Inicio / Tecno / No me mates la consola, Netflix de los videojuegos (Despeja la X 1×05)

No me mates la consola, Netflix de los videojuegos (Despeja la X 1×05)

La semana pasada os presentamos nuestro nuevo podcast, 'Despeja la X' , donde cada jueves analizamos a fondo el tema más importante de los últimos siete días. Nuestra entrega de hoy (que ya puedes escuchar en iVoox e iTunes) tiene aún el aroma del E3 2018, ya que hablaremos de la carrera que están librando varias empresas por conseguir crear un "Netflix de los videojuegos". Todo en el marco de una industria que parece dirigirse hacia una realidad donde las copias físicas de los juegos tienen cada vez menos peso.

Tanto es así, que ya hay voces que aseguran que la próxima será la última generación de consolas, y que después todos jugaremos a videojuegos por streaming. Para analizar esta tendencia, en el programa de hoy contamos con Pedro Santamaría, coordinador de vídeo en Xataka, así como Rubén Márquez y Javier Pastor, editores de VidaExtra y Xataka respectivamente. También contamos con la voz de Santi Araujo, nuestro presentador, colaborador en Xataka y editor en Genbeta.

Empezamos hablando de GeForce Now, un servicio de juego en streaming pensado para usuarios de Mac o con equipos poco potentes, y en el que nos conectamos remotamente a los superordenadores de nVidia para jugar en streaming. Se trata de una solución multiplataforma muy interesante, aunque como ha explicado nuestro compañero Pedro Santamaría, tiene como principal defecto la latencia en algunos de los juegos.

La latencia es el tiempo que tardas en recibir los datos a tu ordenador, y cuanto mayor es más tiempo pasa desde que haces una acción con el mando hasta que ves el resultado. Esta latencia hace que la experiencia jugando sea un tanto errática, algo que en títulos como Dark Souls 3 puede pasarte factura cuando gran parte de tu partida depende de tu capacidad de reacción, y donde el encontrarte con problemas como las acciones duplicadas puede ponerte en serios aprietos.

También hay servicios de streaming locales, en los que desde uno de tus dispositivos utilizas un juego que está corriendo en el otro. Habiendo probado tanto Steam Link como Xbox Game Streaming, Javier Pastor nos cuenta que aunque la calidad de imagen pierde algo de detalle el comportamiento de los juegos es bueno en general. Quizá el único problema sea que van con algo de retraso, de nuevo la latencia, algo que puedes acusar en partidas online.

En cualquier caso, nos dice que la experiencia a día de hoy es suficientemente buena, y que promete ir a mejor según se vayan mejorando las tecnologías de compresión utilizadas por los servicios para enviarnos la imagen de los juegos de un dispositivo a otro. Eso hace que este tipo de propuestas locales puedan acabar extendiéndose también al streaming desde terceros en busca de un servicio parecido al de Netflix en las series.

Rubén Márquez también ha probado varios servicios de streaming, aunque su experiencia fue bastante más negativa. Nos cuenta que Steam Link no le funcionó en base a los estándares que caben esperar en una plataforma de juegos, sobre todo por culpa de la latencia que el resto de compañeros también han mencionado.

También menciona una aproximación a la filosofía a lo Netflix, que es la que propone Xbox Game Pass. En esta plataforma te descargas los juegos en tu consola, pero el catálogo de los que tienes disponibles está sujeto al pago de una mensualidad. Para él, el hecho de poder jugar de forma nativa hace de esta opción una alternativa mucho más cómoda.

Todavía faltan unos años para el paso al streaming

La industria lleva intentando crear un servicio de streaming de videojuegos prácticamente una década, y está empezando a avanzar y recibir nuevas y variadas propuestas según van mejorando las conexiones domésticas. Sin embargo, las grandes empresas como Microsoft o Electronic Arts aún no están apostando tanto por el streaming como por pagar a cambio de tener un amplio catálogo de juegos que descargarte para jugar en local.

Este tipo de propuestas sí que necesitan de una consola para descargar los juegos y ofrecerte una experiencia local, lo que las aleja de ese augurado futuro sin consolas. Además, como nos recuerda Marquez, a la comunidad ya le costó aceptar los juegos digitales en detrimento de los físicos, por lo que considera que harán falta muchos alicientes para que la gente se decida a dar el salto a un streaming de videojuegos.

Sin embargo, y aunque nuestros compañeros ven complicado que se produzca de una forma rápida, sí que coinciden en que en 8 o 10 años sí habrá buenas plataformas de streaming con las que sólo necesitaremos la tele y un mando para jugar a lo que queramos. Será entonces cuando tenga lugar la transición, aunque hasta entonces las marcas seguirán jugando con propuestas híbridas o basadas en soporte físico como la mencionada Xbox Game Pass.

Esto abrirá muchas puertas para los usuarios, pero se las cerraría a industrias como la de fabricación de componentes para ordenador. Y es que, sin necesitar ordenadores tan potentes para jugar, no habrá tantas personas que quieran gastarse un dineral en montarse un ordenador potente o gaming. Lo pasarán mal, como también lo harán otros sectores como los de venta de juegos de segunda mano.

La transición al streaming en los videojuegos seguramente tenga tantos seguidores como detractores, y nos esperan unos años de arduos debates. Sobre todo teniendo en cuenta que a día de hoy la tecnología todavía no puede darnos ese escenario utópico en el que podamos jugar a 1080 y 60fps sin ningún tipo de latencia.

Pero cuando eso sea posible, nuestros editores tienen claro que casi todos estarán encantados de poder quitarse juegos de la estantería. Ya ha pasado con Spotify y Netflix aunque hace unos años nadie se lo esperaba, y cuando la tecnología esté preparada es muy probable que también pase con los videojuegos.

Mientras tanto, los fabricantes empezarán a preparar el terreno, y aunque tengamos uno o dos generaciones con modelos complementarios, acabarán llegando aplicaciones para televisores con las que jugar en streaming. Lo que queda por ver ahora es quién acaba dando por la tecla, si clásicos como Sony, Microsoft o Nintendo, o alguna otra empresa de la que todavía no hemos oído hablar pero ya esté trabajando en una revolución en la compresión de vídeo.

Un nuevo programa cada jueves

Y recuerda: el próximo jueves, un nuevo programa. Puedes suscribirte a través de las principales plataformas (iVoox e iTunes de momento) para recibirlo directamente en tu dispositivo o visitarnos para poder escucharlo desde nuestra web. ¡Gracias por seguirnos!

Suscríbete a 'Despeja la X' | iVoox e iTunes

También te recomendamos

'Despeja la X' es el nuevo podcast de Xataka: analizamos el gran tema de cada semana

He visto partidas que no creeríais: por qué ver videojuegos es ya algo tan divertido como jugarlos

Crea siete estilos diferentes cambiando pequeños detalles


La noticia No me mates la consola, Netflix de los videojuegos (Despeja la X 1×05) fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Chequea también

Microsoft Edge oculta una ‘white list’ que le permite a Facebook ejecutar código Flash sin que el usuario lo sepa

Ivan Fratric, investigador de seguridad de Google Project Zero, encontró en noviembre del año pasado que el navegador Edge de Microsoft tenía una 'white list' (lista de excepciones) con 58 sitios web a los que se les permitía ejecutar comandos basados en Adobe Flash sin necesidad de que el usuario lo aprobara. Tras informar a Microsoft, la compañía envió una actualización que corregía esto, la cual eliminaba a la mayoría de los sitios web de dicha lista a excepción de dos, los cuales pertenecen a Facebook. Lo curioso, y peligroso, de esta lista, es que aquellos sitios que se encuentren en ella podrán ejecutar código basado en Flash sin la aprobación previa del usuario, violando así las políticas de seguridad del mismo Edge que, en teoría, no permite la política de reproducción de clics (click2play) que muchos sitios usaban para activar funciones usando Flash y que ponían en riesgo la seguridad de los usuarios. En Xataka Criticar que Google sabotea a Microsoft Edge es tener muy mala memoria Facebook puede ejecutar Flash a pesar de las políticas de seguridad de Edge El descubrimiento de Ivan Fratric nos presentaba una lista de excepciones de 58 dominios y subdominios donde se incluían, por ejemplo, la web de Microsoft, el portal MSN, Deezer, Yahoo, la red social china QQ e incluso el sitio 'dgestilistas.es', que es una peluquería española. Tras la actualización enviada por Microsoft para Edge, de los 58 dominios sólo se mantuvieron dos de ellos: https://www.facebook.com y https://apps.facebook.com. Se desconocen las razones, pero además de esto, Fratric descubrió nuevos fallos de seguridad en esta 'lista blanca': Una vulnerabilidad XSS en cualquiera de los dominios que permitiría omitir la política de 'click2play' (ejecutar código Flash malicioso en estos dominios). Se encontraron vulnerabilidades XSS conocidas y sin parchear en al menos algunos de los dominios incluidos en la lista blanca. La lista blanca no se limita a 'https', incluso en ausencia de las vulnerabilidades XSS, lo que permitiría a un atacante MITM saltarse la política de seguridad 'click2play'. The default Flash whitelist in Edge (https://t.co/JxStUIxByE) really surprised me. So many sites for which I'm completely baffled as to why they're there. Like a site of a hairdresser in Spain(https://t.co/50xdJvzksA)?! I wonder how the list was formed. And if MSRC knew about it.— Ivan Fratric (@ifsecure) 19 de febrero de 2019 Como mencionaba, lo más extraño es que de los 58 dominios se haya decidido mantener sólo dos y pertenecientes a Facebook. Con esto, la red social de Zuckerberg puede ejecutar cualquier widget de Flash que tenga unas dimensiones de más de 398 x 298 píxeles y esté alojado en los dominios https://www.facebook.com y https://apps.facebook.com. Por otro lado, para cualquier otro widget de Flash, Edge mantiene activa su política de seguridad 'click2play' que no permite que ningún sitio ejecute contenido Flash sin el permiso del usuario, quien debe aceptarlo a través de una advertencia en la barra de direcciones. Nos hemos puesto en contacto con Microsoft y Facebook para conocer más detalles de esto y actualizaremos esta entrada en caso de tener alguna novedad. También te recomendamos Criticar que Google sabotea a Microsoft Edge es tener muy mala memoria Crema de chocolate y café con mascarpone: receta para enamorar Facebook prepara LOL: memes y GIFs en lugar de medios para intentar dejar de lucir anticuado - La noticia Microsoft Edge oculta una 'white list' que le permite a Facebook ejecutar código Flash sin que el usuario lo sepa fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Google metió un micrófono en su dispositivo de seguridad Nest Secure, el problema es que nunca le dijo a sus usuarios

Por cómo están las cosas ahora mismo con el tema de la privacidad, el mínimo fallo u omisión puede desencadenar todo tipo de conjeturas que pueden provocar que algo pequeño se vuelva todo un tema de discusión. Y eso es precisamente lo que le está ocurriendo ahora mismo a Google, ya que se descubrió que a la compañía "se le olvidó" informar que su sistema Nest Secure tenía un micrófono instalado en su interior. El Nest Secure es un dispositivo de seguridad que fue lanzado en septiembre de 2017, el cual está pensado para ser un hub para el resto de sensores, cámaras y otros dispositivos de seguridad en el hogar. Cuenta con un teclado numérico en la parte superior, un altavoz y ahora nos enteramos que también tiene un micrófono, algo que no se mencionaba en las especificaciones técnicas del producto. En Xataka Esto es lo que pasa cuando hackean una cámara Nest para advertir que se aproxima un ataque de misiles desde Corea del Norte "Nunca se tuvo la intención de que fuera un secreto" Google, quien actualmente es el propietario de Nest, confirmó a inicios de este mes que Nest Secure recibiría soporte para Google Assistant, por lo que el dispositivo pasaría a convertirse en una especie de altavoz inteligente. El problema era que Google nunca informó que el Nest Secure contaba con micrófono, generando todo tipo de críticas en redes sociales. And this is why I don’t trust @Google hardware. While it’s not per se bad to put a microphone into an iot device, doing so without informed consent displays a shocking lack of respect for client’s wants and needs.— Ashton Kemerling (@ashton) 19 de febrero de 2019 If @Google's @Nest Secure devices really had secret microphones that they hid from consumers, those consumers should probably be forgiven if they don't trust the company's after-the-fact promises that it never spied on them. #DontBeEvil https://t.co/sZsFC31zdV via @csoonline— Tom Zeller Jr. (@tomzellerjr) 20 de febrero de 2019 Ante esto, Google salió inmediatamente a dar la cara al mencionar lo siguiente: "El micrófono en el dispositivo nunca fue pensado para que fuera un secreto y debería haberse incluido en las especificaciones técnicas. Eso fue un error de nuestra parte. El micrófono nunca ha estado encendido y sólo se activa cuando los usuarios habilitan específicamente la opción." Google también mencionó que el micrófono estaba ahí con el objetivo de ayudar con futuras funciones que llegarían por medio de actualizaciones, como el caso de Google Assistant, así como una próxima función de seguridad donde el micrófono servirá para detectar vidrios rotos de alguna ventana. Asimismo, Google también confirmó que los usuarios de Nest Secure no han sido espiados durante todo este tiempo y que no hay nada de que preocuparse. Y aunque todo esto tenga cierto sentido, la realidad es que ante los problemas de recopilación de datos que ha presentado Google, o los fallos de seguridad de Nest, es fácil sacar conjeturas y desconfiar. También te recomendamos Esto es lo que pasa cuando hackean una cámara Nest para advertir que se aproxima un ataque de misiles desde Corea del Norte Crema de chocolate y café con mascarpone: receta para enamorar Google habría detenido el desarrollo de 'Dragonfly', el buscador censurado para China, tras presiones en torno a la privacidad - La noticia Google metió un micrófono en su dispositivo de seguridad Nest Secure, el problema es que nunca le dijo a sus usuarios fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .