Inicio / Tecno / Un algoritmo me cambió la vida (para bien)

Un algoritmo me cambió la vida (para bien)

Imagina un algoritmo capaz de imitar tu voz y suplantar tu identidad hasta el punto de que tu madre creyera que está manteniendo una conversación telefónica contigo. Imagina un mundo hecho a medida donde los algoritmos limitasen lo que vemos, leemos y escuchamos a nuestros propios gustos, aislándonos de lo demás. Imagina una realidad en la que Donald Trump ganara las elecciones ayudado, en cierto modo, por el algoritmo de Facebook.

Este mundo no es una distopía, sino el presente. En los últimos años, la evolución tecnológica ha sido vertiginosa y los algoritmos desarrollados imperan detrás de la tecnología que usamos en el día a día. Mediante ellos, Google nos muestra los anuncios que más podrían interesarnos, Spotify nos recomienda canciones, y nuestra web favorita de viajes nos sugiere destinos para el próximo verano. La "burbuja de filtros" (filter bubble) nos empieza a absorber.

Esta omnipresencia de los algoritmos y la imparable transformación digital puede provocar cierto miedo y aversión, sobre todo cuando salen a la luz noticias relacionadas con algoritmos injustos, racistas y machistas. Sin embargo, también hay mucha luz en el túnel: la combinación de los algoritmos con la tecnología no solo nos hace la vida más fácil, sino que también nos brinda oportunidades que hace años no podíamos ni imaginar.

De cantarle al algoritmo de YouTube a cantar en La Bella y la Bestia

Belén Basarte, más conocida como Bely (@BelyBasarte), nació en Madrid, tiene 25 años y ha dado voz a Bella en las canciones del último remake de Disney. Casi nada. A este hito llega después de muchos años de trabajo y esfuerzo detrás de su propia cámara, grabando vídeos para su canal de YouTube cuando aún no la conocía nadie. Ahora tiene casi 400.000 seguidores en esta red social, un EP y muchos sueños en camino.

“Empecé en casa cantando delante del portátil o del móvil. Me encantaba, pero no me atrevía a hacerlo público, así que me abrí una cuenta en YouTube con un pseudónimo”, dice Basarte. Mientras estudiaba Administración y Dirección de Empresas, y animada por las buenas críticas que recibía en sus primeros vídeos, en 2010 comenzó su actual canal con su nombre artístico, Bely Basarte.

“Lo maravilloso fue que empezó a verme gente que no me conocía de nada y que me empujaba a seguir”, afirma la cantante que, tras graduarse en la universidad, decidió apostar por la música y confiar en una ventana que en ese momento aún empezaba a despuntar. Se volcó de lleno en su canal y comenzó a subir canciones todas las semanas.

Bely Basarte 3 Bely Basarte durante su concierto acústico en 2016 en la sala MobyDick, en Madrid.

“La gran sorpresa fue que, aunque empecé haciendo covers en inglés, me llegaban muchísimas visitas de España. Yo no hacía nada especial para que me encontraran, solo ponía los títulos referenciando al cantante y a la canción original”, explica Basarte. “Eran los propios algoritmos de YouTube los que, al ver que yo era de España, direccionaban mis vídeos en sus buscadores a público español”, detalla.

Ahora podemos ver cómo 'piensa' un algoritmo En Xataka Ahora podemos ver cómo 'piensa' un algoritmo

Esta plataforma de vídeos, que utilizan al día cientos de millones de usuarios, pertenece a Google, y tras ella hay algoritmos de búsqueda y de recomendación que el gigante de internet mantiene en su mayor parte en secreto; aunque se conocen algunas claves. “YouTube utiliza el título, la descripción y las etiquetas del vídeo para extraer las palabras relevantes del mismo. La posición en la que aparece en la lista cuando un usuario hace una búsqueda depende del algoritmo de ranking”, explica Santiago Pina Ros, ingeniero de software en WhatsApp. “Uno de los objetivos de este algoritmo es mostrar primero los contenidos de mayor calidad, y para eso utiliza factores como el tiempo que los usuarios pasan viendo los vídeos”. El público de la cantante se quedaba pegado a su voz y a la pantalla.

Al ir adentrándose en YouTube, Basarte fue conociendo más sus entresijos, la posibilidad de monetizar los contenidos, cómo suben las visitas si la gente los comparte… y el crecimiento se hizo exponencial. “Me di cuenta de que, poco a poco, podía ganarme la vida con lo que al principio era una afición”, dice la cantante. Gracias a la relevancia y al posicionamiento que le dio su canal, la madrileña llamó la atención del equipo de La Bella y la Bestia, y finalmente fue la seleccionada. “YouTube es mi tarjeta de visita”, concluye.

Historias suspendidas en la red

Mercedes Pinto 2 Mercedes Pinto dejando sus huellas en el Paseo de la Fama de la Literatura, en Barcelona.

Los algoritmos que hay detrás del mundo digital son quienes me han proporcionado un sueldo y me han permitido dedicarme a lo que me gusta”. Así habla Mercedes Pinto Maldonado (@MercedesPintoM), escritora granadina que trató de estudiar medicina, pero tuvo que rendirse a la evidencia de que su verdadera pasión, desde siempre, era escribir.

Así que se puso a ello. “Cuando tenía algunas novelas terminadas, empecé a llamar a la puerta de varias editoriales; o no contestaban o me decían que no”, explica. Entonces, decidió dar el salto a la red, y fue publicando gratis y por entregas una de sus novelas en su blog. “Tuvo muchísimo éxito. Empecé sin ninguna fe, pero empezó a visitarme cada vez más gente. Aquello crecía muy rápido, y yo no sabía por qué”.

En ese momento, Amazon acababa de aterrizar en España, y Pinto decidió subir a este portal su novela y autopublicarse. “Se puso en el número uno a los tres meses, y estuvo en los más vendidos de España, Alemania y Francia durante dos años. De repente, empecé a ganarme la vida con mis historias”, indica la escritora. ¿Cómo?

"Las editoriales me decían siempre que no. En Amazon logré estar la más vendida en España, Alemania y Francia durante dos años."

El funcionamiento del algoritmo de Amazon es confidencial (desde la compañía se niegan a dar información), pero los expertos coinciden en el peso de las ventas y de las valoraciones de otros usuarios. La experiencia de Pinto lo corrobora. “Los seguidores de mi blog eran una pequeña masa crítica que fue directa a Amazon a comprar mi novela, y esto hizo que el algoritmo me pusiera inicialmente en una buena posición. Esta visibilidad te hace estar en un escaparate, y que gente que no te conoce adquiera tu libro”, explica. “También influyeron los buenos comentarios que dejaban los usuarios en Amazon y la puntuación que le daban a la novela; los lectores son el mejor algoritmo de recomendación”.

Ya hay algoritmos ayudando a seleccionar personal: la búsqueda de trabajo en la era del algoritmo En Xataka Ya hay algoritmos ayudando a seleccionar personal: la búsqueda de trabajo en la era del algoritmo

Actualmente, Pinto tiene más de una docena de novelas y creciendo. Ha vendido más de 60.000 ejemplares de sus obras 'Maldita' y 'Cartas a una extraña', y sus libros han sido best seller en varios países. En 2015 fue finalista del Concurso de Autores Indies, tras lo que firmó con Amazon Publishing, el brazo editorial de Amazon, y el pasado Sant Jordi dejaba sus huellas y sus letras en el primer Paseo de la Fama de la Literatura organizado por la compañía. Algunos sueños se cumplen.

La suerte del principiante que supo escoger un buen nombre

Estores Baratos Trabajadores de Estoresbaratos.com en la oficina de la empresa, que no ha dejado de crecer.

