Inicio / Nacionales / Denunciarán al Estado por la detención de dos jóvenes a los que se los vinculó al Hezbollah

Denunciarán al Estado por la detención de dos jóvenes a los que se los vinculó al Hezbollah

El abogado Ismael Jalil, representante de los dos jóvenes detenidos en Floresta por su presunta vinculación a la organización chiíta libanesa Hezbollah, anunció hoy que presentará una denuncia "contra el Estado nacional, por la persecución" a la comunidad islámica "en función de su forma de pensar, origen, religión".
El letrado sostuvo que para impulsar los arrestos se cuestionó a los jóvenes Axel Ezequiel Abraham Salomon, de 25 años, y Kevin Gamal Abraham Salomon, de 23, por las visitas que realizaron al Líbano donde tienen familiares.
En ese sentido, argumentó: "Parece que ir a visitar familia al Líbano es un delito".
"¿Pero qué pasa si un ciudadano de origen italiano viaja a la tierra de sus ancestros? ¿Acaso no puede hacerlo? Esta es una hipótesis de conflicto investida por la cercanía de la cumbre del G-20. El Gobierno Argentino se comporta como un esclavo con látigo al servicio de los Estados Unidos”, apuntó Jalil.

También te puede interesar



repercusiones

Diputados de Cambiemos cuestionaron el acuerdo opositor por el Consejo de la Magistratura



Río Negro

Frigerio inauguró con Weretilneck obras públicas en Choele Choel



pedido

Abuelas advirtió que se pone "en riesgo" la preservación de Campo de Mayo

Notas relacionadas

Últimos videos

Ver más

"Necesitamos que la Justicia acompañe la lucha que damos contra el delito sino el trabajo policial pierde sentido", dijo Ritondo

Más leídas

Chequea también

La Cumbre del Clima fijó las reglas para aplicar el Acuerdo de París

Luego de varias jornadas de debate se pudo lograr consensuar y acordar el "libro de reglas" para trabajar a largo en contra del calentamiento global.

Marcha por justicia a un mes del incendio en una comisaría de Transradio

La movilización tuvo entre sus consignas “denunciar la responsabilidad del Estado y reclamar justicia por las diez personas que murieron asfixiadas y quemadas en una dependencia policial que estaba clausurada por orden judicial”.