Inicio / admin (página 10)

admin

Macri recibió apoyos de Trump, Alemania y jefes de bloques del Senado hacia un acuerdo con el FMI

El presidente Mauricio Macri recibió hoy el respaldo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, así como del gobierno de Alemania y la mayoría de los jefes de bloques del Senado, de cara a la negociaciones para obtener asistencia financiera del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Leer más »

Racing se quedó sin Libertadores y Colón llegó a la Sudamericana

Racing Club no pudo clasificarse para la Copa Libertadores 2019 al perder como local por 3 a 1 ante Colón, que accedió a la Sudamericana del año próximo pese a empezar perdiendo con un gol en contra de Guillermo Ortiz y las posteriores conquistas de Marcelo Estigarribia, Marcelo Meli (ex "sabalero") en contra y Javier Correa, este último luego de eludir a cuatro rivales.

Leer más »

Muchas alpacas y pocos vatios: la aventura de vivir desconectado de la red eléctrica en España

En The Good Life, comedia británica de gran éxito durante los años 70, se narran las alegrías y miserias de una familia que decide ser autosuficiente. Las viviendas off-the-grid también existen fuera de la televisión: no dependen de servicios públicos de agua o energía, sino que recurren a baterías, placas solares y generadores. En una sociedad tan dependiente de la tecnología, ¿cómo mantienen la cordura quienes son atraídos por este estilo de vida autónomo? En 2008, Alan Parks y su pareja Lorna Penfold decidieron dejar su Reino Unido natal y mudarse a Andalucía. Un problema de salud hizo que ella tuviera que dejar su carrera como profesora de baile después de treinta años. “Queríamos un cambio de vida”, explica Alan a Xataka. Este cambio tomó la forma de una granja de alpacas. Parks y Penfold encontraron en Montoro, un pequeño municipio de Córdoba, un “fantástico” viejo molino sin conexión a la red eléctrica, alimentado por paneles solares. El agua venía de una fuente cercana. Tras investigar un poco, Alan llegó a la conclusión de que podía dedicarse a la crianza de alpacas y convertirlo en su forma de vida. El cambio no fue fácil. Montoro batió el récord histórico de temperatura más elevada del país el año pasado, con 47,3°C. “Tuvimos que adaptarnos a vivir en la parte más calurosa de España. Al estar fuera de la red no podemos tener aire acondicionado, aunque sí que tenemos ventiladores”, comenta Alan. El aire acondicionado no es el único lujo del que tuvieron que prescindir. Útiles como secadores de pelo y hornos eléctricos superan la potencia del viejo molino, que ya había sido adaptado para ser independiente antes de que llegara Parks. Alan explica que el sistema consiste en ocho paneles solares colocados en el tejado: “Nosotros solo tuvimos que reemplazar las doce baterías tras diez años de vivir aquí. ¡No está nada mal!”. Vivir de forma autosuficiente no implica regresar a la Edad Media. La granja de Alan cuenta con internet, televisión por satélite y lavadora. Pero hay que ser cuidadoso y optimizar el uso de la energía: evitar el modo standby, apagar todas las luces de la habitación al salir y apostar por electrodomésticos calificados A y luces LED son algunos de los trucos empleados por la pareja británica. Alan y Lorna no son los únicos que han iniciado una odisea off-the-grid en nuestro país. Su compatriota Richard Voller se trasladó a Casinos (Valencia) hace un par de años: “Mi sueño era vivir en un clima soleado, en una casa sin red que fuera autónoma. Me gusta la aventura, España y la naturaleza, así que me pareció la opción correcta”. A día de hoy no se arrepiente de su decisión. Alan Parks junto a dos de sus alpacas. Para Voller, lo más difícil no es lidiar con paneles y baterías sino “cambiar completamente la mentalidad sobre el uso de la energía en casa". Por ejemplo, los hogares desconectados generan electricidad durante el día gracias al Sol y almacenan la sobrante en baterías para aguantar durante las horas sin luz. Esto obliga a modificar ciertos hábitos, comunes para el resto de los mortales. “Si quieres cargar móviles, portátiles y otros dispositivos debes hacerlo durante el día”, advierte Voller. “Además, es esencial apagar todas las luces y desenchufar los aparatos eléctricos antes de irte a la cama, incluido el router”. Durante la noche, lo único que queda encendido en su casa es la nevera. Para mayor comodidad, el británico ha instalado un interruptor con el que apagar todo al mismo tiempo. “Es fácil una vez que te acostumbras”, asegura. El problema del agua es algo más complicado que en la granja de Parks: “Recojo el agua cuando llueve, pero el resto del año me la reparten. Hay un tanque bajo la casa con capacidad para unos 10.000 litros, así que hay que tener cuidado de no malgastarla”. Nada de dejar el grifo abierto más de la cuenta o tirar de la cadena alegremente. Cuatro paneles solares en el tejado, conectados a un conversor de potencia y a una enorme batería, nutren de electricidad a la casa. Su mantenimiento no es demasiado exigente: “Una vez al mes hay que comprobar que las pilas están cargadas con agua destilada, porque basta con que se seque una celda para que afecte a todo el sistema. Repararlo puede llevar una semana”. Voller también vigila los niveles de energía de su hogar. “Tengo un lector en la cocina que compruebo cada día. Tras una jornada soleada está entre 24 y 29 unidades, pero si hay muchas nubes puede caer por debajo de las 20, lo que significa que tengo que usar el generador como apoyo”. Voller explica que vive en una zona muy ventosa, sobre todo en invierno, lo que ofrecería la posibilidad de usar también turbinas eólicas como complemento, aunque él se apaña con las placas solares gracias al clima soleado de la zona. La guinda de la instalación la ponen unas bombonas de butano para calentar agua y cocinar, junto a una estufa de leña que sirve de calefacción y que también se puede utilizar para preparar comida. La casa de Richard en Casinos Desconectar un fin de semana Los entrevistados para este artículo aseguran estar encantados con su forma de vida. “Te das cuenta de toda la energía que consumes, y eso es bueno. Además, cuando el sol brilla y carga mi casa, o llueve mucho y el tanque se llena, me siendo agradecido y conectado con la madre naturaleza”, dice Voller. Parks y Penfold son tan felices con su granja autónoma que Alan no tiene dudas de que en el futuro más gente apostará por una vida más sostenible. Quizá por eso tanto ellos como Voller han decidido compartir su estilo de vida con el resto del mundo. La granja de alpacas organiza visitas a familias que quieran experimentar cómo es vivir sin red eléctrica. “Una gran oportunidad de alejar a los niños de la Xbox o el iPad por un par de días y respirar aire fresco y conectar con la naturaleza”, aseguran en su página web. Los visitantes pueden pasear las alpacas y ayudar a recoger los huevos de las gallinas, pero deben ser conscientes de las limitaciones energéticas de una vivienda off-the-grid. Voller aprovecha que vive en un área montañosa adorada por los escaladores, ciclistas y amantes del senderismo para ofrecer su alojamiento en AirBnb. Desde allí promociona su filosofía: "Cuando aprecias la vida simple, la vida se vuelve más sencilla y feliz. Una good life que puede ponerse de moda si atrae a quienes necesiten desconectar de la dependencia tecnológica actual. Sobre todo si solo dura un fin de semana. También te recomendamos 'Stella Vie' quiere poner el ejemplo y demostrar que los coches solares y familiares son el futuro "En tres años las energías renovables serán las energías más baratas en todo el mundo", según Morgan Stanley Así serán las smart cities en 2025 de acuerdo a tres estudios, dos directivos y un profesor - La noticia Muchas alpacas y pocos vatios: la aventura de vivir desconectado de la red eléctrica en España fue publicada originalmente en Xataka por Sergio Ferrer .

Leer más »

Cuando el Discman MP3 conquistó (brevemente) nuestras vidas

Era una época oscura. Bueno, más o menos. La cosa no estaba tan mal, porque teníamos los Walkman y esas cintas que es imposible no recordar con cierta nostalgia. Hasta que uno se da cuenta de que aquel formato era un auténtico tostón. Y entonces llegó el CD, y a alguien se le ocurrió una idea lógica: ofrecer un reproductor portátil para disfrutarlos mientras íbamos de un lado a otro. La revolución MP3 llegó, y con ella la otra gran revolución: la de los Discman MP3. La repanocha. Cuando la música aún se disfrutaba en cinta o en CD Se acababa la década de los 90. El Walkman, que asombraba al mundo desde 1979, había quedado algo desplazado por el Discman, y en 1998 Sony había vendido más de 175 millones de los primeros y 50 millones de los segundos. Por supuesto en esas cifras no se incluyen los millones de reproductores en ambos formatos que otros fabricantes vendieron. Aquellos productos eran lo mejor que teníamos entonces, y los usábamos en todo tipo de escenarios. Incluidos los que practicaban running —por entonces era más propio decir que uno hacía footing— gracias a los sistemas anti-shock que evitaban pausas en la reproducción durante el trote de esas actividades. Aquellos productos se convirtieron en válvula de escape para muchos —toda una generación pudo disfrutar de la música de una forma mucho más personal y portátil— pero también en una amenaza para algunos. En una ciudad de Nueva Jersey prohibieron cruzar la calle con los cascos puestos, y un columnista del Chicago Tribune escribía en 1981 cómo los Walkman "sustituye a algunas drogas como un dispositivo que altera el ánimo y la mente". De hecho, se lamentaba de que al desechar la música de las ferias tradicionales "la sociedad está preparada para colapsar". Resulta irónico que los mismos miedos que aparecían entonces se hayan vuelto a producir una y otra vez antes y después. Hoy en día esa dependencia del móvil vuelve a sugerir los mismos debates, aunque ciertamente hemos llegado a un punto en el que parece que si no miramos el móvil cada cinco minutos nos estamos perdiendo algo importante. Y el MP3 llegó a los Discman El caso es que la sociedad no se colapsó, y de hecho apareció una revolución igual de llamativa. El auge del formato MP3 acabó llegando a estos dispositivos, y un CD de música que apenas llegaba a las 20 canciones en formato convencional se convirtió en un medio perfecto para almacenar cientos de MP3. Eso hizo que se desatara toda una fiebre por desarrollar Discman con soporte MP3. En esa batalla estuvo también Sony, que como otras muchas fue desarrollando unidades portátiles de CD que reproducían este tipo de CDs. Lo hacían haciendo además uso de unas pequeñas memorias Flash para poder ir haciendo buffering de las canciones y que la reproducción no se viese interrumpida por lo sensibles que eran los componentes mecánicos. Estos Discman con soporte MP3 inundaron el mercado en el último suspiro del siglo que se acababa y es sorprendente que la industria y los usuarios siguieran apostando por ellos hasta bien iniciada la década de los 2000. Lo demuestran modelos como el CD Walkman D-NE511 de Sony, que fue lanzado en 2003. Aquellos productos, no obstante, perdieron todas sus opciones con la llegada de los reproductores MP3 puros. Desde aquellos primeros y casi 'prehistóricos' modelos basados en memorias Flash como el MPMan, el Diamond Rio o el Creative NOMAD Jukebox hasta el producto que lo cambió todo para siempre. El 23 de octubre de 2001 Apple presentó el iPod y empezó una nueva era de música portátil. Los reproductores portátiles que habían dominado el mercado colearon durante algún tiempo —favorecidos sobre todo por su precio inferior—, pero aquello no duró mucho. El iPod era el futuro, punto. En Xataka | Zune: historia de un fracaso que sirvió para cambiar de look a todo Microsoft También te recomendamos Sony Walkman A829 y Sansa View, videoanálisis Así serán las smart cities en 2025 de acuerdo a tres estudios, dos directivos y un profesor Nuevos Walkman Sony E430 - La noticia Cuando el Discman MP3 conquistó (brevemente) nuestras vidas fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Leer más »

Un nuevo método de producción de aluminio menos contaminante puede ser un gran aliado de las marcas de electrónica de consumo

El aluminio es uno de los elementos químicos más abundantes en la corteza terrestre. Podemos encontrarlo en forma de compuestos en buena parte de las rocas, e, incluso, en las plantas y los animales, aunque en estos últimos en pequeñas cantidades. En realidad, el aluminio tal y como lo conocemos lo obtenemos a partir de un mineral, que es el que encontramos en la naturaleza, conocido como bauxita. Las propiedades físicas, químicas y mecánicas que tiene el aluminio han provocado que sea un elemento muy utilizado en un amplio abanico de sectores, entre los que podemos destacar la industria aeronáutica, el sector de la automoción, e, incluso, la electrónica de consumo. Y es que algunas de sus características más apreciadas son su ligereza, su elevado índice de termoconductividad (de ahí que se utilice habitualmente para fabricar disipadores térmicos como los usados para refrigerar los microprocesadores), su gran resistencia a la corrosión y su maleabilidad (que facilita su mecanizado). El problema es que el proceso de transformación de la bauxita, que, como hemos visto, es el mineral que extraemos de la naturaleza, en el aluminio que podemos encontrar, por ejemplo, en el chasis de muchos de nuestros dispositivos de electrónica de consumo, es muy contaminante. Además, en su producción es necesario invertir mucha energía eléctrica, algo que representa un hándicap, pero que en cierta medida se ve compensado por su moderado coste de reciclado. En cualquier caso, lo más preocupante es que este proceso conlleva la liberación de una enorme cantidad de dióxido de carbono, un gas que ejerce un rol importante en el efecto invernadero, y que, por tanto, está contribuyendo al calentamiento global. La solución ya está sobre la mesa El objetivo de este artículo no es profundizar en los procesos químicos que nos permiten obtener el aluminio a partir de la bauxita. Aun así, antes de seguir adelante es interesante que repasemos brevemente las dos etapas críticas que conforman este procedimiento. El primero de estos métodos se conoce como proceso Bayer, y es el utilizado para obtener alúmina a partir de la bauxita. Esta técnica fue patentada por el químico austríaco Carl Josef Bayer, de ahí su nombre, en 1888. Para obtener aluminio a partir del mineral de bauxita es necesario recurrir a dos procedimientos químicos conocidos como procesos Bayer y Hall-Héroult El problema es que la alúmina es un óxido de aluminio que carece de algunas de las propiedades presentes en el elemento que se utiliza en los procesos industriales, por lo que es necesario someterla a una transformación adicional que, esta vez sí, nos va a permitir obtener aluminio metálico mediante electrólisis. Este procedimiento fue desarrollado en 1886 de forma independiente, y, curiosamente, simultánea, por el ingeniero francés Paul Louis-Toussaint Héroult y el científico estadounidense Charles Martin Hall. El problema derivado del proceso Hall-Héroult es que, como os adelanté antes, provoca la liberación de una gran cantidad de dióxido de carbono como resultado de la degradación de los electrodos que intervienen en la electrólisis de la alúmina: la cuba revestida de carbón que hace las veces de cátodo y los electrodos de carbón de Soldberg que actúan como ánodos. Hasta ahora, para producir una tonelada de aluminio es necesario consumir media tonelada de carbón Como resultado de este proceso la alúmina se descompone en aluminio y oxígeno molecular, de manera que este último actúa sobre los electrodos de carbón del ánodo, degradándolos y generando el dióxido de carbono que es tan contaminante. Según el profesor Donald Sadoway, del MIT, este proceso requiere consumir casi media tonelada de carbón para obtener una tonelada de aluminio. Ahí es nada. Afortunadamente, Alcoa y Rio Tinto, dos de las compañías más importantes involucradas en la producción de aluminio, han desarrollado un procedimiento que permite reemplazar el ánodo de carbón cuya degradación conlleva la liberación del dióxido de carbono por un compuesto inerte, cuya naturaleza no han dado a conocer. Lo realmente atractivo de la composición de estos nuevos electrodos es que, en vez de liberar dióxido de carbono, no se ven alterados, por lo que el proceso Hall-Héroult solo genera oxígeno, evitando contribuir, de esta forma, al incremento del efecto invernadero, y, por tanto, también al calentamiento global. Ya está disponible, pero su implantación comercial llegará en 2024 Alcoa y Rio Tinto han constituido una joint venture conocida como Elysis cuyo objetivo es desarrollar esta innovación y facilitar su aplicación industrial, de manera que pueda emplearse masivamente en la producción de aluminio. No obstante, no estamos hablando de «humo». Alcoa, que, curiosamente, fue cofundada por Charles Martin Hall, el científico estadounidense del que hemos hablado antes, tiene desde 2009 una fábrica en Pennsylvania que utiliza este procedimiento de producción de aluminio, por lo que es una tecnología tangible que ya está funcionando, aunque a pequeña escala. En cualquier caso, Elysis ha vaticinado que su procedimiento será comercializado a gran escala en 2024. Alcoa ya tiene una fábrica que está produciendo aluminio a partir de este nuevo proceso que usa ánodos de material inerte Es evidente que todos nos beneficiaremos de esta innovación en la medida en que nos permite obtener uno de los elementos más utilizados por la industria de una forma más respetuosa con el medio ambiente. Pero, sin duda, uno de los sectores más favorecidos es el de la electrónica de consumo. Y es que muchos de los smartphones, las tabletas y los ordenadores que utilizamos actualmente incorporan un chasis mecanizado a partir de un bloque de aluminio. Esto ha provocado que Apple, que es una de las compañías que recurre al aluminio en buena parte de sus productos, haya decidido contribuir al proyecto de Elysis con una importante aportación económica. Eso sí, es evidente que para Apple este movimiento no es otra cosa que una inversión que permitirá a los de Cupertino acceder a medio plazo al aluminio producido con el nuevo método «verde». Si tenéis curiosidad por conocer con más detalle cuál es el papel de Apple en todo esto os sugiero que leáis el artículo que han publicado nuestros compañeros de Applesfera. Vía | Popular ScienceEn Applesfera | Apple ayuda a desarrollar un proceso de producción para conseguir un aluminio "verde" También te recomendamos Europa da luz verde a la unión de Bayer y Monsanto, un monstruo que dominará el mercado mundial de semillas y pesticidas Así serán las smart cities en 2025 de acuerdo a tres estudios, dos directivos y un profesor La gran incógnita del iPhone X el año que viene: algunos analistas lo dan por "muerto", y tienen parte de razón - La noticia Un nuevo método de producción de aluminio menos contaminante puede ser un gran aliado de las marcas de electrónica de consumo fue publicada originalmente en Xataka por Juan Carlos López .

Leer más »

En Silicon Valley proponen el ayuno intermitente para adelgazar, la ciencia no lo ve tan claro

A la hora de adelgazar, y dejando aparte determinados problemas de salud que pueden hacerlo más difícil, el principal camino es ingerir menos calorías de las que nuestro cuerpo necesita durante el día, de forma que le obliguemos a recurrir a sus reservas de grasa para obtener la energía que le falta. Si bien en la teoría esto parece bastante sencillo, no para todo el mundo es igual de fácil, teniendo en cuenta que mucha gente come fuera de casa y eso le resta cierto control sobre su alimentación y que estamos rodeados de estímulos que nos llevan a consumir alimentos poco saludables y calóricamente densos. ¿Qué es el ayuno intermitente? Una estrategia para acercarse a ese objetivo es el llamado ayuno intermitente, un modelo nutricional que desde Silicon Valley ya han convertido en una oportunidad de negocio en forma de apps. En este modelo se come solo durante una ventana determinada de tiempo del día y el resto del tiempo solo se ingieren líquidos sin calorías. La forma más común es la llamada 16/8, en la que se ayuna durante 16 horas al día y se come durante las otras 8 La forma más común es la llamada 16/8, en la que se ayuna durante 16 horas al día y se come durante las otras 8, normalmente dividiendo todos los nutrientes en dos comidas abundantes y uno o dos snacks. Por ejemplo, supondría hacer la primera comida a las 14:00, tomar uno o dos snacks ligeros a las 17 y a las 19 y cenar a las 22:00. Desde esa hora y hasta las 14:00 del día siguiente, solamente se podría beber agua, infusiones o café solo. No es la única forma de hacer un ayuno intermitente. Algunas personas prefieren hacer ayunos de 24 horas, y otros hacen ayuno 12/12, que consiste en hacer dos comidas copiosas separadas por 12 horas y abstenerse de ingerir calorías el resto del tiempo. En cualquier caso, estas estrategias deben ser puestas en marcha siempre por personas sanas y, en caso de cualquier duda, tras consultar con un médico. Beneficios de hacer ayuno intermitente Aunque para muchos este patrón de alimentación pueda resultar extraño, la ciencia lleva tiempo analizando sus efectos y ha encontrado que puede aportar numerosos beneficios al organismo. Para empezar, se ha demostrado que durante los periodos de ayuno, nuestras células comienzan procesos de reparación que reducen el envejecimiento. Además, se reducen los niveles de insulina y aumentan los niveles de la hormona del crecimiento. También se ha comprobado que, al menos en los hombres, esta forma de repartir la alimentación mantiene más bajos los niveles de azúcar. El ayuno intermitente también puede ayudar a reducir los daños por oxidación y por inflamación, lo que también tendría un efecto antienvejecimiento. Algunos estudios han demostrado que el ayuno intermitente mejora diversos factores relacionados con las enfermedades del corazón como la presión sanguínea, los niveles de colesterol, los triglicéridos y nos indicadores inflamatorios. En estudios realizados de momento solo con animales, el ayuno intermitente ha demostrado tener un efecto protector contra el cáncer y el alzheimer, aunque está todavía por comprobar si el mismo efecto se produce también en seres humanos. Ayuno intermitente y adelgazamiento Como explicábamos al principio, el ayuno intermitente es en general una estrategia útil para perder peso: puesto que todo lo que comas estará concentrado en unas pocas horas del día, será más fácil que controles las calorías totales que ingieras durante el día. Eso sí, siempre debes tener en cuenta que la cantidad (y calidad) de las calorías que ingieras será lo que determine que pierdas peso o no. Es decir, que hacer ayuno intermitente no te servirá de nada si en el periodo de tiempo en el que comas, consumes alimentos insanos, altamente procesados, con mucha densidad calórica, azúcares refinados, grasas de mala calidad, etc. Sin embargo, en la mayoría de los casos el ayuno intermitente sirve para comer menos, lo que significa ingerir menos calorías. Además, se ha demostrado que produce algunos cambios hormonales que ayudan a adelgazar. El ayuno intermitente trabaja en los dos lados de la ecuación calórica: por un lado, reduce el número de calorías que ingieres, y por otro, aumenta el número de calorías que quemas Al reducir los niveles de insulina y aumentar los de la hormona del crecimiento y también los de norepinefrina (también llamada noradrenalina) se aumenta a su vez el ritmo de quema de grasa y se facilita su uso como fuente de energía. Por ese motivo, el ayuno aumenta el metabolismo, ayudándote a quemar más calorías. Así lo demuestra una revisión de la literatura científica al respecto publicada en 2014 en el que se concluía que el ayuno intermitente puede contribuir a una pérdida de entre el 3 y el 8% del peso corporal en un periodo de entre 3 y 24 semanas (lo cual es una cantidad de peso considerable). Además, el estudio recogía que los participantes perdieron entre el 4 y el 7% de la circunferencia de su cintura, lo cuál indica la pérdida de grasa abdominal, la que mayor riesgo de enfermedades conlleva. Por esto podemos decir que el ayuno intermitente trabaja en los dos lados de la ecuación calórica: por un lado, reduce el número de calorías que ingieres, y por otro, aumenta el número de calorías que quemas, creando como resultado un déficit calórico que es el único modo eficaz y sostenible de quemar grasa corporal. Cómo hacer ayuno intermitente por primera vez Cada uno tenemos nuestras pautas de alimentación y hay que recordar que no hay una sola pauta correcta (no, no es mejor hacer cinco comidas, y el desayuno no es la comida más importante del día). Por eso, es posible que hacer un ayuno intermitente por primera vez no sea igual de fácil para todo el mundo, y que a algunos les produzca incluso cierta ansiedad pasar tantas horas sin comer. Si es tu caso, empieza por dividir toda tu ingesta calórica en tres comidas: desayuno, comida y cena. Una vez que te acostumbres, ve disminuyendo poco a poco las calorías del desayuno, de forma que cada vez te sea más fácil prescindir de él. Así terminarás reuniendo todos los nutrientes en solo dos comidas, comida y cena. Una app que te ayuda a ayunar Por supuesto, hay una aplicación para esto también: se llama Zero y está diseñada para ayudarte a sincronizar las horas de ayuno con tu ritmo circadiano utilizando como referencia las horas de luz y de oscuridad. La idea es que las horas de ayuno se adapten a tus ritmos biológicos, de forma que ese modo de reparación celular en el que entra el cuerpo en los ratos en que no comes sean todo lo eficaces posible. Si bien esto no es necesariamente mejor, quizá sí haga que mantener el ayuno durante esas horas te resulte más fácil. Imágenes | UnsplashEn Xataka | Dieta disociada para adelgazar: lo que dice la ciencia sobre la dieta más buscada También te recomendamos Conquistados por el estómago: un puñado de bacterias 'deciden' cada día qué es lo que nos apetece comer La gran guerra en la ciencia de la nutrición sobre adelgazar: dietas bajas en grasas vs dietas bajas en hidratos Así serán las smart cities en 2025 de acuerdo a tres estudios, dos directivos y un profesor - La noticia En Silicon Valley proponen el ayuno intermitente para adelgazar, la ciencia no lo ve tan claro fue publicada originalmente en Xataka por Rocío Pérez .

Leer más »

Pripyat antes y después de Chernobyl: así es la ciudad de la Central 32 años después del accidente

Pripyat fue una ciudad utópica dentro de la antigua Unión Soviética. Construida junto a la Central Nuclear de Chernobyl, contaba con todos los lujos modernos que el gobierno soviético podía ofrecer, y sus tiendas no se vaciaron ni en las épocas más duras. Sin embargo, su destino cambió para siempre el 26 de abril de 1986, llevándose la peor parte del que está considerado el peor accidente de la historia de la energía nuclear. Hoy vamos a ver el antes y el después de esta ciudad ucraniana gracias a las imágenes del proyecto Forgottenisland.net. Empezó como una web en la que mostrar lugares abandonados, pero que se ha convertido en un portal casi enteramente dedicado a documentar cómo es Pripyat a día de hoy, 32 años después del desastre nuclear. El responsable de este proyecto es Kamil, un fotógrafo polaco que lleva 15 años viviendo en un pequeño pueblo de Escocia. Siendo Polonia un país vecino de Ucrania, Kamil lleva desde niño oyendo hablar del accidente de Chernobyl, lo que ha hecho crecer en él una fascinación y el interés por tratar de mostrarnos cómo ha cambiado la zona con el paso de los años. Pripyat y Chernobyl antes y después del accidente El recorrido empieza en el centro de la ciudad de Pripyat, en la que hace unas décadas era una de sus grandes avenidas con arbustos bien podados y calles en perfecto estado. Hoy, el lugar ha sido invadido por unos árboles que han empezado a levantar el pavimento, dándole al lugar un aspecto desolado. Como si el ser humano hubiera estado lejos más tiempo del que realmente ha estado. Muy cerca tenemos el Palacio de la Cultura Energetik. Está ubicado en el centro de la ciudad, en la plaza Lenin, con su icónica noria situada en la parte trasera del edificio. Estos Palacios de Cultura fueron centros comunitarios establecidos durante la era soviética. El nombre Energetik tiene dos significados, ya que puede referirse tanto a "enérgico" como a "trabajador de planta de energía". En esta fotografía también podemos ver el Palacio de la Cultura Energetik de Pripyat, pero en ella se refleja de una manera mucho más dura la manera en la que ha cambiado la ciudad desde que quedó abandonada tras el accidente de Chernobyl. Antes, en esta plaza y frente al Palacio de Cultura se reunían jóvenes y niños en todo tipo de celebraciones, algo que es poco probable que vuelva a pasar en las próximas décadas. El parque de atracciones de Pripyat nunca llegó a inaugurarse. Su puesta en marcha estaba prevista para el 1 de mayo de 1986 coincidiendo con el Día del Trabajador, pero el 26 de abril estalló el reactor 4 de la Central nuclear de Chernobyl. Esta coincidencia ha hecho del parque en general y de su noria en particular uno de los mayores símbolos del triste destino de esta ciudad. El Restaurante de la Plaza Principal de Pripyat era el único de la ciudad, por lo que puedes imaginar que para quienes subían y bajaban por estas escaleras era un día especial. Hoy sin embargo las paredes han empezado a deteriorarse, y junto a las escaleras han nacido infinidad de árboles que hace tres décadas ni siquiera estaban ahí. El Hotel Polissya e uno de los edificio más altos de Pripyat, y uno de los símbolos del desastre nuclear. Fue construido en 1975 para alojar a las delegaciones de la Unión Soviética y los huéspedes que quisieran visitar la Central Nuclear, por lo que su abandono es el recordatorio eterno de que ya nadie se acerca a ella. Las calles de al lado del hotel estaban perfectamente cuidadas, y de fondo se podían ver alguno de los otros grandes edificio de la ciudad. Ahora, sin embargo, lo único que vemos son los árboles del bosque que está creciendo en medio de la ciudad. En esta foto vemos lo que queda de la piscina ‘Lazurny’ de Pripyar, que siguió abierta durante años después del accidente de Chernobyl al convertirse en una zona en la que los liquidadores trataban de relajarse y socializar después del trabajo. Ahora ya hace muchos años que nadie la utiliza, y ha sido engullida por los árboles. En sus días de esplendor, la piscina era un lugar pulcro, luminoso y espacioso. Ahora es un edificio en ruinas con los cristales rotos, las paredes levantadas y los techos caídos. No queda agua, y aunque quedase dudo mucho que nadie quisiera seguir bañándose en ella. Las tiendas en Pripyat estaban entre las mejores de la Unión Soviética, e incluso en los años de más necesidad los empleados de la industria nuclear nunca necesitaron hacer colas. Una muestra de este poderío estaba en el arte que las rodeaban, unos bellos mosaicos que han sido engullidos por la naturaleza, pero que nos siguen recordando que estamos en las ruinas de la que fuera una ciudad utópica. También tenemos el supermercado Univermag en la calle Druzhby Narodod, aunque puede que si hoy decides visitarlo te cueste verlo. Y es que las que antaño fueron unas calles perfectamente cuidadas por las que los compradores paseaban cada día, hoy es prácticamente un bosque. Abandonada en medio de los árboles nos encontramos la que hace unas décadas era la estación de autobuses de Pripyat. Como puedes imaginar, hoy ya no quedan ni autobuses ni ninguna persona que los espere, aunque el edificio sigue estando con su estructura perfectamente reconocible. El Café Portuario de Pripyat era un lugar perfectamente cuidado, y con un bonito jardín frente a él que hoy ha desaparecido. También vemos que a su alrededor, como casi en todos los edificios de la ciudad, han crecido varios árboles que amenazan con sepultarlo. Y si hay un café portuario es porque al lado tenemos el Puerto de Pripyat, que antaño era una zona perfecta para pasear y disfrutar de una bonita tarde. Hoy sin embargo es casi un campo de minas en el que podemos encontrarnos con algunas embarcaciones y maquinarias abandonadas y muy radiactivas. Hasta el desastre de abril de 1986, el cine Prometheus de Pripyat era uno de los lugares más populares de la ciudad para reunirse y tener una tarde de ocio viendo películas o disfrutando de su cafetería interior. Hoy su bonita entrada sigue haciendo de recordatorio de lo efímero que puede ser nuestro estilo de vida. Y acabamos con el monumento "Friendship of the Nations", situado en la calle con el mismo nombre. A su lado había grandes apartamentos y cuidadas calles, y ahora sólo quedan árboles creciendo a sus anchas entre el monumento y los edificios. Una última visita aérea Postcards from Pripyat, Chernobyl from Danny Cooke on Vimeo. Hace cuatro años os enseñábamos un vídeo que se había hecho visitando Pripyat a vista de dron, y nos ha parecido que recuperarlo es una de las mejores maneras para terminar este recorrido. En él no vemos imágenes del ayer, pero si vemos otros edificios emblemáticos como la montaña rusa abandonada del pequeño parque de atracciones de la ciudad. Vía | Forgottenisland.netEn Xataka | La decadencia de los restos de Chernobyl como nunca: a vista de drone También te recomendamos Así serán las smart cities en 2025 de acuerdo a tres estudios, dos directivos y un profesor "Mi botón nuclear es más grande que el tuyo": cómo funciona el sistema que puede desencadenar el apocalipsis atómico Treinta días después de que una explosión nuclear destruya Manhattan - La noticia Pripyat antes y después de Chernobyl: así es la ciudad de la Central 32 años después del accidente fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Leer más »