Inicio / Nacionales / La ONU eleva a 370.000 el número de rohingya que escapan a Bangladesh

La ONU eleva a 370.000 el número de rohingya que escapan a Bangladesh


La ONU elevó este martes a 370.000 la cifra de miembros de la minoría musulmana rohingya llegados a Bangladesh en las últimas tres semanas huyendo de una ola de violencia en la vecina Myanmar, un éxodo sin precedentes que crece de modo alarmante y que la primera ministra bangladesí calificó como un "acto contra la humanidad".
El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, calificó el lunes a la situación de los rohingya en Myanmar como un "caso de libro de limpieza étnica", y un día después de esa dura declaración la primera ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, visitó el distrito del sureste de su país al que llegan los refugiados.
Los rohingya son una de las tantas minorías étnicas que viven dentro de Myanmar, concentrados en la provincia de Rakhine, pero el gobierno birmano nunca les otorgó ciudadanía plena y gradualmente les fue quitando sus derechos políticos, sociales y económicos.

También te puede interesar



Corea del Norte

Pyongyang condena las nuevas sanciones de la ONU y amenaza a EEUU



España

Falsa alarma en Barcelona por una camioneta sospechosa en la Sagrada Familia



Reino Unido

Londres ofreció cooperar en defensa y seguridad con la UE

Ubicación

Últimos videos

Ver más

El Festival de Cinemigrante este año hace eje en la sección "las vidas negras importan"

Más leídas

Chequea también

Lanús busca aprovechar el envión copero para lograr su primer triunfo de local en la Superliga

Lanús, con el envión anímico tras la clasificación a las semifinales de la Copa Libertadores de América, recibirá hoy a Newell's Old Boys en busca de su primera victoria como local en la Superliga Argentina de Fútbol (SAF).

La hoja de ruta después de las elecciones

Los grandes partidos de Alemania se relamían este lunes las heridas tras el voto castigo recibido en las urnas, mientras que los más pequeños festejaban sus éxitos, en especial los ultraderechistas de Alternativa para Alemania (AfD), que irrumpen por primera vez en el Parlamento y lo hacen como tercera fuerza.