Inicio / Tecno / ‘Han Solo: Una historia de Star Wars’ es un amable e intrascendente guiño para fans de la franquicia

‘Han Solo: Una historia de Star Wars’ es un amable e intrascendente guiño para fans de la franquicia

A diferencia de las más aparatosas entregas de la linea principal de 'Star Wars', que tienen muchas preguntas que responder y muchos fans a los que contentar (a menudo sin éxito, pero eso es más culpa de los fans que de las propias películas), las entregas de la rama 'Una historia de Star Wars' se pueden permitir contar historias más ligeras, o ajenas a las tramas principales, o que no se preocupen demasiado de hacer malabares con decenas de compromisos adquiridos desde hace décadas. Eso en teoría, claro.

De momento, la idea está funcionando solo a medias: para las dos primeras películas de esa, sobre el papel, estupenda idea, se contó con gente capaz de poner en pie un blockbuster, pero con cierto sello autoral. El primero fue Gareth Edwards ('Godzilla') que firmó 'Rogue One', pero la película fue sometida a abundantes cambios de montaje y se rodaron nuevas escenas para darle cohesión. El resultado fue irregular y no terminó de convencer a casi nadie.

Más extremo ha sido el caso de 'Han Solo', que inicialmente era una propuesta muy estimulante: Phil Lord y Chris Miller se iban a hacer cargo de ella, y su carrera era perfecta para semejante encargo. 'La LEGO Película', 'Lluvia de albóndigas', los reboots de '21 Jump Street'… todas demostraban una gran pericia por parte de la pareja para tomar franquicias multimedia, algunas con décadas a sus espaldas, y revitalizarlas a base de humor e improvisación. Y eso exactamente es lo que intentaron hacer con 'Han Solo'… para disgusto de Disney.

Con la producción muy avanzada. Lord y Miller fueron invitados a abandonarla por la productora de la franquicia, Kathleen Kennedy, y el guionista de la película, Lawrence Kasdan (responsable también de los guiones de 'El Imperio contraataca', 'El retorno del jedi' y 'El despertar de la Fuerza'). Al parecer, estaban introduciendo excesivas cantidades de humor e improvisación, lo que lleva sin duda a la inevitable pregunta de qué se esperaba de ellos, para empezar. Fueron sustituidos por un director con fama de efectivo, cumplidor y nada conflictivo: Ron Howard.

Tras esa maniobra, el resultado es más o menos el esperado: 'Han Solo' es una película ligera, pero sin estridencias. Consciente de su condición de producto menor, de aperitivo para historias más ambiciosas, de impasse de Disney para tener algo de 'Star Wars' cada año en cartel. Eso no necesariamente tiene que ser un inconveniente: los seguidores de largo recorrido de la serie saben perfectamente que el universo creado por George Lucas tiene espacio para grandes batallas y para historias intrascendentes, para personajes épicos y para secundarios de cuchufleta.

De hecho, 'Han Solo' respira el aire a intrascendencia que tienen algunos comics de la saga (muchos de ellos coprotagonizados por el propio Solo: ¿alguien recuerda a Jaxxon?), como si estuviéramos ante un fan-fition o una serie de animación menor. Sin duda, ese es su gran valor: recuperar el saludable tono de aventura pulp del 'Episodio IV', más atento a replicar las hazañas de Buck Rogers o Flash Gordon que de crear La Aventura Galáctica Más Grande Jamás Contada. Por eso, por ejemplo, la inevitable subtrama tipo atraco no se ve tan forzada como en 'Los últimos Jedi', donde era más bien una huida argumental hacia adelante. En 'Han Solo', ese tipo de aventuras forma parte de su ADN.

Personajes con carisma, pero no tanto

Cantinatalksolo

Las dos grandes bazas para meterse al público en el bolsillo que maneja 'Han Solo' son el carisma de sus personajes y los guiños al pasado glorioso. Lo primero lo consigue a medias: el Lando Calrissian de Donald Glover, por ejemplo, es un personaje altamente secundario y del que se intuyen severos cortes en la sala de montaje. El Beckett de Woody Harrelson es ocasionalmente carismático, pero a veces parece que solo está ahí para sugerir futuros latiguillos en los diálogos del personaje de Solo.

Y Alden Ehrenreich no desmerece al personaje (que ya es bastante, teniendo en cuanta la mítica que le rodea), pero a veces su composición se limita a replicar tics de Harrison Ford. Posiblemente, la pretensión de contar la historia iniciática de Han Solo, la que le ha convertido en el cínico imbatible de la trilogía original, es la que más juega en su contra, ya que la necesidad de introducir un interés romántico, una aventura ligera y cómo entabla amistad con personajes posteriores clásicos, sencillamente no encajan con la personalidad del contrabandista. Aunque de esto, posiblemente, tengan que preocuparse más los integristas de la continuidad que los espectadores ocasionales de esta historia lateral.

Lo que sí hace 'Han Solo', y muy bien, es replicar cierta atmósfera de película ya no retro, sino directamente pasada de moda: la estructura de película de atracos, las relaciones entre los personajes -lejos de las ambigüedades y tenebrismo de entregas recientes de la franquicia-, los guiños accesibles incluso para espectadores que solo han consumido la trilogía original, el despreocupado y jovial aire aventurero… hasta los alienígenas, sin duda lo mejor de la película (no se decía esto desde 'El retorno del jedi'), tienen un aire muppet que es una delicia.

Hansolo3

El resultado es una entrega de 'Star Wars' asumidamente intrascendente, y que funciona mejor cuando se centra en la acción y la aventura. Por ejemplo, una merecidamente mítica proeza del Halcón Milenario cuya origen se cuenta aquí es una frenética aventurilla con aires de horror cósmico francamente distinta a los ambientes a los que nos tiene acostumbrados la serie. Un refrescante descanso a la espera de peripecias más densas, por una vez no especialmente obsesionada con complacer al fan medio. Puede que 'Han Solo' no vaya a pasar con letras doradas al canon de la franquicia, pero como saludo a la zona más tosca y asentada en la serie B del arranque de la serie, funciona muy sobradamente.

También te recomendamos

El primer póster de 'Solo: A Star Wars Story' nos muestra a Alden Ehrenreich enfundado ya en el mítico personaje

'Solo: A Star Wars Story': increíble tráiler lleno de acción donde finalmente conocemos al villano

Quiero una cafetera espresso: ¿qué diferencias hay entre una manual y una automática?


La noticia 'Han Solo: Una historia de Star Wars' es un amable e intrascendente guiño para fans de la franquicia fue publicada originalmente en Xataka por John Tones .

Chequea también

Conozcan a ‘HAL’, el inquietante robot que sangra, simula emociones y sirve para imitar a un paciente pediátrico

Sí, se llama HAL, aunque parece que no tiene nada que ver con aquella famosa inteligencia artificial de la nave Discovery, o al menos no lo podemos asegurar. De hecho, su nombre completo es 'Pediatric HAL' y es un simulador de pacientes pediátricos capaz de imitar expresiones faciales, emociones realistas, movimiento y otras características propias de los seres humanos. Se trata de una creación de Gaumard Scientific, un compañía que se dedica a fabricar todo tipo de simuladores de atención médica, que en esta ocasión han decidido crear un robot con funciones realistas, con el que se busca ayudar en la formación de médicos y estudiantes para el tratamiento de pacientes infantiles. Desde monitorización hasta procedimientos de emergencia Según explican, HAL ha sido desarrollado con un sistema operativo propietario de nombre UNI, el cual incluye una base de comportamientos y respuestas ante diversos escenarios, pero también permitiría configurar sus propias expresiones faciales y emociones para ampliar el alcance de las experiencias de aprendizaje. Por ejemplo, HAL sería capaz de mostrar enojo, dolor transitorio o continuo, asombro, curiosidad, preocupación, ansiedad, tristeza con llanto y hasta bostezos. Sus ojos son interactivos y responden a las situaciones de diagnóstico, donde la incluso la pupila muestra dilatación ante la presencia de luz directa. Cuenta con un corazón y pulmones artificiales, los cuales emiten sonidos en "alta fidelidad", así como sonidos intestinales, dedos que sangran ante pinchazos y pulso. También muestra respuestas vía voz a través de comandos incluidos, que sirven para dar mayor realismo. La compañía menciona que el objetivo de HAL es ayudar tanto a estudiantes como profesionales de todos los niveles a desarrollar habilidades para comunicarse, diagnosticar y tratar a pacientes infantiles, por lo que se incluyen características para servicios prehospitalarios, de transporte, de emergencia, de enfermería y de cuidados intensivos. Debido a su realismo, la compañía menciona que HAL puede entrar en paro cardíaco, se le pueden hacer pruebas de glucosa pinchando su dedo, donde incluso habrá sangre artificial. También admite descompresión de agujas y se pueden practicar ejercicios de inserción de tubos torácicos utilizando instrumentos reales. En resumen, Gaumard menciona que la idea general de HAL es ofrecer una experiencia lo más realista posible, por ello lo han equipado de elementos que lo hacen uno de los simuladores más interesantes que hayamos visto usando robótica. En Xataka | Ibuki, el robot que simula el aspecto de un niño de 10 años... y que bien podría ser el protagonista de una película de terror También te recomendamos Anatomía del café italiano: ¿es verdad que es el mejor del mundo? No eres tú, es el verano: el calor nos vuelve más lentos y torpes Los coches eléctricos están provocando nuevos protocolos de emergencia debido a las baterías y sus riesgos de incendio - La noticia Conozcan a 'HAL', el inquietante robot que sangra, simula emociones y sirve para imitar a un paciente pediátrico fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

IKEA diseñó siete vehículos autónomos, pero éstos funcionarían más como hoteles, tiendas, oficinas o como sala de juegos

El desarrollo de vehículos autónomos es ahora mismo una apuesta en el futuro, con cientos de compañías metidas en una gran cantidad de proyectos que apuntan a intensificarse durante la siguiente década. La mayoría de los proyectos apuntan a coches que nos transporten de un sitio a otro sin que tengamos que conducir, como un servicio de taxis sin conductor, pero ¿por qué no imaginar el coche autónomo más allá de como un medio de transporte? Pues esto es precisamente lo que se le ha ocurrido a IKEA y la verdad no es mala idea. 'Espacios sobre ruedas' IKEA, a través de su Future Living Lab, en colaboración con el estudio de diseño SPACE10 han creado un proyecto bautizado como 'Spaces on Wheels', donde han diseñado seis vehículos autónomos que sirven para ofrecer servicios bajo demanda directo a donde se encuentre el usuario. Vamos, como un Uber para pedir, por ejemplo, un hospital. La idea es curiosa y muy interesante, ya que se nos plantea solicitar diversos servicios que llegarían a nuestra ubicación y no viceversa, como suelen ocurrir hoy día. La ventaja de estos vehículos sería que nos llevarían servicios directo a nuestro domicilio, y también servirían para transportarnos a nuestro sitio de trabajo o a otro lugar mientras realizamos una actividad. 'Spaces on Wheels' nos propone siete vehículos autónomos: una oficina, con un espacio de trabajo que también podría servir como sala de reunión; café, para desayunar o comer mientras nos dirigimos a algún sitio; cuidado de la salud, que es un sitio para ofrecer tratamientos y diagnósticos; tienda de alimentos, con productos frescos listos para consumir; Sala de juegos, con experiencias en realidad aumentada; hotel, que es una habitación equipada para dormir y descansar mientras se hace un trayecto; y tienda de productos, que se nos ofrece como un IKEA sobre ruedas que también se podría adaptar para ofrecer otros productos. Para su funcionamiento, SPACE10 también ha desarrollado una aplicación que permitirá a las personas 'solicitar' los vehículos desde sus smartphones (por el momento sólo disponible para iPhone) y experimentar esto en realidad aumentada. Pero lo más interesante es que el proyecto no sólo se basa en mostrar estas ideas y diseños, sino que también es parte de un estudio más amplio del tema, donde nos plantean los beneficios de este tipo de vehículos, ya podríamos tener hospitales móviles autónomos que se dirijan a zonas marginadas. Kaave Verter, cofundador y director general de SPACE10, lo explica de la siguiente manera: "Cuando los espacios son capaces de moverse por sí mismos, entonces ellos ya no es sólo son medios de transporte, ya que podrían ser adaptados a las actividades en las que pasamos más tiempo, todo mientras nos movemos del punto A al B. Esto podría cambiar profundamente la vida de muchas personas para bien y esa es la razón por la que nos parece tan interesante." Por su parte, Göran Nilsson, gerente de innovación conceptual de los sistemas IKEA, mencionó: "No tenemos la intención de fabricar automóviles, pero en un futuro donde la gente ya no tiene que preocuparse por la conducción, los interiores de los vehículos pueden expandirse hasta el punto en que ya no estamos diseñando coches, sino espacios pequeños. Entonces, de repente, se trata de un área donde tenemos mucha experiencia, un área en la que nos gustaría involucrarnos para obtener nuevos conocimientos." 'Spaces on Wheels' es apenas un proyecto de investigación y no hay planes para hacerlo realidad, sin embargo, éste abre la puerta hacia nuevos escenarios y posibilidades dentro de los sistemas de conducción autónoma, los cuales podrían ser retomados por otras compañías para en un futuro llevarlo a la práctica y hacerlo realidad. También te recomendamos Los 30 taxis autónomos de Lyft superan sus primeras pruebas y ahora cualquier persona en Las Vegas puede solicitar uno Turno de Google: un coche autónomo de Waymo se vio involucrado en un aparatoso choque en Arizona Anatomía del café italiano: ¿es verdad que es el mejor del mundo? - La noticia IKEA diseñó siete vehículos autónomos, pero éstos funcionarían más como hoteles, tiendas, oficinas o como sala de juegos fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .