Inicio / Tecno / Los «trucos» de los peces y otros animales marinos para hidratarse con agua de mar

Los «trucos» de los peces y otros animales marinos para hidratarse con agua de mar

Lo de que no debemos beber agua salada lo aprendemos casi sin querer cuando jugando con las olas damos algún trago (y ya no nos apetece repetir). Esto, además de poco agradable, es peligroso a nivel orgánico, pero entonces puede que nos venga una duda: ¿cómo se hidratan los animales marinos si beber agua salada puede ser perjudicial?

De ahí además nos pueden saltar más dudas: ¿beben los peces y animales de río? ¿Los riñones de los mamíferos marinos son más parecidos a los de los peces que a los de otros mamíferos? Como cabe pensar, la naturaleza es sabia y la evolución ha ido conformando sistemas para que todos estos animales puedan hidratarse bien bebiendo o bien tirando de otras fuentes (nunca mejor dicho), así que veamos cómo trabajan las aguas menores estos organismos.

¿Beben los peces agua salada? ¿Y agua dulce?

Pese al cúmulo de sustancias “curiosas” que tendrá el agua de mar de las playas, por un trago no nos vamos a morir. Pero lo que pasaría si nos dedicásemos a beber agua salada (hablando de una con 33 gramos de sal por litro, como la del mar) es que la concentración de sales de nuestros fluidos es mucho menor (9 gramos de sal por litro de agua), y al intentarse igualar concentraciones por ósmosis las células liberarían demasiada agua encogiéndose, acabando en una deshidratación extrema al intentar expulsar la sal con orina (exigiendo más agua de la que se ingiere).

Al intentar igualar concentraciones por osmosis las células liberarían demasiada agua encogiéndose, acabando en una deshidratación extrema

De ahí que los fluidos de muchos de los animales marinos tengan la misma concentración en sales que el agua de mar. Como nos recordaban en Naukas, entre ellos encontramos a los moluscos bivalvos, equinodermos (estrellas de mar, erizos), esponjas, anémonas y muchos otros, todos ellos capaces de tener un “tú a tú” de concentraciones y evitar la deshidratación.

No obstante, otros cuyo diseño no se afinó tanto en este sentido aunque parezca todo lo contrario: los fluidos internos de los teleósteos marinos (y otros grupos) tienen una concentración de sales menor que la del agua marina.

Pez 01

Tele… ¿Qué? Teleósteos, lo cual agrupa a la mayoría de grupo de peces de mar. Así, aunque vivan como pez en el agua literalmente las merluzas, besugos, anguilas y otras especies requieren unas maniobras especiales para evitar la deshidratación a tomar agua marina.

¿Cuál es pues su truco? Evitar la absorción de sales (de todas) para quedarse con el agua, expulsándolas al exterior. Las sales que no se absorben quedan en el interior del intestino junto con el resto de elementos no deseados de los alimentos. Desde ahí son expulsadas al exterior vía las branquias y la orina, pero para evitar la deshidratación producen muy poca (y muy salada).

De hecho, tienen unos riñones bastante diferentes al resto en cuanto a estructura y funcionalidad. La nefrona es la unidad funcional y estructural básica en un riñón; en el riñón de un vertebrado superior terrestre (como podemos ser nosotros, la vacas o los gatos, entre otros muchos) vemos estructuras que no vemos en ocasiones en los de los peces teleósteos, como el corpúsculo renal (donde se realiza la filtración) o el túbulo contorneado distal (donde también se realizan filtraciones), como explican en detalle en este estudio de la Universidad de La Plata (Argentina).

Pez 03

Entonces, ¿beben agua salada los peces? Sí, los de mar de hecho han de beber este agua. Pero la cosa cambia para los de río, cuya concentración de sales en sus fluidos corporales es superior a la del agua en la que nadan. De beber les pasaría al contrario que a nosotros al beber agua salada: sus células absorberían agua para igualar concentraciones con el exterior (agua dulce), hinchándose hasta explotar.

¿Beben agua salada los peces? Sí, los de mar de hecho han de beber este agua, pero la cosa cambia para los de río

Lo que ocurre con los peces de río también nos lo aclaraban en Naukas, donde nos explicaban que los peces de agua dulce tienen dos mecanismos para evitar que entre agua dulce: la impermeabilidad y casi no beber (sólo lo necesario para asimilar los iones que necesitan). Aún así hay entrada de agua (algunos tejidos epiteliales no pueden impermeabilizarse por sus funciones), pero estos peces producen un volumen de orina importante, siendo los animales de río que mayor cantidad de orina producen.

¿Beben los mamíferos marinos?

Los peces teleósteos se ayudan de las branquias para eliminar el exceso de sales, pero ¿qué ocurre con los animales que habitan en el mar y no disponen de este órgano especializado? No se sabe muy bien con qué frecuencia beben agua del mar los mamíferos marinos, pero la clave de nuevo está en parte en los riñones.

Los fluidos de focas, ballenas, delfines, manatíes y otros mamíferos marinos tienen una concentración de sales similar a la del resto de vertebrados terrestres (menor a la del agua salada), ergo de beber agua marina correrían el riesgo de esa deshidratación que explicábamos. Pero si se sabe que beben, y además está la parte de agua salada proveniente de los alimentos, ¿qué hacen para evitarla?

Foca

La evolución, como siempre, tiene "la culpa". Estos animales desarrollaron un riñón morfológica y funcionalmente distinto al de un animal terrestre (más nefronas en menor espacio, llamado riñón reniculado), de modo que pueden recoger la máxima cantidad de sal posible y eliminarla con la orina.

De este modo, la orina de los mamíferos marinos es muy salada (la de los leones marinos llega a ser 2,5 veces más salada que el agua del mar, según recordaban en Muy Interesante). Y además de tener riñones adaptados, lo que hacen es intentar beber agua dulce cuando pueden y lo mismo que los pacientes de hipertensión: intentar no comer alimentos excesivamente salados, como explicaban en Scientific American.

También te recomendamos

Sin quererlo, los científicos están ayudando a los cazadores furtivos a acabar con especies en peligro de extinción

Estas son las apps (y 3 wearables) más populares para hacer deporte

"No bebas agua marina": así es como la mayoría de mamíferos marinos consiguen sobrevivir a la deshidratación en mitad del mar


La noticia Los "trucos" de los peces y otros animales marinos para hidratarse con agua de mar fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Chequea también

Cuánto merece la pena el Toyota Prius con el nuevo techo solar: coste y autonomía eléctrica en el coche híbrido

El Toyota Prius es todo un referente en el mercado de los vehículos híbridos, pues fue el primer vehículo de este tipo que se lanzó al mercado del gran consumo con notable éxito. Ahora Toyota renueva su gama Prius enchufable en Europa con mayor batería y con una novedad que ha sido ampliamente destacada: la posibilidad de ofrecer un techo solar. En la imaginación de mucha gente está tener un coche que nunca tenga que pasar ni por una gasolinera ni por un enchufe. Con el sol, tan presente en nuestro país, debería poder circular sin problemas. Sin embargo hay un motivo por el que pocas marcas se atreven con paneles solares encima del coche: el rendimiento no da para mucho. Los números del nuevo Prius El nuevo Prius enchufable tiene una batería de 8,8 KWh, que da para recorrer en modo eléctrico 45 Km según los ciclos WLTP. Es una gran mejora frente al híbrido enchufable anterior, cuya batería tenía solo 5,2 KWh y que además no disponía de 5 puertas. En Motorpasión Cuánto cuesta cargar un coche eléctrico con las tarifas de la luz que hay en España ¿Qué ofrece el pack solar? Básicamente unos paneles solares en el techo del vehículo que van conectados a la batería principal del coche. Si está parado recarga la batería, si está en movimiento simplemente sirve para alimentar la batería auxiliar que da energía a los sistemas que no tienen que ver con la tracción (navegación, luces interiores, etc.). Los datos que proporciona Toyota es que son paneles con una potencia de 180 W de potencia de generación. Esto es, claro, cuando el sol está vertical. Pero luego dan un dato interesante que tiene sentido y es que un día entero parado proporciona una autonomía de 5 Km. Y al año esto serían unos 1000 Km de autonomía (hay que tener en cuenta que no está siempre parado, que en invierno hay menos horas de luz que en verano, que cuando hay nubes no produce, etc.). Hacer este cálculo es muy complicado, y en Toyota no proporcionan muchos detalles. De todas formas vamos a asumir que los cálculos son correctos siempre teniendo en cuenta que la industria de la automoción tiende a ser optimista con los consumos y rangos. ¿Cuánto nos podríamos ahorrar con estas placas solares? Teniendo en cuenta que cada Km recorrido le cuesta al Prius 200 Wh (8,8 KWh / 45 Km), los 1000 Km al año darían un ahorro de 200 KWh. ¿Cuántos euros son eso? Depende de dónde se realice la carga. Si se carga en el domicilio podría variar, según rango horario y tarifa seleccionada, desde los 13,6 euros a los 30 euros. Si se carga en electrolineras serían 100 euros. Y si fuera simplemente ahorro en gasolina rondaría los 60 euros, según los consumos máximos indicados por Toyota. Por tanto, teniendo en cuenta que la vida media de los coches en España ronda los 14 años, estaríamos hablando de un ahorro en combustible que iría desde los 190 euros a los 1.400 euros. Esto, recordando siempre, que nos basamos en los cálculos de Toyota, que seguramente sean algo optimistas. Por tanto el panel solar en el techo del coche solo merecerá la pena si cuesta menos de 1.400 euros (si no pensamos enchufarlo nunca, lo cual no tiene mucho sentido) o menos de 190 euros si consideramos que siempre intentaremos tirar con carga eléctrica y enchufando. ¿Cuánto cuesta la opción? No se sabe. Por un lado Toyota todavía no ha lanzado el coche en nuestro país. En otros de Europa sí, pero todavía sin la opción solar. Y además es un modelo aparte, con equipamiento extra, con lo que va a ser complicado determinar el precio real. Pero por lo visto en Japón, rondará los 2.000 euros. Los experimentos de Toyota Casi de forma simultánea con el anuncio de la presentación del nuevo Prius enchufable en Europa, Toyota anunció un nuevo proyecto en colaboración con Sharp Corporation y NEDO, para ofrecer paneles solares experimentales y con mayor rendimiento en su modelo Prius enchufable. Las novedades del techo solar son dos en este caso: por un lado los paneles no se limitan al techo sino que cubren también el capó y la luna trasera; y por otro lado la tecnología de las celdas solares novedosa con mayor rendimiento. Esto hace que los paneles logren proporcionar 860 W de potencia, y una autonomía con un día de carga de 44,5 Km y de 56,3 Km en circulación (la batería sigue siendo la misma, 8,8 KWh, pero el ciclo de homologación japonés es menos exigente que el WLTP). Esto ya son palabras mayores, estamos hablando de 7,4 veces más autonomía, lo que equivaldría a ahorros en la vida útil del vehículo que irían desde los 1.400 euros a los 10.360 euros. Por supuesto esta extrapolación directa de los ahorros ya no tiene tanto sentido. Los cálculos de los 1.000 Km de autonomía que daba Toyota estaban basados en una carga muy lenta. Ahora con el coche aparcado un par de días ya tendría la batería llena y no se producirían nuevos ahorros hasta que volviera a circular. Así que si ya los cálculos con el modelo actual contenían algún salto de fé, con este mucho más. Sin embargo no hay que obviar que esto es un experimento, un proyecto. Los paneles que se están usando no son comerciales, no pueden ser producidos en masa a un precio razonable. También habría que ver si los paneles en la parte frontal y trasera son un problema para la seguridad. Pero sí indican que la carga solar puede ser interesante en el futuro, si se logran solventar estos problemas técnicos. También te recomendamos Por fin tenemos todos los detalles del Sono Sion, el coche eléctrico que se carga gracias a sus 248 paneles solares Toyota libera 23.740 patentes de su tecnología de coches híbridos y las ofrece gratis a los fabricantes para "impulsar el mercado" Toyota probará este mes un nuevo Prius PHV con paneles solares, cinco veces más potente y capaz de recargar las baterías en marcha - La noticia Cuánto merece la pena el Toyota Prius con el nuevo techo solar: coste y autonomía eléctrica en el coche híbrido fue publicada originalmente en Xataka por Alejandro Nieto .

Cómo sería un mundo sin el Amazonas: la oleada histórica de incendios en Brasil nos enfrenta al escenario que quedará tras ella

La cifra la dábamos ayer: según las estimaciones del Instituto Nacional de Investigación Espacial del Brasil (INPE), en lo que llevamos de año se han detectado 72.843 incendios en Brasil. Es decir, un 83% más que durante las mismas fechas de 2018. La Amazonía está ardiendo como nunca antes. Y el "nunca antes" es importante, porque (si somos precisos) "la Amazonía lleva ardiendo 15 años". A las puertas del G7, António Guterres, secretario general de la ONU, ha manifestado su "profunda preocupación" y Emmanuel Macron ya ha calificado los incendios de "crisis internacional", pero ¿es cierto? ¿Qué lo hace distinto a otros grandes incendios? ¿Cómo podría afectarnos que desapareciera el Amazonas para convertirse en una enorme huerta donde pasta el ganado y crece la soja? ¿Qué arde en Brasil? De los 72.843 incendios registrados hasta mediados de agosto, el 52,5% (unos 38.228) afectaron directamente a la selva del Amazonas; el 30,1% (21.942) ocurrieron en las inmediaciones de la selva, en lo que se denomina "sabana brasileña"; y, por último, el 10,9% de los fuegos afectaron a la región boscosa que se alza en el litoral atlántico del país. En Magnet El impacto medioambiental de los incendios del Amazonas, explicado en un mapa Estados como Amazonas o Acre ya han declarado la situación de alarma y otros mucho (Mato Grosso, Paraná o los alrededores de Sao Paulo) han sufrido niveles altísimos de contaminación atmosférica por las humaredas. Solo en Mato Grosso, en pleno Amazonas, se han declarado 13.641 incendios, un 205% más que el año pasado. Sin embargo, como la mayoría de expertos internacionales saben, lo que se está quemando no es solo un bosque: es una pieza clave en el equilibrio ecológico global. El mismo Guterres ha dejado claro que "en medio de la crisis climática mundial, no podemos permitirnos más daño a una gran fuente de oxígeno y biodiversidad". ¿Qué perderíamos? No es sencillo saber cuales serían las consecuencias finales de la desaparición de las selvas tropicales del Amazonas. Fundamentalmente porque no tenemos modelos sólidos capaces de estimar el impacto de un evento tan disruptivo de manera aceptable. Sin embargo, mirando qué cosas se perderían con la deforestación de la selva brasileña podemos hacernos una idea de la dimensión de la catástrofe medioambiental. En Magnet El Amazonas, en manos de Noruega: así ha terminado una diminuta nación con la misión de salvar la selva El gran pulmón del mundo: Las enormes selvas tropicales del Amazonas tienen la capacidad de absorber hasta 2.400 millones de toneladas de dióxido de carbono cada año. Eso supone la cuarta parte de todo el carbono absorbido por los bosques de todo el mundo. Si el Amazonas desapareciera, los Acuerdos del Clima de París saltarían por los aires. El arca de Noé: En el Amazonas viven un 9,5% de todas las especies del planeta; uno de cada cinco especies de pájaros y una de cada cinco especies de peces. Solo en la región amazónica, hemos encontrado 40.000 especies de plantas, 2.200 especies de peces, 1.294 de pájaros, 428 de mamíferos y 378 de reptiles. En total, se estima que hay unas 1.800.000 especies y las consecuencias de estos incendios pueden ser muy graves. Lluvias y suelos Los árboles ayudan a controlar el nivel de agua en la atmósfera y ayudan a regular el ciclo del agua. La falta de árboles tiende a provocar un suelo más seco y perjudican los cultivos. Esto, además de alterar las precipitaciones, favorece la erosión del suelo. Salvando las distancias, el 'Dust Bowl' que enterró el centro de Estados Unidos en arena durante los primeros años del siglo XX y obligó a migraciones masivas agravando la Gran Depresión fue un proceso parecido. Lo más probable es que si destruimos la selva para cultivar, en menos tiempo sus fértiles terrenos se conviertan en polvo. Diversidad social. Hoy por hoy, más de 350 comunidades indígenas viviendo en la Amazonía y sus reservas. Son fenómenos sorprendentes que nos han ayudado a entender mejor el origen del lenguaje, la estratificación social o la agricultura. También son estructuras muy frágiles que ya están en peligro. De acuerdo con el INPE, en la última semana los fuegos han afectado a 68 áreas protegidas. Lugares como el Parque Nacional de la Chapada dos Guimaraes ya ha perdido el 12% de su vegetación. ¿Qué hacemos ahora? Esa es la gran pregunta. El Amazonas, hoy, está más amenazado de lo que solía estarlo. Jair Bolsonaro, el presidente de Brasil, lleva desde mucho antes de su elección liderando la oposición a cualquier medida que favorezca la conservación del Amazonas. Sus políticas quieren favorecer proyectos desarrollistas que amplíen el terreno útil para ganadería, agricultura y minería. En Magnet Asfaltar el Amazonas y dar barra libre a la industria: los planes medioambientales de Bolsonaro Esto ha hecho, paradójicamente, que algunos de los estados que más apoyaron a Bolsonaro fueran lugares como Roraima, Acre, Rondonia o Mato Grosso que ven en enfoque sobre el Amazonas una manera de 'rescatar' los recursos de la selva para las industrias locales. Y frente a ellos, la comunidad internacional se está movilizando. Países como Irlanda ya han amenazado con bloquear tratados internacionales si Brasil falla en su obligación de defender el Amazonas y presumiblemente, con el G7 a punto de empezar, las presiones se redoblarán en las próximas semanas. También te recomendamos "Antes todo esto era selva": la mayor víctima de la guerra comercial entre China y Estados Unidos parece que va a ser el Amazonas Drones, robots y satélites contra el fuego: las nuevas tecnologías van a por los incendios forestales 72.843 incendios en Amazonas durante 2019: Brasil está atravesando la mayor ola de incendios y deforestación de los últimos años - La noticia Cómo sería un mundo sin el Amazonas: la oleada histórica de incendios en Brasil nos enfrenta al escenario que quedará tras ella fue publicada originalmente en Xataka por Javier Jiménez .