Inicio / Tecno / La fotocopiadora que cambió el mundo: así fue la Xerox 914

La fotocopiadora que cambió el mundo: así fue la Xerox 914

La Xerox 914 fue la primera fotocopiadora de la historia, una máquina que le dio el pistoletazo de salida a la era de la información. Fue creada a finales de la década de los 50, y supuso una auténtica revolución para la oficina al permitir por primera vez hacer copias casi perfectas de documentos en sólo unos segundos.

No era una máquina pequeña, ni tampoco barata. De hecho, a su creador le costó bastante poder empezar a comercializarla. Pero una vez que llegó al mercado ya nadie puro pararla. Si hoy podemos acceder a cualquier información desde cualquier sitio es, en parte, gracias a los primeros pasos que empezaron a darse con la Xerox 914.

El mundo necesitaba copiar documentos

Desde los antiguos monasterios donde se copiaban documentos a mano hasta la creación de la imprenta de Gutemberg, la reproducción de documentos ha sido una constante en nuestra historia reciente. A principios del siglo XX empezamos a buscar nuevos métodos para acelerar el proceso, lo que dio lugar a todo tipo de invenciones como el Mimeograph, una especie de fotocopiadora manual.

Quien dio finalmente con la clave fue el físico Chester Floyd "Chet" Carlson, que había trabajado en una oficina de patentes. Durante aquel trabajo, tuvo que lidiar con procesos de copiado tan engorrosos como fotografiar documentos con exposiciones de 10 segundos, invirtiendo después entre una tarde y un día para el revelado de esa única copia.

Chester Carlson quiso buscar un modo de poder hacer copias al instante sin salir de la oficina. Lo hizo desarrollando una nueva técnica llamada xerografía, a la que en un principio llamó electrofotografía por basarse en la electricidad para hacer las copias. Carlson realizó la primera copia xerográfica en su laboratorio en 1938, con sólo 32 años.

Primera imagen xerográfica de la historia Primera "fotocopia" o imagen xerográfica de la historia.

El funcionamiento de su nueva técnica era el siguiente. Primero cargaba de forma uniforme una superficie con electricidad estática, y luego la exponía a una luz que descargaba o destruía la carga eléctrica. De esta manera, la carga sólo permanecía en las áreas donde había una sombra, y esta era transferida al papel mediante un campo electrostático para fijar tinta seca en estas áreas aplicándole calor.

Carlson acababa de crear una tecnología que revolucionaría el mundo, y tras patentarla empezó a intentar vendérselo a las grandes empresas tecnológicas. Pero ninguna de ellas se interesó, y fue rechazado por empresas como IBM o Kodak. No fue hasta 1947 que una empresa llamada Haloid Company decidió apostar por su idea, adquiriendo los derechos de la patente para su desarrollo comercial.

Xerox 914

Tras más de una década de desarrollo, la empresa presentó el primer prototipo de fotocopiadora xerográfica automática el 16 de septiembre de 1959. La llamaron Xerox 914. Dos años después, en 1961, la empresa pasó a llamarse Xerox Company, y empezó a comercializar la primera fotocopiadora moderna de la historia.

Para hacernos una idea de su impacto, sólo tenemos que fijarnos en cómo ayudó a multiplicar el número de copias de documentos que se realizaban en la época. El año que salió al mercado la Xerox 914, en Estados Unidos se hacían 20 millones de copias de documentos al año, pero sólo cinco años después la cifra subió hasta 16.000 millones de copias.

Así era la Xerox 914

Xerox 914

El Xerox 914 tenía esa numeración en su nombre porque podía copiar documentos originales a un tamaño de 9×14 pulgadas, lo que son 229 x 356 milímetros. Se trataba de un gigantesco mueble de copiado, con un peso de 294 kilogramos, y unas dimensiones de 107 centímetros de alto, 117 cm de ancho y 114 cm de fondo.

Pese a sus dimensiones, obtuvo unos resultados realmente sorprendentes, siendo capaz de realizar copias de calidad en sólo 7 segundos. A las empresas no les importó tener que tirar paredes en sus oficinas para que les cupiera una de estas máquinas, su extrema velocidad para la época justificaba cualquier medida y coste.

Cada unidad de la Xerox 914 tenía un precio de 29.500 dólares cuando llegó al mercado. Pero como la competencia tenía otras alternativas con diferentes tecnologías por apenas 400 dólares, en Xerox decidieron permitir que las empresas pudieran "alquilarla" por 95 dólares al mes para hacer 2.000 copias, con un recargo de 5 centavos por cada copia extra.

La máquina en sí era bastante compleja mecánicamente, y aunque no lo era tanto como para que no se pudiera aprender a utilizar, Xerox tuvo que poner una gran cantidad soporte técnico al servicio de sus clientes. Tampoco estaba exenta de errores de diseño, como el que la hacía proclive a prender fuego cuando se sobrecalentaba, por lo que se acabó regalando un pequeño extintor a los compradores.

El proceso de copiado era el siguiente. Primero tenías que poner cualquier tipo de papel que fueras a utilizar en una bandeja de carga parecida a la de las impresoras modernas. Después tenías que pulsar el botón de encendido, y poner el documento que quisieras copiar sobre una bandeja de cristal. Luego girabas una ruleta para elegir el número de copias, pulsabas el botón de impresión y listo, en sólo siete segundos tenías una copia casi perfecta del documento.

Desde su lanzamiento en 1961 hasta que dejó de fabricarse en 1976, Xerox fue capaz de vender 200.000 unidades de este modelo. De hecho, sólo en los primeros seis meses vendieron tantas unidades como habían proyectado vender durante toda la vida útil del producto, y si no fueron más fue porque no pudieron producir tantas como para satisfacer la demanda.

Xerox siguió perfeccionando su máquina de copiado, y lanzó cuatro versiones diferentes de la máquina: las 914, 420, 720 y 1000. Estéticamente eran muy parecidas, pero había diferencias en la velocidad del motor de cada una. Así como la 914 podía hacer 7 copias en un minuto, la Xerox 1000 alcanzaba a hacer 17 copias en el mismo periodo de tiempo.

El inicio de la era de la información

Ordinary Paper

La Xerox 914 marcó un antes y un después en el mundo empresarial, iniciando una nueva era para el copiado que nos ha llevado a la actual era de la información. Sin embargo, la repercusión que acabó teniendo su invento pilló por sorpresa incluso a sus propios creadores.

"Anticipamos que las personas estarían haciendo copias de los documentos originales, pero no copiando copias para transmitir información más rápidamente", le dijo un portavoz de Xerox al New York Times en 1985. "Ese elemento fue lo que todos se perdieron".

Y es que originalmente se concibió la máquina para que fuera capaz de hacer 10.000 copias al mes, pero el volumen medio final de las empresas llegó a las 100.000 copias al mes. Además, la mayoría de estas copias no eran de los documentos originales, sino copias que se realizaban a partir de otras copias.

Hoy esto nos parece lo más normal del mundo, pero en aquella época fue algo que hizo que la información pudiera replicarse y transmitirse cada vez más rápido. Para ese cometido, a las Xerox las sucedieron todo tipo de máquinas fotocopiadoras, que en la era de la informática fueron sustituidas por escáneres e impresoras. Y así hasta llegar a nuestros días, donde podemos acceder a la copia de un documento desde cualquiera de nuestros dispositivos.

Imagen de portada | Romano Panvini

También te recomendamos

Dynabook, la tablet que nunca llegó a fabricarse pero que revolucionó el mundo de la informática… en 1968

Así somos y nos comportamos los españoles en redes sociales

Xerox PARC: así se trabajaba en el lugar mágico del que Steve Jobs copió la interfaz de MacOS


La noticia La fotocopiadora que cambió el mundo: así fue la Xerox 914 fue publicada originalmente en Xataka por Yúbal FM .

Chequea también

Vertu resurge de entre las cenizas con un nuevo, y extravagante, smartphone Android de hasta 14.120 dólares

Vertu está de vuelta. El extravagante fabricante de móviles de super lujo y extremadamente costosos, y que alguna vez perteneció a Nokia, está de regreso tras haberse declarado en bancarrota en julio de 2017. Al parecer, Murat Hakan Uzan, el empresario turco exiliado en Paris que adquirió la compañía en 2016 por 64 millones de dólares, logró financiar la deuda para regresar al mercado, aunque no hay detalles de cómo fue esto posible. Tras poner a la venta y rematar todos los móviles que quedaban, así como el equipo de su única fabrica en Reino Unido, Vertu vuelve al mercado con el lanzamiento exclusivo para el mercado chino del Vertu Aster P, que es un dispositivo que viene a actualizar a la familia Aster desde que su último integrante vio la luz en 2014. Vertu Aster P, lujo y extravagancia... con componentes de 2017 Como todos sus dispositivos, el Vertu Aster P es fabricado a mano por artesanos británicos usando materiales "ultra premium". En este caso, el Aster P cuenta con una pantalla de 4,9 pulgadas con panel AMOLED de una resolución de 1920 x 1080 píxeles, la cual está protegida por un cristal de zafiro de una sola pieza de 133 quilates. El dispositivo tiene un marco de titanio de quinto grado, mientras que en la parte trasera se cuenta con recubrimiento de piel de lagarto y cocodrilo. Aquí también tenemos unas puertas de ala de gaviota que nos dan acceso a la bandeja de la doble nano SIM. Debajo de una de estas puertas, encontraremos grabado en láser la firma del artesano que fabricó nuestro dispositivo. Siguiendo en su línea, Vertu trae de vuelta su servicio de mayordomo personal, al cual podremos acceder desde el botón rojo ubicado en uno de los laterales. Nuestro mayordomo estará disponible las 24 horas de los 365 días del año, y nos ayudará desde cosas básicas, como reservar una mesa en un restaurante lujoso, hasta cosas más elaboradas, como comprarnos una mansión o un yate. La parte no tan atractiva está en su interior, donde encontramos un procesador Qualcomm Snapdragon 660, 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno. La batería es de 3.200 mAh y cuenta con Android Oreo 8.1 como sistema operativo. En cuanto a sus cámaras, sólo tenemos una trasera de 12 megapíxeles, y una delantera de 20 megapíxeles, lo que nos da a entender que los millonarios prefieren los selfies. Como mencionaba, el Vertu Aster P sólo estará disponible en un inicio en China, aunque no dudamos que se pueda importar para aquellos que mueren por tener uno. La preventa ya está abierta y las entregas están programadas para inicios de 2019, cuyo precio arranca en los 4.200 dólares para la versión en colores azul, marrón, negro o naranja de la serie Baroque, ya que la serie Gothic, con acabados en jade negro y blanco, costará 5.100 dólares. Pero si nos sentimos aventureros y tenemos el dinero, habrá una versión con incrustaciones de oro que tendrá un precio de 14.120 dólares. También te recomendamos Se-Yeon “Geguri” Kim, la jugadora profesional de Overwatch que triunfa en Corea Así de lujoso es el interior del Airlander 10, la aeronave más grande del mundo Motorola Moto Z3, ya está aquí el primer flagship que nos promete estar listo para las redes 5G - La noticia Vertu resurge de entre las cenizas con un nuevo, y extravagante, smartphone Android de hasta 14.120 dólares fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Samsung es el primer fabricante en iniciar la producción de chips de 7nm con la nueva tecnología ultravioleta extrema (EUV)

Samsung acaba de dar un salto importantísimo respecto al desarrollo y fabricación de microprocesadores, ya que la compañía informó que han iniciado con la producción a gran escala de los primeros chips de 7nm fabricados bajo el proceso de 'litografía ultravioleta extrema', también conocido como EUV o EUVL (Extreme Ultra Violet Litography), un proceso que apareció a inicios de los 2000 y que por fin está viendo la luz. Hoy día ya tenemos chips de 7nm como el caso del A12 Bionic de Apple, que es fabricado por la taiwanesa TSMC, y el Kirin 980 de Huawei, así como el próximo lanzamiento del Snapdragon 855 de Qualcomm. Todos estos (a excepción de Qualcomm, del que aún no hay información oficial) coinciden en un proceso de fabricación basado en la tecnología ArF, o inmersión de fluoruro de argón, que durante años ha sido el método tradicional. Por lo anterior, lo que ha empezado a hacer Samsung es todo un hito en este segmento. En Xataka Por qué ganar la carrera de los 7 nm es vital para Huawei, Apple, Samsung y Qualcomm 20% más rendimiento o un 50% de menor consumo energético El proceso EUV aún es muy costoso debido a las máquinas que se requieren para la fabricación de los micros, por lo que las compañías se han enfrentado a todo tipo de retos que han hecho que esta tecnología se haya demorado tanto tiempo en llegar. Este nuevo proceso permite usar una sola capa para transferir el diseño de un chip a la oblea de silicio, mientras que en la tecnología ArF se requieren cuatro capas. Dentro de esta tecnología de nodo de procesos 7LPP (Low Power Plus), la fabricación se vuelve más rápida y eficiente, trayendo así beneficios en costes y disponibilidad. En concreto, Samsung asegura que la adopción de este proceso nos traerá una reducción en el consumo de energía de un 50%, o bien, un aumento en el rendimiento en un 20%, todo dentro de un área de superficie 40% más pequeña en comparación con la tecnología anterior de 10nm de la compañía. La fábrica Fab S3 de Samsung en Hwaesong, Corea de Sur. Como sabemos, la fabricación de chips se logra mediante el uso de la luz para proyectar patrones de circuitos en las obleas. Pues en los actuales chips de Samsung de 10nm y 14nm esta luz tiene una longitud de onda de 193nm, mientras que para estos nuevos chips de 7nm se usará una luz con longitud de onda de sólo 13,5nm. En resumen, lo anterior permitirá aumentar significativamente la densidad de transistores al tiempo que optimiza el consumo de energía, además de reducir la cantidad capas que se requieren para cada chip y así reducir los ciclos de producción. Samsung estará produciendo sus chips 7LPP EUV en su planta 'Fab S3', ubicada en Hwaseong, Corea del Sur. La empresa asegura que hoy día tiene la capacidad de procesar 1500 obleas por día, pero ya piensan aumentar la fabricación en 2020 cuando habiliten una segunda línea de producción. ¿Esto significa que el Galaxy S10 montará este nuevo chip? Ya veremos. Y cuando llegue ese momento también podremos confirmar que existen las mejoras y bondades que nos promete Samsung, que sobre el papel lucen bien, pero habrá que verlas en la práctica. También te recomendamos Huawei presenta el Kirin 980: así es el pionero chip de 7 nanómetros con NPU dual e inteligencia artificial más veloz Se-Yeon “Geguri” Kim, la jugadora profesional de Overwatch que triunfa en Corea Qualcomm Snapdragon 855: dos confirmaciones y tres pronósticos para el nuevo procesador 5G - La noticia Samsung es el primer fabricante en iniciar la producción de chips de 7nm con la nueva tecnología ultravioleta extrema (EUV) fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .