Inicio / admin (página 10)

admin

Nuevo robo masivo en criptodivisas: desaparecen 170 millones de dólares en Bitgrail

Uno de los grandes problemas a los que se enfrenta el segmento de las criptodivisas es lo atractivo que resulta para los cibercriminales. Si hace unas semanas asistíamos al mayor robo de criptodivisas de la historia en Coincheck, ahora nos encontramos con un nuevo robo masivo. Se trata del que ha sufrido el 'exchange' o mercado de cambio de criptodivisas italiano Bitgrail. La empresa ha informado de que han desaparecido 17 millones de Nano (XRB), que al cambio actual de unos 170 millones de dólares. 17 millones de Nano (XRB) perdidos Los responsables de Bitgrail indican en un comunicado en su web que esas pérdidas se deben a "actividades fraudulentas" y también señalan que se ha informado a las "autoridades competentes" con el asunto siendo investigado por la policía. NANO on BitGrail have been stolen.Unfortunately there is no way to give it back to you at 100% (we only got 4 MLN XRN right now).The devs, as you have guessed, dont want to collaborate— Francesco The Bomber (@bomberfrancy) 9 de febrero de 2018 El robo, destacan, solo ha afectado a la criptodivisa Nano (XRB, antes llamada RaiBlock), y no hay otras monedas virtuales robadas. Mientras se investiga el caso se han suspendido todos los depósitos y retiradas de fondos "para poder llevar a cabo verificaciones posteriores". Tensiones entre el fundador de BitGrail y los desarrolladores de Nano A diferencia de Coincheck, que prometió devolver a los usuarios el dinero, el fundador de BitGrail, Francesco Firano, ha indicado que no hay forma de devolver el 100% de lo que los usuarios han perdido. The Nano Core Team's Statement on BitGrail's Insolvency:https://t.co/yZuddrb3wb— Nano (@nanocurrency) 9 de febrero de 2018 Por su parte los creadores de esta criptodivisa han indicado que no hay motivos para creer que el robo se haya debido a un problema con el protocolo Nano, y señalan que los problemas se deben al software propio de BitGrail para gestionar esos fondos. La situación es además aún más difícil con las tensiones existentes entre los desarrolladores de Nano y el creador de BitGrail. Firano comentaba en su tuit como "los desarrolladores, como habréis imaginado, no quieren colaborar", mientras que los creadores de nano explicaban que "tenemos suficientes razones para creer que Firano ha estado engañando al equipo de desarrollo de Nano y a la comunidad acerca de la solvencia del exchange BitGrail durante un gran periodo de tiempo". Vía | EngadgetEn Xataka | Monederos físicos de bitcoin: qué son y cómo funcionan a la hora de proteger tus inversiones También te recomendamos Este San Valentín enamórate del amor, de quien tú quieras y como te dé la gana En Japón ya hay una compañía que paga a sus empleados con Bitcoin Litecoin: qué hay detrás de la alternativa a Bitcoin que más está creciendo - La noticia Nuevo robo masivo en criptodivisas: desaparecen 170 millones de dólares en Bitgrail fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Leer más »

Dentro de la habitación china: ¿algún día sabremos si las máquinas piensan?

Tengo el trabajo más fácil del mundo. Estoy sentado frente a una pared blanca en la que hay dos agujeros. A mi lado una cesta siempre llena de bolas amarillas. A mi espalda, otra pared blanca en la que hay un solo agujero. De los agujeros de la pared a mi frente van saliendo un número indeterminado de bolas amarillas que caen al suelo y se van de la habitación por una especie de sumidero que hay en el mismo suelo. Mi trabajo consiste en una única y trivial tarea: solo cuando salen dos bolas a la vez, cojo una bola del cesto y la meto por el agujero de la pared a mi espalda. Cuando salen dos bolas a la vez, meto una… dos bolas a la vez, meto una… dos bolas a la vez, meto una. Ya está, eso es todo lo útil que hago en mi vida. Después de catorce horas así salgo de la habitación 12.453.897 de la sección 54.672.008 del teraedificio 343 del Ministerio de Wetware en la ciudad de Samjiyon. Cobro mis 300 wons, que apenas me dan para un litro de Taedonggang y un poco de kimchi aguado, y me voy a casa: un minúsculo cubículo en el cinturón 16 de la periferia. Tras la muerte sin descendencia del último miembro de la dinastía Kim, Kim Taeyang, todos temimos una guerra civil provocada por la ambición de ciertos ministros. Sin embargo, la propuesta que salvó todo vino de un hombre que siempre había estado en la segunda línea de la política, un anciano profesor de universidad llamado Min ho. Estábamos en 2057, nada impedía ya que pudiésemos construir un líder cibernético. Lo llamamos Dangun, en honor al fundador de la primera monarquía coreana y lo construimos en el monte Paektu, el pico más alto del país, nuestra montaña sagrada. Para diseñarlo, Min ho formó un gran equipo de programadores e ingenieros, que trajo de China, India y Rusia, para que construyeran su mente a partir de la de los líderes anteriores de la dinastía Kim y, sobre todo, de la ideología Juche. La Asamblea Suprema del Pueblo aplaudió entusiasmada la idea: un gran proyecto colectivo en el que embarcar a toda la nación, un colosal plan tecnológico que provocaría un gran recelo en nuestros enemigos capitalistas y que, quizá, supondría la máxima expresión del socialismo mundial. Sin embargo, el bloqueo económico por parte del demonio yanqui fue durísimo. El natural agotamiento de los recursos naturales, fruto de la sobreproducción salvaje del capitalismo, encareció muchísimo el precio del cobre y del silicio, que ya apenas siquiera podíamos comprar a nuestros aliados chinos. Pronto nos quedamos sin materia prima para construir computadores. Gran parte de Dangun estaba construido (habíamos dedicado más del 60% del PIB y a un 34% de la población activa en su desarrollo) pero la cantidad de hardware requerido para una inteligencia artificial de tal calibre era mucha. Y la mente del gran Min ho salvó de nuevo la situación. Sí, carecíamos de cobre y de silicio, pero no de población. Además, a nuestros amigos chinos no les importaría dotarnos de tanta mano de obra barata como necesitáramos. Uno de los principios de la computación es lo que se conoce como independencia de substrato: podemos realizar un mismo cálculo con diferentes sustratos materiales. Por ejemplo, podemos construir una calculadora de ruedas dentadas de madera (tal como la pascalina o la de Leibniz), de válvulas de vacío o de transistores, es decir, que podemos hacer máquinas que calculen con casi cualquier material, siempre que consigamos unas propiedades estructurales que permitan el cálculo. En el fondo, lo único que se necesita para tener, en potencia, todo cálculo posible, es una máquina de Turing, la cual puede conseguirse con muy, muy poco (véanse los estudios de Rogozhin). Pero no hacía falta ir tan lejos teniendo ingentes cantidades de