Inicio / Tecno / La gran obra de ingeniería humana no son puentes, presas o túneles: está dentro de nuestro cuerpo y por fin empezamos a entenderla

La gran obra de ingeniería humana no son puentes, presas o túneles: está dentro de nuestro cuerpo y por fin empezamos a entenderla

Hay muchas cosas que no sabemos. A veces es porque son cosas lejanas, perdidas en los confines del universo o en el fondo de las fosas más profundas; otras veces porque son detalles minúsculos que viven en mundos cuánticos donde las leyes que conocemos se deshacen en un mar de paradojas. Luego están esas preguntas que tenemos al alcance de la mano, pero que permanecen ocultas porque nos falta tecnología para estudiarlas correctamente.

La pregunta de "¿Cómo se organiza un pequeño grupo de células para convertirse en un pulmón, en un cerebro o un hígado?" es una de esas preguntas. Aunque se trata de un período crítico del desarrollo, no teníamos ningún sensor lo suficientemente pequeño, flexible y preciso como para analizar esa pequeña obra de ingeniería sin causar daños en las células que lo protagonizan. Al menos, según se publica en NanoLetters, no los teníamos hasta ahora.

Organoides ciborgs

Building Cyborg Organoids Highrez 1

Un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard (SEAS) ha desarrollado un enfoque nuevo creando organoides (órganos simplificados que se usan en la investigación biomédica como modelos de investigación) totalmente integrados con sensores nanométricos. El resultado nos da la oportunidad de examinar las primeras etapas de desarrollo de los órganos de una forma radicalmente nueva.

Estos robots están cultivando órganos microscópicos para encontrar nuevos tratamientos contra enfermedades imposibles En Xataka Estos robots están cultivando órganos microscópicos para encontrar nuevos tratamientos contra enfermedades imposibles

Es algo que Jia Liu, asistente profesor de bioingeniería en John A. Paulson School of Engineering and Applied Sciences y autor principal del estudio, lleva rumiando desde la escuela secundaria cuando quedó realmente impresionado al estudiar que un puñado de estructuras en dos dimensiones eran capaces de formar complejísimas estructuras tridimensionales en muy poco tiempo.

Con su equipo, Jia Liu empezó a pensar que “si pudiéran desarrollar un dispositivo nanoelectrónico que fuera tan flexible, elástico y suave que pudieran crecer junto con el tejido en desarrollo de forma natural, los sensores integrados podrían medir toda la actividad de este proceso de desarrollo".

El resultado ha sido una malla de líneas rectas con una estructura similar a la que se utiliza en la electrónica portátil sobre la que el equipo colocó una hoja bidimensional de células madre. Una vez biología y electrónica se entrelazaron, solo hubo que esperar a que el proceso de desarrollo siguiera su curso para conseguir "tejidos con un dispositivo a nanoescala completamente distribuido e integrado en todo su volumen 3D".

El secreto de los colores lo guarda un ojo cultivado en una placa de petri En Xataka El secreto de los colores lo guarda un ojo cultivado en una placa de petri

Gracias a ello, los investigadores pudieron monitorizar y estudiar la actividad electrofisiológica de los órganos durante 90 días permitiendo entender mejor la dinámica por la cual "las células individuales comienzan a interactuar y sincronizarse durante todo el proceso de desarrollo".

Esta es una investigación realmente interesante y no solo porque nos abre las puertas a entender cómo funcionan el desarrollo de órganos tan críticos como el corazón o el páncreas. También porque los organoides tienen un papel central en la búsqueda de tratamientos farmacológicos y si esta técnica se consolida podremos saber cómo actúan los medicamentos en los órganos con un nivel de precisión realmente increíble.

Imagen | Robina Weermeijer

También te recomendamos

El teléfono plegable de Samsung llegaría en marzo de 2019, se llamaría 'Galaxy F' y no sería nada barato

El smartphone plegable de Samsung aparecerá antes de lo que pensábamos: en noviembre durante la SDC 2018

El smartphone plegable de Samsung será una tablet que podremos poner en nuestro bolsillo, según el CEO de la compañía


La noticia La gran obra de ingeniería humana no son puentes, presas o túneles: está dentro de nuestro cuerpo y por fin empezamos a entenderla fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .

Chequea también

Subir fotos que ocupen lo mínimo y con poca cobertura son dos de los grandes retos de Facebook: así lo consiguen con Spectrum

En 2013, cuando Facebook "solamente" contaba con 1228 millones de usuarios mensuales activos (frente a los más de 2.400 millones actuales), la compañía compartió que a la plataforma se subían 350 millones de fotos cada día. Desde entonces, las necesidades de infraestructura en ancho de banda para soportar tanta carga y descarga de imágenes y vídeos no han dejado de crecer, pues además de los usuarios, también ha crecido el número de smartphones, y con ello, el número de fotos hechas al día. Tantos millones de fotos subidas desde móviles suponen varios retos. El primero es que incluso en redes de baja calidad, como las presentes en zonas rurales o remotas de por ejemplo la India, la foto pueda subirse en el menor tiempo posible y sin perder calidad. El segundo reto es que el espacio ocupado en la red de servidores de Facebook y en la tarifa de datos del usuario al subir y al visualizar sea lo menor posible. Buscando solucionar toda esta problemática, en el seno de Facebook nació Spectrum. Una solución para que subir fotos desde el móvil sea posible en casi cualquier circunstancia Spectrum es una librería de procesamiento de imágenes open source, desarrollada por el equipo de Infraestructura de imágenes de Facebook con la meta de que, como decíamos, la subida de imágenes sea mucho más ligera, y por tanto efectiva. Está diseñada para las aplicaciones de Facebook de iOS y Android, pero dada su naturaleza de código abierto, cualquier desarrollador puede utilizar Spectrum como desee, incluso modificándola para adaptarla a sus necesidades. En Xataka El Open Source arrasa y vive una época dorada, pero también hay algo de postureo Para lograr el objetivo final de que la subida de nuestras fotos sea más ligera, Spectrum realiza una transcodificación en local en el dispositivo (nuestro smartphone) para reducir el tamaño, tratando de mantener a la vez la máxima calidad de imagen. Una vez aligerado el tamaño de las imágenes, Facebook las sube. Según nos contaron Alexander Oprisnik y Daniel Hugenroth, desarrolladores de Spectrum, el problema al que se suelen enfrentar los desarrolladores para construir un proceso de compresión de imágenes multiplataforma es que los archivos de salida pueden diferir enormemente entre una plataforma y otra. Utilizar directamente librerías como MozJpeg (el encoder de Mozilla), comentan desde el equipo, requiere escribir código nativo en C y C++, lo que supone mucho esfuerzo y mantenimiento extra, frente al paquete más fácil de implementar que firman que Spectrum proporciona. Curiosamente, su núcleo sí está escrito en C++. Por defecto, Spectrum utiliza Mozilla JPEG para comprimir, lo que reduce el tamaño de las subidas hasta un 15% Al hablarnos de la librería, los desarrolladores de Spectrum, pusieron mucho énfasis en que al usar una API declarativa, los desarrolladores no tienen que pensar en los pasos intermedios, sino solamente en las propiedades de los archivos de salida que se quieren conseguir en función de la plataforma. Con esto, Spectrum elige en base a unas preferencias cómo hacer el proceso de transcodificación de la imagen. Por ejemplo, la herramienta está escrita para que al girar una imagen JPEG, el proceso se realice sin pérdida. A ello ayudan unas "recetas" contenidas en los plugins (de JPEG y otros formatos) que indican cómo elegir la mejor secuencia posible para las solicitudes. Spectrum ordena las recetas priorizando las que aportan mayor eficiencia y conversión con menor pérdida. Asimismo, la herramienta soporta integración con librerías como la mencionada MozJpeg o libpng y libwebp, más allá de APIs generales de cada plataforma. Esto permite que los desarrolladores accedan a recursos que requieren más potencia computacional y son más intensivos energéticamente, es decir, que consumen más batería de nuestro dispositivo, pero reducen más aún el tamaño del archivo, que es el objetivo final. Sobre todo, insistían, es la meta al lidiar con redes móviles de baja calidad en países emergentes, donde aún es común encontrar el 2G. En resumen, lo que Facebook ofrece es un paquete para desarrolladores de iOS y Android con APIs para Java para el sistema de Google y Objetive-C para el sistema de Apple. Facilita el trabajo y pone un buen sistema de compresión al alcance de desarrollos que requieren tratar con imágenes, pero cuyos responsables no son expertos en la materia. Un aspecto interesante de Spectrum es que se desarrolla en Europa, en la sede londinense de Facebook, que ocupa un lugar destacado por las soluciones de seguridad que aporta a nivel mundial. Allí conocimos los detalles de Spectrum de manos de destacados ingenieros de software del equipo de Infraestructura de imágenes, que también han estado involucrados en el desarrollo de Fresco. Se trata de otra librería open source de gestión de imágenes en aplicaciones que utilizan Wikipedia o Twitter, entre otras. Cuando acabamos la charla, también nos interesamos por el hecho de si Instagram utilizaba Spectrum para la compresión de imágenes. Es un punto polémico, porque históricamente, y ahora en las Stories, Instagram hace que las fotos subidas a Android luzcan peor (o mucho peor) que las de iOS, algo especialmente palpable en Stories. Nos contaron que Instagram no utiliza Spectrum, y no conocen los detalles sobre por qué la compresión difiere entre ambas plataformas móviles. También te recomendamos El Open Source arrasa y vive una época dorada, pero también hay algo de postureo WhatsApp, Instagram y Facebook no funcionan correctamente: están dando problemas en varias partes del mundo [Actualizado] Soy programador y esto es lo que creo sobre si la inteligencia artificial podrá quitarme el trabajo - La noticia Subir fotos que ocupen lo mínimo y con poca cobertura son dos de los grandes retos de Facebook: así lo consiguen con Spectrum fue publicada originalmente en Xataka por Antonio Sabán .

Las 12 majestuosas fotos ganadoras del concurso de fotografía astronómica 2019 del Royal Observatory Greenwich

Sin duda, la astrofotografía suele ser uno de los tipos de fotografía más espectaculares y también de los más complicados, ya que el retratar aquellos objetos o fenómenos que están y ocurren fuera de nuestro planeta no es una tarea sencilla. Por ello cuando se consigue, y además con buenos resultados, estas fotografías captan nuestra atención casi de forma inmediata. El Royal Observatory Greenwich acaba de dar a conocer los ganadores del prestigioso concurso del Fotógrafo Astronómico del Año 2019, el cual se realiza con el apoyo de Insight Investment y BBC Sky at Night Magazine. Para esta undécima edición, el concurso recibió por primera vez más de 4.600 inscripciones provenientes de 90 países de todo el mundo. Este año el Insight Investment Astronomy Photographer of the Year se dividió en diez categorías principales: 'Fotógrafo Joven', 'Estrellas y Nebulosas', 'Skyscapes', 'Foto robótica', 'Planetas, Cometas y Asteroides', 'Gente y Espacio', 'Nuestra Luna', 'Nuestro Sol', 'Galaxias' y 'Auroras'. Además, por primera vez en el certamen se dio un premio especial bautizado como 'Sir Patrick Moore', otorgado a la categoría de 'Mejor Recién Llegado'. Para este premio, los jueces eligieron dos ganadores debido al gran nivel de las fotos recibidas. Para aquellos interesados, las 68 fotos finalistas del Insight Investment Astronomy Photographer of the Year 2019 se exhibirán en el Museo Marítimo Nacional, ubicado en Greenwich (Londres), hasta el 26 de abril de 2020. Ahora vamos con las fotos ganadoras. En Xataka Estas son las 13 mejores fotos aéreas de 2018 desde un drone, según el SkyPixel Aerial Storytelling Contest Fotógrafo Joven 'Stellar Flower' de Davy van der Hoeven (11 años). Holanda. Stellar Flower © Davy van der Hoeven (Netherlands). Estrellas y Nebulosas 'Statue of Liberty Nebula' de Ignacio Diaz Bobillo. Argentina. Statue of Liberty Nebula © Ignacio Diaz Bobillo (Argentina). Skyscapes 'Across the Sky of History' de Wang Zheng. China. Across the Sky of History © Wang Zheng (China). Foto Robótica 'Infrared Saturn' de László Francsics. Hungría. Infrared Saturn © László Francsics (Hungary). Planetas, Cometas y Asteroides 'Death of Opportunity' de Andy Casely. Australia. Death of Opportunity © Andy Casely (Australia). Gente y Espacio 'Ben, Floyd and the Core' de Ben Bush. Reino Unido. Ben, Floyd and the Core © Ben Bush (UK). En Xataka Un increíble viaje por el mundo en las 31 mejores fotos ganadoras del concurso nacional de los Sony World Photography Awards 2019 Nuestro Sol 'A Little Fireworks' de Alan Friedman. Estados Unidos. A Little Fireworks © Alan Friedman (USA). Galaxias 'Shells of Elliptical Galaxy NGC 3923 in Hydra' de Rolf Wahl Olsen. Dinamarca. Shells of Elliptical Galaxy NGC 3923 in Hydra © Rolf Wahl Olsen (Denmark). Auroras 'The Watcher' de Nicolai Brügger. Alemania. The Watcher © Nicolai Brügger (Germany). Premio 'Sir Patrick Moore' 'Sky and Ground, Stars and Sand' de Shuchang Dong. China. Sky and Ground, Stars and Sand © Shuchang Dong (China). 'The Jewels of Orion' de Ross Clark. Reino Unido. The Jewels of Orion © Ross Clark (UK). Nuestra Luna y Gran Ganador del Concurso 'Into the Shadow' de László Francsics. Hungría. Into the Shadow © László Francsics (Hungary). También te recomendamos Esta increíble imagen de la Luna tiene 400 megapíxeles y consta de más de un millón de fotos 150.000 fotografías para crear esta alucinante imagen que nos muestra los colores ocultos de la Luna Estas son las 19 increíbles imágenes ganadoras del concurso de fotografía de astronomía 2018 - La noticia Las 12 majestuosas fotos ganadoras del concurso de fotografía astronómica 2019 del Royal Observatory Greenwich fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .