Inicio / Tecno / Así es el primer vehículo eléctrico y autónomo de Sony, que además está equipado con realidad mixta y cinco pantallas 4K

Así es el primer vehículo eléctrico y autónomo de Sony, que además está equipado con realidad mixta y cinco pantallas 4K

Lo conocimos como concepto en 2017 y ahora es una realidad. Se llama Sociable Cart SC-1 y es el primer vehículo eléctrico y autónomo de Sony, el cual ha sido fabricando en colaboración con Yamaha Motors. Se trata de un mini autobús diseñado para ser usado en parques de atracciones, campos de golf, centros comerciales o lugares de entretenimiento.

Además de ser un medio de transporte, Sony lo ha dotado de tecnología para ofrecer experiencias de realidad mixta a los pasajeros, con imágenes y gráficos que se superpondrán sobre lo que perciban las cámaras del vehículo en el exterior.

Transporte y experiencia inmersiva

De acuerdo a la información, el Sony Sociable Cart SC-1 tiene una capacidad para cinco pasajeros y no cuenta con cabina para un conductor. No tiene ventanas y en el interior sólo encontramos una pantalla de 49 pulgadas 4K y un sistema de sonido envolvente, con el que se busca ofrecer experiencias inmersivas a los pasajeros.

Probamos el Volkswagen SEDRIC, el coche autónomo de nivel 5 que promete ser tu taxi del futuro En Xataka Probamos el Volkswagen SEDRIC, el coche autónomo de nivel 5 que promete ser tu taxi del futuro

El vehículo tiene la capacidad de moverse a una velocidad máxima de 19 km/h, tiene un motor eléctrico y su batería es intercambiable, por lo que no necesitará detener su operación cuando se quede sin energía.

En el exterior encontramos cuatro pantallas 4K de 55 pulgadas, las cuales mostrarán publicidad de una forma peculiar, ya que los anuncios que se publiquen dependerá de la gente que esté a su alrededor. Y es que el Sony Sociable Cart SC-1 está equipado con cámaras con inteligencia artificial que detectan el sexo y la edad de las personas para mostrarles anuncios personalizados.

Para el sistema autónomo, el Sociable Cart SC-1 cuenta con sensores LiDAR y ultrasónicos, además de cámaras y sensores de imagen. Según Sony, los sensores de imagen cuentan una gran sensibilidad que hacen que el vehículo se pueda mover en condiciones de poca luz sin necesidad de tener faros.

Sony Sociable Cart Sc 1 2

La idea de Sony era poder añadir conexión 5G a través de una alianza con Docomo, pero en esta primera versión comercial no se incluye, aunque no ha sido descartada del todo para futuras versiones del modelo.

El Sony Sociable Cart SC-1 entrará en operación este 1 de noviembre como proyecto piloto en Kanucha Bay Resort y en el Jardín Botánico, ambos en la ciudad de Okinawa, Japón. En un inicio se ofrecerá una experiencia bautizada como 'Moonlight Cruise', que será "un paseo por un paisaje nocturno y de cielos estrellados sobrenaturales". Más adelante se estrenará la segunda experiencia de nombre 'Night Aquarium'.

La idea de Sony es seguir colaborando con Yamaha para fabricar más de estos vehículos y desplegarlos en varios sitios dentro de Japón, esto gracias a alianzas con centros de entretenimiento, por lo que hasta el momento no hay planes de ponerlo a la venta fuera de aquel país.

Sony Sociable Cart Sc 1 1

También te recomendamos

Razer y NIO unen fuerzas para dar vida a un alucinante y exclusivo coche eléctrico para gamers en formato SUV

HET, el motor para coches eléctricos que presume ser eficiente, ligero, tres veces más potente y con el doble de par

Con un patinete eléctrico de tres ruedas con mecanismo de inclinación integrado es como Yamaha quiere cambiar la movilidad urbana


La noticia Así es el primer vehículo eléctrico y autónomo de Sony, que además está equipado con realidad mixta y cinco pantallas 4K fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Chequea también

La maravilla tecnológica de tener un retrete más resbaladizo que el teflón

"Estamos muy felices de ver con qué facilidad se desliza la materia fecal por nuestra superficie recubierta", explicaba Tak-Sing Wong de la Universidad Estatal de Pensilvania demostrando dos cosas: que no hay nada más libre que la felicidad y que la ciencia tiene mucho que aportar en las cosas más insospechadas. Porque, aunque parezca algo casi cómico, desarrollar un recubrimiento para inodoros en aerosol capaz de reducir incluso la adhesión de los excrementos más pegajosos hasta un 90% tiene un enorme potencial. Sobre todo, en países en vías de desarrollo. La pendiente resbaladiza Paul Green En 2015, unos investigadores de la Universidad de Cranfield en Reino Unido llamaron a Wong para preguntarle por un retrete. No hace falta decir que todo el conocimiento que Wong podía tener del mundillo era a nivel de usuario. Pero sí que sabía (y mucho) sobre formas de repeler sustancias pegajosas. En Xataka Deposiciones, excrementos y demás porquería: brevísima historia fecal de los retos (sociales y sanitarios) que quedan por resolver En Cranfield, mientras trataban de diseñar un inodoro de uso sencillo en paísis con problemas de estrés hídrico y malos sistemas sanitarios, se dieron cuenta de que había muchos desechos que se acumulaban en ellos y los convertían en un foco de infecciones. El resultado de la colaboración es un aerosol llamado "Less" (Liquid Entrenched Smooth Surface). El sistema tiene dos partes: una capa base que se adhiere a la superficie del inodoro y tiene una serie de nanopelos mil millones más delgados que un cabello humano; y una fina capa de aceite de silicona que hace resbalar las sustancias, pero queda atrapada por los nanopelos. Y todo en menos de cinco minutos. Lo más divertido, de todas formas, fueron las pruebas que necesitaron para probar si los resultados eran buenos. En un primer momento, imitaron la caída fecal con un dispositivo que vertía material de distintas texturas con un ángulo 45 grados a una altura de 40 centímetros. Pero, posteriormente, recogieron las heces de tres voluntarios para probar el sistema con el mayor realismo posible. Naturales o artificiales, los investigadores midieron la cantidad de agua que se necesitaba para limpiar las superficies de ellas. Y los resultados, según publica Nature Sustainability, apuntan a una mejora de un 90% que un inodoro igual sin recubrimiento. Más de 141 mil millones de litros de agua dulce se utilizan para descargar los inodoros cada día, reducir esa cantidad un 90% puede ser la mejor noticia que ha recibido la salud pública mundial en bastante tiempo. Imagen Gabor Monori También te recomendamos “Estamos entrenando a amas de casa y camareros”: los españoles que se preparan para lo que pueda pasar Por qué el agua caliente puede llegar a congelarse antes que la fría: esta es la explicación del efecto Mpemba Almería a la cabeza de la búsqueda de agua en el espacio exterior: Calar Alto detecta dos candidatos muy cercanos a la Tierra - La noticia La maravilla tecnológica de tener un retrete más resbaladizo que el teflón fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .

Así es ‘Big Carl’, la grua más grande del planeta gracias a sus 250 metros de altura y capacidad de carga de hasta 5.000 toneladas

Fue bautizada como SGC-250, que significa "Grua Gigante de Sarens 250", pero debido a que se trata de toda una maravilla tecnológica lo mejor era buscarle un nombre más familiar: 'Big Carl', la que hoy día es la grúa más grande del mundo. Aunque su aspecto se sale un poco del diseño tradicional de lo que es una grúa, 'Big Carl' es todo un prodigio de la ingeniería moderna, la cual significó un importante avance tanto en los procesos de desarrollo como de construcción. El responsable de este monstruo es Sarens, una compañía belga que se dedica al alquiler de grúas en todo el mundo. En Xataka Bagger 288, así es la colosal máquina considerada el vehículo terrestre más grande del planeta Su primera misión: construir la primera central nuclear del Reino Unido en 30 años 'Big Carl' es un monstruo con especificaciones de infarto. Por ejemplo, cuenta con una altura máxima de 250 metros, es capaz de cargar 5.000 toneladas, lo que la coloca como la más grande del mundo tanto en tamaño como en resistencia. Su configuración el permitirte moverse y hacer operaciones de giro y elevación de 360 grados sobre su propio eje. Y está impulsado por 12 motores que se agrupan en 6 unidades de potencia. El contrapeso de 'Big Carl' son 52 contenedores de 100 toneladas cada uno, lo que le permite tener esa gran capacidad de carga. Ahora mismo 'Big Carl' está en Somerset, en Reino Unido, donde se encargará de la construcción de Hinkley Point C, la que será la primera planta nuclear de Reino Unido en 30 años. En septiembre pasado iniciaron los trabajos para enviar a 'Big Carl' desde Bélgica hasta Reino Unido, lo que significó un mes de trabajos y 250 camiones para transportar todas sus partes, esto sin mencionar los trabajos de montaje. La idea es que la central esté lista para 2025 y cuenta con un presupuesto de 25.400 millones de dólares. Para la operación de 'Big Carl' se tuvieron que instalar poco más de seis kilómetros de raíles, por donde se desplaza la grúa a todos los sitios de la obra. Esta vía cuenta tanto con zonas rectas como circulares en cada punto, para que así la grúa tenga libertad de movimiento en 360 grados. En la obra operarán otras 53 grúas, pero 'Big Carl' será la única que trabajará durante las noches. Su trabajo consistirá principalmente en mover estructuras de hormigón, acero y los equipos de reactores para la central. Se estima que la grúa levantará los 600 elementos más pesados y grandes de la planta, los cuales fueron prefabricados y enviados al sitio de la obra. También te recomendamos Puntos de carga para coches eléctricos en todo nuevo hogar: la idea del gobierno británico para alcanzar su meta de cero emisiones Reino Unido ya no está "libre de sarampión": después de que en 2018 la enfermedad volviera con fuerza, la OMS ha movido ficha Más de la mitad de los profesionales de IA del Reino Unido siente que su trabajo podría ser perjudicial para la sociedad - La noticia Así es 'Big Carl', la grua más grande del planeta gracias a sus 250 metros de altura y capacidad de carga de hasta 5.000 toneladas fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .