Inicio / Tecno / La fotocopiadora que cambió el mundo: así fue la Xerox 914

La fotocopiadora que cambió el mundo: así fue la Xerox 914

La Xerox 914 fue la primera fotocopiadora de la historia, una máquina que le dio el pistoletazo de salida a la era de la información. Fue creada a finales de la década de los 50, y supuso una auténtica revolución para la oficina al permitir por primera vez hacer copias casi perfectas de documentos en sólo unos segundos.

No era una máquina pequeña, ni tampoco barata. De hecho, a su creador le costó bastante poder empezar a comercializarla. Pero una vez que llegó al mercado ya nadie puro pararla. Si hoy podemos acceder a cualquier información desde cualquier sitio es, en parte, gracias a los primeros pasos que empezaron a darse con la Xerox 914.

El mundo necesitaba copiar documentos

Desde los antiguos monasterios donde se copiaban documentos a mano hasta la creación de la imprenta de Gutemberg, la reproducción de documentos ha sido una constante en nuestra historia reciente. A principios del siglo XX empezamos a buscar nuevos métodos para acelerar el proceso, lo que dio lugar a todo tipo de invenciones como el Mimeograph, una especie de fotocopiadora manual.

Quien dio finalmente con la clave fue el físico Chester Floyd "Chet" Carlson, que había trabajado en una oficina de patentes. Durante aquel trabajo, tuvo que lidiar con procesos de copiado tan engorrosos como fotografiar documentos con exposiciones de 10 segundos, invirtiendo después entre una tarde y un día para el revelado de esa única copia.

Chester Carlson quiso buscar un modo de poder hacer copias al instante sin salir de la oficina. Lo hizo desarrollando una nueva técnica llamada xerografía, a la que en un principio llamó electrofotografía por basarse en la electricidad para hacer las copias. Carlson realizó la primera copia xerográfica en su laboratorio en 1938, con sólo 32 años.

Primera imagen xerográfica de la historia Primera "fotocopia" o imagen xerográfica de la historia.

El funcionamiento de su nueva técnica era el siguiente. Primero cargaba de forma uniforme una superficie con electricidad estática, y luego la exponía a una luz que descargaba o destruía la carga eléctrica. De esta manera, la carga sólo permanecía en las áreas donde había una sombra, y esta era transferida al papel mediante un campo electrostático para fijar tinta seca en estas áreas aplicándole calor.

Carlson acababa de crear una tecnología que revolucionaría el mundo, y tras patentarla empezó a intentar vendérselo a las grandes empresas tecnológicas. Pero ninguna de ellas se interesó, y fue rechazado por empresas como IBM o Kodak. No fue hasta 1947 que una empresa llamada Haloid Company decidió apostar por su idea, adquiriendo los derechos de la patente para su desarrollo comercial.

Xerox 914

Tras más de una década de desarrollo, la empresa presentó el primer prototipo de fotocopiadora xerográfica automática el 16 de septiembre de 1959. La llamaron Xerox 914. Dos años después, en 1961, la empresa pasó a llamarse Xerox Company, y empezó a comercializar la primera fotocopiadora moderna de la historia.

Para hacernos una idea de su impacto, sólo tenemos que fijarnos en cómo ayudó a multiplicar el número de copias de documentos que se realizaban en la época. El año que salió al mercado la Xerox 914, en Estados Unidos se hacían 20 millones de copias de documentos al año, pero sólo cinco años después la cifra subió hasta 16.000 millones de copias.

Así era la Xerox 914

Xerox 914

El Xerox 914 tenía esa numeración en su nombre porque podía copiar documentos originales a un tamaño de 9×14 pulgadas, lo que son 229 x 356 milímetros. Se trataba de un gigantesco mueble de copiado, con un peso de 294 kilogramos, y unas dimensiones de 107 centímetros de alto, 117 cm de ancho y 114 cm de fondo.

Pese a sus dimensiones, obtuvo unos resultados realmente sorprendentes, siendo capaz de realizar copias de calidad en sólo 7 segundos. A las empresas no les importó tener que tirar paredes en sus oficinas para que les cupiera una de estas máquinas, su extrema velocidad para la época justificaba cualquier medida y coste.

Cada unidad de la Xerox 914 tenía un precio de 29.500 dólares cuando llegó al mercado. Pero como la competencia tenía otras alternativas con diferentes tecnologías por apenas 400 dólares, en Xerox decidieron permitir que las empresas pudieran "alquilarla" por 95 dólares al mes para hacer 2.000 copias, con un recargo de 5 centavos por cada copia extra.

La máquina en sí era bastante compleja mecánicamente, y aunque no lo era tanto como para que no se pudiera aprender a utilizar, Xerox tuvo que poner una gran cantidad soporte técnico al servicio de sus clientes. Tampoco estaba exenta de errores de diseño, como el que la hacía proclive a prender fuego cuando se sobrecalentaba, por lo que se acabó regalando un pequeño extintor a los compradores.

El proceso de copiado era el siguiente. Primero tenías que poner cualquier tipo de papel que fueras a utilizar en una bandeja de carga parecida a la de las impresoras modernas. Después tenías que pulsar el botón de encendido, y poner el documento que quisieras copiar sobre una bandeja de cristal. Luego girabas una ruleta para elegir el número de copias, pulsabas el botón de impresión y listo, en sólo siete segundos tenías una copia casi perfecta del documento.

Desde su lanzamiento en 1961 hasta que dejó de fabricarse en 1976, Xerox fue capaz de vender 200.000 unidades de este modelo. De hecho, sólo en los primeros seis meses vendieron tantas unidades como habían proyectado vender durante toda la vida útil del producto, y si no fueron más fue porque no pudieron producir tantas como para satisfacer la demanda.

Xerox siguió perfeccionando su máquina de copiado, y lanzó cuatro versiones diferentes de la máquina: las 914, 420, 720 y 1000. Estéticamente eran muy parecidas, pero había diferencias en la velocidad del motor de cada una. Así como la 914 podía hacer 7 copias en un minuto, la Xerox 1000 alcanzaba a hacer 17 copias en el mismo periodo de tiempo.

El inicio de la era de la información

Ordinary Paper

La Xerox 914 marcó un antes y un después en el mundo empresarial, iniciando una nueva era para el copiado que nos ha llevado a la actual era de la información. Sin embargo, la repercusión que acabó teniendo su invento pilló por sorpresa incluso a sus propios creadores.

"Anticipamos que las personas estarían haciendo copias de los documentos originales, pero no copiando copias para transmitir información más rápidamente", le dijo un portavoz de Xerox al New York Times en 1985. "Ese elemento fue lo que todos se perdieron".

Y es que originalmente se concibió la máquina para que fuera capaz de hacer 10.000 copias al mes, pero el volumen medio final de las empresas llegó a las 100.000 copias al mes. Además, la mayoría de estas copias no eran de los documentos originales, sino copias que se realizaban a partir de otras copias.

Hoy esto nos parece lo más normal del mundo, pero en aquella época fue algo que hizo que la información pudiera replicarse y transmitirse cada vez más rápido. Para ese cometido, a las Xerox las sucedieron todo tipo de máquinas fotocopiadoras, que en la era de la informática fueron sustituidas por escáneres e impresoras. Y así hasta llegar a nuestros días, donde podemos acceder a la copia de un documento desde cualquiera de nuestros dispositivos.

Imagen de portada | Romano Panvini

También te recomendamos

Dynabook, la tablet que nunca llegó a fabricarse pero que revolucionó el mundo de la informática… en 1968

Así somos y nos comportamos los españoles en redes sociales

Xerox PARC: así se trabajaba en el lugar mágico del que Steve Jobs copió la interfaz de MacOS


La noticia La fotocopiadora que cambió el mundo: así fue la Xerox 914 fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Chequea también

Microsoft Edge oculta una ‘white list’ que le permite a Facebook ejecutar código Flash sin que el usuario lo sepa

Ivan Fratric, investigador de seguridad de Google Project Zero, encontró en noviembre del año pasado que el navegador Edge de Microsoft tenía una 'white list' (lista de excepciones) con 58 sitios web a los que se les permitía ejecutar comandos basados en Adobe Flash sin necesidad de que el usuario lo aprobara. Tras informar a Microsoft, la compañía envió una actualización que corregía esto, la cual eliminaba a la mayoría de los sitios web de dicha lista a excepción de dos, los cuales pertenecen a Facebook. Lo curioso, y peligroso, de esta lista, es que aquellos sitios que se encuentren en ella podrán ejecutar código basado en Flash sin la aprobación previa del usuario, violando así las políticas de seguridad del mismo Edge que, en teoría, no permite la política de reproducción de clics (click2play) que muchos sitios usaban para activar funciones usando Flash y que ponían en riesgo la seguridad de los usuarios. En Xataka Criticar que Google sabotea a Microsoft Edge es tener muy mala memoria Facebook puede ejecutar Flash a pesar de las políticas de seguridad de Edge El descubrimiento de Ivan Fratric nos presentaba una lista de excepciones de 58 dominios y subdominios donde se incluían, por ejemplo, la web de Microsoft, el portal MSN, Deezer, Yahoo, la red social china QQ e incluso el sitio 'dgestilistas.es', que es una peluquería española. Tras la actualización enviada por Microsoft para Edge, de los 58 dominios sólo se mantuvieron dos de ellos: https://www.facebook.com y https://apps.facebook.com. Se desconocen las razones, pero además de esto, Fratric descubrió nuevos fallos de seguridad en esta 'lista blanca': Una vulnerabilidad XSS en cualquiera de los dominios que permitiría omitir la política de 'click2play' (ejecutar código Flash malicioso en estos dominios). Se encontraron vulnerabilidades XSS conocidas y sin parchear en al menos algunos de los dominios incluidos en la lista blanca. La lista blanca no se limita a 'https', incluso en ausencia de las vulnerabilidades XSS, lo que permitiría a un atacante MITM saltarse la política de seguridad 'click2play'. The default Flash whitelist in Edge (https://t.co/JxStUIxByE) really surprised me. So many sites for which I'm completely baffled as to why they're there. Like a site of a hairdresser in Spain(https://t.co/50xdJvzksA)?! I wonder how the list was formed. And if MSRC knew about it.— Ivan Fratric (@ifsecure) 19 de febrero de 2019 Como mencionaba, lo más extraño es que de los 58 dominios se haya decidido mantener sólo dos y pertenecientes a Facebook. Con esto, la red social de Zuckerberg puede ejecutar cualquier widget de Flash que tenga unas dimensiones de más de 398 x 298 píxeles y esté alojado en los dominios https://www.facebook.com y https://apps.facebook.com. Por otro lado, para cualquier otro widget de Flash, Edge mantiene activa su política de seguridad 'click2play' que no permite que ningún sitio ejecute contenido Flash sin el permiso del usuario, quien debe aceptarlo a través de una advertencia en la barra de direcciones. Nos hemos puesto en contacto con Microsoft y Facebook para conocer más detalles de esto y actualizaremos esta entrada en caso de tener alguna novedad. También te recomendamos Criticar que Google sabotea a Microsoft Edge es tener muy mala memoria Crema de chocolate y café con mascarpone: receta para enamorar Facebook prepara LOL: memes y GIFs en lugar de medios para intentar dejar de lucir anticuado - La noticia Microsoft Edge oculta una 'white list' que le permite a Facebook ejecutar código Flash sin que el usuario lo sepa fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Google metió un micrófono en su dispositivo de seguridad Nest Secure, el problema es que nunca le dijo a sus usuarios

Por cómo están las cosas ahora mismo con el tema de la privacidad, el mínimo fallo u omisión puede desencadenar todo tipo de conjeturas que pueden provocar que algo pequeño se vuelva todo un tema de discusión. Y eso es precisamente lo que le está ocurriendo ahora mismo a Google, ya que se descubrió que a la compañía "se le olvidó" informar que su sistema Nest Secure tenía un micrófono instalado en su interior. El Nest Secure es un dispositivo de seguridad que fue lanzado en septiembre de 2017, el cual está pensado para ser un hub para el resto de sensores, cámaras y otros dispositivos de seguridad en el hogar. Cuenta con un teclado numérico en la parte superior, un altavoz y ahora nos enteramos que también tiene un micrófono, algo que no se mencionaba en las especificaciones técnicas del producto. En Xataka Esto es lo que pasa cuando hackean una cámara Nest para advertir que se aproxima un ataque de misiles desde Corea del Norte "Nunca se tuvo la intención de que fuera un secreto" Google, quien actualmente es el propietario de Nest, confirmó a inicios de este mes que Nest Secure recibiría soporte para Google Assistant, por lo que el dispositivo pasaría a convertirse en una especie de altavoz inteligente. El problema era que Google nunca informó que el Nest Secure contaba con micrófono, generando todo tipo de críticas en redes sociales. And this is why I don’t trust @Google hardware. While it’s not per se bad to put a microphone into an iot device, doing so without informed consent displays a shocking lack of respect for client’s wants and needs.— Ashton Kemerling (@ashton) 19 de febrero de 2019 If @Google's @Nest Secure devices really had secret microphones that they hid from consumers, those consumers should probably be forgiven if they don't trust the company's after-the-fact promises that it never spied on them. #DontBeEvil https://t.co/sZsFC31zdV via @csoonline— Tom Zeller Jr. (@tomzellerjr) 20 de febrero de 2019 Ante esto, Google salió inmediatamente a dar la cara al mencionar lo siguiente: "El micrófono en el dispositivo nunca fue pensado para que fuera un secreto y debería haberse incluido en las especificaciones técnicas. Eso fue un error de nuestra parte. El micrófono nunca ha estado encendido y sólo se activa cuando los usuarios habilitan específicamente la opción." Google también mencionó que el micrófono estaba ahí con el objetivo de ayudar con futuras funciones que llegarían por medio de actualizaciones, como el caso de Google Assistant, así como una próxima función de seguridad donde el micrófono servirá para detectar vidrios rotos de alguna ventana. Asimismo, Google también confirmó que los usuarios de Nest Secure no han sido espiados durante todo este tiempo y que no hay nada de que preocuparse. Y aunque todo esto tenga cierto sentido, la realidad es que ante los problemas de recopilación de datos que ha presentado Google, o los fallos de seguridad de Nest, es fácil sacar conjeturas y desconfiar. También te recomendamos Esto es lo que pasa cuando hackean una cámara Nest para advertir que se aproxima un ataque de misiles desde Corea del Norte Crema de chocolate y café con mascarpone: receta para enamorar Google habría detenido el desarrollo de 'Dragonfly', el buscador censurado para China, tras presiones en torno a la privacidad - La noticia Google metió un micrófono en su dispositivo de seguridad Nest Secure, el problema es que nunca le dijo a sus usuarios fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .