Inicio / Tecno / Apple exige que Samsung pague 1000 millones de dólares por copiar el diseño del iPhone: la demanda de 2011 vuelve a tribunales

Apple exige que Samsung pague 1000 millones de dólares por copiar el diseño del iPhone: la demanda de 2011 vuelve a tribunales

Para aquellos que pensaban que Apple y Samsung ya habían terminado sus batallas legales, sentimos decirles que no, aún queda una última. Esta semana han iniciado las comparecencias para la audiencia final que servirá para determinar, nuevamente, cuánto tiene que pagar Samsung por haber copiado el diseño del iPhone, y así poner fin a la vieja demanda de 2011.

Apple, a través de su abogado Bill Lee, se ha mostrado tajante al exigir el pago de 1.000 millones de dólares, mientras que Samsung, por medio del abogado John Quinn, sólo quiere pagar 28 millones. Como vemos, seguimos sin acuerdos y esto apenas comienza… otra vez.

Una laaaaaaaarga batalla que se acerca a su fin

Antes de continuar, hagamos un rápido resumen, ya que entre tanta demanda es fácil perderse. Todo inició en abril de 2011, cuando Apple demandó a Samsung por copiar sus productos. Aquí teníamos una lista de más de veinte dispositivos donde las familias Galaxy S y Tab eran los principales ejemplos. Al inicio todo se centró en cuatro patentes relacionados con el diseño, tanto externo como de interfaz de usuario, así como otras tres patentes que describían el funcionamiento y operación, como gestos y la interacción multitáctil.

En 2012, Samsung fue declarada culpable de haber infringido las patentes y por tanto, habían copiado parte del diseño del iPhone. Ante esto, Samsung había sido condenada a pagar 1052 millones de dólares a Apple por los daños, además de desestimar la demanda en contra de los Galaxy Tab, por lo que todo quedaba entre el Galaxy S y el iPhone.

Apple V Samsung 2011

Obviamente Samsung no estuvo de acuerdo y apeló, por lo que el veredicto tuvo que ser revisado en varias ocasiones. Esto llevó en 2013 a una reducción que quedó en 548 millones, los cuales fueron pagados a Apple en 2015, y de los cuales 399 millones eran sólo por la infracción de patentes de diseño. Samsung nuevamente no estuvo de acuerdo argumentando que se le había ordenado pagar una suma "desproporcionada" por supuestamente copiar el diseño, y apeló ante la Corte Suprema solicitando una reducción en los daños.

La última apelación de Samsung fue exitosa y la Corte Suprema ordenó a la Corte de Apelaciones de Estados Unidos el volver a determinar la cantidad que Samsung le debe a Apple por la infracción de la patente de diseño.

Teniendo todo esto en mente, es como llegamos a mayo de 2018, que es cuando la última audiencia tendrá lugar para determinar la cantidad de dinero que Samsung tendrá que pagar a Apple. Es decir, Samsung ya ha sido declarada culpable, ahora sólo falta saber cuánto va a pagar por ello.

La batalla final ha comenzado

En resumen, Samsung ofrece 28 millones y Apple quiere que le paguen 1000 millones, una diferencia considerable. Veamos los argumentos de cada uno. Para tener en mente, esta audiencia tendrá que determinar si los daños deberían basarse en el valor total del dispositivo, o si Samsung sólo deberá pagar una cantidad basada únicamente en los elementos que copió. Algo sin duda complicado.

John Quinn, abogado de Samsung, busca limitar los daños a 28 millones pidiendo al jurado que "retrocedan en el tiempo" y vean más allá de 2006, cuando los teléfonos móviles tenían controles deslizables, interfaces de cuadricula y otras características. Es decir, cuando otros teléfonos móviles tenían el aspecto del iPhone, cuando el iPhone aún no existía.

Por lo anterior, Samsung dice que sólo debe pagar una parte del valor de iPhone, ya que las patentes de diseño de Apple no cubren todo el teléfono. En este caso, Apple tendría derecho a obtener ganancias solo por los componentes infractores, y no por todo el teléfono.

Samsungvs Apple

Por su parte, Apple está en el lado contrario, creyendo que Samsung debe pagar por las ganancias que obtuvo con el Galaxy S tras copiar al iPhone. Según Apple, Samsung obtuvo 3.300 millones de dólares en ingresos y 1000 millones de ganancias de los millones de teléfonos que infringieron sus patentes de diseño, por lo que sería justo que los surcoreanos paguen esos 1000 millones que "no les corresponden".

Bill Lee, abogado de Apple, mencionó que "si bien no se trata de una gran cantidad de dinero, Samsung ha infringido (las patentes de Apple) millones, millones y millones de veces".

Este nuevo juicio inició hoy martes 15 de mayo, después de que ayer se eligió al jurado. En los próximos días veremos pasar a Richard Howarth, director senior del equipo de diseño de Apple, a Susan Kare, quien hablará sobre diseño gráfico de interfaz de usuario, así como a Greg Joswiak, vicepresidente de marketing de productos de Apple, quien fue el primero en testificar esta tarde.

Joswiak: With the #iPhone, "we were really risking everything that was making Apple successful at the time…We really were betting the company." #appsung

— Mike Swift (@Swiftstories) 15 de mayo de 2018

Ejecutivos claves de Apple como Tim Cook y Jony Ive no testificarán para esta audiencia. Por supuesto estaremos atentos a cualquier novedad y finalmente a la resolución final que dará el cierre definitivo a esta larga y dolorosa demanda.

También te recomendamos

BlackBerry demanda a Facebook por infringir sus patentes de mensajería en WhatsApp, Messenger e Instagram

¿Cómo de seguras son las modernas redes Wifi de malla?

El accidente fatal del Model X se complica: Tesla culpa al conductor del accidente mientras la familia se prepara para demandar


La noticia Apple exige que Samsung pague 1000 millones de dólares por copiar el diseño del iPhone: la demanda de 2011 vuelve a tribunales fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Chequea también

Facebook eliminará contenido que induzca a la violencia en el mundo real

Los últimos dos años para Facebook han sido los años del escándalo de Cambridge Analytica, del hito de los 2.000 millones de usuarios activos, del paso al frente de WhatsApp e Instagram o de la instauración ubicua del contenido efímero como el que marca el paso de generación. Pero también, sin duda alguna, el de Zuckerberg viéndose cada vez más fiscalizado y acorralado por la polémica en torno a la desinformación y la propaganda encubierta en su red social. En mitad de ese debate, una entrevista del CEO de Facebook con Recode ha vuelto a meterle en una polémica a raíz de sus declaraciones sobre los usuarios de Facebook negacionistas del Holocausto: "No creo que se estén equivocando intencionalmente". Esta frase se enmarca en un contexto concreto: la decisión de Facebook de no vetar la presencia de Infowars, un grupo de extrema derecha entre cuyos mensajes se encuentran, entre otros, teorías conspirativas. Un contexto y una frase que vuelven a reavivar la polémica por el papel de Facebook en la libertad de expresión, la desinformación y los discursos de odio. Facebook, como empresa y como plataforma de comunicaciones sociales, ha adoptado una postura que evidencia que las declaraciones de Zuckerberg no son en caliente. Con este gráfico comentado en una sesión con periodistas en su campus de Menlo Park se explica mejor cómo ínterpreta Facebook el nivel desinformativo de las publicaciones. Correcto. Información objetivamente veraz y sin intereses desinformativos detrás. No se actúa frente a ella. Erróneo. Información falaz pero sin intereses desinformativos detrás. Se reduce el alcance de estas publicaciones. Bulo / Hoax. Aquí entran los discursos de odio o el de las noticias directamente falsificadas, como puedan ser las generadas a partir de un fotomontaje que va a provocar una fuerte polémica al tratar de hacerse pasar como auténtico. Facebook puede entrar a eliminar este contenido por considerar que viola sus condiciones de uso. Propaganda / Cherry-picking. El cuadrante más delicado, según las propias palabras de Facebook: hay que valorarlo sin perder de vista la libertad de expresión, ya que no son falsos por sí mismos aunque sí contienen un sesgo. Se informa al usuario del contexto del medio que lo ha publicado, o se le muestran artículos relacionados con el tema del que ha leído para que pueda contrastarlo con otros medios. ¿Dónde encajaría lo comentado por Zuckerberg, ese discurso ofensivo con origen en creencias personales? Según él, se trata de equivocaciones no intencionadas, por lo que no cabría plantearse la eliminación. Pero con un "pero". El difícil planteamiento de Facebook y su inmersión en el mundo real El "pero" de Zuckerberg mediante el que sí se podría dar la eliminación de ese contenido ofensivo es cuando ponga en peligro la integridad de las personas en el mundo real, y no solo en mensajes intercambiados en Facebook. "Estamos moviéndonos hacia las políticas de desinformación que señalan o inducen a la violencia, vamos a demolerla. Si provocan daños reales, daños físicos reales, o si atacan a personas, ese contenido no debería estar en la plataforma". Esta es una empresa excepcionalmente complicada. Facebook lleva dos años viéndoselas difíciles para paliar un problema que afecta exclusivamente a su plataforma. Ahora quiere estar expectante también de lo que ocurre en el mundo físico para actuar en consecuencia. Aquí recordamos, por ejemplo, el caso Pizzagate, que derivó en un hombre condenado a cuatro años de prisión por abrir fuego en una pizzería epicentro de un bulo... en Facebook. ¿También aplicaría de forma preventiva a contenido falso como este? La medida comenzará a aplicarse en Sri Lanka, país que terminó bloqueando el acceso a las redes sociales tras los brotes de violencia antimusulmana Facebook tampoco ha detallado a qué nivel de "peligro físico" deberá estar expuesto alguien para que se tenga en consideración la retirada de contenido que le pudiese llegar a afectar, pero ha comentado que está trabajando con grupos de la sociedad civil para comprender cómo esta desinformación puede servir de combustible a las tensiones locales. Así y todo, cree que aún debe establecer unos criterios concretos para determinar qué constituye violencia y qué no. La empresa de Zuckerberg ha precisado que comenzará a aplicar esta medida en Sri Lanka, y que posteriormente podrá estudiarse la necesidad de llevarla a cabo en otros países. No es una elección casual: hace unos meses, el gobierno srilankés bloqueó las redes sociales en todo el país y acusó a Facebook de difundir mensajes de odio (vídeos que incitaban a la violencia contra musulmanes y budistas) tras los disturbios mortales en el país. Todavía falta determinar qué constituye violencia y qué no, y en qué otros países se podría actuar Por otro lado, la compañía también ha sido cuestionada por un rol así en Myanmar, donde Facebook fue acusada de jugar un papel clave en la propagación de discursos de odio en Myanmar en un momento en el que 650.000 rohingyas tuvieron que huir a Bangladesh. La ONU vio indicios de genocidio en la actuación del ejército birmano y el clero budista vio en la red social un altavoz para su discurso islamófobo. Con esta medida, Facebook parece comprometerse a admitir su responsabilidad como correa de transmisión en escenarios límite: "Estamos empezando a trabajarla en países donde hemos visto casos recientes en los que se ha ha percibido que la desinformación alienta a la violencia física más allá del online", dijo la empresa. Cómo evolucione y en qué otros países pueda terminar aplicándose es una incógnita a día de hoy. Imagen destacada | Anthony Quintano. También te recomendamos Tus pagos diarios sin un solo euro en el bolsillo: solo necesitas tu móvil (y Twyp) El caso del ex-empleado acusado de robar secretos de la tecnología de conducción autónoma de Apple que ahora ha sido detenido Gigafactory 3: la siguiente fabrica de coches Tesla estará en Shanghai y apunta a una producción de 500.000 coches al año - La noticia Facebook eliminará contenido que induzca a la violencia en el mundo real fue publicada originalmente en Xataka por Javier Lacort .

VRSlide, el primer tobogán acuático del mundo con realidad virtual y aumentada ya está aquí

Parece que la clave de las experiencias de realidad virtual/aumentada será incorporarlas en áreas fuera de los sitios habituales. Por ello ya las hemos visto salas de cine, simuladores y hasta en montañas rusas. Pues ahora llegan a un nuevo terreno, uno que muchos pensaríamos que sería imposible debido a la presencia de agua: los toboganes acuáticos. Se llama VRSlide y abrió sus puertas en el parque Therme Erding, a 30 minutos de Munich, Alemania. Y consiste en un tobogán acuático donde portaremos un caso de realidad mixta a prueba de agua, que aseguran integra "nueva tecnología" capaz de ofrecer una experiencia única. Tres experiencias para escoger por 2 euros Ballast VR es la compañía detrás de este casco experimental, que tiene como característica estrella que se puede mojar y sumergir ligeramente. Stephen Greenwood, CEO de Ballast VR, mencionó que el verano pasado el fabricante alemán de toboganes, Wiegand-Maelzer, le contactó para preguntarle si serían capaces de crear un sistema que fuese compatible con toboganes acuáticos. El mayor reto al que se enfrentaron fue hacer compatible la experiencia con la naturaleza del tobogán, ya que a diferencia de las montañas rusas, aquí no hay una velocidad constante y los movimientos de la persona son totalmente impredecibles. Por lo anterior, tuvieron que trabajar en un sistema capaz de sincronizar todo de forma perfecta. Según explica la compañía, el resultado fue un sistema de seguimiento basado en sonidos ultrasónicos, el cual permite saber con precisión dónde está cada persona, y así poder mostrar el contenido virtual sin importar que no vaya a la misma velocidad que el resto de las personas. Cada casco funciona con un Galaxy S8 y una aplicación hecha a la medida para la experiencia. Quienes lo han probado, mencionan que los gráficos no son nada del otro mundo y los comparan con los de una Playstation 2, pero aseguran que el seguimiento y la experiencia está muy bien lograda en general. Los responsables del sistema también aseguraron que la elección del Galaxy S8 fue debido a su buena respuesta al hacer uso de sus sensores, por lo que no sólo sirve para mostrar las imágenes, sino también para monitorizar el movimiento inercial de las personas, que sirve para calcular el peso y la velocidad, para así poder mostrar las imágenes. Una vez teniendo todo esto, lo siguiente es ubicar a la persona dentro del mundo virtual para mantener su visión sincronizada con lo que puede sentir, lo cual se realiza usando inteligencia artificial, aseguran sus creadores. Cada persona tiene la opción de elegir tres experiencias: espacio, nieve y cielo. El recorrido dura apenas unos 35 segundos y su precio es de dos euros. En Xataka | Caídas a 127 metros de altura y velocidades de 240km/h: éstas son las montañas rusas más espectaculares del mundo También te recomendamos Aquí está la primera demo del dispositivo de Magic Leap... y no se parece en nada a lo que nos han querido vender desde hace años Tus pagos diarios sin un solo euro en el bolsillo: solo necesitas tu móvil (y Twyp) Una ingeniera española en Microsoft Research: Mar González nos cuenta su trabajo con las HoloLens térmicas y la realidad virtual - La noticia VRSlide, el primer tobogán acuático del mundo con realidad virtual y aumentada ya está aquí fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .