Inicio / Música/Espectáculo / 2ManyDJs habla de su proyecto con James Murphy y de sus ganas de hacer una fiesta en el Planetario

2ManyDJs habla de su proyecto con James Murphy y de sus ganas de hacer una fiesta en el Planetario

Hace cinco meses que Stephen Dewaele no pisaba su disquería favorita en Ghent, su ciudad natal en Bélgica. "Estoy hace horas revisando discos, así que me pone más que feliz hablar con un humano", dice riéndose del otro lado del teléfono en conversación con Rolling Stone, en una pausa de su búsqueda melómana. En el inicio del documental Part of the Weekend Never Dies, él trata de explicar brevemente qué es lo que hace con el tiempo, algo que parece no sobrarle, dado que lo reparte entre su grupo de rock (Soulwax), su sello (Deewee), su emisora de radio (Radio Soulwax) y, por supuesto, 2ManyDJs, el dúo que completa su hermano David y que vuelve a Argentina para el lanzamiento del Personal Fest 2018 -el miércoles 16 en Crobar-. En la última visita, en el marco del festival Music Wins 2014, sorprendieron abriendo con "No me dejan salir" de Charly García. "Pedimos a varios amigos que nos recomienden cosas de rock argentino y nos explicaron que Charly es un personaje legendario, y que si poníamos uno de sus tracks la gente se iba a volver loca", explica Dewaele. "Durante el set nos dimos cuenta de que el público reaccionó bien, así que tuvimos suerte".

Al igual que los seminales Kool Herc y Grandmaster Flash jugaban en Nueva York con géneros más allá del funk y el hip-hop, 2ManyDJs emprende una política similar con la electrónica: que el público se mueva sin importar que tipo de canción está sonando. Es por eso que sus sets atraen a clubbers y a rockeros por igual, gracias a una fórmula de yuxtaposición inusitada donde mismo Charly o el proto-punk de The Stooges se mezclan con el R&B de Salt n' Peppa, mientras Dolly Parton o Lou Reed aportan sus voces sobre una base house de grupos como Basement Jaxx.

Hay una frase que dice "El DJ está muerto. Viva el Soundsystem", y suena extraño en un momento en que los DJs, al igual que los chefs, son como rockstars. ¿En qué contexto se desarrolla Despacio, el proyecto que tienen con James Murphy de LCD Soundsystem?

Cuando tuvimos esta idea con James, el objetivo era crear un soundsystem en el que pudiéramos pasar los discos que no podemos pasar en otros lugares. Queríamos tener control sobre el boliche y que fuera nuestra fiesta: las luces de la forma que queríamos, usar el sonido a nuestra manera, estar nosotros escondidos. Es súper liberador porque los tres nos acordamos de esos tiempos en que no importaba quien era el DJ sino la música que pasaba, y no importaba donde estuviera, podría estar escondido en el piso de arriba. La cultura del DJ ahora está bastante distanciada de lo que es realmente la música. Despacio fue nuestra manera de alejarnos de eso y al mismo tiempo de crear nuestro propio universo. Y por eso fue super especial. Pronto vamos a hacer un evento en Londres y también en el 25º aniversario del Sónar.

¿Hay planes de traerlo a Buenos Aires?

Te voy a contar algo, luego de aquel festival en 2014 que estuvimos ahí, estuvimos manejando hacia el hotel y pasamos por el planetario. ¡Nos encantó!. Lo primero que pensamos cuando lo vimos fue que queríamos hacer un evento de Despacio en ese edificio. De hecho, detuvimos el auto y nos pusimos a caminar alrededor y debajo de la esfera gigante. ¡Es increíble ese lugar!

En 2002 cuando 2ManyDjs lanza el compilado As heard on Radio Soulwax pt. 2, el concepto de mash-up era algo ciertamente novedoso. ¿Cómo es tu percepción mirando hacia esa época desde un presente donde el formato está más establecido?

Cuando empezamos con este tipo de mix en vivo, al menos un año antes de editarlos fisicamente, la audiencia reaccionaba de una manera diferente. Por un lado había nueve personas que querían escuchar deep house y nosotros le respondíamos "Perdón, no tenemos nada de eso", y por otro lado una persona que decía: "Dios mío, esto es increíble". Esta última era una sensación maravillosa porque nos permitía ver personas en nuestro mismo camino. Lentamente el mundo cambió y las nueve personas que se quejaban de nuestros sets, de repente empezaron a pedir el formato de 2ManyDJs, y eso creo que es por cómo incorporamos cosas que no se esperaban en un set electrónico. Pudimos construir un mundo alrededor nuestro en el que podemos hacer cualquier locura que nos venga en mente.

Han remixado a grupos como Tame Impala, Arcade Fire y Daft Punk, pero también han rechazado varias ofertas para remixar canciones que consideran perfectas de otros artistas reconocidos. ¿Recordás alguna de ellas?

No te puedo decir cuales son porque prometí no decirlo [risas]. Pero para que quede claro, si hablamos de porcentajes de personas que nos piden remixar sus canciones, a un 95% le decimos que no.

Es un número grande

¡Seguro! Es que raramente lo hacemos. Las que terminamos trabajando son aquellas a los que sentimos que podemos agregar cosas. Nos ha pasado de gente a la que literalmente admiramos mucho y sentimos que no podíamos decir que no, y querer decir que sí, pero al escuchar la canción entre nosotros, nos decimos: "No podemos hacer algo diferente con esto".

El año pasado con Soulwax lanzaron From Dewee (en el que tocó Igor Cavalera de Sepultura) y también construyeron su propio estudio. ¿Cómo fue esa experiencia?

Respecto a Igor, es una locura tenerlo en mi banda y decir "Igor es mi baterista". Estoy muy feliz de haber hecho eso y, en general, fue muy especial todo ese proceso. Seteamos todo para grabar en una toma en vivo y de hecho hicimos unos shows en Coachella y otros lugares donde trajimos a toda nuestra banda y lo que se veía en vivo era exactamente lo que quedó en el disco. Hacer Soulwax es parte de nuestra forma de operar, en la que no podemos hacer una sola cosa.

Pero, ¿cómo procesan sus propios tiempos y cuándo se dan cuenta de que un proyecto está listo para salir?

Somos adictos a crear y si, por ejemplo estuviésemos haciendo un disco y frenáramos, creo que nos dedicaríamos a empezar otro nuevo inmediatamente. Eso nos define a Dave y a mí, y eso es a veces un poco mucho para la gente, y la industria. Muchas veces nos dicen que nos dediquemos a una sola cosa, pero eso va en contra de nuestra necesidad.

Chequea también

‘Las Vegas’: Vacaciones de una familia rota

Juan Villegas vuelve a la ficción y evita caer en los lugares comunes de la comedia romática

Mirá a Charly García y Juanse cantando “Popotitos” con Palito Ortega

El martes por la noche, CAPIF homenajeó la trayectoria del artista tucumano, que tocó con varios invitados