seres humanos: en vez de transistores, memorias, microcontroladores, conmutadores… ¡pondríamos a personas! Y así fue. El 16 de febrero de 2061, coincidiendo con el cincuenta aniversario del nacimiento de nuestro líder eterno Kim Jong-Il, el primer caudillo computerizado de la historia se puso en funcionamiento, siendo un 23% de su hardware, patriotas norcoeranos. Siguiendo las ideas del modelo de cibergobierno que Stafford Beer intentó implantar en el Chile de Allende, Dangun tenía un control total de todas las operaciones económicas del país. Si se decía que el comunismo fracasaba porque sus decisiones siempre se tomaban más tarde que el ritmo de la economía demandaba, Dangun manejaba la oferta y la demanda en tiempo real. Muy pronto, la nación empezó a funcionar muy bien. Nuestros enemigos occidentales se alarmaron ante nuestro éxito y los ataques no tardaron en llegar. Hubo dos atentados contra las instalaciones de Dangun, que ocupaban unos 7.500 kilómetros cuadrados (la mitad de la provincia de Ryanggang), que, afortunadamente, no tuvieron consecuencias irreparables. Pero lo peor vino por parte de la maquiavélica propaganda capitalista. Utilizaron las redes para mandar noticias falsas acerca de la mente del propio Dangun. Decían que Dangun no tenía realmente mente, que Dangun no comprendía, realmente, nada de lo que hacía; que solo era una competente simulación de pensamiento, una mera máscara, una ficción. Para sostener semejantes blasfemias utilizaron lo que llamaron el argumento de la habitación china de Searle. Una solemne estupidez pero que ha conseguido hacer dudar a muchos camaradas. Muchas veces, las ideas hacen más daño que las bombas. No tengo nombre. Mi identificación para el régimen es Puerta lógica AND 453.445 CCDW del distrito 319 de la megalópolis de Samjiyon. Soy una parte de la mente de Dangun, soy una parte de la mente del líder supremo, soy una parte de Dios. Dangun ya está desarrollando nuestro programa nuclear con increíbles progresos. Occidente sentirá muy pronto su ira. El argumento de la habitación china John Searle El filósofo norteamericano John Searle es mundialmente famoso por su argumento de la caja o habitación china publicado en 1980 ('Minds, brains and programs'), si bien la autoría de tal argumento no es suya. Tal y como me informó el profesor Julio Cesar Armero, el argumento ya había sido expuesto mucho antes (concretamente, 21 años antes) por el escritor de ciencia ficción ruso Anatoli Dneprov en su cuento de 1961 titulado 'El juego'; (Además, también tenemos un argumento muy parecido, el de la nación china, propuesto por Ned Block en 1978, que también cuenta con una versión anterior de 1974 propuesta por Lawrence Davis). El argumento viene a ser una crítica a la Inteligencia Artificial Fuerte tal y como la entiende Searle: la idea no ya de que las computadoras pueden emular aspectos o facultades de una mente, sino que una computadora bien programada es una mente y, como tal, capaz de comprender y de tener estados cognitivos. Vamos a explicarlo a partir de nuestro relato inicial. ¿Cómo argumentaban los críticos capitalistas que Dangun no tenía una mente real? Supongamos que el narrador de la historia, Puerta lógica AND 453.455, forma parte de un circuito electrónico encargado de traducir las oraciones que Dangun oye en coreano, a chino (Dangun habla muchos idiomas). Al igual que AND, en dicho circuito hay miles de patriotas coreanos haciendo las funciones de componentes electrónicos de tal forma que cuando el circuito recibe como input una frase en coreano, después de todo el trabajo en equipo, emite como output la traducción. El argumento de la habitación china viene a ser una crítica a la idea no ya de que las computadoras pueden emular aspectos o facultades de una mente, sino que una computadora bien programada es una mente y, como tal, capaz de comprender y de tener estados cognitivos La pregunta es: ¿comprende AND o alguno de sus compatriotas algo de chino? No, ellos solo aplican reglas computacionales tan simples como meter una bola en un agujero cuando recibes dos bolas a la vez (la puerta lógica AND). En el argumento original de Searle, solo hay un operador humano que, no entendiendo nada de chino, recibe frases en dicho idioma, pero dispone de un libro de reglas que le dice cómo conectar cualquier frase posible con una respuesta con sentido, de modo que es capaz de mantener una conversación competente pasar el Test de Turing con un interlocutor chino. El operador humano podría entonces hablar chino sin comprender nada de lo que está diciendo que es, exactamente, lo mismo que hacen los ordenadores. Por lo tanto, las máquinas, realmente, no piensan. Pero la crítica parece surgir de modo natural: Searle está cayendo en la falacia de la composición. Por el hecho de que una parte de Dangun (o todas ellas) no entienda chino, no quiere decir que Dangun, en su totalidad (o, al menos, su módulo de traducción), sí que lo entienda. Searle le está atribuyendo de forma ilegítima, las cualidades de una parte a la totalidad. De acuerdo, pero tanto a Searle como a Dneprov, no les parece ninguna objeción válida. En palabras del ruso: -"¡Presento una objeción! – gritó el entusiasta de la cibernética, Antón Gorovin -. En este juego de máquinas nosotros representábamos la parte de los relevadores sencillos, es decir, de las neuronas. Pero nadie afirmó hasta el presente que cada neurona del cerebro piense. El pensamiento es el resultado del trabajo colectivo de gran cantidad de neuronas. -Supongámoslo así – accedió Zarubin -. En tal caso hay que admitir que durante vuestro juego colectivo, en el aire, o no sabemos dónde, vagaban superpensamientos mecánicos ignotos e impalpables por parte de los elementos pensantes de la máquina. Algo muy parecido a la razón universal de Hegel, ¿no es cierto? Golovin se quedó de piedra y se sentó como un autómata. -Si vosotros, unidades estructurales pensantes de determinado esquema lógico, no habéis tenido la menor idea de lo que estabais haciendo, ¿se puede hablar seriamente de pensamiento de las calculadoras electrónicas construidas a piezas, sobre cuya capacidad de pensamiento ni siquiera insisten los más entusiastas partidarios del cerebro electrónico? Vosotros conocéis perfectamente estas piezas: válvulas, transistores, matrices magnéticas, etcétera. Me parece que nuestro juego ha resuelto en un único sentido el problema de si la máquina puede o no pensar. Ha demostrado de modo convincente que hasta la más sutil imitación del pensamiento por parte de las máquinas no es el pensamiento: forma suprema del movimiento de la materia viviente." Efectivamente, desde una perspectiva materialista lo único que existen son los componentes materiales de la máquina por lo que esa supuesta mente que surge o emerge de la cooperación de las partes, se antoja como algo fantasmagórico, espectral, que nos llevaría al viejo dualismo cartesiano difícil de aceptar dado el estado del arte de la neurociencia actual. Searle opta por hacer que pensemos en una única persona capaz de interiorizar mentalmente todos los procesos electrónicos que realiza un computador que traduce al chino. Alguien capaz de aprenderse todas las reglas lógico-matemáticas que utiliza un computador para realizar tales traducciones. Igualmente, esa persona (que podría ser el propio Dangun) no entendería absolutamente nada de chino aunque pudiera mantener perfectamente una conversación en chino. En definitiva, que la sintaxis (reglas para componer oraciones bien formadas) es insuficiente para la semántica (comprender el significado de la oración). Las computadoras tienen sintaxis pero carecen por completo de semántica. Los críticos de Searle ( Dennett, Boden, Cole o Chalmers) volvieron a la carga: para un sistema puramente lógico (las reglas del ajedrez, por ejemplo) la crítica de Searle es válida, pero un ordenador es un sistema mucho más complejo que eso, es un sistema físico causal incrustado en el mundo real. Dennett afirmará que no existe un "programa de ordenador en sí", un "ser platónico" que funciona sin ninguna relación con el mundo material, por lo que parece absurdo decir que las computadoras tienen únicamente sintaxis. Es más, si profundizamos más en su funcionamiento, las computadoras implementan muchísima semántica al ser diseñadas y construidas. En un ordenador hay millones de transistores que cambian continuamente de estado siguiendo secuencias de voltajes. Al nivel más básico, el ordenador interpreta un nivel de voltaje como "uno" y su ausencia como "cero". El ordenador digitaliza la información, pasando de un todo de corriente continua a un código binario de elementos discretos, y eso puede entenderse perfectamente como una determinada interpretación. Es más, sus diferentes niveles de funcionamiento (desde el lenguaje máquina hasta el lenguaje de alto nivel), están lleno de interpretaciones, de semántica (véanse, por ejemplo, los mnemónicos). ¿Y qué es si no comprender que interpretar? Pero no, Searle es tenaz, y va a entender comprender de una forma más precisa, retomando un viejo concepto filosófico: la intencionalidad. Los estados mentales tienen la propiedad esencial de ser intencionales, es decir, de que su contenido siempre es otra cosa diferente a sí mismos. Nuestros pensamientos siempre "refieren", "representan", "se dirigen" a algo, a una referencia. Cuando pienso en mi abuela, mi pensamiento "apunta" a mi abuela, tiene una referencia, en este caso, en algo del mundo real. No podemos imaginar un estado mental sin intencionalidad ¿Un pensamiento vacío? Entonces, pensar es tener estados intencionales y las máquinas parecen no tener ningún tipo de estado intencional. Pensemos en la mente de AND solo existe una regla a seguir: "Dos bolas a la vez, meto una" que no refiere intencionalmente a ninguna palabra o expresión en chino. Las máquinas virtuales Hilary Putnam, padre del funcionalismo, quien entendió la mente como una Máquina de Turing Es más, la comprensión, entendida tal y como Searle lo hace, puede ligarse a la consciencia. Parece de sentido común que para comprender algo tengo que ser consciente de ese algo ¿Podría yo haber comprendido el significado de la palabra "perro" sin haberme dado cuenta de ello? Si aceptamos la mayor, parece certero concluir que las máquinas no son conscientes de nada por lo que, a fortiori, no se enteran de nada, no pueden comprender nada. Las máquinas no pueden pensar. Sin embargo, hay, de nuevo, réplicas a este argumento. Por un lado está la algo contraintuitiva postura de autores como Paul Churchland o del mismo Dennett: negar la existencia de la consciencia, entendiéndola como una mera ilusión o como una simple forma de hablar equívoca fruto de un mal uso del lenguaje (tal y como sostenía Gilbert Ryle). No obstante, parece muy difícil negar algo que parece tan evidente como la existencia ontológica de un dolor de muelas (lo que los filósofos llaman qualia: las experiencias subjetivas). Y por otro lado está Hilary Putnam, el padre del funcionalismo (que es la filosofía que hay detrás de toda la IA), quien entendió la mente como una Máquina de Turing en el sentido que los estados mentales se identificaban con los estados funcionales de la máquina, o dicho en román paladino, las instrucciones que ejecutaba la máquina, el propio programa. El ser humano es un computador cuyo cuerpo es su hardware (concretamente el cerebro) y la mente es el software que controla al primero. Aunque el mismo Putnam se retractó más tarde de sus ideas, otros pensadores las han mantenido hasta la actualidad. Por ejemplo, el sudafricano Aaron Sloman sostiene que la consciencia, los qualia, son estados computacionales internos que tienen efectos causales sobre la conducta (si me pongo triste entonces lloro). Solo se puede acceder a ellos desde otros elementos de la máquina virtual que conforma la totalidad de la mente (de aquí su privacidad: mis estados mentales no tienen por qué expresarse en mi conducta ni nadie puede acceder a ellos más que yo); y no siempre podemos describirlos mediante niveles superiores de la mente que se supervisan a sí mismos (y de aquí su inefabilidad: a veces no podemos expresar verbalmente cómo nos sentimos). Para Sloman esto no es entender la mente de una forma fantasmagórica o espectral (tal y como lo hacían Dneprov o Searle), sino completamente realista. Las máquinas virtuales causan nuestra conducta exactamente igual que un programa que se ejecuta en un ordenador causa el movimiento de un brazo mecánico. Nadie diría que el Windows que corre en mi ordenador no es real. La emergencia de la mente Otros han visto en la habitación china un mal argumento debido a que parte de una suposición no demostrada, a saber, que es posible construir una máquina puramente sintáctica que hable competentemente el chino. Searle, o Ned Block con su versión blockhead del argumento de Searle, dan por supuesto que el número de conversaciones posibles en chino son finitas cuando potencialmente son infinitas. Si son infinitas, sería imposible construir una máquina así. No obstante, podría objetarse que si bien habría que hablar de cifras astronómicas (¿trillones de combinaciones?) no serían infinitas debido a que se busca que la máquina sea competente para pasar el Test de Turing. En ese sentido, si bien hay infinitas formas de responder a un saludo, con solo unas pocas que hicieran que la máquina respondiera de forma coherente nos bastaría. Sin embargo, pronto nos encontrarnos con conversaciones que solo pudiesen ser respondidas de forma coherente si la máquina comprendiera el sentido. Es un clásico el siguiente ejemplo: Supongamos que tenemos a un cliente que llega a un restaurante y pide una sopa. Después de probar una única cucharada, llama al camarero y habla con él. Inmediatamente después abandona el restaurante dejándose el resto de su sopa intacta. La cuestión es: ¿dejó el cliente propina? Otros han visto en la habitación china un mal argumento debido a que parte de una suposición no demostrada Para responderla hay que comprender muchas cosas que no se dicen explícitamente en las frases. Hay que tener conocimiento implícito como suponer que si alguien no se come su hamburguesa es porque no le ha gustado, y que si la comida de un restaurante no te gusta es poco probable que dejes propina. Ese conocimiento implícito, que no se expresa proposicionalmente, solo puede obtenerse si hay una mínima comprensión contextual de lo que se está hablando. Entonces, una máquina ha de incorporar algún tipo de semántica si quiere hablar bien chino. Una máquina sintáctica tal y como la plantea Searle no pasaría el Test de Turing. Entonces, si la sintaxis puede incorporar semántica (y debe hacerlo si quiere ser lingüísticamente competente), entonces de la complejidad necesaria para superar el Test de Turing surgirá la semántica, y, según algunos autores, acaecerá la comprensión y, por tanto, también la consciencia. Esta emergencia de la consciencia encaja bien con una de las teorías más populares sobre la consciencia: la teoría de la integración de la información (IIT) del psiquiatra italiano Giulio Tononi. Esta teoría sostiene que nuestros sentidos son capaces de captar una enorme cantidad de información diferente (pensemos en la riqueza de la percepción visual), además desde diferentes modalidades sensoriales (visión, oído, tacto…), pero, a nivel consciente, se nos presenta completamente integrada. Entonces, allá donde exista integración de información existirá consciencia en algún grado. Nuestra máquina semántica integraría información por lo que podría ser consciente. Pero si llevamos la IIT a sus máximas consecuencias tenemos que gran parte del mundo natural (y artificial) es consciente en alguna medida. El dispositivo desde el que ahora lees este artículo integra información por lo que sería consciente… ¿Es, de verdad, consciente? Por no hablar, por ejemplo, de que una red global con tal flujo e integración de información como es internet podría desarrollar una súper consciencia muy superior a la humana… Lo siento pero no me lo creo. ¿Piensan realmente las máquinas? ¿Es el argumento de la habitación china definitivo o tienen razón sus críticos? Creo que a día de hoy nadie puede negar que las máquinas son inteligentes, sea cual sea nuestra noción de inteligencia (definirla es uno de las grandes controversias de la psicología). Indudablemente son mucho más inteligentes que nosotros en tareas específicas y en entornos muy formalizados, aunque todavía son muy estúpidas para tareas generales y entornos confusos (el gran reto de la IA es la IAG), aunque, poco a poco, van mejorando. ¿Comprenden lo que hacen? Si entendemos comprender por realizar operaciones siguiendo conocimiento semántico, sí, desde hace muchísimo. Un ejemplo muy claro está en SHRDLU de Terry Winograd, un programa creado a finales de los años sesenta del siglo pasado, capaz de explicar verbalmente su comportamiento en un entorno tridimensional de formas geométricas. SHRDLU cumplía instrucciones a partir de información semántica y era capaz de explicar por qué hacía lo que hacía. SHRDLU era un programa que cumplía instrucciones a partir de información semántica y era capaz de explicar por qué hacía lo que hacía Sin embargo, si entendemos comprender en un sentido fuerte tal y como lo hace Searle, como tener conocimiento consciente de algo, tenemos que sostener que las máquinas, al menos a día de hoy, no comprenden absolutamente nada ya que son absolutamente inconscientes. Por mucho que nos diga la IIT, mi tablet no tiene consciencia en ningún grado. Tendrá todavía que pasar mucho tiempo hasta que nuestro conocimiento del cerebro avance y podamos replicar computacionalmente los mecanismos biológicos que generan consciencia. El fin de Dangun Destruir Dangun puede parecer difícil ya que no tiene ninguna unidad central de procesamiento. Al ser un enorme sistema de redes neuronales artificiales, la destrucción de una de sus partes no destruye el todo como ocurría en los antiguos ordenadores de funcionamiento serial. Ya tuvimos varios atentados y Dangun pudo repararse sin demasiados contratiempos (más bien se autorreparó el mismo). Sin embargo, tiene un punto débil: la energía que necesita para su funcionamiento. Para alimentar su insaciable sed de electricidad hacen falta doce reactores nucleares funcionando en paralelo. La fusión de uno de ellos provocaría una reacción en cadena que haría explotar los demás, llevando a una detonación de más de cincuenta kilotones… una explosión nuclear que dejaría a Hiroshima a la altura de un petardo de feria. Me encuentro en la cornisa del piso 67 del teraedificio 1.924 del Departamento de Energía de Dangun, en la ciudad de Paekam. Desde esta altura contemplo a mis pies el reactor seis. En mi abdomen llevo adosados doce kilos de RDX. Me lanzaré al vacío y, cuando esté a unos metros del reactor, detonaré el explosivo. Será el fin de Dangun. No puedo seguir viendo a mi pueblo guiado por un zombi, por un amasijo de circuitos desalmado. Finalmente Searle me convenció y ahora debo liberar a Corea de este gran engaño, de esa ilusión de pensar que estábamos siendo gobernados por un auténtico dios encarnado que nos llevaría al Nirvana comunista. Mi verdadero nombre es Chin-Mae, antes conocido como Puerta lógica AND 453.445 CCDW. Sobre Santiago Sánchez-Migallón: Profesor de Filosofía atrapado en un bucle: construir una mente artificial, a la vez que construye la suya propia. Fracasó en ambos proyectos, pero como el bucle está programado para detenerse solo cuando dé un resultado positivo, allí sigue, iteración tras iteración. Quizá no llegue a ningún lado, pero dice que el camino está siendo fascinante. Darwinista, laplaciano y criptoateo, se especializó en Filosofía de la Inteligencia Artificial, neurociencias y Filosofía de la Biología. Es por ello que algunos lo caracterizan de filósofo ciberpunk, aunque esa etiqueta le parece algo infantil. Adora a Turing y a Wittgenstein y, en general, detesta a los postmodernos. Es el dueño del Blog La Máquina de Von Neumann y colabora asiduamente en Hypérbole y en La Nueva Ilustración Evolucionista. Fotos | iStock, FranksValli, Hilary Putnam También te recomendamos Este San Valentín enamórate del amor, de quien tú quieras y como te dé la gana El día en que las máquinas puedan elegir: la paradoja del libre albedrío en robots El día después de que podamos subir nuestro cerebro a un ordenador y replicarlo en otro lado - La noticia Dentro de la habitación china: ¿algún día sabremos si las máquinas piensan? fue publicada originalmente en Xataka por Santiago Sánchez-Migallón .

Leer más »

Tabi Kaeru: el juego que causa furor en Asia va de esperar que una rana vuelva de viaje

Una rana viajera cuyo juego ya ha sido descargado por más de 30 millones de asiáticos, la mayoría chinos. Está solo en japonés pero causa furor. Te contamos qué hay que hacer para jugar con Tabi Kaeru (Journey Frog) y por qué es de todo menos un juego cualquiera. Un juego que consiste en estar esperando Los caminos de los juegos móviles son a veces inescrutables. Si te dijeran que sale un juego con gráficos más sencillos imposibles, y que va de una rana que sale de viaje y a la que debes esperar pacientemente, ¿darías un duro por ella? Así de sencilla es la mecánica detrás de Tabi Kaeru (solo disponible en japonés), uno de los juegos que desde hace meses es la sensación entre los jóvenes asiáticos. La rana, a la que adoptas al iniciar el juego, permanece en su casita tranquilamente hasta que le da por irse de turismo. Durante ese viaje, la mayor parte por Japón, el jugador no tiene ni idea de cuándo regresará. Al hacerlo nos traerá postales y puede que algún recuerdo de su viaje. Es toda la interacción que tenemos cuando nuestra rana se pone en plan mochilera. Mientras está en casa nuestra misión será exclusivamente alimentarla y comprarle en la tienda elementos para sus próximas aventuras, como una tienda de campaña, mochilas, linternas y demás parafernalia viajera. Las fotos y regalos que nuestra rana nos trae cuando regresa de sus viajes son los elementos que van sumando en nuestra cuenta del juego De conversación y compartir sus momentos, esta rana tiene poco. En realidad mientras tratamos de que nada le falte, ella se dedicará a descansar, leer, comer y planificar su siguiente aventura. Cuando tenga lo necesario y esté lista, se embarcará en su siguiente viaje y volveremos a quedarnos a la espera de noticias de ella. Tú preocupado por si está bien y ella dedicándose solo a leer Para comprar los objetos que nuestra rana necesita en sus aventuras, debemos tener suficiente dinero virtual. Se consigue recogiendo del jardín tréboles. Pero hay maneras, de pago, para acelerar ese proceso, algo que parece que está siendo un éxito dentro del juego por la obsesión de los chinos y japoneses con el juego (y sus ranas virtuales) Debería ayudar a tener más paciencia pero en realidad causa ansiedad Todo lo que hay detrás de la mecánica de Tabi Kaeru debería aportar tranquilidad, despreocupación y cierto "mindfulness" a los jugadores. Frente a la mensajería y otros juegos de acción, Tabi Kaeru se basa en esperar pacientemente y sin aspirar a hacer mucho más. Bastan unos segundos en el juego cada cierto tiempo para avanzar. Adolescentes que de repente se convierten en padres de una rana que les desvela con su desidia en sus acciones Sin embargo entre los jóvenes asiáticos este juego tan tranquilo les causa ansiedad. Que si la rana no vuelve, que si no ha traído muchas fotos, ¿se le olvidará comprarme un recuerdo de su visita a un templo? ... así una y otra vez, como se puede leer en foros con más de 400 millones de visitas a los temas relacionados con la rana viajera. ¿Y en casa? Pues que si no me come bien, no se levanta de la cama, ¿cuando saldrá de viaje otra vez? ¿Volverá o ya no regresará nunca? ... Si en las fotos que te envía tu rana no hay amigos de viaje, ¿tendrá problemas para establecer amistades? ¿Qué será de ella en el futuro? A número 1 en Asia sin saber programar Desde que Tabi Kaeru se lanzó allá por el mes de noviembre de 2017, el juego ha conseguido un total de más de 30 millones de descargas. Durante sus dos primeras semanas fue la aplicación más descargada en China, y lo mismo ocurrió en otros paises asiáticos como Taiwan, Malasia o su pais natal, Japón. Curiosamente ni la mecánica del juego es una novedad ni la empresa creadora del mismo una novata. Hit-Point es una compañía responsable de Neko Atsume, una famosa aplicación para móviles lanzada en 2014 y en la que había que recoger gatos que atraíamos con diferentes elementos. En esta ocasión la idea surgió de una joven trabajadora de la empresa, Mayuko Uemura, de solo 26 años y sin experiencia como programadora. Su inspiración, según cuenta, su pasión por los viajes y la sensación de estar esperando a que alguien regrese. La idea del juego fue de una empleada de la compañía apasionada de los viajes y la sensación detrás de esperar a que alguien regrese de una aventura Por ahora, el juego, que es gratuito, solo está disponible en japonés, tanto para iOS como para Android. En China, donde consiguió más de 20 millones de descargas, por ahora está retirada de la tienda de Apple debido a que, con su éxito, proliferaron sin control decenas de imitaciones que han resultado ser un fraude. También te recomendamos Este San Valentín enamórate del amor, de quien tú quieras y como te dé la gana Tu smartphone puede decirle a un aparca-coches dónde necesitas aparcar para no tener que esperar La policía de Miami coloca alertas falsas en Waze para despistar sobre sus controles - La noticia Tabi Kaeru: el juego que causa furor en Asia va de esperar que una rana vuelva de viaje fue publicada originalmente en Xataka por Javier Penalva .

Leer más »

Los mejores cursos gratis online de las diez mejores universidades del mundo

En Xataka te solemos traer vez en cuando listas con los mejores cursos online gratuitos para que puedas formarte a tu ritmo y desde casa. Hoy te traemos otra de estas listas, pero con la diferencia de que estos cursos han sido diseñados por o en colaboración con las mejores diez universidades del mundo. La selección de las mejores universidades del mundo no la hemos hecho nosotros, sino que hemos tirado del ranking 2018 de la revista Times Higher Education (THE), que diseña sus listas de las mejores universidades utilizando 13 indicadores de rendimiento cuidadosamente calibrados. En esta lista encontrarás varios tipos de cursos. Tendrás algunos sin fecha de inicio pero que se sabe que están en camino, otros con una fecha estipulada para empezar, y unos terceros a los que puedes entrar libremente cuando quieras. También te avisaremos cuales tendrán la opción de obtener un certificado verificado para indicar que has terminado el curso, aunque para obtenerlos vas a tener hacer un pago una vez finalizado el curso. 1. Universidad de Oxford. Reino Unido. De la pobreza a la prosperidad: comprensión del desarrollo económico: Un curso gratuito en inglés de seis semanas de duración. Te enseña el papel de los gobiernos y los procesos políticos, sociales y económicos clave que elevan a cualquier sociedad de la pobreza a la prosperidad. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso todavía no tiene fecha de inicio. 2. Universidad de Cambridge. Reino Unido. Inside IELTS: Preparación para la prueba con los expertos: Un curso gratuito de cinco semanas creado por la Cambridge English Language Assessment, la misma encargada de diseñar los importantes exámenes de inglés con sus pruebas IELTS, y que te permite entender y practicar para aprobarla. Lo tienes en FutureLearn. Enseñando tu materia en inglés: Un curso gratuito de cinco semanas diseñado para docentes. Te proporciona una serie de trucos de lenguaje funcional y consejos prácticos para poder enseñar tu materia en inglés, ya sea matemáticas como ciencia o historia. Lo tienes en FutureLearn. 3. Instituto Tecnológico de California (Caltech). Estados Unidos. La ciencia del sistema solar: Un curso gratuito en inglés de diez semanas de duración. Enseña a explorar el sistema solar usando conceptos de física, química, biología y geología. El curso comienza el 2 de abril. El universo en evolución: Un curso gratuito en inglés que introduce a la astronomía que cubre nuestra comprensión del universo físico y sus componentes principales, incluidos los sistemas planetarios, las estrellas, las galaxias, los agujeros negros, los cuásares, las estructuras más grandes y el universo en su conjunto. El curso comienza el 12 de febrero. Circuitos y sistemas: Un curso de audio gratuito en inglés que ofrece una visión holística de los fundamentos de los circuitos y las teorías del sistema. Comienza con la física fundamental, los elementos del circuito, los circuitos lineales y no lineales, el análisis nodal y de malla, los teoremas de red, el análisis de circuitos y sistemas en el dominio del tiempo. Lo tienes en iTunes. 4. Universidad de Stanford. Estados Unidos Criptografía I: Un curso gratuito en inglés de siete semanas de duración. Aprenderás el funcionamiento interno de los sistemas criptográficos y cómo usarlos correctamente en aplicaciones del mundo real. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 19 de febrero. Introducción a la estadística: Un curso gratuito en inglés de ocho semanas de duración. Aprenderás técnicas para visualizar relaciones en datos, y técnicas sistemáticas para comprender las relaciones usando las matemáticas. Lo tienes en Udacity. Introducción a la Inteligencia Artificial: Un curso gratuito en inglés de dieciséis semanas de duración. En este curso, aprenderás los conceptos básicos de la IA moderna, así como algunas de las aplicaciones más representativas de la IA. Lo tienes en Udacity. Minería de conjuntos de datos masivos: Un curso gratuito en inglés de siete semanas de duración. Introducción a los modernos sistemas de archivos distribuidos y MapReduce, que incluye lo que distingue a los buenos algoritmos de MapReduce de los buenos algoritmos en general. El resto del curso está dedicado a algoritmos para extraer modelos e información de grandes conjuntos de datos. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en la web de la Universidad de Stanford Inteligencia Artificial para Robótica: Un curso gratuito en inglés de ocho semanas de duración. Te enseñará métodos básicos en Inteligencia Artificial, que incluyen: inferencia probabilística, planificación y búsqueda, localización, seguimiento y control, todo con un enfoque en robótica. Lo tienes en Udacity. Teoría de autómatas: Un curso gratuito en inglés de seis semanas de duración. El curso enfatizará aquellos aspectos de la teoría que realmente se usan en la práctica, como los autómatas finitos, las expresiones regulares y las gramáticas libres de contexto. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en la web de la Universidad de Stanford. Modelos gráficos probabilísticos 1: Representación: Un curso gratuito en inglés de cinco semanas de duración. Aprenderás sobre distribuciones conjuntas sobre un gran número de variables aleatorias que interactúan entre sí, las cuales se basan en conceptos de la teoría de la probabilidad, algoritmos de gráficos, aprendizaje automático y más. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 26 de febrero. SciWrite: Escribir en las Ciencias: Un curso gratuito en inglés de ocho semanas de duración. Este curso enseña a los científicos a convertirse en escritores más efectivos, utilizando ejemplos prácticos y ejercicios. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 28 de febrero. Programando en Max: estructuración de software interactivo para artes digitales: Un curso gratuito en inglés de diez sesiones. Max es una poderosa plataforma que acomoda y conecta una amplia variedad de herramientas para sonido, gráficos, música e interactividad usando un entorno de programación y parches flexible. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en Kadenze. CS101: Ciencia Computacional 101: Un curso gratuito en inglés de seis semanas de duración. CS101 enseña las ideas esenciales de la informática para una audiencia sin experiencia previa. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en la web de la Universidad de Stanford. Redes neuronales y Deep Learning: Un curso gratuito en inglés de cuatro semanas de duración. Iniciación en los conceptos básicos del aprendizaje profundo y las redes neuronales. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 12 de febrero. Diseño de Programas para Ordenador: Un curso gratuito en inglés de ocho semanas de duración. Te enseña a comprender cómo abordar los problemas de programación y diseñar soluciones, unas habilidades esenciales para cualquier desarrollador de Python. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en Udacity. Introducción a las bases de datos: Un curso gratuito en inglés de once semanas de duración. Un curso que lleva desarrollándose durante varios años, y en el que se te ofrece todo tipo de recursos para iniciarte en las bases de datos. Lo tienes en la web de la Universidad de Stanford. Networking: Introducción a las redes informáticas: Un curso gratuito en inglés de once semanas de duración. Se centra en explicar cómo funciona Internet, desde cómo se modulan los bits en los cables y en los protocolos inalámbricos hasta los protocolos de aplicación como BitTorrent y HTTP. Lo tienes en la web de la Universidad de Stanford. Redes neuronales convolucionales: Un curso gratuito en inglés de cuatro semanas de duración. Aprenderás sobre las redes neuronales más efectivas para tareas de visión artificial, como en la clasificación y segmentación de imágenes. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 12 de febrero. Mejorando las Redes Neuronales Profundas: Ajuste de Hiperparámetros, Regularización y Optimización: Un curso gratuito en inglés de tres semanas de duración. Te enseñará la "magia" que hay detrás de las redes neuronales que mejor funcionan. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 12 de febrero. Proyectos de estructuración de Machine Learning: Un curso gratuito en inglés de dos semanas de duración. Destinado a quienes quieren ser líderes técnicos en IA, te enseña a diseñar un proyecto de Machine Learning exitoso aprendiendo a gestionar el equipo humano. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 12 de febrero. Solar: celdas solares, celdas de combustible y baterías: Un curso gratuito en inglés de trece semanas de duración. Se centra en los principios operativos y aplicaciones de soluciones tecnológicas emergentes a las demandas energéticas del mundo. Lo tienes en la web de la Universidad de Stanford. CS 8802, Inteligencia Artificial para Robótica: Programando un Coche Robótico: Un curso gratuito en inglés donde aprenderás cómo programar todos los sistemas principales de un automóvil robótico de Google y los equipos autónomos de conducción de Stanford. Lo tienes en Udacity. Algoritmos: Diseño y análisis: Un curso gratuito en inglés de introducción algoritmos para estudiantes con al menos un poco de experiencia en programación. Lo tienes en la web de la Universidad de Stanford. 5. Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Estados Unidos. Convertirse en emprendedor: Un curso gratuito en inglés y de seis semanas de duración, diseñado en asociación con MIT para guiar a personas de todas las edades y orígenes a través del proceso de fundación de una empresa. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. Introducción al pensamiento computacional y ciencia de datos: Un curso gratuito en inglés de diez semanas de duración. Este curso está dirigido a estudiantes con alguna experiencia de programación previa en Python, y un conocimiento rudimentario de la complejidad computacional. En él crearás programas para implementar los conceptos cubiertos en el curso. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. Introducción a la Ciencia Computacional y la programación con Python: Un curso gratuito en inglés de nueve semanas de duración. Diseñado para ayudar a las personas sin conocimientos informáticos ni de programación a aprender a pensar computacionalmente y a escribir programas para abordar problemas útiles. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. Circuitos y electrónica 1: análisis de circuito básico: Un curso gratuito en inglés de cinco semanas de duración. Te enseña técnicas que son fundamentales para el diseño de microchips utilizados en teléfonos inteligentes, computadoras e Internet. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. Circuitos y electrónica 2: amplificación, velocidad y retardo: Un curso gratuito en inglés de cinco semanas de duración. Aprenderás a acelerar los circuitos digitales y construir amplificadores en el diseño de microchips utilizados en teléfonos inteligentes, computadoras e Internet. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. Circuitos y electrónica 3: aplicaciones: Un curso gratuito en inglés de siete semanas de duración. Te ofrece información sobre aplicaciones, amplificadores operacionales y filtros en el diseño de microchips utilizados en teléfonos inteligentes, computadoras e Internet. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. Dominar la Mecánica Cuántica Parte 1: Mecánica de ondas: Un curso gratuito en inglés de cinco semanas de duración. Te enseña los fundamentos de la mecánica cuántica, incluida la mecánica ondas, los estados de giro y medio, el álgebra lineal y la notación del arco de Dirac. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 14 de marzo. Dominar la Mecánica Cuántica Parte 2: Dinámica cuántica: Un curso gratuito en inglés de cinco semanas de duración. Aprenderás sobre el principio de incertidumbre de Heisenberg, la dinámica cuántica y los sistemas de dos estados. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 18 de abril. Dominar la Mecánica Cuántica Parte 3: Entrelazamiento cuántico y momento angular: Un curso gratuito en inglés de cinco semanas de duración. Sobre el entrelazamiento cuántico y desigualdades de Bell, representaciones y adición de momento angular y potenciales centrales. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 16 de mayo. Propiedades electrónicas, ópticas y magnéticas de los materiales: Un curso gratuito en inglés de quince semanas de duración. Una introducción a los principios fundamentales de la mecánica cuántica, la física del estado sólido y la electricidad y el magnetismo. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 28 de febrero. Electricidad y Magnetismo: Electrostática: Un curso gratuito en inglés de siete semanas de duración. Curso de física a nivel introductorio para aprender cómo las cargas interactúan entre ellas y crea campos eléctricos y paisajes de potencial eléctrico. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 14 de marzo. Dándole forma al futuro del trabajo: Un curso gratuito en inglés de ocho semanas de duración. Te enseña a explorar y desarrollar planes de acción para mejorar el trabajo y las oportunidades de carrera para los trabajos de hoy y mañana. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 20 de marzo. Ecuaciones diferenciales: Álgebra lineal y NxN Sistemas de ecuaciones diferenciales. Un curso gratuito en inglés de nueve semanas de duración. Te enseña a usar álgebra lineal y MATLAB para resolver grandes sistemas de ecuaciones diferenciales. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 21 de marzo. Electricidad y magnetismo: campos magnéticos y fuerzas: Un curso gratuito en inglés de seis semanas de duración. En este curso de física de nivel introductorio aprenderás cómo las cargas se crean y se mueven en campos magnéticos, y cómo analizar circuitos DC simples. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 2 de mayo. Temas en Ingeniería de Gestión: Un curso gratuito en inglés de ocho semanas de duración. Experimentarás cómo es administrar por dentro una empresa de ingeniería. Desarrollarás las habilidades comerciales que necesitas para enfrentarte a la variedad de desafíos a los que se enfrentan los gerentes en el campo. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 15 de mayo. Prácticas en Gestión de Ingeniería: Un curso gratuito en inglés de ocho semanas de duración. Analizarás los casos empresariales más desafiantes a las que se enfrentan los gerentes de ingeniería en la vida real. Aprenderás a aplicar herramientas de gestión, y obtendrás habilidades relevantes para gestionar la innovación. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 23 de octubre. Introducción a la Biología - El secreto de la vida: Un curso gratuito en inglés de doce semanas de duración. Explora el secreto de la vida a través de los principios básicos de la bioquímica, la genética, la biología molecular, el ADN recombinante, la genómica y la medicina racional. El curso te permite certificar tus conocimientos a través del examen de competencia MITx 7.00x. Lo tienes en edX. Taller de biología cuantitativa: Un curso gratuito en inglés de ocho semanas de duración. Una introducción estilo taller a las herramientas utilizadas en la investigación biológica mediante métodos computacionales. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. 6. Universidad de Harvard. Estados Unidos. CS50 Entendiendo la Tecnología: Un curso gratuito en inglés de seis semanas de duración. Una introducción a la tecnología para estudiantes que aún no se consideran personas informáticas. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. Principios de la Ciencia Computacional: Un curso gratuito en inglés que sirve como introducción a la informática y el arte de la programación para los estudiantes de la escuela secundaria. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. Ciencias computacionales para profesionales de negocios: Un curso gratuito en inglés de seis semanas de duración. Es una introducción a la informática para profesionales del mundo de los negocios, diseñado para gerentes, gerentes de producto, fundadores y tomadores de decisiones en general. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. El desafío de la energía climática: Un curso gratuito en inglés de nueve semanas de duración. Examina el cambio climático en un contexto de la historia de la Tierra, y luego considera diversas estrategias para enfrentarse a él. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. Principios de la Bioquímica: Un curso gratuito en inglés de quince semanas de duración. Una introducción a la estructura de las macromoléculas y un enfoque bioquímico de la función celular. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. Usando Python para la investigación: Un curso gratuito en inglés de cinco semanas de duración. Un término medio entre cursos de inicio y avanzados de Python, donde se enseña a aplicar tus habilidades en proyectos de investigación. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. Estadísticas y R: Un curso gratuito en inglés de cuatro semanas de duración. Una introducción a los conceptos estadísticos básicos y las habilidades de programación R necesarias para analizar los datos. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. Análisis de datos de alta dimensionalidad: Un curso gratuito en inglés de cuatro semanas de duración. Enseña varias técnicas que son ampliamente utilizadas en el análisis de datos de alta dimensión, idóneo si estás interesado en el análisis e interpretación de datos. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. 7. Universidad de Princeton. Estados Unidos. Algoritmos, Parte I: Un curso gratuito en inglés de seis semanas de duración. Cubre la información esencial que todo programador serio necesita saber sobre los algoritmos y las estructuras de datos. La parte I se centra en las estructuras de datos elementales, clasificación y algoritmos de búsqueda. El curso comienza el 19 de febrero. Algoritmos, Parte II: Un curso gratuito en inglés de seis semanas de duración. Cubre la información esencial que todo programador serio necesita saber sobre los algoritmos y las estructuras de datos. La parte II pone el foco en algoritmos de procesamiento de gráficos y cadenas. El curso comienza el 12 de febrero. Tecnologías del Bitcoin y las Criptomonedas: Un curso gratuito en inglés de once semanas de duración. Te explican cómo funciona el Bitcoin y las criptomonedas, qué les hace diferentes y cuán anónimos son sus usuarios entre otras cosas. El curso comienza el 19 de febrero. Arquitectura de Computadores: Un curso gratuito en inglés de once semanas de duración. Aprenderás a diseñar la arquitectura de microprocesadores complejos y modernos. El curso comienza el 12 de febrero. Redes ilustradas: Principios sin cálculo: Un curso gratuito en inglés de ocho semanas de duración. ¿Qué hace que el WiFi de tu casa sea más rápido que el de una cafetería o cómo ordena Google sus resultados de búsqueda? Este curso te da las respuestas a las preguntas más intrigantes sobre redes sociales y la tecnología que forma parte del día a día. El curso comienza el 19 de febrero. Imaginando Otras Tierras: Un curso gratuito en inglés de veinticuatro semanas de duración. Te introduce a conceptos básicos en astronomía, biología y ciencia planetaria que te permitirán especular científicamente sobre cuestiones como el si estamos solos en el universo. El curso comienza el 19 de febrero. Redes: amigos, dinero y bytes: Un curso gratuito en inglés de doce semanas de duración. Un curso sobre todo lo relacionado con las redes, la tecnología y cómo utilizamos ambas en nuestro día a día. El curso comienza el 19 de febrero. 8. Escuela Imperial de Londres. Reino Unido. Conceptos básicos de contabilidad para el éxito en MBA: Un curso gratuito en inglés de seis semanas de duración para estudiantes de Maestría en Administración de Negocios. Te enseñan los conceptos básicos de contabilidad necesarios para poder obtener el título. Lo tienes en edX. Conceptos básicos de matemáticas para el éxito en MBA: Un curso gratuito en inglés de seis semanas de duración para estudiantes de Maestría en Administración de Negocios. Te enseñan los conceptos básicos de matemáticas necesarios para poder obtener el título. Lo tienes en edX. Conceptos básicos de finanzas para el éxito en MBA: Un curso gratuito en inglés de seis semanas de duración para estudiantes de Maestría en Administración de Negocios. Te enseñan los conceptos básicos de finanzas necesarios para poder obtener el título. Lo tienes en edX. Conceptos básicos de análisis de datos para el éxito en MBA: Un curso gratuito en inglés de seis semanas de duración para estudiantes de Maestría en Administración de Negocios. Te enseñan los conceptos básicos de análisis de datos necesarios para poder obtener el título. Lo tienes en edX. 9. Universidad de Chicago. Estados Unidos. Calentamiento Global I: La Ciencia y la Modelación del Cambio Climático: Un curso gratuito en inglés de doce semanas de duración. Describe la ciencia del calentamiento global y el pronóstico del impacto de los humanos en el clima de la Tierra, y está destinado a curiosos sin muchos conocimientos científicos. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 19 de febrero. Gigantes de Internet: la ley y la economía de las plataformas de medios: Un curso gratuito en inglés de nueve semanas de duración. Explora la relación entre la ley y la tecnología, con un fuerte enfoque en la ley de los Estados Unidos, y con algunas comparaciones con las leyes de todo el mundo, especialmente en Europa. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 26 de febrero. Modelado del cambio climático: Un curso gratuito en inglés de ocho semanas de duración. Reúne conocimientos de física, química, biología, ciencias de la tierra y atmosféricas, e incluso económicos, para trabajar con datos climáticos reales y simulaciones del clima cambiante de la tierra. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso todavía no tiene fecha de inicio. Comprendiendo el cerebro: la neurobiología de la vida cotidiana: Un curso gratuito en inglés de diez semanas de duración. Enseña cómo el sistema nervioso produce nuestros comportamientos, cómo lo usamos todos los días, y cómo la neurociencia puede explicar los problemas comunes que aquejan a las personas hoy día. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 19 de febrero. 10. Escuela Politécnica Federal de Zúrich. Suiza. Introducción a la Cartografía Web: Parte 1: Un curso gratuito en inglés de seis semanas de duración. Te enseña las últimas tecnologías web para diseñar y crear con éxito productos cartográficos interactivos. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. El curso comienza el 1 de marzo. Computación: Arte, Magia, Ciencia: Un curso gratuito en inglés de siete semanas de duración. Un curso en el que aprenderás a escribir software con un sistema de sugerencias progresivas para los programadores principiantes. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. Calidad de vida: habitabilidad en ciudades futuras: Un curso gratuito en inglés de once semanas de duración. Te enseña cómo la planificación urbana, la energía, el clima, la ecología y la movilidad afectan la habitabilidad y la calidad de vida de una "ciudad del futuro". Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. Robots móviles autónomos: Un curso gratuito en inglés de quince semanas de duración. Te enseña los conceptos básicos y algoritmos de locomoción, percepción y navegación inteligente. Lo tienes en edX. Desarrollo Ágil de Software: Un curso gratuito en inglés de seis semanas de duración. Aprenderás conceptos ágiles fundamentales para mejorar tus habilidades de desarrollo de software. Una vez completado, puedes pagar para obtener el certificado verificado. Lo tienes en edX. También te recomendamos Aprende SEO por internet: cursos, blogs que seguir y las recomendaciones de expertos en la materia Este San Valentín enamórate del amor, de quien tú quieras y como te dé la gana Los cursos online clave de este verano que te preparan para las profesiones del futuro - La noticia Los mejores cursos gratis online de las diez mejores universidades del mundo fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Leer más »