Inicio / Tecno / Este gráfico demuestra lo mucho que servicios como Netflix o Amazon Video están revolucionado el mundo de las series de televisión

Este gráfico demuestra lo mucho que servicios como Netflix o Amazon Video están revolucionado el mundo de las series de televisión

En 2002, las cadenas estadounidenses producían 182 series propias. Eran otros tiempos. Estados Unidos seguía siendo el principal exportador de series de televisión, como ocurre ahora, pero la mayoría que se producían allí eran para cadenas en abierto (NBC, FOX y compañía). Hoy, 16 años después, esto ha cambiado por completo: en 2018, el sector tiene 495 series propias en emisión y, en una tendencia que vemos progresar cada año, las plataformas digitales han sido las que más producción propia tienen en sus catálogos.

Según el informe que la cadena FX lanza todos los años (ellos son firmes defensores de que el modelo actual, con tantas series y con las plataformas VOD invirtiendo tanto dinero, no es sostenible), los servicios online acumularon en 2018 160 series de televisión propias u "originales" (es decir, con derechos de emisión en exclusiva, como en el caso de los "originals" de Netflix). Superan así al número de series que tienen las cadenas en abierto (146), las cadenas de cable básico (144) y las cadenas de cable premium de pago (45).

Es la primera vez que el número de las series propias de las plataformas VOD supera el de series de cadenas en abierto (que en los últimos años se ha mantenido más o menos estable) y el de series de las cadenas de cable básico (que ha ido descendiendo con el paso de los años). Aquí ocurre el fenómeno que comentábamos esta misma semana: sí, hay más series que nunca, pero servicios como Netflix y Amazon están reuniendo un catálogo considerable de series exclusivas.

Series Tv Fx 2

Servicios digitales… y mundiales

Cuando hablábamos del acuerdo de Netflix con Movistar, explicábamos que, si bien hay muchas series en emisión, el hecho de que muchas de ellas pertenezcan a plataformas digitales y que estas plataformas digitales sean mundiales dificulta, y mucho, la adquisición de contenidos a las cadenas o empresas nacionales.

Imagínate que estamos en 2002 y tienes una cadena de televisión en España o de cualquier otro país fuera de Estados Unidos. Si quisieras adquirir programación, tendrías acceso a gran parte de las 182 series que se emitían en tierras estadounidenses. Eso hoy ha cambiado por dos motivos. El primero, el que comentábamos: cada vez se producen más series para las plataformas digitales, que tienen alcance global, y entonces son series que no están disponibles para la compra de derechos regionales.

El segundo motivo también es muy importante: estas plataformas digitales son competencia a la hora de adquirir contenidos y parten con ventaja. Por ejemplo, una serie que se estrene en Estados Unidos en una cadena de cable básico puede ser comprada por Netflix o Amazon y emitida en el resto del mundo en esas plataformas de forma exclusiva. A la hora de adquirir derechos, las plataformas globales, además de tener mucho dinero para gastar, simplifican el proceso enormemente a los poseedores de los contenidos, que no tienen que ir negociando región a región.

Con este panorama, en el que cada vez está más difícil hacerse con nuevos (y buenos) contenidos, acuerdos como el de Netflix con Movistar tienen todo el sentido del mundo: si no puedes competir en la adquisición de derechos, al menos intenta reforzar tu catálogo todo lo que puedas con acuerdos directos con este tipo de plataformas.

En Xataka Netflix y Movistar firman la paz: por qué han pasado de ser enemigos declarados a socios comerciales

Y lo que está por venir

Y esto es sólo el principio. En el horizonte tenemos el lanzamiento de tres nuevos servicios de vídeo bajo demanda que seguramente cambien y mucho el panorama.

Con todo esto planificado para un futuro cada vez más próximo, es de esperar que ese rectángulo morado del primer gráfico sea cada vez más grande. Por suerte para unos (las plataformas digitales) y desgracia para otros (las plataformas y cadenas tradicionales).

También te recomendamos

Netflix refuerza su apuesta por las producciones europeas y prepara más de 220 proyectos para 2019

Cuando la tecnología ayuda en la maternidad (sin cargar más trastos)

Netflix también apuesta en grande por el anime: 'Evangelion', 'Caballeros del Zodiaco' y 'Ultraman' son algunas de sus armas


La noticia Este gráfico demuestra lo mucho que servicios como Netflix o Amazon Video están revolucionado el mundo de las series de televisión fue publicada originalmente en Xataka por María González .

Chequea también

Starlink se prepara para ofrecer banda ancha satelital en 2020, pero cuidado porque la latencia puede ser un problema

SpaceX, la empresa creada por Elon Musk, no solo nos quiere llevar a Marte: también llevan tiempo trabajando en la puesta en marcha de Starlink, una gigantesca red de satélites de comunicaciones preparados para ofrecer conexiones satelitales a internet de banda ancha. La idea no es en absoluto nueva y ya hace años que existe esa posibilidad aprovechada sobre todo en entornos rurales, pero la idea es la de ofrecer ahora esa opción de forma mucho más amplia. En SpaceX prometen que el servicio estará disponible en Estados Unidos en 2020, y será interesante ver si estas conexiones logran resolver uno de sus problemas clásicos: la latencia. La banda ancha satelital tiene ventajas, pero una posible gran desventaja Los satélites de la red Hispasat llevan años ofreciendo conexiones a internet como parte de sus prestaciones, aunque por sus características dicha alternativa estaba muy orientada a entornos rurales y "zonas desatendidas" por las redes móviles o las redes de banda ancha convencionales. En XatakaMóvil ya mostraban las opciones de conexiones satelitales actuales: los precios son elevados e imponen cuotas de datos (tipo los de los planes de datos móviles) y velocidades y latencias que dejan claro que hay mucho margen de mejora aquí. Con Starlink SpaceX busca cubrir todo tipo de zonas, no solo las rurales, y ofrecer una alternativa a las conexiones de banda ancha tradicionales. En España por ejemplo la implantación de las redes de fibra es muy notable y Movistar ya indicó que quiere que la cobertura en nuestro país sea del 100%, algo difícil sobre todo en zonas rurales. En Xataka Móvil ¿Llega la fibra a mi casa? Cómo saber si hay cobertura de Telefónica, Orange, Vodafone y el resto de operadoras Sin embargo las conexiones satelitales plantean una gran opción para países (desarrollados o emergentes) en los que la implantación de fibra o de otras tecnologías de banda ancha no está tan extendida. En Estados Unidos la enorme extensión del país hace que muchos usuarios critiquen el mercado de las conexiones a internet, y en un estudio de The Global Economy el país estaba el 43 del mundo en ancho de banda por usuario de internet (España en el puesto 27) Así pues, StarLink plantea una opción muy interesante a esos países y regiones en los que las tecnologías actuales no dan respuesta o dan una respuesta pobre. La red satelital planteada por SpaceX no para de crecer, y de hecho hace poco solicitaban una nueva autorización para lanzar al espacio otros 30.000 satélites con los que completar esa gigantesca red. Varios problemas con la latencia como protagonista Dicha red no está exenta de problemas: hace unos meses SpaceX tuvo que admitir que había perdido contacto con algunos de los primeros satélites que tenía operativos, pero además están las críticas de los astrónomos, que avisan de cómo la empresa de Elon Musk está "ensuciando el cielo". Sending this tweet through space via Starlink satellite 🛰— Elon Musk (@elonmusk) 22 de octubre de 2019 Elon Musk, no obstante, no cree que la cosa sea para tanto y afirma que los satélites no emitirán luz cuando las estrellas sean visibles -también había argumentos en contra al respecto-, y estos días enviaba su primer tuit a través del servicio preliminar de Starlink. Esa prueba tenía éxito, lo que hizo que se respondiese a sí mismo con un "¡Whoa, ha funcionado!" que parecía demostrar que el servicio efectivamente va por buen camino a la hora de ponerse en marcha. El tuit inicial recibió más de 200.000 "Me gusta" en este servicio. En Xataka Móvil Internet rural: comparativa de precios y alternativas mediante satélite, 4G, WiMax o ADSL Que el servicio funcione, cuidado, no significa que lo haga bien en todos los escenarios. Las conexiones satelitales siempre han tenido varios problemas como su coste, la cuota de datos que permitían descargar -aquí se parecen mucho a los planes de datos en móviles- y sobre todo la latencia: el tiempo desde que enviamos una petición al satélite y recibimos la respuesta. Esa latencia no es tan importante para ciertos ámbitos: navegar por internet e incluso ver una película o escuchar música se podrá hacer más o menos igual: tardaremos algo más en recibir el primer paquete de datos (en que la peli o la canción empiecen a reproducirse), pero a partir de ahí todo irá más fluido. Sin embargo esa latencia puede ser un problema notable en otros escenarios. El retraso en la comunicación puede provocar que por ejemplo para emisiones en directo lo veamos todo más tarde (en partidos de fútbol oiremos al vecino gritar "¡Gol!" cuando todavía no ha pasado aparentemente nada en la jugada en nuestro televisor), y también es un problema en juego online, donde tener una buena conexión y una buena latencia es crucial para que los jugadores rivales no tengan ventaja y puedan adelantarse a nuestros movimientos. Aiming for sub 20ms latency initially, sub 10ms over time, with much greater consistency than terrestrial links, as only ever a few hops to major data centers— Elon Musk (@elonmusk) 27 de mayo de 2019 Elon Musk conoce el problema y ya indicó que esperaba contar con latencias por debajo de los 20 ms inicialmente y bajar de los 10 ms con el tiempo. Presumió además de la consistencia con respecto a las conexiones "terrestres" al evitar saltos entre centros de datos para que el paquete de datos llegue a su destino final, pero por ahora esa promesa es tan solo eso, una promesa. Lo que sabemos es que la constelación de satélites de Starlink orbitará a una altura que será entre 1/30 y 1/105 la de los satélites geoestacionarios. Estos últimos tienen una latencia mínima de 477 ms que en la práctica suele rondar los 600 ms, una cifra elevadísima para esos escenarios de los que hablábamos. Sin embargo la órbita de Starlink permitirá reducir esas latencias de forma notable, y los analistas estiman que podría estar entre los 25 y los 35 ms, no muy lejos de la promesa de Musk y desde luego no muy lejos de lo que se consigue con conexiones de fibra. Eso, unido a velocidades que podrían llegar a 1 Gbit por segundo, plantearía una alternativa fantástica a las conexiones de banda ancha actuales, sobre todo como decimos en esas regiones en las que dichas conexiones no están disponibles. Ahora habrá que esperar a 2020 y a esa puesta en marcha inicial de un servicio que promete ser una pequeña revolución en el segmento de las comunicaciones si todo va como Musk pretende. También te recomendamos Starlink de SpaceX empieza a ser una realidad: la primera ronda de 60 satélites se ha lanzado con éxito SpaceX se juega esta semana el futuro de uno de sus proyectos estrella: tras el fallo de Crew Dragon, Starlink a examen El impresionante paso de los 60 satélites StarLink de SpaceX desde la Tierra en vídeo. Así podemos buscarlos en el cielo - La noticia Starlink se prepara para ofrecer banda ancha satelital en 2020, pero cuidado porque la latencia puede ser un problema fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Mazda MX-30: el primer coche eléctrico de la marca nipona llega con 200 km de autonomía y «puertas suicidas»

El primer coche 100% eléctrico de Mazda ya está aquí. La compañía japonesa lo ha desvelado durante el Salón del Automóvil de Tokio y ya conocemos la mayoría de sus características, así como su disponibilidad y precio de llegada a Europa. El nuevo Mazda MX-30 es SUV eléctrico con capacidad para cinco personas. Un modelo pensado para la conducción urbana con una autonomía de aproximadamente 200 kilómetros según el ciclo WLTP, gracias a su batería de 35.5kWh. El Mazda MX-30 da continuidad a las líneas de diseño de la compañía y apuesta por un sistema de puertas 'freestyle', donde la puerta trasera tiene la apertura inversa. La compañía explica que con este sistema se obtiene una silueta más característica y elegante, a la vez que facilita el acceso tanto a las plazas delanteras como a las traseras. Pero también es un sistema que se conoce como "puertas suicidas", pues por tener las bisagras en el lado contrario la presión del aire actúa en sentido contrario al deseado. Esto provoca que en las curvas la fuerza intente abrir la puerta y que a gran velocidad sea más difícil abrir la puerta del coche en caso de emergencia. En Xataka Cuándo tengo que comprarme un coche eléctrico: éstas son las promesas de futuro de las marcas (2019) El primer SUV eléctrico de Mazda llegará durante la segunda mitad de 2020 Para la gestión del motor y la estabilidad del coche, el Mazda MX-30 utiliza un sistema e-Skyactiv que integra la batería en la estructura de la carrocería. Las dimensiones totales del vehículo ya se conocen, teniendo 4,39 metros de longitud, 1,8m de anchura y 1,57 metros de altura con una distancia entre ejes de 2,65 metros. La suspensión delantera es de tipo MacPherson y se rumorea que llegará con una potencia de unos 144 CV, sin embargo estos datos relativos al motor y la velocidad todavía no se han dado a conocer oficialmente. Los últimos prototipos del modelo contaban con esta potencia y unos 263 Nm de par máximo. Además de un diseño más deportivo y coupé de lo que habíamos visto en otros modelos similares como el crossover CX-30, Mazda apuesta por una carrocería bitono, un frontal que une parrilla y grupos ópticos y ese sistema de puertas con apertura 'suicida'. Un nueva era dentro del diseño Kodo. El interior del vehículo es más tradicional, con el uso de materiales reciclados y un panel central de 7 pulgadas al que se ha complementado con otra pantalla táctil por primera vez en la marca, también de 7 pulgadas, colocada en la zona inferior y que nos servirá para controlar el climatizador. Una apuesta curiosa teniendo en cuenta que hace unos meses el fabricante abogaba por los controles físicos. Los 200 kilómetros de autonomía se quedan algo cortos en comparación con su competencia. La compañía explica que estos suponen bastante más que los 48 kilómetros que un conductor europeo recorre de media al día, pero siguen igualmente lejos de los casi 400km que ya tienen modelos como el Nissan LEAF o los 482km del Hyundai Kona eléctrico. Con el sistema e-Skyactiv, el Mazda MX-30 puede cargarse en cualquier estación ya sea empleando corriente alterna con una toma de hasta 6,6kW o con carga rápida de hasta 50kW, donde podremos alcanzar hasta un 80% de la carga en unos 30 o 40 minutos. El nuevo Mazda MX-30 eléctrico llegará a los concesionarios en la segunda mitad de 2020 a España a un precio estimado de unos 33.990 euros. Ver galería completa » Mazda MX 30 (11 fotos) Más información | Mazda También te recomendamos BMW Vision M Next: así se imagina BMW el futuro de los coches eléctricos, y es espectacular Los coches eléctricos dejan de ser silenciosos: una normativa europea obligará a que hagan ruido para avisar de su presencia Mazda y la coherencia: elimina las pantallas táctiles de sus coches para evitar distracciones y accidentes - La noticia Mazda MX-30: el primer coche eléctrico de la marca nipona llega con 200 km de autonomía y "puertas suicidas" fue publicada originalmente en Xataka por Enrique Pérez .