“Los avances tecnológicos crean nuevas oportunidades para los negocios, y siempre viene bien entender los algoritmos que hay detrás”, opina Santiago Pina Ros. “Por ejemplo, si logras que tu empresa aparezca de las primeras en Google para determinadas búsquedas, tu número de clientes va a incrementarse sin duda”.

Esto es lo que consiguió, un poco por intuición y un poco por azar, Fernando Otero Rubirosa. Carpintero de profesión, sin muchas nociones iniciales de tecnología, decidió abrir una página web de cortinas en vista de que la crisis estaba sacudiendo su sector. Empezó como algunos de los más grandes: en el garaje de su casa, en Pontevedra. “Pensé que era un mercado interesante y difícilmente accesible para todo el mundo, con lo cual no tendría demasiada competencia en el futuro”, explica. “Al principio, no sabía muy bien qué estaba haciendo porque yo venía del mundo offline, así que fui dando palos de ciego como un elefante en una cacharrería”. Pero con uno de aquellos palos acertó de lleno.

Otero escogió un dominio resultón y con gancho: estoresbaratos.com. Este nombre único que identifica a un sitio web es muy relevante para el algoritmo de búsqueda de Google, y así empezaron a llegar los clientes. “Todo lo que derive de estores baratos, como persianas, venecianas de aluminio o cortinas verticales baratas, te dirige a mi página”, dice el empresario. Esto es así porque una de las fases del algoritmo consiste precisamente en recopilar palabras. “Google recoge las páginas durante el proceso de rastreo y, a continuación, crea un índice, para saber exactamente dónde tiene que buscar. Al igual que el índice del final de un libro, el de Google incluye información sobre las palabras y dónde aparecen”, explica Pina Ros.

"Todo lo que derive de estores baratos, como persianas, venecianas de aluminio o cortinas verticales baratas, te dirige a mi página"

La web de Otero ocupa un lugar destacado en ese índice. Cuando empezó en 2010, había cuatro o cinco tiendas online de venta de estores en España. A día de hoy, hay más de 250 y estoresbaratos.com se mantiene aún en las primeras posiciones. “Los expertos dicen que Google también tiene en cuenta la antigüedad del dominio para clasificar las webs, por lo que nuestros siete años de presencia en la red ayudan”. Según la herramienta SEMrush, son los terceros por tráfico y ventas dentro del sector con 2.800 palabras clave.

Los algoritmos también destruyen empleo cualificado: el caso de los traders de bolsa En Xataka Los algoritmos también destruyen empleo cualificado: el caso de los traders de bolsa

Un buen dominio, un buen producto, un buen precio y mucho trabajo le permitieron crecer. “Las ventas no eran desmesuradas, pero como se trataba de un nicho poco explotado y que ofrecía precios bajos comparados con las tiendas físicas, tuvo tirón. Pude profesionalizarme y dejar la carpintería”, indica Otero. Con los años, ha invertido en herramientas de posicionamiento y en Google AdWords para afianzarse y lograr un éxito aún mayor. “No fue de un día para otro, pero, poco a poco, el algoritmo de Google me cambió la vida”. Para bien.

También te recomendamos

Los YouTubers europeos forman un sindicato que tratará de obtener más transparencia cuando se eliminan o desmonetizan sus vídeos

Google y Amazon ponen fin a su particular batalla: Youtube vuelve al Fire TV y Amazon Prime ya está para Chromecast y Android TV

La historia de Yahoo! resumida en cinco errores garrafales


La noticia Un algoritmo me cambió la vida (para bien) fue publicada originalmente en Xataka por Patricia Ruiz Guevara .

Chequea también

España aprobará la ‘tasa Google’ mañana y su entrada en vigor es un desafío: Francia ya se echó atrás

Las grandes empresas tecnológicas llevan años aprovechándose de diversas tácticas fiscales que han generado muchas críticas entre los gobernantes de diversos países de la Unión Europea. Hace tiempo que diversos esfuerzos tratan de hacer que la situación sea más coherente, pero la dificultad de esos acuerdos ha hecho que algunos países traten de poner en marcha sus propias 'tasas Google'. Este impuesto sobre actividades digitales para grandes empresas estaba perfilado ya en España, pero la situación política retrasó su aprobación. Según la Cadena Ser, el Congreso de Ministros aprobará la 'Tasa Google' —junto a la 'tasa Tobin', orientada a transacciones financieras— este martes, y la intención es la de ponerla en marcha definitivamente en el segundo semestre de este año. La cosa podría no ser tan fácil: Francia aprobó su propia 'Tasa Google' hace meses, pero finalmente retrasó su puesta en marcha tras presiones de EE.UU. Nuevo intento de poner en marcha la 'tasa Google' Hace un año el Gobierno español ya aprobaba una 'tasa Google' con la que esperaba recaudar unos 1.200 millones de euros al año. Este tributo, dirigido a grandes empresas tecnológicas —y no pensado para pymes o startups— planteaba un impuesto del 3% sobre los servicios de publicidad online, los servicios de intermediación online y la venta de datos generados a partir de la información de los usuarios. María Jesús Montero, ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno. Fuente: Wikipedia. Aquella propuesta nunca llegó a activarse: la situación política hizo que todo quedara retrasado hasta la celebración de las elecciones generales y la formación de un nuevo Gobierno. Es ahora cuando Hacienda tiene todo preparado para que el Consejo de Ministros apruebe el anteproyecto de ley para poner en marcha tanto la 'tasa Google'. En Xataka Qué es la 'Tasa Google', el nuevo impuesto sobre actividades digitales para grandes empresas De hecho junto a ese tributo se espera que se apruebe también la 'tasa Tobin' que afecta a la compraventa de acciones. Este último impuesto generará aún mayores ingresos que el diseñado para las grandes tecnológicas: mientras que con la 'tasa Google' se espera que se recauden 800 millones de euros, con la 'tasa Tobin' la estimación es de 1.200 millones de euros al año. Ambas estimaciones son optimistas según los expertos. A Francia su intento le ha salido (un poco) rana La aprobación del anteproyecto de ley hará que dichas propuestas se tramiten para ponerse definitivamente en marcha en el segundo trimestre del año según la Cadena Ser. La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ya indicó que estas medidas no tendrían efecto retroactivo, pero parece que ahora hay prisas recaudatorias para su aprobación y activación. Excellent! https://t.co/5OBYCFQCQo— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 21 de enero de 2020 Esa activación genera no obstante dudas, sobre todo tras comprobar lo que ha pasado en nuestro país vecino. Francia aprobó el impuesto del 3% a las grandes tecnológicas el pasado verano y Estados Unidos rápidamente reacción indicando que estudiarían la puesta en marcha de aranceles agresivos para contrarrestar el impacto que ese impuesto tendría sobre su economía. En Xataka A favor y en contra de la 'tasa Google': esta es la posición de España y Europa sobre el impuesto a las grandes tecnológicas Dichas presiones hicieron que en enero Francia y Estados Unidos llegaran a un acuerdo: la 'tasa Google' francesa no se aplicaría inmediatamente, y en su lugar se esperaría a finales de año para debatir este impuesto digital. Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, amenazó con nuevos aranceles de "hasta el 100%" a los productos franceses. Otros países como el Reino Unido o Italia han hecho movimientos para implantar también sus propias tasa Google sin esperar a acuerdos europeos o globales, pero como ocurre con Francia, su activación parece estancada. En el Foro Económico Mundial de Davos que se celebró en enero de 2020 el Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, ya indicó que si se activaban dichas tasas, esos países "se tendrán que enfrentar con los aranceles de Trump". La OCDE trata de llegar a un acuerdo global, Cook y Zuckerberg parecen apoyar ese movimiento España ha seguido por tanto el mismo camino que países como Francia, Italia o Reino Unido. Todos estos países se han desmarcado del esfuerzo de la Unión Europea con el que se trataba de llegar a un acuerdo para todos los Países Miembros. Dicha iniciativa, no obstante, se encontró siempre con el escollo de países que como Irlanda llevan tiempo siendo sede de estas grandes multinacionales. Esos esfuerzos ahora se han reactivado pero a nivel global. La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), que reúne a más de 130 países en todo el mundo, comenzó a preparar su propuesta hace meses. Esos esfuerzos se han consolidado recientemente, y ahora se espera llegar a un acuerdo global a finales de 2020. Esa nueva tributación parece no desagradar tanto a las grandes tecnológicas como uno podría pensar. Tim Cook, CEO de Apple, afirmaba recientemente que el sistema de impuestos empresariales debía cambiar. "Creo que lógicamente todo el mundo sabe que necesita ser revisado", explicaba, "yo sería ciertamente la última persona en decir que el sistema actual o el sistema pasado era el sistema perfecto. Tengo la esperanza y el optimismo de que ellos (la OCDE) encuentren una solución". También parecía estar de acuerdo con esos cambios Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, que también esperaba que los esfuerzos de la OCDE tuvieran éxito. "Queremos que el proceso de la OCDE tenga éxito para que tengamos un sistema estable y fiable en el futuro", afirmaba, para luego destacar algo aún más importante: "aceptamos que eso puede significar que tengamos que pagar más impuestos y pagarlos en diferentes lugares bajo un nuevo marco de trabajo". - La noticia España aprobará la 'tasa Google' mañana y su entrada en vigor es un desafío: Francia ya se echó atrás fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Arreglar una máquina con indicaciones holográficas o entrar en un corazón humano: probamos HoloLens 2 en varios casos de uso

Imagina la posibilidad de arreglar una incidencia o reparar un equipo simplemente poniéndote unas gafas de realidad mixta y siguiendo paso a paso las indicaciones que ves proyectadas. Imagina también ver el holograma de un objeto con propiedades físicas que puedes dejar caer al suelo o depositar en una mesa. E incluso imagina tener ante ti un corazón humano que puedes girar, agrandar e incluso indagar en su interior. Parece todo bastante futurista, ¿no? Pues del mismo modo que pudimos comprobar las propiedades del primer modelo de HoloLens en un quirófano, ahora hemos tenido la oportunidad de probar de primera mano esos escenarios de uso -el de la avería, el del objeto virtual con gravedad y el del corazón- con las HoloLens 2. Y los resultados son realmente sorprendentes. Identificación y seguimiento de la mirada Antes de nada, hay que recordar que, aunque la segunda generación de HoloLens fue presentada hace un año y está disponible en varios países europeos como Alemania, Francia, Irlanda y Reino Unido, aún no ha salido a la venta en España. La unidad que hemos podido probar en las oficinas de Microsoft ha sido facilitada por Plain Concepts, el primer partner de realidad mixta de la compañía de Redmond en España. Con nosotros tenemos a David Hurtado, Innovation Lead de Microsoft en España, y José Antonio Lozano, de Plain Concepts, que lo primero que hacen es resumirnos en qué consiste HoloLens 2. Básicamente, se trata de "un ordenador con Windows 10 y el añadido holográfico", nos dice Lozano. Y Hurtado nos resume los tres elementos principales de este visor o dispositivo -Microsoft prefiere que no lo llamamemos "gafas": Un display que genera la imagen y la proyecta en nuestros ojos. Unos sensores delanteros que escanean el entorno para crear un mapeo espacial. Dos pequeños sensores en la parte inferior que realizan tres funciones: autenticación biométrica, identificación de tu cara para la calibración y seguimiento ocular (sabe dónde estás mirando). En Xataka Diferencias entre realidad aumentada, realidad virtual y realidad mixta Según nos cuenta David Hurtado, el objetivo de HoloLens 2 no sólo es lograr una experiencia de realidad mixta lo más inversiva posible, sino que, además, esa experiencia sea lo más cómoda posible. Para ello, HoloLens 2 cuenta, por ejemplo, con una visera que puede levantarse, un peso menor que la generación anterior y un acolchado en todo el perímetro de la cabeza. Se conecta por WiFi a Internet y por Miracast a los televisores; en nuestra prueba, se empleó una Microsoft Surface Hub 2 para que todos los asistentes de la sala pudieran ver lo mismo que el usuario de HoloLens 2. Respecto a la batería, Hurtado nos asegura que una carga completa ofrece entre 2 y 3 horas de autonomía (dependiendo de lo exigente que sea la aplicación que se está usando), pero remarca que sólo tarda en cargarse 45 minutos. Tarda en cargarse 45 minutos y una carga completa, según Microsoft, ofrece entre 2 y 3 horas de autonomía (dependiendo de lo exigente que sea la aplicación) HoloLens 2 viene preparado para varios escenarios desarrollados por Dynamics 36 Guides, la suite de aplicaciones de negocio donde Microsoft engloba HoloLens. Un ejemplo es la asistencia remota, como una videollamada entre un usuario con HoloLens 2 y otro con un móvil o un PC usando el software de videoconferencia Teams. Otro caso de uso serían las guías y entrenamientos para aprender paso a paso una tarea con instrucciones holográficas. La idea, nos dicen, es desarrollar también apps que puedan contemplar escenarios colaborativos (varios usuarios con HoloLens 2 interactuando). Mapeo espacial de la sala A partir de ahí, se pueden desarrollar escenarios a medida para su uso específico en entornos como el industrial, el energético el sanitario, el logístico, la arquitectura o la ingeniería. También en educación o incluso en el rediseño de espacios interiores (en este sentido, nos asegura Hurtado que en Redmond están usando HoloLens 2 para rediseñar la sede de Microsoft). Una taza que se cae y un corazón que nos deja entrar en él Pasamos ahora a la prueba propiamente dicha y lo primero que hacemos es ajustar el dispositivo a nuestra cabeza con la rueda de la parte trasera para que nos resulte lo más cómodo posible (la idea de HoloLens 2 es llevarlo puesto durante horas). En Xataka El estado de la realidad virtual y mixta en 2020: éstos son los modelos, plataformas y juegos disponibles El siguiente paso lo lleva a cabo el dispositivo automáticamente: reconoce nuestro iris y realiza la calibración haciendo el seguimiento ocular. Para ello, nos pide que, dejando quieta la cabeza, movamos los ojos para mirar los distintos objetos que van apareciendo. El proceso dura apenas unos minutos y, a partir de ahí, cada vez que nos pongamos esa unidad de HoloLens 2, reconocerá nuestro iris (identificación biométrica) y se calibrará automáticamente. Una vez realizado el proceso de calibración inicial, cada vez que nos pongamos esa unidad de HoloLens 2, reconocerá nuestro iris y se calibrará automáticamente Después, el dispositivo realiza el mapeo espacial de la sala donde nos encontramos (reconociendo objetos y distancias) y ya está listo para usarlo. Lo siguiente que debemos hacer, por tanto, es lanzar una app y, para ello, basta con levantar la mano izquierda con la palma mirando hacia nosotros y tocarnos la muñeca con la derecha. En ese momento, aparece un menú de aplicaciones (virtual) a nuestro alrededor para que busquemos la que nos interesa y la toquemos con el dedo. La aplicación que hemos elegido muestra ante nosotros una colección de objetos 3D que permiten interactuar con ellos. Por ejemplo, tenemos tres botones que podemos apretar, un mini piano con teclas que podemos pulsar con los dedos índices de ambas manos para hacer música y un queso que podemos cambiar de tamaño y mover de un sitio a otro. Cerrando los puños, "coges" el objeto, y abriendo los brazos, lo haces más grande Para ello, basta con estirar nuestras manos, cerrar los puños para cogerlos (como si estuviéramos agarrándolos), abrir las manos para soltarlos o separar/juntar los brazos para hacerlos más grandes o más pequeños, respectivamente. Incluso podemos girarlos. Todo ello con gestos muy naturales e intuitivos, una gran resolución y sin ninguna muestra de latencia o retardo. Mención especial merecen los objetos con propiedades físicas (gravedad) que aparecen sobre una mesa virtual y que podemos "agarrar" para depositarlos en una superficie real, como una mesa o una silla. Se trata de un par de cubos de colores, una nave espacial de juguete y una taza. Menos mal que esta última no estaba llena de cafe, porque se nos ha caído varias veces al suelo y ahí HoloLens 2 sí que experimentaba algunas dificultades para reconocer nuestras manos a la hora de volver a cogerla y levantarla. Aquí, nos dicen, es fundamental que el objeto virtual no salga del campo de visión de HoloLens 2 y que no se interponga entre medias una superficie real (la mesa o una silla de la sala). Antes de pasar al siguiente caso de uso, tenemos la oportunidad de probar un último escenario: aparece ante nosotros la representación en 3D de un corazón humano, que podemos girar, hacer más grande o más pequeño, cortar transversalmente con una bandeja e incluso podemos entrar con nuestra cabeza lentamente en él para ver su interior. En nuestro caso, resulta bastante curioso, pero hay que reconocer que las posibilidades que esto ofrece en el ámbito de la medicina y la educación son enormes. Instrucciones holográficas en remoto El siguiente escenario que hemos podido probar ha sido creado por Plain Conceps a partir de la herramienta Dynamics 365 Remote Assist, que permite a los técnicos resolver problemas en tiempo real y en remoto sin necesitar para ello el traslado de especialistas al lugar del incidente. En Xataka Este circo cambió los animales vivos por hologramas 3D para crear una experiencia completamente nueva y alucinante De esta forma, nos cuenta Lozano, es posible desarrollar un trabajo colaborativo que traslada virtualmente al experto al lugar donde debe desarrollarse la intervención para ver lo mismo que el técnico que está allí (nosotros, en este caso) e interactuar con él por medio de anotaciones o indicaciones holográficas. Así pues, nos situamos delante del panel creado por Plain Concepts, nos ponemos HoloLens 2 (que reconoce nuestro iris al instante) y lanzamos la app correspondiente para solucionar la avería simulada. Aquí, hay que tener en cuenta que el visor de Microsoft tiene un acceso completo a los esquemas y documentos técnicos de la maquinaria en cuestión, por lo que es capaz tanto de realizar el diagnóstico como de darnos las instrucciones para una intervención en remoto. Esas instrucciones son audiovisuales, es decir, las oímos y las vemos proyectadas holográficamente en el panel de instrumentos en forma de flechas, luces e incluso manos que nos muestran cómo debemos poner las nuestras. El especialista envía instrucciones en remoto que aparecen proyectadas holográficamente sobre el panel De esta manera, vamos realizando mediciones y tomando fotografías para enviárselas al especialista, que a su vez nos va diciendo qué automatismos o fusibles debemos activar/desactivar. Todo es tan sencillo que podría hacerlo cualquiera, por muy inexperto que sea. El resultado final: incidencia solventada. Y sin tantos problemas como con la taza. Mientras nos despedimos de David Hurtado y José Antonio Lozano, les hacemos la pregunta del millón: ¿cuándo estará disponible HoloLens 2 en España? Por desgracia, nos responden lo que ya suponíamos: aún no hay fecha de llegada, a pesar de que, nos aseguran, existe una fuerte demanda en varios sectores. ¿Y el precio que tendrán aquí? Tampoco se sabe todavía (recordemos que Estados Unidos cuestan alrededor de 3.500 dólares). Tendremos que seguir esperando entonces. - La noticia Arreglar una máquina con indicaciones holográficas o entrar en un corazón humano: probamos HoloLens 2 en varios casos de uso fue publicada originalmente en Xataka por Laura Sacristán .