Inicio / Música/Espectáculo / ‘Una mujer fantástica’: Viuda trans pelea por lo que es de ella

‘Una mujer fantástica’: Viuda trans pelea por lo que es de ella

'Una mujer fantástica'

Daniela Vega, Francisco Reyes, Luis Gnecco. Dirigida por Sebastián Lelio / Tres estrellas

Luego del enorme éxito de Gloria, tanto en su país de origen como en el resto del mundo, el chileno Sebastián Leilo construyó una nueva fábula de resistencia ante los golpes de la vida y la sociedad protagonizada por una mujer completamente alejada del rol de una heroína tradicional. El caso del personaje de Marina Vidal tiene, sin embargo, otra clase de particularidades: su DNI reafirma una identidad que ya no siente como propia. Interpretada magistralmente por la actriz trans Daniela Vega -en su segundo papel cinematográfico luego de la interesante La visita, de Mauricio López Fernández-, Marina es una mujer decidida, segura de sí misma y en pareja con un hombre algo mayor, cuya muerte trastoca por completo su vida cotidiana y cualquier plan que ella pudiera tener a futuro, en particular cuando debe comenzar a lidiar con los miembros conservadores y problemáticos de la familia del difunto. Sin dejar de ofrecer un relato de superación algo típico y ligeramente previsible, Leilo -quien ya ha terminado su debut en idioma inglés, Disobedience- logra emocionar de manera contundente en instancias menos convencionales, como en la escena en la cual la protagonista es obligada a desnudarse por completo frente a un perito de la policía. En el fondo, la película no deja de ser un retrato crudo sobre la discriminación y el trato indigno a un ser humano que se resiste -silenciosamente, primero, y haciendo valer claramente su posición, después- a ser estigmatizado.

(Referencia de puntaje: 4 estrellas – Clásico / Tres estrellas y media – Excelente / Tres estrellas – Bueno / Dos estrellas – Regular / Una estrella – Malo)

Chequea también

Rolling Stone 246

Los Rodríguez: La historia de ‘Sin documentos’, el disco que dio vuelta el rock en español

A 25 años de su lanzamiento, Calamaro, Rot y Vilella recuerdan cómo llegaron a grabar el álbum que anticipó el final de una banda única