Inicio / Tecno / Trenes híbridos y conectados: un vistazo a esta propuesta alemana para poner al día los ferrocarriles europeos

Trenes híbridos y conectados: un vistazo a esta propuesta alemana para poner al día los ferrocarriles europeos

En España estamos acostumbrados, salvo excepciones contadas que ya tienen fecha de caducidad, a ver toda la red de ferrocarriles electrificada. Eso hace que el tren sea un medio de transporte que contamine mucho menos que el coche, aunque no podemos hablar de lo mismo en todas partes. Reino Unido, Alemania, Francia… muchos de los trenes que circulan en esos países se impulsan con motores diésel.

De ahí que MTU, un fabricante alemán, haya llevado la idea de los motores híbridos presentes en los coches a los motores para trenes. Su propuesta, que pudimos ver en el pasado evento Bosch Connected World 2019, va más allá de simplemente añadir un motor eléctrico al lado del diésel.

El coche eléctrico es el futuro en Francia, que prohibirá la venta de coches nuevos con motores de combustión a partir de 2040 En Xataka El coche eléctrico es el futuro en Francia, que prohibirá la venta de coches nuevos con motores de combustión a partir de 2040

El nombre del ingenio se llama MTU Hybrid PowerPack, e incorpora un conjunto de sensores y procesadores que pueden optimizar el consumo de energía de un tren dependiendo de varios factores. No se trata ya sólo de utilizar el motor híbrido para emitir menos gases contaminantes: se trata de utilizar todos los datos que recojan esos sensores y mezclarlos con las condiciones de un trayecto para que la emisión sea la mínima posible. Puro Internet of Things llevado a las locomotoras.

Motor Hibrido Trenes 2 Este es el aspecto del motor completo, con las baterías conectadas. Éstas pueden estar colocadas justo detrás de la parte central del motor, o bien en el techo del tren.

La parte central del motor (excluyendo las baterías) caben en un espacio de 3,9 x 2,1 x 0,85 metros, aunque dependiendo del modelo puede ser más grande y ocupar 5 x 2,8 x 9,5 metros. Pesa de 4,5 a 6,5 toneladas, y la potencia que da la parte eléctrica es de 150 kW con un pico máximo de 270 kW con varias baterías de 30,6 kWh cada una y 370 Kg de peso.

Un motor para ahorrar ruido, contaminación y combustible

Pongamos por ejemplo el factor de la localización. Las ciudades son núcleos de polución, así que el tren puede recurrir a utilizar sólo el motor híbrido cuando entre y salga de las grandes estaciones y así no empeorar la ya de por sí mala calidad del aire. Eso genera otra ventaja: los trenes dejan de hacer ruido en esas grandes ciudades. Usando sólo el motor eléctrico, el ruido de un tren híbrido puede recudirse en 21db. Interesante también para cuando el tren tenga que circular de noche en esas grandes ciudades, cerca de zonas residenciales.

La orografía del terreno también puede ser aprovechada. Cuando un tren diésel tiene que subir una cuesta, su motor se esfuerza y contamina más. Así que basándose en la localización y los datos precargados de una ruta, el tren híbrido puede pasar a utilizar sólo el motor eléctrico en la cuesta para así evitar esa emisión de gases extra durante la subida. Y en las bajadas el tren puede usar un freno regenerativo, cargando así sus baterías y ahorrando hasta un 25% del combustible usado en el motor diésel.

Combinar la potencia de los dos motores puede permitir que un tren gane 5 minutos de tiempo en recorridos de 72 kilómetros

En situaciones en las que el tren tiene que recuperar terreno debido a un retraso, el motor híbrido también puede acelerar más combinando la potencia de los dos motores y así ganar algo de tiempo. A nivel teórico, utilizando esta aceleración combinada se pueden ganar 5 minutos en un recorrido de 72 kilómetros.

Además, los trenes con motores híbridos pueden instalarse tanto en vías electrificadas como sin electrificar (o una combinación de las dos), ya que pueden depender o bien del motor eléctrico o bien del diésel dependiendo de lo que haya disponible. Si por ejemplo se circula por una vía no electrificada y las baterías se agotan, el tren siempre puede pasar a depender enteramente del motor diésel.

El Internet de las Cosas se mete en las locomotoras

Sensor Via Una de las unidades de procesamiento de datos que MTU instala en las vías.

Hasta ahora sólo hemos hablado de ventajas del MTU Hybrid que llegan gracias al uso inteligente de datos como los recorridos, los horarios, la hora del día, la ubicación en la ruta o la llegada/salida de estaciones. Pero los sensores y procesadores del motor abren la puerta a más optimizaciones.

Los Tesla ahora pueden autodiagnosticarse, pedir piezas e incluso llamar a la grúa antes de que el coche se pare En Xataka Los Tesla ahora pueden autodiagnosticarse, pedir piezas e incluso llamar a la grúa antes de que el coche se pare

Esos sensores están directamente conectados al motor, y miden constantemente parámetros como la temperatura del aceite, el par motor o el estado de las baterías. Además, otros sensores y unidades de procesamiento anclados a las vías (y con certificación IP67 para aguantar las inclemencias del tiempo) también recogen datos como la vibración de los raíles a medida que pasan los trenes.

El resultado: un sistema con el que se puede predecir cuándo una batería, un motor o una vía puede necesitar tareas de mantenimiento. Si una compañía sabe por anticipado cuándo hay más probabilidades de que sus trenes necesiten ser retirados de las vías para pasar al taller y necesitar una reparación concreta, se optimizan todos los recursos y se consigue que el personal esté más preparado ante eventualidades. Y eso significa también en motores que duran más de lo esperado y en un ahorro de dinero.

También te recomendamos

Alemania abre su primera carretera eléctrica para recargar las baterías de los camiones híbridos mientras están circulando

Este nuevo motor es tan grande que tiene el tamaño del fuselaje de un avión

Noruega ha construido el primer crucero híbrido de la historia: una bestia de 140 metros que se impulsa con electricidad


La noticia Trenes híbridos y conectados: un vistazo a esta propuesta alemana para poner al día los ferrocarriles europeos fue publicada originalmente en Xataka por Miguel López .

Chequea también

Starlink se prepara para ofrecer banda ancha satelital en 2020, pero cuidado porque la latencia puede ser un problema

SpaceX, la empresa creada por Elon Musk, no solo nos quiere llevar a Marte: también llevan tiempo trabajando en la puesta en marcha de Starlink, una gigantesca red de satélites de comunicaciones preparados para ofrecer conexiones satelitales a internet de banda ancha. La idea no es en absoluto nueva y ya hace años que existe esa posibilidad aprovechada sobre todo en entornos rurales, pero la idea es la de ofrecer ahora esa opción de forma mucho más amplia. En SpaceX prometen que el servicio estará disponible en Estados Unidos en 2020, y será interesante ver si estas conexiones logran resolver uno de sus problemas clásicos: la latencia. La banda ancha satelital tiene ventajas, pero una posible gran desventaja Los satélites de la red Hispasat llevan años ofreciendo conexiones a internet como parte de sus prestaciones, aunque por sus características dicha alternativa estaba muy orientada a entornos rurales y "zonas desatendidas" por las redes móviles o las redes de banda ancha convencionales. En XatakaMóvil ya mostraban las opciones de conexiones satelitales actuales: los precios son elevados e imponen cuotas de datos (tipo los de los planes de datos móviles) y velocidades y latencias que dejan claro que hay mucho margen de mejora aquí. Con Starlink SpaceX busca cubrir todo tipo de zonas, no solo las rurales, y ofrecer una alternativa a las conexiones de banda ancha tradicionales. En España por ejemplo la implantación de las redes de fibra es muy notable y Movistar ya indicó que quiere que la cobertura en nuestro país sea del 100%, algo difícil sobre todo en zonas rurales. En Xataka Móvil ¿Llega la fibra a mi casa? Cómo saber si hay cobertura de Telefónica, Orange, Vodafone y el resto de operadoras Sin embargo las conexiones satelitales plantean una gran opción para países (desarrollados o emergentes) en los que la implantación de fibra o de otras tecnologías de banda ancha no está tan extendida. En Estados Unidos la enorme extensión del país hace que muchos usuarios critiquen el mercado de las conexiones a internet, y en un estudio de The Global Economy el país estaba el 43 del mundo en ancho de banda por usuario de internet (España en el puesto 27) Así pues, StarLink plantea una opción muy interesante a esos países y regiones en los que las tecnologías actuales no dan respuesta o dan una respuesta pobre. La red satelital planteada por SpaceX no para de crecer, y de hecho hace poco solicitaban una nueva autorización para lanzar al espacio otros 30.000 satélites con los que completar esa gigantesca red. Varios problemas con la latencia como protagonista Dicha red no está exenta de problemas: hace unos meses SpaceX tuvo que admitir que había perdido contacto con algunos de los primeros satélites que tenía operativos, pero además están las críticas de los astrónomos, que avisan de cómo la empresa de Elon Musk está "ensuciando el cielo". Sending this tweet through space via Starlink satellite 🛰— Elon Musk (@elonmusk) 22 de octubre de 2019 Elon Musk, no obstante, no cree que la cosa sea para tanto y afirma que los satélites no emitirán luz cuando las estrellas sean visibles -también había argumentos en contra al respecto-, y estos días enviaba su primer tuit a través del servicio preliminar de Starlink. Esa prueba tenía éxito, lo que hizo que se respondiese a sí mismo con un "¡Whoa, ha funcionado!" que parecía demostrar que el servicio efectivamente va por buen camino a la hora de ponerse en marcha. El tuit inicial recibió más de 200.000 "Me gusta" en este servicio. En Xataka Móvil Internet rural: comparativa de precios y alternativas mediante satélite, 4G, WiMax o ADSL Que el servicio funcione, cuidado, no significa que lo haga bien en todos los escenarios. Las conexiones satelitales siempre han tenido varios problemas como su coste, la cuota de datos que permitían descargar -aquí se parecen mucho a los planes de datos en móviles- y sobre todo la latencia: el tiempo desde que enviamos una petición al satélite y recibimos la respuesta. Esa latencia no es tan importante para ciertos ámbitos: navegar por internet e incluso ver una película o escuchar música se podrá hacer más o menos igual: tardaremos algo más en recibir el primer paquete de datos (en que la peli o la canción empiecen a reproducirse), pero a partir de ahí todo irá más fluido. Sin embargo esa latencia puede ser un problema notable en otros escenarios. El retraso en la comunicación puede provocar que por ejemplo para emisiones en directo lo veamos todo más tarde (en partidos de fútbol oiremos al vecino gritar "¡Gol!" cuando todavía no ha pasado aparentemente nada en la jugada en nuestro televisor), y también es un problema en juego online, donde tener una buena conexión y una buena latencia es crucial para que los jugadores rivales no tengan ventaja y puedan adelantarse a nuestros movimientos. Aiming for sub 20ms latency initially, sub 10ms over time, with much greater consistency than terrestrial links, as only ever a few hops to major data centers— Elon Musk (@elonmusk) 27 de mayo de 2019 Elon Musk conoce el problema y ya indicó que esperaba contar con latencias por debajo de los 20 ms inicialmente y bajar de los 10 ms con el tiempo. Presumió además de la consistencia con respecto a las conexiones "terrestres" al evitar saltos entre centros de datos para que el paquete de datos llegue a su destino final, pero por ahora esa promesa es tan solo eso, una promesa. Lo que sabemos es que la constelación de satélites de Starlink orbitará a una altura que será entre 1/30 y 1/105 la de los satélites geoestacionarios. Estos últimos tienen una latencia mínima de 477 ms que en la práctica suele rondar los 600 ms, una cifra elevadísima para esos escenarios de los que hablábamos. Sin embargo la órbita de Starlink permitirá reducir esas latencias de forma notable, y los analistas estiman que podría estar entre los 25 y los 35 ms, no muy lejos de la promesa de Musk y desde luego no muy lejos de lo que se consigue con conexiones de fibra. Eso, unido a velocidades que podrían llegar a 1 Gbit por segundo, plantearía una alternativa fantástica a las conexiones de banda ancha actuales, sobre todo como decimos en esas regiones en las que dichas conexiones no están disponibles. Ahora habrá que esperar a 2020 y a esa puesta en marcha inicial de un servicio que promete ser una pequeña revolución en el segmento de las comunicaciones si todo va como Musk pretende. También te recomendamos Starlink de SpaceX empieza a ser una realidad: la primera ronda de 60 satélites se ha lanzado con éxito SpaceX se juega esta semana el futuro de uno de sus proyectos estrella: tras el fallo de Crew Dragon, Starlink a examen El impresionante paso de los 60 satélites StarLink de SpaceX desde la Tierra en vídeo. Así podemos buscarlos en el cielo - La noticia Starlink se prepara para ofrecer banda ancha satelital en 2020, pero cuidado porque la latencia puede ser un problema fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Mazda MX-30: el primer coche eléctrico de la marca nipona llega con 200 km de autonomía y «puertas suicidas»

El primer coche 100% eléctrico de Mazda ya está aquí. La compañía japonesa lo ha desvelado durante el Salón del Automóvil de Tokio y ya conocemos la mayoría de sus características, así como su disponibilidad y precio de llegada a Europa. El nuevo Mazda MX-30 es SUV eléctrico con capacidad para cinco personas. Un modelo pensado para la conducción urbana con una autonomía de aproximadamente 200 kilómetros según el ciclo WLTP, gracias a su batería de 35.5kWh. El Mazda MX-30 da continuidad a las líneas de diseño de la compañía y apuesta por un sistema de puertas 'freestyle', donde la puerta trasera tiene la apertura inversa. La compañía explica que con este sistema se obtiene una silueta más característica y elegante, a la vez que facilita el acceso tanto a las plazas delanteras como a las traseras. Pero también es un sistema que se conoce como "puertas suicidas", pues por tener las bisagras en el lado contrario la presión del aire actúa en sentido contrario al deseado. Esto provoca que en las curvas la fuerza intente abrir la puerta y que a gran velocidad sea más difícil abrir la puerta del coche en caso de emergencia. En Xataka Cuándo tengo que comprarme un coche eléctrico: éstas son las promesas de futuro de las marcas (2019) El primer SUV eléctrico de Mazda llegará durante la segunda mitad de 2020 Para la gestión del motor y la estabilidad del coche, el Mazda MX-30 utiliza un sistema e-Skyactiv que integra la batería en la estructura de la carrocería. Las dimensiones totales del vehículo ya se conocen, teniendo 4,39 metros de longitud, 1,8m de anchura y 1,57 metros de altura con una distancia entre ejes de 2,65 metros. La suspensión delantera es de tipo MacPherson y se rumorea que llegará con una potencia de unos 144 CV, sin embargo estos datos relativos al motor y la velocidad todavía no se han dado a conocer oficialmente. Los últimos prototipos del modelo contaban con esta potencia y unos 263 Nm de par máximo. Además de un diseño más deportivo y coupé de lo que habíamos visto en otros modelos similares como el crossover CX-30, Mazda apuesta por una carrocería bitono, un frontal que une parrilla y grupos ópticos y ese sistema de puertas con apertura 'suicida'. Un nueva era dentro del diseño Kodo. El interior del vehículo es más tradicional, con el uso de materiales reciclados y un panel central de 7 pulgadas al que se ha complementado con otra pantalla táctil por primera vez en la marca, también de 7 pulgadas, colocada en la zona inferior y que nos servirá para controlar el climatizador. Una apuesta curiosa teniendo en cuenta que hace unos meses el fabricante abogaba por los controles físicos. Los 200 kilómetros de autonomía se quedan algo cortos en comparación con su competencia. La compañía explica que estos suponen bastante más que los 48 kilómetros que un conductor europeo recorre de media al día, pero siguen igualmente lejos de los casi 400km que ya tienen modelos como el Nissan LEAF o los 482km del Hyundai Kona eléctrico. Con el sistema e-Skyactiv, el Mazda MX-30 puede cargarse en cualquier estación ya sea empleando corriente alterna con una toma de hasta 6,6kW o con carga rápida de hasta 50kW, donde podremos alcanzar hasta un 80% de la carga en unos 30 o 40 minutos. El nuevo Mazda MX-30 eléctrico llegará a los concesionarios en la segunda mitad de 2020 a España a un precio estimado de unos 33.990 euros. Ver galería completa » Mazda MX 30 (11 fotos) Más información | Mazda También te recomendamos BMW Vision M Next: así se imagina BMW el futuro de los coches eléctricos, y es espectacular Los coches eléctricos dejan de ser silenciosos: una normativa europea obligará a que hagan ruido para avisar de su presencia Mazda y la coherencia: elimina las pantallas táctiles de sus coches para evitar distracciones y accidentes - La noticia Mazda MX-30: el primer coche eléctrico de la marca nipona llega con 200 km de autonomía y "puertas suicidas" fue publicada originalmente en Xataka por Enrique Pérez .