Inicio / Tecno / Visitamos Amazon Go: así es la experiencia de compra en una tienda semi automatizada sin cajeros

Visitamos Amazon Go: así es la experiencia de compra en una tienda semi automatizada sin cajeros

Entramos a la tienda, escogemos lo que queremos y salimos sin tener que pasar por una caja o por un ser humano que nos cobre. Esta es la premisa detrás de Amazon Go, la primera tienda semi automatizada del gigante de las ventas en línea, la cual causó furor cuando fue lanzada hace un año en una especie de beta cerrada para empleados de la compañía. Pues la tienda ya está abierta para todo el mundo y fuimos a Seattle para visitarla para conocer cómo es la experiencia y confirmar, o desmentir, todo lo que se dice alrededor de ella.

Entones, ¿es cierto que no hay empleados? ¿cuán grande es la tienda? ¿Es fiable o es posible engañar al sistema? ¿Si no hay cajas, cómo pagamos? Esta y otras preguntas me surgían mientras estaba en el avión rumbo a Seattle, y es que a la distancia todo suena como un cambio radical en la forma que tenemos de comprar en todo el mundo, donde entramos, escogemos y pagamos en una caja. Pues aquí se elimina ese último paso, y a pesar de que podría sonar sencillo, detrás hay un complejo sistema que lo hace posible.

Amazon Go y nuestra experiencia en vídeo

Nada de Prime, sólo nuestra cuenta en Amazon

Llegué a la tienda, y antes de entrar me encontré con varios letreros en una especie de zona de espera que me pedían descargar la aplicación móvil. La app es nuestra llave de entrada a Amazon Go, además de que sirve para llevar un registro de nuestras compras y configurar la forma de pago.

Amazon Go Captura 3

No es necesario llevar efectivo a la tienda, no lo necesitamos, todo se hace a través de nuestra cuenta de Amazon. Antes de llegar yo ya había descargado la aplicación y el proceso de configuración fue extremadamente sencillo, me llevó cerca de dos minutos tener todo listo.

La aplicación funcionó con mis datos de Amazon México y después de poner mi usuario y contraseña me aparecieron las tarjetas que tengo registradas en Amazon. El siguiente paso fue elegir la tarjeta a donde se harán los cargos dentro de la Amazon Go. Hasta aquí todo controlado, ahora lo siguiente era entrar a la tienda.

Just Walk Out

Amazon Go Captura 2

Una vez configurada, la aplicación muestra un código QR que debemos escanear en uno de los módulos de entrada. Lo interesante de esto es que los lectores sólo funcionan con códigos desde la app, es decir, no con fotografías o capturas de pantalla del código, incluso la aplicación nos advierte que por seguridad los códigos extraídos de una captura no servirán para acceder a la tienda.

Lo que sí se puede hacer es entrar a la tienda con un smartphone sin conexión a internet, ya que la aplicación sigue funcionando y mostrando el código listo para escanear. Esto significa que el teléfono no sirve como una especie de sensor para rastrearnos dentro en la tienda, algo que se había comentado al inicio.

Un punto interesante es que varias personas pueden entrar a Amazon Go con una sola cuenta, es decir, desde una pareja hasta una familia de varios integrantes donde cada uno podrá escoger productos y todo será cargado a una cuenta individual de Amazon. Esto permite que, por ejemplo, los niños vayan con sus padres, elijan productos y todo se cargue a una sola tarjeta de crédito.

Para que lo anterior funcione de forma efectiva, el titular de la cuenta deberá escanear su código para dar acceso a sus acompañantes, siendo él el último en acceder. Esto dará la instrucción al sistema de que se trata de un grupo de personas enlazado a una sola cuenta y no usuarios individuales. Aquí decidí preguntar cuántas personas pueden entrar con una cuenta individual y recibí varias respuestas, ya que en un inicio me dijeron que máximo cinco personas por cuenta, pero posteriormente al ver como entraba una familia de siete integrantes decidí volver a preguntar, y en esta ocasión la respuesta fue que era ilimitado, ya que han recibido grupos de hasta 17 personas sin problemas.

Amazon Go 2

Un factor importante, y que nos recalcaron en la entrada, es que no debemos agarrar productos para otras personas, ya que el sistema los asigna a la primera personas que los toca, y aunque la segunda persona los regrese al estante, éste permanecerá en el carrito virtual del usuario que lo sacó en primer lugar. Por lo anterior, es importante mirar la distribución de los productos en la tienda, los estantes no son muy altos y las persona de altura promedio son capaces de alcanzar, además de que un solo producto está distribuido en un estante de arriba hacia abajo, por lo que no veremos diferencias entre los productos de los anaqueles superiores y los inferiores.

Una vez que elegimos los productos que deseemos comprar, ya sea que los llevemos en la mano, los hayamos guardado en la bolsa que nos dan en la entrada o en una mochila, lo siguiente es salir de la tienda sin más. Durante la compra intenté ver si podía acceder al contenido de mi carrito virtual, pero no, en la aplicación no hay información de lo que vayamos escogiendo mientras estamos en la tienda.

Entonces, una vez al salir yo esperaba recibir un correo o una notificación que me confirmara el total de mi cuenta y lo que había comprado, pero el recibo llegó después de 12 minutos. Aquí hay que mencionar que el cobro a la tarjeta no se hace de forma inmediata, para esto hay que esperar poco más de tres horas. Según me explicaron, el objetivo de esto es dar tiempo al usuario para aclaraciones o pedir reembolsos, ya que el sistema aún presenta fallos.

Amazon Go 3

En mi caso, visité la tienda en tres ocasiones, y en todas ellas recibí el detalle de mi compra de forma perfecta sin fallos, esto a pesar de probar tapando el código del producto, cambiándolo de lugar y agarrando varios al mismo tiempo y volviéndolos a dejar en los anaqueles. Lo único fuera de lo normal fue lo que pareció ser una especie de confusión en el sistema. Después de recibir uno de mis tickets, en la aplicación me preguntaban si había comprado un plato de fruta fresca, ya que no estaban seguros y me daban la opción de cancelar dicho producto y pedir un reembolso.

En resumen, a pesar de la confusión del sistema, en las tres ocasiones los cobros fueron correctos, es decir, no me cobraron por productos que no adquirí, esto a pesar de haberlos agarrado y regresado a un estante que no les correspondía, lo que significa que el sistema es increíblemente preciso y confiable.

Preparando el terreno para Whole Foods

La tienda es pequeña, aproximadamente 540 metros cuadrados, y en ella encontramos en su mayoría comestibles que van desde alimentos recién preparados, comida congelada, botanas y hasta unas cajas con los ingredientes necesarios para preparar una cena o una comida para hasta cuatro personas. También hay que destacar que hay unos cuantos medicamentos así como productos de higiene personal.

La razón de que Amazon Go se enfoque principalmente en comida, es porque, según uno de sus empleados, la idea es adaptar este formato a las tiendas Whole Foods, las cuales recientemente fueron adquiridas por Amazon y están distribuidas por todo Estados Unidos. Por lo anterior, esta tienda es una especie de 'beta abierta' donde están poniendo a prueba las capacidades del sistema y su alcance, lo que servirá para perfeccionarlo e irlo adaptando a nuevas tiendas de mayor tamaño.

Amazon Go 4

Al entrar a la tienda todo parece normal, salvo el que no hay cajas para pagar, y la verdadera magia está en el techo, el cual está tapizado de sensores y cámaras, y donde curiosamente no hay WiFi porque, según nos explican, no tiene caso ya que los usuarios pasan en promedio cinco minutos. Traté de que algún empleado me explicara en qué consiste el sistema y dónde están los ordenadores o servidores que dan vida a todo esto, pero en todas las ocasiones la respuesta fue la misma: "no podemos dar detalles de esto y ni siquiera nosotros tenemos acceso a al cuarto de operaciones". Sólo confirman que hacen uso de inteligencia artificial y nada más.

Según uno de los empleados de Amazon Go, el sistema está listo para seguir la actividad de hasta 400 personas, pero ahora mismo está limitado a un máximo de 150 personas ya que están probando su fiabilidad durante esta reciente apertura. El plan es que si todo sale bien, durante el segundo semestre del año la capacidad se pueda ampliar hasta 300 personas.

Por lo anterior es que nos encontramos con varias fotografías de gente haciendo cola afuera de la tienda, algo que en teoría iría en contra de la filosofía de "no colas" de Amazon Go. Pero esto se debe principalmente al limite impuesto de personas, además de la novedad que representa ahora mismo en Seattle.

Amazon Go 5

Sí, puedes "robar", Amazon lo sabe y parece que no le interesa

Cuando Amazon abrió su tienda a cualquier persona hizo unas interesantes declaraciones acerca de los riegos ante posibles robos: "la mayoría de las personas no son ladrones de tiendas, y el sistema está diseñado para la mayoría de las personas". Y es verdad, si quieres robar en Amazon Go lo puedes hacer y no hay problema, es más, es extremadamente sencillo y no necesitas esconderte.

Amazon Go Captura 4

Unos empleados de la tienda nos dijeron que es posible salir sin pagar cuando tapamos el código de un producto, o lo rompemos antes de retirarlo del estante. En mi caso, intenté tapando el código y en todas las ocasiones me fue imposible engañar al sistema. Lo que sí me resultó fue cambiar productos de estantes, que aunque no me salvé de que apareciera en mi cuenta, sí que me preguntaron en la aplicación si en realidad había comprado tal producto y me daban la opción de solicitar un reembolso.

Amazon Go Captura 1

Esto lo hice con unos platos de fruta fresca y unos sandwiches, los cuales cambié de lugar en varias ocasiones. Al salir, los datos de mi compra fueron correctos, pero me daban la opción de pedir reembolso por uno de los sandwiches al no estar seguros de que lo hubiese comprado. Y con fines de conocer el proceso, decidí solicitar dicho reembolso.

La sorpresa es que este proceso es extremadamente sencillo, sólo debemos hacer swipe en el producto y eliminarlo de nuestra cuenta. Después de esto, nos aparecerá una pantalla donde elegiremos la razón del porqué solicitamos el reembolso y tendremos que escribir algunos detalles para complementar. Y sin más, el producto desaparecerá y no nos será cobrado en nuestra tarjeta.

En mi caso, después de hacer esto, recibí un correo donde me pedían más detalles acerca del reembolso así como feedback del proceso. Les escribí diciendo que era una prueba para este post y el vídeo, y que si querían podían hacer el cargo sin ningún problema. Después de dos días el cobro se hizo a mi tarjeta.

Entonces ¿hay o no hay empleados?

Uno de los puntos que más levantó polémica cuando Amazon Go fue lanzada hace un año, y que se avivó durante la apertura hace unas semanas, fue el hecho de que se decía que no había empleados. Y siento decirles que no es así, sí hay empleados, varios empleados, y cada uno cumple una nueva función en este proceso de tienda semi automatizada.

Amazon Go 7

A la entrada de la tienda hay tres empleados, uno acomodando a la gente en la zona de espera y ayudando a descargar la aplicación, en caso de que no la tuviesen ya. Mientras que los otros dos nos dan la bienvenida y nos entregan una bolsa para guardar los productos que compremos. Una vez dentro, hay otro empleado en la zona de acceso, quien está auxiliando a las personas para pasar el código por los módulos y ayudar a grupos de varias personas.

Afuera de la tienda, en la zona de espera, se puede ver la actividad de la cocina, donde conté 12 personas, entre cocineros y ayudantes, quienes están a la vista de todos como una especie de muestra de que tener una tienda de este tipo no dejará a los seres humanos sin trabajos. Aunque bueno, es más estrategia de Amazon que otra cosa.

Amazon Go 8

Dentro de la tienda hay una persona más en la zona de bebidas alcohólicas, quien es el responsable de solicitar identificaciones a los mayores de 21 años para acceder a esta zona. Y ya en la operación, vimos seis personas más, en parejas, dando vueltas por toda la tienda acomodando los productos, surtiendo los estantes, y siendo muy amables para responder todo tipo de preguntas.

En resumen, durante mi visita conté 23 personas a la vista de todos y apoyando en la operación de Amazon Go. Asimismo, me dicen que hay gente trabajando en el cuarto de operaciones mientras la tienda está abierta, pero no saben bien cuántas personas son. Esto significa que una tienda semi automatizada de más de 500 metros cuadrados y con esta tecnología aún no nos dejará sin trabajo, al menos por el momento.

Amazon Go 9

Lo que sí es un hecho, es que dicha automatización va por aquellos puestos menos especializados. Uno de los empleados nos comentaba que el que ahora no veamos cajeros no significa que se hayan eliminado esos puestos de trabajo, sino que esas personas ahora están trabajando en el complejo sistema que da vida a Amazon Go. Es decir, estamos ante personas con un mayor grado de especialización.

La tienda del futuro, pero sólo para las regiones que quieren llegar a ese futuro

Charlando con algunas personas que entraban y salían de la tienda, así como con los mismos empleados acerca de la experiencia de compra, las conclusiones eran que este formato ayudaría a agilizar procesos. Por ello, las personas que entran a comprar Amazon Go como parte de su rutina diaria (no turistas o curiosos) pasan en promedio 5 minutos, porque al eliminar el último paso se rompe con el paradigma de la compra, y esto nos da la sensación de aprovechar de mejor forma nuestro tiempo.

Otro punto importante es que las conversaciones no iban en torno a la pérdida de empleos, sino a la confianza que se necesitará para montar una tienda de este tipo en otras regiones del mundo, incluso dentro de los Estados Unidos. Y aquí un señor (japonés por cierto) me parece que dio en el clavo al decir que sin duda este formato es el futuro, pero su adopción dependerá en mayor medida de aspectos culturales y educativos. Por lo anterior, las personas serán las únicas responsables de querer adoptar este futuro y abrirse a la innovación, o bien, seguir como hasta ahora.

Amazon Go 10

También te recomendamos

Si tiene éxito, Amazon Go es el futuro: no porque ahorren dinero a las empresas, sino porque hacen que gastemos más

Plisados, lino, satén: te contamos cómo planchar las prendas más valiosas de tu armario y ahorrarte la tintorería

A Amazon no le preocupa regalarte cosas por error en su tienda Go: ¿demasiado optimistas para el mundo real?


La noticia Visitamos Amazon Go: así es la experiencia de compra en una tienda semi automatizada sin cajeros fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Chequea también

Por qué no puedes solucionar una mala dieta con ejercicio si lo que quieres es adelgazar

"Si me mato en el gimnasio puedo comer lo que quiera" o "mientras salga a correr, tendré el peso controlado". ¿Has pensado alguna vez cosas similares a estas? ¿Crees que vigilar la alimentación es algo secundario si cumples con el ejercicio? Lamentamos decirte que estás en un error. Si lo que quieres es adelgazar, tendrás que estar atento a lo que comes por mucho que vayas al gimnasio prácticamente todos los días. Por desgracia para todos, a la hora de adelgazar no existen los atajos. Para adelgazar necesitas un déficit calórico Para entender por qué no es suficiente con hacer ejercicio tenemos que empezar explicando lo más básico a la hora de adelgazar: necesitas conseguir un déficit calórico. Nuestro cuerpo obtiene la energía que necesita de los alimentos que consume, y cuando consume más energía de la que gasta, la almacena en forma de tejido graso en previsión de tiempos de escasez, cuando ingiera menos de la que necesite. Así que si quieres adelgazar debes conseguir que tu cuerpo recurra a esas reservas de grasa, ingiriendo menos calorías de las que gastas. Todas las dietas, tanto las que funcionan a largo plazo como las que se promocionan como dietas milagro, se basan en este principio. La diferencia es cómo se consigue ese déficit calórico y cómo de fácil resulta evitar el efecto yoyo (recuperar rápidamente todo lo perdido). Rápidos ingiriendo calorías, lentos quemándolas Teniendo lo anterior en cuenta, podrías pensar que tienes suficiente con aumentar la cantidad de ejercicio físico que haces. Así quemarías más calorías y podrías conseguir ese déficit calórico que te hará adelgazar, ¿verdad? Pues sí en la teoría, pero en la práctica esto es realmente difícil de conseguir por la siguiente razón: tras miles de años de evolución, la mayor parte de ella con escasez de alimentos calóricos a nuestro alcance, nuestro cuerpo ha desarrollado un verdadero talento a la hora de detectar, disfrutar y procesar con rapidez los alimentos con una alta densidad calórica y para quemar con lentitud esas mismas calorías. Desde un punto de vista meramente técnico, nuestro cuerpo es en ese sentido una máquina enormemente eficiente. El problema es que en un mundo en el que las calorías ya no escasean, sino que nos sobran, esa eficacia juega en nuestra contra, y es difícil mantener un peso saludable incidiendo solamente en la parte del ejercicio físico y descuidando la alimentación. Lo que tendrías que correr para quemar estas calorías La Royal Society for Public Health británica publicaba hace ahora un año una tabla en la que recogía cuánto ejercicio hace falta para quemar determinados alimentos poco saludables. La recogemos aquí, traducida al español, para que te hagas una idea del desequilibrio entre calorías que entran al comer y las que salen al hacer ejercicio. Ten en cuenta siempre que hay más factores que influyen en el ritmo al que tu cuerpo quema calorías, como el porcentaje de masa muscular o el estado físico de cada uno. Esto es especialmente relevante en el ejercicio aeróbico, al que el cuerpo se termina acostumbrando y cada vez hay que hacer más tiempo del mismo ejercicio para quemar las mismas calorías. Alimento poco saludable Número aproximado de calorías Tiempo para quemarlas caminando a buen ritmo Tiempo para quemarlas corriendo a trote tranquilo Refresco azucarado 138 26 minutos 13 minutos Chocolatina estándar 229 42 minutos 22 minutos Sandwich de máquina de vending (de bacon y queso) 445 1 hora y 22 minutos 42 minutos Un cuarto de pizza familiar 449 1 hora y 23 minutos 43 minutos Un café-batido mediano 290 53 minutos 28 minutos Paquete de patatas fritas o aperitivo similar 171 31 minutos 16 minutos 50 gramos de cacahuetes asados y condimentados 296 54 minutos 28 minutos Bollería industrial azucarada 420 1 hora y 17 minutos 44 minutos Bol de cereales de desayuno 172 31 minutos 16 minutos Bollería tipo muffin 265 48 minutos 25 minutos ¿Y si haces otros deportes? Quizá ni correr ni caminar sean lo tuyo. Entonces, ¿cuántas calorías gastas haciendo tu deporte favorito? La Clínica Mayo publicó en octubre de 2017 una recopilación con esta información, calculando el número de calorías por deporte poniendo como sujeto medio a una mujer de 76 kilos y un hombre de 88. Deporte Mujer (76 kg) Hombre (88 kg) Bailes de salón 219 calorías/hora 273 calorías/hora Ciclismo lento (16 km/h) 256 calorías/hora 319 calorías/hora Golf 314 calorías/hora 391 calorías/hora Trotar en la elíptica 365 calorías/hora 455 calorías/hora Nadar (intensidad moderada) 423 calorías/hora 501 calorías/hora Nadar (intensidad alta) 715 calorías/hora 892 calorías/hora Máquina de remo 438 calorías/hora 546 calorías/hora Baloncesto 584 calorías/hora 728 calorías/hora Tenis 584 calorías/hora 728 calorías/hora Senderismo 438 calorías/hora 546 calorías/hora Subir escaleras 657 calorías/hora 819 calorías/hora Fútbol 752 calorías/hora 937 calorías/hora Saltar a la cuerda 861 calorías/hora 1.074 calorías/hora Ejercicio sin dieta, mala solución Si echas un vistazo a ambas tablas te darás cuenta de por qué intentar perder peso confiando exclusivamente en el ejercicio sin prestar ninguna atención a la dieta no es una gran idea: si eres mujer, necesitas más de una hora de elíptica para compensar un cuarto de pizza, y nadar más de una hora a intensidad moderada para quemar un bollo, y si eres hombre, las cifras están un poco más de tu lado, pero también es más probable que hayas consumido raciones más grandes. Además de poco eficaz, esta forma de enfocar el ejercicio físico puede terminar quitándole toda la diversión al convertirlo en un mecanismo de compensación, como una forma de expiar las culpas de lo que comemos. Igualmente, la comida insana puede verse como un premio que nos damos tras hacer deporte, allanando el camino para un posible desorden alimenticio. Por eficacia a la hora de bajar de peso y también como una forma de disfrutar mucho más del proceso, resulta mucho más conveniente un enfoque combinado de ejercicio y dieta, entendiendo la dieta no como un menú restrictivo que te diga qué debes comer en cada momento, sino como una forma de mejorar los hábitos alimenticios reduciendo y eliminando los alimentos ultraprocesados, los que llevan azúcares añadidos, los que tienen un alto contenido en sal y los que emplean harinas y grasas de mala calidad. Al reducir esos alimentos, reduciremos las calorías que ingerimos, especialmente aquellas que no nos aportan nutrientes beneficiosos, y combinándolo con el ejercicio se produce ese déficit calórico del que hablábamos al principio y que es, de echo, el único método real para quemar grasas. Imágenes | UnsplashEn Xataka | Dieta disociada para adelgazar: lo que dice la ciencia sobre la dieta más buscada También te recomendamos Lo que hace a tu cuerpo el estar sentado frente al ordenador 10 horas al día Quiero una cafetera espresso: ¿qué diferencias hay entre una manual y una automática? La gran guerra en la ciencia de la nutrición sobre adelgazar: dietas bajas en grasas vs dietas bajas en hidratos - La noticia Por qué no puedes solucionar una mala dieta con ejercicio si lo que quieres es adelgazar fue publicada originalmente en Xataka por Rocío Pérez .

Sentirte a bordo de un Hot Wheels es así de espectacular (y lo puedes hacer tú ahora mismo)

El coche Hot Wheels más loco lleva una GoPro a bordo. Podrías conseguirlo a lo bruto pero la solución que os proponemos hoy llegará a tu corazoncito maker. Hay que modificar un coche y acoplar una GoPro para obtener una vista en primera persona alucinante y a medida. FPV desde un coche Hot Wheels Si tienes a mano unos cuantos carriles de Hot Wheels y un coche que no te importe destrozar, ya tienes proyecto maker para este fin de semana. Te proponemos crear un vídeo en primera persona (FPV) a bordo de uno de estos pequeños coches de coleccionista. En Instructables tienes todos los pasos a seguir de la propuesta del usuario fungus amungus, que con las ruedas de un coche desmontado, ha creado un diseño de base sencilla y adaptada para alojar una GoPro. El paso más complicado es tener una impresora 3D a mano o a alguien que nos la pueda dejar para una impresión que apenas dura una media hora. La sensación de vértigo y velocidad está asegurada, y si no, mira el vídeo del usuario de Youtube 5MadMovieMakers que más ha hecho por esta combinación: Más información | Instructables. También te recomendamos Quiero una cafetera espresso: ¿qué diferencias hay entre una manual y una automática? Witbox Go!, análisis: imprimir en 3D desde el móvil nada más sacar de la caja es una realidad (pero limitada) Para imprimir esta casa en 3D se necesitarían máximo 24 horas y sólo 4.000 dólares - La noticia Sentirte a bordo de un Hot Wheels es así de espectacular (y lo puedes hacer tú ahora mismo) fue publicada originalmente en Xataka por Javier Penalva .