Inicio / Tecno / Router Wi-Fi 6, ¿cuál comprar? Consejos para escoger el mejor

Router Wi-Fi 6, ¿cuál comprar? Consejos para escoger el mejor

El estándar Wi-Fi 6 no lleva ni un año entre nosotros, pero ya ha sido suficiente para que veamos en el mercado los primeros routers compatibles con esta nueva conexión inalámbrica. Los fabricantes ya han sacado diferentes modelos de routers que aprovechan las características de Wi-Fi 6, como por ejemplo mejor eficiencia y gestión de redes saturadas por demasiados dispositivos conectados.

Qué es exactamente Wi-Fi 6

Antes de adentrarnos en los factores a tener en cuenta a la hora de escoger un router Wi-Fi 6, hay que conocer qué es exactamente Wi-Fi 6. Hasta ahora estábamos acostumbrados a escuchar 802.11ac o 802.11n por ejemplo, pero Wi-Fi Alliance ha puesto fin a estas nomenclaturas liosas para pasar a llamar simplemente Wi-Fi 4, Wi-Fi 5, Wi-Fi 6… y así sucesivamente a los estándares de conexión. De este modo, Wi-Fi 802.11n ahora es Wi-Fi 4, Wi-Fi 802.11ac es Wi-Fi 5 y Wi-Fi 802.11ax es Wi-Fi 6.

El estándar Wi-Fi 6 se ratificó a inicios de 2019 y entre otros detalles cuenta con ventajas como mejores tasas de transferencia y compatibilidad con los estándares anteriores. Pero los cambios importantes los encontramos a la hora de conectar muchos dispositivos a la red ya que mejora la capacidad de la red y rinde mejor en redes congestionadas. También vemos una mayor eficiencia energética con respecto a los estándares anteriores.

Qué es WiFi 6 y por qué va a mejorar tu red WiFi de casa (o cuando te conectes a una pública) En Xataka Qué es WiFi 6 y por qué va a mejorar tu red WiFi de casa (o cuando te conectes a una pública)

Compatibilidad con OFDMA

Estamos hablando de la gran mejora que traen los routers Wi-Fi 6, compatibilidad con la tecnología OFDMA. OFDMA hace referencia a Orthogonal Frecuency Division Multi Access y básicamente se trata de una tecnología que permite al router subdividir la señal en partes más pequeñas y destinar cada una de ellas a un dispositivo independiente. el resultado de esto es mejorar enormemente la conexión por Wi-Fi entre router y dispositivo.

Img 2 Transferencia sin y con OFDMA. Vía TP-Link.

Si vamos a comprar un router Wi-Fi 6 es primordial comprobar que cuenta con compatibilidad OFDMA. De este modo podrá trocear la señal en señales más pequeñas y apuntar cada una de ellas a un dispositivo independiente. Evitaremos que al red se congestione si hay muchos dispositivos conectados a la vez en el hogar, algo que es cada vez más común.

Compatibilidad con MU-MIMO

OFDMA trabaja de forma estrecha con la tecnología MU-MIMO. En versiones anteriores del estándar Wi-Fi sólo disponíamos de SU-MIMO (single user), ahora tenemos MU-MIMO (multi user). Esto permite al router la transmisión de flujos de datos de forma simultánea entre diferentes dispositivos, algo que antes era imposible y sólo se hacía de uno en uno a la vez. En otras palabras, un router con MM-MIMO envía y recibe datos de varios dispositivos a la vez más rápido.

Tal y como estamos viendo, las mejoras de Wi-Fi 6 están pensadas para los usuarios que disponen de muchos dispositivos conectados a una misma red inalámbrica. MU-MIMO mejora drásticamente la conexión si hay varios teléfonos, ordenadores y otros dispositivos conectados y funcionando a la vez. Junto a OFDMA, son las dos tecnologías esenciales que necesitamos en un router Wi-Fi 6.

Compatibilidad con coloración BSS

La tercera de las características de un router Wi-Fi 6 que debemos tener en cuenta para mejorar la conectividad en la red local es el color BSS. Esta nueva tecnología del estándar Wi-Fi 6 asigna a cada red Wi-Fi un "color" (en realidad un número) para que las redes adyacentes que transmitan en el mismo canal Wi-Fi identifiquen más rápidamente la red. Simplificándolo mucho: reduce las interferencias y aumenta la velocidad de conexión entre router y dispositivo cuando hay muchos dispositivos y varias redes en el entorno.

Img 3 Conexión sin y con coloración BSS. Vía TP-Link.

Conexiones por cable y antenas

No todo son conexiones inalámbricas. A la hora de comprar un router Wi-Fi 6, especialmente si lo tenemos cerca del escritorio de trabajo u otros dispositivos "fijos" como un ordenador o una TV, es interesante ver qué conexiones por cable ofrece. Evidentemente todos traerán puertos Ethernet a los que conectar un cable para conectarse más rápidamente y de forma directa a Internet. Pero hay más puertos que interesaría tener, tenemos por ejemplo routers con puertos USB-C, no solamente permiten conectarse a la red sino también ofrecer energía al dispositivo que se conecta.

Img 5

El otro aspecto a tener en cuenta son la cantidad de antenas que trae el router. Estos routers Wi-Fi 6 no son especialmente disimulables, suelen venir con muchas antenas ya que están pensados para aportar rendimiento antes que diseño. ¿Cuantas más antenas mejor? Suena a tópico, pero lo cierto es que suele ser verdad. Si dispone de diferentes antenas podemos dirigir cada una de ellas hacia un punto del hogar donde nos interese mejorar la señal.

El consumo energético

El último apartado que debemos tener en cuenta en los routers Wi-Fi 6 (y en la mayoría de dispositivos electrónicos) es el del consumo energético. Es interesante apostar por un modelo que tenga un consumo moderable, no van a consumir como un ordenador o una TV, pero por pequeño que sea el consumo al final suma junto al resto de dispositivos del hogar. Algunos modelos incluso cuentan con la posibilidad de entrar en modo reposo parcialmente, por lo que pueden ser muy buena opción.

Qué router Wi-Fi 6 comprar

Los routers Wi-Fi 6 son realmente una "novedad" en el mercado, del mismo modo que el estándar Wi-Fi 6 lo es. Por lo tanto, de momento vamos a encontrar pocos modelos disponibles y con precios más elevados que los routers más tradicionales. Esto es algo normal en tecnologías que están en sus primeras generaciones y aún no se han popularizado. Por otro lado, también debemos tener en cuenta qué dispositivos del hogar tenemos que sean compatibles con Wi-Fi 6 y cuáles lo serán en el futuro.

Img 4 Router ASUS ROG Rapture GT-AX11000.

En cualquier caso, si te interesa un router Wi-Fi 6 hay una serie de modelos interesantes a la venta actualmente. Uno de ellos es el ASUS ROG Rapture GT-AX11000, una bestia pensada especialmente para entornos gamers, aunque se le puede sacar provecho a su potencia en cualquier entorno. Tiene un precio de 400,78 euros en Amazon. Por otro lado encontramos el Netgear Router WiFi RAX80 con un diseño más disimulado y un precio más reducido, a 279,99 euros en Amazon. Para finalizar, TP-Link Archer AX6000 es otra muy buena opción, en esta ocasión el precio es de 420,93 euros en Amazon.

Imagen | Pexels

También te recomendamos

Este algoritmo usa la señal Wi-Fi para contar las personas que hay en una habitación

Wi-Fi pública, estos son los pasos que sigo para protegerme cuando me conecto a una red pública

Qué mirar antes de comprar un amplificador de señal Wi-Fi


La noticia Router Wi-Fi 6, ¿cuál comprar? Consejos para escoger el mejor fue publicada originalmente en Xataka por Cristian Rus .

Chequea también

Esta alternativa al GPS funciona en interiores y es capaz de detectar la altura para saber en qué planta nos situamos

Uno de los problemas del GPS es su limitada capacidad para proporcionar una localización dentro de los edificios. Aún así, desde hace años hay servicios como Google Maps que ofrecen mapas de interior. Lo que todavía no está extendido es la localización interior en vertical. Es decir, conocer no solo nuestra posición en el mapa sino detectar en qué planta nos situamos. Aquí es donde surge la empresa NextNav, quien ha desarrollado un sistema de geolocalización interior capaz de detectar la posición y altura de un dispositivo, sin utilizar GPS. Cómo funciona el Metropolitan Beacon System (MBS) Como explica Techcrunch, la compañía recientemente ha conseguido una ronda de financiación de 120 millones de dólares y se basa en el método Metropolitan Beacon System (MBS), un sistema desarrollado por ellos mismos incluido en la especificación final de la 3GPP Release 13. Cuando la conexión GPS no está disponible, el sistema MBS puede ser de gran ayuda para detectar smartphones, coches u otros dispositivos. Al contrario que el GPS, la infraestructura del Metropolitan Beacon System se basa en las antenas celulares. Con este método, el MBS no solo permite conocer la localización en interiores como sí se logra con el Bluetooth o el Wi-Fi, también permite añadir el eje vertical y determinar por ejemplo el piso o la planta con una precisión de menos de tres metros. Según explica la compañía, "la disponibilidad de MBS como estándar internacional garantiza que nuestras señales de ubicación se puedan usar en redes LTE. También abre las puertas para sistemas de múltiples proveedores, una consideración crítica para nuestros usuarios de todo el mundo". Entre las aplicaciones de este sistema, NextNav ya lo ha probado en servicios como el metro o junto a la Comisión Federal de Comunicación de los EE.UU, donde se utilizó el sistema MBS para ayudar a encontrar personas en edificios de varios pisos durante una emergencia. En estas pruebas con el servicio 9-1-1 se realizaron más de 70.000 llamadas de emergencia en 200 localizaciones diferentes y el nivel de precisión alcanzado fue del 94%, según informó posteriormente la compañía. La NASA también ha trabajado junto a NextNav para localizar drones Este servicio de localización de la posición vertical también ha llamado la atención de la NASA, quienes en noviembre de 2018 lo utilizaron como parte de su programa CERTAIN en Virginia, sobre movilidad aérea urbana y su servicio de paquetería a través de drones. La FAA cree que en 2022 habrá más de 700.000 drones repartiendo paquetes y el objetivo de la NASA es investigar sobre el posible impacto y cómo adaptar las señales ante estos movimientos. Con el uso del sistema MBS se tendrá una geolocalización para aquellos momentos donde la señal de GPS no esté disponible y además con el añadido de poder conocer la altura de estos drones, un dato clave en las grandes ciudades donde el paquete podría entregarse directamente en una planta elevada. En Xataka Basics | Qué es la geolocalizacion por IP y cuanto revela de tu dirección física - La noticia Esta alternativa al GPS funciona en interiores y es capaz de detectar la altura para saber en qué planta nos situamos fue publicada originalmente en Xataka por Enrique Pérez .

EEUU como China: las fotos que hemos compartido en las redes sociales ahora alimentan a la vigilancia y reconocimiento policial

Compartir tus fotos en redes sociales igual no te parece tan fantástico después de leer lo siguiente: alguien las está recopilando sin decirte nada y las está metiendo en una gigantesca base de datos en la que quedan guardadas para siempre. ¿Para qué? Para que cualquiera pueda usarlas para buscar tu cara y encontrar detalles sobre dónde, cuándo y con quién estabas en el pasado. La empresa que lo está haciendo se llama Clearview AI, y son ya varias las agencias de seguridad y departamentos policiales que en Estados Unidos ya la han aprovechado para identificar a sospechosos de diversos delitos. La invasión a la privacidad es una vez más flagrante, pero una delgada línea legal parece permitir este tipo de servicio: tus fotos son públicas, así que que alguien las utilice para reconocimiento facial es una (trágica) consecuencia de esa acción tan cotidiana y, aparentemente, tan inofensiva. Tus fotos en redes sociales no solo están en esas redes sociales En The New York Times escriben la historia de Hoan Ton-That, un ciudadano australiano de ascendencia vietnamita que tras varios proyectos fallidos se asoció con Richard Schwartz —que fue asistente de Rudolph W. Giuliani cuando este fue alcalde de Nueva York— para lanzar al mercado un nuevo proyecto: uno que permitía recolectar imágenes públicas de internet para usarlas en un gigantesco sistema de reconocimiento facial. Logo de Clearview AI Ton-That se ocupó de trabajar con un pequeño equipo de desarrolladores diseñar el algoritmo necesario para esa tarea. Su tecnología convierte las fotos de caras en vectores (basados en la geometría facial) que luego permiten ser comparados con otras fotos de otras caras que también son vectores: estudiando las similitudes entre unos y otros ese sistema es capaz de rastrear esa gigantesca base de datos con 3.000 millones de imágenes (actualmente) para encontrar equivalencias. En Xataka La tecnología está preparada para el reconocimiento facial en multitudes, ahora toca a la sociedad tener el debate ético y de privacidad El sistema de ClearView AI encuentra resultados el 75% de las veces, y permite que incluso con fotos de caras que no están capturadas de frente o que incluso están cubiertas parcialmente aparezcan resultados válidos. Uno puede rebuscar a partir de una imagen obtenida por una cámara de seguridad y obtener una serie de resultados pertenecientes a la foto de esa persona en una publicación de Facebook o de Venmo, entre las que citan en el NYT. Eso permite que el reconocimiento facial acabe sirviendo para descubrir a personas que acaban dejando un rastro aunque no quieran hacerlo: no solo aparecen publicaciones de esa persona, sino las de las cuentas de otras personas en las que también aparece esa persona en alguna foto de grupo, por ejemplo: la red neuronal es implacable, y acaba detectando esas fotos con una precisión que ha acabado convirtiendo la herramienta en un potente y distópico desarrollo que varias agencias de seguridad y departamentos de policía están usando en Estados Unidos. Una 'killer app' policial En The New York Times citan por ejemplo al Departamento de Policía del Estado de Indiana, que comenzó a experimentar con Clearview en febrero de 2019. En 20 minutos resolvieron un caso abierto que tenían desde hacía tiempo: dos hombres se habían puesto a pelearse en un parque y uno de ellos disparó al otro. Un viandante capturó todo en su móvil, y eso permitió a la policía contar con una foto de la cara del sospechoso. Ese hombre apareció inmediatamente en Clearview en un vídeo que alguien había publicado en redes sociales. Su nombre estaba incluido en la información del vídeo, y gracias a ello pudieron identificarlo: "no tenía carné de conducir y no había sido arrestado como adulto, así que no estaba en las bases de datos del gobierno". Este departamento de policía fue el primero en pagar la cuota anual por el servicio de Clearview. En Xataka Cómo de anónimos son los datos anonimizados que nos prometen las empresas cuando van a usar nuestros datos personales A partir de ahí la popularidad de Clearview entre departamentos de policía se disparó. La red de contactos de Schwartz permitió a Clearview hablar del servicio a diversos miembros del gobierno republicano para ofrecer este servicio a las fuerzas policiales. Sus responsables ofrecen pruebas de evaluación de un mes y licencias anuales que parten de los 2.000 dólares, y son varios los que han confirmado que lo han utilizado con éxito para resolver diversos casos en los que las bases de datos existentes no habían logrado ofrecer resultados que permitiesen encontrar a los sospechosos. Entre ellos está el detective Nick Ferrara, de Gainesville, Florida, que normalmente utilizaba las fotos policiales de la base de datos FACES que cuenta con 30 millones de capturas. Con Clearview logró algo que FACES no permitía: utilizar fotos de gente que no estaba mirando directamente a la cámara: "con Clearview puedes usar fotos que no son perfectas. Una persona puede llevar un gorro o gafas, o puede ser una foto de perfil o una vista parcial de su cara", explicaba. "Estamos todos jodidos" Las dudas sobre la validez de esta herramienta han sido ahora planteadas por varios expertos y defensores de la privacidad. Clare Garvie, investigador de la Universidad de Georgetown, indicaba que "no tenemos datos que sugieran que la herramienta es precisa. Cuanto más grande es la base de datos, más grande es el riesgo de una identificación errónea por culpa del efecto de doppelgänger o dobles". Larry Griffin II causó el pánico en una estación de metro en Nueva York en agosto de 2019, y fue arrestado tras ser encontrado en la plataforma de Clearview. Los responsables de la empresa muestran este artículo como ejemplo de la cobertura en prensa de su plataforma... aunque el nombre de la empresa no se menciona ni una sola vez. Fuente: New York Post. Para este investigador esa gigantesca base de datos es un problema, mientras que otros como Al Gidari, un profesor de privacidad en la Stanford Law School, indicaba que "lo que están haciendo es espeluznante, pero habrá más compañías que lo hagan. No existe el monopolio de las matemáticas. En ausencia de una ley de privacidad contundente, estamos todos jodidos". En Xataka El gran problema de la privacidad no es la encuesta del INE, sino que no nos importan el resto de escándalos similares Para Woodrow Hartzog, profesor de leyes y de informática en la Northeastern University en Boston, explicaba que para él Clearview es la demostración de que el reconocimiento facial debería ser prohibido en Estados Unidos. "No veo un futuro en el que aprovechemos los beneficios de la tecnología de reconocimiento facial sin el abuso paralizante de la vigilancia que conlleva. La única manera de detenerlo es prohibirlo", afirmaba. Los responsables de Clearview defienden el uso de este servicio apoyándose en las ventajas que proporciona en el ámbito de la seguridad. David Scalzo, fundador de Kirenaga Partners, una de las empresas que ha invertido en Clearview AI, indicaba que "he llegado a la conclusión de dado que la información aumenta constantemente, nunca habrá privacidad. Las leyes tienen que determinar lo que es legal, pero no se puede prohibir la tecnología. Es cierto que eso puede llevar a un futuro distópico o algo parecido, pero no se puede prohibir". Ton-That, mientras tanto, aifrma que la empresa sólo utiliza imágenes públicas y señala que los usuarios siempre pueden configurar sus cuentas de Facebook por ejemplo para evitar que los motores de búsqueda no puedan enlazar a tu perfil, algo que hará que tus fotos no se incluyan en la base de datos. En Facebook es necesario ir a Configuración -> Reconocimiento Facial para desactivar la opción que permitiría a empresas como Clearview recolectar en su base de datos las imágenes que compartimos. Sin embargo si tus fotos están ya en esa base de datos, no podrás hacer mucho por eliminarlas de allí. Ton-That afirma que están trabajando en una herramienta que permita a los usuarios borrar sus imágenes de esa base de datos si también desaparecen de la web original (tendrás que borrarla primero de tus redes sociales), pero de momento no hay demasiada información adicional sobre esa capacidad. En Xataka Las 11 innovaciones tecnológicas de esta década que ahora están en el ojo del huracán ético Esa recolección masiva de imágenes es también algo que muchas redes sociales permiten. Facebook lo hace a no ser que el usuario configure su cuenta explícitamente —aquí se explica cómo hacerlo— para que esas imágenes públicas no puedan ser utilizadas de este modo. Esta es una de las gráficas que Clearview utiliza para comercializar su servicio. Esa circunstancia se une al hecho de que uno de los inversores iniciales en Clearview AI ha sido Pether Thiel, conocido emprendedor que está en el consejo de administración de Facebook (también fue uno de sus primeros inversores) y que tras vender PayPal fundó Palantir Technologies, una empresa de análisis de Big Data que también trabaja en el ámbito de la seguridad. En Xataka Cada vez más colegios utilizan reconocimiento facial para evitar tiroteos… uso que luego extienden para vigilar a los alumnos Twitter, por ejemplo tiene normas específicas sobre el uso de sus APIs que impiden que prohíben específicamente que las imágenes publicadas en esta red social puedan ser recolectadas para luego ser utilizadas en motores de reconocimiento facial. Para Ton-That las implicaciones de Clearview no están claras, pero "nuestra creencia es que este es el mejor uso de la tecnología". Puede que algunos estén de acuerdo, pero ese argumento vuelve a caerse por su propio peso si pensamos un poco en una nueva e inquietante violación de la privacidad que parece mucho más propia de países como China. En Europa parece que afortunadamente la adopción de este tipo de desarrollos es mucho más complicada a corto plazo: hace unos días se descubrieron los planes de la UE para imponer un veto de cinco años al reconocimiento facial en zonas públicas, y puede que casos como el de Clearview hagan que ese veto se expanda a otro tipo de escenarios. - La noticia EEUU como China: las fotos que hemos compartido en las redes sociales ahora alimentan a la vigilancia y reconocimiento policial fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .