Inicio / Tecno / No me mates la consola, Netflix de los videojuegos (Despeja la X 1×05)

No me mates la consola, Netflix de los videojuegos (Despeja la X 1×05)

La semana pasada os presentamos nuestro nuevo podcast, 'Despeja la X' , donde cada jueves analizamos a fondo el tema más importante de los últimos siete días. Nuestra entrega de hoy (que ya puedes escuchar en iVoox e iTunes) tiene aún el aroma del E3 2018, ya que hablaremos de la carrera que están librando varias empresas por conseguir crear un "Netflix de los videojuegos". Todo en el marco de una industria que parece dirigirse hacia una realidad donde las copias físicas de los juegos tienen cada vez menos peso.

Tanto es así, que ya hay voces que aseguran que la próxima será la última generación de consolas, y que después todos jugaremos a videojuegos por streaming. Para analizar esta tendencia, en el programa de hoy contamos con Pedro Santamaría, coordinador de vídeo en Xataka, así como Rubén Márquez y Javier Pastor, editores de VidaExtra y Xataka respectivamente. También contamos con la voz de Santi Araujo, nuestro presentador, colaborador en Xataka y editor en Genbeta.

Empezamos hablando de GeForce Now, un servicio de juego en streaming pensado para usuarios de Mac o con equipos poco potentes, y en el que nos conectamos remotamente a los superordenadores de nVidia para jugar en streaming. Se trata de una solución multiplataforma muy interesante, aunque como ha explicado nuestro compañero Pedro Santamaría, tiene como principal defecto la latencia en algunos de los juegos.

La latencia es el tiempo que tardas en recibir los datos a tu ordenador, y cuanto mayor es más tiempo pasa desde que haces una acción con el mando hasta que ves el resultado. Esta latencia hace que la experiencia jugando sea un tanto errática, algo que en títulos como Dark Souls 3 puede pasarte factura cuando gran parte de tu partida depende de tu capacidad de reacción, y donde el encontrarte con problemas como las acciones duplicadas puede ponerte en serios aprietos.

También hay servicios de streaming locales, en los que desde uno de tus dispositivos utilizas un juego que está corriendo en el otro. Habiendo probado tanto Steam Link como Xbox Game Streaming, Javier Pastor nos cuenta que aunque la calidad de imagen pierde algo de detalle el comportamiento de los juegos es bueno en general. Quizá el único problema sea que van con algo de retraso, de nuevo la latencia, algo que puedes acusar en partidas online.

En cualquier caso, nos dice que la experiencia a día de hoy es suficientemente buena, y que promete ir a mejor según se vayan mejorando las tecnologías de compresión utilizadas por los servicios para enviarnos la imagen de los juegos de un dispositivo a otro. Eso hace que este tipo de propuestas locales puedan acabar extendiéndose también al streaming desde terceros en busca de un servicio parecido al de Netflix en las series.

Rubén Márquez también ha probado varios servicios de streaming, aunque su experiencia fue bastante más negativa. Nos cuenta que Steam Link no le funcionó en base a los estándares que caben esperar en una plataforma de juegos, sobre todo por culpa de la latencia que el resto de compañeros también han mencionado.

También menciona una aproximación a la filosofía a lo Netflix, que es la que propone Xbox Game Pass. En esta plataforma te descargas los juegos en tu consola, pero el catálogo de los que tienes disponibles está sujeto al pago de una mensualidad. Para él, el hecho de poder jugar de forma nativa hace de esta opción una alternativa mucho más cómoda.

Todavía faltan unos años para el paso al streaming

La industria lleva intentando crear un servicio de streaming de videojuegos prácticamente una década, y está empezando a avanzar y recibir nuevas y variadas propuestas según van mejorando las conexiones domésticas. Sin embargo, las grandes empresas como Microsoft o Electronic Arts aún no están apostando tanto por el streaming como por pagar a cambio de tener un amplio catálogo de juegos que descargarte para jugar en local.

Este tipo de propuestas sí que necesitan de una consola para descargar los juegos y ofrecerte una experiencia local, lo que las aleja de ese augurado futuro sin consolas. Además, como nos recuerda Marquez, a la comunidad ya le costó aceptar los juegos digitales en detrimento de los físicos, por lo que considera que harán falta muchos alicientes para que la gente se decida a dar el salto a un streaming de videojuegos.

Sin embargo, y aunque nuestros compañeros ven complicado que se produzca de una forma rápida, sí que coinciden en que en 8 o 10 años sí habrá buenas plataformas de streaming con las que sólo necesitaremos la tele y un mando para jugar a lo que queramos. Será entonces cuando tenga lugar la transición, aunque hasta entonces las marcas seguirán jugando con propuestas híbridas o basadas en soporte físico como la mencionada Xbox Game Pass.

Esto abrirá muchas puertas para los usuarios, pero se las cerraría a industrias como la de fabricación de componentes para ordenador. Y es que, sin necesitar ordenadores tan potentes para jugar, no habrá tantas personas que quieran gastarse un dineral en montarse un ordenador potente o gaming. Lo pasarán mal, como también lo harán otros sectores como los de venta de juegos de segunda mano.

La transición al streaming en los videojuegos seguramente tenga tantos seguidores como detractores, y nos esperan unos años de arduos debates. Sobre todo teniendo en cuenta que a día de hoy la tecnología todavía no puede darnos ese escenario utópico en el que podamos jugar a 1080 y 60fps sin ningún tipo de latencia.

Pero cuando eso sea posible, nuestros editores tienen claro que casi todos estarán encantados de poder quitarse juegos de la estantería. Ya ha pasado con Spotify y Netflix aunque hace unos años nadie se lo esperaba, y cuando la tecnología esté preparada es muy probable que también pase con los videojuegos.

Mientras tanto, los fabricantes empezarán a preparar el terreno, y aunque tengamos uno o dos generaciones con modelos complementarios, acabarán llegando aplicaciones para televisores con las que jugar en streaming. Lo que queda por ver ahora es quién acaba dando por la tecla, si clásicos como Sony, Microsoft o Nintendo, o alguna otra empresa de la que todavía no hemos oído hablar pero ya esté trabajando en una revolución en la compresión de vídeo.

Un nuevo programa cada jueves

Y recuerda: el próximo jueves, un nuevo programa. Puedes suscribirte a través de las principales plataformas (iVoox e iTunes de momento) para recibirlo directamente en tu dispositivo o visitarnos para poder escucharlo desde nuestra web. ¡Gracias por seguirnos!

Suscríbete a 'Despeja la X' | iVoox e iTunes

También te recomendamos

'Despeja la X' es el nuevo podcast de Xataka: analizamos el gran tema de cada semana

He visto partidas que no creeríais: por qué ver videojuegos es ya algo tan divertido como jugarlos

Crea siete estilos diferentes cambiando pequeños detalles


La noticia No me mates la consola, Netflix de los videojuegos (Despeja la X 1×05) fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Chequea también

El robo de 26 millones de SMS demuestra por qué aplicaciones específicas de autenticación en dos pasos son más seguras

Un investigador de seguridad llamado Sébastien Kaul descubrió recientemente una base de datos totalmente desprotegida en los servidores de Vovox. Dicho servidor ni siquiera estaba protegido con contraseña, y eso daba acceso potencial a cerca de 26 millones de mensajes SMS entre los cuales estaban códigos de autenticación en dos pasos. La vulnerabilidad demuestra que los tradicionales mensajes cortos son una mala opción a la hora de proteger nuestros servicios con la siempre recomendable capa 2FA (Two-Factor Authentication), y hay propuestas mucho más recomendables como las aplicaciones específicas para este ámbito. Bien por la autenticación en dos pasos, mal por usar los SMS en esta tecnología La base de datos no solo era fácilmente accesible -el investigador la descubrió a través del popular buscador Shodan- sino que el formato utilizado, Kibana, presenta los datos (nombres, fechas, números de móvil y contenidos del mensaje) de una forma que hacía aún más fácil su consulta por parte de posibles atacantes. En el informe del investigador se detectó como muchos códigos de autenticaicón de distintos servicios se enviaban en texto plano de forma que podían ser interceptados y plantear una seria amenaza para lograr tomar el control de las cuentas de usuario en todos esos ervicios. Como indican los expertos eso códigos de autenticación tienen un periodo de validez reducido lo que hace que l acceso a la base de datos no tuviera mucho valor si se hizo recientemente. El problema es que alguien tuviera acceso a dicha base de datos en el pasado y de forma continuada, lo que podría dar lugar a esas intercepciones de cuentas habitualmente con contenidos sensibles. En Xataka Cómo activar la verificación en dos pasos en Google, Facebook, Twitter, Instagram, Microsoft y WhatsApp Utilizar sistemas de autenticación en dos pasos sigue siendo una idea fantástica para añadir una capa más de seguridad a nuestros servicios y son muchos los que permiten hacerlo, pero hace tiempo que se desaconseja el uso del SMS. Incluso el NIST (National Institute of Standards and Technology) declaró oficialmente ya hace dos años que los mensajes cortos ya no eran adecuados para este tipo de escenarios. Aplicaciones móviles como Google Authenticator, Microsoft Authenticator o la popular Authy son alternativas más seguras, como revelaba el propio informe de este organismo. Vía | TechCrunch También te recomendamos ¿CÓMO SERÁ EL VEHÍCULO ELÉCTRICO DEL MAÑANA? La verificación en dos pasos de WhatsApp ya está disponible para todos: así se activa Proteger tus cuentas con autenticación en dos pasos es una gran idea: hacerlo con SMS no tanto - La noticia El robo de 26 millones de SMS demuestra por qué aplicaciones específicas de autenticación en dos pasos son más seguras fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

La BBC experimenta con ‘deep fakes’ para doblar a un presentador en varios idiomas

La BBC publicó esta semana un vídeo en el que su presentador de noticias Matthew Amroliwala aparecía en pantalla hablando en perfecto español, chino mandarín e hundi. Lo curioso del caso es que Amroliwala tan sólo habla inglés, de modo que, ¿qué era lo que estábamos viendo exactamente? Pues nada menos que un deep fake, la polémica tecnología que empezó a cosechar fama cuando salieron los primeros vídeos pornográficos aparentemente protagonizados por famosas -cuyos rasgos se superponían a los de las actrices originales gracias al uso de inteligencia artificial- y que ahora preocupa sobre todo por su capacidad de erosionar la democracia minando la confianza en los medios de comunicación. Pero esos mismos medios están descubriendo también usos más benignos y favorables de esta tecnología: la posibilidad de realizar un doblaje optimizado, en el que ni el ojo más experto pueda detectar ningún error en la sincronización entre sonido y labios... porque los labios se adaptarán para ajustarse a la pronunciación. Esto permitirá que cualquier rostro famoso (desde un actor de Hollywood a cualquier presentador de televisión) puede "hablar" en varios idiomas de forma totalmente transparente para los espectadores. En Xataka La inteligencia artificial de este espectacular vídeo hace que bailemos mejor que Bruno Mars Cuando el objetivo era acabar con barreras idiomáticas y terminamos me pudiendo confiar en lo que ven nuestros ojos La BBC recurrió para este experimento a la tecnología de la compañía británica Synthesia, gracias a la cual tan sólo necesitaron grabar un vídeo que registrase todos los movimientos faciales del presentador a doblar, otro leyendo el texto a traducir, y otro más, protagonizado por un doblador, por cada lenguaje al que se quisiera traducir el texto en cuestión. Una vez recopilado este material, los técnicos de Synthesia entrenaron una red generativa hasta que la enseñaron a producir imágenes fotorrealistas de la cara de Amroliwala, que permitirían dar forma a los 'deep fakes' de doblaje. "Finalmente, para dar vida a la cara digital, tanto la expresión facial como la pista de audio de nuestros colegas del World Service se transfieren a la nueva cara digital, un proceso denominado digital puppeteering", según explica Ahmed Razek, ingeniero de la BBC. Según la web de Synthesia, su propósito a la hora de desarrollar esta tecnología de doblaje es el de crear un mundo "sin barreras idiomáticas", en el que cualquier persona pueda disfrutar de cualquier contenido de vídeo con independencia de su idioma. Pero Razek llama la atención no ya sobre las posibles falsificaciones más o menos solventes que algún individuo pueda publicar por Internet, sino sobre el poder que esto otorga a los medios de comunicación: Piensa en esto: ahora tenemos una copia digital y flexible de la cara de Matthew. Podríamos grabar un nuevo video (tal vez en nuestra cocina) e insertar esas palabras en cualquier otra grabación de Matthew, en el estudio o en exteriores Las implicaciones [para la BBC] son serias. También te recomendamos Con los deepfakes tendremos un problema con la verdad: ni los vídeos servirán como pruebas ¿CÓMO SERÁ EL VEHÍCULO ELÉCTRICO DEL MAÑANA? Este presentador del telediario en China está generado por inteligencia artificial, y no lo hace nada mal - La noticia La BBC experimenta con 'deep fakes' para doblar a un presentador en varios idiomas fue publicada originalmente en Xataka por Marcos Merino .