Inicio / Tecno / Router Wi-Fi 6, ¿cuál comprar? Consejos para escoger el mejor

Router Wi-Fi 6, ¿cuál comprar? Consejos para escoger el mejor

El estándar Wi-Fi 6 no lleva ni un año entre nosotros, pero ya ha sido suficiente para que veamos en el mercado los primeros routers compatibles con esta nueva conexión inalámbrica. Los fabricantes ya han sacado diferentes modelos de routers que aprovechan las características de Wi-Fi 6, como por ejemplo mejor eficiencia y gestión de redes saturadas por demasiados dispositivos conectados.

Qué es exactamente Wi-Fi 6

Antes de adentrarnos en los factores a tener en cuenta a la hora de escoger un router Wi-Fi 6, hay que conocer qué es exactamente Wi-Fi 6. Hasta ahora estábamos acostumbrados a escuchar 802.11ac o 802.11n por ejemplo, pero Wi-Fi Alliance ha puesto fin a estas nomenclaturas liosas para pasar a llamar simplemente Wi-Fi 4, Wi-Fi 5, Wi-Fi 6… y así sucesivamente a los estándares de conexión. De este modo, Wi-Fi 802.11n ahora es Wi-Fi 4, Wi-Fi 802.11ac es Wi-Fi 5 y Wi-Fi 802.11ax es Wi-Fi 6.

El estándar Wi-Fi 6 se ratificó a inicios de 2019 y entre otros detalles cuenta con ventajas como mejores tasas de transferencia y compatibilidad con los estándares anteriores. Pero los cambios importantes los encontramos a la hora de conectar muchos dispositivos a la red ya que mejora la capacidad de la red y rinde mejor en redes congestionadas. También vemos una mayor eficiencia energética con respecto a los estándares anteriores.

Qué es WiFi 6 y por qué va a mejorar tu red WiFi de casa (o cuando te conectes a una pública) En Xataka Qué es WiFi 6 y por qué va a mejorar tu red WiFi de casa (o cuando te conectes a una pública)

Compatibilidad con OFDMA

Estamos hablando de la gran mejora que traen los routers Wi-Fi 6, compatibilidad con la tecnología OFDMA. OFDMA hace referencia a Orthogonal Frecuency Division Multi Access y básicamente se trata de una tecnología que permite al router subdividir la señal en partes más pequeñas y destinar cada una de ellas a un dispositivo independiente. el resultado de esto es mejorar enormemente la conexión por Wi-Fi entre router y dispositivo.

Img 2 Transferencia sin y con OFDMA. Vía TP-Link.

Si vamos a comprar un router Wi-Fi 6 es primordial comprobar que cuenta con compatibilidad OFDMA. De este modo podrá trocear la señal en señales más pequeñas y apuntar cada una de ellas a un dispositivo independiente. Evitaremos que al red se congestione si hay muchos dispositivos conectados a la vez en el hogar, algo que es cada vez más común.

Compatibilidad con MU-MIMO

OFDMA trabaja de forma estrecha con la tecnología MU-MIMO. En versiones anteriores del estándar Wi-Fi sólo disponíamos de SU-MIMO (single user), ahora tenemos MU-MIMO (multi user). Esto permite al router la transmisión de flujos de datos de forma simultánea entre diferentes dispositivos, algo que antes era imposible y sólo se hacía de uno en uno a la vez. En otras palabras, un router con MM-MIMO envía y recibe datos de varios dispositivos a la vez más rápido.

Tal y como estamos viendo, las mejoras de Wi-Fi 6 están pensadas para los usuarios que disponen de muchos dispositivos conectados a una misma red inalámbrica. MU-MIMO mejora drásticamente la conexión si hay varios teléfonos, ordenadores y otros dispositivos conectados y funcionando a la vez. Junto a OFDMA, son las dos tecnologías esenciales que necesitamos en un router Wi-Fi 6.

Compatibilidad con coloración BSS

La tercera de las características de un router Wi-Fi 6 que debemos tener en cuenta para mejorar la conectividad en la red local es el color BSS. Esta nueva tecnología del estándar Wi-Fi 6 asigna a cada red Wi-Fi un "color" (en realidad un número) para que las redes adyacentes que transmitan en el mismo canal Wi-Fi identifiquen más rápidamente la red. Simplificándolo mucho: reduce las interferencias y aumenta la velocidad de conexión entre router y dispositivo cuando hay muchos dispositivos y varias redes en el entorno.

Img 3 Conexión sin y con coloración BSS. Vía TP-Link.

Conexiones por cable y antenas

No todo son conexiones inalámbricas. A la hora de comprar un router Wi-Fi 6, especialmente si lo tenemos cerca del escritorio de trabajo u otros dispositivos "fijos" como un ordenador o una TV, es interesante ver qué conexiones por cable ofrece. Evidentemente todos traerán puertos Ethernet a los que conectar un cable para conectarse más rápidamente y de forma directa a Internet. Pero hay más puertos que interesaría tener, tenemos por ejemplo routers con puertos USB-C, no solamente permiten conectarse a la red sino también ofrecer energía al dispositivo que se conecta.

Img 5

El otro aspecto a tener en cuenta son la cantidad de antenas que trae el router. Estos routers Wi-Fi 6 no son especialmente disimulables, suelen venir con muchas antenas ya que están pensados para aportar rendimiento antes que diseño. ¿Cuantas más antenas mejor? Suena a tópico, pero lo cierto es que suele ser verdad. Si dispone de diferentes antenas podemos dirigir cada una de ellas hacia un punto del hogar donde nos interese mejorar la señal.

El consumo energético

El último apartado que debemos tener en cuenta en los routers Wi-Fi 6 (y en la mayoría de dispositivos electrónicos) es el del consumo energético. Es interesante apostar por un modelo que tenga un consumo moderable, no van a consumir como un ordenador o una TV, pero por pequeño que sea el consumo al final suma junto al resto de dispositivos del hogar. Algunos modelos incluso cuentan con la posibilidad de entrar en modo reposo parcialmente, por lo que pueden ser muy buena opción.

Qué router Wi-Fi 6 comprar

Los routers Wi-Fi 6 son realmente una "novedad" en el mercado, del mismo modo que el estándar Wi-Fi 6 lo es. Por lo tanto, de momento vamos a encontrar pocos modelos disponibles y con precios más elevados que los routers más tradicionales. Esto es algo normal en tecnologías que están en sus primeras generaciones y aún no se han popularizado. Por otro lado, también debemos tener en cuenta qué dispositivos del hogar tenemos que sean compatibles con Wi-Fi 6 y cuáles lo serán en el futuro.

Img 4 Router ASUS ROG Rapture GT-AX11000.

En cualquier caso, si te interesa un router Wi-Fi 6 hay una serie de modelos interesantes a la venta actualmente. Uno de ellos es el ASUS ROG Rapture GT-AX11000, una bestia pensada especialmente para entornos gamers, aunque se le puede sacar provecho a su potencia en cualquier entorno. Tiene un precio de 400,78 euros en Amazon. Por otro lado encontramos el Netgear Router WiFi RAX80 con un diseño más disimulado y un precio más reducido, a 279,99 euros en Amazon. Para finalizar, TP-Link Archer AX6000 es otra muy buena opción, en esta ocasión el precio es de 420,93 euros en Amazon.

Imagen | Pexels

También te recomendamos

Este algoritmo usa la señal Wi-Fi para contar las personas que hay en una habitación

Wi-Fi pública, estos son los pasos que sigo para protegerme cuando me conecto a una red pública

Qué mirar antes de comprar un amplificador de señal Wi-Fi


La noticia Router Wi-Fi 6, ¿cuál comprar? Consejos para escoger el mejor fue publicada originalmente en Xataka por Cristian Rus .

Chequea también

Dotar a las máquinas de voluntad de supervivencia las acercará a la ‘IA fuerte’ (y nos forzaría a adoptar leyes de la robótica)

Los neurocientíficos Kingson Man y António Damásio explican, en un artículo recientemente publicado en Nature Machine Intelligence, una obviedad: que las inteligencias artificiales carecen de sentimientos y que, en el mejor de los casos, sólo pueden aspirar a simular artificialmente los mismos, pues "no están diseñados para representar el estado interno de sus procesos de tal manera que les permita experimentar dicho estado en un espacio mental". Pero ¿por qué deberíamos dotar de sentimientos a las IAs? Man y Damásio están convencidos de que hay un modo de dotar de sentimientos a los robots. Al menos de forma indirecta, pues plantean hacerlo a través de la 'implantación' de un único deseo: el de autopreservación; su teoría es que, a partir de ese punto, una inteligencia artificial tendría que desarrollar esos 'sentimientos', una forma de llamar a aquellos comportamientos necesarios que aseguran su propia supervivencia. Se trataría de simular una propiedad biológica, la de la homeostasis; esto es, la capacidad de los propios organismos para permanecer dentro de un estrecho abanico de condiciones consideradas aceptables para mantenerlos con vida (por ejemplo, una determinada gama de temperaturas corporales). Si pudiéramos enseñar a las máquinas qué factores ocupan ese papel en su propia superviviencia (cables conectados, cantidad adecuada de corriente eléctrica, etc), podríamos dotarlas de un comportamiento autoconservador: esto es, dotarlas de un sentido de la vulnerabilidad que les haga sentir 'miedo' de las amenazas a su existencia, y que les 'reconforte' cuando esos factores se restablezcan. En Xataka El día en que las máquinas puedan elegir: la paradoja del libre albedrío en robots El camino a la inteligencia a través del sentimiento Pero, aunque todos podemos percibir las ventajas de lograr esto... ¿por qué habrían de suponer estos 'sentimientos' una mejora cognitiva de la inteligencia artificial capaz de acercarla a una inteligencia general de tipo humano? Man y Damásio parten de la base de que nuestra propia cognición de alto nivel es la consecuencia de la adaptación de la especie humana para resolver de forma más eficiente el problema biológico de la homeostasis. Los investigadores están convencidos de que éste es el ingrediente que haría falta para conseguir una IA equivalente a la humana, en el sentido de que no estaría diseñada únicamente para tareas altamente especializadas, sino que podría desplegarse en toda clase de situaciones, incluso en aquellas no previstas por su programación. Pero la comprensión del propio estado interno, una cierta forma de autoconciencia, es necesaria para permitir que las IAs perciban las amenazas a su existencia, y eso sólo puede 'enseñarse' recurriendo aprendizaje profundo o 'deep learning' y al uso de redes neuronales artificiales, que permiten detectar y clasificar patrones en la entrada de datos. Gracias a esas tecnologías, una IA podría deducir relaciones causa-efecto entre su estado interno y las condiciones externas, igual que lo hace ya entre un determinado movimiento de labios y el sonido emitido al hablar, y el conocimiento dichas relaciones serían la base de sus 'sentimientos', que le llevarían a comportarse de forma creativa, sin basarse en condiciones preprogramadas para cada eventualidad, únicamente buscando su propia homeostasis... o la de aquellos que le rodean. En Xataka El papel de la intuición en el desarrollo de la conducción autónoma (y cómo podemos simularla) Legislar la empatía Entraríamos ahí en un ámbito reservado a las famosas Leyes de Asimov, o a las normas con las que queramos dotarnos en el futuro para estos casos, puesto que es obvio que querremos protegernos de determinadas consecuencias indeseadas de la voluntad de autopreservación de las IAs... sobre todo de aquellas con presencia física, como los robots. Recordemos que, en la ficción de Asimov, y de tantos autores después de él, la autoprotección robótica estaba supeditada a la protección de la homeostasis humana, así como a la obediencia a las órdenes de éstos. Man y Damásio se muestran convencidos de que no nos tendríamos que enfrentar a ninguna Skynet si logramos que las máquinas, "además de tener acceso a sus propios sentimientos, puedan conocer los sentimientos de los demás, es decir, estén dotadas de empatía". Gracias a eso, las 'Leyes de Man-Damásio' (ellos no las llaman así, claro está) para las IAs se reducirían a dos órdenes muy concretas y breves: 1) Siéntete bien y 2) Siente empatía. Entre los seres humanos, los psicópatas se definen por su absoluta incapacidad de 'ponerse en el lugar del otro', es decir, por su ausencia de un elemento tan básico para el resto de nosotros como es la empatía. Y sin embargo, podemos encontrar miles de ejemplos diarios de personas que, aún sintiendo empatía, son capaces de hacer daño a sus semejantes voluntaria o involuntariamente... lo que hace que esta propuesta 'legal' peque de un enorme optimismo. Sin embargo, la propuesta de seguir investigando la relación entre ánimo de autopreservación y el desarrollo de IA general parece más prometedor, a la luz de su investigación. Vía | ScienceNews Imagen | PxHere También te recomendamos La inteligencia artificial nos ayuda a tomar decisiones difíciles, pero tendemos a permitir (y preferir) que decida por nosotros Volver a andar gracias a la IA: Intel busca desarrollar un 'bypass inteligente' para devolver el movimiento a lesionados de médula La fuga de cerebros a EE.UU. frenó las aspiraciones de liderazgo de China en el campo de la IA… pero las tornas ya están cambiando - La noticia Dotar a las máquinas de voluntad de supervivencia las acercará a la 'IA fuerte' (y nos forzaría a adoptar leyes de la robótica) fue publicada originalmente en Xataka por Marcos Merino .

Juegos en el coche: el gaming es también la última tendencia en la industria automovilística

Un reciente estudio de Cisco Systems sugería que la industria automovilística no está satisfaciendo las necesidades de los consumidores en cuanto al nivel tecnológico. Mientras el sector de los móviles ha cambiado radicalmente en la última década con el auge de las pantallas táctiles y la conectividad, en el coche la mayoría de sistemas todavía utilizan controles físicos y tienen un diseño muy rudimentario en comparación con lo que tenemos en tablets, smartphones y ordenadores. En medio de la búsqueda de esta transición, algunos fabricantes han encontrado en los videojuegos una manera de impulsar una renovación en sus vehículos. Marcas como Mercedes o Tesla han empezado a experimentar con juegos en sus coches y ya hay desarrolladores como Ustwo, creadores de títulos como 'Monument Valley', que disponen de todo un departamento enfocado a pensar cómo podrán los videojuegos introducirse en el panel del coche. El problema de crear para tantos sistemas diferentes Tim Smith es el fundador de Ustwo Auto, un equipo dedicado a "explorar la experiencia y el comportamiento del usuario en el coche, el automóvil conectado, autónomo y la movilidad". Porque más allá de crear juegos para móviles, la empresa no deja de ser una compañía de diseño. Durante la celebración del congreso Web Summit en Lisboa, Tim Smith explicó el "increíble potencial de los juegos para los sistemas HMI (Human Machine Interface) en el coche" y cómo esperan "una revolución en el UX y UI en el coche, igual que la hubo en los móviles". Uno de los desafíos de estos controles es cómo adaptarlos sin interferir en la conducción. Y no se trata simplemente de una sugerencia, pues la Comisión Europea establece una serie de requisitos; "El sistema debe estar diseñado para apoyar el conductor y debe ser diseñado de tal manera que la atención al sistema de pantallas o controles siga siendo compatible con la demanda atencional de la situación de conducción". Los actuales diseños de los paneles del coche no ofrecen un uso intuitivo y sencillo, es por eso que desde Ustwo han explorado nuevas formas de controlar el sistema y poder mejorar la experiencia multimedia dentro del coche. Porque una de las preguntas que todos nos realizamos es; ¿cómo vamos a jugar mientras conducimos? La respuesta que nos transmiten es una combinación de varios factores. Por un lado está el auge de la conducción autónoma, que ofrecerá menos demanda atencional sobre la carretera y por otro la mejora de los sistemas de interacción. Buscando el control adecuado Al igual que hoy en día podemos realizar llamadas de voz a través del manos libres, desde compañías como ustwo explican que mediante los sistemas de voz inteligente o el control por gestos inalámbricos podremos interactuar con el sistema sin perder control sobre la conducción, abriendo la posibilidad a crear juegos basados en estos controles. Otras de las posibilidades exploradas para mejorar la interacción sin distraer son mostrar información en el cristal del coche, lo que se conoce como HUD (Head-Up Display), atenuar la luz interior o hacer un seguimiento de párpados cerrados para detectar cuando el conductor puede estar cansado o distraído. Y es que como comenta Tim Smith: "hay una delgada línea entre ser de ayuda y ser una distracción". En Xataka Los fabricantes de coches se empeñan en integrar pantallas táctiles y eso quizás sea una mala idea Conceptos como el Land Rover Discovery o el BMW 'Vision M Next' ya muestran ideas de cómo utilizar cámaras y sensores para incorporar información extra, como si fuera realidad aumentada. Sin embargo los juegos requieren de una interacción y aquí es donde sistemas como Tobii también pueden ser útiles. Tobii es un sistema de seguimiento de los ojos, que ya ha sido probado con coches y juegos. "La integración del seguimiento del ojo en los juegos es revolucionaria, no solo para los propios jugadores sino para los propios desarrolladores", explica Bruce Hawver, CEO de SteelSeries. La interacción no solo funciona en el sentido de que el juego pueda recibir comandos del conductor, también va en dirección contraria. El gaming en el coche no trata únicamente de mostrar cosas en una pantalla, sino en dar una respuesta al conductor entretenida. Durante el Mobile World Congress 2019 de Barcelona, Mercedes mostró una demo del Mario Kart en un coche. En concreto de SuperTuxKart, la variante open source. Pero más allá de lo gracioso que es controlar el juego con el volante o los pedales, desde Mercedes querían dar a entender que estábamos ante "algo más que una videoconsola con ruedas". La respuesta del videojuego se transmite en detalles como que al acelerar, el aire del coche era más potente o que la luz del vehículo se adaptaba en función de si en el juego pasábamos por una cueva, un desierto o un charco de agua. El objetivo de la demostración de SuperTuxKart era mostrar las posibilidades de MBUX (Mercedes-Benz User Experience), pero como explicaba Sven-Eric Molzahn, uno de los desarrolladores, "la idea es que estos juegos puedan funcionar en cualquier tipo de vehículo, sin necesidad de adaptar el hardware". El gaming no es su foco pero fabricantes como Tesla o Mercedes ya lo están explorando Daimler anunció a principios de año su proyecto 'In-Car Gaming Challenge', un concurso en el que los desarrolladores podían crear videojuegos para instalarse en su sistema de infoentretenimiento y ganar hasta 10.000 euros. El Dr. Philipp Gneiting, Director de Innovación en Daimler lo explica de la siguiente manera: "Son sobre todo ideas extraordinarias con un alto valor de entretenimiento las más populares entre los ocupantes de automóviles. Es por eso que estamos buscando impulsos nuevos y no convencionales que luego desarrollaremos conjuntamente hasta la madurez necesaria". Como suele ocurrir en los grandes fabricantes, es uno de esos proyectos para explorar lo que puede llegar en un futuro sin necesidad de que vaya a plasmarse en un periodo corto de tiempo. En Xataka Razer y NIO unen fuerzas para dar vida a un alucinante y exclusivo coche eléctrico para gamers en formato SUV Otro de los fabricantes que ya ha explorado con la idea de los videojuegos en el coche es Tesla. La empresa de Elon Musk es probablemente la marca que más ha explorado esta idea y la ha llevado a la realidad, aunque desde un punto de vista más tradicional y enfocado, por el momento, en el juego mientras el coche está parado. Entre los juegos que podemos encontrar en los Tesla se encuentran varios de Atari como 'Asteroids', así como 'Cuphead', 'Super Breakout', 'Lunar Lander' o 'Beach Buggy Racing 2'. También 'Fallout Shelter', el videojuego de Bethesda Game Studios que tuvo un gran éxito en dispositivos móviles. También te recomendamos Alan Moore: el guionista que revolucionó los cómics también escribe novelas (Laberinto de Papel 1x01) H.P. Lovecraft: revisamos la espeluznante obra del creador del horror cósmico (Laberinto de Papel 1x02) Mercedes Vision EQS: un concepto de automóvil 100% eléctrico y autónomo con doble motor que muestra el futuro de la línea EQ - La noticia Juegos en el coche: el gaming es también la última tendencia en la industria automovilística fue publicada originalmente en Xataka por Enrique Pérez .