Inicio / admin (página 20)

admin

Android One: 33 trucos para exprimir al máximo el Android puro de tu móvil

Hoy te traemos un recopilatorio con 33 trucos y consejos para Android One, la versión de Android más pura y limpia en la que los fabricantes personalizan lo mínimo la apariencia del sistema operativo. Tienes en el mercado varios dispositivos que cuentan con esta experiencia de Android puro, y hoy te daremos algunas pistas para sacarle el máximo partido. Vamos a incluir tanto algunos atajos, pequeños trucos y funciones que los usuarios con menos conocimiento quizá no tengan localizadas, como algún truco más escondido para los usuarios más experimentados. Recuerda que pesar de ser un Android casi sin personalización, puede que algunos fabricantes hayan quitado una o varias de estas opciones, por lo que no está garantizado que puedas utilizarlas todas. 1. Cambia los accesos directos de la barra de estado Uno de los alicientes de Android One es que tiene un diseño bastante limpio, con muy pocos añadidos por parte de los fabricantes. Esto también se aplica a la barra de estado, que cuando deslizas dos dedos hacia abajo desde la de notificaciones se despliega con una disposición 3x3. No es mucho espacio, o sea que configurar los accesos directos es vital para facilitarte varias pulsaciones para acceder a ciertas opciones. Desliza dos dedos hacia abajo desde la barra de notificaciones para mostrar los accesos directos. Pulsa el botón de configuración. No es el icono de la rueda dentada, sino el del lápiz. Irás a la pantalla para editar los accesos directos. Arriba tienes los que se muestran, pudiendo arrastrarlos para cambiar el orden. Más abajo tienes los que están disponibles pero no tienes configurados, por si quieres arrastrarlos hacia arriba para añadirlos. 2. Utiliza sus buscadores internos Esta no es una función exclusiva de Android One, pero desde luego que es una que se agradece que muchos móviles tengan. Se trata de dos buscadores que puedes encontrar tanto en el cajón de aplicaciones como en el menú de Ajustes. El del cajón de aplicaciones es un buscador simple, y te ayudará a encontrar rápido una app cuando tengas muchas instaladas. Y el buscador de los ajustes es más útil todavía. A veces, para hacer algunos cambios o llegar a alguna opción concreta tienes que navegar por diferentes menús. Pero si buscas cualquier término como Batería o Copia de seguridad, podrás llegar a estas u otras opciones sin tener que navegar por ningún menú, lo que te hará ahorrar muchísimo tiempo. En Xataka Cómo cambiar el buscador por defecto en Chrome, tanto en móvil como en PC 3. Cambia el tamaño de los elementos de pantalla Entre las opciones que tienes para configurar el aspecto de Android One, también hay una opción con la que puedes aumentar o disminuir el tamaño de los elementos de pantalla, como los iconos y que aparecen en ellos. Esto puede hacer que algunos iconos o apps cambien de sitio, pero te ayudará si tienes problemas de vista. Entra a los ajustes del móvil. Pulsa sobre la opción de Pantalla. Dentro, pulsa en Avanzado para mostrar más opciones. Ahora dale a Tamaño de visualización. Elige el tamaño que quieras. 4. Cambia el tamaño de las fuentes En la misma dirección va esta otra posibilidad, la de cambiar el tamaño de las fuentes. Con esta opción modificarás el tamaño de las letras que aparecen en pantalla en tu móvil o en cualquier aplicación. Entra a los ajustes del móvil. Pulsa sobre la opción de Pantalla. Dentro, pulsa en Avanzado para mostrar más opciones. Ahora dale a Tamaño de la fuente. Elige el tamaño que quieras. 5. Muestra el porcentaje de batería Vamos con un truco rápido que casi todos los usuarios expertos dominas, pero que si eres nuevo quizá te cueste encontrar. Si quieres que en la barra de notificaciones se muestre junto al icono de la batería el porcentaje con la que te queda, ve a los ajustes del dispositivo y a la opción de Batería. En ella, activa la opción Porcentaje de batería. 6. Aprende a abrir la multiventana La multiventana te permite tener dos aplicaciones abiertas a la vez en la pantalla de tu móvil, una en la mitad superior y otra en la inferior. El proceso para hacerlo cambia dependiendo de la capa de personalización, y en el caso de Android One no es demasiado intuitivo, y requerirá tener una de las aplicaciones abiertas para luego realizar la tarea desde la vista de la multifunción. Abre la aplicación que quieras dividir. Pulsa el botón cuadrado o haz el gesto necesario para entrar en la vista de todas las apps abiertas. En la vista de las aplicaciones abiertas, pulsa sobre el icono de la aplicación que quieras dividir. Se abrirá un menú, en el que debes pulsar la opción Dividir pantalla. La aplicación elegida irá a quedar en la mitad superior, y ahora sólo tienes que elegir la app que quieres tener en la inferior. 7. Sal de la multiventana Y del mismo modo que no es demasiado intuitivo abrir la multiventana, cerrarla también puede resultar en una pequeña aventura en la que puedes acabar deslizando el dedo para todos lados buscando cómo salir de ella. La manera más sencilla de hacerlo es pulsar sobre la barra que separa ambas aplicaciones y deslizar hacia abajo, hasta que la barra quede abajo del todo haciendo que la aplicación superior ocupe toda la pantalla deshaciendo la multiventana. 8. Quita el feed de Discovery Por defecto, el launcher de Android One te va a mostrar en el escritorio a la izquierda del principal el feed de Google Discover con la actualidad relevante. Si eres de esas personas que no les gusta tener ese tipo de feeds de información, puedes desactivarlo fácilmente en las opciones. Primero, mantén el dedo pulsado sobre una zona vacía de cualquier escritorio. Se mostrarán unas opciones, donde tienes que pulsar en Ajustes de la pantalla de inicio. En el menú a donde vas, pulsa en Acceso al deslizar. En el menú, selecciona Ninguna en vez de Fuente de Google. 9. Elige entre tema claro u oscuro Aunque Android One no cuenta con temas tan completos como las capas de personalización de fabricantes como Samsung o Xiaomi, puedes alternar entre un tema claro y oscuro. Puedes elegir uno u otro, o dejar que Android lo seleccione dependiendo de tu fondo de pantalla. Estos dos temas se aplican al lanzador e interfaz, y la barra de notificaciones. Los menús y aplicaciones quedan intactos. Entra a los ajustes del móvil. Pulsa sobre la opción de Pantalla. Dentro, dale a Avanzado. Ahora pulsa en Tema del dispositivo. Elige entre claro u oscuro, o que se determine dependiendo del fondo de pantalla. 10. Cambia cuántos iconos ves en el escritorio Otro modo de personalizar tu móvil es cambiar la cantidad de iconos que ves en el escritorio. Esta es una opción clásica con la que vas a poder elegir entre cuatro o cinco columnas de iconos en lo vertical, siempre con otras cinco en horizontal. Primero, mantén el dedo pulsado sobre una zona vacía de cualquier escritorio. Se mostrarán unas opciones, donde tienes que pulsar en Ajustes de la pantalla de inicio. En el menú a donde vas, pulsa en Diseño de pantalla principal. Por defecto está en 5x4, pero puedes cambiarla a 4x5. 11. Ahorra batería con la batería inteligente Una de las novedades que trajo Android 9.0 Pie fue la implementación del sistema de batería inteligente, con el que Android trata de ahorrar batería analizando nuestros patrones de uso para saber cuándo limitar el consumo de las aplicaciones que menos utilizamos. Viene activado por defecto, pero nunca está de más mirarlo por si lo quitaste sin querer. Entra a los ajustes del móvil. Pulsa sobre la opción de Batería. Pulsa en Batería inteligente para gestionar la opción. 12. Aprende a usar Bienestar Digital Bienestar Digital es una de las propuestas de Google para reducir el uso del teléfono móvil. Gracias a él, puedes tener un control más férreo sobre lo que haces con el móvil, el tiempo que lo utilizas, y añadir algunas restricciones. Eso sí, algún fabricante puede haber eliminado esta opción, por lo que aunque es generalizada en Android One no todos los dispositivos lo tienen. Lo verás dentro de los ajustes, y su interfaz principal nos mostrará el tiempo de uso, el número de desbloqueos y las notificaciones recibidas durante el día. Del mismo modo, podemos gestionar las notificaciones que nos llegan, activar un modo descanso para que nadie nos moleste durante cierto periodo de tiempo, y acceder a un panel de control donde veremos de forma pormenorizada el uso del teléfono. 13. Haz una copia de seguridad automática Android también permite realizar copias de seguridad automáticas, una opción que suele activarse en la configuración inicial del teléfono. Pero si no tienes claro si la has activado o no, o quieres cambiar alguna configuración o desactivarlo, puedes acceder de forma sencilla. Estas copias dependen de tu cuenta de Google, y se almacenan en Google Drive Entra a los ajustes del móvil. Pulsa sobre la opción de Sistema. Dentro, dale a Copia de seguridad. Puedes activarla y elegir la cuenta. Con esto elegido, puedes configurar las copias de seguridad activas, que pueden ser de datos de aplicaciones, historial de llamadas, contactos, SMS o ajustes del dispositivo. 14. Toda la información de la WiFi donde te conectas Android One también conserva una opción muy útil del sistema operativo, y es que que te permite saber toda la información de la red WiFi donde te has conectado. Y con toda me refiero a toda, incluyendo la intensidad de la señal, su frecuencia o el tipo de seguridad, así como tu dirección IP y muchos otros datos como la DNS, o la velocidad de enlace. Entra a los ajustes del móvil. Pulsa sobre la opción de Redes e Internet. Elige la opción WiFi. Pulsa sobre la WiFi que estés conectado. Verás toda la información. Si abres las opciones avanzadas, verás tu IP o el MAC del móvil entre muchos otros datos. 15. Impide que las aplicaciones nuevas añadan un icono al escritorio Si eres una persona a la que le gusta mantener el orden y el control de su Android, es posible que te moleste que cuando instalas una nueva aplicación se cree un acceso directo en el escritorio. Esto es especialmente molesto cuando instalas varias aplicaciones a la vez, aunque hay una opción con la que lo puedes desactivar. Primero, mantén el dedo pulsado sobre una zona vacía de cualquier escritorio. Se mostrarán unas opciones, donde tienes que pulsar en Ajustes de la pantalla de inicio. En el menú a donde vas, desactiva la opción de Añadir icono a la pantalla de inicio. 16. Decide qué notificaciones muestra cada app En Android One, todas las notificaciones están activadas por defecto, por lo que verás los iconos en la barra de estado, banners en la pantalla de bloqueo, y banners emergentes en el sistema cuando te lleguen notificaciones. Sin embargo, todo esto lo puedes configurar a tu gusto para poner las notificaciones bajo control. Entra a los ajustes del móvil. Pulsa sobre la opción de Aplicaciones y notificaciones. Si pulsas en Notificaciones, puedes decidir si se muestran en una burbuja o en la pantalla de bloqueo, así como los sonidos. Y si en Aplicaciones y notificaciones pulsas sobre una app, puedes entrar a su sección de Notificaciones para silenciar las que quieras de esa aplicación. En Xataka Cómo ver las notificaciones de tu Android en Windows 10 con la app Tu Teléfono 17. Configura las aplicaciones por defecto Android te permite decidir qué aplicaciones se abren por defecto al realizar determinadas funciones o abrir archivos concretos. Por lo general, te lo preguntará cada vez que instales una app que pueda afectar a la configuración actual, y lo que elijas se guardará indefinidamente. Si cambias de opinión, esto también puedes cambiarlo luego manualmente. Entra a los ajustes del móvil. Pulsa sobre la opción de Aplicaciones y notificaciones. Ahora, dale a la opción de Aplicaciones predeterminadas. Ahora, ve pulsando sobre las aplicaciones de navegador, de lanzador, de teléfono y todas las secciones que quieras para cambiar su app predeterminada. 18. Activa o bloquea el giro de pantalla ¿Quieres que tu pantalla se gire para ponerse en una interfaz horizontal cuando sujetes el móvil en horizontal, o esto es algo que te molesta? Independientemente de si tienes esto preactivado o no, es algo que vas a poder cambiar con facilidad. Entra a los ajustes del móvil. Pulsa sobre la opción de Pantalla Dentro, pulsa en Avanzado para mostrar más opciones. Ahora, activa o desactiva la opción Pantalla giratoria. 19. Móvil desbloqueado en sitios, o con dispositivos de confianza La función Smart Lock ayuda a que el móvil se desbloquee sólo en determinadas circunstancias, como por ejemplo cuando estés en una ubicación concreta, cuando tengas cerca un dispositivo de confianza como el reloj, o simplemente se mantendrá desbloqueado mientras lo tengas en movimiento. Una alternativa inteligente para no tener que desbloquearlo sin parar cuando más lo utilices. Entra en los ajustes de tu móvil. Pulsa en Seguridad y ubicación. Pulsa en la opción Smart Lock. Ahora ya puedes configurar dónde y cómo hacer los desbloqueos inteligentes. 20. Alterna entre las dos últimas aplicaciones abiertas Tu móvil Android tiene un botón para mostrar las últimas aplicaciones abiertas, que en el caso de Android One se muestra con un botón con un cuadrado. Si pulsas dos veces seguidas el botón, el móvil te llevará a la anterior app que estuvieras utilizando. Ideal para cuando trabajes entre varias apps. 21. Protege tus contraseñas Por defecto, cuando estás escribiendo una contraseña en cualquier web con tu navegador, en el campo donde la introduces se verá durante unas milésimas de segundo el último carácter que hayas escrito antes de ocultarla. Esto te ayuda a saber que estás escribiendo bien una contraseña, pero puede hacer que la gente que tengas al lado vaya memorizando esa contraseña. Afortunadamente, esto es algo que puedes cambiar. Entra en los ajustes de tu móvil. Pulsa en Seguridad y ubicación. Desactiva la opción Mostrar contraseñas. 22. Libera espacio de forma sencilla Tu móvil con Android One se está quedando sin espacio, y no quieres ponerte a explorar tus archivos internos uno por uno para saber qué borrar. No te preocupes, porque hay unas opciones con las que puedes liberar espacio de forma muy sencilla, y además obteniendo toda la información sobre dónde lo estás gastando. Entra a los ajustes del móvil. Pulsa sobre la opción de Almacenamiento. Una vez dentro, pulsa en Almacenamiento interno compartido Se te desglosará en qué se está gastando tu memoria interna. En esta pantalla, pulsa el botón Liberar espacio. Elige qué elementos borrar y pulsa en Libera. 23. Utiliza el administrador de almacenamiento Y si con el paso anterior no es suficiente, también tienes una herramienta llamada Administrador de almacenamiento. Se encargará de analizar tu móvil, buscar fotos y vídeos que ya tengan copia de seguridad, y borrarlos cuando pasen uno, dos o tres meses. Esta cantidad de tiempo la vas a poder editar al activar la opción. Entra a los ajustes del móvil. Pulsa sobre la opción de Almacenamiento. Una vez dentro, pulsa en Almacenamiento interno compartido Activa el Administrador de almacenamiento. Puedes elegir a partir de cuánto tiempo de antigüedad se borran tus fotos y tus vídeos. 24. Crea accesos directos de una acción concreta de una app Android One te da la posibilidad de crear accesos directos en el escritorio no sólo a una aplicación, sino a acciones concretas de determinadas aplicaciones. No todas las apps son compatibles, pero cosas como tener el acceso directo a escribir un nuevo correo en vez de únicamente a Gmail pueden ayudarte a ahorrar mucho tiempo. Ve al cajón de aplicaciones. Mantén pulsado el dedo sobre una app. Si es compatible, verás que se abre un menú con opciones. Sólo te queda arrastrar una de esas opciones para llevarla al escritorio. 25. Acceso directo al modo de sólo vibración Si estás en una reunión y te empiezan a llamar al móvil, sabes que es posible que si no coges te vuelvan a llamar. Si tienes los tonos activados, hay una combinación de teclas para activar el modo de sólo vibración de forma sencilla y sin tener que navegar por diferentes menús. Sólo tienes que pulsar a la vez los botones de apagado y subir volumen para que se ponga en modo vibración. Este tipo de combinación está considerado un gesto en las opciones de Android, y como verás ahora no es el único que tienes disponible. 26. Activa la navegación por gestos Android 9 incorporó un sistema de navegación por gestos para sustituir los clásicos tres botones inferiores de control. No todos los móviles Android One lo tienen implementado, pero puedes configurarlos a la vez que muchos otros gestos en una sección predeterminada de los ajustes. Entra a los ajustes del móvil. Pulsa sobre la opción de Sistema. Ahora dale a la opción Gestos. Aquí, activa o desactiva los gestos que quieras o no quieras utilizar. En Xataka Cómo activar la navegación por gestos en Android P y qué gestos están disponibles 27. Cuelga con el botón de encendido Otro gesto rápido bastante útil es el de colgar una llamada con sólo pulsar el botón físico de encendido. Al activar esto, te ahorrarás el clásico de tener que apartar la pantalla de la cara, si está apagada encenderla para comprobar si colgaste o no, y deslizar el dedo para colgar. Todo es más fácil y rápido. Entra a los ajustes del móvil. Pulsa sobre la opción de Accesibilidad. Ve al apartado de Controles de interacción. Activa la opción Botón de encendido cuelga. 28. Capturas de pantalla con una sola mano Aunque la combinación de pulsar a la vez los botones de bajar volumen y apagado sigue funcionando para tomar captura de pantalla, hay un segundo camino para sacar estas capturas a partir de Android 9. Android One lo conserva, y te ayudará en el caso de que solo tengas una mano libre y no puedas pulsar dos botones a la vez Mantén pulsado el botón de apagado. En el menú de apagado, pulsa en Captura de pantalla. 29. Edita al momento tus capturas de pantalla Cuando sacas una captura de pantalla con tu Android One, en la parte inferior de la pantalla donde puedes visualizar la captura vas a ver algunas opciones para editar al momento estas capturas. Tienes un botón para recortar la captura, otro para poder escribir encima, e incluso uno con el que puedes compartirlas directamente mediante la aplicación que quieras. 30. Desactiva tu Zona WiFi si no hay móviles conectados La zona WiFi es una excelente opción para compartir la conexión de tu Android con otros dispositivos creando una especie de red WiFi. De hecho, si la configuras con el mismo nombre y contraseña que la de tu casa los dispositivos que tienen guardada la WiFi de casa se conectarán automáticamente. Entre las opciones que tiene, hay una para que nunca se te olvide encendido este punto de acceso. Para acceder ve a los ajustes, y en Redes e Internet pulsa sobre Mi zona WiFi y Compartir Internet. Ahí, pulsa en Zona WiFi, donde además de configurar su nombre y contraseña, si pulsas en Avanzado puedes activar la opción de Desactivar el punto de acceso automáticamente. Con esta opción, si todos los dispositivos que hubiera conectados se desconecta, Android apagará la Zona WiFi. 31. Fija una aplicación en la pantalla Android te permite fijar una pantalla en tu móvil Android, un método con el que harás que una aplicación quede en primer plano y no se pueda cerrar para utilizar otra. Esto puede ser algo útil en casos como en el de que le vayas a prestar un momento tu móvil a alguien, y quieras quedarte con la tranquilidad de que no saldrá de una aplicación y empezará a cotillearte el móvil. Entra a los ajustes del móvil. Pulsa sobre la opción de Seguridad y ubicación. Dale a Avanzado para mostrar más opciones. Abajo del todo, activa Fijar pantalla. Ahora, pulsa el botón cuadrado o haz el gesto necesario para entrar en la vista de todas las apps abiertas. En la vista de las aplicaciones abiertas, pulsa sobre el icono de la aplicación que quieras fijar. En el menú que se abre, pulsa la opción Fijar. 32. Quita las notificaciones de la pantalla de bloqueo Aunque sea por privacidad, puede que no quieras que las notificaciones se muestren en la pantalla de bloqueo. Así te asegurarás de que ojos indiscretos no van a ver más de la cuenta. Para cambiar esto, en los ajustes pulsa sobre Aplicaciones y notificaciones, y una vez dentro dale a Notificaciones. En el menú al que entras, dale a En la pantalla de bloqueo y desactiva en ella las notificaciones. En Xataka Samsung One UI: 37 trucos y consejos para dominar la capa de personalización de los Galaxy 33. Quita las animaciones para acelerar el móvil A veces el sistema operativo añade muchas florituras y animaciones para que todas las transiciones de menús y apps sean más visuales y bonitas. Sin embargo, también puedes optar por quitar estas animaciones para que todo sea más inmediato y cuando pulses un botón vayas a donde sea sin ninguna transición. Entra a los ajustes del móvil. Pulsa sobre la opción de Accesibilidad. Ve al apartado de Pantalla. Activa la opción Quitar animaciones. También te recomendamos 13 juegos para Chromecast: tanto para jugar en solitario como en grupo Android One, Android Go, Android Stock y Android AOSP: qué son y en qué se diferencian Android TV: 23 trucos y funciones para dominar tu Smart TV - La noticia Android One: 33 trucos para exprimir al máximo el Android puro de tu móvil fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Leer más »

Awair 2 mide la humedad, el CO2 y hasta las partículas en suspensión en tu casa: probamos este detector de la calidad del aire comercial

La OMS ha advertido en más de una ocasión sobre el papel que tiene la calidad del aire en nuestra salud. Según las estadísticas recogidas en 2016, más de 4,2 millones de muertes prematuras se deben solo a esta cuestión. Con la llegada del Internet de las Cosas, algunas empresas han apuntado hacia la calidad del aire para ofrecer sus servicios con la premisa de mejorar nuestra calidad de vida. ¿Es eso posible? Hemos probado un Awair 2, de la marca homóloga. ¿Nos ayudará a mejorar nuestro día a día? Awair model 2: así es un medidor de calidad de aire comercial Abro el paquete y lo primero y más llamativo, aunque probablemente no tan importante, es la sensación de buen acabado que tiene este producto. No soy una persona demasiado exquisita para ciertos detalles. Me va más lo práctico. Sin embargo, admito que el nivel de atención en el embalaje es máximo. El aparato en sí es muy elegante y bonito, a la par que discreto. Lo abrimos y solo tenemos que conectar el enchufe y el cable. Aquí es donde llega mi primera pequeña decepción, aunque es minúscula y ahora explicaremos por qué. El adaptador viene con varios tipos de enchufes para Europa. Eso me hace recordar que el producto es americano, así que es todo un detalle el poder enchufarlo, estés donde estés. Qué menos, pensará más de uno, pero se toman la molestia de mandarlo con ambos enchufes. Es un detalle. El cable de conexión es USB a micro USB tipo C. Bien, está adaptado a tiempos modernos. Además es largo, pero no lo suficiente. Como decía, esto es una pequeña decepción. Por las imágenes y las descripciones estaba convencido de que es un aparato inalámbrico, pero no lo es. Aunque el cable es muy largo, limita dónde puedes colocarlo ya que necesitas un enchufe relativamente cerca. Por otro lado, el aparato, aunque visualmente correcto, tiene los marcadores un poco pequeños, pero solo ligeramente, lo que puede dificultar la información "en un solo vistazo" que pretende. Pero bueno, no es nada importante, sobre todo teniendo en cuenta que el aparato en sí es pequeño. Aparte de estos dos detalles, el Awair es bastante bonito y cómodo de configurar, así como de usar (mirar los datos). Tiene una aplicación que necesitamos para configurarlo a través de nuestro móvil, obligatoriamente. También necesitaremos WiFi, como todos los objetos de la era del Internet de las Cosas. El proceso es muy sencillo, y solo deberemos seguir unos pocos pasos, creando una cuenta, por supuesto. Ya tengo el aparato configurado en menos de siete minutos, y de manera cómoda. Muy bien. La App es bonita, elegante y práctica, muy a la par del aparato. Te da información meteorológica sacada a partir de las estaciones locales, además de las del propio Awair. En ella descubro que la caja que me proporciona indicaciones, además, tiene dos controles táctiles más para cambiar el tipo de información. Creo que está todo en orden. La sensación general es buena, la forma de mostrar los datos, tanto en el aparato como en la aplicación, también. Pero es hora de entender qué estamos viendo y para qué nos puede servir en nuestro día a día. ¿Qué información nos da el Awair 2? En la pantalla principal podemos ver seis puntuaciones. La más clara es la puntuación general, la cual se obtiene a partir de los parámetros que mide. Estos son temperatura, humedad, cantidad de dióxido de carbono, cantidad de "químicos" volátiles y partículas en suspensión. Los tres últimos, en especial, están relacionados con la salud según diversas autoridades. Por ejemplo, la OMS tiene unas guías muy concisas sobre las concentraciones y cantidades máximas permitidas de partículas en suspensión o reactivos como los óxidos nitrosos y sulfurosos. Los niveles de CO2 están asociados a diversos tipos de rendimiento, pero, sobre todo, una alta concentración de este gas puede resultar peligrosa (especialmente letal, si la concentración aumenta por encima de ciertos niveles, cosa que ocurre en algunos accidentes domésticos). Los químicos a los que se refiere Awair son los conocidos como compuestos orgánicos volátiles, o VOCs. Estos sirven como indicadores de reactivos orgánicos volátiles, mucho más peligrosos. En Xataka Lluvia ácida, óxido en los barrios y mercurio en las fuentes: así está el panorama de la contaminación en Gijón Existen diversas regulaciones, muy cambiantes, dependiendo del organismo que las aplica y el país donde se hace. En cuanto a los VOCs en el hogar, hasta donde llegan el consenso científico, recogido por metanálisis como este del Instituto Nacional de Salud Ocupacional de Dinamarca, han comprobado que no existen evidencias de la presencia de estos VOCs y la aparición de enfermedades respiratorias o el infame síndrome de hipersensibilidad química. En general, el patrón de calidad de aire que aporta el dispositivo es bastante completo. Todos los datos, puedo comprobar tras unos días, son adquiridos directamente por el aparato. De hecho, detecta los cambios al abrir las ventanas o poner el aire acondicionado, casi de inmediato. Aporta bastante información. Casi podríamos decir demasiada, ya que la cantidad VOCs o la concentración de CO2 no son parámetros que podríamos considerar realmente útiles en la evaluación del aire de una casa. Esto tiene una excepción, y es si lo usamos como medidor de dióxido de carbono, el cual podría alertarnos de un inminente accidente que podría resultar letal. Si a esto le añadimos la capacidad de integrarse con servicios como los de Google, Alexa o IFTT, una buena programación podría ayudarnos a prevenir un susto (lanzando una alarma o encendiendo el aire acondicionado, etc.). La humedad está directamente relacionada con la supervivencia de los virus y la propagación de enfermedades Por último, la información sobre humedad local y las partículas en suspensión sí que resultan increíblemente útiles. La humedad está directamente relacionada con la supervivencia de los virus y la propagación de enfermedades (además de con la comodidad). Las partículas por millón de menos de 2,5 micras se ligan a todo tipo de enfermedades respiratorias y están presentes en el ambiente doméstico. Estos parámetros, son los más útiles, con diferencia. ¿Qué respiras y cuándo es de calidad? Existen numerosas investigaciones sobre la calidad del aire en el hogar y la oficina. Las directrices marcadas por organismos como la OMS indican que la humedad y la temperatura, así como la presencia de partículas en suspensión y ciertos agentes potencialmente tóxicos como el NO2, el SO2 o el O3 (ninguno medido por Aiwair, por cierto) son los principales agentes potencialmente causantes de malestar. A ojos de los organismos oficiales, de todos los parámetros, el consenso basado en evidencia científica especifica que ni el dióxido de carbono, en una concentración normal, ni los VOCs están implicados, con seguridad, en la calidad de vida relacionada con el aire En otras palabras, que a ojos de los organismos oficiales, de todos los parámetros, el consenso basado en evidencia científica especifica que ni el dióxido de carbono, en una concentración normal, ni los VOCs están implicados, con seguridad, en la calidad de vida relacionada con el aire. Aun así, veamos un pequeño patrón de medidas que nos permita saber qué debemos buscar y por qué. Temperatura: el ser humano se mueve en una temperatura óptima de entre 18 y 25 ºC. Más allá, o por debajo, provoca entorpecimiento, malestar, incomodidad... Si la temperatura baja mucho más puede darse una situación de hipotermia o hipertermia, pero eso no es común, y este medidor de aire no debería servir para controlar tales situaciones. Humedad: la humedad por encima de 50% puede ser agobiante. Está relacionada con bajadas de productividad, incomodidad, problemas para controlar la temperatura corporal... pero también con la propagación de enfermedades e infecciones. Por debajo de 40%, la sequedad puede irritar nuestras vías respiratorias. Dióxido de carbono: el CO2 en concentraciones de más de 30 000 partes por millón (o ppm) pueden provocar la asfixia. Aunque no hay declaraciones al respecto por parte de los grandes organismos reguladores, el Instituto Nacional de Seguridad Ocupacional de EE.UU. considera que unos niveles por encima de las 1 000 ppm son signo de una mala ventilación. Se aconseja, en general, mantenerlos por debajo de los 600. Aunque los rangos de evidencia sobre su peligro para la salud son mucho mayores, no está mal como muesca de ejemplo, no superar esta cifra. VOCs: los compuestos orgánicos volátiles proceden de todo tipo de sustancias. Hasta donde sabemos, "podrían" tener efectos adversos, sobre todo porque algunos son precursores de organoreactivos volátiles, que sí sabemos que son peligrosos. Pero, precisamente por esta relación hipotética, existen pocas evidencias al respecto de su papel. Sin embargo, estos compuestos pueden aparecer en mayor concentración en situaciones concretas: al pintar, usando ciertos productos químicos, como fruto de la descomposición de algunos materiales... No existe un consenso claro al respecto. Partículas en suspensión: llamadas también PM 2,5 (u otro número, dependiendo de su tamaño), estas son minúsculas, inapreciables. Sin embargo, están directamente relacionadas con el empeoramiento y la aparición de numerosas enfermedades respiratorias, tanto de las vías altas como de los pulmones. Estas deben mantenerse en los niveles más bajos posibles, siempre. Normalmente se miden en microgramos por metro cúbico. Cuanto más cerca de cero, mejor. Si sobrepasan los 50 microgramos, estaremos en una situación peligrosa. La humedad puede agravar su afección. En Xataka Dieselgate al cuadrado: el software para corregir la manipulación de emisiones de Volkswagen tiene truco según una investigación En general, Awair anota los rangos límites marcados por las autoridades o las empresas y entidades que se han molestado en hacer dichas mediciones, independientemente del consenso o el nivel de evidencia actual. Esto, que conste, el que no existan una enorme cantidad de pruebas científicas al respecto, no quiere decir que no sirva para medir la calidad del aire. Como premisa general, podemos entender que cuanto más limpio sea el aire, mejor. Pero sí puede ayudarnos a entender por qué no debe obsesionarnos en ningún caso. Lo que nos lleva al siguiente punto. Un detector de calidad de Aire como Aiwair, ¿ayudará a mejorar mi calidad de vida? Nada más comenzar a configurar el aparato, la aplicación me preguntaba para qué quería usar el detector: en el dormitorio, para productividad, para el comedor... Me paso una ingente cantidad de horas metido en mi despacho, escribiendo y trabajando con varios ordenadores. Se acumula polvo, tengo varias plantas (una de ellas enorme), y un sinfín de productos de plástico (que no me preocupan en absoluto). Así que no lo he dudado mucho: vamos a ver cómo me ayuda en mis horas de trabajo. La experiencia ha sido muy curiosa: lo primero que ha hecho ha sido lanzarme una puntuación de setenta y pico, sin alcanzar los 80 que la App considera como óptima. ¿La razón? Muy sencillo: la alta temperatura y la humedad. Tras calibrarse el sensor de VOCs y medir las condiciones de la habitación, el resto parece bien. Las partículas por millón un poco más altas (normal por el polvo). Compruebo los datos de temperatura y humedad con otros medidores que tengo en casa y, además, miro los datos de los servidores locales que miden la calidad del aire. Parece que el Aiwair está haciendo su trabajo, y lo está haciendo adecuadamente. Pero la cuestión no es esa, sino cómo puede ayudarme a mejorar mi vida diaria. Aquí es donde brilla el apartado de los "consejos" que trae la aplicación. La empresa se ha dedicado a reunir una cantidad bastante interesante de documentación, incluyendo investigaciones científicas, para contextualizar sus medidas. Esto cristaliza en una serie de tips, bastante obvios para quien ha investigado los patrones de calidad del aire pero muy prácticos para cualquiera. Esto, probablemente, sea lo más útil con diferencia. En apenas un par de frases, la aplicación te explica que tener un nivel de humedad tan alto (como el que tenía) puede conllevar problemas de salud relacionados con la propagación vírica o la aparición de mohos infecciosos. Un vistazo rápido a los repositorios científicos y me topo con un montón de investigaciones que lo confirman, como esta revisión, bastante completa no tanto por sus autores sino por sus extensas y bien escogidas referencias. Para solucionarlo, me indica, puedo encender el aire acondicionado. Además, así, bajo los agobiantes 31 grados de este día de verano. Dicho y hecho. Y, ¡voilà! La humedad y la temperatura comienzan a bajar a unos rangos más adecuados. Lo de la temperatura, era obvio, pero lo de la humedad, no tanto. Seguidamente, comienzo a explorar diversos informes y artículos donde explican los valores de mantener un aire de calidad en el trabajo. Estos muestran estadísticas y valores avalados por estudios, algunos con más calidad, otros con menos. Pero el trabajo de documentación es bastante bueno. Me topo con un artículo sobre las alergias y me sorprendo de lo riguroso que llega a ser a pesar del claro interés comercial. De hecho, estoy convencido de que los niveles de partículas en el aire pueden ayudar a entender un malestar no diagnosticado. No es mi caso, pero podría ser el de otra persona. Úitl y eficaz, pero no indispensable: la opinión de Xataka Pero esto tampoco debe subirse a la cabeza. La calidad del aire es importante, pero sobre todo en personas con problemas respiratorios. Para el resto de personas, no debe ser una cuestión importante. Si lo es, no necesitaremos un medidor de aire para decirnos que algo está mal en nuestra habitación. Sí que puede resultar útil a la hora de medir circunstancias muy concretas: la cantidad de partículas suspendidas, en una casa vieja o muy sucia, en ambientes cerrados con fuentes de CO2... Esto podría ayudarnos para estas situaciones, pero no parece de tanta utilidad para el día a día. Esto se compensa enormemente, como decíamos, por ser increíblemente beneficioso para controlar los parámetros en caso de enfermedad. Según la OMS, la contaminación del aire provoca en todo el mundo (según los datos de 2016) más de 4,2 millones de muertes al año. Si bien el foco y las consecuencias de estas no se pueden controlar con un aparato como Awair, este sí que permite monitorizar la calidad de tu propia casa. En Xataka En los últimos días se habla de una "misteriosa enfermedad pulmonar" relacionada con el cigarrillo electrónico: lo que sabemos Es más, te permite actuar para tratar de mejorarla, bien mediante consejos bien documentados, bien mediante la integración de servicios externos que conectan el medidor con el ecosistema domótico (si lo tenemos). En definitiva, no es un aparato imprescindible, ni mucho menos, pero puede ser de gran ayuda en caso de patologías respiratorias o, sencillamente, una manera de mantener estadísticas fiables de varios parámetros relacionados con la calidad del aire dentro de tu hogar. Awair 2nd Edition. Vea lo invisible - Monitor de calidad del aire Hoy en Amazon por 179,99€ Este producto ha sido cedido para la prueba por parte de Awair. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas. Imágenes | Webedia, Awair También te recomendamos Tras el buen tiempo, el sol y la terracita se esconde un problema: más de media España se encuentra en alerta por contaminación Extractores de CO2 atmosférico: así funciona la tecnología que necesitaremos para luchar contra el cambio climático El F-35, el avión de combate más caro de la historia, está al fin listo para el combate - La noticia Awair 2 mide la humedad, el CO2 y hasta las partículas en suspensión en tu casa: probamos este detector de la calidad del aire comercial fue publicada originalmente en Xataka por Santiago Campillo .

Leer más »

Videojuegos de simulación: así hemos pasado de la ciencia detrás de ‘SimCity’ a los campeonatos de tractores virtuales

En 1984 un jovencísimo Will Wright desarrollaba ‘Raid on Bungeling Bay’ para Commodore 64. En él, un helicóptero debía bombardear distintas fábricas que, emplazadas en ciudades con vida propia, irían creciendo para hacer frente a la amenaza del jugador. Sin saberlo, editando aquellas urbes ficticias, el creador de ‘Los Sims’ acabaría desarrollando el impulsor de la simulación en videojuegos. Poco podía imaginar entonces lo que el tiempo depararía al género. De construir ciudades y granjas de hormigas pasaríamos a los ferrocarriles y las naves espaciales. De ahí a una demencial retahíla de ideas que van desde los campeonatos esport de granjeros virtuales hasta los simuladores de citas entre palomas. El nacimiento del género simulador Por aquél entonces el genio ya tenía la cabeza en otro sitio y, disfrutando del editor de niveles que había creado, empezó a estudiar urbanismo de cara a mejorar lo que para entonces era un entretenimiento personal. Con el lanzamiento de la versión para NES de ‘Raid on Bungeling Bay’ y unas impresionantes ventas en Japón, Wright ganó lo suficiente para empezar a trabajar en un proyecto propio y, cinco años después, nacería ‘SimCity’. Con la creatividad y la eficiencia por bandera, el juego nos ponía en la piel de un alcalde que debía crear y abastecer su propia ciudad con todo lo necesario para subsistir. Tocaba crear carreteras, redes eléctricas, zonas residenciales y servicios de asistencia capaces de actuar frente a desastres naturales. Con ello Wright impulsaría un género que ya desde su germen con ‘Utopia’ -precursor de ‘Tropico’ en el 81- y ‘Fortune Builder’ -juego de construcción del 84- presentaba problemas a la hora de catalogar la idea. Dos años después de ‘Raid on Bungeling Bay’ Codemasters lanzaría varios títulos de deportes con la palabra simulador en el título y, quedando lejos de lo que cualquiera entendería en base al significado del término, se iniciaría un chiste que aún hoy se mantiene. Un año antes del lanzamiento de ‘SimCity’ nacería el equivalente al ‘Goat Simulator’ de nuestros días, una broma de los Santos Inocentes ingleses de la revista Your Sinclair llamada ‘Advanced Lawnmower Simulator’. En esencia, y como parodia perfecta a esa nueva moda, un simulador de cortar el césped. Por suerte el simulador de construcción de ciudades de Wright dotaría al género de un cariz más serio, definiendo con ello en gran parte lo que los juegos de simulación debían perseguir: la visión virtual de un concepto intentando acercarse lo máximo posible a su representación real. En Vida Extra Maxis: simulando, que no es poco Wright, Meier, Molyneux y la explosión del género Wright seguiría jugando con la idea de la simulación dando vida poco después a ‘SimEarth’, basado en la simulación de la vida en la tierra a base de jugar con la temperatura y su atmósfera, y ‘SimLife’, un concepto similar centrado en la genética de cara a generar nuevas especies de animales y plantas. Pero pese a trabajar desde una óptica mucho más científica, valorada hasta el punto de convertir este tipo de juegos en herramienta educativa, a Wright no le importó abrazar el chiste con locuras como ‘SimAnt’, una granja de hormigas que se acercaba al lado cómico de la simulación a base de proponernos echar a los humanos de la casa haciéndonos con el control de la vivienda. Poco después de ‘SimCity 2000’, lanzamiento de 1993 que recuperaría el mítico simulador de ciudades, la compañía de Wright lanza ‘SimTower’, un juego desarrollado en Japón que lleva el mundo de la simulación a otro de esos campos de difícil definición. En él nuestro papel es controlar un rascacielos plagado de residentes y negocios que pretendía acercarse a la simulación económica. Bajo el nombre del género tycoon toca acercarse a una realidad paralela, la iniciada por ‘Lemonade Stand’ en el 73 como juego de gestión que simulaba un negocio de limonada, y apadrinada después por Sid Meier con una inmensa retahíla de juegos. A él le debemos la simulación de submarinos, el éxito de las líneas de tren de ‘Railroad Tycoon’, el mítico ‘Civilization’... En Vida Extra 11 cosas que Molyneux prometió y nunca hizo Para entonces ya tenemos un batiburrillo de géneros que toman como base la simulación pero centran sus mecánicas en opciones de lo más diversas. Lo arcade para los juegos deportivos, la estrategia de guerra, la gestión de recursos en parques de atracciones, la conducción deportiva, la conducción de vehículos pesados, los disparos en entornos bélicos realistas y hasta un simulador de Dios con el ‘Populous’ de Peter Molyneux. Pronto nos vemos con un saco en el que cabe casi todo, desde la saga ‘Caesar’ y su acercamiento al imperio romano hasta ‘Tropico’ y su intención de ponernos al frente de una república bananera. Los Sims y la simulación social Mucho antes de que Will Wright diese con su nueva gallina de los huevos de oro y antes incluso del lanzamiento de ‘SimCity’, Activision presentaba en sociedad otro primer escalón dentro de los variopintos géneros de la simulación. ‘Little Computer People’ nos invitaba a seguir la vida de una personita virtual mientras paseaba por su casa con una vista al más puro estilo 13 Rue del Percebe. A la idea le seguirían muchas otras que se acercarían a la simulación social desde vistas tan radicales como la de ‘Princess Maker’, saga que proponía cuidar y educar una huérfana para decidir su trayectoria en la vida y, dependiendo de lo duchos que fuésemos en el reto, conseguir uno de los múltiples finales disponibles. Si lo hacías bien tu hija acabaría convertida en presidenta, mientras que si no la cuidabas bien acabaría convertida en líder de una banda criminal o trabajando como prostituta. En Xataka Las 23 remasterizaciones de videojuegos míticos, ordenadas de peor a mejor Imposible no caer aquí en recordar un éxito como el de Tamagotchi, que vendría a ser un simulador de mascotas, o todos esos otros juegos que toman el costumbrismo y el día a día de una persona como parte de su identidad. ¿Son sagas como ‘Animal Crossing’, ‘Persona’ o ‘Shenmue’ juegos de rol con tintes de simulación? Tras el incendio de su casa y su posterior reconstrucción, Will Wright zanja la respuesta a esa pregunta inspirándose en el suceso para invitar a los jugadores a crear sus propias casas en ‘Los Sims’. La casa de muñecas virtual no sólo nos pone a construir y decorar, también nos implica en la vida emocional, economía y trabajo de estas pequeñas ratas de laboratorio poligonales. La idea gusta lo suficiente para convertirse en el juego más vendido de PC, con 11 millones de unidades para el primer juego y alrededor de 50 millones para toda la saga. Un negocio que apoyado en expansiones -la última la firma la marca Moschino- le ha valido el Récord Guinness a juego con más packs adicionales. El trabajo como simulación Camiones de la basura, autobuses, vehículos de carga en caminos de barro, barcos, aviones, mecánica y hasta construcción de PC. Casi cualquier trabajo que puedas echarte a la cara tiene hoy en día un videojuego que intenta reflejar lo que hay detrás, especialmente si tiene un vehículo pesado involucrado. Con países como Alemania y Polonia como principal mercado, el género de los simuladores de trabajo ha visto cómo su público y ventas subían como la espuma desde que a principios de la última década empezasen a aflorar juegos de este estilo, la mayoría desarrollos con equipos de menos de 10 personas. Para muestra un ejemplo. 2012 fue el año de lanzamiento de ‘Diablo 3’, 'Call of Duty: Black Ops 2’ y el cierre de la trilogía ‘Mass Effect’, pero el juego para PC más vendido en Francia y Alemania fue ‘Farming Simulator’. Una curiosa propuesta con tractores y cosechadoras como protagonistas que desde entonces ha encontrado un nicho que empezó con críos que tenían devoción por este tipo de vehículos y jugadores no habituales que vieron en ellos una forma sana de desconectar de su día a día. En Vida Extra Análisis de Railway Empire, un pozo de horas no exento de vías muertas Con una media de una edición cada dos años y opciones para todas las plataformas actuales su última edición, ‘Farming Simulator 19’, colocaba un millón de copias en apenas 10 días y anunciaba haber alcanzado los dos millones hace apenas unas semanas. Las cifras quedan lejos de los números que manejan otras sagas, pero no deja de resultar sorprendente para un juego que nos tiene de aquí para allá arando la tierra en pos de vender nuestras verduras para comprar mejores empacadoras. No contentos con eso, este verano organizaron un campeonato esport basado en el juego. 250.000 dólares en premios que se repartieron en un evento celebrado en la FarmCon 19, el lugar de reunión para aficionados, desarrolladores y modders de una de las franquicias actuales más populares en el mundo de la simulación. Larga vida a los simuladores Uno podría llegar a pensar que con un panorama así es fácil que al género se le acaben las ideas, pero nada más lejos de la realidad. A la fidelidad visual que ofrecen los gráficos se siguen sumando aún más opciones para acercar reglajes, cuadros de control y controladores a experiencias cada vez más cercanas a lo que puedes encontrar en un vehículo real. La burla hacia ‘Gran Turismo’ por parte de los usuarios de PC es ya un habitual del mundillo precisamente por eso. El mejor ejemplo de ello lo tenemos en 'iRacing', juego que responde a una suscripción de 7,80 dólares al mes y se postula como un simulador que sirve tanto para el fan de las carreras como para el profesional que quiere entrenar desde casa. La búsqueda del realismo llega incluso a mandos como el de RailDriver para ‘Train Simulator’, un controlador de palancas, 28 botones programables y vibración integrada de 210 dólares para recorrer vías de tren como si estuvieses dentro de una cabina. Y no, no es que la industria se haya vuelto loca, controladores como este llevan acompañándonos desde hace más de 20 años en juegos como ‘Densha de Go!’ para Dreamcast y la primera PlayStation. En Xataka Cuando un granjero con 40 años de experiencia juega al 'Professional Farmer' Conscientes de hasta qué punto el mundo de la simulación se ha convertido en un auténtico filón, el pasado E3 dejaba como gran protagonista los espectaculares gráficos fotorealistas de ‘Microsoft Flight Simulator’, una nueva entrega del popular simulador de vuelo con la resolución 4K por bandera. Junto a esas y otras propuestas, un panorama que la industria independiente también se encargará de seguir engordando los próximos años con ideas como la saga ‘Democracy’ y su simulación política, la albañilería y decoración de ideas como ‘House Flipper’ o la cocina, otro de los trabajos que empieza a cobrar fuerza en este surrealista y apasionante género. También te recomendamos Treinta días después de que una explosión nuclear destruya Manhattan La humanidad lleva milenios preguntándose de dónde venimos y la respuesta es de lejos, de muy lejos Si no te interesa Leonardo DiCaprio y lo que quieres es ver hundirse al Titanic en tiempo real, esta es tu simulación - La noticia Videojuegos de simulación: así hemos pasado de la ciencia detrás de 'SimCity' a los campeonatos de tractores virtuales fue publicada originalmente en Xataka por R. Márquez .

Leer más »

Cuando hackers rusos usaron los comentarios de la cuenta de Instagram de Britney Spears para comunicarse

Los hackers cada vez se vuelven más creativos, ya que saben aprovechar de forma perfecta las herramientas que están al alcance de todos, como el caso de las redes sociales. Ese el fue el caso de la cuenta de Instagram de Britney Spears, la cual se convirtió en una plataforma de comunicación entre hackers sin que nadie se diera cuenta. La firma de seguridad ESET publicó en 2017 un informe donde explicó cómo hackers rusos usaron el perfil de Instagram de la cantante, esto a través de los comentarios de cada una de sus fotos, lo que se convirtió en una misión imposible de rastrear debido a la gran cantidad de comentarios que recibe diariamente. Vamos, estamos hablado de una cuenta con más de 22 millones de seguidores y fotos con miles de comentarios. Es decir, una locura si se desea moderar. En Xataka Hackers en la guerra fría: Rusia espiaba a EE.UU. implantando "keyloggers" en máquinas de escribir Difusión de malware de forma creativa ESET descubrió que entre esos miles de comentarios, aparentemente inofensivos, se encontraban algunos con instrucciones encubiertas para la difusión de malware. Dichos comentarios pasaron como SPAM al contener varios hashtags sin sentido aparente, pero en realidad se trata de instrucciones que llevaban a una dirección web. En uno de los comentarios descubiertos, se ve un hashtag central que servía para localizar el comentario, y una vez allí se colocó una cadena de caracteres que servía para crear una dirección web dentro de un enlace 'bit.ly'. En este caso todo apuntaba a '2kdhuHX' que servía para conectarse con el servidor de mando y control (C&C) del malware. A los pocos días de este descubrimiento, Instagram puso manos a la obra y se dedicó a localizar todos esos comentarios, donde descubrieron que Britney no era la única con este tipo de mensajes. Es así como implementaron una herramienta de rastreo de hashtags, la cual alerta de comportamientos extraños, como SPAM o la combinación con otros hashtags que aparentemente no tienen sentido. Con esto, aseguran que esta práctica ya no está presente en la plataforma. Por su parte, ESET aseguró que el responsable de esta ingeniosa acción fue el grupo de hackers rusos conocido como Turla, el cual se ha vinculado con ataques a altos funcionarios gubernamentales y diplomáticos, así como sedes del gobierno en varias regiones del mundo, basando su trabajo en espionaje cibernético. De hecho, a Tusla se le conoce el desarrollo de avanzadas herramientas que aprovechan, por ejemplo, las extensiones de Firefox para crear este tipo de enlaces hacia servidores de malware, los cuales suelen centrarse en víctimas muy especificas en varias regiones del mundo. A día de hoy se desconoce la afiliación de Tusla y de sus posibles socios. También te recomendamos Silex, el agresivo malware que lleva más de 2000 dispositivos IoT bloqueados y que quiere poner en jaque al mundo en los próximos días Cuando las smart TV no son tan 'smart': Samsung nos explica cómo pasar un antivirus a sus teles cada pocas semanas Una vulnerabilidad en WhatsApp y Telegram hace que los archivos del usuario queden accesibles para ser manipulados - La noticia Cuando hackers rusos usaron los comentarios de la cuenta de Instagram de Britney Spears para comunicarse fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Leer más »

Es 2019 y sigo yendo al videoclub de mi barrio: nueve personas nos cuentan sus razones

Si naciste, como muy tarde, a principios de los noventa seguro que te resulta familiar la experiencia del videoclub. Solo o en compañía, ir hasta el establecimiento y repasar las estanterías, con su particular olor a plástico y chuches, toquetear diferentes VHS, ver decenas de carátulas, leer algunas sinopsis hasta que encuentras esa que te atrapa. Aprovechar las ofertas de "Alquila tres por dos" y pegarte el maratón padre el fin de semana. Si antes ver películas en casa era una ritual que abarcaba una serie de pasos como ir, alquilar, regresar a casa y los "me tengo que acordar de devolver los DVDs", ahora es una experiencia que requiere solo un paso: encender Netflix y la posterior odisea de "no sé qué demonios quiero ver". Pasamos de los VHS cuando se alzó la industria del videoclub a los DVDs. Hubo un antes y un después cuando en 2006 cerraron todos los Blockbuster en España. Poco a poco las descargas cogían fuerza y en el futuro el éxodo hacia el consumo a través de Internet era inevitable. Los pequeños videoclubs poco a poco se extinguían. Si a una gran masa de gente este cambio no le supuso mayor problema, además de un ahorro de tiempo y dinero, hay aún personas que se resisten a abandonar este ritual. En Magnet Más exigentes y selectivos: lo que el uso de Netflix revela sobre los millennials frente a sus padres Ivanna, 28 años: "He tenido Netflix pero no me gusta porque las películas que quiero ver nunca las tienen" Ivanna es auxiliar de enfermería en Valladolid. Como mujer nacida en el 91, ha vivido de primera mano la era VHS y DVD: "Antes había muchos más videoclubs y era algo normal alquilar pelis, por eso a mí no se me hace raro seguir yendo, porque lo he visto de toda la vida". El único videoclub que queda en su barrio está a 600 metros de su casa y suele frecuentarlo una o dos veces al mes junto a su hijo. "Solemos ir al parque, comprar palomitas o chuches y luego vamos al videoclub, él escoge una peli de animación y yo otra que me apetezca a mí o a mi marido", nos cuenta la vallisoletana, recordándonos ese ritual que muchos de nosotros hemos tenido años atrás. Su marido también suele ir al videoclub porque le gusta jugar a la PlayStation y tienen juegos para alquilar. A pesar de que hubiera épocas en los que frecuentaba menos el videoclub, nunca ha dejado de ir. Reconoce que es porque simplemente siempre lo ha tenido cerca. Si cerrara dejaría de ir porque los que quedan están muy lejos y descargaría de uTorrent como alternativa. Otro punto a favor para ir al videoclub es su catálogo: "He tenido Netflix pero no me gusta porque las pelis que quiero ver nunca las tienen. Suelo buscar películas que hace mucho que no veo o que salieron en el cine y he visto. Además mi televisión no tiene Smart TV y tengo que enchufar el portátil o comprarme un Chromecast y paso". En Xataka Nadie se acuerda, pero Blockbuster tuvo a Netflix contra las cuerdas: la pudo comprar por 50 millones de dólares Sara, 20 años: "Las películas que alquilo normalmente son para ver en familia, es un momento de reunión con mis padres y mi hermana" "En mi casa no las descargamos ilegalmente, queremos pagar por el trabajo realizado", nos cuenta Sara Cayetano, estudiante de canto y pedagogía del lenguaje musical de Pontevedra, "voy para alquilar películas de forma legal". "Nos sale más barato ir allí que pagar en el canal contratado que tenemos en la televisión. Tengo Rakuten, que tienen para alquilar directamente desde casa pero te cobran más, aunque haya algunas películas que son gratuitas". Su videoclub también está cerca de donde vive y lo frecuenta unas dos veces al mes, dependiendo sobre todo de las novedades que haya. Esta costumbre se ha perpetuado desde sus padres, que llevan 30 años yendo a ese videoclub junto a ella. Al igual que Ivanna, no usa ninguna plataforma de streaming: "Tengo visto series o películas de esas plataformas pero suelo verlas con amigos, en mi casa no tenemos". La reacción que suele generar al hacer saber que sigue pisando el videoclub suele ser de sorpresa o extrañeza, pero provoca más curiosidad que otra cosa. "Las películas que alquilo en el videoclub normalmente son para ver en familia, es un momento de reunión con mis padres y mi hermana. Nos gusta el cine y lo vemos para entretenernos y pasar un ratito juntos." En Magnet Este videoclub es el más hermoso reducto de una cultura cinematográfica en extinción Eugenia, 38 años: "No reniego de las películas de Internet, pero disfruto mucho más si voy al videoclub" Geni Herrera vive en Barcelona, es cajera y es una de las personas que sigue yendo desde los 18 años al único videoclub de su barrio, porque todas las demás han cerrado a lo largo del tiempo. "Me encanta ir al videoclub por la increíble variedad que tiene desde películas súper antiguas a meganovedad. Poder ver las fotos y leer las contraportadas con tranquilidad me encanta. No tener prisa al seleccionar las películas", nos explica Geni. Es verdad que sigue compaginando el videoclub con Amazon Prime Video, Netflix y la televisión de pago, pero cuando quiere ver una película fuera de catálogo lo tiene más complicado. Su solución es el videoclub o buscar una descarga: "Odio, en plataformas por Internet, tener que dejar encendido el Pc, buscar una plataforma de descarga, perder tiempo y luz en descargarme algo, para luego no tener claro si es lo que he descargado será lo que quería". De ahí que su predilección sea ir a ver las películas en físico. "Cuando digo que voy al videoclub la gente se sorprende y algunos amigos se ofrecen a descargarme algo, pero les digo que no, ya lo alquilo en mí Videoclub". Geni, a pesar de no ser especialmente cinéfila, va casi todas las semanas. Leticia, 34 años: "Netflix, HBO y otras plataformas no tienen en el repertorio las películas que quiero ver" Leticia Laschu es una diseñadora que reside en Madrid y continúa yendo al videoclub Ficciones, una de las pocas supervivientes en la capital. Es cinéfila y muchas veces las películas que quiere ver no se encuentran en el catálogo de las diferentes plataformas de streaming con las que compagina el videoclub, como Netflix y HBO: "Además cuando me pongo a buscar alguna que pueda interesarme acabo agotada y muchas veces desisto". "Ir al videoclub es similar a cuando vas a una tienda a comprar ropa: buscas lo que quieres, encuentras cosas nuevas, pides recomendación... La experiencia es mucho más satisfactoria. Ir al videoclub tiene cierto toque nostálgico para la era digital en la que vivimos". En Espinof La historia de Criterion: la distribuidora que restaura cada película de cine como si fueran piezas de museo Lleva visitando el videoclub un par de veces al mes desde hace 8 años, que fue cuando lo descubrió, su meca del cine independiente desde entonces. Siendo cliente habitual, tiene una relación cordial con la encargada, con la que charla de cine de vez en cuando y le pide recomendaciones. Ficciones de Cine, el videoclub que visita Leticia, está llevado por Marcia, abierto desde el año 2005. Nos desplazamos hasta su videoclub para hablar con más clientes in situ. Ficciones de Cine: "El promedio de edad de cliente debe ser entre 30 y 50, pero tengo millennials, chicos de rastas que vienen y alquilan" Marzia nos cuenta que a día de hoy el cliente número cuatro sigue yendo a su videoclub, a veces el número uno. Personas que llevan visitando el videoclub casi 15 años (desde que se dieron de alta en él). ¿Y cómo ha sobrevivido hasta ahora? Intentando adaptarse y ampliando su radio de negocio: "Tengo que apoyarme en lo que me da buen resultado que es la venta de películas y lo principal el alquiler de películas, será el 85% de ingresos. Aparte de eso, tengo la venta de pósters y merchandising". Fidelizar el cliente y cuidarlo es otra parte importante de su día a día. "A veces vienen y me dicen: «Hoy estoy triste, recomiéndame algo que me haga llorar»", nos cuenta Marzia desde el otro lado del mostrador. Aunque depende de la temporada, a veces poco hay que hacer: "El verano es la temporada más baja, hay mucha agente de viaje. Julio siendo el peor mes". En cuanto a la clientela, es de lo más variado: "Así como hay clientes antiguos que dejan de venir, vamos reponiendo con nuevos que vienen. El promedio de edad debe ser un adulto joven, entre 30 y 50, pero tengo millennials, chicos de rastas que vienen y alquilan". En nuestra visita, pasan algunos clientes a los que les preguntamos. Una pareja de Málaga que vive ahora en Madrid, Laura y Pablo* (nombres ficticios, prefieren no revelar su identidad públicamente), nos cuentan que ellos empezaron a visitar el videoclub gracias a Remake a los 80. Los propietarios de esta página web estuvieron haciendo un tour por los videoclubs de España y uno de los que visitaron fue Ficciones de Cine: "Al escucharles hablar de la magia que tienen los videoclubs era fantástico ver que aún seguía vivo ese espíritu que en muchos de nosotros ha sembrado el amor al cine que hoy en día tenemos. Era obligatorio pasar por aquí". A pesar de ser cinéfilos, por falta de costumbre no suelen aparecer mucho por estos lugares pues "hoy en día enciendes el ordenador y tienes todas las plataformas y, como es normal, la comodidad hace mucho". Gregorio es otro cliente que pillamos rebuscando entre carátulas. Aparte de visitar el videoclub también usa la alternativa de las bibliotecas. Es un perfil de persona que suele buscar películas en concreto , pero no solo es cuestión de eso: "No tengo internet en casa, no me gusta, por eso vengo. Trabajo 8 horas con el ordenador y no me apetece pasarme más tiempo delante de una pantalla". La experiencia de ir a un lugar físico y no depender de plataformas online es justo lo que Gregorio busca con sus visitas al videoclub o la biblioteca. En Xataka Si todos jugamos por streaming no habrá quien venda videojuegos en persona: el nuevo desafío para GAME, Mediamarkt y el resto de tiendas físicas Video Club Arfe: "Hay clientes que llevan viniendo más de 20 años" Otro de los supervivientes en Madrid es el Video Club Arfe, el cual visitamos también. Su dueño, Nacho, nos afirma que tiene clientes que aún vienen desde hace más de 20 años, y "el más antiguo llevará viniendo unos treinta y pico años". Le preguntamos si después de tanto tiempo se sabrá el nombre de los clientes usuales, a lo que nos contestó que "hasta el DNI de alguno". Al igual que al videoclub de Marcia, gente de todo tipo visita el Video Club Arfe, según nos confirma su dueño. Lo que más vienen buscando es novedades en vez de cine independiente. Irene y Adel, clientes que abordamos mientras estaban devolviendo unas cajas de DVD de camino, no suelen venir muy a menudo a este videoclub pero nos cuentan que se animarían a frecuentarlo más si "hubiese tertulias sobre películas, un sitio donde se pudiese debatir, que da información más experta sobre las películas, como para los más forofos". Las plataformas de streaming no les llegan a convencer del todo porque para ellos el algoritmo no es lo suficientemente acertado como quizás preguntar al dependiente del videoclub. En plena era Netflix, en la que tienes que consumir películas y series a toda velocidad si no quieres quedarte atrás en los temas de conversación con tus compañeros de trabajo o amigos, hay quien todavía prefiere la parsimonia y tranquilidad de visitar el videoclub y elegir a conciencia lo que va a ver. Si después de leer a Ivanna, Geni y los demás te ha dado un ataque de nostalgia la buena noticia es que aún estamos a tiempo de reproducir la experiencia de ir al videoclub, ahora que aún siguen vivos, al igual lo hacen los protagonistas de este artículo. También te recomendamos Nadie se acuerda, pero Blockbuster tuvo a Netflix contra las cuerdas: la pudo comprar por 50 millones de dólares HBO y Netflix están probando con colecciones de contenido hechas por humanos… que llevan años en Filmin Netflix sigue enviando DVDs de pelis: acaba de enviar el disco número 5.000 millones en un mundo dominado por el streaming - La noticia Es 2019 y sigo yendo al videoclub de mi barrio: nueve personas nos cuentan sus razones fue publicada originalmente en Xataka por Alesya MO .

Leer más »

Estudiantes misioneros ganaron la Copa Robótica 2019 y viajan a Dubai

Un grupo de estudiantes de distintas escuelas secundarias de la provincia litoraleña salió en el primer puesto con su robot bautizado “Julito”, que puede realizar tareas de limpieza en océanos contaminados. El equipo competirá en octubre en un torneo mundial en Dubai.

Leer más »