imput de los mandos es un problema clásico de este tipo de soluciones que dependen del streaming, y de hecho en la noticia del lanzamiento de la app ya alguno de vosotros lo habéis mencionado. Este es un aspecto clave en la experiencia del juego, y si Valve no consigue corregirlo su solución se verá limitada a utilizar juegos que no requieran de nuestros reflejos inmediatos. Los problemas con el mando pueden depender de la propia configuración del mando en el Bluetooth del móvil, y su presencia posiblemente dependa del mando que estéis usando y de si ha sido pensado para Android. Por lo tanto, si tenéis uno es muy posible que tengáis los mismos dolores de cabeza que yo. La parte positiva que me llevo de esta aplicación es la calidad de la imagen y la fluidez de los movimientos del juego. Salvo algún que otro salto ocasional no he tenido demasiados problemas, lo cual no está nada mal teniendo en cuenta que es una versión beta y que lo he estado probando en algunos de los puntos más alejados de la casa. En definitiva por lo tanto, me parece un buen punto de partida que poco a poco tendrá que ir mejorando para convertirse en una solución eficiente. Hubiera estado bien que se pudiera utilizar desde fuera de casa, pero si imput lag con fibra óptica no me quiero imaginar cómo sería utilizando algunas conexiones de móvil. En Xataka | Steam Link llega a Android para permitirte jugar en tu móvil, tablet o Android TV a tus juegos de PC También te recomendamos Steam Link llega a Android para permitirte jugar en tu móvil, tablet o Android TV a tus juegos de PC Quiero una cafetera espresso: ¿qué diferencias hay entre una manual y una automática? Steam Link para Android: cómo instalarlo y hacer la configuración inicial - La noticia Steam Link para Android, lo hemos probado: buen inicio que debe solucionar sus problemas de lag en los mandos fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Leer más »

Cómo educar y preparar para un futuro en el que los robots hagan la mayor parte del trabajo

Hans Moravec, uno de los pioneros de la robótica, asegura que en el próximo siglo los robots sustituirán a la mano de obra humana a tal punto que la jornada laboral tendrá que caer hasta prácticamente las cero horas para que todo el mundo pueda mantener su empleo. Así, nos encontramos en una encrucijada: mientras las nuevas tecnologías sustituyen con rapidez a la fuerza de trabajo, las economías valoran más la aportación humana en la medida que esta sea imprescindible. Como ser, pues, insustituibles. ¿Estamos educando para serlo? Los impactos de las máquinas La Comisión Europea cree que la inteligencia artificial se ha convertido en un área de importancia clave en el desarrollo económico. El 10 de abril de 2018, 25 países europeos firmaron una Declaración de cooperación en Inteligencia Artificial, y en ella reconocen que los impactos socioeconómicos deben ser "cuidadosamente tratados". De hecho, su "enfoque europeo para la inteligencia artificial y la robótica", trata puntos como la educación, capacitación, los cambios en el mercado laboral y su posible desajuste de habilidades. Para entender apropiadamente en qué punto nos encontramos, y qué podemos hacer para preparar a nuestros hijos para no ser sustituidos por una máquina, en Xataka nos hemos puesto en contacto con algunos expertos en la materia. Tanto de los campos que comprometen a las AI y a la informática, como los que conciernen directamente al mundo laboral y educativo, para preguntarles qué creen que deberíamos estar enseñando. Un de ellos es Jordi Serrano, socio fundador de Future for Work Institute, un observatorio de tendencias en el mundo del trabajo y la gestión de personas en las organizaciones: "Existen como mínimo tres ‘tormentas’ en lo que algunos llaman el ‘cambio climático del mundo del trabajo’: deslocalización (gracias al trabajo digital), automatización (con la novedad de que las máquinas ahora compiten con nosotros también en capacidades cognitivas), y las plataformas de servicios (que generan un gran volumen de servicio sin generar empleo y donde el ‘jefe es el algoritmo’). Además, el peligro está en que el ritmo de adopción de estas nuevas tecnologías es mucho más rápido que en casos anteriores, por lo que puede superar nuestra capacidad de adaptación tanto individualmente como sociedad". Para Jordi, los humanos del futuro se centrarían en las tareas que requieran creatividad o interacción social, mientras que las máquinas asumirán cada vez más las físicas, repetitivas o de procesado masivo de información: "A los que estén más adaptados a las nuevas tecnologías y en trabajos de más cualificación les va a ir bien, mientras que a las personas con trabajos automatizables o deslocalizables van a tener muchos más problemas". En este entorno, recomienda priorizar el aprendizaje continuo y la curiosidad. También parece ser importante tener en cuenta que las máquinas solo saben hacer una cosa, generalmente. En cambio los seres humanos somos mucho más flexibles y adaptables. "Una de las capacidades claves que ‘cotiza al alza’ es la curiosidad por aprender cosas nuevas (recientemente hemos hecho un estudio sobre esto con más de 11.000 personas donde se puede ver que precisamente las personas con más riesgo de automatización son las que muestran menos comportamientos asociados a la curiosidad y el aprendizaje). Otras capacidades importantes serían: las habilidades sociales, la creatividad, el pensamiento crítico, la autonomía, la flexibilidad, la resiliencia, y el autoconocimiento". La educación en la era de las máquinas pasa por la creatividad De momento, los expertos en inteligencia artificial opinan que en cognición las máquinas están muy lejos de poder manejarse sin nosotros, especialmente en lo que concierne a la creatividad, la imaginación y la pasión por lo que se hace. Recomiendan empujar ahí nuestros intereses y, sobre todo, aprender a implantar el interés en los alumnos. "Básicamente, las IA no entienden nada acerca del mundo que las rodea, no tienen inteligencia. Aprenden por repetición y funcionarán mejor cuantos más ejemplos le enseñemos. Llegará un día en que las máquinas sean capaces de ser creativas, pero siempre en base a todo lo ya visto porque no tienen capacidad de razonamiento, ni creo que lo vayan a tener en mucho tiempo (y espero que eso siga así, por nuestro bien)", afirma para Xataka Juan Maroñas, investigador en Inteligencia Artificial del Centro de Investigación Pattern Recognition and Human Language Technology, de la Universidad Politecnica de Valencia. "Empezando por los colegios la formación que recibimos en mi opinión no es adecuada. Está claro que es necesario saber de todo, pero creo que nos deberían enseñar más a aprender lo que queremos saber que a obligarnos a aprender algo concreto. De eso te das cuenta en cuanto entras en la universidad. Es decir, enséñame a motivarme, buscar, contrastar... No me enseñes a vomitar lo que hay escritos en mil libros... las máquinas ya pueden hacer eso, enséñame a leer esos mil libros y a aprender lo que ahí viene, de verdad. No a memorizarlo; a razonarlo y a pensarlo. Ir un paso más allá de la máquina. Y, sobre todo, enséñame a tener pasión por algo. Las máquinas no tienen pasión. Motívame para ser el amo en todo aquello que quiera hacer. En el interés, el de los propios alumnos, estamos varios escalones por debajo de lo necesario". Las escuelas y la tecnología En realidad, cuesta mucho encontrar alternativas en la educación que potencien el adaptar a la sociedad, pero las hay. Por ejemplo, la programación sería una alternativa razonable, pues las maquinas necesitarán que alguien las programe, sin contar con que los estudios que han demostrado que mediante la programación se desarrollan habilidades cognitivas de gran importancia para el desarrollo, independientemente del lenguaje de programación que se utilice. Entre estas están el pensamiento lógico, la creatividad, la abstracción, una mayor precisión en la expresividad y la necesidad de hacer suposiciones explícitas, transformar el entendimiento de conceptos generales en procedimientos formales, así como una mayor facilidad de encontrar correspondencias, similitudes o descomponer los problemas en partes más pequeñas. Todas habilidades que, huelga decir, una máquina no posee. El Cable Amarillo es un proyecto educativo cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) cuyo objetivo es introducir el pensamiento computacional y las nuevas tecnologías utilizando software y hardware libre en secundaria, representa un buen ejemplo de cómo el sector educativo sí está intentando hacer algo. En resumen, suministran kits de robótica (placas de Arduino, Raspberry Pi y componentes electrónicos) a los centros de educación secundaria de la Región de Murcia, para que los alumnos empiecen a desarrollar proyectos basados en robótica. También, durante la formación a los más de 200 docentes, se realizaron prácticas de robótica que están almacenadas en repositorios públicos para que cualquier profesor entusiasta pueda acceder y utilizarlos con sus alumnos. Hemos hablado con Miguel Ángel Abellán, profesor de programación creador de las prácticas y repositorios del Cable Amarillo, cofundador de ProgramoErgoSum y presidente de CoderDojo España (clubes gratuitos de programación para jóvenes de 10 a 17 años gestionados por mentores voluntarios), para que nos comente su opinión sobre el futuro laboral que cree probable y la adaptación que la educación está sufriendo en su camino a este. "En mi opinión, tenemos que estar preparados para saber enfrentarnos y adaptarnos a nuevos cambios que puedan surgir, ya que se destruirán empleos que han existido desde siempre, pero también se crearán otros nuevos que a día de hoy no podemos ni imaginar que existirán", comenta. "En cuanto a la educación, la realidad es la que es. Actualmente, en la asignatura de tecnología en educación secundaria no se da todo el contenido que se tendría que dar, puesto que la tecnología esta cambiando constantemente (además de tener muy pocas horas lectivas y no darse en todos los cursos). Pienso que nos han acostumbrado a ser consumidores de tecnología en vez de propios creadores, y creo que se debería incluir en el currículum una asignatura dedicada al fomento y desarrollo de la creatividad". A la hora de apostar por qué deberíamos desarrollar, desde su punto de vista, es más importante ser creativos que técnicos, ya que vivimos en un mundo muy cambiante y tenemos que estar preparados para cambiar con él. "Creo que se debería potenciar la creatividad así como fomentar el trabajo en grupo, lo cual empieza a desarrollarse en algunos colegios". Qué opina la universidad de los robots "España introdujo modelos de radio educativa, de TV educativa o de enseñanza programada desde los años 50 del siglo XX. El objetivo era precisamente aparejar cada vez mas los sistemas educativos a las necesidades de los mercados laborales. ¿Funcionaron estos programas? Los informes internacionales como PISA señalan que el uso de las tecnologías como método de enseñanza no parecía mejorar los resultados educativos del alumnado de forma general", comenta para Xataka Mariano Gonzalez Delgado, profesor en el Departamento de Historia y Filosofía de la Ciencia, la Educación y el Lenguaje de la ULL. Su área de especialización es la Teoría e Historia de la Educación, y en los últimos años ha trabajado específicamente sobre las influencias internacionales en los procesos de modernización del sistema educativo. "Se critica constantemente a la educación porque no se adapta a los tiempos y demás, pero no nos damos cuenta de que quizá se ha actuado con demasiado idealismo sobre los sistemas educativos. Todos los males sociales se han intentado solucionar a través de los sistemas escolares, pero estos tienen un límite. Cada problema tiene que solucionarse en su esfera mas inmediata. Si existe un problema económico en un país se debe solucionar en ese área. Quizá, deberíamos pensar que la escuela es un lugar importante de aprendizaje en nuestra vida. Un lugar central para la adquisición de conocimientos. Pero no es el lugar donde se pueda solucionar los problemas derivados de la IA o la desigualdad social creciente en las sociedades actuales. La educación se ha modernizado, y se está modernizando, eso no quiere decir que esa sea la solución al problema". De hecho, Mariano es bastante negativo en este aspecto, y afirma que nada de lo que estudiemos ahora va a modificar, necesariamente, nuestra competitividad a nivel internacional. Por supuesto la educación debe cambiar, y lo hace, pero no lo ve como una solución al problema del exceso de oferta de mano de obra: "Tus expectativas futuras no dependen solo de la educación, dependen del marco económico. Las salidas laborales no dependen de lo que estudies, ni de lo que tu aprendas o conozcas, dependen de la estructura de los mercados y de las necesidades que tengan estos. Puedes verlo ahora mismo, hay mucha gente que esta muy preparada y no tiene un buen trabajo. Dónde esta el problema, ¿en lo que estudió o en el mercado laboral deficitario? Evidentemente si no estudias medicina no puedes ejercer como médico, pero si 100 personas estudian medicina y el mercado laboral solo necesita 25, 75 se quedarán sin trabajo. En mi opinión podemos enseñar cosas más orientadas a la tecnología o a las cualidades que las máquinas no poseen, como estimo que ya estamos haciendo, pero seguiremos sin solucionar el problema básico de que sobre gente; y cada vez sobrará más enseñemos lo que enseñemos". "Yo doy clases en la universidad, y quiero pensar que estoy preparando a mis estudiantes para competir. Es cierto que el sistema tiene que evolucionar, pero soy escéptico con lo de que los niños aprendan jugando. Quizá ya no es necesario memorizar el río que pasa por Guadalajara, pero tampoco hace falta dinamitarlo todo. La disciplina te será útil en la edad adulta", comenta Joan Tubau, Profesor Asociado de la Universidad Pompeu Fabra y responsable del curso de orientación "Diseño de Carrera: Decisiones en Incertidumbre" que precisamente trata de un diseño de carrera profesional para adolescentes que buscan su camino futuro. "Mi apuesta también es que tendremos una economía con abundancias de recursos que no requerirá tantos trabajadores. Y aquí el Estado tiene poco margen. Hay protestas en California por un salario mínimo de 15 dólares en el sector del fast food... mientras McDonald's instala kioskos automáticos. El Estado puede mantener la demanda humana artificialmente y frenar con proteccionismo la innovación pero, si hay cambios, a largo plazo, se impondrán". En este sentido, Joan "recomendaría un perfil multidisciplinar, que te permita conectar conceptos". "No intentes ser el mejor en algo, es mejor ser bueno en 3 o 4 campos muy distintos y estar preparado, incluso predispuesto, a la incertidumbre". Puntualiza la necesidad de desarrollar la empatía y las habilidades comunicativas, inteligencia emocional para construir relaciones honestas con otros humanos y reflexionar a menudo sobre si un robot o un algoritmo puede hacer tu trabajo. "Al final del día te pagarán un salario si solucionas el problema mejor que un robot". Dicho esto, los cambios en la educación existen para Joan, son las clases online. Sin embargo esto no ayuda necesariamente a nuestras perspectivas futuras, quizá solo hacen la competencia cada vez más fuerte, variada y numerosa. "Un ordenador low-cost con conexión a Internet es suficiente para acceder a cursos de Harvard. Imagínate el impacto que esto puede tener en África. Ya no estamos en un escenario en el que sólo los ricos aprenden. El conocimiento hoy es gratis, lo que marcará la diferencia es la curiosidad". "Importante aprender a pensar y estar cómodo fuera del rebaño. Dicen algunos que las Humanidades serán la formación del futuro, porque gracias a ellas podrás entender el mundo y ofrecer una solución diferente. Pero cada uno tiene que buscar su ventaja comparativa, en un mercado cada vez más competitivo. Trabajar la diferenciación desde la marca personal, que no deja de ser la reputación profesional de toda la vida, con un toque digital. Resumido: que hablen bien de tu trabajo". Por su parte Yoira Moneyba Rodríguez, Logopeda Pediátrica, opina que las claves son la tolerancia, la ya nombrada creatividad, y la inteligencia emocional. "No podemos saber exactamente qué trabajos se crearán, pero sí creo que hoy en día estamos formando una sociedad individualista y poco creativa, cuando es muy probable que estas sean precisamente las características que más útiles sean para diferenciarse de una maquina. En mi opinión hay que fomentar el trabajo en equipo, el respeto por el otro, la multidiversidad, las relaciones sociales y el lenguaje social, preocuparnos por darles a nuestros hijos las herramientas emocionales y cognitivas necesarias para que superen la frustración, comuniquen sus deseos y sentimientos, y creen unos círculos sociales adecuados para convertirse en personas capaces y responsables dentro de la sociedad. Creo que estas características no las puede desarrollar una máquina en el corto plazo, y que les hará destacar seas cuales sean los trabajos que se creen en el futuro". Para Yoira, la tecnología, que debe estar a nuestro servicio, será más funcional y secundaria en la medida en la que nosotros potenciemos las características que nos hacen humanos. "No impedir que la tecnología se lleve esas cualidades sería crear una muerte muy a largo plazo de la capacidad humana. Nuestro propio crecimiento personal, nuestra necesidad de aprender, formarnos y demás, nuestra curiosidad, nuestra empatía... son cosas que una máquina no puede imitar. Yo apostaría por ahí, hasta cuando las máquinas lo hagan todo, nosotros aún tendremos eso". La receta para el futuro, según todos los testimonios que acabamos de repasar, queda en: creatividad, inteligencia emocional, curiosidad, imaginación, diferenciación y marca personal, un perfil multidisciplinar que te permita adaptarte a campos distintos y de alta cualificación para que tu oficio sea de los aumentados por la tecnología, y no de los que deben temer ser sustituidos. A pesar de que la educación puede no tener todas las respuesta aquí, desde que el exceso de mano de obra se convierta en una cuestión inevitable, si hay una salida en esta competencia para ganar a las máquinas esta es ser... más humanos que nunca. Imagenes: Andy Kelly | Kelly Sikkema | El Cable Amarillo | Victoria Pérez | MD Duran | Nikhita S También te recomendamos Quiero una cafetera espresso: ¿qué diferencias hay entre una manual y una automática? Andrew Yang, candidato a presidente de EEUU en 2020, centra su campaña contra los robots y la amenaza que suponen para los empleos Este robot que hace 400 hamburguesas a la hora podría quitarle el empleo a muchos jóvenes - La noticia Cómo educar y preparar para un futuro en el que los robots hagan la mayor parte del trabajo fue publicada originalmente en Xataka por Victoria Pérez .

Leer más »

Cuatro conclusiones sobre el mercado de los altavoces “inteligentes”

La fiebre de los altavoces inteligentes (o mejor dicho, conectados) se ha contagiado ya entre los usuarios anglosajones, y a la espera de la conquista global del fenómeno, los datos del primer trimestre del año arrojan conclusiones interesantes. La primera, que el segmento está en ebullición. La segunda, que Amazon y Google dominan de forma absoluta el mercado. La tercera, que Apple no parece acabar de querer entrar en esta batalla. Y la cuarta, que como en el segmento de los smartphones, cuidado con los chinos. Vamos allá. Mucha gente quiere un altavoz inteligente Allí donde los relojes inteligentes fracasaron parece que los altavoces inteligentes están triunfando. Estos accesorios se han convertido en una propuesta que es interesante para muchos usuarios, sobre todo ahora que los asistentes de voz están más asentados que nunca. El fenómeno se ha venido consolidando en estos últimos tiempos, y los datos de Strategy Analytics demuestran que el éxito de los altavoces inteligentes es arrollador en las regiones en las que estos productos están disponibles. De hecho el estar disponibles con asistentes de voz solo en idioma inglés ha hecho que las ventas de estos dispositivos sean tan solo una fracción de lo que pueden llegar a ser cuando el soporte en otros idiomas se haga masivo. A falta de que lo hagan, parece evidente que el crecimiento del mercado es sensacional: se han distribuido (no confundir con "vendido") cuatro veces más altavoces inteligentes en el primer trimestre de 2018 que en el mismo periodo de 2017. Amazon domina, pero Google viene fuerte por detrás Los sorprendentes Amazon Echo que impulsaron la adopción de estos productos han convencido a toda la industria de que este era un sector jugoso. Ese primer dispositivo le ha dado a Amazon una ventaja competitiva importante, pero esa ventaja se le está acabando. Lo demuestra el crecimiento de Google, que ha multiplicado por 8 las unidades distribuidas de su familia de soluciones Google Home, mientras que Amazon "solo" ha doblado el número de unidades distribuidas de su catálogo de productos inteligentes Amazon Echo. De hecho es la primera vez que Amazon cae por debajo del 50% de cuota en este mercado desde que se hace seguimiento del mismo, pero aún así el dominio de ambos fabricantes es enorme: de cada 10 altavoces inteligentes que se venden, casi 7 de ellos son de uno de estos dos fabricantes. Tanto Amazon como Google ofrecerán sus asistentes de voz en España y otros países a lo largo de este año, y es probable que el año que viene a estas alturas estemos hablando de un crecimiento de unidades distribuidas igualmente notable en este segmento. Apple está en otra guerra Mientras tanto Apple parece no estar especialmente interesada en este mercado. El gigante tecnológico lanzó en febrero de 2018 su esperado HomePod, pero lo hizo con una orientación más al audiófilo que al usuario de asistentes de voz. De hecho la inclusión de Siri es casi testimonial en ese dispositivo, y lo cierto es que el asistente de voz de Apple parece haberse quedado muy atrás si uno contempla a Google Assistant y a Amazon Alexa, quizás no tan potente en inteligencia artificial pero sí especialmente versátil gracias a sus 'skills'. Y ahí tenemos a los HomePods, un poco en tierra de nadie y con un éxito discreto. Desde su lanzamiento —se han perdido casi la mitad del trimestre— se han distribuido 600.000 unidades según los datos de Strategy Analytics. No parecen demasiados, pero lo mismo dijeron de los Apple Watch cuando se lanzaron y mirad cómo está el mercado de los smartwatch ahora mismo. Será mejor darle a Apple el beneficio de la duda, porque los HomePod acaban de aparecer y aunque no compiten exactamente con los productos de Amazon o Google sí son la alternativa lógica para usuarios del ecosistema Apple. Cuidado, que vienen los chinos De ese informe sorprende además la presencia de Alibaba en tercer lugar. El gigante chino del comercio electrónico tiene dispositivos como el Tmall Genie X1 que vendió a precio de escándalo aquel 'Singless Day' el pasado 11 de noviembre de 2017. El altavoz tenía un precio oficial de 79 dólares, pero ese día lo vendieron por 15 dólares. ¿Imagináis cuántos vendieron? Algunos creen de hecho que las ventas de este dispositivo es muy superior a las que estiman en Strategy Analytics, y que de hecho vendió más de un millón de unidades en tan solo 4 meses desde su lanzamiento. El mercado chino es como siempre otro mundo y es difícil de ponerle dimensión, pero en análisis independientes aparecen otros dispositivos ocmo el Raven H de Baidu que fue presentado en el CES 2018 —atentos al diseño juguetón— pero que ya estaba a la venta en China hace meses, y parece que con bastante éxito. Baidu y su Raven H se merecen el premio al altavoz inteligente más divertido del momento. A esos competidores se les une ahora Xiaomi, que con su Yeelight —que por cierto, usa Alexa y copia descaradamente al Echo Dot— ha entrado de lleno en esa batalla y es según Strategy Analytics el quinto fabricante en liza con 200.000 unidades distribuidas en este trimestre por las 700.000 de Alibaba según esos datos. Ese crecimiento de estos fabricantes podría por tanto amenazar la cómoda posición de Google y de Amazon, y como decimos todo está por ver a la espera de que estos dispositivos comiencen a ofrecer soporte para otros idiomas más allá del inglés. Las cosas pueden cambiar mucho en este terreno, pero sea como fuere parece que los altavoces inteligentes tienen un gran futuro por delante aun cuando los riesgos para nuestra privacidad puedan preocuparnos. En Xataka | Alexa y la revolución del sistema operativo cotidiano También te recomendamos Quiero una cafetera espresso: ¿qué diferencias hay entre una manual y una automática? Amazon Echo y Google Home quieren sustituir al teléfono fijo de casa con llamadas VoIP Facebook parece estar trabajando en su altavoz inteligente: con pantalla y construido por un fabricante del iPhone - La noticia Cuatro conclusiones sobre el mercado de los altavoces "inteligentes" fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Leer más »

IBM cree que los atascos serán cosa del pasado cuando la inteligencia artificial controle los semáforos

Los semáforos son parte fundamental del control del tráfico en todo el mundo, pero su funcionamiento está muy lejos de ser perfecto. Eso es precisamente lo que trata de solucionar IBM con una nueva patente en la que la inteligencia artificial es clave. Para el grupo de investigadores de IBM responsables del estudio, es posible desarrollar un sistema de control de semáforos muy superior al actual basado en la información recibida por un conjunto de cámaras. Demasiados datos que digerir La patente registrada el pasado 8 de mayo de 2018 plantea una interesante alternativa al actual sistema basado en sencillos temporizadores. En lugar de usar dicho sistema, los semáforos se adaptarían al tráfico para aprender de él y poder establecer cómo optimizar el funcionamiento de los semáforos para minimizar esas potenciales congestiones. Las imágenes recolectadas por las cámaras, explican en la patente, son identificadas por un ordenador, que calcula el flujo de tráfico para una o más rutas de esa intersección en la que se estudia el comportamiento de tráfico. Steve Hobson, uno de los responsables del estudio, explicaba que la realidad demuestra cómo los guardias de tráfico alivian la congestión en todo tipo de eventos, y la idea sería la de extender esa idea, pero hacerlo gracias al uso de la inteligencia artificial, que asistiría a los seres humanos a la hora de regular estos semáforos para mitigar los atascos. La idea no es del todo nueva: la Universidad Carnegie Mellon ya realizó experimentos en este sentido en la ciudad de Pittsburgh y sus avances lograron "reducir en un 40% el tiempo de espera de los vehículos", y lo que es más importante, eso llevó a reducciones de emisiones de hasta el 26% en los vehículos que circulaban por las calles gestionadas por dicho sistema. Vía | The Next WebMás información | USPTOEn Xataka | Este impresionante vídeo muestra cómo se puede monitorizar el tráfico desde un dron También te recomendamos Las ciudades con más tráfico del mundo según TomTom: la ruta puede durar hasta un 66% más que sin atascos Para este coche el tráfico no existe, porque es capaz de pasar por encima de los coches Quiero una cafetera espresso: ¿qué diferencias hay entre una manual y una automática? - La noticia IBM cree que los atascos serán cosa del pasado cuando la inteligencia artificial controle los semáforos fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Leer más »

‘Deadpool 2’ funciona incluso mejor que la primera, pero sigue siendo menos gamberra de lo que ella misma piensa

Durante absolutamente toda la proyección de 'Deadpool 2' tuve, sentado muy cerca de mi sitio a un fan del mercenario bocazas que se tronchaba con absolutamente todos los chistes de la película. No tengo ningún problema con eso: las comedias son para reírse, y yo encantado de que la gente disfrute, por muy enérgicamente que vocalice su satisfacción. Pero me llamó profundamente la atención que no hiciera distinción en sus carcajadas entre los chistes buenos, los malos y los infectos, que de todo hay en 'Deadpool 2' por una cuestión de mera estadística, ya que en ese sentido es una ametralladora. Lo que está claro es que es el público ideal para 'Deadpool 2': alguien que encuentra gracioso el mero concepto de embutir referencias y parodias sin freno en una película disfrazada de ficción superheroica, por encima de la calidad de esos chistes. Es decir, alguien que encuentra gracioso que un héroe enmascarado haga cosas poco habituales en el género (sea irrespetuoso, sanguinario, malhablado e irreverente) sin entrar cualitativamente en lo que hace. Nuevamente, no juzgo. Pero que Deadpool llame a Josh Brolin "Thanos" o "John Connor" no es exactamente un chiste. Es un examen entre los listos de la clase, para ver cuántas referencias se pillan o cuántas veces se cita a personajes de la competencia (que cada vez es menos competencia, por otra parte; ¿es posible que un Deadpool cada vez más blanco acabe siendo una -otra- franquicia de Disney-Marvel-Fox?) Hasta aquí puede parecer que 'Deadpool 2' es como una de esas máquinas que lanzan pelotas de tenis, pero con chistes malos con coartada de referencia pop. Vamos, una 'Deadpool Movie 7'. Y no. Al menos, no todo el rato: 'Deadpool 2' es genuinamente graciosa muy a menudo: la formación de X-Force, sus momentos en la mansión de Charles Xavier... cuando 'Deadpool 2' es muy tonta pero funciona, funciona mejor que nunca. Por ejemplo, cuando roba una ridícula motocicleta para perseguir un camión de alta seguridad. Por alguna razón, la imagen del superhéroe implacable en una motito es graciosísima. Del mismo modo también es graciosísimo cómo están escritos algunos personajes secundarios (Domino, Yukio, Peter...), y alguna que otra subtrama (de nuevo, X-Force y su casting de superhéroes, que aunque no original al cien por cien -'Mystery Men', cuánto os debemos-, arranca más de una carcajada; o los desmanes de Deadpool con los X-Men). O, sin ir más lejos, una secuencia post-créditos que obviamente no vamos a desvelar aquí, pero que aglutina toda la mala baba y el humor corrosivo que se echa de menos el resto de la película. El mercenario bocazas, más bocazas que nunca Sin embargo, 'Deadpool 2' quiere ser una película de verdad, y hay un par de subtramas dramáticas que, pese a estar disfrazadas de ironía, van muy en serio. Deadpool, no lo olvidemos, es un personaje de trasfondo trágico, que en los experimentos de Arma-X sufrió lo indecible hasta perder el juicio, y por eso en la más bien ridícula 'X-Men Orígenes: Lobezno' era un personaje serio. Su biografía permite plantearlo como tal. Aquí tenemos dos ejes dramáticos que no funcionan: el primero es previsible y muy similar al de la primera (y aún menos equilibrada) parte de la serie. El segundo de estos ejes viene de un personaje inesperado, Firefist, un niño mutante de considerables poderes y que argumentalmente hace bien su función de engranaje a través del que encajan piezas, personajes y situaciones: muchos elementos dispares de la película conectan a través de él. Lo que no conecta tan bien es el trasfondo dramático que otorga al personaje de Deadpool, endeble incluso desde una perspectiva paródica. Los responsables de la película han decidido que la película será muy gamberra pero un huérfano es un huérfano, por muchos chistes sobre gordos que le encasquetes. 'Deadpool 2' ni siquiera es todo lo brillante que debería ser en términos de puro espectáculo, y muchos menos estando firmada por David Leitch, director de una película brillante en ese sentido como 'Atómica'. Determinadas secuencias de acción, como el asalto al orfanato o la visualización de los poderes de Domino tenían un potencial que nunca llega a explotarse de todo. No debería ser un inconveniente grave en una parodia, pero es que 'Deadpool 2' no quiere dejar en ningún momento de ser también una película de superhéroes. Quizás ese sea su gran problema: aunque a nivel de personajes (gracias en buena parte al carisma de Cable, Domino y los X-Force) va unos pasos por delante de la película precedente, siendo una producción algo más libre, 'Deadpool 2' no se atreve a quitarse del todo el manto de película superheroica con (muchos) chistes. En ese sentido, y aunque no lo parezca, es menos atrevida y corrosiva que, por ejemplo, 'Thor: Ragnarok', que tiene alma de auténtica comedia y da unas cuantas patadas a las convenciones del género, además de estar comandada por alguien que conoce a la perfección los resortes del humor. Por eso, 'Deadpool 2' tan a menudo no es más que una recopilación de guiños como los del resto de las películas de héroes Marvel. Aunque el recadito venga con retranca. También te recomendamos Nuevo tráiler de 'Deadpool 2': nueva dosis de bromas y humor, pero el protagonista esta vez es Cable El nuevo teaser de Deadpool 2 es una gloriosa oda al pintor más querido y extravagante de Internet Quiero una cafetera espresso: ¿qué diferencias hay entre una manual y una automática? - La noticia 'Deadpool 2' funciona incluso mejor que la primera, pero sigue siendo menos gamberra de lo que ella misma piensa fue publicada originalmente en Xataka por John Tones .

Leer más »