Inicio / Tecno / ‘Han Solo: Una historia de Star Wars’ es un amable e intrascendente guiño para fans de la franquicia

‘Han Solo: Una historia de Star Wars’ es un amable e intrascendente guiño para fans de la franquicia

A diferencia de las más aparatosas entregas de la linea principal de 'Star Wars', que tienen muchas preguntas que responder y muchos fans a los que contentar (a menudo sin éxito, pero eso es más culpa de los fans que de las propias películas), las entregas de la rama 'Una historia de Star Wars' se pueden permitir contar historias más ligeras, o ajenas a las tramas principales, o que no se preocupen demasiado de hacer malabares con decenas de compromisos adquiridos desde hace décadas. Eso en teoría, claro.

De momento, la idea está funcionando solo a medias: para las dos primeras películas de esa, sobre el papel, estupenda idea, se contó con gente capaz de poner en pie un blockbuster, pero con cierto sello autoral. El primero fue Gareth Edwards ('Godzilla') que firmó 'Rogue One', pero la película fue sometida a abundantes cambios de montaje y se rodaron nuevas escenas para darle cohesión. El resultado fue irregular y no terminó de convencer a casi nadie.

Más extremo ha sido el caso de 'Han Solo', que inicialmente era una propuesta muy estimulante: Phil Lord y Chris Miller se iban a hacer cargo de ella, y su carrera era perfecta para semejante encargo. 'La LEGO Película', 'Lluvia de albóndigas', los reboots de '21 Jump Street'… todas demostraban una gran pericia por parte de la pareja para tomar franquicias multimedia, algunas con décadas a sus espaldas, y revitalizarlas a base de humor e improvisación. Y eso exactamente es lo que intentaron hacer con 'Han Solo'… para disgusto de Disney.

Con la producción muy avanzada. Lord y Miller fueron invitados a abandonarla por la productora de la franquicia, Kathleen Kennedy, y el guionista de la película, Lawrence Kasdan (responsable también de los guiones de 'El Imperio contraataca', 'El retorno del jedi' y 'El despertar de la Fuerza'). Al parecer, estaban introduciendo excesivas cantidades de humor e improvisación, lo que lleva sin duda a la inevitable pregunta de qué se esperaba de ellos, para empezar. Fueron sustituidos por un director con fama de efectivo, cumplidor y nada conflictivo: Ron Howard.

Tras esa maniobra, el resultado es más o menos el esperado: 'Han Solo' es una película ligera, pero sin estridencias. Consciente de su condición de producto menor, de aperitivo para historias más ambiciosas, de impasse de Disney para tener algo de 'Star Wars' cada año en cartel. Eso no necesariamente tiene que ser un inconveniente: los seguidores de largo recorrido de la serie saben perfectamente que el universo creado por George Lucas tiene espacio para grandes batallas y para historias intrascendentes, para personajes épicos y para secundarios de cuchufleta.

De hecho, 'Han Solo' respira el aire a intrascendencia que tienen algunos comics de la saga (muchos de ellos coprotagonizados por el propio Solo: ¿alguien recuerda a Jaxxon?), como si estuviéramos ante un fan-fition o una serie de animación menor. Sin duda, ese es su gran valor: recuperar el saludable tono de aventura pulp del 'Episodio IV', más atento a replicar las hazañas de Buck Rogers o Flash Gordon que de crear La Aventura Galáctica Más Grande Jamás Contada. Por eso, por ejemplo, la inevitable subtrama tipo atraco no se ve tan forzada como en 'Los últimos Jedi', donde era más bien una huida argumental hacia adelante. En 'Han Solo', ese tipo de aventuras forma parte de su ADN.

Personajes con carisma, pero no tanto

Cantinatalksolo

Las dos grandes bazas para meterse al público en el bolsillo que maneja 'Han Solo' son el carisma de sus personajes y los guiños al pasado glorioso. Lo primero lo consigue a medias: el Lando Calrissian de Donald Glover, por ejemplo, es un personaje altamente secundario y del que se intuyen severos cortes en la sala de montaje. El Beckett de Woody Harrelson es ocasionalmente carismático, pero a veces parece que solo está ahí para sugerir futuros latiguillos en los diálogos del personaje de Solo.

Y Alden Ehrenreich no desmerece al personaje (que ya es bastante, teniendo en cuanta la mítica que le rodea), pero a veces su composición se limita a replicar tics de Harrison Ford. Posiblemente, la pretensión de contar la historia iniciática de Han Solo, la que le ha convertido en el cínico imbatible de la trilogía original, es la que más juega en su contra, ya que la necesidad de introducir un interés romántico, una aventura ligera y cómo entabla amistad con personajes posteriores clásicos, sencillamente no encajan con la personalidad del contrabandista. Aunque de esto, posiblemente, tengan que preocuparse más los integristas de la continuidad que los espectadores ocasionales de esta historia lateral.

Lo que sí hace 'Han Solo', y muy bien, es replicar cierta atmósfera de película ya no retro, sino directamente pasada de moda: la estructura de película de atracos, las relaciones entre los personajes -lejos de las ambigüedades y tenebrismo de entregas recientes de la franquicia-, los guiños accesibles incluso para espectadores que solo han consumido la trilogía original, el despreocupado y jovial aire aventurero… hasta los alienígenas, sin duda lo mejor de la película (no se decía esto desde 'El retorno del jedi'), tienen un aire muppet que es una delicia.

Hansolo3

El resultado es una entrega de 'Star Wars' asumidamente intrascendente, y que funciona mejor cuando se centra en la acción y la aventura. Por ejemplo, una merecidamente mítica proeza del Halcón Milenario cuya origen se cuenta aquí es una frenética aventurilla con aires de horror cósmico francamente distinta a los ambientes a los que nos tiene acostumbrados la serie. Un refrescante descanso a la espera de peripecias más densas, por una vez no especialmente obsesionada con complacer al fan medio. Puede que 'Han Solo' no vaya a pasar con letras doradas al canon de la franquicia, pero como saludo a la zona más tosca y asentada en la serie B del arranque de la serie, funciona muy sobradamente.

También te recomendamos

El primer póster de 'Solo: A Star Wars Story' nos muestra a Alden Ehrenreich enfundado ya en el mítico personaje

'Solo: A Star Wars Story': increíble tráiler lleno de acción donde finalmente conocemos al villano

Quiero una cafetera espresso: ¿qué diferencias hay entre una manual y una automática?


La noticia 'Han Solo: Una historia de Star Wars' es un amable e intrascendente guiño para fans de la franquicia fue publicada originalmente en Xataka por John Tones .

Chequea también

Por qué no puedes solucionar una mala dieta con ejercicio si lo que quieres es adelgazar

"Si me mato en el gimnasio puedo comer lo que quiera" o "mientras salga a correr, tendré el peso controlado". ¿Has pensado alguna vez cosas similares a estas? ¿Crees que vigilar la alimentación es algo secundario si cumples con el ejercicio? Lamentamos decirte que estás en un error. Si lo que quieres es adelgazar, tendrás que estar atento a lo que comes por mucho que vayas al gimnasio prácticamente todos los días. Por desgracia para todos, a la hora de adelgazar no existen los atajos. Para adelgazar necesitas un déficit calórico Para entender por qué no es suficiente con hacer ejercicio tenemos que empezar explicando lo más básico a la hora de adelgazar: necesitas conseguir un déficit calórico. Nuestro cuerpo obtiene la energía que necesita de los alimentos que consume, y cuando consume más energía de la que gasta, la almacena en forma de tejido graso en previsión de tiempos de escasez, cuando ingiera menos de la que necesite. Así que si quieres adelgazar debes conseguir que tu cuerpo recurra a esas reservas de grasa, ingiriendo menos calorías de las que gastas. Todas las dietas, tanto las que funcionan a largo plazo como las que se promocionan como dietas milagro, se basan en este principio. La diferencia es cómo se consigue ese déficit calórico y cómo de fácil resulta evitar el efecto yoyo (recuperar rápidamente todo lo perdido). Rápidos ingiriendo calorías, lentos quemándolas Teniendo lo anterior en cuenta, podrías pensar que tienes suficiente con aumentar la cantidad de ejercicio físico que haces. Así quemarías más calorías y podrías conseguir ese déficit calórico que te hará adelgazar, ¿verdad? Pues sí en la teoría, pero en la práctica esto es realmente difícil de conseguir por la siguiente razón: tras miles de años de evolución, la mayor parte de ella con escasez de alimentos calóricos a nuestro alcance, nuestro cuerpo ha desarrollado un verdadero talento a la hora de detectar, disfrutar y procesar con rapidez los alimentos con una alta densidad calórica y para quemar con lentitud esas mismas calorías. Desde un punto de vista meramente técnico, nuestro cuerpo es en ese sentido una máquina enormemente eficiente. El problema es que en un mundo en el que las calorías ya no escasean, sino que nos sobran, esa eficacia juega en nuestra contra, y es difícil mantener un peso saludable incidiendo solamente en la parte del ejercicio físico y descuidando la alimentación. Lo que tendrías que correr para quemar estas calorías La Royal Society for Public Health británica publicaba hace ahora un año una tabla en la que recogía cuánto ejercicio hace falta para quemar determinados alimentos poco saludables. La recogemos aquí, traducida al español, para que te hagas una idea del desequilibrio entre calorías que entran al comer y las que salen al hacer ejercicio. Ten en cuenta siempre que hay más factores que influyen en el ritmo al que tu cuerpo quema calorías, como el porcentaje de masa muscular o el estado físico de cada uno. Esto es especialmente relevante en el ejercicio aeróbico, al que el cuerpo se termina acostumbrando y cada vez hay que hacer más tiempo del mismo ejercicio para quemar las mismas calorías. Alimento poco saludable Número aproximado de calorías Tiempo para quemarlas caminando a buen ritmo Tiempo para quemarlas corriendo a trote tranquilo Refresco azucarado 138 26 minutos 13 minutos Chocolatina estándar 229 42 minutos 22 minutos Sandwich de máquina de vending (de bacon y queso) 445 1 hora y 22 minutos 42 minutos Un cuarto de pizza familiar 449 1 hora y 23 minutos 43 minutos Un café-batido mediano 290 53 minutos 28 minutos Paquete de patatas fritas o aperitivo similar 171 31 minutos 16 minutos 50 gramos de cacahuetes asados y condimentados 296 54 minutos 28 minutos Bollería industrial azucarada 420 1 hora y 17 minutos 44 minutos Bol de cereales de desayuno 172 31 minutos 16 minutos Bollería tipo muffin 265 48 minutos 25 minutos ¿Y si haces otros deportes? Quizá ni correr ni caminar sean lo tuyo. Entonces, ¿cuántas calorías gastas haciendo tu deporte favorito? La Clínica Mayo publicó en octubre de 2017 una recopilación con esta información, calculando el número de calorías por deporte poniendo como sujeto medio a una mujer de 76 kilos y un hombre de 88. Deporte Mujer (76 kg) Hombre (88 kg) Bailes de salón 219 calorías/hora 273 calorías/hora Ciclismo lento (16 km/h) 256 calorías/hora 319 calorías/hora Golf 314 calorías/hora 391 calorías/hora Trotar en la elíptica 365 calorías/hora 455 calorías/hora Nadar (intensidad moderada) 423 calorías/hora 501 calorías/hora Nadar (intensidad alta) 715 calorías/hora 892 calorías/hora Máquina de remo 438 calorías/hora 546 calorías/hora Baloncesto 584 calorías/hora 728 calorías/hora Tenis 584 calorías/hora 728 calorías/hora Senderismo 438 calorías/hora 546 calorías/hora Subir escaleras 657 calorías/hora 819 calorías/hora Fútbol 752 calorías/hora 937 calorías/hora Saltar a la cuerda 861 calorías/hora 1.074 calorías/hora Ejercicio sin dieta, mala solución Si echas un vistazo a ambas tablas te darás cuenta de por qué intentar perder peso confiando exclusivamente en el ejercicio sin prestar ninguna atención a la dieta no es una gran idea: si eres mujer, necesitas más de una hora de elíptica para compensar un cuarto de pizza, y nadar más de una hora a intensidad moderada para quemar un bollo, y si eres hombre, las cifras están un poco más de tu lado, pero también es más probable que hayas consumido raciones más grandes. Además de poco eficaz, esta forma de enfocar el ejercicio físico puede terminar quitándole toda la diversión al convertirlo en un mecanismo de compensación, como una forma de expiar las culpas de lo que comemos. Igualmente, la comida insana puede verse como un premio que nos damos tras hacer deporte, allanando el camino para un posible desorden alimenticio. Por eficacia a la hora de bajar de peso y también como una forma de disfrutar mucho más del proceso, resulta mucho más conveniente un enfoque combinado de ejercicio y dieta, entendiendo la dieta no como un menú restrictivo que te diga qué debes comer en cada momento, sino como una forma de mejorar los hábitos alimenticios reduciendo y eliminando los alimentos ultraprocesados, los que llevan azúcares añadidos, los que tienen un alto contenido en sal y los que emplean harinas y grasas de mala calidad. Al reducir esos alimentos, reduciremos las calorías que ingerimos, especialmente aquellas que no nos aportan nutrientes beneficiosos, y combinándolo con el ejercicio se produce ese déficit calórico del que hablábamos al principio y que es, de echo, el único método real para quemar grasas. Imágenes | UnsplashEn Xataka | Dieta disociada para adelgazar: lo que dice la ciencia sobre la dieta más buscada También te recomendamos Lo que hace a tu cuerpo el estar sentado frente al ordenador 10 horas al día Quiero una cafetera espresso: ¿qué diferencias hay entre una manual y una automática? La gran guerra en la ciencia de la nutrición sobre adelgazar: dietas bajas en grasas vs dietas bajas en hidratos - La noticia Por qué no puedes solucionar una mala dieta con ejercicio si lo que quieres es adelgazar fue publicada originalmente en Xataka por Rocío Pérez .

Sentirte a bordo de un Hot Wheels es así de espectacular (y lo puedes hacer tú ahora mismo)

El coche Hot Wheels más loco lleva una GoPro a bordo. Podrías conseguirlo a lo bruto pero la solución que os proponemos hoy llegará a tu corazoncito maker. Hay que modificar un coche y acoplar una GoPro para obtener una vista en primera persona alucinante y a medida. FPV desde un coche Hot Wheels Si tienes a mano unos cuantos carriles de Hot Wheels y un coche que no te importe destrozar, ya tienes proyecto maker para este fin de semana. Te proponemos crear un vídeo en primera persona (FPV) a bordo de uno de estos pequeños coches de coleccionista. En Instructables tienes todos los pasos a seguir de la propuesta del usuario fungus amungus, que con las ruedas de un coche desmontado, ha creado un diseño de base sencilla y adaptada para alojar una GoPro. El paso más complicado es tener una impresora 3D a mano o a alguien que nos la pueda dejar para una impresión que apenas dura una media hora. La sensación de vértigo y velocidad está asegurada, y si no, mira el vídeo del usuario de Youtube 5MadMovieMakers que más ha hecho por esta combinación: Más información | Instructables. También te recomendamos Quiero una cafetera espresso: ¿qué diferencias hay entre una manual y una automática? Witbox Go!, análisis: imprimir en 3D desde el móvil nada más sacar de la caja es una realidad (pero limitada) Para imprimir esta casa en 3D se necesitarían máximo 24 horas y sólo 4.000 dólares - La noticia Sentirte a bordo de un Hot Wheels es así de espectacular (y lo puedes hacer tú ahora mismo) fue publicada originalmente en Xataka por Javier Penalva .